Santa Cruz de la Sierra
14 Septiembre 2015

Brasil anunció este lunes un plan de austeridad con profundos recortes de gasto y aumento de impuestos para intentar cubrir su déficit, mientras lucha con una crisis que ya le costó la pérdida del grado de inversión a manos de Standard & Poor's.

Sumergida en una recesión, la séptima economía global "cortará la carne" del gasto estatal, como definió recientemente el ministro de Hacienda, Joaquim Levy.

El plan consiste en postergar ajustes salariales y contrataciones del sector público, eliminar 10 de los 39 ministerios, reducir mil empleos y podar el gasto social en vivienda y salud.

¿La meta? Pasar del actual déficit fiscal primario del 0,5% del PIB para 2016 que le hizo perder el sello de buen pagador y lograr un superávit del 0,7%, lo que implica conseguir unos 17 mil millones de dólares más de los previstos inicialmente.

"Tenemos que salir de un déficit de 30.500 millones de reales (USD 8.000 millones) para un superávit de 34.400 millones (USD 9.030 millones). Un valor total de 64.900 millones (USD 17.030 millones). Ese es el valor total de las iniciativas" de corte de gasto y de aumento de recaudación, indicó el ministro de Planificación, Nelson Barbosa, al anunciar las medidas en una rueda de prensa.

"Son reducciones importantes, que involucran a los funcionarios públicos de manera significativa, el funcionamiento de la máquina" del Estado, precisó por su lado el ministro de Hacienda, Joaquim Levy.

El raleo de gastos confeccionado por el equipo económico de la presidente Dilma Rousseff para equilibrar las cuentas incluirá, asimismo, recortes en el sensible terreno de los programas sociales, la marca de fuego del Partido de los Trabajadores (PT) y uno de los pilares del boom brasileño que sacó a 40 millones de personas de la pobreza.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

04 Septiembre 2015

El vicepresidente brasileño, Michel Temer, opina que “será difícil” que la mandataria Dilma Rousseff “resista” hasta el final de su mandato en 2018, si el apoyo de los ciudadanos a su gestión, actualmente de un 8 %, no crece, según declaraciones difundidas hoy por la prensa local.

“Hoy realmente el índice es muy bajo”, reconoció Temer en alusión al 8 % de aprobación que le atribuyen las encuestas a Rousseff, y apuntó que “nadie puede resistir tres años y medio” con un apoyo tan escaso e índices de rechazo en torno al 70 %.

“Si continúa así, con un 7 u 8 % de popularidad”, será difícil”, indicó.

Temer hizo esas declaraciones en el marco de una reunión que tuvo este jueves con un grupo de empresarios en Sao Paulo y cuyo audio fue obtenido y publicado hoy por medios locales.

“Si la economía comienza a mejorar y la clase política colabora, el índice (de aprobación) puede volver a niveles razonables”, por lo que “es preciso trabajar para poder estabilizar” tanto la economía como la relación del Gobierno con las cámaras legislativas, declaró.

La economía brasileña ha entrado oficialmente en recesión técnica y las previsiones del Gobierno apuntan a que este año cerrará con una contracción del 1,49 %, aunque los analistas del sector privado elevan esa tasa al 2,2 %.

En el terreno político la presidenta enfrenta una descomposición de su base parlamentaria, que en buena medida ha sido consecuencia del escándalo de corrupción en la empresa estatal Petrobras, por el que se investiga a medio centenar de políticos, en su mayoría miembros de partidos de la coalición oficialista.

Durante el encuentro con empresarios, Temer fue consultado sobre la presión de grupos de oposición que promueven la apertura de un juicio con miras a la destitución de Rousseff por el escándalo en Petrobras o por maniobras fiscales realizadas por el Gobierno para “maquillar” el déficit de las cuentas públicas el año pasado.

Asimismo, los promotores de una posible destitución de Rousseff se aferran a investigaciones de las autoridades electorales en torno a sospechas de que el dinero de la corrupción petrolera alimentó la campaña que el año pasado llevó a su reelección.

Si se comprobase ese último extremo, el proceso de destitución también pudiera alcanzar a Temer, como miembro de la fórmula, y quien es, según la Constitución, el primero en la línea sucesoria.

“Espero que el Gobierno llegue hasta 2018. La hipótesis de una destitución por decisión del Tribunal Superior Electoral ni siquiera la discuto”, pues “las instituciones deben funcionar normalmente”, dijo Temer.

Aseguró además que, si se llegase a ese punto, se iría “a casa feliz de la vida”, aunque luego aclaró que no sabe si “sería tan así”.

Sobre una posible renuncia de Rousseff, que también es reclamada por grupos opositores, Temer consideró que no puede ocurrir.

Rousseff “no es de renunciar. No me parece que ella sea, digamos, renunciante. Ella es guerrera y lo que debemos hacer es mejorar” la situación del país, declaró.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

25 Agosto 2015

La presidente brasileña, Dilma Rousseff, sostuvo hoy que espera una situación mejor para el país el próximo año, aunque aclaró que Brasil "va a seguir teniendo muchas dificultades". "No hay cómo garantizar que la situación será maravillosa, porque no será así", admitió en una entrevista con una emisora de San Pablo.

Según reveló la mandataria, aún "no se sabe cuál será la repercusión de todo lo que está ocurriendo en la economía internacional" y, en especial, de las turbulencias que afectan a China, que se ha convertido en el principal destino de las exportaciones brasileñas.

"Vamos a tener un efecto China muy acelerado, todo el mundo piensa que se trata sólo de commodities y no es sólo eso", declaró y agregó: "Estamos frente a una retracción del mercado internacional; vamos a tener que lidiar con la desaceleración internacional".

Rousseff remarcó que, ante este escenario, la economía brasileña requerirá "mucho cuidado" en 2016. Sin embargo, se manifestó esperanzada en que el plan de ajuste fiscal que ha adoptado su gobierno, que incluye un fuerte recorte del gasto público y un aumento de la recaudación tributaria, ayudará a minimizar el impacto externo en la economía nacional.

"Las medidas comenzaron a ser implantadas y no tenemos cómo estar peor en el futuro", prometió la mandataria, para quien, pese a la prolongación de la crisis en la economía de Brasil, "tampoco será la dificultad extrema que muchos pronostican".

El país está al borde de la recesión y este año cerrará con una contracción de al menos un 1,5 por ciento, de acuerdo con datos oficiales. Analistas del mercado financiero estiman que la economía se encogerá este año casi un 2% y esa tendencia se mantendrá en 2016, para cuando se prevé que se contraiga otro 0,24%, en un escenario de fuerte presión inflacionaria y aumento del desempleo.

No obstante, Rousseff optó por criticar el "pesimismo" que los mercados tienen respecto al futuro del país, aunque dijo "comprender" la insatisfacción de la sociedad, pues "las personas siempre quieren que todo sea resuelto inmediatamente".

La delicada situación económica y el impacto del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras, en el que están implicados medio centenar de políticos, en su mayoría de la base oficialista, han arañado la imagen de Rousseff, quien fue reelegida el año pasado pero cuya tasa de aprobación ha caído a mínimos históricos del 8%, según determinadas encuestas.

Como consecuencia de ese clima económico y político, la oposición ha convocado a multitudinarias protestas, como las que el pasado 16 de agosto llevaron a la calle a casi un millón de personas que exigieron la renuncia o destitución de la mandataria.

Las acciones de la petrolera estatal Petrobras y la minera privada Vale, grandes exportadoras a China, llegaron a caer más del 9 por ciento ayer en la Bolsa de Valores de San Pablo, de acuerdo con la agencia de noticias Ansa. La plaza bursátil paulista cerró ayer con una baja del 3,03 por ciento a los 44.336, un valor similar a los registrados en 2009 cuando en Brasil se sintió el impacto de la crisis financiera global.

"No estoy citando el tema China para decir que mañana vamos a tener una catástrofe, no estoy diciendo eso. Estoy diciendo que estamos ante una desaceleración que nos afecta sólo a nosotros en Brasil", declaró hoy Rousseff al relacionar la situación en el gigante asiático con el escenario económico brasileño.

"Cuando volví de la reunión de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en Rusia (hace dos meses) creía que era una situación superable, pero no tenía en cuenta esta caída sistemática (de las bolsas), a partir de ahora uno no sabe", comentó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

11 Agosto 2015

Estados Unidos negó que su Mando Sur, encargado de las operaciones militares en Latinoamérica, esté ejecutando un plan para sabotear la economía venezolana, como aseguró el lunes el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

"El Mando Sur no está promoviendo disturbios en Venezuela, ni intenta dinamitar la economía venezolana ni su Gobierno", dijo a Efe la coronel del Ejército y portavoz del Mando Central, Lisa García.

El Pentágono respondió así a las acusaciones de Maduro, quien sostuvo que ha creado una comisión especial que presentará en los próximos días pruebas de un supuesto plan desestabilizador dirigido por el Mando Sur al que llamó "Plan Buitre".

"El Comando Sur personalmente ha colocado funcionarios claves en la embajada de EE.UU. en Venezuela a dirigir el Plan Buitre de sabotaje a la economía, de violencia (...). En los próximos días se va a instalar una comisión especial con el Gobierno de EE.UU. y les presentaremos las pruebas", dijo Maduro.

Maduro también indicó que este supuesto plan pretende no solamente socavar a la revolución bolivariana impulsada por el chavismo en Venezuela, sino que va en contra de "los procesos progresistas y revolucionarios" de América Latina.

Venezuela, que celebrará elecciones legislativas en diciembre próximo, está sufriendo en su economía la caída en los precios del petróleo, así como el desabastecimiento de productos de consumo, la mayoría importados, y un elevado aumento de los precios, lo que el Gobierno atribuye desde hace meses a una "guerra económica" con vistas a sacarlo del poder.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

11 Agosto 2015

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que el Comando Sur habría colocado funcionarios en la embajada de Estados Unidos en Caracas para promover acciones desestabilizadoras contra el país sudamericano, una acusación que se da en medio de un proceso de acercamiento entre los dos gobiernos.

"Tengo pruebas de como el Comando Sur personalmente ha colocado funcionarios en la embajada de los Estados Unidos en Venezuela para dirigir el 'Plan Buitre' de sabotaje a la economía y de violencia", dijo Maduro el lunes durante una reunión del Consejo Político del ALBA en la Cancillería.

El mandatario indicó que las pruebas serán presentadas en una comisión especial con representantes de Washington que se instaurará en los próximos días, según reseñó la Agencia Venezolana de Noticias, de propiedad estatal.

Los comentarios de Maduro llegan pocos días después de que la Cancillería rechazó unas declaraciones de un funcionario del Departamento de Estado estadounidense en las que expresaba preocupación por la inhabilitación de seis opositores que habían sido propuestos como candidatos para las elecciones parlamentarias de diciembre.

A raíz de los saqueos en unos comercios registrados a finales de julio en la localidad suroriental de San Félix, Maduro mencionó unas declaraciones realizadas hace unos meses por el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, el general John Kelly, en una sesión del Congreso sobre el riesgo de un colapso en Venezuela.

"Ustedes saben que un general del ejército de Estados Unidos no vaticina, ordena, ejecuta, actúa, y la derecha maltrecha venezolana (sus opositores) ejecuta", sostuvo el gobernante.

Durante sus dos años en el cargo, Maduro ha señalado en varias ocasiones a Estados Unidos por promover acciones contra su gobierno.

Venezuela está sumida en una compleja crisis económica caracterizada por una galopante inflación y severos problemas de desabastecimiento de algunos bienes.

Algunos opositores han expresado que los saqueos a comercios y otras instalaciones en los últimos días responden al descontento que habría entre la población por los problemas económicos, pero las autoridades sostienen que esas acciones forman parte de un complot contra el gobierno.

Caracas y Washington iniciaron en abril un proceso de acercamiento con la visita al país del alto diplomático estadounidense Thomas Shannon, quien en los últimos meses ha mantenido encuentros con las autoridades venezolanas.

Las relaciones entre ambos países entraron en crisis en marzo luego de que el presidente Barack Obama declaró a Venezuela una amenaza extraordinaria para la seguridad nacional y decidió congelar los bienes de siete funcionarios del país señalados por supuestas violaciones a los derechos humanos y corrupción. Las tensiones entre los dos gobiernos se han disipado en los últimos meses.

A pesar de las fricciones, y de estar sin embajador desde 2010, ambos países mantienen un intenso intercambio comercial.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

29 Julio 2015

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha lanzado "Dialoga Brasil", una herramienta que pretende ser un canal de diálogo para que los ciudadanos expresen sus críticas y sugerencias al Gobierno que surge justo en los peores momentos de popularidad de la presidenta.

El objetivo del portal web es que a través de un sencillo registro utilizando los datos de su correo electrónico o de Facebook los usuarios puedan realizar sugerencias sobre cuatro temas: salud, seguridad pública, educación y reducción de la pobreza.

Desde ahora y hasta el mes de noviembre las propuestas serán debatidas y podrán ser votadas por los propios usuarios; las tres más populares en cada ámbito serán respondidas por el Gobierno, según han explicado sus responsables en una ambiciosa puesta en escena en Brasilia a la que han asistido varios ministros.

Rousseff ha recordado que la mayoría de proyectos sociales que se han convertido en el buque insignia de la gestión del Partido de los Trabajadores (PT), como el "Bolsa Familia", que ha sacado a millones de personas de la pobreza extrema, o el "Mais Médicos", que lleva atención sanitaria a zonas rurales aisladas, surgieron gracias a un proceso de discusión en el que se escucharon las demandas de la sociedad civil.

"Necesitamos la crítica, es importante recibirla y que la monitoricemos. 'Dialoga Brasil' será una de las mayores y mejores oportunidades para, de forma democrática, conversar con todos vosotros", ha remarcado la presidenta, que en muchas ocasiones es acusada de falta de cintura a la hora de dialogar con sus adversarios políticos.

El ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Miguel Rossetto, responsable del proyecto, ha dicho que "Dialoga Brasil" ampliará los espacios de participación y de diálogo para que todos los brasileños tengan "un canal directo" para comunicarse con el Gobierno Federal.

Preguntado por las manifestaciones convocadas el 16 de agosto en todo Brasil contra el Gobierno, Rossetto ha dicho que las "manifestaciones positivas y las críticas forman parte del proceso democrático brasileño" y que el Gobierno no está preocupado, porque las instituciones brasileñas son mayores que las crisis políticas momentáneas, ha asegurado.

El lanzamiento del portal se produce cuando Rousseff se enfrenta a su peor crisis de popularidad; en la última encuesta del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope) publicada a principios de este mes, el 68 por ciento de los encuestados calificaba de "negativa" su gestión, un récord histórico en los 29 años en que se recopilan este tipo de informaciones.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

10 Julio 2015

"Creo que el mundo pasa por un proceso bastante delicado", señaló la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, en la ciudad rusa de Ufá, que acogió la cumbre de los BRICS, y apuntó que en el caso particular de Brasil se trata de "un momento extremadamente adverso".

En sus declaraciones, difundidas por la Presidencia de Brasil, afirmó que aunque la economía brasileña no está "con el viento a favor", sí cuenta con "fundamentos sólidos" para retomar el rumbo del crecimiento. Según coinciden todas las proyecciones, la economía brasileña se encogerá este año al menos un 1,2% y la inflación cerrará en torno al 9%, en un escenario de desaceleración del consumo y aumento del desempleo.

Rousseff argumentó que la inflación en el país ha tenido presiones coyunturales, y no estructurales, lo que como resultado arrojó un reajuste de los precios relativos y también la devaluación del real. "Nadie en el mundo ha sufrido una devaluación como sufrimos nosotros sin padecer efectos inflacionarios. Pero no se espera que esa devaluación continúe sistemáticamente. Va a disminuir su intensidad", afirmó.

La jefa de Estado también se refirió al impacto de la crisis internacional y aseguró que su gobierno está adoptando las medidas necesarias para minimizar sus efectos, con iniciativas para proteger el nivel de empleo e intentar evitar una disparada de la inflación. "Espero que Brasil recupere las condiciones de competitividad. Eso ya se ve en el aumento de las exportaciones" que se registra desde inicios de este año, apuntó la mandataria brasileña ante los medios.

En ese marco, dijo que aprovechó la cumbre de los BRICS para promocionar la oferta exportadora de Brasil y que acordó con el primer ministro de la India, Narendra Modi, estudiar fórmulas para impulsar el comercio entre ambos países.

"Estamos trabajando para salir rápido de la crisis", declaró la mandataria, quien reiteró que en el Gobierno existe una "gran preocupación por que, de hecho, se acabó el 'superciclo' de materias primas", en alusión a la pronunciada caída de precios en los mercados internacionales.

Según Rousseff, tanto Brasil como el resto de los países de América Latina, que son en general grandes exportadores de materias primas, deberán "hacer un gran esfuerzo para diversificar sus actividades económicas". Con relación a Brasil, sostuvo que ya cuenta con una economía "bastante diversificada", que "no está basada en uno, dos o tres productos", por lo que manifestó confianza en que ese país tendrá una "rápida recuperación".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

08 Julio 2015

Más de 84% de los venezolanos cree que el país "está mal", de acuerdo con la firma encuestadora Datanálisis, que también señala que la inflación y la escasez son los problemas que más preocupan a los habitantes de Venezuela y se ubican por encima de la crisis de inseguridad.

"El 84% de la población siente que el país está mal, incluyendo a la mayoría chavista, opositora e independiente, y por supuesto eso afecta su vida en términos de desabastecimiento, en términos de inflación, en términos de la caída de la actividad económica", dijo el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, al canal privado Globovisión.

León aclara, sin embargo, que hay diferencias en la responsabilidad de esta evaluación negativa pues la crisis se atribuye al gobierno central en el caso de opositores e independientes, o a la "guerra económica", dirigida por empresarios, si los consultados son chavistas.

León, que no ofreció detalles del tamaño de la muestra, amplitud geográfica o porcentaje de error, señaló que "el problema de inflación y desabastecimiento se mete en la casa del venezolano".

Destacó que "la actividad del año que marca la pauta en Venezuela" en materia económica es el llamado "bachaqueo" o reventa de productos de primera necesidad que escasean en el país y que no se limita a alimentos pues también se "bachaquean" medicamentos, gasolina y repuestos de vehículos, entre otros artículos.

León alerta que casi el 70% de las personas que hacen colas para adquirir productos básicos son revendedores o bachaqueros.

Explica que el que se dedica al bachaqueo gasta en cada compra unos 400 bolívares en promedio que, en el esquema de control de divisas que opera en Venezuela con tres tipos de cambios, se traduciría en 63 dólares, según la tasa más baja de 6,30 bolívares o en dos dólares, de acuerdo con la más alta de 198 bolívares.

Ese bachaquero, que hace cuatro o cinco horas de cola en los comercios, obtiene, como producto de esa reventa, 6.000 bolívares, "es decir que tiene un ingreso de 5.600 bolívares" por cada compra que realiza, lo que se convierte en una entrada mensual de 22.000 bolívares si realiza esta actividad una vez a la semana.

"Es muchísimo más que el salario mínimo", dice León al referirse a los casi 7.500 bolívares (1.190 dólares al cambio más bajo y 37 dólares al más alto) a los que equivale el ingreso más bajo en un trabajo formal en Venezuela.

"¿Qué es lo que termina ocurriendo? Se genera un estímulo brutal y la mayoría de la población más pobre que quiere eventualmente participar porque siente que no existe competencia entre lo que él puede ganar en ese bachaqueo y lo que puede ganar en el trabajo formal", señala León.

El economista alertó, además, que esta situación está generando muchos problemas entre los que resalta el hecho de que la actividad del bachaqueo está "matando" los trabajos formales pues son pocos los que se animan a tomar un empleo por sueldo mínimo o medio.

"La gente pregunta '¿por qué esto no explota?, la gente tiene que estar furiosa haciendo cinco horas de cola', resulta que mucha gente lo que está es trabajando, dedicada al bachaqueo y hacen un ingreso que les permite combatir mejor la inflación que los trabajadores formales cuyo salario no se adapta", señala.

Y aunque se desconocen las cifras de inflación en Venezuela en lo que va de 2015, se sabe que el 2014 este indicador cerró en casi 70% y que el dólar negro paralelo ya se ubica en más de 500 bolívares.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Quedaron 4 mujeres y 16 hombres-Comisión…

Quedaron 4 mujeres y 16 hombres-Comisión habilita a 20 de los 35 postulantes al TSE

Luego de revisar los requisitos de los postulantes a las vocalías acéfalas del Tribunal Supremo...

El problema saltó al ámbito multilateral…

El problema saltó al ámbito multilateral-Bolivia y Chile polemizan por fallo emitido por CIJ

Los gobiernos de Bolivia y Chile entienden cada uno a su manera el fallo de...

En la ruta a los valles-Dos muertos y 20…

En la ruta a los valles-Dos muertos y 20 heridos en accidente vehicular

Nuevamente la ruta de los valles cruceños fue escenario de un accidente mortal. En esta...