Santa Cruz de la Sierra
07 Diciembre 2018

Más de cuatro mil  efectivos, de ellos 2.054 policías nacionales, conforman el dispositivo de seguridad para el partido de fútbol de la final de la Copa Libertadores que disputarán el domingo en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid los equipos argentinos Boca Juniors y River Plate.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ha dado cuenta en rueda de prensa del dispositivo, tras presidir la última reunión preparatoria del operativo destinado a garantizar la seguridad antes, durante y después del partido.

La Policía Municipal de Madrid será la encargada de escoltar el próximo domingo, 9 de diciembre, los autobuses que lleven al estadio Santiago Bernabéu a los jugadores del Boca Juniors y el River Plate para disputar la final de la Copa Libertadores.

Así lo ha detallado este viernes la portavoz de la Policía Municipal, Noelia Cañizares, en declaraciones a los periodistas. Según esta agente está previsto que los autobuses lleguen entre las 11.00 y las 11.30 al estadio, para disputar este encuentro programado a las 15.30 (hora boliviana)

Los altercados y el enfrentamiento entre hinchadas que impidieron disputar esta final en Argentina el pasado 24 de noviembre se iniciaron precisamente con el ataque con piedras al autobús de los jugadores del Boca en el trayecto a la Monumental de Buenos Aires.

A la Policía Municipal le compete la ordenación del tráfico, ha subrayado la portavoz policial, que recomienda el uso del transporte público y sobre todo del Metro, pues la zona, con espacios para los hinchas en la Castellana, sufrirá cortes de circulación y restricciones durante toda la jornada, además de limitaciones al estacionamiento y al paso de vehículos pesados.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Agencias

 

                                               

29 Noviembre 2018

Luego de ser pospuesta por las escenas violentas en Buenos Aires y reprogramada para jugarse fuera de Argentina, la Final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se jugaría en el Estadio Santiago Bernabéu.

De acuerdo con el programa español “El Chiringuito”, la casa del Real Madrid podría albergar el partido que fue suspendido y posteriormente postergado desde el sábado 24 de noviembre.

Se destacó que el acuerdo entre los clubes, la UEFA, la Conmebol, la FIFA, la RFEF y el Real Madrid estaría prácticamente cerrado para jugarse el sábado 8 ó domingo 9 en tierras madrileñas.

No obstante, también se había apuntado la posibilidad de que el Clásico se jugara en el Camp Nou, sin embargo ambos clubes y la confederación sudamericana se plantearon jugar en Barcelona.

Asunción, Doha y Miami, son las otras sedes que sonaron para albergar el partido que dará la clasificación al mundial de clubes.  

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Agencias           

28 Noviembre 2018

En las últimas horas el club Boca Juniors manifestó que tras la repostergación del encuentro final ante River Plate por la presente edición de Copa Libertadores no está dispuesto a jugar el encuentro conclusivo asumiendo que debe recibir la Copa amparándose en una normativa de CONMEBOL por los sucesos del 24 de noviembre. Si el cuadro boquense no se presenta a jugar le caerían sanciones que van desde la pérdida del encuentro hasta la descalificación de torneos internacionales venideros.

Según el artículo 179 del reglamento de la competición, si un equipo no se presenta o abandona un partido oficial, éste pierde automáticamente el encuentro, es descalificado de la competencia y debe pagar una indemnización por daños y perjuicios; además en un acápite del artículo 181 se establece que el club puede ser descartado de futuras competencias organizadas por CONMEBOL y FIFA.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Agencias

28 Noviembre 2018

El presidente argentino Mauricio Macri pidió a la Conmebol que la final de la Copa Libertadores se juegue en el país, mientras Boca Juniors y River Plate incrementan su batalla de escritorios.

Macri, anfitrión de la cumbre del G20 que se celebra en Buenos Aires viernes y sábado próximos, llamó telefónicamente a Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, para pedirle que revea su decisión y que la final se juegue en Argentina.

Lo afirma la prensa argentina, que revela una inesperada “alianza” de Macri, que fue presidente de Boca, con el titular de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, para revertir “el papelón internacional” que obligó a suspender la final.

Domínguez tiene buena relación con Macri, pero respondió sin embargo con “no rotundo”, lo que fue a su vez fue comprendido por el presidente argentino, que está cada vez más enojado con Daniel Angelici, su sucesor en Boca y aliado político.

La ampliación de denuncia de Boca, el martes en Asunción, alargó los plazos de definición y “ahora en la Conmebol no quieren más suspensiones ni papelones, necesitan que el partido salga y bien”, dijo una fuente al portal Doble Amarilla.

Macri avisó a D’Onofrio su gestión y así fue que el presidente de River apuntó como nunca contra Angelici y le pidió que deje “de presentar carillas” y “vení a jugar” y que no le haga caso a presiones dentro de Boca para reclamar el triunfo.

La ampliación de la denuncia sobre el ataque al autobús que obligó a suspender la final el sábado -y luego también el domingo- dilató la definición de la Unidad Disciplinaria de la Conmebol.

Se cree sin embargo que su fallo irá en línea con la postura del presidente Domínguez, para quien la final debe jugarse, pero ya no en River y tampoco dentro de Argentina, “porque no están dadas las condiciones de seguridad”. La definición de la Conmebol, aunque no lo quisiera, fue una bofetada para el gobierno argentino a pocos días del G20 y por eso Macri buscó reabrir la posibilidad de jugar en Argentina, sin éxito, y sin el apoyo de Boca, su club.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Agencias

27 Noviembre 2018

Después de la expectativa que generó la reunión de la Conmebol en Asunción para decidir que hacer con el partido de vuelta entre River y Boca de la final de la Copa Libertadores, se terminó por decidir la fecha. El encuentro entre los eternos rivales se disputaría entre el 8 y 9 de diciembre y fuera de Argentina, es decir, en campo neutral. Eso si se juega, ya que el presidente de la Conmebol Alejandro Domínguez matizó luego ante los periodistas que será la Comisión Disciplinaria, a la que ha acudido Boca Juniors, quien decida si finalmente se juega el partido.

En un comunicado que emitió la propia Conmebol, se certificó al fecha de disputa pero, sin embargo, no ser resolvió aun a qué hora y, más importante, la sede en la que se jugará. “Queda por definirse por la administración de la Conmebol a la mayor brevedad”, rezaba el comunicado, una decisión que queda sujeta al fallo del Tribunal Disciplinario.

Asimismo, para el River-Boca confirmó también la propia entidad que se hará cargo de “los gastos de viaje, hospedaje, alimentación y traslado interno de hasta 40 personas por delegación”. Y, no solo eso, sino que será también la encargada de establecer la coordinación de seguridad con las autoridades correspondientes para que no se vuelvan a repetir los incidentes.

Pese a lo anunciado en el comunicado, sin embargo, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, declaró ante los medios que el partido aún no es seguro que se juegue y detalló que anunciaron las probables fechas ya que tenían “la obligación de programar el partido, sujeto a lo que decida la Comisión Disciplinaria”. “En esta obligación hemos tomado la decisión de que el partido se va a jugar, si se juega, aclaro, el sábado 8 o el domingo 9 y se va a jugar fuera del territorio argentino”, explicó.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Mundodeportivo          

26 Noviembre 2018

La ciudad italiana de Génova ofreció este lunes el estadio Luigi Ferraris para disputar la vuelta de la final de la Copa Libertadores entre el Boca Juniors y el River Plate, aplazada tras los altercados violentos del sábado.

El ayuntamiento de esta ciudad italiana publicó esta invitación “oficial” ya que, recordó, los dos partidos argentinos que disputan la final del principal torneo del continente latinoamericano “fueron fundados por genoveses a comienzos del siglo XX“.

“Estaríamos muy orgullosos de acogerles en la que, en un cierto sentido, representa su primera casa“, declaró en un comunicado el concejal de Deportes, Stefano Anzalone.

En el primer duelo de esta serie final, Boca Juniors y River Plate habían empatado 2-2 en el estadio ‘La Bombonera’; sin embargo la vuelta, que debía disputarse en el “Monumental” ha sufrido dos aplazamientos.

La primera vez fue el pasado sábado, después de que el autobús que transportaba a los jugadores de Boca fuese agredido por aficionados de River, que rompieron los vidrios del mismo con piedras y botellas.

El partido se aplazó dos veces el sábado, luego se programó para el día siguiente, el domingo, pero finalmente se postergó.

La Conmebol y las directivas de ambos clubes argentinos decidirán este martes cuándo y en qué condiciones se jugará el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores.

En espera a esta reunión, Génova se ha puesto en contacto con el presidente del Boca Juniors, Daniel Angelici, y con el del River Plate, Rodolfo D’Onofrio “para invitar a los dos clubes a volver a sus propios orígenes”.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: EFE

21 Noviembre 2018

El guardamenta boliviano, Carlos Lampe, figura en la lista de convocados para la concentración de Boca Juniors de cara a la final de la Copa Libertadores, ante River Plate, que se jugará este sábado a las 16:00 (HB).

El nombre de Lampe aparece junto a otros 24 jugadores entre ellos los arqueros argentinos Esteban Andrada y Agustín Rossi.

Lampe llegó para reforzar el plantel Xeneize tras la lesión que sufrió el entonces portero titular, Andrada, cuyo lugar fue reemplazado por Rossi y el boliviano pasó a ser el suplente.

Con la recuperación total de Andrada, las oportunidades para que Lampe sea incluido en el banco de suplentes de Boca Juniors son casi nulas.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Agencias

14 Noviembre 2018

River Plate puso este miércoles a la venta las últimas entradas disponibles para el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores ante Boca Juniors del próximo sábado 24 de noviembre, tras el empate 2-2 en la ida.

Hasta el momento los únicos habilitados a comprar las entradas son los socios.

Quienes se acercaron al estadio Monumental de Buenos Aires a retirar su acceso alertaron a través de las redes sociales algunos robos en las inmediaciones.

Además, la alta demanda saturó por momentos el sitio web.

El Antonio Vespucio Liberti, conocido popularmente como el Monumental, tiene capacidad para unos 66.000 espectadores.

Las entradas más caras se venden a 3.200 pesos (unos 89 dólares) y los directivos esperan una recaudación récord que rondará los 100 millones de pesos (unos 2,7 millones de dólares).

Antes del duelo de ida, Boca Juniors tuvo que afrontar problemas con la venta de entradas a sus socios.

Una multitud se quedó sin poder asistir al partido y algunos protestaron a las puertas de la Bombonera durante los días previos, algo que requirió presencia policial en el estadio 'Xeneize' para evitar incidentes.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: EFE

 

Últimas Noticias

Prev Next

POR EL SUS - Gobierno invita al Colegio …

POR EL SUS - Gobierno invita al Colegio Médico a reanudar diálogo

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, informó ayer que se envió una invitación al Colegio...

Es de 4.000 millones más que en 2017 - R…

Es de 4.000 millones más que en 2017 - Récord: Bolivia tiene un PIB de $us 40.500 millones

El presidente Evo Morales reveló un nuevo récord del Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia...

En Cochabamba - La Felcn secuestra casi …

En Cochabamba - La Felcn secuestra casi 5 t de ácido sulfúrico

El director regional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Francisco Pacheco...