Santa Cruz de la Sierra
10 Noviembre 2014

Padres de los 43 estudiantes posiblemente masacrados y sus compañeros retomaron este lunes las protestas contra el gobierno mexicano bloqueando los ingresos al aeropuerto del turístico balneario de Acapulco (sur), luego de un choque con la policía que dejó una decena de lesionados.

"Va a estar cerrado tres horas. Nadie va a entrar o salir", dijo a la prensa local Felipe de la Cruz, vocero de los padres de las víctimas, quien consideró que "no afecta nada que se cierre un aeropuerto" contra el hecho de que hay 43 desaparecidos.

Apostados con palos y barras metálicas en los accesos, los manifestantes no permiten que turistas con maletas ingresen a la instalación.

Desde temprano miles de manifestantes, la mayoría estudiantes además de maestros y campesinos, iniciaron la marcha, pero policías antimotines les impidieron en un primer momento el paso en la principal vía de acceso al aeropuerto.

Los manifestantes, la mayoría encapuchados, reaccionaron lanzando piedras contra los policías, constató la AFP.

Diez agentes, dos mujeres entre ellos, resultaron heridos por golpes y uno por quemaduras causadas por un cóctel molotov, dijo un funcionario de Seguridad Pública estatal.

"Nosotros no íbamos a responder, pero ellos empezaron a reprimirnos, los arrinconamos", dijo un estudiante del vecino estado de Michoacán (oeste) que se solidarizó con sus compañeros de la escuela rural para maestros de Ayotzinapa, de donde son los 43 estudiantes desaparecidos.

Tras un diálogo de Felipe de la Cruz con autoridades federales se permitió que los manifestantes siguieran hacia el aeropuerto con el compromiso de que el bloqueo fuera pacífico.

Tania Gómez, una vendedora de ropa de 26 años, tenía un vuelo hacia Ciudad de México para ir de vacaciones a Los Angeles.

"Esto es preocupante porque estamos al borde de pura inseguridad, yo me siento asustada de ver tanta gente con palos y la cara tapada", dijo la mujer a la AFP.

"Comprendo, me pongo en su lugar (de los familiares de los jóvenes desaparecidos) y no lo deseas obviamente. Pero tampoco creo que (el bloqueo) sea el medio", manifestó.

De acuerdo con el sitio electrónico del aeropuerto, se han retrasado las llegadas de tres vuelos, dos procedentes de Ciudad de México y uno de Monterrey (norte).

- Furia contra autoridades -

La protesta exige a autoridades que sigan la búsqueda y encuentren con vida a los 43 estudiantes que desaparecieron el 26 de septiembre en la ciudad de Iguala (Guerrero, sur), tras ser brutalmente atacados por policías locales y entregados después a sicarios del narcotráfico.

La fiscalía dijo el viernes que tres sicarios confesaron haber asesinado a los estudiantes y quemado sus cadáveres, que después arrojaron en estado de calcinación a un río cercano.

Incrédulos, los padres de los jóvenes reclaman pruebas e insisten que los desaparecidos deben ser hallados con vida.

El anuncio de la fiscalía generó conmoción nacional y contundentes protestas en Chilpancingo, capital de Guerrero, y en Ciudad de México.

- Polémica gira de Peña Nieto -

El crimen de Iguala ha provocado la peor crisis para Enrique Peña Nieto desde que asumió la presidencia en 2012.

Sin embargo, el mandatario partió el domingo en una gira de seis días por China y Australia para participar en las cumbres de APEC y G20.

El viaje de Peña Nieto irritó a los padres y compañeros de los desaparecidos, para quienes este caso no está para nada cerrado.

"Peña asesino quédate en China", pintaron los estudiantes en las paredes del aeropuerto.

"Están jugando con los sentimientos de los padres de familia y parece que al presidente le preocupa más ir a otros países que afrontar a su país conmovido", expresó a la AFP uno de los estudiantes que adelantó que no darán tregua en sus protestas.

Cuando ya volaba a China, el presidente se vio envuelto en otra controversia.

El sitio de noticias de la periodista Carmen Aristegui informó que la primera dama firmó un contrato en 2012 para la compra de una lujosa mansión en Ciudad de México valorada en siete millones de dólares.

La casa era propiedad de una firma mexicana que participa en un consorcio, encabezado por la compañía China Railway Construction Corporation, que el 3 de noviembre obtuvo la licitación para construir el primer tren de alta velocidad en México y América Latina por más de 3.700 millones de dólares.

Tres días después, Peña Nieto revocó esta concesión tras cuestionamientos sobre la transparencia de licitación, en el que ese consorcio fue el único postor.

La oficina de Peña Nieto reaccionó recalcando que la vivienda fue adquirida únicamente por la primera dama, la popular exactriz de telenovelas Angélica Rivera.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

10 Noviembre 2014

México vive por estos días la tensión y la indignación tras conocer que los 43 jóvenes de Iguala que habían sido reportados como desaparecidos fueron torturados, quemados y lanzados a un río, sumado a esto su presidente Enrique Peña Nieto siguió con su gira por Asia para llevar a cabo varias actividades empresariales.

La noticia no fue muy bien recibida por los mexicanos quienes protestaron este domingo y atacaron el emblemático palacio nacional, como si esto no fuera suficiente para la gestión de Peña Nieto, la reciente investigación de Aristegui Noticias, un medio mexicano, lo pone en una gran polémica.

La reciente publicación revela que su residencia personal es propiedad de una empresa vinculada a millonarios contratos con el Estado.

La ‘mansión’ del presidente está ubicada en Las Lomas, un sector exclusivo del Distrito Federal, está valorada en unos 7 millones de dólares y fue construida por una compañía que trabajó conjuntamente con el PRI cuando Peña Nieto fue gobernador del Estado de México.

Tras meses de investigación, confirmaron que la residencia no está registrada a nombre del presidente, o de la primera dama Angélica Rivera o de alguno de los hijos.

La documentada investigación la página web Aristegui Noticias, reproducida ampliamente por otros medios y en las redes sociales, la lujosa vivienda conocida como "La casa de la Palma", fue construida por Ingeniería Inmobiliaria del Centro, propiedad del Grupo Higa.

En asocio con China Railway Construction Corporation, el Grupo Higa obtuvo el lunes la licitación para el tren de alta velocidad entre Ciudad de México y la ciudad industrial de Queretaro (centro) por más de 3.700 millones de dólares.

Peña Nieto anunció el jueves que, en aras de la legitimidad y la transparencia, suspendía la licitación a la que sólo se presentó un oferente.

¿Qué dice Presidencia?

Este domingo la presidencia difundió una ficha informativa en la que admitió que Rivera, una popular actriz de telenovelas, firmó en enero de 2012 un contrato para comprar la casa y abonó el 30% como pago inicial, lo que indica que en inmueble estaría en proceso de compra.

“En enero de 2012, la señora Angélica Rivera Hurtado celebró un contrato con Ingeniería Inmobiliaria del Centro S. A. de C. V. por virtud del cual, la primera se obliga a adquirir los inmuebles marcados con los números 150 y 160 de la calle Sierra Gorda, los cuales eran propiedad de esta inmobiliaria desde los años 2009 y 2010”, dice la nota de la Presidencia.

Rivera Hurtado, que se casó con Peña Nieto en 2010 por el régimen de bienes separados, sobre los recursos con los que la primera dama paga estas propiedades advierten que Rivera "es económicamente solvente y contaba con recursos suficientes para adquirir estos inmuebles”.

La mansión, de grandes espacios, amplios ventanales y con un sistema de luces especial para crear ambientes, es custodiada por la guardia presidencial.

Rivera mostró la casa en un reportaje concedido a una revista del corazón, tras la elección de su esposo a mediados de 2012. "He hecho saber (a los seis hijos de la pareja) que Los Pinos nos será prestado solo por seis años y que su verdadera casa, su hogar, es esta donde hemos hecho este reportaje", dijo entonces.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

09 Noviembre 2014

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, partió este domingo a una gira comercial de seis días a China y Australia dejando atrás a un país conmocionado y las enfurecidas protestas por la posible masacre de los 43 estudiantes desaparecidos.

"No atender un evento como éste sería actuar con irresponsabilidad", dijo Peña Nieto durante un mensaje a medios efectuado en Anchorage (Alaska, Estados Unidos), durante una escala de su viaje a China.

En Pekín, el presidente participará en la cumbre de APEC y después realizará una visita de Estado a China. Posteriormente asistirá a la cumbre del G20 en Brisbane (Australia).

"Quizá lo más fácil, lo más cómodo, hubiese sido dejar de atender este compromiso" pero estos son los foros más importantes y tendrán un impacto en "la economía de nuestro país y en la generación de empleos", argumentó.

Desde que asumió la presidencia en 2012, el mandatario ha tratado de que la atención nacional e internacional se enfoque en sus ambiciosas reformas económicas.

Pero la desaparición de los estudiantes la noche del 26 de septiembre en Iguala (Guerrero, sur), tras ser brutalmente atacados por policías locales, devolvió a México al drama de la violencia que marcó a su predecesor Felipe Calderón.

Peña Nieto afronta la peor crisis de su presidencia y su partida ha sido duramente criticada tanto por opositores como por familiares y compañeros de los estudiantes.

El viaje "es una burla, demuestra su falta de calidad moral jugando con los sentimientos y la dignidad de 43 estudiantes", dijo este domingo a la AFP Juan González, estudiante de la escuela para maestros rurales de la comunidad Ayotzinapa (Guerrero, sur) a la que pertenecen los desaparecidos.

Amnistía Internacional también reprochó al presidente que su viaje demuestra "poco interés en hacer frente a la grave situación de derechos humanos en México".

Peña Nieto sostiene que la violencia ha bajado desde que asumió el poder pero más de 100.000 personas han sido asesinadas o desaparecidas desde que Calderón lanzó en 2006 su combate militar contra los cárteles. La inmensa mayoría de esos crímenes están impunes.

- Ataque al palacio -

Horas antes del viaje, una nueva multitudinaria y pacífica manifestación acabó con el ataque de un pequeño grupo radical al emblemático Palacio Nacional, en el corazón de Ciudad de México.

Una veintena de manifestantes trataron de derribar con vallas metálicas la puerta principal de este edificio colonial e incluso consiguieron prenderle fuego brevemente a la entrada arrojándole cócteles molotov.

La manifestación, que terminó con 14 detenidos, fue antecedida por otra fuerte protesta frente a la sede de la gobernación del estado de Guerrero, en la ciudad de Chilpancingo, donde estudiantes incendiaron una decena de vehículos.

"No se puede exigir justicia actuando con violencia", recalcó Peña Nieto, que reiteró su apoyo a las familias de los desaparecidos.

Las protestas ocurrieron el día después de que la Fiscalía anunciara que sicarios narcotraficantes han confesado que asesinaron a los estudiantes, quemaron sus cadáveres y arrojaron los restos a un río.

Las familias se niegan a creer que este haya sido el final del atroz crimen que ha estremecido a México y el mundo hasta que se lo confirmen con pruebas los peritos argentinos independientes de su confianza.

Los angustiados familiares permanecen recluidos en la escuela de Ayotzinapa, reconocida por su ideología socialista. El domingo recibieron la visita solidaria de personas que les prepararon comida así como de universitarios y activistas que les entregaron unos 180.000 pesos (USD 13.000) que recaudaron para ellos.

También les leyeron poemas y cartas redactadas por niños y les cantaron canciones. Algunos de los padres agradecieron el gesto entre lágrimas.

- Enojo con clase política -

México vive una irritación sin precedentes recientes contra su clase política que ha alcanzado al presidente, contra quienes los manifestantes del palacio lanzaron gritos de "fuera" y "asesino".

El crimen de Iguala, que para Human Rights Watch es uno de los más graves de la historia reciente de América Latina, dejó al desnudo la profundidad de la infiltración del crimen organizado en autoridades mexicanas.

Los estudiantes de Ayotzinapa fueron atacados en la cercana Iguala por policías locales, que luego los entregaron a los sicarios del cártel Guerreros Unidos que supuestamente los masacraron.

El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, ahora detenido, está acusado de trabajar para ese grupo criminal y de haber ordenado los ataques por temor a que los estudiantes sabotearan un evento público de su esposa, hermana de tres narcotraficantes.

Abarca ya estaba acusado de un asesinato cometido en 2013, pero ninguna autoridad actuó contra él.

El gobierno federal también ha sido duramente criticado por tardar más de una semana en asumir la investigación y, 44 días después de las desapariciones, no ofrecer pruebas concluyentes del paradero de los jóvenes.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

07 Noviembre 2014

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, prometió hoy continuar los esfuerzos para lograr "el total esclarecimiento" de los hechos registrados el 26 de septiembre en el municipio de Iguala y castigar a todos los que participaron en esos "crímenes abominables".

En un acto público celebrado en la capital mexicana, Peña Nieto indicó que los "hallazgos presentados" por el fiscal general, Jesús Murillo, "indignan y agravian a toda la sociedad mexicana".

En una conferencia de prensa, Murillo reveló que 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural (de magisterio) de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, fueron asesinados y quemados por miembros del crimen organizado para no dejar rastros, según el testimonio de tres detenidos que confesaron los hechos.

"No basta con la captura de los autores intelectuales, detendremos a todos los que participaron en estos crímenes abominables", añadió el mandatario sobre la noche en la que seis personas murieron a tiros a manos de policías y 43 estudiantes fueron entregados por agentes corruptos al cártel Guerreros Unidos.

"Las investigaciones serán llevadas hasta las últimas consecuencias. Todos los culpables serán castigados en el marco de la ley", insistió.

"A los padres de familia y a la sociedad mexicana, les aseguro que no cejaremos hasta que no se haga justicia", añadió el mandatario mexicano, quien este fin de semana tiene programado iniciar una gira por Asia.

Peña Nieto dijo que la información proporcionada hoy por el fiscal es resultado del "amplio operativo" lanzado por su Gobierno, "haciendo uso de todas las capacidades materiales del Estado".

Además, aseguró que su Gobierno "seguirá actuando con decisión y firmeza contra el crimen organizado".

Por su parte, los familiares de los 43 estudiantes aseguraron hoy que mientras "no haya pruebas", seguirán exigiendo la búsqueda de sus hijos "vivos", y acusaron al Gobierno de torturarlos de "manera descarada".

"Mientras no haya pruebas, nuestros hijos están vivos", afirmó Felipe de la Cruz, uno de los padres de los 43 jóvenes desaparecidos, en una conferencia de prensa desde la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Además, acusó al Gobierno de seguir "torturando de manera descarada a los padres de familia" y de intentar tratar de cerrar el caso antes del viaje del presidente Enrique Peña Nieto a Asia, una muestra -dijo- de su "irresponsabilidad" con los problemas del país.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

23 Octubre 2014

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, dijo hoy que “hace suyo el sentimiento de indignación” de la sociedad por la desaparición de los 43 estudiantes hace casi un mes, pero rechazó la violencia registrada ayer en Iguala durante las protestas.

“Reconozco a las miles de personas que han unido su voz y expresado su sentir en un clima de respeto y civilidad, pero también como sociedad debemos rechazar aquellas actitudes violentas que atentan derechos de terceros” y las instituciones, afirmó.

En un acto público en la capital mexicana, el mandatario consideró “incongruente exigir la aplicación de la ley con acciones que violentan el Estado de derecho como las ocurridas ayer en Iguala”, cuando un grupo de manifestantes quemó la Alcaldía.

Además, al concluir la movilización varias decenas de personas encapuchadas se dirigieron a la Plaza Tamarindos, donde saquearon comercios, rompieron vidrios y robaron artículos en diversos negocios.

La Policía Federal atribuyó los daños y saqueos a “un grupo de vándalos” ajenos a la movilización de maestros, estudiantes y familiares de los desaparecidos e informó que había detenido a 10 personas involucradas “en los actos de vandalismo”.

Peña Nieto prometió este jueves seguir trabajando con “determinación para localizar a los estudiantes, esclarecer los hechos y aplicar toda la fuerza de la ley a los culpables”.

La noche del 26 de septiembre pasado los estudiantes de la Escuela Normal (dedicada a la formación de maestros) de Ayotzinapa fueron atacados a tiros por policías en Iguala, en el sureño estado de Guerrero, por órdenes del entonces alcalde, José Luis Abarca, hoy prófugo de la Justicia.

En los ataques murieron seis personas, 25 resultaron heridas y 43 estudiantes fueron detenidos por policías de Iguala y del vecino municipio de Colula y entregados al cártel Guerreros Unidos, según los testimonios de varios de los detenidos.

El presidente “hace suyo este sentimiento de indignación, de rechazo y de consternación” que ha provocado la desaparición de 43 jóvenes, afirmó y confió en que en “muy poco tiempo” sean detenidos los autores intelectuales y, “lo más importante”, saber el paradero de los estudiantes.

Peña Nieto insistió en que todos los días está al frente para “apurar los esfuerzos del Gobierno” y resolver este caso que ha consternado a la sociedad mexicana.

El fiscal general, Jesús Murillo, señaló el miércoles a José Luis Abarca, a su esposa, María de los Ángeles Pineda, y al secretario de Seguridad de Iguala, Felipe Flores, como autores intelectuales de los hechos registrados el 26 de septiembre.

Además de estos tres, que están en paradero desconocido, las autoridades mexicanas buscan a tres miembros de Guerreros Unidos que recibieron a los 43 estudiantes de manos de los policías, cuyo testimonio es clave para dar con el paradero de los jóvenes.

En este caso hay 52 personas detenidas, entre policías municipales e integrantes de Guerreros Unidos, incluido su líder, Sidronio Casarrubias.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

08 Septiembre 2014

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que la corrupción en el país es "una debilidad de orden cultural" que es preciso combatir a partir del fortalecimiento de las instituciones y la participación de la sociedad.

"Estoy convencido de que el problema que tenemos para enfrentar la corrupción parte, primero, de reconocer que es una debilidad de orden cultural que no es privativa de México", dijo Peña Nieto en un encuentro de los "300 líderes más influyentes de México" en la capital mexicana.

La corrupción "es un problema de orden humano y para hacerle frente tenemos que partir de reconocer esta debilidad", abundó.

El mandatario consideró que "a partir del fortalecimiento de instituciones que permitan combatir prácticas de corrupción y definir políticas que sirvan o inhiban prácticas de corrupción" será como el país avanzará "realmente en la formación de una cultura ética de la sociedad mexicana".

Sin embargo, indicó que incluso eso será insuficiente si la sociedad no asume también como reto propio, junto con el Gobierno, esa "nueva actitud" para "recoger nuevos valores e ir modelando esta nueva ética".

Recordó que para ello en el país existen nuevos instrumentos como la Fiscalía Autónoma para combatir la corrupción y el Instituto de Transparencia.

Adelantó que el Congreso abordará una iniciativa para crear la Comisión Nacional Anticorrupción. "Sé que los partidos políticos estarán discutiendo, enriqueciendo y ampliado un tema pospuesto pero que sin duda ocupará su atención", dijo.

Al referirse a las reformas constitucionales promulgadas durante su gestión, como la de telecomunicaciones, la fiscal y la energética, aseguró que permitirán "crecer, ser más productivos y tener mayor competitividad".

Asimismo, expresó su reconocimiento a todas las fuerzas políticas porque, más allá del sentido de su voto, actuaron siempre con un "ánimo constructivo" que ha hecho posible que se alcancen "los respaldos mayoritarios para concretar las reformas".

Antes de este encuentro, Peña Nieto encabezó en un acto oficial la puesta en marcha de la estrategia "Crezcamos Juntos", de incentivos a la formalidad, y firmó un decreto que amplía facilidades y beneficios para quienes se suman a la actividad económica formal.

Ahí hizo un llamamiento a "todos los mexicanos que tienen su propio negocio a incorporarse a la formalidad" y gozar de los beneficios de seguridad social, vivienda, y financiamiento "que les permitan crecer y consolidar sus negocios".

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

 

Últimas Noticias

Prev Next

Revelan que material de campaña del MAS …

Revelan que material de campaña del MAS se elaboraba en la Editorial del Estado a cuenta de ministerios

El Gobierno denunció este miércoles que, en el periodo del MAS, la Editorial del Estado...

Disney estrenó nuevo adelanto de Mulán, …

Disney estrenó nuevo adelanto de Mulán, pero sin el dragón [+VIDEO]

Mulán volverá a conquistar la pantalla grande este 27 de marzo de 2020, pues Disney...

Decretan indemnización de Bs 50 mil para…

Decretan indemnización de Bs 50 mil para familias de fallecidos y asistencia para heridos

El Gobierno transitorio decretó este jueves otorgar un resarcimiento de 50 mil bolivianos para las...