Santa Cruz de la Sierra
09 Noviembre 2016

El actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó a su triunfante sucesor, Donald Trump, en algún momento de la noche del martes al miércoles, según reportó NBC News. También se confirmó que se reunirán este jueves en la Casa Blanca.

La jefa de campaña del candidato republicano, Kellyanne Conway, informó a la periodista del medio estadounidense, Katy Tur, sobre la conversación telefónica que mantuvo el mandatario con el magnate.

"Kellyanne Conway me dice que el presidente Obama llamó a Trump esta noche", escribió la reportera en un mensaje de Twitter. "Ella no sabía lo que se habían dicho", agregó la reportera.

La campaña de la demócrata Hillary Clinton culminó el lunes con un multitudinario acto celebrado en Filadelfia, que contó con la participación del Presidente y la primera dama, Michelle Obama.

El mandatario pidió a las más de 40.000 personas congregadas en el Independence Mall que no lo escuchen a él, sino "a los republicanos que se niegan a apoyar" a Donald Trump.

En otras ocasiones, Obama comentó que Trump es "excepcionalmente incompetente" para ser jefe de Estado y "temperamentalmente incapaz" para el cargo. Donald Trump gobernará el país hasta 2021.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AP

08 Noviembre 2016

Después de la campaña más agresiva de la que el país tenga memoria, millones de estadounidenses elegirán este martes al 45° presidente de su historia.

La ex primera dama y ex secretaria de Estado, la demócrata Hillary Clinton (69 años), llega con una leve ventaja, según la mayoría de las encuestas. Enfrente, el magnate Donald Trump (70 años) fue la sorpresa desde que decidió el año pasado lanzarse a la arena política, se alzó con la primaria republicana contra todos los pronósticos y llegó competitivo hasta el final de la carrera, a pesar de los innumerables tropezones de su campaña. La elección está abierta y se puede terminar inclinando para cualquiera de ambos lados.

Clinton promete continuar y mejorar las políticas de Barack Obama. Trump promete hacer todo distinto a como lo viene haciendo el establishment político, aunque no haya quedado demasiado claro qué hará y cómo.

Más que una disputa de propuestas fue una campaña plagada de fuerte fuego cruzado y acusaciones de todo tipo entre dos candidatos con inéditos índices de impopularidad. Para Clinton, sus años de experiencia política son su gran activo y su mayor mochila al mismo tiempo. Debió convivir con la investigación del FBI sobre el uso de su cuenta de correo electrónico privada para asuntos oficiales mientras fue secretaria de Estado y las sospechas sobre los privilegios que habría otorgado a los donantes de la Fundación Clinton. Sobre Trump, un outsider que rompe con los cánones usuales de corrección política del establishment estadounidense, pesan señalamientos de todo tipo que se ha sabido ganar a lo largo del tiempo y ratificar durante la campaña: intolerancia, misoginia, xenofobia y evasión impositiva son algunos de ellos. Aún así, ha sabido seducir a una amplia porción del electorado defraudada con la clase política de Washington.

El número de ciudadanos estadounidenses legalmente habilitados para votar es de 231.556.622. Pero el sufragio no es obligatorio. Se han registrado para votar algo más de 200 millones, pero muchos de ellos tampoco lo terminarán haciendo. El récord fueron los poco más de 130 millones personas que lo hicieron en 2008, cuando triunfó Barack Obama. Este año, se estableció un récord de algo más de 45 millones entre los votantes anticipados que enviaron sus votos por correo. Habrá que ver si esa tendencia a una mayor participación se consolida este martes. Tanto Clinton como Trump se han dedicado en los últimos días a motivar a sus simpatizantes a participar para tratar de volcar la elección a su favor en la decena de estados que serán decisivos.

La contienda tiene otros cuatro participantes, con candidaturas testimoniales que no llegarán a pelear por la Casa Blanca, pero pueden restarles votos decisivos a los dos grandes contrincantes. Ellos son: Gary Johnson (Libertario), Jill Stein (Partido Verde), Darrel Castle (Partido de la Constitución) y Evan McMulli (Independiente).

Además de elegir al presidente que sucederá a Barack Obama, los estadounidenses también votarán el total de los 435 miembros de la Cámara de Representantes, un tercio de los cien senadores federales, y seleccionarán a los gobernadores de 12 estados. En muchos estados también se votarán magistrados y distintas reformas legislativas.

El Colegio electoral

Los estadounidenses no eligen directamente mediante su voto al presidente y vicepresidente, sino que relegan esa responsabilidad en el Colegio Electoral, compuesto por 538 compromisarios o electores que, en su nombre, votarán en los 50 estados del país y en el Distrito de Columbia (sede de la capital).

El objetivo de Clinton y Trump es hacerse con una mayoría de 270 votos para proclamarse ganadores.

El número de electores de cada estado es igual al número de sus senadores más el número de sus representantes en la Cámara Baja, de forma que tienen más peso aquellos estados con mayor población como California (55 votos electorales), Texas (38), Florida y Nueva York (29), Pennsylvania, Illinois (20) y Ohio (18).

Estados azules y rojos

Los demócratas suelen dominar en el noroeste y la costa oeste de los Estados Unidos, en los llamados estados "azules", que es el color del Partido Demócrata. Mientras tanto, los republicanos prevalecen en los estados "rojos" (su color) en el sur y el medio oeste del país.

Los estados morados, los oscilantes

La clave se encuentra en los estados "morados", también conocidos como "oscilantes", en donde los candidatos han concentrado sus esfuerzos, su tiempo y su dinero para tratar de inclinar la balanza a su favor y hacerse con la mayoría de 270 votos del Colegio Electoral.

La batalla se encuentra especialmente ajustada en los tradicionales estados púrpuras de Florida y Ohio, pero también en nuevos estados que han surgido como decisivos en estos comicios y entre los que destacan Nevada, Pennsylvania y Carolina del Norte.

Goteo de resultados

El estado de Vermont es uno de los más madrugadores y abrirá las puertas de sus centros de votación a las cinco de la mañana hora local (10:00 GMT). Otros estados como Connecticut, Nueva Jersey, Nueva York y Virginia comenzarán la votación una hora más tarde.

El recuento de votos comenzará a las 19:00 hora local (00:00 GMT del miércoles) con el cierre de los centros de votación en parte de la costa este, en concreto, en Georgia, Indiana, Kentucky, Carolina del Sur, Vermont y Virginia.

No obstante, el grueso de los resultados saldrá alrededor de las 20 o 21 hora local (01:00 GMT y 02:00 GMT del miércoles), cuando cierran las urnas en 30 estados y el Distrito de Columbia.

Los estados de la costa oeste, entre los que se encuentra el premio gordo de California (55 votos electorales), cerrarán sus colegios electorales a las 11, hora del este de los EEUU (04:00 GMT del miércoles). El último será Alaska, donde algunos colegios electorales permanecerán abiertos hasta la 1, hora del este (06:00 GMT del miércoles).

El Senado

Más allá de la presidencia, el martes está en juego el control del Senado, que los demócratas quieren arrebatar a los republicanos tras haberlo perdido en las elecciones legislativas de 2014.

Para recuperarlo, los demócratas necesitan ganar al menos cinco escaños o cuatro, en caso de que Clinton se haga con la Casa Blanca y el aspirante demócrata a la vicepresidencia, Tim Kaine, pueda servir como pieza del desempate, ya que se convertiría automáticamente en el presidente del Senado.

Nueva York

Trump y Clinton coincidirán la noche del martes en Nueva York, la "ciudad que nunca duerme" y en donde los dos candidatos celebrarán la victoria o tratarán de mitigar el impacto de la derrota.

Además, Clinton votará en Chappaqua, en el estado de Nueva York y donde la ex secretaria de Estado está registrada como votante. Por su parte, Trump acudirá a las urnas en la misma ciudad de Nueva York.

Los candidatos a la vicepresidencia de los EEUU, Mike Pence y Tim Kaine, votarán en sus respectivos estados de Indiana y Virginia para luego unirse a sus campañas en la ciudad de Nueva York.

Conceder la victoria

En toda carrera electoral hay un ganador y un perdedor, pero eso podría cambiar con Trump. El millonario ha denunciado que el sistema electoral está "amañado" a favor de Clinton y se ha resistido a comprometerse a aceptar un resultado desfavorable, algo sin precedentes en la historia reciente de los Estados Unidos.

Queda por ver si, en caso de perder, Trump dará el tradicional discurso de aceptación de la derrota.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

07 Noviembre 2016

Estados Unidos celebrará elecciones presidenciales el próximo martes con una economía que muestra fortaleza tras haber crecido 2,9% en el tercer trimestre del año.

El ritmo de creación de empleos se ha mantenido estable, lo que abre la puerta para que la Reserva Federal (Fed) eleve su tasa de interés referencial en diciembre próximo. Sin embargo, el sector industrial, en particular las manufacturas, sigue padeciendo las consecuencias de un dólar fuerte.

A continuación presentamos algunos indicadores económicos clave de Estados Unidos, rumbo a las elecciones del martes 8 de noviembre, cuando los estadounidenses tendrán que elegir entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump.

La economía estadounidense creó 161.000 empleos en octubre, una cifra inferior a lo que esperaban los analistas, no obstante los salarios se incrementaron 2,8% anual.

La creación de empleos es uno de los indicadores que más observa la Fed, el banco central estadounidense, para decidir si eleva las tasas de interés. Esa decisión significará que la economía del mayor socio comercial de México mantiene una sólida recuperación tras la crisis de 2008-2009. Actualmente, las posibilidades de un aumento de tasas en la reunión del 14 de diciembre son de 76%

Además del empleo, el crecimiento económico se ha mantenido estable, aunque tampoco es espectacular. La economía creció 2,9% en el tercer trimestre y algunos analistas dudan que mantenga ese ritmo ante el impulso que significaron las exportaciones en ese periodo.

 “El aumento en las exportaciones no es sostenible ante el débil entorno global mientras que la demanda doméstica puede significar mayores importaciones”, señalan analistas de Wells Fargo. “El tema del modesto crecimiento económico continuará”.

El dólar ha ido ganando fuerza desde el año pasado, aunque en este año tuvo un desempeño más parecido a una montaña rusa.

El billete verde avanza frente a otras monedas ante la expectativa de que la Fed eleve la tasa de interés. La posibilidad de que el candidato republicano llegue a la Casa Blanca también afecta el desempeño de las monedas, lo que explica en parte el retroceso de 9,60% que ha tenido el peso mexicano frente al dólar.

Así se ve el desempeño del dólar a través del Bloomberg Dollar Index, que mide a la moneda frente a otras divisas como la libra esterlina y el peso mexicano.

La fortaleza del dólar no es una buena noticia para parte del sector industrial en Estados Unidos, en particular para las manufacturas. Al aumentar el dólar, sube también el precio de los productos que las compañías estadounidenses venden en otros países. Por ello, la actividad industrial estadounidense, ligada a la mexicana, ha tenido un desempeño débil.

Tampoco los mercados se salvan de la incertidumbre que ha generado la elección de Estados Unidos. En lo que va del año, el S&P 500, el índice de acciones que agrupa a las 500 empresas más importantes de Estados Unidos, acumula una ganancia de 2,30%. En los últimos días se ha visto presionado ante la posibilidad de que Donald Trump llegue a la Casa Blanca.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: CNN

04 Noviembre 2016

La Iglesia de la Inmaculada Concepción en Old Town, San Diego, emitió un polémico boletín en el cual aconsejaba a sus feligreses a votar "como un católico". "¡Es un pecado mortal votar al Partido Demócrata!", podía leerse en el despacho.

El folleto, distribuido en dos oportunidades y con diferentes advertencias, fue repartido para crear conciencia de qué debía tenerse en cuenta al momento de acercarse a una de las urnas del condado. En el texto se incluían temas políticos y otras más sensibles como el aborto.

"Inmediatamente después de la muerte, las almas de aquellos que murieron en estado de pecado mortal descienden al infierno", continuaba la particular nota. Adherir a Hillary Clinton sería pues apoyar no sólo el aborto, sino también los matrimonios entre personas del mismo sexo, eutanasia, la clonación humana y la manipulación genética de embriones.

Incluso la advertencia también instaba a sus fieles a "confesar el pecado" de haber votado a la candidata demócrata, Hillary Clinton. Para las autoridades de esta comunidad "el demonio" está detrás de la aspirante a la Casa Blanca. Para eso cita a un libro de 1971 escrito por el activista Saul Alinsky en el cual explicaba las "reglas para la radicalización", a las que Clinton aspiraría.

Hillary citó al autor cuando en 2015 habló frente a una cumbre mundial de mujeres y apoyó el aborto. Sin embargo, las autoridades de la Iglesia Católica en San Diego se mostraron sorprendidos por semejantes consejos electorales en un boletín religoso.

Robert McElroy, el obispo de San Diego, emitió un comunicado: "Permítanme reiterar que mientras nosotros tenemos un papel moral de explicar cómo las enseñanzas católicas toman en cuenta ciertos aspectos de la vida pública, no debemos y no apoyaremos a un candidato específico, utilizando medios de comunicación de la feligresía o boletines para favorecer a un postulante o partido".

Aún no está claro cómo ese artículo fue incluido en el boletín dominical de la Iglesia Inmaculada Concepción. El vocero de la diócesis Kevin Eckery, indicó que el sacerdote a cargo "no lo revisó ni lo aprobó. No es un pecado mortal votar a los demócratas, en primer lugar. Y en segundo término, la iglesia no toma posiciones en esto".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

04 Noviembre 2016

Los Estados Unidos están en alerta ante una posible amenaza terrorista el lunes 7 de noviembre, día previo a las elecciones nacionales que definirán quién será el presidente norteamericano los próximos cuatro años.

Las fuentes de inteligencia informaron a CBS News que recibieron información respecto a un posible ataque yihadista. Según la información confidencial recogida por esa cadena de noticias los atentados estarían planificándose en tres estados norteamericanos.

CBS News indicó además que los posibles ataques habrían sido planificados para suceder en Nueva York, Texas y Virginia, aunque no se especificaron mayores detalles.

La cadena de noticias norteamericana consultó a un alto oficial del FBI respecto a esta amenaza. "Las unidades de contraterrorismo y de seguridad interior de las comunidades están vigilantes y bien equipadas para defenderse contra ataques en los Estados Unidos", indicó el agente que confirmó que ese organismo trabaja a nivel federal, estatal y local.

"El FBI, trabajando con nuestras contrapartes federales, estatales y locales, comparte y evalúa la inteligencia diariamente y continuará trabajando estrechamente con los miembros de la comunidad de inteligencia y aplicación de la ley para identificar e interrumpir cualquier amenaza potencial a la seguridad pública", añadió la fuente que permaneció en el anonimato.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

03 Noviembre 2016

Allan Lichtman es un distinguido profesor de historia en la Universidad Americana, ubicada en Washington DC, quien ha alcanzado notoriedad por realizar ininterrumpidamente desde 1984 en adelante predicciones con respecto a los resultados de las elecciones presidenciales de su país y, por supuesto, acertar en cada una de ellas.

El método aplicado por Lichtman consta de 13 variables, o claves, como a él le gusta llamarlas. Todas ellas deben responderse con un verdadero y falso y quien reúna mayor cantidad de respuestas “verdaderas”, es quien se ha convertido en el presidente norteamericano como afirma el experto. Para la elección 2016, la cual se realizará el próximo martes 8 de noviembre, Lichtman ha augurado que el magnate inmobiliario Donald Trump se impondrá por ‘fallo fotográfico’ a la representante del partido demócrata, Hillary Clinton.

Estrecho margen

El sitio RT en español, reprodujo una declaración del docente en la que señala lo que cree ocurrirá de forma más probable. “Por el más estrecho de los márgenes posibles las claves siguen apuntando a la victoria de Trump”. Además, expresó al medio que los escándalos y denuncias por supuestos abusos sexuales realizados a varias mujeres no han hecho mella en su candidatura, la cual no tiene parangón en la historia de las elecciones presidenciales norteamericanas.

De todas formas asegura que su hasta ahora infalible método, dada la impredecible forma de ser del candidato del partido republicano, puede fallar. “Debido a la naturaleza sin precedentes de la candidatura de Trump y a Trump en sí mismo, este podría desafiar todos los pronósticos y perder. Donald Trump ha hecho de estas elecciones las más difíciles de evaluar desde 1984. Nunca antes habíamos visto un candidato como él y Donald Trump bien podría romper los patrones de la historia que se han mantenido desde 1860”, afirmó Lichtman, quien ya vaticinó los triunfos en las urnas de Ronald Reagan, George Bush padre e hijo, Bill Clinton y el actual presidente Barack Obama.

Encuestas

El pasado martes, según señala el diario El Mundo de España, la red ABC y el diario ‘The Washington Post’ sitúan a Trump como posible ganador de los comicios, un punto porcentual adelante de Clinton, quien a pesar de esta nueva tendencia de todos modos sigue siendo la favorita para gobernar desde la Casa Blanca.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Rt.com

 

 

31 Octubre 2016

Donald Trump acortaba distancias con Hillary Clinton en la carrera por la Casa Blanca, según las últimas encuestas, tras la reapertura de una pesquisa del FBI sobre el uso de un servidor privado cuando la candidata demócrata era secretaria de Estado.

A nueve días de las elecciones, una encuesta de ABC News/Washington Post divulgada este domingo otorga una ventaja de apenas un punto porcentual a Clinton, de 46% contra 45% para el candidato republicano, en una medición que incluye a los cuatro aspirantes.

En Florda, un estado vital para tener chance de llegar a la Casa Blanca, Trump pasó al frente con 46% de las adhesiones contra 42% para Clinton, según un sondeo de The New York Times Upshot/Siena College Research Institute.

Aunque las mediciones a nivel nacional siguen pronosticando una victoria de la exsecretaria de Estado, Trump no tardó este domingo en hacer alarde de las nuevas estimaciones.

"Ahora estamos liderando en muchas encuestas, y muchas de ellas fueron realizadas antes de que se anunciara la investigación criminal el viernes", escribió el candidato en Twitter.

El jefe del FBI, James Comey, anunció el viernes la reapertura de la investigación -que había sido archivada en julio- sobre el uso de un servidor privado cuando Clinton era secretaria de Estado, sin ceñirse al protocolo de seguridad, ante el descubrimiento de nuevos correos.

Comey, que es republicano, había criticado en julio el manejo de Clinton de información delicada pero no halló méritos para presentar cargos en su contra.

"No podemos distraernos con todo el ruido que hay en el ambiente político, debemos mantenernos concentrados", dijo el domingo Clinton, quien hizo paradas en Miami y Fort Lauderdale, donde visitó una iglesia bautista, un bar irlandés, un restaurante de comida afroamericana, una oficina de votación anticipada e hizo un acto en una discoteca gay.

La candidata demócrata de 69 años dejó a sus allegados el trabajo de continuar criticando al director del FBI.

El líder demócrata en el Senado, Harry Ried, fustigó el domingo a Comey, diciendo que pudo "haber roto la ley".

"Tan pronto como usted tiene posesión de la más mínima insinuación sobre la secretaria Clinton, se apresura en publicitarla en la forma más negativa posible", dijo Reid en un comunicado.

"Mediante sus acciones tendenciosas, usted puede haber roto la ley", dijo Reid, alegando que Comey habría violado la Ley Hatch, que prohíbe al FBI influir en las elecciones estadounidenses.

--- "Insinuaciones" ---

El anuncio de reabrir la investigación "estaba lleno de insinuaciones pero corto de datos, así que instamos a Comey a explicar cuál es el problema", dijo John Podesta, jefe de la campaña de Clinton, a la cadena CNN.

Según varios medios, Comey recibió críticas del Departamento de Justicia, del cual depende el FBI, por romper con la tradición de no comentar casos públicamente durante las campañas elecciones, para no interferir con ellas.

Senadores demócratas escribieron una carta a Comey y a su jefa, la secretaría de Justicia, Loretta Lynch, pidiendo que aclaren antes de la noche del lunes si los nuevos e-mails son pertinentes para la investigación que el FBI cerró en julio.

A Trump, que buscaba recuperarse de las acusaciones de acoso sexual por parte de al menos 12 mujeres, el anuncio del FBI le vino de perillas.

"La corrupción de Hillary hace pedazos los principios sobre los que se fundó nuestro país", declaró Trump durante un acto de campaña este domingo en Las Vegas, en donde acusó a su adversaria de haber actuado en forma "criminal", "deliberada" e "intencional".

"Francamente, creo que van a tener que llegar a la conclusión de que Hillary Clinton es una opción arriesgada para ser presidente", comentó de su lado Mike Pence, el compañero de fórmula de Trump, a la cadena NBC.

Según el diario The New York Times, FBI reabrió la investigación tras hallar correos en un ordenador portátil de la asesora de Clinton Huma Abedin y su marido Anthony Weiner, de quien se separó al verse envuelto en una investigación por enviar mensajes con contenido sexual a una menor.

Es poco probable que la investigación pueda avanzar antes de las elecciones y muy pocos observadores creen que hay mérito para presentar cargos criminales contra Clinton.

Según reportes en la prensa que citan a fuentes del FBI, los agentes de la policía federal todavía no saben si los mensajes hallados en el ordenador de Abedin y Weiner son nuevos o si contienen información reservada.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

21 Octubre 2016

En un desafío a su conocida tacañería, la campaña de Donald Trump gastó más del doble en setiembre que en el mes anterior, con una inversión 70 millones de dólares mientras lidia con un marcado descenso en las encuestas y en el apoyo que le prestan los miembros de su partido republicano.

Los nuevos informes de gastos presentados ante la Comisión Federal Electoral reflejaron las estrategias drásticamente diferentes de los dos aspirantes a la Casa Blanca. Aunque Trump dedicó más dinero que nunca a la publicidad, gastó bastante menos que los 66 millones de dólares invertidos en medios por Clinton.

La plantilla de Hillary Clinton alcanzó las 800 personas, lo que convirtió el personal en su segunda partida de gasto más grande con unos 5,5 millones de dólares. Donald Trump pagó a unos 350 empleados y consultores. El empresario ha externalizado en el Partido Republicano la mayoría de sus labores de contacto con los votantes sobre el terreno.

El magnate de los bienes raíces, quien antes se había jactado de lo poco que había gastado y restaba importancia a los anuncios de publicidad y encuestadoras, destinó más de 23 millones de dólares a anuncios de radio y televisión el mes pasado.

Quizá en un reflejo del cambio a su nueva directora de campaña, Kellyane Conway, Trump parecía tener un nuevo interés en los sondeos.

En agosto pagó 130.000 dólares a la empresa de Conway, The Polling Company. El mes pasado casi multiplicó esa cifra por tres, dentro de los 1,7 millones de dólares invertidos en setiembre en cinco firmas de encuestas.

Otra partida cuantiosa fueron los 100.000 dólares abonados al ex director de campaña Corey Lewandowski. Lewandowski fue despedido en junio y se convirtió en colaborador pagado de CNN. Eso no le ha impedido recibir los cheques de la campaña de Donald Trump gracias a un contrato. En setiembre, su firma Green Monster Consulting recibió lo que la campaña describió como su último pago.

A lo largo de la carrera por la presidencia, la empresa ha recibido unos 540.000 dólares. En comparación, el director de campaña de Hillary Clinton, Robby Mook, ha recibido unos 153.000 dólares por ahora.

Uno de los gastos de Clinton llama la atención. Su campaña devolvió el dinero a los empleados que compraron productos por valor de 260 dólares en el Trump International Hotel de Nueva York. El dinero se gastó en artículos —una corbata, una camiseta y una gorra— empleados en un video de Clinton distribuido en internet que señalaba que no todos los productos de Trump se fabrican en Estados Unidos. De hecho, la lista de gastos de la campaña de Clinton identificó esa entrada como "Productos no fabricados en Estados Unidos".

Setiembre fue el mejor mes en cuanto a recaudación para los dos candidatos. De los 100 millones de dólares que Donald Trump dijo haber reunido para su plataforma y sus socios republicanos, unos 55 millones de dólares fueron a su campaña.

Por su parte, el equipo de Hillary Clinton dijo haber recaudado 154 millones de dólares y su informe de setiembre señaló que 74 millones de dólares terminaron en la cuenta de su campaña.

Algunos grupos externos que participan en la carrera presidencial también presentaron informes el jueves. Priorities USA, la principal plataforma externa que apoya a Clinton, reunió casi 25 millones de dólares. De esa suma, 6 millones de dólares procedían del inversionista multimillonario Donald Sussman.

Las plataformas en el bando de Donald Trump tuvieron menos éxito. Uno de los grupos, llamado Make America Number One, reunió dos millones de dólares en setiembre del cofundador de Home Depot Bernie Marcus.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AP

Últimas Noticias

Prev Next

diputada Indican que hay pruebas de cas…

diputada Indican que hay pruebas  de caso Lava Jato en Bolivia-

La diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Susana Rivero, que presidió la comisión legislativa que...

Decisión de Congreso-Demócratas hará ali…

Decisión de Congreso-Demócratas hará alianza con UN de Doria Medina

El Movimiento Demócrata Social (Demócratas) del gobernador Rubén Costas, en su III Congreso Nacional realizado...

La mentira y sus limitaciones (II)

La crisis terminal del neoliberalismo dejó una ruta crítica clara para la reconstrucción nacionalista; ésta...