Santa Cruz de la Sierra
07 Octubre 2015

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró hoy que ve "luz al final del túnel", en medio de la crisis económica y política en la que se encuentra sumido el país suramericano.

Para la presidenta, cuyos índices de popularidad se encuentran en mínimos históricos, "es muy importante que las personas coloquen los intereses de Brasil encima de sus intereses, de los intereses partidarios".

Rousseff se mostró confiada en que el Congreso "demostrará su compromiso con el país" y mantendrá los vetos que la presidenta le impuso a unos proyectos de ley aprobados en las cámaras y que aumentarían el gasto público. El Gobierno de Brasil está empeñado en reducir a mínimos, según aseguró en una entrevista a dos radios del estado de Bahía (noreste).

"Es imposible que un país que está enfrentando dificultades aumente de forma desproporcionada sus gastos", resaltó la presidenta brasileña, quien se encuentra acorralada por una crisis política.

Para intentar sortear estas dificultades, Rousseff ha cedido poder a través de una reforma ministerial a uno de sus aliados, el Partido do Movimiento Democrático Brasileiro (PMDB), para poder garantizar la gobernabilidad, debilitada en los últimos meses por varios desencuentros entre el Ejecutivo y Legislativo.

Durante la entrevista, Rousseff fue indagada por las presiones recibidas por algunos sectores de la oposición, que defienden la apertura de un juicio político en el Congreso de Brasil con miras a su destitución.

"La democracia brasileña es fuerte y suficiente para prevenir que variantes golpistas tengan espacio en el escenario político brasileño", respondió.

En los últimos meses, Dilma Rousseff se ha visto amenazada por los mercados y hostigada por la oposición. Recalcó que el único método reconocido para llegar al Gobierno de Brasil "es el voto directo en las urnas".

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil decidió la víspera reabrir un proceso por supuestas irregularidades en la campaña electoral que le llevó a conseguir su segundo mandato el pasado año.

La acción, interpuesta por el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), pide la anulación del mandato de Rousseff y de su vicepresidente, Michel Temer.

Asimismo, está previsto que el Tribunal de Cuentas de la Unión se pronuncie este mismo miércoles sobre supuestas maniobras fiscales del Gobierno para maquillar el enorme déficit de las cuentas públicas del año pasado.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

06 Octubre 2015

La estatal brasileña Petrobas, afectada por un enorme escándalo de corrupción, redujo en 11.000 millones de dólares su plan de inversiones para 2015-2016, informó la empresa.

Petrobras está ajustando sus previsiones de inversión y de gastos operacionales "frente a los nuevos niveles del precio del petróleo (Brent) y la tasa de cambio" del real frente al dólar, explicó en una nota de prensa.

En su plan de negocios para 2015-2019, presentado en junio, la empresa ya había anunciado un drástico recorte de inversiones superior a 76.500 millones de dólares.

Entonces, anticipó que sus proyecciones podrían sufrir nuevas modificaciones por "factores de riesgo", entre ellas, variables de mercado, como el precio del crudo y la tasa de cambio.

Así, Petrobras anunció este lunes que reducirá de 28.000 millones a 25.000 millones de dólares sus inversiones para este año, y de 27.000 a 19.000 millones de dólares, las de 2016.

Para el mismo período, reducirá en 7.000 millones de dólares sus costos y gastos operacionales (excluyendo la adquisición de materias primas).

En su balance de 2014, Petrobras asumió pérdidas por más de 2.000 millones de dólares debido a un esquema de contratos amañados que enriqueció a jerarcas de la empresa, a decenas de políticos y desvió fondos para varios partidos.

Fuertemente endeudada, la mayor empresa de Brasil anunció desinversiones por 15.100 millones de dólares para 2015-2016, una cifra que se mantiene inalterada, según el comunicado.

La compañía también mantiene sus metas de producción, fijadas en una media de 2.125 millones de barriles diarios en 2015 y de 2.185 millones en 2016.

"Petrobras reafirma su compromiso de actuar con disciplina de capital y rentabilidad", concluye la nota.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

19 Septiembre 2015

El presidente Evo Morales aseguró que la economía de Bolivia, que ha disfrutado de un crecimiento sostenido en los últimos años, no está atada absolutamente a la crisis del capitalismo, aunque reconoció que es necesario trabajar más para mejorar y mantener la fortaleza del aparato productivo nacional.

"Afecta, pero esta crisis del sistema capitalista no decide la economía boliviana, vamos a demostrarlo", afirmó en una entrevista con el periódico El País en su reciente visita a Buenos Aires, Argentina.

"Antes de que yo fuera presidente la inversión pública era de 600 millones de dólares, este año hemos programado 7.200 millones de dólares. Con la bajada del precio del petróleo vamos a perder unos 3.000 millones de dólares, pero la inversión pública se va a mantener. Todo depende de cómo se gestione el mercado regional, ese es nuestro debate en el continente", añadió.

Morales, que en enero de 2006 se convirtió en el primer presidente indígena en la historia de Bolivia, consideró que cada país de la región tiene sus debilidades y que aquellos que intentan liberarse del imperio de Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional sufren "provocaciones".

"Nosotros soportamos una agresión política en 2008. Argentina ha soportado la agresión económica de los fondos buitre. Venezuela ha soportado una agresión incluso militar", señaló.

Morales refirió que antes de su Gobierno izquierdista Estados Unidos dominaba política y económicamente a su país, pero "los pobres, junto a los pueblos originarios, los obreros, hemos salvado a Bolivia".

"Hay muchos líderes. Yo no tengo formación, no sé de administrar empresas, pero sé tomar decisiones escuchando al pueblo", enfatizó el líder indígena.

"Evo no es insustituible, pero genera consenso, amistad, confianza. Más que liderazgo es confianza. Yo he aprendido que en América Latina no habrá patria con capitalismo. No habrá Estado con neoliberalismo. Hay menos soberanía con el imperialismo. Si no estamos convencidos de esto nos estamos equivocando", concluyó.

El mandatario boliviano visitó el pasado jueves en Buenos Aires a al candidato oficialista a la presidencia de Argentina, Daniel Scioli.

Redacción: Leo.bo

Fuente: ABI

16 Septiembre 2015

La separación del negocio de ordenadores personales de Hewlett-Packard de los servicios y equipos para empresas se llevará por delante hasta 30.000 empleos más. La cifra la cuantifica ahora la compañía de Palo Alto casi un año después de anunciarse la partición y se suma a los despidos ya anunciados. La tecnológica estadounidense justifica la medida como necesaria para conseguir ahorros en sus operaciones.

El ajuste afectará al 10% de la plantilla, aunque el grueso se concentrará en la nueva compañía dedicada a empresas de acuerdo con la nota publicada al cierre de Wall Street. Meg Whitman, la presidenta ejecutiva de la todavía HP, asegura que este recorte permitirá que la sociedad que emerja del proceso de transformación sea más competitiva y tenga una estructura de coste que pueda mantener. Dice, además, que será el último.

Los empleados de HP llevan años sometidos a intensos ajustes en la plantilla. La segregación de estas dos divisiones en compañías independientes se espera esté completada para final de este año. Es un proceso que llevaban reclamando desde hace tiempo los inversores, para que el negocio de ordenadores personales e impresoras no siguiera lastrando el que se dirige a las corporaciones.

Con el último recorte, HP espera lograr ahorros de 2.700 millones de dólares. El programa estratégico presentado por Whitman cuando tomó las riendas de la multinacional hace tres años contemplaba que 2015 sería el momento en el que la compañía empezaría a crecer, culminado el proceso de estabilización de sus diferentes negocios. Desde que se puso en marcha el plan se anunciaron cerca de 55.000 despidos.

HP está siguiendo así los pasos de IBM, que decidió vender el negocio de ordenadores personales a la china Lenovo para concentrarse en las empresas. La compañía es, además, uno de los más claros ejemplos de las dificultades por las que atraviesan los viejos dinosaurios de Silicon Valley tras la brusca caída de las ventas de ordenadores por la irrupción de los dispositivos móviles.

HPE, la sigla con la que se conocerá en Wall Street la división de empresas tras la separación, cotizará como una compañía independiente a partir previsiblemente del 1 de noviembre. En la actualidad representa la mitad de sus ingresos. El cambio será radical para una empresa que está considerada como el germen de lo que hoy se conoce como Silicon Valley, la capital tecnológica de EE UU y del mundo.

Leo Apotheker ya planteó esta posibilidad en 2011, unos meses antes de renunciar al cargo de consejero delegado y cederle la gestión de la sociedad a Meg Whitman por la controvertida compra de Autonomy. Pero los inversores siguen teniendo dudas. De hecho, su valoración bursátil cayó en un tercio en lo que va de año, con la acción pagándose a algo más de 27 dólares antes del anuncio del recorte de plantilla.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

15 Septiembre 2015

La era de dos décadas de libre circulación por Europa se vio interrumpida el lunes cuando algunos países impusieron controles sobre sus fronteras en respuesta a un flujo de inmigrantes sin precedentes.

La sorpresiva decisión de Alemania de restaurar el domingo los controles fronterizos tuvo un rápido efecto dominó, obligando a los países vecinos a cerrar sus propias fronteras.

Austria desplegó a su ejército para vigilar la frontera con Hungría después de que miles de inmigrantes la cruzaran a pie durante la noche, repletando espacios de alojamiento temporales en tiendas de campaña y aparcamientos en estaciones de trenes.

"Si Alemania lleva a cabo controles fronterizos, Austria debe poner en marcha controles fronterizos más contundentes", dijo el vicecanciller Reinhold Mitterlehner en una rueda de prensa conjunta con el canciller Werner Faymann. "Ahora estamos haciendo eso".

Ambos dijeron que se desplegaría al ejército en labores de apoyo.

"El foco de la asistencia está en la ayuda humanitaria", dijo Faymann. "Pero también está, y me gustaría enfatizar esto, en apoyar los controles fronterizos donde sea necesario".

Eslovaquia dijo que también cerraría sus fronteras con Austria y Hungría.

-La mayor amenaza a Schengen-

Las medidas son la mayor amenaza al sistema de Schengen, que desde 1955 eliminó los controles fronterizos en toda Europa y se sitúa junto a la moneda única como uno de los mayores logros de integración en el continente.

Los 26 países europeos del área Schengen cuentan con visados comunes y las fronteras entre ellos no están vigiladas, pero las normas aún prohíben a inmigrantes indocumentados viajar dentro de la zona.

Esto ha provocado caos mientras cientos de miles de personas llegan a las fronteras del sur y este del bloque en su camino a países más ricos del norte y oeste en busca de asilo.

Los ministros europeos de Interior sostenían el lunes conversaciones ante la crisis, en las que Alemania, Francia y la Comisión Europea -el Ejecutivo del bloque- intentaban superar la oposición de los países del este para reubicar a 160.000 refugiados llegados a Italia, Hungría y Grecia.

Polonia dijo que estaba dispuesta a imponer controles si los inmigrantes llegaban a su frontera en gran número y que cualquier decisión de la UE de aplicar cuotas a los estados miembros para aceptar a refugiados sin un acuerdo llevaría a una crisis institucional.

"Sólo aceptaremos tantos refugiados como podamos permitirnos, ni uno más ni uno menos", dijo el primer ministro Ewa Kopacz.

Un borrador de acuerdo podría incluir términos más contundentes sobre la necesidad de controles más estrechos sobre las fronteras externas del bloque, buscando apaciguar a los países que están preocupados de que la reubicación de solicitantes de asilo pueda atraer a más personas.

La mayoría de los refugiados se han dirigido a Alemania, que anunció en agosto que suspendería la política de asilo de la UE para aceptar a los sirios que llegaran a cualquier punto de la UE, lo que creó un mayor incentivo para los inmigrantes.

El presidente de la Comisión Eurpea, Jean-Claude Juncker, propuso una fórmula para distribuir a los refugiados en función de la fortaleza económica y la población de los países miembros. Los países podrían contribuir con dinero para no hacer frente a sus cuotas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

14 Septiembre 2015

Brasil anunció este lunes un plan de austeridad con profundos recortes de gasto y aumento de impuestos para intentar cubrir su déficit, mientras lucha con una crisis que ya le costó la pérdida del grado de inversión a manos de Standard & Poor's.

Sumergida en una recesión, la séptima economía global "cortará la carne" del gasto estatal, como definió recientemente el ministro de Hacienda, Joaquim Levy.

El plan consiste en postergar ajustes salariales y contrataciones del sector público, eliminar 10 de los 39 ministerios, reducir mil empleos y podar el gasto social en vivienda y salud.

¿La meta? Pasar del actual déficit fiscal primario del 0,5% del PIB para 2016 que le hizo perder el sello de buen pagador y lograr un superávit del 0,7%, lo que implica conseguir unos 17 mil millones de dólares más de los previstos inicialmente.

"Tenemos que salir de un déficit de 30.500 millones de reales (USD 8.000 millones) para un superávit de 34.400 millones (USD 9.030 millones). Un valor total de 64.900 millones (USD 17.030 millones). Ese es el valor total de las iniciativas" de corte de gasto y de aumento de recaudación, indicó el ministro de Planificación, Nelson Barbosa, al anunciar las medidas en una rueda de prensa.

"Son reducciones importantes, que involucran a los funcionarios públicos de manera significativa, el funcionamiento de la máquina" del Estado, precisó por su lado el ministro de Hacienda, Joaquim Levy.

El raleo de gastos confeccionado por el equipo económico de la presidente Dilma Rousseff para equilibrar las cuentas incluirá, asimismo, recortes en el sensible terreno de los programas sociales, la marca de fuego del Partido de los Trabajadores (PT) y uno de los pilares del boom brasileño que sacó a 40 millones de personas de la pobreza.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

04 Septiembre 2015

El vicepresidente brasileño, Michel Temer, opina que “será difícil” que la mandataria Dilma Rousseff “resista” hasta el final de su mandato en 2018, si el apoyo de los ciudadanos a su gestión, actualmente de un 8 %, no crece, según declaraciones difundidas hoy por la prensa local.

“Hoy realmente el índice es muy bajo”, reconoció Temer en alusión al 8 % de aprobación que le atribuyen las encuestas a Rousseff, y apuntó que “nadie puede resistir tres años y medio” con un apoyo tan escaso e índices de rechazo en torno al 70 %.

“Si continúa así, con un 7 u 8 % de popularidad”, será difícil”, indicó.

Temer hizo esas declaraciones en el marco de una reunión que tuvo este jueves con un grupo de empresarios en Sao Paulo y cuyo audio fue obtenido y publicado hoy por medios locales.

“Si la economía comienza a mejorar y la clase política colabora, el índice (de aprobación) puede volver a niveles razonables”, por lo que “es preciso trabajar para poder estabilizar” tanto la economía como la relación del Gobierno con las cámaras legislativas, declaró.

La economía brasileña ha entrado oficialmente en recesión técnica y las previsiones del Gobierno apuntan a que este año cerrará con una contracción del 1,49 %, aunque los analistas del sector privado elevan esa tasa al 2,2 %.

En el terreno político la presidenta enfrenta una descomposición de su base parlamentaria, que en buena medida ha sido consecuencia del escándalo de corrupción en la empresa estatal Petrobras, por el que se investiga a medio centenar de políticos, en su mayoría miembros de partidos de la coalición oficialista.

Durante el encuentro con empresarios, Temer fue consultado sobre la presión de grupos de oposición que promueven la apertura de un juicio con miras a la destitución de Rousseff por el escándalo en Petrobras o por maniobras fiscales realizadas por el Gobierno para “maquillar” el déficit de las cuentas públicas el año pasado.

Asimismo, los promotores de una posible destitución de Rousseff se aferran a investigaciones de las autoridades electorales en torno a sospechas de que el dinero de la corrupción petrolera alimentó la campaña que el año pasado llevó a su reelección.

Si se comprobase ese último extremo, el proceso de destitución también pudiera alcanzar a Temer, como miembro de la fórmula, y quien es, según la Constitución, el primero en la línea sucesoria.

“Espero que el Gobierno llegue hasta 2018. La hipótesis de una destitución por decisión del Tribunal Superior Electoral ni siquiera la discuto”, pues “las instituciones deben funcionar normalmente”, dijo Temer.

Aseguró además que, si se llegase a ese punto, se iría “a casa feliz de la vida”, aunque luego aclaró que no sabe si “sería tan así”.

Sobre una posible renuncia de Rousseff, que también es reclamada por grupos opositores, Temer consideró que no puede ocurrir.

Rousseff “no es de renunciar. No me parece que ella sea, digamos, renunciante. Ella es guerrera y lo que debemos hacer es mejorar” la situación del país, declaró.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

25 Agosto 2015

La presidente brasileña, Dilma Rousseff, sostuvo hoy que espera una situación mejor para el país el próximo año, aunque aclaró que Brasil "va a seguir teniendo muchas dificultades". "No hay cómo garantizar que la situación será maravillosa, porque no será así", admitió en una entrevista con una emisora de San Pablo.

Según reveló la mandataria, aún "no se sabe cuál será la repercusión de todo lo que está ocurriendo en la economía internacional" y, en especial, de las turbulencias que afectan a China, que se ha convertido en el principal destino de las exportaciones brasileñas.

"Vamos a tener un efecto China muy acelerado, todo el mundo piensa que se trata sólo de commodities y no es sólo eso", declaró y agregó: "Estamos frente a una retracción del mercado internacional; vamos a tener que lidiar con la desaceleración internacional".

Rousseff remarcó que, ante este escenario, la economía brasileña requerirá "mucho cuidado" en 2016. Sin embargo, se manifestó esperanzada en que el plan de ajuste fiscal que ha adoptado su gobierno, que incluye un fuerte recorte del gasto público y un aumento de la recaudación tributaria, ayudará a minimizar el impacto externo en la economía nacional.

"Las medidas comenzaron a ser implantadas y no tenemos cómo estar peor en el futuro", prometió la mandataria, para quien, pese a la prolongación de la crisis en la economía de Brasil, "tampoco será la dificultad extrema que muchos pronostican".

El país está al borde de la recesión y este año cerrará con una contracción de al menos un 1,5 por ciento, de acuerdo con datos oficiales. Analistas del mercado financiero estiman que la economía se encogerá este año casi un 2% y esa tendencia se mantendrá en 2016, para cuando se prevé que se contraiga otro 0,24%, en un escenario de fuerte presión inflacionaria y aumento del desempleo.

No obstante, Rousseff optó por criticar el "pesimismo" que los mercados tienen respecto al futuro del país, aunque dijo "comprender" la insatisfacción de la sociedad, pues "las personas siempre quieren que todo sea resuelto inmediatamente".

La delicada situación económica y el impacto del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras, en el que están implicados medio centenar de políticos, en su mayoría de la base oficialista, han arañado la imagen de Rousseff, quien fue reelegida el año pasado pero cuya tasa de aprobación ha caído a mínimos históricos del 8%, según determinadas encuestas.

Como consecuencia de ese clima económico y político, la oposición ha convocado a multitudinarias protestas, como las que el pasado 16 de agosto llevaron a la calle a casi un millón de personas que exigieron la renuncia o destitución de la mandataria.

Las acciones de la petrolera estatal Petrobras y la minera privada Vale, grandes exportadoras a China, llegaron a caer más del 9 por ciento ayer en la Bolsa de Valores de San Pablo, de acuerdo con la agencia de noticias Ansa. La plaza bursátil paulista cerró ayer con una baja del 3,03 por ciento a los 44.336, un valor similar a los registrados en 2009 cuando en Brasil se sintió el impacto de la crisis financiera global.

"No estoy citando el tema China para decir que mañana vamos a tener una catástrofe, no estoy diciendo eso. Estoy diciendo que estamos ante una desaceleración que nos afecta sólo a nosotros en Brasil", declaró hoy Rousseff al relacionar la situación en el gigante asiático con el escenario económico brasileño.

"Cuando volví de la reunión de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en Rusia (hace dos meses) creía que era una situación superable, pero no tenía en cuenta esta caída sistemática (de las bolsas), a partir de ahora uno no sabe", comentó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Santa Cruz, un destino utópico-

Si bien muchos serán detractores de la palabra ‘utópico’ como calificativo para Santa Cruz, la...

Nicaragua-Otro muerto en protestas

Al menos un muerto y un herido reportó la Policía Nacional en la marcha contra...

Chile-“La congregación Marista casi me d…

Chile-“La congregación Marista casi me destruyó la vida”

“Yo creía que el cuerpo no me pertenecía, que era de la congregación”, fueron las...