Santa Cruz de la Sierra
05 Noviembre 2014

Los republicanos conquistaron la totalidad del Congreso en las elecciones legislativas de este martes en los Estados Unidos, que dejan al presidente Barack Obama y a sus aliados demócratas frente a dos años de difícil convivencia.

Además de asegurar el control que mantienen desde 2010 sobre la Cámara de Representantes, los republicanos arrebataron a los demócratas al menos siete bancas claves para garantizar 52 miembros en el Senado de 100 escaños.

"El pueblo estadounidense confió en el Partido Republicano", dijo su presidente, Reince Priebus, poco después de la debacle demócrata.

Mitch McConnell, el líder de los republicanos en el Senado, obtuvo la reelección en Kentucky (centro-este) tras una difícil campaña, y muy rápidamente anunció el cambio de aires en Washington.

"Es hora de marchar en otra dirección", dijo McConnell, que a los 72 años deberá sustituir al demócrata Harry Reid a la cabeza del Senado cuando se instale el nuevo Congreso en enero. Pero agregó: "Tenemos la obligación de trabajar juntos en los temas en los que podamos estar de acuerdo".

Reid felicitó a McConnell, pero pidió cooperación. "El mensaje de los votantes es muy claro: quieren que trabajemos juntos", dijo.

Los republicanos lograron victorias en Virginia del Oeste, Arkansas, Dakota del Sur, Montana, Colorado, Iowa y Carolina del Norte, destronando a los demócratas en ejercicio en esos estados.

"El pueblo estadounidense confió en el Partido Republicano", dijo su presidente

Pero la cifra podría ampliarse: las contiendas en Alaska y Virginia seguían abiertas y en Luisiana se decidirá en un ballottage el 6 de diciembre.

En la cámara baja, podrían ganar entre 14 y 18 bancas, según proyecciones de la cadena ABC, lo que les daría 247 de los 435 miembros, la más amplia mayoría republicana desde la década de los treinta.

Los republicanos también ganaron las gobernaciones en importantes estados como Texas, Wisconsin, Florida, donde el voto de los latinos era considerado fundamental, y otros de los 36, en liza.

"Lo hicieron tan bien como posiblemente pudieron haberlo hecho", dijo a AFP Michael Heany, profesor de la Universidad de Michigan.

Dos años difíciles

El presidente Barack Obama, que se abstuvo de comentar las elecciones, invitó a los líderes del Congreso a la Casa Blanca el viernes, según su vocero.

Con la derrota, el presidente seguirá los pasos de todos sus antecesores desde Ronald Reagan, enfrentados a la oposición de todo el Congreso al final de sus mandatos.

Su baja popularidad no se altera ni con la reducción del desempleo o el repunte económico, y los escándalos (espionaje, oleada ilegal de inmigrantes) no hacen sino perpetuar los problemas de percepción.

Y en unas elecciones que tradicionalmente son crueles con el partido en el poder, los republicanos lanzaron una campaña de ataques contra Obama y sus políticas como la controvertida reforma del sistema de salud, Obamacare.

Las encuestas de boca de urna mostraban un electorado desencantado: dos tercios estimaron que el país marcha en una dirección equivocada, y el 79% desaprueba la labor del Congreso. Menos de un tercio se siente satisfecho con el gobierno de Obama, y una cifra similar con los líderes republicanos en el Capitolio, según CNN.

Resta ver qué hará el nuevo Congreso, luego de cuatro años de una guerra en trincheras ideológicas, pero McConnell subrayó que probablemente no promulgaría leyes para demoler las bases de la presidencia de Obama, empezando por el sistema de salud.

Pero dentro del partido republicano, notoriamente dividido, está por ver si los conservadores del Tea Party, como el senador Ted Cruz, van a tender la mano a los demócratas.

"Después nos quejamos"

Unos 7,8 millones habrían votado de los 25,2 millones de latinos habilitados, una cifra récord para la primera minoría del país, según el instituto Pew Hispanic.

Pero la primera minoría del país no esconde las desilusiones por las promesas incumplidas, entre ellas, la de una reforma migratoria.

"Sí, es todo mentira y mentira, y pensamos que nos van a ayudar y resolver y no se acuerdan de nosotros" tras los comicios, dijo a la agencia de noticias AFP la cubana Danmy Denis, luego de votar en Miami.

Los estadounidenses también decidían este martes en decenas de referendos que iban desde la marihuana y el aborto, pasando por el salario mínimo.

La capital Washington aprobó legalizar la marihuana, una victoria simbólica que refuerza la tendencia a favor manifestada en otros estados del país, mientras que Florida rechazó el cannabis para fines medicinales.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

04 Noviembre 2014

Ansiando mejoras económicas, los latinos salieron a votar este martes en las elecciones en Estados Unidos, aunque admitieron que muchos otros se quedaron en casa desilusionados por las promesas incumplidas, entre ellas la de una reforma migratoria.

"Aquí la gente es un poquito menos dada a votar, sobre todo la gente de origen hispano, como que no le gusta votar, pero después nos quejamos de que las cosas están mal", dijo a la AFP Rosa Sánchez, una mexicana que llegó hace 20 años a Estados Unidos, donde desde que se hizo ciudadana no ha dejado de participar en una sola elección.

Sánchez votó en la zona mayoritariamente latina de La Pequeña Habana, donde el martes se notaba poco flujo de votantes, una constante en otras zonas de Miami, Florida (sureste).

Al igual que muchos de los hispanos, Sánchez dijo que acudió a votar por un "cambio en la economía, para que haya más trabajo, que todo sea mejor que como está ahora".

Los latinos, la primera minoría del país con más de 50 millones de personas, suelen votar en menor proporción en elecciones no presidenciales, como este martes, cuando los estadounidenses deben renovar 36 de los 50 gobernadores del país, la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

Según estimaciones del instituto demográfico Pew Hispanic, votarían unos 7,8 millones de hispanos de los 25,2 millones habilitados para hacerlo en el país, de todas maneras una cifra récord.

"Yo me hago contar porque mi voto puede hacer la diferencia", dice en otro centro de votación en Miami la cubana Danmy Denis, pese a admitir que las promesas incumplidas disuaden a muchos.

"Sí, es todo mentira y mentira, y pensamos que nos van a ayudar y resolver y no se acuerdan de nosotros" tras los comicios, afirma esta cubana que vive en Estados Unidos desde hace dos décadas.

También la avalancha de anuncios que ha caído sobre los votantes durante la multimillonaria campaña, sobre todo en estados con carreras muy reñidas como Florida, donde los candidatos a la gobernación llegaron este martes en empate técnico, han terminado por causar hastío.

- Decepción y desánimo -

El fracaso en lograr una reforma migratoria que formalice la situación de 11 millones de indocumentados, en su mayoría latinoamericanos, es uno de los principales elementos que genera apatía entre los hispanos.

"Hay mucho desánimo en la comunidad latina" por el fracaso de esa reforma, señaló a la AFP Antonio Guerrero, mexicano de 47 años nacido en Estados Unidos.

"Creo que habrá poca participación", se lamentó este habitante de Los Angeles, California (oeste), donde tampoco se percibía mayor ambiente electoral.

La reforma migratoria, una promesa del presidente Barack Obama, fue aprobada en el Senado pero quedó bloqueada en la Cámara de Representantes.

"Hay que votar, es un derecho, ahora es nuestro momento de decidir a quien apoyamos. Apoyé a Obama, pero prometió la reforma y no cumplió. Sigo un poco indecisa (a quien votar)", dice de su lado la mexicano-estadounidense Victoria Rosales.

"El latino está muy decepcionado con lo que es el tema migratorio, con las promesas del presidente, se sienten defraudados, se sienten que les mintieron", admite en Miami Alma Aguilera, de la Unidad Hondureña Independiente, una de las muchas organizaciones hispanas que se movilizaron en semanas pasadas y hasta este martes en todo el país para impulsar la participación.

Los partidos también dedicaron grandes esfuerzos en las últimas semanas a llamar a la gente a las urnas, sabiendo que cada voto cuenta en estas elecciones en las que los demócratas del presidente Obama temen ceder el control total del Congreso a la oposición republicana.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

04 Noviembre 2014

El gasto acumulado por candidatos y partidos políticos para las elecciones legislativas que se celebran en Estados Unidos asciende a 3.670 millones de dólares, por encima de los 3.630 millones de 2010, según un estudio de la organización independiente Center for Responsive Politics.

Esa entidad sin ánimo de lucro que recopila datos económicos oficiales ya había pronosticado en octubre que el coste de estos comicios estaría cerca de los 4.000 millones de dólares.

Los estadounidenses acuden a las urnas para renovar la totalidad de los 435 miembros de la Cámara de Representantes y un tercio de los 100 escaños del Senado, así como para elegir a los gobernadores de 36 estados.

Los pronósticos indican que los republicanos mantendrán su mayoría en la Cámara de Representantes y se harán con el control del Senado, ahora en manos demócratas.

El aumento en el gasto de cara a estas elecciones se debe en parte a un fallo de 2010 del Tribunal Supremo que abrió la puerta a las contribuciones ilimitadas de los empresarios en las campañas electorales.

Además, este año la Corte Suprema anuló con otro fallo los límites a la suma de contribuciones que un individuo puede aportar a candidatos, partidos y comités de acción política durante un ciclo electoral, lo que ha aumentado la influencia de los donantes más ricos en las campañas.

"Lo más preocupante de todo esto no es solo que ha habido un aumento, sino que no sabemos quién está detrás del gasto", advirtió a la cadena ABC Lawrence Norden, director adjunto del Centro Brennan para la Justicia de la Universidad de Nueva York.

Redacción Primicia.bo

Fuente: EFE

 

04 Noviembre 2014

Los centros de votación abrieron en ocho estados este martes para las legislativas de mitad de mandato en Estados Unidos, en la que los opositores republicanos del presidente Barack Obama son favoritos para conquistar la mayoría en el Congreso.

Las urnas abrieron a las 6:00 (las 8 en Argentina) en ocho estados de la costa este: Connecticut, Indiana, Kentucky, Maine, New Hampshire, New Jersey, Nueva York y Virginia, y serán seguidos por el resto del país.

Los 435 escaños de la Cámara de Representantes, 36 de las 100 bancas del Senado y 36 gobernaciones están en juego.

Se trata de elecciones legislativas cruciales en las que los demócratas se juegan la mayoría en el Senado, que de pasar a manos republicanas podría poner en serias dificultades al presidente Barack Obama.

Si los republicanos, que actualmente tienen la mayoría en la Cámara de Representantes, toman el mando en el Senado, el presidente demócrata, casi escondido durante la campaña por sus escasos índices de popularidad y rechazado por muchos candidatos de su propio partido, quedará contra las cuerdas.

Cinco años y medio después de llegar a la Casa Blanca como una gran esperanza para el país y el mundo, la popularidad del presidente es muy baja: sólo el 41,9 por ciento aprueba su gestión, según los últimos sondeos disponibles.

Un 32 por ciento irá a votar para mandar un mensaje de oposición al presidente, según una encuesta del instituto Gallup.

Las encuestas auguran un mal panorama a Obama y los demócratas. Los republicanos sólo necesitan ganar seis votos más de los que tienen actualmente en el Senado -que renueva a un tercio de sus miembros- para tener la mayoría y bloquear también desde ahí la agenda del presidente como ya hacen desde la Cámara de Representantes.

Los demócratas tienen en estos momentos 55 escaños en el Senado y los republicanos, 45.

Las encuestas pronostican que los republicanos obtendrán en los comicios 52 escaños, siete más que los que tienen actualmente, y que los demócratas tendrán que conformarse con 47 escaños, según la web realclearpolitics.com.

Algunos analistas temen que si los republicanos logran su objetivo, habrá una parálisis política en Estados Unidos, aunque otros sostienen que nada cambiará realmente, pues ya hay, de facto, un Congreso paralizado.

Además de un tercio del Senado se renuevan todos los escaños de la Cámara de Representantes -que se estima seguirá en manos de los republicanos- y hay comicios para elegir gobernadores en 36 de los 50 estados.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

 

 

27 Octubre 2014

1. Corrupción en Petrobras

La mayor empresa del país está en el centro de una investigación judicial sobre denuncias que abarcan desde lavado de dinero hasta su supuesto papel de caja chica del Partido de los Trabajadores y de otras agrupaciones de la coalición que respalda a Rousseff. El escándalo comenzó a inicios de este año. Los delitos tienen que ver con la compra de una refinería en Estados Unidos.

2. ¿Dilma lo sabía?

El viernes, en una edición que salió un día antes de lo habitual, la revista “Veja” publicó en su portada unas impactantes fotos de Rousseff y de Lula, bajo el título “Ellos sabían todo”. Aludió así a las corruptelas en Petrobras y aseguró, sin citar fuentes, que el cambista Alberto Youssef, preso por esos asuntos, reconoció ante la policía que Rousseff y Lula estaban al tanto de esas corruptelas.

3. La economía

Además de la corrupción, el otro problema que encarará Rousseff en su segundo mandato es la tendencia al aumento de la inflación, sumada a un virtual estancamiento de la economía del país, cuyo crecimiento este año será de solo el 0,9%, según el gobierno, o de apenas el 0,3%, como prevé el Fondo Monetario Internacional. También hubo un fuerte descenso en la inversión.

4. ¿Peligra la unidad?

Rousseff tendrá que mejorar su relación con los múltiples partidos que forman la base aliada en el Congreso, para hacer valer la amplia mayoría parlamentaria que tendrá en el 2015. Los nueve partidos que la acompañan van desde la derecha hasta la ultraizquierda. Los analistas consideran que esa mayoría podría fragmentarse de no haber esfuerzos por unificar al país.

5. Liderazgo en la región.

El programa de Rousseff plantea fortalecer organizaciones que Brasil construyó en los últimos años de espaldas a Washington, como la Unión de Naciones Suramericanas y la Comunidad de los Países de América Latina y el Caribe. Su rival, Neves, proponía buscar con mayor determinación acuerdos con Estados Unidos, Europa y Asia, aludiendo a la Alianza del Pacífico.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: El Comercio

27 Octubre 2014

El poder de los Sith no es tan absoluto como parece. El candidato al senado de Ucrania de nombre Darth Vader no pudo votar el domingo en las elecciones parlamentarias debido a que se rehusó a quitar su distintiva máscara.

Detrás del disfraz no estaba Anakin Skywalker, sino un ex electricista que se cambió de nombre a Darth Alekseyevich Vader, candidato del Partido del Internet Ucraniano que promete crear un “imperio galáctico” dentro del país europeo.  Su plataforma también cuenta con candidatos como Yoda, el emperador Palpatine y Chewbacca.

Según informó The Telegraph, un oficial electoral rehusó a darle el derecho al voto a Vader luego de que este se negara a quitarse la máscara.

“Aquí está mi cara en el pasaporte. ¿Dónde dice que me tengo que quitar mi máscara?”, preguntó el ‘dictador intergaláctico’.

Vader se retiró del lugar de votación asegurando que este revés no significa que el “imperio no ganará”.

Victoria para la derecha

Las elecciones parlamentarias parecen haber resultado en una gran victoria para las fuerzas políticas pro occidentales en Ucrania.

El sondeo de la encuestadora Rating Group Ukraine señaló que el bloque de Poroshenko se llevó el 22,2% de los votos y que el partido Frente Popular del primer ministro Arseniy Yatsenyuk se encuentra en segundo lugar con el 21,8%, informó AP.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: El Comercio

27 Octubre 2014

El mercado de valores de San Pablo perdió un 5,95 % en la apertura y, pasados los primeros 30 minutos de operaciones, su índice Ibovespa caía hasta los 48.850 puntos tras la reelección de la presidenta Dilma Rousseff en los comicios del domingo. El real también caía 3,9% frente al dólar, cotizado a 2,55 unidades.

Dentro de este escenario, las acciones de Petrobras y los títulos de las principales empresas de servicios básicos de Brasil también caían con fuerza este lunes, frente al temor de que las políticas de Rousseff afecten sus ventas y ganancias.

Los títulos de la petrolera estatal brasileña se desplomaban un 12%, mientras que los papeles preferentes de Eletrobras perdían el 11,5 por ciento.

Brasil despertó con la mirada puesta en el recinto de cotizaciones paulista, que en las últimas semanas había mostrado su favoritismo por el candidato opositor Aécio Neves, que prometía un giro liberal en la economía.

La actual mandataria fue reelegida en la segunda vuelta de los comicios presidenciales con un 51,64% de los votos, frente al 48,36% del abanderado del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Los inversores han criticado la política intervencionista de la jefa de Estado, y defendido la receta económica de corte liberal respaldada por Neves.

Desplome previsto

"Era esperado que el mercado reaccionara con pérdidas este lunes. La Presidenta tiene que anunciar esta semana quién será su nuevo ministro de Hacienda", dijo el economista jefe de Gradual Investimentos, André Perfeito.

Los agentes económicos le achacan a Rousseff una política con demasiada injerencia del Gobierno, que no consiguió estimular el crecimiento ni mejorar la competitividad, y le piden definir con urgencia quien será el próximo titular del área económica.

"El primer desafío de la Presidenta ahora será anunciar qué hará con la política económica y las cuentas públicas. Ella tiene que intentar recuperar la confianza" perdida de los sectores económicos, señaló José Francisco Lima Gonçalves, economista jefe del banco de inversiones Fator.

En la campaña, Rousseff anunció que reemplazaría al actual ministro de Hacienda, Guido Mantega, en el cargo desde 2006. Aunque hasta el momento no ha revelado quién será su sucesor.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: AFP

26 Octubre 2014

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, lidera con un 51,18 % de los votos la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas hoy y se impone por ajustado margen al opositor Aécio Neves (48,04 %), con el 96,48 % del censo escrutado, según los números oficiales del tribunal electoral.

Ese resultado parcial deja a Rousseff a un paso de la reelección y confirma que la segunda vuelta de los comicios se definirá por unapretado margen, tal como lo previeron todas las encuestas de opinión difundidas en los últimos días.

La elección será decidida por los últimos 5,8 millones de votos que aún no han sido escrutados y que, en su mayoría, corresponden a las regiones del norte y el oeste del país, donde las mesas cerraron más tarde por diferencias de usos horarios.

Votación en la segunda vuela de las presidenciales

-----------------------------------------------------------

Candidato                   Votos             %

Dilma Rousseff (PT)         52.171.970      51,18 %

Aécio Neves (PSDB)          49.762.160      48,04 %

Votos blancos               1.872.975       1,72 %

Votos nulos                 5.062.133       4,65 %

Abstención                  28.922.135      20,99 %

Total escrutado             137.791.373     96,48 %.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

 

Últimas Noticias

Prev Next

Santa Cruz, un destino utópico-

Si bien muchos serán detractores de la palabra ‘utópico’ como calificativo para Santa Cruz, la...

Nicaragua-Otro muerto en protestas

Al menos un muerto y un herido reportó la Policía Nacional en la marcha contra...

Chile-“La congregación Marista casi me d…

Chile-“La congregación Marista casi me destruyó la vida”

“Yo creía que el cuerpo no me pertenecía, que era de la congregación”, fueron las...