Santa Cruz de la Sierra
08 Julio 2016

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ratificó en su cargo al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y a otros altos mandos; y destituyó al comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Néstor Reverol, quien fue sustituido por el general Antonio Benavides.

"He decidido ratificar para que continúe su trabajo con firmeza, con equilibrio, con liderazgo, con honestidad al general en jefe Vladimir Padrino López al frente del Ministerio (…) para la Defensa y el Comando Estratégico Operacional", anunció Maduro en un acto de ascensos militares en Caracas.

En el marco de estos anuncios, Maduro también informó que "en los próximos días" dará "nuevas tareas" al mayor general Reverol, a quien dio las gracias "por su trabajo, dedicación, honestidad y moral".

A continuación, dijo: "He designado como nuevo comandante en jefe de la Guardia Nacional Bolivariana al mayor general Benavides Torres".

La GNB ha sido criticada duramente por la oposición venezolana por su participación en la represión a las protestas antigubernamentales que se han realizado en el país en los últimos años, por supuestos atropellos contra diputados opositores y por verse involucrados en actos delictivos.

El presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, calificó a fines del mes pasado de "zánganos", "malandros (delincuentes)" y "sinvergüenzas" a unos agentes de la GNB que lo obligaron a abrir sus pertenencias en un aeropuerto privado de Caracas, cuando regresaba de una visita a Washington.

Recientemente, dos miembros de este cuerpo policial fueron imputados por su presunta participación en el tráfico de 600 kilos de droga a México, y otros seis fueron detenidos hace una semana señalados por su supuesta responsabilidad en la muerte de cuatro hombres en el estado Barinas.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AP

16 Junio 2016

Las razones de la dimisión de Alves no fueron aclaradas, pero su renuncia fue confirmada a Efe por la Presidencia y ocurre un día después de que se conociera que figura entre los políticos que supuestamente se beneficiaron de la corrupción en Petrobras, según un delator que también implicó al presidente interino, Michel Temer.

Alves es el tercer ministro que pierde Temer en las cinco semanas que lleva en el poder en lugar de la mandataria Dilma Rousseff, que fue suspendida de sus funciones para responder a un juicio de destitución.

Anteriormente ya habían dimitido los titulares de Planificación, Romero Jucá, y Transparencia, Fabiano Silveira, y en ambos casos por unas grabaciones hechas por el ex presidente de Transpetro Sergio Machado, uno de los involucrados en el escándalo de la petrolera.

En esas grabaciones, Jucá y Silveira hacían duras críticas a la forma en que se conduce la investigación en Petrobras y el primero llegaba a afirmar que era necesario "delimitarlas", lo cual podría hacerse si Temer asumía la presidencia en lugar de Rousseff.

Este miércoles, la Justicia reveló el contenido de la declaración que Machado dio en el marco de un acuerdo de cooperación a cambio de una futura reducción de pena.

En el documento difundido por la Corte Suprema, Machado denuncia que entregó dinero procedente de la corrupción a una veintena de políticos de cinco formaciones y, sobre todo, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera Temer.

Alves, quien figura en una lista de medio centenar de políticos investigados por la corrupción petrolera, fue uno de los dirigentes del PMDB involucrados en el asunto por Machado, que reforzó así las sospechas que existen en su contra.

Machado incluso aseguró que colaboró con la campaña de un candidato a alcalde del PMDB a pedido del propio Temer, lo cual motivó hoy una dura respuesta del presidente interino.

Según dijo Temer en un inusual pronunciamiento por televisión, se trata de una denuncia "irresponsable, mentirosa y criminal".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

05 Mayo 2016

La presidenta brasileña continúa afirmando que el proceso en su contra para desalojarla del poder es "golpista".

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, celebró este jueves que el Tribunal Supremo haya suspendido provisionalmente el mandato del jefe de los Diputados, Eduardo Cunha, y aseguró sobre la respectiva medida cautelar que "mejor tarde que nunca".

Rousseff insistió también en que el proceso parlamentario que la próxima semana puede apartarla del cargo comenzó a raíz de un "chantaje" del propio Cunha, que esperaba que el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) lo apoyara y rechazara la apertura de un juicio contra él en la Comisión de Etica de la Cámara de Diputados.

"El inicio del impeachment (juicio político destituyente) fue un chantaje del señor Eduardo Cunha, que pidió al Gobierno votos para impedir su propio juicio en la Comisión de Ética. Pero nosotros no le dimos los votos", afirmó la mandataria durante la ceremonia de inauguración de la polémica hidroeléctrica de Belo Monte, en la Amazonía brasileña.

En su calidad de presidente de los Diputados, Cunha fue el responsable de aceptar a trámite el proceso destituyente contra Rousseff el pasado diciembre, y fue suspendido provisionalmente del mandato y de su cargo por haber dificultado las investigaciones de la trama de corrupción de Petrobras, en las que es reo.

Cunha enfrenta un proceso en el Consejo de Ética de la Cámara baja, que indaga si le mintió al Congreso al negar que tenía cuentas cifradas en Suiza, lo que él siempre ha negado fehacientemente pero que fue confirmado por la Justicia helvética.

Cunha incurrió en "un claro desvío de poder porque usó su cargo para vengarse de nosotros porque no nos doblamos ante el chantaje", sostuvo Rousseff.

"Lo único que lamento es que consiguiera presidir con cara dura lamentable proceso en la Cámara", agregó al referirse a la decisión del plenario de la Cámara baja de dar continuidad a los trámites para el juicio contra la mandataria.

Rousseff reiteró que el proceso para desalojarla del poder es "golpista" porque no cometió ningún "delito de responsabilidad", una condición de la Constitución para justificar el impeachment.

Los impulsores del proceso aseguran que la mandataria incurrió en delito de responsabilidad al contratar créditos de los bancos públicos sin autorización del Congreso para pagar gastos corrientes del Congreso y maquillar los balances fiscales de su Gobierno.

Tales acusaciones volvieron a ser rechazadas este jueves por el abogado general del Gobierno, José Eduardo Cardozo, que actúa como defensor de la presidenta, en una sesión en la Comisión del Senado que analiza la validez del proceso.

La jefa de Estado también hizo de nuevo hincapié en el argumento de que la oposición no se conforma con haber perdido las elecciones presidenciales de 2014 y, por eso, está llevando a cabo "una elección indirecta travestida de impeachment".

La presidenta inauguró formalmente este jueves la polémica hidroeléctrica de Belo Monte, segunda mayor del país y erguida en medio de la selva amazónica, que comenzó a operar comercialmente hace dos semanas con la venta de la energía que venía produciendo en fase de pruebas.

Este podría ser uno de los últimos actos públicos de Rousseff si tanto la comisión del Senado que analiza el caso el viernes, como el plenario de la Cámara alta la próxima semana, deciden darle vía verde al proceso.

En caso de que el Senado apruebe el inicio del juicio, la mandataria tendría que separarse del cargo durante los 180 días que puede durar el proceso, durante los cuales sería sustituida por su vicepresidente, Michel Temer.

En caso de que la jefa de Estado finalmente sea destituida, Temer completaría su mandato, que termina el 1 de enero de 2019.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

29 Abril 2016

La presidenta de Brasil aseguró que “hay un proceso que está en curso y tiene nombre: es golpe”.

Aunque el panorama que enfrenta la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, es cada vez más oscuro, la mandataria sigue denunciando de frente las “irregularidades” que ella y cientos de sus seguidores ven en el proceso de juicio político, iniciado hace varias semanas en el país.

Rousseff ha denunciado en varias oportunidades que el proceso, iniciado por la oposición, es un golpe blanco. Varios intelectuales y políticos afiliados al Partido de los Trabajadores (PT), el partido de la presidenta, coinciden.

Este viernes, Dilma Rousseff consideró “ridícula” la acusación utilizada para tramitar un juicio político en su contra en el Congreso y denunció que “es una elección indirecta cubierta por el manto del 'impeachment'”.

Rousseff insistió en que las maniobras fiscales que realizó en 2014 y 2015 -en las que se apoya la oposición para avanzar con el juicio político destituyente- fueron para garantizar los programas sociales.

“No me acusan de tener cuentas en el exterior, porque no tengo, no me acusan de corrupción, porque no cometí, no me acusan de irregularidades con dinero publico, no porque no lo hice”, agregó.

“Hay un proceso que está en curso y tiene nombre, es golpe”, insistió, durante un acto en el que anunció la renovación del programa Más Médicos, lanzado por Rousseff en 2013 para garantizar la atención sanitaria en las zonas más pobres y remotas de Brasil.

La mandataria aprovechó también para cargar contra el vicepresidente del país, Michel Temer, que asumiría la Presidencia de forma provisional si prospera el juicio político contra Rousseff.

La gobernante insinuó que un posible Ejecutivo de Temer reducirá los programas sociales y se refirió también al programa económico del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), al que pertenece Temer, que abre la puerta a reducir las inversiones en sectores como salud o educación, dijo.

Redacción Leo.bo

Fuente: elespectador.com

28 Abril 2016

La moción de censura lo responsabiliza de la grave de escasez de alimentos. "Ha quedado constancia de que la moción la votaron más de las tres quintas partes de los diputados presentes", dijo el presidente de la Asamblea, Henry Ramos Allup, quien ordenó notificar al presidente Nicolás Maduro para que "proceda a la remoción".

Los funcionarios públicos que reciben una moción de censura automáticamente quedan destituidos del cargo. Además, no podrá ejercer como vicepresidente ni ocupar ningún puesto ministerial por el resto del período presidencial.

El Parlamento le solicitó al ministro su presencia en reiteradas ocasiones para que pudiera explicar la crisis que atraviesa el país en cuanto a la escasez de alimentos. Sin embargo, el funcionario chavista nunca se presentó. Por esta razón, comenzó el proceso de su destitución.

Para argumentar la moción de censura, el diputado Carlos Paparoni (MUD/Mérida) afirmó que 3.500.000 de venezolanos han dejado de comer tres veces al día y rechazó el hermetismo que rodea la asignación de divisas del Gobierno nacional.

Y la diputada Manuela Bolívar (MUD/Miranda) denunció casos de corrupción con los destinos de fondos del BCV, Ministerio de Alimentación y PDVAL. Además, recordó que Marco Torres tiene cuatro meses en Ministerio de Alimentación pero desde 2003 con el Gobierno.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente Reuters

26 Abril 2016

El sondeo muestra que el terremoto político ha afectado la opinión de los brasileños sobre su democracia: apenas un 14% dice estar satisfecho con el funcionamiento de este sistema de gobierno en Brasil, el menor índice desde 2008.

Un 62% de los brasileños considera que la crisis que sacude al país se resolvería con la salida de la presidenta Dilma Rousseff así como la de su vicepresidente y la convocatoria a nuevas elecciones, según un sondeo de Ibope divulgado este martes (26 de abril).

Un 25% se mostró a favor de la permanencia de Rousseff, que enfrenta a un proceso de destitución, mientras apenas un 8% consideró que el vicepresidente Michel Temer, que reemplazaría a la mandataria en caso de que ésta sea alejada del poder, podría resolver el trance en que se encuentra el gigante sudamericano.

El sondeo muestra que el terremoto político ha afectado la opinión de los brasileños sobre su democracia: apenas un 14% dice estar satisfecho con el funcionamiento de este sistema de gobierno en Brasil, el menor índice desde 2008, mientras un 83% se declara "poco o nada satisfecho".

Rousseff inició su segundo gobierno en enero del año pasado y está acusada de maquillar las cuentas públicas en 2014, año de su reelección, y en 2015, cuando la economía brasileña entró en recesión.

La defensa de la presidenta asegura que no se ha cometido ningún crimen y alega que todo se trata de una tentativa de golpe para sacarla del poder.   El proceso inició esta semana su camino en el Senado tras su aprobación el 17 de abril en la Cámara de Diputados. Si el Senado aprueba la apertura del juicio, la mandataria será apartada del cargo por hasta 180 días a la espera de una decisión definitiva de los senadores.   Si Rousseff es apartada definitivamente del poder, Temer asumiría la presidencia hasta el fin del mandato en 2018.

Nuevas elecciones sólo podrían ser convocadas en caso de que Rousseff y Temer renuncien a sus cargos o de un proceso que cuestione la elección de esta fórmula en 2014, como el que lleva adelante en paralelo la justicia electoral.

El Tribunal Superior Electoral investiga si la campaña electoral de la fórmula Rousseff-Temer se benefició de dineros provenientes de la red de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.   De acuerdo a Ibope, en un escenario electoral la exministra y ecologista Marina Silva tiene un potencial de voto de 39% (conformado por personas que votarían o podrían votar por ella), seguida del senador opositor Aecio Neves con 32% y del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva con 31%.

El antecesor de Rousseff cosecha además el más alto rechazo, con un 65% de encuestados que no votarían por él para presidente.   Por primera vez en la realización del sondeo, el diputado radical de derecha y militar de reserva Jair Bolsonaro (PSC) tiene un 11% de potencial de voto en unas presidenciales.

El sondeo de Ibope fue realizado entre el 14 y 18 de abril, entre 2.002 personas. Tiene un margen de error de dos puntos.

La oposición dirigirá la comisión que decidirá sobre el juicio a Rousseff

La oposición brasileña obtuvo este martes (26 de abril) , en sendas votaciones, los dos principales cargos de una comisión de senadores que analizará si la presidenta Dilma Rousseff debe responder a un juicio político con miras a su probable destitución.

La comisión celebró hoy su primera reunión y decidió que la presidencia será ejercida por Raimundo Lira, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que ha roto con el Gobierno y es liderado por el vicepresidente Michel Temer, quien asumiría el poder en caso de una destitución de Rousseff.

El cargo de instructor, que elaborará un informe que recomendará procesar a Rousseff o archivar el caso, recayó en Antonio Anastasia, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y quien fue elegido en medio de la queja generalizada del oficialismo.

El Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece Rousseff, alegó que un senador del PSDB, el más férreo opositor del Gobierno, no tendría la "imparcialidad" necesaria para la redacción de ese informe, pero la oposición se impuso y Anastasia fue respaldada por 16 votos, frente a sólo cinco en contra.

Según el senador Linderbergh Farías, del PT, la elección de Anastasia "es una provocación" y "mancha desde el primer día el trabajo de una comisión que tiene que decidir el futuro de una presidenta elegida con 54 millones de votos".

La comisión, formada por 21 senadores de todos los partidos con representación en la Cámara alta, tendrá diez días para debates, en los que serán escuchados tanto los responsables de la acusación, que se fundamenta en maniobras fiscales irregulares, como de la defensa de Rousseff, representada por la Abogacía General del Estado.

Concluidos los debates, será votado el informe que elaborará el instructor, que en caso de ser aprobado y recomendar la apertura del juicio político contra Rousseff pasará al pleno del Senado.

Si en esa instancia, la mayoría simple de los 81 senadores (41 votos) se inclina por la instauración del proceso, la mandataria será separada de su cargo durante los 180 días que puede demorar el proceso y sería sustituida durante ese período por Temer.

En caso de que el juicio concluya con la destitución de Rousseff, el actual vicepresidente deberá completar el mandato que vence el 1 de enero de 2019.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP y EFE

25 Abril 2016

El proceso de destitución por juicio político que tiene en vilo a la presidenta responde a presuntos actos de corrupción y manipulación de las cuentas públicas.

El Senado brasileño conforma este lunes la comisión especial que analizará el proceso de destitución de la presidenta Dilma Rousseff, inicio de una deliberación que podría apartarla del cargo en pocas semanas.

Tras una derrota apabullante en la Cámara de Diputados el 17 de abril, la eventual continuidad del impeachment será analizada por una comisión de 21 senadores -cuyos miembros serán oficializados este lunes- que tendrán hasta diez días útiles para llegar a una conclusión y recomendarla al pleno del Senado.

Si la mayoría de los senadores ratifica la decisión de los Diputados -en una votación prevista para mediados de mayo- Rousseff perderá la presidencia transitoriamente por hasta 180 días a la espera de una sentencia definitiva, mientras se desarrolla el juicio propiamente dicho.

Quien asumiría la jefatura del Estado es el vicepresidente Michel Temer, acusado por la propia Rousseff de haberla traicionado y de conspirar en su contra articulando entre bastidores el gabinete de un eventual gobierno.

Reelecta en 2014 por un estrecho margen, Rousseff debería concluir su mandato en 2018, pero su desgaste político, la recesión económica y el escándalo de corrupción en la estatal Petrobras, dieron forma a una crisis política que terminó paralizando su segundo gobierno, iniciado hace 15 meses.

Sus detractores la acusan de maquillar las cuentas públicas en año electoral, algo que ella desmiente alegando que incurrió en prácticas contables legales y utilizadas por sus antecesores.

Rousseff y su Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) sostienen que son víctimas de un "golpe" parlamentario orquestado por la oposición y el centrista PMDB, exaliado clave de Rousseff durante los últimos cinco años, pero que en marzo decidió abandonar la coalición de gobierno y precipitó una desbandada de otros partidos en el Congreso.

La primera mujer presidenta de Brasil defiende que no existe ninguna investigación por corrupción en su contra, al tiempo que numerosos legisladores favorables a destituirla enfrentan procesos legales ante la Corte Suprema.

Casi 40% de los senadores que ahora deberán analizar las denuncias contra la presidenta son investigados por sospechas de que cometieron algún delito, de acuerdo con el sitio Congresso Em Foco, especializado en el poder legislativo brasileño.

Según este relevamiento, al menos 30 de los 81 senadores de la actual legislatura son investigados por algún delito, 12 de ellos vinculados al megafraude en Petrobras, incluidos el presidente del Senado, Renan Calheiros, y el expresidente de Brasil y actual senador Fernando Collor de Melo.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

21 Abril 2016

Ex reina de belleza y modelo, la viceprimera dama parece estar lista, al igual que su marido, a subir un nivel en el complicado juego de poder en el país vecino.

El mismo Michel Temer llegó a calificarse en una oportunidad como el vicepresidente "decorativo" de Brasil, que ahora quiere ocupar el sillón presidencial. Pero más decorativa parece ser su esposa Marcela, 43 años más joven, ex reina de belleza y "cuestión nacional ", ya desde la primera toma de posesión de Dilma Rousseff en enero de 2011.

La belleza y la juventud de esta ex Miss llamó la atención de todo el mundo durante aquel evento de asunción, robándose las cámaras.

Marcela Temer. / Reuters

Antes de casarse, Marcela fue una modelo. En 2002 , participó en el concurso de Miss Paulinia , en San Pablo , y quedó en segundo lugar.

Finalmente fue elegida Miss Campinas y fue vice señorita en San Pablo, también.

La ex modelo se casó con Michel Temer en 2003 y abandonó la carrera de modelaje. Ella tiene  31 años y su marido 74.

Con un juicio político que parece cada vez más cerca de materializarse en Brasil, con la consecuente suspensión de Rousseff de su cargo, la prensa brasileña ya empezó a hablar de Marcela como la "cuasi primera dama".

Según la revista Veja, Marcela Temer es una mujer afortunada porque tiene marido, un hijo y una vida parecida a la propaganda comecial de una marca de margarinas.

Y agrega que si no fuera por la "agitación política que vive el país", su vida sería el cuento de hadas de la Vice Primera Dama. 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, junto al vicepresidente, Michel Temer (c) y su esposa, Marcela en una toma de 2015, durante la ceremonia de investidura en el Palacio de Planalto en Brasilia (Brasil). / EFE

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, junto al vicepresidente, Michel Temer (c) y su esposa, Marcela en una toma de 2015, durante la ceremonia de investidura en el Palacio de Planalto en Brasilia (Brasil). / EFE

En un informe publicado este lunes, la revista destaca las cualidades de " buena esposa " , señora de "casa" y " recatada " de Marcela, que aparentemente ya está lista (al igual que su marido) para subir un nivel en el juego político en el que "quienes dan los cartas son los golpistas", sostiene en un dura crítica al vice del PMDB.

Dueño de un perfil discreto, Michel Temer, ha sido el escolta político de Dilma Rousseff desde el comienzo de su mandato, en 2011, pero la crisis ha desvelado que el matrimonio político entre ambos era de conveniencia y que él está dispuesto a ocupar el sillón presidencial.

Primero en la línea de sucesión, Michel Miguel Elias Temer Lulia, de 75 años, podría ser el próximo presidente de Brasil si Rousseff finalmente pasa por la guillotina del juicio político en el Senado y los legisladores deciden que existen argumentos para despojarla de su cargo.

Conocido por su fama de conciliador, Temer ha sido durante años el encargado de tejer y destejer las alianzas dentro del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), una formación ambigua que se ha deslizado de un lado a otro de la balanza política en función de sus intereses.

El hábil político fue uno de los artífices de la gobernabilidad de la presidenta Rousseff durante su primer mandato, pero no dudó en comandar el desembarque de su partido cuando los problemas oscurecieron el cielo de la mandataria y la sumergieron en un huracán sin fin.

Marcela Temer esposa del vicepresidente de Brasil, en la ceremonia de asunción, en 2011. / Reuters

Marcela Temer en la ceremonia de asunción presidencial, en 2011. / Reuters  

Temer ya dio pistas el año pasado del camino que estaba trazando y remitió a la presidenta una explosiva carta en la que aireó su disconformidad con el Gobierno, marcando así el inicio del fin de una relación basada en los protocolos y las apariencias.

"Siempre tuve ciencia absoluta de la desconfianza de la señora en relación a mí y al PMDB", sostuvo el político, descendiente de libaneses y benjamín de una familia de ocho hermanos. En su misiva, el experimentado estratega acusó a Rousseff de tratarle como un "vice decorativo", "un accesorio" que "solo fue llamado para resolver las votaciones del PMDB y las crisis políticas".

La carta sacudió los cimientos de la alianza entre el PMDB y Rousseff y desde entonces el político se mantuvo en un segundo plano, moviendo los hilos del poder desde la bastidores mientras su presidenta capeaba el temporal político y económico que azota al país.

Pero el vicepresidente se cansó de estar a la sombra de Rousseff y comenzó a ensayar su toma de posesión.

En un audio divulgado por un supuesto "error", Temer salió a escena con un discurso en el que anticipó el desenlace político de la jefa de Estado y dio pinceladas sobre el que sería su programa gubernamental.

Fuera del escenario político, Temer es padre de cinco hijos, y es su actual esposa quien ha captado los flashes y ha levantado envidias por su belleza.

Redacción Leo.bo

Fuente: agencias

Últimas Noticias

Prev Next

Activistas presentan un proyecto de decl…

Activistas presentan un proyecto de declaratoria del 21 de febrero como el Día del Ciudadano

Representantes de plataformas ciudadanas y activistas presentaron a la presidenta Jeanine Áñez un proyecto de...

El clásico paceño en viernes de carnaval…

El clásico paceño en viernes de carnaval abre la octava fecha del Apertura

La octava fecha del campeonato Apertura de la División Profesional arranca con el tradicional clásico...

Guaidó convoca movilización al Parlament…

Guaidó convoca movilización al Parlamento de Venezuela el 10 de marzo

El líder opositor, Juan Guaidó, convocó hoy a sindicatos y gremios del país a marchar...