Santa Cruz de la Sierra
04 Octubre 2014

El candidato socialdemócrata Aecio Neves superó a la ecologista Marina Silva en la intención de voto para las elecciones del domingo en Brasil y enfrentaría en el balotaje a la presidenta Dilma Rousseff, según una encuesta divulgada el sábado.

Neves, del partido PSDB, obtuvo 24% de las preferencias contra 21% de Silva para la primera vuelta de los comicios, mientras la mandataria, que aspira a la reelección, logró un 40,6% de apoyo y se mantiene como favorita, según la encuesta realizada por la firma MDA por encargo de la Confederación Nacional del Transporte.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

03 Octubre 2014

La vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Dina Chuquimia, anunció que hasta el próximo jueves entregarán las credenciales a los veedores nacionales e internacionales que llegarán a Bolivia para hacer seguimiento a las elecciones generales del 12 de octubre.

"Hasta el próximo jueves nosotros vamos a empezar a entregar las credenciales, tanto para la observación internacional, como también para nuestros acompañantes nacionales", explicó a los periodistas.

Informó que las organizaciones que quieran participar en las elecciones como observadores, todavía pueden hacer su solicitud ante los Tribunales Electorales Departamentales.

"Hay que recordar y reiterar que las solicitudes pueden llegar a los Tribunales Electorales Departamentales, que haciendo un análisis de la solicitud, por supuesto se les va a entregar inmediatamente la credencial, que los va habilitar para que puedan movilizarse y estar en los recintos electorales y hacer acompañamiento nacional", agregó.

Representantes de la Unión Europea (UE); de la Organización de Naciones Unidas (ONU); de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR); de la Fundación Carter y otras instituciones internacionales observarán el proceso electoral que vivirá en Bolivia el próximo 12 de octubre.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

 

03 Octubre 2014

El último debate entre los presidenciables de Brasil, anoche por la emisora Globo, fue sin duda el mejor organizado. Con alto voltaje en el enfrentamiento, los tres principales candidatos principales Dilma Rousseff, Marina Silva y Aécio Neves, dejaron expuestos más claramente el foco de sus preocupaciones para lo que sería un futuro gobierno.

El postulante de la socialdemocracia (PSDB) Aécio discurseó exclusivamente sobre la corrupción en Petrobras. La socialista Marina enunció una propuesta programática: establecer el aguinaldo para quienes reciben el subsidio del "bolsa familia". Y la presidenta Rousseff reafirmó que en un segundo gobierno irá a "dar un paso más en salud, seguridad y educación en el centro de todo".

Tercero en la disputa, Neves, ex gobernador de Minas Gerais y actual senador, atacó desde un inicio a la socialista Silva. Recordó el "escándalo" del "mensalao" del año 2005 (cuando se descubrió la existencia de un esquema de sobornos a legisladores y políticos). Y le enrostró a la ambientalista el haber permanecido en el Partido de los Trabajadores en aquella época (recién dejaría el PT en 2009).

Marina atajó el penal y lo devolvió con creces: "Usted es miembro de un partido (el PSDB) que tuvo su propio mensalao cuando sobornaron diputados y senadores (en el primer gobierno de Fernando Henrique Cardoso) para conseguir que (el parlamento) votara el proyecto de reelección. Y usted sigue en esa agrupación".

Dilma, principal blanco de los golpes proferidos por Aecio, se defendió: "Corruptos hay en todos los lugares. Lo que es necesario es que las instituciones sean capaces de investigar. Todo el mundo puede cometer corrupción, pero son las instituciones las que deben ser virtuosas e impedir que esto ocurra".

Durante las dos horas y medias que duró el debate, que se inició a las 11 de la noche -horario en que pocos estaban dispuestos a mantenerse frente a la TV-, el socialdemócrata no dedicó espacio para explicar cuál será su programa de gobierno. Marina ensayó esa alternativa de ampliar con un aguinaldo anual el subsidio a las familias. Y Dilma, basada en lo que ya hizo su gobierno en cuatro años -y el de su antecesor Lula da Silva - prometió ampliar y profundizar los numerosos programas sociales que están en vigencia.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Clarin.com

02 Octubre 2014

A cuatro días de las elecciones, las dos últimas encuestas publicadas ayer sembraron la alarma en los equipos de campaña de los dos grandes opositores, la socialista Marina Silva y el socialdemócrata Aécio Neves. La presidenta Dilma Rousseff no sólo supera en 14 puntos a la ex ministra ambientalista. Tiene, según los analistas, chance de ser reelecta en la primera vuelta, lo que implicaría un giro notable en este comicio. Para Ibope, ése es uno de los escenarios más probables del próximo domingo.

Esta consultora afirma que las preferencias perdidas por Marina, quien cayó de 29 a 25 por ciento, no fueron recogidas por el socialdemócrata Aécio, estable en 19 por ciento de las intenciones de voto.

Para Datafolha, en cambio, Dilma puede haber llegado a un techo con su 40 por ciento de votantes (según la encuesta de ayer), de donde podría deducirse que bajan las chances de resolver la elección ya en la primera vuelta. Esta versión de Mauro Paulino, director general de la encuestadora, contrasta con la que había emitido el domingo último. Ese día sentenció: “Hay una disminución de la chance de tener segunda vuelta”. Ahora si hay o no ballotage se convierte en la gran duda de los comicios del domingo. Y en segundo plano, quién estaría en esa segunda vuelta si se llega a producir.

Ayer, los candidatos siguieron una rutina variada. Dilma, con la voz ronca y en vísperas del último debate que debe ocurrir hoy en la TV Globo, prefirió permanecer sin actividades en su residencia, el Palacio de la Alvorada.

La presidente dejó en manos del ex mandatario Luis Inacio Lula da Silva la tarea de recorrer las calles de San Pablo, sobre todo en los barrios periféricos. Marina fue a la favela de Paraisópolis, un lugar que se destacó por tener una orquesta sinfónica de renombre internacional. En ese ámbito, la candidata desplegó un discurso casi académico. “La sociedad brasileña y yo estamos en la segunda vuelta”, expuso. Y agregó: “Tenemos la plena convicción de que los brasileños no van a hacer de esta elección un plebiscito”.

Para ella, ése sería el caso si finalmente compitieran Dilma y Neves en un eventual nuevo round el 27 de octubre. Interrogada sobre cuál será su estrategia frente al descenso que, según las encuestas, experimenta en intenciones de voto, la candidata replicó: “Vamos a debatir Brasil. Vamos a continuar en el esfuerzo de respetar a los brasileños”. Ni Marina ni Aecio consiguieron atraer electores en los segmentos más numerosos de la población, las clases D y E. En esos sectores, cuyos ingresos llegan a 1.400 dólares, Dilma hace su gran diferencia. Ella se lleva el favoritismo de los católicos, y en términos generales, 58 por ciento de los brasileños, tanto aquellos que la votan como aquellos que optan por las otras dos alternativas, afirman que será la presidenta quien gane esta elección.

Son estos datos de su sondeo lo que indujeron a la encuestadora Ibope a considerar que “aumenta la posibilidad de una definición de las elecciones ya en la primera vuelta”.

Profesor en la Universidad Federal Fluminense, Daniel Aarao Reis, recordó que 70 por ciento de los electores buscaban, según las encuestas, un cambio ya fuera en los servicios públicos y/o en las instituciones políticas.

Alude también a que los asesores en marketing político aconsejaron a los candidatos a mostrarse como portavoces de los cambios. “Aécio quiere cambiar para volver al pasado, Dilma quiere cambiar pero manteniendo el presente hasta las últimas consecuencias. Y Marina se desdice y contradice, con lo que dejó más dudas que esperanzas”.

La conclusión de ese proceso es que “a pocos días del primer turno hay una atmósfera de perplejidad.

¿Será que habrá cambios? ¿Y cómo navegaría el transatlántico en un mar revuelto?” Si hay dudas de cómo navegará el barco con nuevos comandantes, muy probablemente ocurra lo que sucedió en las presidenciales de 1998. Ese año, en medio de una crisis y con fugas diarias de divisas, el ex presidente Fernando Henrique Cardoso consiguió, sin embargo, imponerse sobre su adversario Lula da Silva ya en la primera vuelta y por una diferencia contundente de 53 por ciento de los votos efectivos. Es un antecedente inevitable que sobrevuela esta elección.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: AFP

01 Octubre 2014

La candidata Marina Silva rebatió de este nuevamente las críticas recibidas por parte de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y elevó el tono en su discurso de campaña para llegar a la disputa de una segunda vuelta electoral con la actual mandataria, que busca su reelección

“Falta de personalidad es venir a una comunidad como Paraisópolis y no cumplir con lo que se comprometió, como construir un hospital. Eso si es mentira”, declaró Silva a periodistas durante la visita a una de las mayores favelas de Sao Paulo.

La ambientalista recordó que en la campaña de las elecciones de 2010, Rousseff prometió la construcción de un hospital en ese barrio pobre de la mayor ciudad brasileña y la obra nunca se inició.

“La realidad no es la de la propaganda política en televisión, que es fantasiosa”, comentó.

Rousseff y Silva, que lideran en su orden el favoritismo para las elecciones del próximo domingo según las encuestas, han intensificado en los últimos días el cruce de acusaciones, uno de los más recientes en el que la mandataria y su campaña llamaron de “mentirosa” a la exministra de Medio Ambiente.

La gobernante manifestó que Silva mintió cuando dijo haber votado en su época de senadora en favor de un impuesto sobre los cheques para recaudar recursos para la salud, lo que fue desmentido por los propios registros del Congreso.

“No me venga a llamar de mentirosa. Mentira es quien dijo que no sabía que había robo en Petrobrás. Mentira es quien dijo que no sabe que está habiendo corrupción en este país. Mentira es prometer 6.000 guarderías y construir sólo 400. Lo que estoy diciendo aquí no es ninguna mentira contra la presidenta”, expresó Silva.

En su lucha por mantener la segunda posición el próximo domingo y avanzar a una segunda vuelta el día 26 con la favorita Rousseff, Silva arremetió contra las relaciones “contradictorias” de la mandataria con algunos políticos involucrados en escándalos de corrupción que forman parte de su equipo.

“Las compañías que la presidenta tiene con (los expresidentes) Fernando Collor y José Sarney, (el diputado, Paulo) Maluf y (el presidente del Senado) Renan Calheiros, entre tantos otros, son una contradicción muy profunda en el día de hoy”, ironizó la candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB).

Silva evitó comentar los resultados de las últimas encuestas de intención de voto, en las que Rousseff repuntó y la ambientalista cedió el terreno que había conseguido a finales de agosto, cuando asumió la candidatura en el lugar del líder socialista Eduardo Campos, muerto en un accidente aéreo junto a otras seis personas.

“Ya estamos en la segunda vuelta. Lo que es un momento bueno para el convencimiento”, opinó la exsenadora sin profundizar en sus comentarios y sin hablar sobre el ascenso del socialdemócrata opositor Aecio Neves, tercero en los sondeos.

Lamentó, igualmente, la noticia de que algunos empleados de la estatal Correios están entregando publicidad de la candidata oficialista en horario de trabajo.

“Por eso estoy en contra de la reelección. Que es una forma de ganar la elección a cualquier costo”, puntualizó.

En la favela, Silva fue recibida por la Orquesta Filarmónica y el Ballet de Paraisópolis, instituciones de inclusión cultural de gran reconocimiento internacional y reafirmó su promesa junto al fallecido Campos, en julio pasado, de que en caso de ser elegida como presidenta, realizará su primera visita a esa comunidad.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

30 Septiembre 2014

Hace cuatro años el payaso Tiririca, de San Pablo, hizo campaña bajo el lema "Peor de lo que está no queda" y resultó electo como el diputado federal más votado del país, con 1,3 millones de votos.

Es analfabeto y debió aprender a escribir su nombre para asumir el cargo. En cuatro años, nunca habló en público en el plenario, y ninguno de sus proyectos fue aprobado. Pero al menos fue uno de los legisladores con mayor asistencia, y todo indica que en octubre será reelecto con una amplia votación.

En esta sociedad harta de la corrupción política y de las denuncias de sobornos a congresistas, donde más de un millón de personas salieron a las calles en junio de 2013 a exigir el fin de los robos del dinero público, pululan candidatos a diputado federal o estatal con nombres ridículos.

La Justicia Electoral permite a los candidatos registrarse con el nombre que quieran, desde Mujer Maravilla hasta Rambo, de Mujer Yogur a Dengue, del Hombre de la Moto a Chupacabra o Asno, de Chicle al 007 Brasileño.

"Tiririca hizo escuela, y hoy tiene a sus discípulos", incluidos otros cinco "Tiriricas" que son candidatos en otros estados, dijo Gil Castello Branco, fundador de la ONG Cuentas Abiertas, que lucha por la transparencia en el manejo de dinero público.

"Pero si proliferan, la pérdida de calidad en el Congreso será muy grande. Es realmente un voto de protesta", opinó.

Muchas veces, estos candidatos "exóticos" buscan posicionarse con una crítica al sistema político y electoral brasileño, donde hay 32 partidos políticos y el que gana sólo puede gobernar haciendo alianzas y repartiendo cargos, cuando no comprando votos.

¿Una trampa?

Pero a veces, los candidatos con nombres exóticos son utilizados por los partidos tradicionales para que junten votos y arrastren consigo a otros. Los votos de Tiririca, por ejemplo, sirvieron para que su Partido de la República colocase en el Congreso a tres diputados más.

"La broma le sale cara al elector, que vota en el payaso creyendo que critica el sistema, pero el payaso trae de remolque a otros candidatos convencionales, inclusive a algunos con problemas con la Justicia, como ocurrió con Tiririca", estimó Castello Branco.

Los brasileños podrán votar también por cinco Barack Obamas o por tres Bin Laden.

Uno de los Bin Laden, candidato a diputado federal en San Pablo, de larga barba canosa, siempre aparece en público vestido con el overol naranja de los basureros. "Quiero tirar bombas en Brasilia" para sacudir el sistema político, dijo, aunque luego aclaró que a pesar de su apodo no mata ni roba.

Jesús, un candidato a diputado estatal en Pernambuco (noreste del país) de 31 años, de largos cabellos y túnica blanca, promete "paz en el fútbol" y contó que ha rechazado pagos de hasta 30.000 dólares para acogerse a partidos tradicionales, pero finalmente escogió al pequeño y pobre Partido de la Movilización Nacional (PMN).

Un mal menor

Pero estos candidatos, aunque "muchas veces oportunistas y sin nada para ofrecer, en general no son los grandes bandidos de la política brasileña", destacó Sylvio Costa, fundador del portal Congreso en Foco, especializado en información legislativa independiente.

"La verdad es que la gran mayoría es peor" porque el sistema político y electoral brasileño "favorece mucho al corrupto" y es financiado por "dinero sucio", agregó Costa.

Brasil debate hace décadas la necesidad de una reforma política, y los principales candidatos a la presidencia admiten que es necesaria. Pero pocos creen que será aprobada en los próximos cuatro años.

"No soy optimista. Cambiar la política no es fácil. Los que legislan sólo lo hacen a favor del interés propio", se lamentó el fundador de la ONG Cuentas Abiertas.

Y con un país y un parlamento posiblemente dividido tras la victoria de la ecologista Marina Silva o la actual presidenta Dilma Rousseff en un ballotage el 26 de octubre, las chances de que la madre de todas las reformas sea aprobada disminuyen.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Tvnws

29 Septiembre 2014

El hombre, atrincherado en el edificio de Brasilia, asegura que va a cometer un "acto terrorista" para llamar la atención y pedir "la caída" de la presidente, que el próximo domingo buscará su reelección.

A seis días de las elecciones presidenciales en Brasil, la tensión se apoderó de Brasilia esta mañana, cuando un hombre armado tomó como rehén a un empleado de un hotel, le colocó un chaleco con supuestos explosivos y amenazó con hacerlo estallar en un autoproclamado "acto terrorista" en contra del gobierno de Dilma Rousseff .

Unos 300 huéspedes y trabajadores del hotel Saint Peter, en el Sector Hotelero Sur de la capital brasileña, fueron obligados a abandonar el edificio a toda prisa después de las 8 de la mañana, cuando el propio "terrorista", ya con su rehén esposado, golpeó las puertas de las habitaciones y ordenó que se retiraran del lugar.

Según contaron algunos huéspedes a la televisión brasileña, el hombre, que habría estado alojado en el hotel, aclaró que no se trataba de un robo sino que era un "acto terrorista" y que quería llamar la atención de la prensa para hacer saber sus exigencias, entre ellas "la caída de Dilma".

El secuestrador llevaba una pistola en una de sus manos y con la otra arrastraba al rehén, un mensajero del hotel a quien exhibió varias veces desde el balcón del piso 13, con presuntos cartuchos de dinamita atados a su pecho.

La zona aledaña al hotel fue evacuada, rodeada por los bomberos y fuerzas de seguridad, mientras agentes de la División de Operaciones Especiales de la Policía Civil intentaban negociar con el "terrorista".

Según indicó el comisario Marcelo Fernandes, el secuestrador ya fue identificado aunque no quiso revelar su nombre. Sólo indicó que es un hombre ligado a la política, que tuvo un cargo electivo en el estado de Tocantins, centro-norte del país.

El próximo domingo, los brasileños irán a las urnas en elecciones para decidir si otorgan un segundo mandato a la presidenta Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), o si eligen el cambio con alguno de los dos principales candidatos de la oposición, la ecologista Marina Silva, del Partido Socialista Brasileño (PSB), y el senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Según la última encuesta de Datafolha, la mandataria tendría un 40% de las intenciones de voto frente al 27% e Silva y el 18% de Neves, por lo que sería necesaria una segunda vuelta electoral, programada para el 26 de octubre.

Redacción Leo.bo

Fuente: lancion.com

29 Septiembre 2014

Esta es una semana crucial para la socialdemocracia de Brasil. El partido fundado por el ex presidente Fernando Henrique Cardoso por primera vez en 20 años puede quedar afuera en la competencia electoral, el próximo domingo. De acuerdo con las últimas encuestas, la emergente Marina Silva, candidata del socialismo, entraría en segundo lugar y sería, en el segundo turno, la gran rival de Dilma Rousseff. La ex ministra de Medio Ambiente, aun cuando perdió estos últimos días el envión inicial, parece mantener una distancia con el tercero en disputa, Aécio Neves, difícil de acortar.

Con 27 por ciento de las intenciones de voto, Marina aventaja en 9 puntos al ex gobernador de Minas Gerais. La disputa, con todo, puede presentarse más reñida hacia el fin de semana, cuando deben aparecer las últimas pesquisas. Precisamente por eso los dos candidatos, incluida la presidenta Rousseff (consolidada en el primer lugar), deben concentrar el foco de sus campañas en el estado de San Pablo, donde hay más indecisos que la media nacional y más volatilidad en las preferencias. En este colegio electoral, el mayor del país, la ex ministra Silva perdió parte de la fuerza que había conquistado cuando fue ungida candidata del Partido Socialista de Brasil a fines de agosto pasado.

Según el director de la consultora Datafolha, que realizó el último relevamiento entre los votantes, “el estado paulista vio caer la candidata del PSB de 40 a 36 por ciento”. Quien recuperó espacio fue Neves, al trepar de 16 a 22 por ciento, lo que guarda su lógica. El interior de San Pablo es claramente partidario de los “tucanos” (como se llama aquí a los integrantes del socialdemócrata PSDB); y Aecio lo es. Dilma nunca tuvo una presencia destacada en la región paulista, donde mantiene el piso histórico del PT de 27 a 28 por ciento.

Ayer por la noche, al cierre de esta edición, los tres candidatos principales más otros cuatro menos relevantes protagonizaron el anteúltimo debate presidencial, organizado y transmitido por la TV Record. El próximo jueves volverán a confrontar en los estudios de la emisora Globo; y a partir de esa instancia, se entrará en el período de veda de la propaganda electoral.

En este desafío de conquistar indecisos en la región brasileña del sudeste (que comprende San Pablo, Río y Espirito Santo), los tres candidatos recorrerán la región y harán lo que aquí se conoce como “cuerpo a cuerpo”, que son las caminatas programadas para entrar en contacto con la población.

Lo que puede preverse, también, es un recrudecimiento de denuncias sobre corrupción, tanto aquellas que afectan a la petrolera estatal Petrobras como eventuales nuevos casos que podrían aparecer en la semana.

Entretanto, la presidenta Rousseff está instalada cómoda en el liderazgo, con 13 puntos arriba para la primera vuelta electoral. En el balotaje, en cambio, ganaría por unos cuatro puntos, según la última encuesta conocida este fin de semana.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: AP

Últimas Noticias

Prev Next

Se tiene previsto que lleguen hoy a Sant…

Se tiene previsto que lleguen hoy a Santa Cruz Ganaderos del Ecuador  comprarán embriones

Ganaderos del Ecuador tienen serias intenciones de adquirir genética de las razas nelore y nelore...

Warnes Capturan a antisocial que se hac…

Warnes Capturan a antisocial que  se hacía pasar por policía

Un sujeto que ya cuenta con antecedentes, fue aprehendido por la policía por suplantación de...

Murió en su ley Asesinaron a Hardy Gómez…

Dice el refrán ‘el que a hierro mata a hierro muere’.  Esas palabras parecen describir...