Santa Cruz de la Sierra
06 Mayo 2015

Las elecciones de mañana 7 de mayo marcarán un punto de inflexión en el Reino Unido, pues no solo amenazan, como ya ocurrió en 2010, la hegemonía de los dos grandes partidos, conservadores y laboristas, sino que pueden arrojar alianzas inéditas, con los eurófobos del UKIP o los independentistas del SNP escocés.

Según los sondeos, el Partido Conservador del primer ministro, David Cameron, y el Partido Laborista de Ed Miliband van igualados con alrededor del 33 % del voto, a menudo con ligera ventaja para los segundos, que sin embargo tienen el líder menos popular.

Al mismo tiempo, el populista Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) de Nigel Farage, mayoritario en el Parlamento Europeo pero con solo dos escaños en la Cámara de los Comunes, va en ascenso, con un 13 % del sufragio, frente al 7 % de los Verdes y un decepcionante 8 % para los liberaldemócratas, tercera fuerza del país y socios minoritarios en el Gobierno de coalición.

El Partido Nacionalista Escocés (SNP) de Nicola Sturgeon arrasa en Escocia, única región donde se presenta, con un 49 % del voto, lo que podría comportarle hasta 50 de 59 escaños que tiene la autonomía (de 650 en el Parlamento británico).

"Son unos comicios muy inusuales. Por el excepcional avance de los partidos pequeños, de antemano sabemos que ni conservadores ni laboristas sacarán mayoría absoluta, por lo que tendrán que formar coaliciones o gobernar en minoría con pactos", declara a Efe Tony Travers, experto en elecciones de la London School of Economics (LSE).

El sistema electoral británico, de tipo mayoritario uninominal -gana en cada circunscripción el candidato con más votos y a nivel nacional el partido con más escaños-, ha favorecido durante décadas el bipartidismo, en detrimento de las formaciones minoritarias, que apenas han estado representadas.

La pérdida de votos de conservadores y laboristas junto con el auge de las fuerzas alternativas hace prever que estas elecciones derivarán en un escenario sin precedentes.

Además del UKIP y los Verdes, aspira a ser clave el SNP -artífice del referéndum de independencia de Escocia del 18 de septiembre de 2014-, que se ha ofrecido a pactar con los laboristas a cambio de acabar con la austeridad.

"Si, como apuntan algunos sondeos, el SNP obtiene la mayoría de los escaños escoceses y los laboristas ganan a nivel nacional, estos, aunque no les guste, podrían tener que pactar con los independentistas para gobernar", apunta Travers.

Miliband ha rechazado de entrada "cualquier pacto o coalición" con los escoceses, respondiendo así a la campaña de los conservadores, que han sembrado el temor sobre una posible secesión del Reino Unido.

Una alianza de los conservadores o los laboristas con el Partido Liberal Demócrata de Nick Clegg también es posible, siempre y cuando la tercera formación nacional (en escaños), muy castigada tras cinco años en el Gobierno de Cameron, conserve suficientes diputados.

"En el caso de los liberaldemócratas, lo interesante será ver cuál es su verdadera base electoral y qué porcentaje de los votos que habían recibido hasta ahora era de protesta", señala el experto de la LSE.

El partido de Farage, que puede desbancar a los liberales en número de sufragios, es sin duda el que más espera beneficiarse del voto de protesta en estas elecciones.

Con su programa antieuropeo y antiinmigración, aspira a robar papeletas tanto a laboristas como a conservadores, aunque es difícil que obtenga suficientes escaños -se le adjudican un máximo de cinco- para ejercer de bisagra del gobierno.

Farage ha adelantado además que solo pactará con los conservadores si se comprometen a celebrar "cuanto antes", y no en 2017, un referéndum de pertenencia a la Unión Europea (UE).

De ganar los conservadores sin mayoría, podrían también optar por aliarse con los unionistas de Irlanda del Norte, que verían aumentar así su influencia en el gobierno autónomo norirlandés.

Y también es posible que ninguna de estas inusuales alianzas funcione y ningún gobierno minoritario supere un voto de confianza en el Parlamento, lo que obligaría a celebrar otras elecciones este mismo año, algo que no ocurre desde el Gobierno del laborista Harold Wilson en 1974.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

04 Mayo 2015

El médico jubilado Ben Carson dijo a un canal de televisión de la Florida que entrará en la carrera por la nominación presidencial del Partido Republicano para el 2016.

"Estoy dispuesto a ser parte de la ecuación y, por lo tanto, estoy anunciando mi candidatura a la Presidencia de Estados Unidos", dijo Carson en una entrevista con la filial de CBS WPEC-TV en West Palm Beach, Florida.

Carson, de 63 años, quien es popular entre los conservadores del Tea Party, anunció formalmente su candidatura en un evento en Detroit hoy lunes.

El neurocirujano será el primer afroamericano en tentar la nominación presidencial por las filas republicanas el próximo año.

"Muchas personas me han sugerido que debería postular a la Presidencia, a pesar de que yo no soy un político", dijo Carson, que nunca antes ha buscado un cargo electivo.

El primer médico en separar exitosamente a gemelos siameses unidos por la cabeza, saltó a la palestra política en el 2013 tras un duro discurso en un evento nacional al que asistió el presidente Barack Obama y en el que criticó el programa de salud del mandatario y abogó por otras políticas conservadoras.

Los senadores Marco Rubio de la Florida, Ted Cruz de Texas, y Rand Paul de Kentucky ya han anunciado su intención de disputar la nominación presidencial republicana.

Otros potenciales candidatos republicanos incluyen al ex gobernador de la Florida, Jeb Bush, de gobernador de Wisconsin, Scott Walker, y el de Nueva Jersey, Chris Christie.

Entre los demócratas, la ex senadora y secretaria de Estado Hillary Clinton candidatea para la nominación presidencial de su partido. El senador independiente Bernie Sanders de Vermont entró en la carrera de los demócratas la semana pasada.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

27 Abril 2015

El líder de la conservadora Propuesta Republicana (Pro), Mauricio Macri, uno de los favoritos en la carrera por la Presidencia argentina, salió ayer reforzado con el triunfo de su candidato en las primarias de la ciudad de Buenos Aires, donde el kirchnerismo se anotó una contundente derrota.

Con el 42 por ciento de los votos escrutados, el partido de Macri se anotó un 47,70 por ciento de papeletas y su candidato, Horacio Rodríguez Larreta, su jefe de Gabinete, se impuso por casi diez puntos a su principal rival y compañera de partido, la senadora Gabriela Michetti, en las primarias internas del partido.

Con estos resultados, Macri se anota una doble victoria, no solo por el triunfo del Pro tras ocho años de gobierno en la capital argentina, sino por la victoria de Rodríguez Larreta, una apuesta personal de Macri, frente a Michetti.

El alcalde de Buenos Aires, uno de los favoritos en las encuestas para ocupar el sillón presidencial, celebró la victoria entre gritos de "se siente, se siente, Mauricio presidente" de cientos de militantes del Pro reunidos en el búnker electoral.

"Esta transformación no puede parar, recién empieza y no solo en la ciudad, hay que llevarla a todo el país, empieza otra forma de hacer política", dijo Macri.

"Quiero felicitar a todos", agregó el líder del Pro, que evitó hablar de ganadores y perdedores en el seno del partido y subrayó que los dos aspirantes confrontados en la interna "supieron llevar su mensaje de futuro con alegría".

También hablaron de unidad tanto Larreta como Michetti, que felicitó a su contrincante y manifestó su intención de trabajar por la victoria de Macri en las presidenciales del próximo octubre.

La gran sorpresa de la noche vino de la mano del exministro de Economía Martín Lousteau, que se alzó como candidato a la Alcaldía de la alianza de centroizquierda Energía Ciudadana Organizada (ECO) con un 22,39 % de los votos.

Lousteau le arrebató el segundo lugar al kirchnerista Mariano Recalde, presidente de la estatal Aerolíneas Argentinas, que se anotó un 18,48 por ciento de votos, unos ocho puntos por debajo del registro que el Frente para la Victoria consiguió hace cuatro años en las elecciones a la ciudad de Buenos Aires.

El otro gran derrotado fue el exsecretario de Finanzas Guillermo Nielsen, del Frente Renovador que encabeza Sergio Massa -tercero en las encuestas de favoritos a la Presidencia, tras el gobernador de Buenos Aires, el oficialista Daniel Scioli, y Macri- que no logró el 1,5 por ciento de los votos necesario para mantenerse en la carrera electoral.

Unos 2,5 millones de porteños estaban convocados a las urnas para elegir a los candidatos que competirán en las elecciones municipales del próximo 5 de julio para elegir al nuevo jefe de Gobierno porteño.

La anécdota de la jornada, el retraso en la difusión de los resultados oficiales por la caída de la página abierta por el gobierno de Buenos Aires para seguir el escrutinio.

Este domingo fue también jornada electoral en la sureña provincia de Neuquén, donde se eligieron cargos locales y un nuevo Gobierno regional, sin realizar primarias previas.

Con el 12 por ciento de votos escrutados, Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que gobierna la provincia desde hace 50 años, revalidó la victoria del partido con un 41,7 por ciento, seguido de Horacio Quiroga, de la alianza Nuevo Compromiso Neuquino-Pro-Unión Cívica Radical, con un 33,9 %, y en tercer lugar el kirchnerista Ramón Rioseco, con un 13 % de los votos.

Neuquén, donde la jornada estuvo marcada por la presencia de ceniza del volcán chileno Calbuco en algunas zonas, cuenta con un padrón electoral de algo menos de medio millón de argentinos.

Las primarias de 2015, un test que mide el clima político del país, dieron un primer triunfo al kirchnerista Frente para la Victoria en Salta (noroeste), que no corrió la misma suerte en Santa Fe (centro) y Mendoza (oeste) una semana después, con derrotas en dos de los principales distritos electorales del país.

No obstante, el escándalo desatado por la aparición de 250.000 votos sin contabilizar en Santa Fe -gobernado por los socialistas-, hace imposible, hasta ahora, determinar los resultados definitivos en esta importante provincia Argentina.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

20 Abril 2015

Los dos disidentes cubanos candidatos a delegados municipales en sendas circunscripciones de La Habana no lograron los votos suficientes para esos puestos en los comicios locales celebrados ayer en la isla, según informaron los propios opositores.

Hildebrando Chaviano, un jurista de 65 años integrante del grupo de abogados independientes "Corriente Agramontista", y Yuniel López, de 26 años y miembro del ilegal "Partido Cuba Independiente y Democrática", obtuvieron 138 y 233 sufragios en las votaciones de sus circunscripciones, menos que otros aspirantes.

"La población no está preparada, hay mucha ignorancia y confusión creada contra nosotros pero aún así se ha logrado mucho porque nunca antes se había llegado a la candidatura", explicó el abogado residente en el barrio residencial habanero de El Vedado, donde él mismo se postuló y fue elegido para ser candidato por los vecinos de su zona.

Chaviano denunció que tras concluir la votación fue objeto de un "mitin de repudio" (acoso) con la participación de simpatizantes del gobierno.

Por su parte, López, un joven informático que vive en "Santa Amalia" un barrio popular de la periferia de la capital cubana, dijo que obtuvo 233 votos y quedó segundo tras otro candidato que alcanzó 576 sufragios.

"Era bien difícil por las manipulaciones y campañas, porque tuve que competir contra todo un sistema", subrayó.

En estos comicios que se celebran en Cuba cada dos años y medio para designar los delegados (concejales) de las asambleas municipales del Poder Popular, en un proceso sin partidos políticos ni campañas electorales, participaron 27.379 candidatos.

De acuerdo con datos preliminares recogidos a pie de urna divulgados por la Comisión Electoral Nacional presidenta de la Comisión Electoral Nacional en estas elecciones había concurrido a las urnas más de 7,2 millones votantes (85,19%) hasta una hora antes del cierre de los colegios electorales.

Más de ocho millones de cubanos fueron convocados a votar en estas elecciones locales, que se celebran cada dos años y medio, mientras que los comicios para designar diputados a la Asamblea Nacional tienen lugar cada cinco años.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

17 Abril 2015

Los principales partidos políticos opositores venezolanos acudieron hoy a la sede de la Nunciatura Apostólica en Caracas para pedir al Vaticano apoyo para las elecciones parlamentarias que están previstas para este año en Venezuela. "Estamos aquí en la Nunciatura entregando un documento para exigir que la representación del Vaticano active todos los mecanismos internacionales que están a su disposición para respaldar este derecho del pueblo venezolano", indicó a periodistas el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, según un comunicado facilitado por la coalición.

El vocero de la principal coalición opositora venezolana señaló que tomarán "acciones" a "nivel internacional y nacional" debido a que, aseguró, el gobierno del país caribeño "quiere sabotear la elección popular de los diputados del Parlatino (Parlamento Latinoamericano)".

El presidente de la Asamblea Nacional (AN, parlamento unicameral), el oficialista Diosdado Cabello, solicitó el pasado martes durante la sesión ordinaria del Parlamento una moción de urgencia para someter a votación en plenaria una propuesta para elegir a diputados venezolanos del Parlatino. La propuesta fue aprobada por la mayoría de los diputados, que en gran medida representan al gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Así, no habrá elección directa de los represantes venezolanos. "¿Dónde quedó la integración latinoamericana cuando le están negando al pueblo la posibilidad de votar directamente a sus diputados?", dijo.

Para Torrealba, otro un "tema crucial" es el de la "observación internacional" durante los futuros comicios a la Asamblea Nacional, una petición a la que, dijo, la presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, "sigue opuesta", algo que él "va a denunciar".

Redacción: Leo.bo      

Fuente: EFE

13 Abril 2015

Este lunes, el senador norteamericano Marco Rubio será el tercer republicano en lanzar su campaña presidencial, luego de que la ex secretaria de Estado demócrata, Hillary Clinton, lo hiciera este domingo.

Sin embargo, algunos se preguntan por qué el senador de Florida se lanza en este momento a la carrera presidencial. Rubio, de 43 años y una estrella en ascenso en el Congreso, pudiera esperar cuatro años más, incluso ocho y ser aún un candidato relativamente joven.

Algunos funcionarios del partido prefieren que se postule a la gobernación o trate de mantener su escaño en el Congreso, lo que sería crucial para que su partido mantenga el control de ese foro. Al centrar la mira en la Casa Blanca, Rubio también crea las condiciones para una competencia directa con Jeb Bush, un mentor con el que comparte muchos partidarios.

Sin embargo, la ventana de la postulación puede cerrarse tan rápido como se abre.

El entonces senador Barack Obama, de Illinois, echó mano a una oportunidad en 2008 y ganó. Los donantes le pidieron al gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, que se postulara en 2012, pero declinó y ahora se enfrenta a la campaña de 2016 en una posición decididamente más débil.

"No se puede decir si la oportunidad (de Rubio) será mejor en cuatro u ocho años", dijo Fergus Cullen, ex presidente del Partido Republicano en Nueva Hampshire, quien aún no ha anunciado su apoyo a ningún candidato.

Los asesores de Rubio conocen muy bien las preferencias caprichosas de los electores. El representante republicano se benefició de la ola del Tea Party que en 2012 llevó a decenas de legisladores conservadores al Congreso sólo dos años después de la victoria de Obama y los demócratas.

Se espera que anuncie su candidatura el lunes en Miami, su plaza, tras el muy esperado anuncio de la demócrata Hillary Rodham Clinton el domingo de un segundo intento por llegar a la Casa Blanca.

Sin embargo, el equipo del senador de la Florida ve una oportunidad para responder a la pregunta de "¿por qué ahora?" y dice que los apremiantes problemas del país exigen una nueva generación de líderes, no un regreso a los años 1990.

Así las cosas, Rubio está a punto de entrar a un campo que parece que tendrá numerosos candidatos competitivos.

No será el único senador, ni el único senador alineado con el Tea Party, ni siquiera el único floridano, el único cubanoestadounidense o el único que alega tener experiencia en política exterior.

Algunos son más conocidos, como Bush.

Sin embargo, los asesores de Rubio dicen que se trata de un proyecto a largo plazo. "Las campañas se ganan al final, no al principio", apuntó Alex Conant, portavoz de Rubio.

La Torre de la Libertad de Miami fue escogida para el anuncio de la campaña. El histórico edificio fue un centro federal de procesamiento de decenas de miles de exiliados cubanos que llegaron a Estados Unidos en los años 1960 y 1970.

Los padres de Rubio se fueron de Cuba en 1956, poco antes de que Fidel Castro tomara el poder.

El senador planea hacer del pasado inmigrante de su familia y de su propia historia de éxito una parte central de su campaña. También planea echar mano a sus posturas conservadoras en política exterior y la experiencia ganada en dos poderosas comisiones senatoriales centradas en temas de seguridad nacional para vender sus calificaciones como comandante en jefe.

Se espera que regrese a Washington a tiempo para participar el martes en una audiencia de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado sobre Irán. Al igual que sus rivales republicanos, Rubio ha criticado duramente las negociaciones nucleares de Obama con Irán.

La semana próxima, Rubio participará en actividades de recaudación de fondos en Nueva York y Boston. El senador fue un importante recaudador de fondos para los republicanos en las elecciones de 2014 y una atracción popular en sus campañas, aunque ahora tendrá que competir con Bush por algunos donantes importantes en Florida. Los partidarios de Rubio anunciaron recientemente la creación de un supercomité de acción política para impulsar su candidatura.

Se especula con que Rubio haga su primera escala de campaña como candidato presidencial el viernes en Nueva Hampshire. También se espera que visite Iowa, Carolina del Sur y posiblemente Nevada para finales del mes, señalaron asistentes.

Redacción Leo.bo

Fuente: AP

10 Abril 2015

Hillary Clinton anunciaría este fin de semana su decisión de postular a la nominación presidencial del Partido Demócrata para el 2016, campaña en la que no enfrentaría a rivales de peso, pero para la que necesitará organizarse con rapidez de cara a la larga carrera hacia la Casa Blanca.

Diversas fuentes cercanas a Clinton dijeron que están esperando un anuncio inminente, pero no confirmaron un reporte del diario "New York Daily News" que sostuvo que éste se realizaría el domingo.

Es probable que Clinton declare sus intenciones a través de una red social, seguido por un viaje de campaña. Su atención en las comunicaciones digitales es un intento por conectarse con los votantes jóvenes, a quienes la ex primera dama necesita para convertirse en la primera mujer presidenta de Estados Unidos.

En su anterior campaña a la nominación presidencial en el 2008, Clinton perdió frente al actual mandatario, Barack Obama, en parte debido al inteligente uso que éste último hizo de las redes sociales para atraer la atención a su candidatura y recaudar enormes sumas de dinero a través de donaciones pequeñas.

Se prevé que la campaña presidencial de Clinton se concentre en mostrar a la política de 67 años en alguien más cercano a los estadounidenses comunes. Clinton pasó cuatro años viajando a capitales extranjeras como secretaria de Estado del primer mandato de Obama, pero ha tenido un contacto cotidiano limitado con el ciudadano corriente.

Clinton, esposa del ex presidente Bill Clinton, es la enorme favorita para ganar la nominación demócrata ya que ninguna otra figura del partido ha decidido desafiarla, aunque el ex gobernador de Maryland Martin O'Malley ha realizado acciones que apuntan a una posible candidatura.

La mayoría de los sondeos de los últimos meses muestran que ella tiene una importante ventaja sobre sus posibles rivales republicanos de cara a las elecciones del 2016.  

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

07 Abril 2015

La presidenta argentina, Cristina Fernández, a quien la Constitución le impide presentarse a la reelección en los comicios de este año, dijo hoy esperar que su sucesor siga “haciendo más y mejor las cosas” y que los argentinos no la necesiten en 2019, cuando tiene opción de volver a postularse.

“Yo espero que no, lo de 2019. ¿Sabés por qué? Porque significa que después de mí va a venir alguien que va a seguir haciendo más y mejor las cosas y por lo tanto no me van a necesitar ni a mí ni a nadie en el 2019″, dijo Fernández, presidenta desde 2007 y quien tiene vetado por ley presentarse como candidata a una segunda reelección consecutiva.

Las declaraciones de la mandataria, reelegida en el 2011, tuvieron lugar hoy durante una videoconferencia con el titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), Juan Carlos Molina, quien le pidió que vuelva a presentarse como candidata a presidenta en 2019.

La Constitución de Argentina establece que un presidente puede ser reelegido por una vez de forma consecutiva, tras lo cual puede volver a optar al cargo pero con el intervalo de un período.

“Ese es el país que yo quiero. Que no necesiten a nadie. Porque las cosas se sigan haciendo bien porque es la única manera de cambiar estructural y culturalmente un país”, continuó.

Las elecciones presidenciales en Argentina se realizarán el próximo 25 de octubre, con los candidatos que surjan de las primarias del 9 de agosto.

“Ojalá que en el 2019 esté haciendo, no sé, lo que a mí me gusta. Por ahí otras cosas y demás”, agregó la presidenta desde el Museo del Bicentenario de Buenos Aires.

A continuación, la gobernante anunció un aumento del crédito a jubilados y descuentos y promociones en billetes de transporte público.

Además, Fernández informó que las automotrices Nissan y Renault harán millonarias inversiones en Argentina para la fabricación de un modelo de camioneta.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

El TSE brasileño Investigan campaña de J…

El TSE brasileño Investigan campaña de Jair Bolsonaro

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil acató el pedido del Partido de los Trabajadores...

De la caravana de migrantes hondureños M…

Autoridades mexicanas abrieron este sábado su frontera para dejar pasar a mujeres y niños que...

En frontera con Chile 200 vehículos ileg…

En frontera con Chile 200 vehículos ilegales fueron decomisados

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, informó el viernes que alrededor de 200 vehículos ilegales...