Santa Cruz de la Sierra
26 Agosto 2016

Patrick Hardison hace un año recibió el trasplante de rostro más complejo de la historia de la medicina y este miércoles conversó con la prensa sobre el enorme progreso que ha tenido en su recuperación a lo largo de este tiempo. El canal de YouTube de New York Daily News presentó la historia.

Hardison, quien es padre de cinco hijos, trabajaba como bombero y en el año 2001 atendió un incendio del que salió con gravísimas quemaduras que deformaron su rostro. El exbombero tuvo que vivir durante 14 años con las terribles secuelas del accidente, hasta la intervención quirúrgica del año pasado.

El video de YouTube que recoge su historia da cuenta de que Patrick ha recuperado la independencia en su vida cotidiana y vive feliz junto a sus hijos. Uno de los grandes objetivos de la operación que recibió en 2015, además del aspecto estético, era que Hardison recuperara la visión y hoy en día esa meta ha sido cumplida con creces.

La cirugía a la que fue sometido Patrick tuvo lugar el 14 de agosto de 2015, duró 26 horas e involucró a casi un centenar de profesionales de la salud. El donante fue un ciclista oriundo de Nueva York llamado David Rodebaugh que falleció a los 26 años tras un accidente.

La asombrosa evolución que ha mostrado el rostro de Hardison termina por confirmar la envergadura que tuvo la operación, considerada un logro de carácter histórico en su momento. El hombre de 42 años espera que su caso sea un precedente y brinde esperanza a quienes son voluntarios en trabajos de alto riesgo.

“Estoy orgulloso de compartir mi historia con otros bomberos con quemaduras, socorristas y militares de Estados Unidos. Quiero ayudar a que aquellos que estén heridos también sepan que hay esperanza para ellos”, señaló el exbombero.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: AFP

 

 

02 Febrero 2016

El principal hospital público de Bangladesh ha constituido un equipo de especialistas para intentar operar a un individuo que ha desarrollado verrugas con apariencia de cortezas de árbol en manos y pies debido a una extraña dolencia conocida como "enfermedad del hombre árbol", informó hoy a Efe una fuente médica.

Las verrugas empezaron, hace una década, a inutilizar poco a poco las extremidades de Abul Bajandar, de 26 años y oriundo de una pequeña aldea de la provincia meridional de Khulna, que fue ingresado este sábado en el Hospital Universitario de Dacca.

"Se trata de una epidermodisplasia verruciforme, una enfermedad no contagiosa de la que apenas se conocen unos pocos casos en todo el mundo. Nunca había visto una cosa igual", afirmó el doctor Samanta Lal Sen, coordinador de la unidad de quemados y cirugía plástica del centro médico.

Según Sen, un equipo de seis cirujanos generales, dermatólogos y otros especialistas hará varios análisis "durante las próximas dos o tres semanas" para evaluar si es posible llevar a cabo una operación quirúrgica para extirpar las verrugas.

"A priori no existe cura para la enfermedad. Nuestro objetivo es proporcionar un alivio al paciente, mejorar su condición e intentar conseguir que sus manos y pies vuelvan a ser funcionales, pues en la actualidad no puede valerse por sí mismo",señaló.

No hay cura para la enfermedad del 'árbol'. La fuente agregó que las verrugas volverán a crecer con el tiempo.

Abul, que vive con su esposa y una hija de tres años, se ganaba la vida conduciendo furgonetas, pero tras perder la funcionalidad en las manos tuvo que dedicarse a mendigar para salir adelante, según los medios locales.

"Necesito ayuda para todas mis actividades diarias, desde comer a ir al baño. El peso (de las verrugas) hace que mis brazos cedan y el dolor aumenta cuando trato de mover las extremidades", declaró al diario local The Daily Star.

En un primer momento acudió a homeópatas de su pueblo, luego fue transferido al principal hospital de su provincia y en los últimos cinco años ha visitado en varias ocasiones a doctores de la ciudad india de Calcuta, que le acabaron confirmando que no había cura para la enfermedad y que solo tenía como alternativa operarse.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: EFE

16 Noviembre 2015

Diego Maradona se realizó el sábado pasado un "ajuste" de un bypass gástrico en una clínica de la ciudad venezolana de Maracaibo, informó hoy a medios locales el médico que le trata, el colombiano Carlos Felipe Chaux.

"Exitosamente le hicimos un ajuste de su bypass gástrico, y la operación se desarrolló con éxito. En este momento se está recuperando en la Clínica Falcón y esperamos que el egreso (alta médica) se produzca lo más rápido posible", dijo al diario La Verdad el cirujano, que ya intervino al exfutbolista argentino en 2005 en Cartagena.

Tras la cirugía, que se prolongó por unas tres horas y media, Maradona deberá permanecer en Maracaibo entre diez y doce días para su recuperación, aunque podría ser dado de alta hoy o el martes, según el diario venezolano.

Entre las razones por las que la ciudad venezolana fue elegida por los especialistas para realizar la cirugía fue que en Maracaibo está el equipo de la Unidad de Cirugía de Obesidad y Metabólica (UCOM), elegido para participar en la intervención, según explicó Chaux a los periodistas.

Otra de las razones esgrimidas por el colombiano es que la ciudad se encuentra a menor altitud que Bogotá -donde opera habitualmente-, algo que, dijo, es más conveniente para este tipo de cirugías.

Además, mencionó que Maradona "considera a Venezuela como un lugar que lo ha acogido como uno de sus hijos, de manera que él aquí se siente muy cómodo".

"El prefería que fuera aquí en Venezuela que en cualquier parte del mundo", afirmó el médico.

El excapitán de la selección argentina fue operado por primera vez hace diez años cuando padecía de "obesidad mórbida" asociada con problemas de hipertensión y afección cardíaca.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

28 Octubre 2015

Andrés Moreno, el hombre más obeso del mundo, se ilusiona con tener una vida normal y crear una fundación para personas que, como él, sufren el lastre del sobrepeso.

Acostado en la habitación 134 de un hotel de Guadalajara, capital del occidental estado mexicano de Jalisco, al que llegó proveniente de su natal Ciudad Obregón, Sonora (noroeste), Andrés se dice "contento y nervioso" al aproximarse el día que esperó desde hace cuatro años, cuando una depresión lo llevó a pesar 444 kilos.

Andrés será sometido a una operación de derivación biliopancreática con cruce duodenal que, según los médicos del Hospital Arboledas, donde se ubica la unidad Gastric Bypass Mexico, es el procedimiento que mejor resultado aporta en pacientes con obesidad extrema.

Hace un año enfrentó su primera prueba de fuerza de voluntad al cambiar los chicharrones, la carne excesiva, refrescos de tres litros y hasta un kilo y medio de tortillas de harina en una sola comida, por frutas y verduras altas en proteínas, pollo y pescado; una dieta que lo llevó hasta los 320 kilos que ahora pesa.

"Todo es sicológico, pero las ganas que yo traigo de seguir viviendo fueron lo que impulsó a ser disciplinado", dice a Efe antes de tomar la última cena sólida en los próximos meses, pues luego de la cirugía su alimentación será a base de líquidos.

Andrés ríe cuando recuerda que a sus 18 años y 120 kilos de peso aún hacía ejercicio, cuando se preparaba en la academia policial de Navojoa, Sonora. Luego, ya como policía en activo, pasaba las horas entre su casa y el auto en el que patrulló la ciudad por ocho años. Al final, renunció.

"Un policía gordito no le sirve de nada a la ciudadanía porque a un delincuente no lo puedes atrapar, no tienes la misma agilidad", explica.

Refiere que el sobrepeso fue parte de su vida desde el nacimiento, cuando pesó algo más de seis kilos, debido a un metabolismo que convertía en grasa gran parte de los alimentos que ingiere.

Desde los 25 años y con 210 kilos buscó ayuda de especialistas y siguió dietas que lejos de ayudarle sólo le provocaban un rebote de peso. Ya empezaban los dolores de rodilla y de columna, y su respiración era agitada.

Pero fue hace cuatro años que la muerte de su padre lo sumió en una depresión que se profundizó con el abandono de su pareja. Esta época lo hizo encerrarse en su habitación y ganar peso aceleradamente sin que pudiera evitarlo.

"Me encerré en mí mismo y mira las consecuencias, al grado de que me ayudan a bañarme y a cambiarme. Es muy doloroso todo esto", dice Andrés, y cuenta que depende de amigos no sólo para preparar sus alimentos sino también para moverse.

Andrés compara el sobrepeso con llevar cuatro costales de cemento en la espalda, todo el tiempo, a todos lados.

El viernes, cuando cumpla 38 años, espera que la suya sea una vida nueva. En la víspera de su cirugía, tiene esperanza de que la hipertensión, los problemas cardiacos y la diabetes que padece por el sobrepeso sean cosa del pasado. También piensa en tener una pareja e hijos.

Lo que más le entusiasma, lo que repite una y otra vez, es su deseo de crear una fundación para ayudar a quienes tienen obesidad.

"Hay muchos gorditos en México. Falta mucha información (de cómo alimentarse), y sobre todo de que no lo discriminen, que no le echen carrilla (burlarse) o le hagan bullying. Yo sufrí muchas humillaciones y desprecios y no quiero que otra gente sufra lo mismo", concluye.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

03 Agosto 2015

La operación se realizó a un menor de 10 años natural de Yacuiba que llegó hace unos meses con un problema de insuficiencia cardiaca. Fue intervenido gracias al apoyo de la Gobernación y la Fundación Puente de Solidaridad. La cirugía, que tiene un costo de $us. 15 mil en centros particulares, fue realizada gratuitamente.

En el Hospital de Niños Mario Ortiz, un equipo médico compuesto por 15 especialistas llevaron a cabo la quinta operación a corazón abierto a un menor de 10 años, natural de Yacuiba, que llegó hace unos meses con un problema de insuficiencia cardiaca. “Hoy gracias a todos los esfuerzos que hace la Gobernación en mejorar y equipar los hospitales de tercer se ha logrado hacer este procedimiento exitoso”, aseguró Oscar Urenda, secretario de salud del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz.

“La operación duró cuatro horas y concluyó exitosamente, gracias al apoyo del Hospital de Niños, la Fundación Puente de Solidaridad y la Gobernación, hemos podido conseguir los materiales necesarios para esta cirugía que no se hace en otros lugares”, manifestó Roberto Pacheco, cirujano cardiovascular y médico responsable de  esta quinta operación cardiaca.

Asimismo, Urenda, explicó que la inversión de la Gobernación de más de Bs 1.100 millones de en todos los hospitales de tercer nivel ya está dando sus frutos, con personal capacitado y médicos excelentes que están haciendo uso de los equipos de la mejor manera. “Lo más importante es que el hospital está mostrando una capacidad resolutiva de casos complejos cardiacos que es fundamental para la población”, afirmó.

En cuatro meses ya se han podido realizar cinco cirugías, de las cuales la de hoy ha sido la más compleja porque se hizo una operación reconstructiva. “Sino fuera por los materiales que nos dio la Gobernación, no podríamos realizar este tipo de cirugía, que por lo general está valuada en 15 mil dólares”, dijo Pacheco.

Martha Salazar, mamá del menor, agradeció al equipo médico y al hospital por colaborarlos en todo lo necesario para que su niño pueda operarse y estar sano. “Gracias a Dios que todo salió bien, no sabíamos que era mal del corazón, pero estamos contentos que todo haya salido bien”, aseveró.

Redacción Leo.bo

Fuente: GAD

29 Julio 2015

Zion Harvey se convirtió en el paciente más joven en someterse a esta intervención. Había sufrido la amputación de sus cuatro extremidades. Vive con un riñón donado por su madre.

Los antebrazos del niño, que tiene apenas 8 años, todavía estaban muy vendados. Pero sus nuevas manos eran visibles cuando, sonriente, se reunió con los médicos para una conferencia de prensa el martes, en la cual demostró su agarre aún débil, señala Infobae.

"Se sintió raro al principio, pero luego bien", describió. Luego agradeció a su familia y a los profesionales por ayudarlo.

Zion Harvey, de Owings Mills, una comunidad suburbana de Baltimore, Maryland, recibió el trasplante hace algunas semanas en el hospital infantil de Filadelfía, aunque los médicos no revelaron la operación de 11 horas hasta esta semana.

El equipo médico de 40 personas utilizó placas de acero y tornillos para unir los huesos viejos y nuevos. Los cirujanos reconectaron meticulosamente las arterias, venas, músculos, tendones y nervios de Zion.

"Se despertó sonriendo", dijo el doctor L. Scott Levin, quien dirige el programa de trasplante de manos.

Zion contrajo una sepsis que le provocó múltiples fallas de órganos, que forzaron la amputación de manos y pies. A los 4 años necesitó un trasplante de riñones y recibió el órgano de su madre.

Prótesis en las piernas le permitieron ser un niño activo. Aprendió a utilizar sus antebrazos para escribir, comer y jugar videojuegos.

Redacción Leo.bo

Fuente: Infobae

13 Mayo 2015

Sonriendo con su novia en el Central Park de Nueva York. Así posó Paul Mason, quien una vez fue el hombre más gordo del mundo, tras quitarse 25 kilogramos de exceso de piel de su cuerpo.

El británico de 54 años llegó a pesar 445 kilogramos y, con un fuerte tratamiento, perdió 292 kilogramos en cinco años. Entonces, los cirujanos en Nueva York decidieron eliminar los pliegues antiestéticos después de su dramático cambio, llevando su peso hasta los 127 kilogramos.

Pocos días después de la intervención, fue capaz de dar un paseo de corta distancia a través de la ciudad estadounidense con su pareja, Rebecca Mountain.

El cartero de Ipswich, Suffolk, quedó más delgado después de un bypass gástrico en 2010, pero el Servicio Nacional de Seguridad (NHS) de Reino Unido se negó a darle una operación para extirpar el exceso de piel.

Casi la mitad de la piel eliminada era de la pierna derecha de Mason, quien la describió como el "delantal" que cubría su torso. "La operación supuso la eliminación del exceso de piel restante de la operación de pérdida de peso. Sin duda las cosas han mejorado para mí", explicó.

"Puedo moverme de forma mucho más fácil. Levantar la pierna se siente como levantar una pieza finísima de papel en vez de un tronco de árbol". Aclaró que todavía necesitaba otra cirugía para retirar el exceso de piel en otras partes de su cuerpo, incluyendo los brazos. "Pero sin duda la vida ha mejorado".

Después de años de vivir en Suffolk, Mason voló a Orange, cerca de Boston, en septiembre pasado a vivir con su novia, Rebecca Mountain, a quien conoció por internet. En 2013, el británico apareció en televisión para contarle al mundo de su floreciente relación con ella.

La gordura de Mason comenzó a crecer cuando tenía 20 años, con la muerte de su padre y el deterioro de la salud de su madre.

Dejó su trabajo como cartero cuando no tuvo suficientes fuerzas como para terminar su ronda. A medida que su peso se disparó, comenzó a ser incapaz de pararse o caminar, antes de quedar postrado en cama y ser atendido a tiempo completo por cuidadores.

Los bomberos tuvieron que derribar la pared frente a su casa para que pudieran introducir una carretilla elevadora y ponerlo en una ambulancia cuando necesitaba una operación de hernia en 2002. Luego, Mason obtuvo una vivienda especialmente diseñada con puertas extra anchas para que pudiera moverse.

En el apogeo de su adicción a la comida, consumía un paquete completo de tocino, salchichas y cuatro huevos con pan y croquetas de papa para el desayuno.

Redacción: Leo.bo                          

Fuente: AFP

12 Mayo 2015

Un equipo de cirujanos de un hospital del condado de Duval, en la costa noreste de Florida (EE.UU.), logró separar con éxito a dos siameses de cinco meses que nacieron unidos por el abdomen y compartiendo el hígado y parte del intestino.

La operación de separación de los bebés Carter y Conner Mirabal, en la que participaron 17 médicos, entre estos tres cirujanos y cinco anestesistas, tardó 12 horas en realizarse y se practicó en el hospital Wolfson Children, de Jacksonville.

Los bebés se encuentran estables, pero en estado crítico, y permanecen en observación en una unidad de cuidados intensivos del hospital.

Los padres de los bebés, Michelle Brantley y Brian Mirabal, expresaron a los medios su emoción y agradecimiento al contemplar a sus hijos en dos cunas separadas por primera vez.

"Pasaron horas y horas hasta que nos dijeron que nuestros bebés habían sido separados y nos embargó entonces la felicidad", dijo Mirabal a medios locales.

Los bebés tendrán que permanecer ingresados en la unidad de cuidados intensivos al menos un mes más, antes de ser dados de alta.

El equipo médico tuvo que separar el hígado de los niños, los conductos biliares y el intestino delgado. El abdomen se cerró temporalmente con una envoltura de material plástico, que se retirará una vez que la piel de los bebés se estire lo suficiente para poder realizar la operación sin dañar los órganos.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Mesa y el gobernador de Tarija firman al…

Mesa y el gobernador de Tarija firman alianza para las elecciones

El candidato a la presidencia por el Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), Carlos Mesa y...

DGAC dispuso que pilotos certifiquen su …

DGAC dispuso que pilotos certifiquen su inglés después de incidente de BoA en Miami

La Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC) exige  a los pilotos  la actualización de su certificación...

Alistan otra marcha desde Chaparina en c…

Alistan otra marcha desde Chaparina en contra de la repostulación de Evo Morales

La plataforma ciudadana G21 anunció este jueves que se realizará una segunda marcha de protesta...