Santa Cruz de la Sierra
20 Julio 2015

Fuentes del gobierno admitieron que Brasil atraviesa una crisis gravísima luego de que el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, anunció su ruptura con el gobierno, el viernes pasado, tema que será tratado hoy por la presidenta Dilma Rousseff con sus ministros.

Brasil enfrenta una crisis institucional gravísima desde el viernes cuando Cunha, del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), comunicó que deja de integrar la alianza oficialista, dijeron colaboradores de la mandataria.

El Partido de los Trabajadores de Dilma y el PMDB, del vicepresidente Michel Temer, son las agrupaciones principales de la alianza gobernante.

La mandataria preside hoy una reunión con ministros de la coordinación política para evaluar los pasos a seguir, informó hoy la oficina de prensa del Palacio Planalto.

Cunha rompió con el Planalto luego de que un empresario lo acusó de haber cobrado un soborno de 5 millones de dólares por facilitar contratos con Petrobras.

Según el diario Estado de San Pablo, luego de la vinculación de Cunha con el escándalo de Petrobras, se abrió una línea de investigación sobre el supuesto depósito de dinero en bancos del exterior.

Miembros del equipo de Rousseff temen que Cunha, ahora en pie de guerra contra el gobierno, promueva iniciativas legislativas que pueden debilitar más a una gestión cuya popularidad es del 9% según una encuesta reciente, informó el diario Folha.

Luego de romper con Dilma, Cunha ordenó la creación de comisiones investigadoras inconvenientes al gobierno y pidió analizar el pedido de impeachment presidencial presentado por el diputado, y militar retirado, Jair Bolsonaro.

En el entorno presidencial también hay quienes estiman que la actitud radical de Cunha puede aislarlo, pues líderes de su partido, el PMDB, prometieron seguir junto a Rousseff.

Según estos funcionarios un eventual aislamiento del jefe de Diputados habría de favorecer al gobierno que así podría construir puentes con adversarios más moderados y recuperar la gobernabilidad.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

23 Julio 2014

Representantes de los musulmanes y las facciones cristianas que combaten en la República Centroafricana firmaron el miércoles un acuerdo de cese el fuego en territorio de la vecina República del Congo.

La ceremonia fue transmitida en vivo por la televisión estatal de la República del Congo.

La firma se logró después que mediadores regionales presionaron fuertemente a las partes, y un día después que los rebeldes del grupo musulmán Seleka no se presentaran para el segundo día de conversaciones de paz.

Se desconoce si el cese al fuego será respetado por los combatientes que están en el territorio de la República Centroafricana. Por parte de Seleka acudió el general Mohamed Musá Dafane, quien el año pasado rompió relaciones con los principales líderes del grupo.

Miles han muerto a causa de la violencia sectaria provocada por los enfrentamientos entre rebeldes de Seleka y el grupo cristiano antibalaka durante los pasados 16 meses.

Los rebeldes de Seleka se hicieron del poder en marzo de 2013 mediante el derrocamiento del presidente que había gobernado una década. Su líder renunció en enero, lo que desató una serie de ataques en represalia por parte de la milicia antibalaka.

Un gobierno civil de transición está ahora encargado de organizar las elecciones de febrero, aunque la violencia sigue siendo intensa en las provincias del país.

Redacción Leo.bo

Fuente: AP

 

Últimas Noticias

Prev Next

Por observaciones a registros-El TSE ofi…

Por observaciones a registros-El TSE oficializó rechazo a personería de Sol.Bo

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó que ha emitido la Resolución TSE/RSP/JUR N° 062/2018, mediante...

Expocruz 2018-La mayor vitrina comercial…

Expocruz 2018-La mayor vitrina comercial abre con Día de la Familia

La mayor vitrina comercial del país abre sus puertas a partir de hoy. La primera...

Castigo corporal

Hace unos días recibí una llamada de una emisora preguntando mi opinión sobre una sanción...