Santa Cruz de la Sierra
23 Marzo 2015

El senador por Texas Ted Cruz hizo oficial hoy en una ceremonia en una universidad evangelista del sur de Virginia su intención de convertirse en el candidato republicano para las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Cruz, de padre cubano, es el primer político que anuncia oficialmente su intención de presentarse a las elecciones de 2016, de las que surgirá el sucesor del demócrata Barack Obama en la Casa Blanca.

El senador texano se presentó ante los estudiantes de Liberty University (Lynchburg, Virginia) como el verdadero candidato conservador y quien desea “restablecer la promesa (del sueño) de Estados Unidos” y la “idea revolucionaria de que nuestros derechos vienen de Dios, el Todopoderoso”.

“Es un honor situarme con todos vosotros, conservadores valientes, para reclamar la promesa de Estados Unidos”, aseguró Cruz en una universidad cuyo lema es “Formando a los defensores de Cristo”.

El senador republicano propuso derogar toda la ley de sanidad aprobada por Obama en 2010 y acabar con el sistema de recaudación de impuestos (IRS, por sus siglas en inglés) para establecer una tasa impositiva única.

Tambien prometió modificar el sistema migratorio para reforzar las fronteras y conseguir un “sistema” que beneficie a “aquellos que vienen en busca del sueño estadounidense”.

“Con la gracia de Dios y su bendición providencial hemos superado grandes desafíos. Comparado con ello, derogar Obamacare (como se refieren los republicanos a la reforma sanitaria) y abolir el IRS no será tan complicado“, señaló.

El senador, que estudió en Harvard y Princeton, se presentó como el candidato que luchará contra el elitismo de Washington y la injerencia excesiva del Gobierno en la vida de los estadounidenses.

Cruz mencionó en su anuncio de candidatura que su padre abandonó Cuba en los últimos coletazos de la dictadura de Fulgencio Batista en 1957 para casarse con una estadounidense, Eleanor Darragh.

El republicano, una de las figuras en alza del movimiento ultraconservador del Tea Party, no olvidó mencionar que nació en Calgary (Canadá), por lo que ha tenido que renunciar a la posibilidad de obtener nacionalidad canadiense para no verse inhabilitado para ser presidente.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

23 Marzo 2015

El xenófobo y populista Frente Nacional no consiguió la ola “Bleu Marine” que pronosticaba y salió segundo en las elecciones departamentales franceses, que daba por ganadas. En un acto republicano pero de cólera contra los socialistas, los electores aplicaron el “voto castigo”, pero le dieron el triunfo a la alianza de la conservadora UMP y la centrista UDI, que consolidó el regreso de Nicolás Sarkozy a la política después de su retiro. Otro fracaso de las encuestas.

Con este escenario de descontento y un partido de gobierno implosionado por las diferencias en torno a las reformas y las políticas a aplicar, el socialismo consiguió una performance mucho mejor de la que esperaba, en este último test antes de las elecciones presidenciales de 2017. Si hubiese permanecido unido, junto a sus aliados electorales de la izquierda de la campaña presidencial de 2012, podría haberle jugado una eléctrica elección a la UMP-UDI.

Aún no hay resultados oficiales pero las tendencias le dan el 31 por ciento a la alianza de la UMP-UDI, con el ex presidente Nicolás Sarkozy. El Frente Nacional obtendría un 24,50 por ciento y el socialismo el 19,70 por ciento. La segunda vuelta será el próximo 29 de marzo. Los socialistas han llamado al “desistimiento” a favor del candidato más votado en cada cantón para hacer frente a la ultraderecha del Frente Nacional. Pero Nicolás Sarkozy anunció que no hará acuerdo ni con el Frente Nacional ni con los socialistas.

Después de una reforma territorial donde el presidente François Hollande redujo los cantones, en las elecciones departamentales se eligen los consejeros generales y es el comicio más próximo a los electores en Francia. Muchos de los candidatos se presentan sin partido porque son conocidos de los que los votan en sus cantones. Los socialistas habrían perdido al menos 1.000 consejeros, según las tendencias.

Fue el primer ministro Manuel Valls el primero en comentar los resultados, después de una campaña donde estuvo en todos lados. Enfrentó, con un discurso republicano, a Marine Le Pen mientras castigaba y recordaba a los franceses el gobierno de Nicolás Sarkozy y sus excesos. El premier se felicitó de “que el Frente Nacional no sea la primera fuerza política de Francia”. Recordó que nada está jugado antes del balotaje del 29 de marzo y lo llamó un “score honorable”.

Remarcó que el bloque de izquierda fue casi equivalente en votos al de la derecha: un 39 por ciento de toda la izquierda junta contra un 38 de toda la derecha. Pero Valls estaba hablando de una ficción política: el socialismo perdió y llegó tercero porque implosionó, entre otras cosas, por las políticas que el trata de implementar. No lo votaron ni los que eligieron a Hollande en el 2012 como presidente ni sus socios de la izquierda de la izquierda.

“Todos los republicanos deben hacer frente a sus responsabilidad”, dijo Valls. Era un llamado a los acuerdos para frenar el avance de Marine Le Pen, que consiguió un 24 por ciento en cantones donde no tiene raíces, pero no logró el mismo porcentaje que en las elecciones europeas. Unas cifras que debilitarán su proyecto presidencial.

A la invitación de Valls se la respondió personalmente Sarkozy, que estaba extremadamente sereno. El nuevo jefe de la UMP confirmo que no cerrará “ningún acuerdo nacional o local con los dirigentes del Frente Nacional. Los cantones donde nuestros candidatos no están presentes, la UMP no llamará a votar ni por el Frente Nacional, con quien no tenemos nada en común, ni con el PS, con quien no compartimos sus opciones”, dijo.

No hacer acuerdos con el Frente Nacional no significa no aceptar sus electores. A ellos esta tratando de seducir Sarkozy. Para el, “la alternancia esta en marcha” y ha iniciado su campaña para regresar al palacio del Eliseo.  

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Clarin.com

17 Marzo 2015

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó los resultados de las elecciones de hoy en Israel de "gran victoria para el Likud" y para "el campo nacional" en su cuenta de Twitter.

Netanyahu, que debe comparecer esta noche en la sede del partido en Tel Aviv, se ha manifestado únicamente por la red social o a través de voceros oficiales, que han confirmado que ya está en conversaciones con los líderes de otros partidos derechistas y ortodoxos para agilizar la formación de gobierno.

Uno de ellos, el ex ministro israelí de Exteriores y número 6 en la lista del partido derechista Shilvam Shalom, afirmó que según los sondeos tras los comicios celebrados hoy, el primer ministro podría formar gobierno con el apoyo de 63 o 64 diputados.

Shalom manifestó que "está muy claro que Netanyahu continuará liderando el Estado; los resultados son fuertes, más allá de todos los sondeos que se habían escuchado en los últimos días".

Las encuestas otorgan al Likud entre 27 y 28 escaños, los mismos o uno de ventaja que la coalición Unión Sionista, integrada por el Partido Laborista y el centrista Hatnuá.

Sobre la eventual coalición de gobierno, explicó que lo más probable es que esté integrada, además de por el Likud, por las formaciones ultranacionalistas Hogar Judío e Israel Beitenu, además de los partidos ultraortodoxos Shas y Judaísmo Unido de la Torá y el centroderechista Kulanu, aunque no descartó que Netanyahu ofrezca después a otras formaciones sumarse al gobierno.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AP

17 Marzo 2015

Este martes, Israel acude a las urnas para elegir al próximo gobierno, en unos comicios que prometen ser de los más reñidos en la historia del país. El primer ministro Benjamin Netanyahu, quien busca mantenerse en el poder, instó a través de Facebook a los votantes a inclinarse por el Likud.

El mandatario advirtió que "el Gobierno de derecha está en peligro", mientras la izquierda israelí se preocupa por llevar a las urnas a los votantes árabes.

"Los votantes árabes van a las mesas de votación en masa. Organizaciones de izquierda los están trayendo a los centros de votación en buses", agregó Netanyahu por medio de la red social.

Previo a los comicios de este martes, el primer ministro israelí aclaró que en un eventual nuevo gobierno del Likud Israel mantendrá su no reconocimiento del Estado palestino.

El líder del Likud busca acortar la brecha con el partido de la Unión Sionista, encabezado por Isaac Herzog, a quien las últimas encuestas dan como ganador.

Ahmed Tibi, líder del movimiento árabe israelí Ta'al, expresó a The Jerusalem Post que Netanyahu "puede relajarse", ya que su intención no es formar parte de la Comisión de Asuntos Exteriores y de Defensa.

"Herzog o Bibi [apodo de Netanyahu] no van a elegir qué posiciones tendremos en el próximo Knesset [parlamento israelí], que depende de los votantes y el número de mandatos que obtenga la Lista Común", añadió el líder opositor.

Una de las novedades de la elección es que, por primera vez, se presentará la Lista Conjunta Árabe.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: EFE

13 Marzo 2015

Aunque no puede optar de nuevo a la Presidencia en los próximos comicios de octubre, Cristina Fernández es la gran protagonista de la carrera electoral que vive Argentina y se ha lanzado de lleno a la campaña con un consejo para los votantes: "Piensen bien su voto porque no se aceptan devoluciones".

"Asegúrense de que ese que voten les pueda seguir dando las mismas cosas que ganaron estos doce años", agregó la presidenta ante cientos de militantes de La Cámpora, la organización juvenil cristinista que lidera su hijo Máximo, reunidos en la Casa Rosada el jueves.

Apenas unos minutos antes, la mandataria había anunciado una mejora en los incentivos para que los jóvenes de bajos recursos no abandonen sus estudios en un discurso con una fuerte carga política en plena carrera electoral.

Tres son los precandidatos con posibilidades según las encuestas. Dos peronistas enfrentados: el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli -peronista oficialista-; y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa -peronista disidente-; además del conservador Mauricio Macri, alcalde de la capital.

Agotados los dos mandatos consecutivos previstos en la Constitución argentina, Fernández no puede optar de nuevo a la Casa Rosada en las presidenciales del próximo octubre, pero no ha despejado las dudas sobre su futuro político ni ha descartado la posibilidad de figurar en alguna de las listas, bien para la provincia de Buenos Aires, el Congreso o incluso el Parlasur.

La presidenta tampoco ha anunciado formalmente cuál de los siete aspirantes a la candidatura por el oficialismo es su favorito, aunque no oculta en público su inclinación por su ministro de Transportes, Florencio Randazzo, que aún mide poco en las encuestas pero que va escalando en popularidad con base en inaugurar trenes prácticamente a diario.

El único aspirante oficialista con posibilidades en este momento, según los sondeos, es Daniel Scioli, un veterano kirchnerista que no es precisamente considerado por Fernández como uno de sus hombres de confianza.

La estrategia de Fernández de impulsar a Randazzo frente a Scioli ha desatado una guerra abierta entre ambos, que incluye descalificaciones públicas y que puede terminar por perjudicar la imagen del oficialismo.

Mientras, Cristina Fernández participa, activamente, en la elaboración de las listas para asegurarse la presencia de sus fieles y de La Cámpora, bastión del voto juvenil cristinista.

Pero el Frente para la Victoria no es el único con problemas internos. La Unión Cívica Radical, el único partido centenario con nueve presidentes en su historia, atraviesa por horas bajas y se enfrenta a esta convocatoria electoral casi como un jugador de segunda.

La convención nacional del partido tendrá que decidir, este sábado, si aceptan una alianza con el alcalde capitalino Macri, con Sergio Massa o mantienen su acuerdo vigente con el socialismo en el Frente Amplio-Unen.

Tanto la Propuesta Republicana (Pro) de Macri como el Frente Renovador de Massa necesitan una estructura territorial nacional que no tienen y sin la cual se complican sus posibilidades para la cita electoral de octubre.

Sergio Massa, ex jefe de Gabinete de la presidenta Fernández y ahora uno de sus enemigos políticos, despliega una activa campaña tratando de sumar apoyos de dirigentes peronistas distanciados del oficialismo.

Macri, que también ha agotado los dos periodos consecutivos que se permiten en el gobierno de la capital, tiene que enfrentar la división de su partido en la ciudad de Buenos Aires tras la decisión de Gabriela Michetti de competir por la candidatura a la alcaldía en las primarias de abril contra el actual vicejefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, favorito del líder del Pro.

Mauricio Macri ya coqueteó con la presidencia en los últimos comicios pero desistió tras analizar las encuestas. Esta vez, quiere llegar hasta el final. Un final imprevisible para el que faltan aún siete meses. Una eternidad en una Argentina convulsa.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

06 Marzo 2015

El secretario general de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), Ernesto Samper, consideró hoy fundamental que se celebren las elecciones parlamentarias previstas para este año en Venezuela, por ser el mejor escenario para confrontar las dificultades y dirimir las controversias.

"Para Unasur es fundamental (...), que se lleve a cabo en feliz término y con la más posible oportunidad, la celebración de las próximas elecciones en Venezuela", dijo Samper en una declaración oficial tras sostener un encuentro en Caracas con el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

"Creemos que ese es el mejor escenario para que se confronten las dificultades, para que confronten las diferencias políticas, se diriman las controversias", dijo el secretario del bloque suramericano refiriéndose a las elecciones parlamentaria previstas en el país para el segundo semestre de 2015.

El secretario de Unasur visita Caracas junto a una delegación integrada por los cancilleres de Brasil, Mauro Vieira, de Colombia, María Ángela Holguín, y de Ecuador, Ricardo Patiño, para promover el acercamiento de los actores sociales y políticos de Venezuela.

Maduro denunció el mes pasado que se había desbaratado un plan de golpe en el que, según dijo, estaban implicados militares y algunos opositores venezolanos, entre los cuales incluyó al alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, encarcelado desde el 18 de febrero, y acusó a EE.UU. de organizarlo, lo cual ha sido negado por el Gobierno de ese país.

Samper dijo haber recibido con "preocupación" la información que el mandatario le presentó sobre los intentos de desestabilizar la democracia venezolana.

"Frente a estas evidencias queremos declarar de manera enfática que todos los Estados de Unasur sin excepciones (...) rechazan y rechazarán cualquier intento de desestabilización de la democracia", remarcó.

Asimismo, el secretario de Unasur hizo una llamado a la oposición del país suramericano, con la que espera reunirse esta tarde, para que "ejerza a través del proceso democrático su legítimo derecho al disentimiento".

Durante esta visita al país petrolero, la delegación de Unasur anunció que se reunirá, "en las próximas horas", con las autoridades electorales de Venezuela para "escuchar sus opiniones sobre el proceso electoral y las disposiciones que se están tomando".

En esta jornada también sostendrá reuniones con las autoridades del Tribunal Supremo de Justicia y del Ministerio Público venezolano, dijo Samper sin precisar más detalles de los encuentros.

Hace casi un año una delegación de Unasur, entonces integrada por el canciller brasileño, Luiz Alberto Figueiredo, junto a Holguín y Patiño, visitó Caracas para participar en las mesas de diálogo entre el Gobierno y la oposición convocadas a raíz de la ola de protestas antigubernmamentales que vivió el país y que dejaron un saldo de 43 muertos.

Un mes después de iniciados los encuentros, el diálogo político fue congelado por la oposición a la espera de "gestos" que materializaran lo acordado en las conversaciones.

La Unasur es un organismo internacional del que forman parte Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: EFE

04 Marzo 2015

El gobernador de Miranda y ex candidato presidencial de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles, advirtió hoy que el régimen venezolano de Nicolás Maduro es capaz de suspender las elecciones legislativas porque la oposición es la favorita y el chavismo corre el riesgo de perder la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional.

"Nunca el Gobierno había tenido un escenario de esa diferencia (en las encuestas) antes de un proceso electoral. Ahora la tiene. ¿Cómo la cambia? ¡Enreda el juego! ¿Que sea capaz de suspender la elección? Yo creo que son capaces de cualquier cosa", aseguró hoy en una entrevista con dos medios internacionales, uno de ellos la agencia de noticias AFP.

Capriles sostuvo que el Gobierno está buscando que los venezolanos caigan en la trampa de la violencia para meterles "miedo" e insistió en que la idea de suspender las elecciones legislativas, previstas para fines de este año, "es una bomba que el Gobierno puede hacer que explote".

Maduro, heredero político del difunto Hugo Chávez, anunció hace un mes que en junio los partidarios del oficialismo se medirán en unas primarias para elegir a sus candidatos. Las de la oposición serán en mayo.

Con las encuestas a favor por "más de 20 puntos" y un evidente descontento social ante la inflación, la recesión y la escasez en el país con las mayores reservas mundiales de crudo, Capriles considera que estas elecciones son decisivas "para derrotar constitucionalmente a este gobierno".

"No hay razón para perderlas. Sería una torpeza, sería un autogolpe", aseguró Capriles, que no se pronunció al ser preguntado si una eventual victoria de la oposición en las legislativas abriría la puerta para un referéndum revocatorio contra Maduro a partir de 2016, como permite la Constitución.

Capriles, un abogado de 42 años que compitió primero contra Chávez y luego contra Maduro en los últimos comicios presidenciales, concedió la entrevista a AFP durante una visita a una escuela pública en una barriada de Los Teques, capital del estado de Miranda.

A pocos metros de ahí, en la cima de un cerro, está la cárcel de Ramo Verde, donde se encuentran detenidos otros dos líderes opositores, Leopoldo López y Antonio Ledezma, el primero acusado de incitar a la violencia en las protestas antigubernamentales de 2014 y el segundo "por planes conspirativos".

Señalando hacia la cárcel, Capriles aseguró que una victoria opositora en las legislativas serviría para "la amnistía a los presos políticos" y "despolitizar las instituciones", entre otros aspectos.

López, Ledezma y la destituida diputada María Corina Machado fueron los promotores, entre enero y mayo de 2014, de "La Salida" e impulsaron las manifestaciones callejeras contra el Gobierno que terminaron con 43 muertos, centenares de heridos y miles de detenidos.

Hace pocas semanas, los tres -considerados del ala radical opositora- firmaron un Acuerdo para la Transición, lo que le valió a Ledezma, una figura veterana de la política venezolana y alcalde Caracas, la detención y posterior prisión preventiva.

En ambas ocasiones, Capriles -considerado del ala moderada- se desmarcó, lo que evidencia para muchos la fractura que hay en la oposición, aunque en las tres últimas elecciones hayan ido bajo una misma coalición, la MUD, para tratar de derrotar al chavismo.

"Tú no puedes hablar de transición hasta que no logres concretar una victoria electoral", explicó Capriles, que instó a todas las fuerzas opositoras a actuar "con una agenda común". "Todas las acciones que se tomen, si no están en el marco de la unidad, no van a ir más lejos de lo que estamos viendo ahora", agregó.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

29 Enero 2015

El príncipe Ali Bin al Hussein, el francés Jerôme Champagne, el holandés Michael van Praag y el portugués Luis Figo oficializaron sus candidaturas para las elecciones del 29 de mayo. David Ginola no consiguió los avales y quedó fuera de carrera

Michael Van Praag (presidente de la Federación Holandesa), el príncipe jordano Ali Bin al Hussein (uno de los vicepresidentes de la FIFA), el ex Balón de Oro portugués Luis Figo y Jerôme Champagne (ex vicesecretario general de la FIFA) hicieron oficial su oposición al gobierno actual de Joseph Blatter, que parte como gran favorito.

El suizo, presidente de la FIFA desde 1998, presentó su candidatura para un quinto mandato a sus 78 años, mientras que el ex futbolista francés David Ginola admitió tener problemas para reunir los avales necesarios de cinco federaciones nacionales y se bajó.

A partir de ahora y por alrededor de 10 días, la Federación Internacional de Fútbol estudiará las candidaturas y las validará o descartará para las elecciones del viernes 29 de mayo, dependiendo de si cumplen o no con los requisitos.

Es fundamental que la persona haya desempeñado un papel activo en la administración del fútbol, nacional o internacional, durante dos de los últimos cinco años.

Sobre la candidatura de Ginola se generó una fuerte confusión, ya que la página web Team Ginola, puesta en funcionamiento para financiar la campaña, anunció que detenía su actividad y que iba a devolver el dinero a los donantes. Pero minutos después, el ex futbolista advirtió que no abandonaba.

Figo, un día después de recibir el apoyo del técnico José Mourinho, recibió el respaldo público del ex campeón del mundo francés Patrick Vieira.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Mundodeportivo.com

Últimas Noticias

Prev Next

Mucha intolerancia

Mucha intolerancia

Existe mucha intolerancia en esta campaña electoral y lo trasmiten a través de las redes...

Envejeciendo

Envejeciendo

Sólo pocas personas saben que la noble tribu de los guarayos tiene su propia versión...

Cinco detenidos Crean empresas fantasmas…

Cinco detenidos Crean empresas fantasmas  para defraudar al fisco

Cinco personas fueron aprehendidas y presentadas ante un juez cautelar, por los presuntos delitos de...