Santa Cruz de la Sierra
10 Mayo 2016

La Federación Mexicana de Fútbol (FMF) planea presentarse como candidata para organizar la Copa del Mundo de 2026, a pesar de que tanto Canadá como Estados Unidos han avisado que también pretenden convertirse en escenario del certamen de ese año.

En la previa del 66 Congreso que la FIFA celebrará en el Distrito Federal de México el 12 y 13 de mayo, el presidente del máximo organismo del fútbol mundial, Gianni Infantino, se mostró a favor del proyecto.

"México tiene eso que se necesita para tener un Mundial, y es la pasión por el fútbol; sin embargo vamos a empezar a hablar ahora en este congreso, porque la decisión se tomará en el año 2020", destacó el dirigente suizo.

Asimismo, también señaló que no sólo se trata de tener estadios enormes y lujosos para albergar semejante evento y dijo que por eso llevará tiempo elegir el indicado entre los postulantes: "No es solamente una cuestión de estadios, sino también infraestructura, de transporte, hoteles y todo lo que envuelve a una Copa del Mundo".

Por su parte, Decio de María, presidente de la FMF, no descartó la posibilidad de compartir la sede con otro país: "No descartamos hacerlo en conjunto, aquí no se trata de llevarse las palmas, sino de realizar un evento digno".

Infantino siempre se ha expresado a favor de que esta clase de eventos se celebren en más de una sede, como posiblemente ocurra en 2030 en Sudamérica con Argentina, Uruguay y tal vez Chile y Perú, idea que ha llevado adelante durante su período al frente de la UEFA, en la que designó a 13 ciudades para albergar la Eurocopa 2020.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Mundodeportivo.com

22 Marzo 2016

Dentro de este caso se hallan implicados el expresidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Theo Zwanzige, y el exastro de la selección alemana, Franz Beckenbauer.

La Comisión de Ética de la FIFA inició este martes un proceso investigativo a los principales directivos de la organización de la Copa Mundial del 2006, por la presunta recepción de sobornos para atribuir la competición a Alemania.

Según un comunicado extendido por la FIFA, los principales implicados de este caso son los expresidentes de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Theo Zwanzige y Wolfgang Nierbach; el exastro de la selección alemana y también exvicepresidente de la DFB, Franz Beckenbauer. Además de los exsecretarios generales de la DFB, Helmut Sandrock y Horst R. Schmidt y el exjefe financiero, Stefan Hans.

“(Todos estos por) Pagos indebidos y contratos para sacar ventaja de la elección del país organizador de la Copa Mundial de la FIFA 2006”, cita la nota de la FIFA que fue difundida por los medios internacionales.

Con los mencionados delitos, los exdirigentes habrían contravenido los artículos respecto a las reglas de conducta, lealtad, el deber de información, cooperación y presentación de informes, conflictos de intereses, aceptación de regalos y otros beneficios.

El “Káiser” en la mira de la FIFA

El mítico futbolista alemán, Franz Beckenbauer, se pone en la mira de la FIFA, puesto que fue el presidente del comité organizador del Mundial de 2006 en Alemania.

Ya en octubre de 2015, se hizo visible el presunto caso de corrupción que implicó directamente al “Káiser”. Según la investigaciones, Beckenbauer junto Robert Schwan y Robert Louis-Dreyfus hicieron un pago de 6.7 millones de euros en 2002 a una cuenta catarí de un exmiembro de la FIFA Mohamed bin Hammam.

Cabe mencionar que dicho pago fue devuelto en 2005 a Louis-Dreyfus. Sin embargo, el dinero fue desviado a la cancelación de un evento de inauguración del Mundial del 2006 que no llegó a realizarse.

Redacción Leo.bo

Fuente: ANF

04 Marzo 2016

La Federación Alemana reconoció un pago a la FIFA, pero asegura que se trataba de recibir una subvención para la organización del certamen.

No hay pruebas de que se compraran votos por parte de Alemania para organizar el Mundial de fútbol de 2006, pero dicho mecanismo de corrupción no se puede desechar, valoró este viernes el gabinete de abogados Freshfields en un informe enviado a la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

"No hemos encontrado pruebas de la compra de votos pero no lo podemos desechar", indicó en la presentación del informe en Fráncfort el gabinete encargado de investigar un pago opaco de 6,7 millones de euros.

"Pero hemos podido constatar un posible cambio en el sentido del voto, que podría afectar a los representantes asiáticos del Comité Ejecutivo de la FIFA", reveló el representante del bufete de abogados, Christian Dove, ante la prensa.

El periódico Der Spiegel dio la voz de alarma a finales de octubre avanzando que Alemania podría haber usado un fondo secreto de 10 millones de francos suizos (unos 10 millones de dólares) para comprar votos y obtener la organización del Mundial-2006.

Este fondo lo había realizado, a petición del emblemático exfutbolista alemán Fanz Beckenbauer, el expresidente de Adidas, el difunto Robert-Louis Dreyfus, poco antes del verano boreal de 2000, periodo en el que realizó la atribución a Alemania por un corto margen de 12 votos a 11 por delante de Sudáfrica.

Freshfields ha establecido en su informe que el dinero, efectivamente, provenía de las cuentas del hombre de negocios.

- Un contrato misterioso -

La DFB reconoció el pago de esta suma a la FIFA pero asegura que se trataba de recibir una subvención para la organización del Mundial y no de una compra de votos en el seno de la FIFA, una versión desmentida por la instancia internacional.

Según el informe, queda por determinar "si el pago de 10 millones de francos suizos sirvió solo para obtener la subvención financiera de la FIFA (...) o si se buscaba otro objetivo con ese pago".

El bufete de abogados se pregunta también sobre un misterioso proyecto de contrato entre Beckenbauer y el entonces presidente de la CONCACAF, el sospechoso Jack Warner, que preveía subsidios a favor del trinitense, ahora suspendido de por vida por corrupción.

La razón por la que, "cuatro días antes de la atribución a Alemania del Mundial", se firmó un acuerdo entre Franz Beckenbauer, por parte de la DFB, y Jack Warner, por parte de la CONCACAF, sigue siendo "un misterio", revela el informe.

En noviembre de 2015, el escándalo llevó a la dimisión de Wolfgang Niersbach como presidente de la DFB, y salpicó a uno de los grandes iconos del fútbol alemán, Beckenbauer, que estaría en el corazón del caso, ya que era el presidente del Comité de Candidatura y después del Comité de Organización del Mundial-2006.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

13 Enero 2015

Una parte del trofeo original de la Copa Mundial de fútbol, robado en Brasil en 1983 y nunca recuperado, fue hallado en un sótano de la sede de la Fifa.

El trozo hallado, parte de la base del trofeo Jules Rimet, tiene grabados los nombres de los primeros cuatro campeones del Mundial que fueron Uruguay en 1930 y 1950 e Italia en 1934 y 1938.

El trofeo, que fue entregado a Brasil de forma permanente luego de que los sudamericanos ganaron el Mundial por tercera vez en 1970, también había sido robado tres meses antes de la Copa del Mundo de Inglaterra en 1966.

En esa ocasión fue recuperado una semana después tras ser hallado entre los arbustos en el sur de Londres por un perro llamado Pickles.

David Ausseil, el director creativo del museo de la Fifa que será inaugurado en marzo del próximo año, dijo que se le colocó al trofeo una nueva base en 1954.

“Creemos que ningún presidente de la Fifa lo ha visto desde el mismo Jules Rimet”, dijo Ausseil según fue citado por la cadena BBC.

La reliquia de 10 centímetros será exhibida en el museo. Rimet, el “padre” del Mundial, fue presidente de la Fifa entre 1921 y 1954.

A principios de la década de 1970, la Fifa encargó un nuevo trofeo para la décima Copa del Mundo que se disputaría en Alemania Occidental en 1974.

Expertos de siete países entregaron 53 diseños a la Fifa y la opción final fue el trabajo del artista italiano Silvio Gazzaniga.

A diferencia de los trofeos anteriores que se entregaban definitivamente a un país que se coronara campeón del Mundial tres veces, la copa actual la tiene la Fifa y se presenta una réplica al ganador.

La base del trofeo actual, hecha de dos capas de malaquita semipreciosa, tiene grabado el año y nombre de cada ganador del Mundial desde 1974.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...