Santa Cruz de la Sierra
06 Enero 2015

El presidente Barack Obama calificó de “trágico evento” la desaparición de 43 estudiantes en México y respaldó las medidas adoptadas por el gobierno mexicano a raíz de la tragedia, durante una reunión con su par Enrique Peña Nieto en la Casa Blanca, .

El encuentro tuvo lugar en el peor momento de la presidencia de Peña Nieto, tras la desaparición de los estudiantes en setiembre.

Estados Unidos es un “amigo y partidario de México en sus esfuerzos para eliminar el auge de la violencia ligada a los carteles de la droga”, dijo el mandatario tras la reunión de una hora.

“Queremos ser un buen socio en ese proceso”, insistió Obama en declaraciones a la prensa al término de la reunión.

Peña Nieto, que visita la Casa Blanca por primera vez como presidente, agradeció por su parte la cooperación estadounidense en la lucha contra el narcotráfico.

Un centenar de mexicanos pedía este martes en la plaza frente a la Casa Blanca, parcialmente cubierta de nieve y hielo, la renuncia de Peña Nieto y su enjuiciamiento por las muertes y desapariciones de ciudadanos a manos de agentes del Estado.

“Plan México: EEUU pone las armas y México pone los muertos”, rezaba un enorme cartel en la plaza, al tiempo que incontables pancartas recordaban la desaparición de los estudiantes. “Fue el Estado”, afirmaba un cartel en español e inglés, en referencia a ese episodio.

La noche del 26 de septiembre, un grupo de estudiantes de la combativa escuela de magisterio de Ayotzinapa (Guerrero, sur) fueron atacados a balazos en la cercana Iguala por policías locales coludidos con narcotraficantes.

Tras la balacera, que dejó seis muertos, desaparecieron 43 de estos jóvenes.

Según la fiscalía, los policías los entregaron a miembros del cártel local Guerreros Unidos, quienes los habrían asesinado e incinerado los cuerpos. Hasta el momento sólo se ha podido identificar los restos calcinados de uno de ellos.

En total, unas 90 personas han sido detenidas por este caso, entre policías, narcotraficantes y funcionarios.

El lunes, el director para las Américas de la organización Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, pidió a Obama una postura más firme ante lo que denominó una “crisis de derechos humanos” en México.

Migración, economía y Cuba

La agenda de los mandatarios se centró también en asuntos de migración, economía y en la aproximación de EEUU y Cuba en la que México busca ser un facilitador.

Obama agradeció a Peña Nieto su compromiso para trabajar con la Casa Blanca alrededor de las medidas adoptadas por su gobierno que prevén la legalización de unos cinco millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.

Dos de cada tres inmigrantes que se podrán beneficiar de las medidas anunciadas en noviembre por Obama son mexicanos, la comunidad más importante entre los 52 millones de hispanos que viven en el país.

En el marco de la visita del mandatario mexicano, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el ministro mexicano de Finanzas, Luis Videgaray, abrieron una reunión bilateral de diálogo económico en Washington.

Biden y Videgaray, junto a una delegación que incluía a los ministros de Exteriores, Energía, Seguridad y Comercio de ambos países, dieron inicio al segundo Diálogo Económico de Alto Nivel, centrado en la cooperación energética y comercial, y en la modernización de la frontera que comparten ambos países.

“No hay razón para que la relación Estados Unidos-México, que ya es fuerte, no esté entre las mas fuertes del mundo”, resaltó Biden, pidiendo que el encuentro de las delegaciones concluya con “metas específicas”.

Peña Nieto y Obama sostenían un almuerzo, y luego el líder mexicano acudirá a la colocación de una ofrenda floral en el cementerio nacional de Arlington, en las afueras de Washington, antes de regresar a su país la noche del martes.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

02 Enero 2015

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, bajo presión por el manejo que su Gobierno ha dado a una investigación sobre la posible masacre de 43 estudiantes, discutirá temas de seguridad y justicia en una visita a su par estadounidense, Barack Obama, la próxima semana.

El mandatario está en la mira de críticos y ha enfrentado masivas protestas callejeras luego de la desaparición en septiembre de los estudiantes de magisterio a manos de un grupo de narcotraficantres en complicidad con policías corruptos, en la sureña ciudad de Iguala.

Peña viajará el lunes a Washington para reunirse con Obama para tratar temas de interés común, entre ellos Iguala, dijo el viernes el subsecretario para asuntos de América del Norte de México, Sergio Alcocer.

"Tendremos oportunidad de revisar el estado que guardan los temas de migración, seguridad y justicia", dijo el funcionario en una conferencia de prensa.

Agregó que los eventos de Iguala son sólo uno de varios incidentes violentos que han afectado a ambos países, al destacar las recientes protestas en el estado estadounidense de Misuri luego de que un policía de raza blanca disparó y mató a un adolescente desarmado de raza negra.

El mandatario mexicano también discutirá temas de educación y de competencia económica durante la que será su primera visita oficial a la Casa Blanca desde que asumió el poder hace dos años.

Peña, quien ha dedicado la mayor parte de su gestión a impulsar una serie de reformas estructurales, busca retornar el foco a sus esfuerzos por revitalizar la economía, tras las severas críticas que ha recibido en meses recientes.

Además del caso de Iguala, el presidente ha sido criticado luego de que se hizo público que tanto él como su esposa y su secretario de Finanzas compraron o usaron casas construidas por una empresa parte de un consorcio que ganó en noviembre una multimillonaria licitación y que posteriormente fue sorpresivamente revocada.

Durante su visita de 24 horas a Estados Unidos, Peña también tiene previsto agradecer a Obama por una reciente orden ejecutiva que calmó temores de deportación entre millones de inmigrantes ilegales en ese país, muchos de los cuales son mexicanos, dijo Alcocer.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

 

02 Diciembre 2014

Al grito de "Fuera Peña" una multitudinaria marcha copó anoche las principales calles de la Ciudad de México para exigir la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto, que ayer cumplió dos años de gestión, y el regreso con vida de los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos hace más de dos meses.

"Amnistía Internacional está aquí por varias razones, la primera porque compartimos la indignación de muchos mexicanos respecto a la impunidad que ha habido en (el caso) Ayotzinapa pero también porque hay muchas violaciones de derechos humanos en México", aseguró Perseo Quiroz, director ejecutivo de la organización en el país.

Al término del acto con el que concluyó la marcha, decenas de encapuchados armados con palos y bates de béisbol destrozaron fachadas de numerosos comercios y bancos del emblemático Paseo de la Reforma; arrojaron bombas molotov dentro de los comercios y prendieron fogatas en las calles.

Ante los incidentes, centenares de policías antimotines arribaron a la zona para evitar que los manifestantes llegaran a la sede del Senado. Un vocero del gobierno confirmó que por los disturbios fueron detenidos tres jóvenes de 17, 18 y 19 años.

También, miles de mexicanos protestaron en otros puntos, pero las más fuertes se registraron en Chilpancingo, capital de Guerrero, donde un grupo de manifestantes saqueó las oficinas de la fiscalía estatal e incendió cinco vehículos, dos de ellos eran patrulleros.

"Nosotros ya no reconocemos como presidente de México a Enrique Peña Nieto porque no ha resuelto nuestra demanda central de presentación con vida de nuestros hijos", subrayó Felipe de la Cruz, vocero de las familias.

En la turística ciudad de Oaxaca, al Sur del país, unos 1.500 maestros y estudiantes provistos de palos y piedras bloquearon por cuatro horas accesos al aeropuerto y dos vuelos tuvieron que ser cancelados.

En Guadalajara, en el marco de la Feria Internacional del Libro, escritores como el chileno José Donoso y el mexicano Juan Villoro encabezaron una marcha también en protesta por la desaparición de los estudiantes.

Los jóvenes desaparecieron la noche del 26 de septiembre después de ser atacados por policías de Iguala que presuntamente obedecían órdenes de su alcalde. Después los agentes entregaron a 43 sobrevivientes a sicarios del cártel Guerreros Unidos que, según declaraciones de detenidos, los habrían asesinado e incinerado.

Ante la falta de pruebas científicas, los padres se aferran a la idea de que están vivos y exigen al gobierno redoblar la búsqueda. "Vamos a buscarlos, vamos a encontrarlos", afirmó Clemente Rodríguez, padre de uno de los jóvenes desaparecidos.

El diario Reforma publicó ayer una encuesta que indicaba que la aprobación de Peña Nieto cayó entre agosto y finales de noviembre del 46% al 39%, mientras que otro sondeo del diario El Universal señaló una reducción del 46% al 41%. Se trata del nivel de popularidad más bajo de un presidente mexicano desde mediados de la década de los noventa.

Ayer, Peña Nieto envió al Congreso un paquete de reformas constitucionales en materia de seguridad para enfrentar la infiltración del narcotráfico. Entre las propuestas está el reemplazo de los más de 1.800 cuerpos de policía municipal por fuerzas únicas de cada uno de los 32 estados y la autorización a su gobierno para disolver cualquier municipio ante "indicios suficientes" de infiltración.

"Lo ocurrido en Iguala está claro que marca un antes y un después (...) Evidenció la debilidad institucional para hacer frente al crimen organizado, hoy en mayor número, armas y capacidades de fuerza de las del pasado", expresó el mandatario durante un acto oficial de entrega de viviendas en el estado de Chiapas, al sureste de México.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

01 Diciembre 2014

Desde el comienzo de la administración de Peña Nieto el 1° de diciembre de 2012, que trajo de vuelta al poder al Partido Revolucionario Institucional (PRI) tras una ausencia de 12 años, la prensa ha seguido de cerca el proceso legislativo de reformas de gran calado, incluyendo una que abrió el sector energético a la iniciativa privada luego de más de siete décadas de monopolio estatal.

Estas reformas también se convirtieron en el punto focal de la discusión política y las protestas sociales, como ocurrió con la educativa, que establece un sistema de evaluación para la contratación, permanencia y promoción del personal docente, y a la que se opone un sector del magisterio reacio a ceder sus prerrogativas.

Mientras, Peña Nieto cosechaba elogios de mandatarios extranjeros que visitaban México, de cuyos discursos desaparecieron las expresiones de preocupación por la violencia vinculada al combate al crimen organizado y a las violaciones a los derechos humanos que marcaron al gobierno de su antecesor Felipe Calderón (2006-2012).

Pero todo ello comenzó a desmoronarse en los últimos meses, luego de que salieron a la luz dos incidentes que revelan lo poco que el país ha cambiado más allá de los papeles.

El primero fue la muerte de 22 civiles el 30 de junio en el municipio de Tlatlaya, en el central Estado de México, de los cuales ocho fueron ejecutados por militares tras un choque armado, según la fiscalía, y 15 de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Un tribunal inició a principios de noviembre un juicio contra siete militares implicados en los hechos de Tlatlaya, que serán procesados por delitos como homicidio calificado, ejercicio indebido de servicio público y encubrimiento.

El segundo incidente, que fue el de mayores repercusiones, fue la desaparición de 43 estudiantes de una escuela rural para maestros el 26 de septiembre pasado en la localidad de Iguala, en el estado sureño de Guerrero, a manos de policías e integrantes de una agrupación criminal.

Las desapariciones, por las que está siendo procesado el ex alcalde José Luis Abarca como presunto autor intelectual, entre otros acusados, han desatado multitudinarias y a veces violentas protestas para exigir que las víctimas aparezcan con vida.

Y es que los padres, sus compañeros y una parte de la sociedad no creen en la principal línea de investigación de la fiscalía, basada en el testimonio de tres detenidos, según la cual los jóvenes fueron capturados por policías y entregados al cártel Guerreros Unidos, que se encargó de asesinarlos e incinerarlos para borrar su rastro.

Otro dolor de cabeza

Unido a estos acontecimientos, el jefe de Estado mexicano hizo público su patrimonio personal en los últimos días, en respuesta a la polémica sobre el origen de una lujosa mansión de su esposa, Angélica Rivera, que ha caldeado más los ánimos.

Según el reportaje que sacó el caso a la luz, la propiedad fue construida por la empresa Higa, que ganó varios proyectos de infraestructura en el Estado de México cuando Peña Nieto era gobernador del estado vecino de la capital.

Higa tiene participación en la empresa Teya, socia de China Railway Construction Company, que este año ganó una licitación para construir un tren de alta velocidad en el país. Pero el Presidente revocó esa licitación el 6 de noviembre, justo dos días antes de que el reportaje fuera publicado.

Apremiado en el país y con su estrella internacional en declive por estos hechos, Peña Nieto anunció el jueves pasado un nuevo plan de seguridad para México.

Fiel a la fórmula que le dio resultado en el arranque de su sexenio, indicó que este lunes, cuando cumple dos años en la Presidencia, presentará al Congreso tres reformas constitucionales.

Una es para crear policías únicas en las 32 entidades federativas del país, otra para combatir la infiltración del crimen organizado en las alcaldías y una más para definir la competencia de cada autoridad en la lucha contra el delito.

El gobernante reveló también la creación de tres zonas económicas especiales que abarcan Guerrero, Michoacán, Chiapas y Oaxaca, los estados más pobres del país, a través de una iniciativa legal que será enviada al Congreso en febrero de 2015.

El objetivo es alentar la inversión y la creación de empleos bien remunerados con infraestructura moderna, seguridad, facilidades para el comercio exterior, y descuentos en impuestos y contribuciones.

Análisis y críticas

Los principales partidos de oposición anunciaron que evaluarán a fondo la estrategia, pero de entrada señalaron deficiencias en cuanto a la falta de autocrítica del mandatario.

El anuncio de Peña Nieto se produjo en una nueva jornada de violencia, tras el hallazgo de los cuerpos decapitados y con signos de calcinación de 11 jóvenes en Chilapa de Álvarez, en el Estado de Guerrero.

A diferencia de la lentitud con que se hizo cargo de las investigaciones sobre la desaparición de los estudiantes en Iguala, la fiscalía federal asumió de inmediato el caso de los decapitados.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

27 Noviembre 2014

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció hoy una reforma constitucional para combatir la infiltración del crimen organizado en las presidencias municipales (alcaldías) del país, en respuesta a la desaparición de 43 estudiantes hace dos meses en el municipio de Iguala.

La reforma, que el gobernante enviará el lunes al Congreso mexicano, incorpora la posible "disolución" de un ayuntamiento "cuando existan indicios suficientes de que la autoridad local está involucrada con el crimen organizado", como sucedió con el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, actualmente preso.

Peña Nieto hizo el anuncio durante un mensaje a la ciudadanía desde el Palacio Nacional, en Ciudad de México, en el que planteó una nueva estrategia de su Gobierno para combatir la inseguridad, la impunidad y la corrupción en el país.

El mandatario presentó las medidas como "decisiones audaces y firmes", que ayudarán a clarificar las "competencias de cada autoridad en el combate al delito".

"Cuando la responsabilidad es de todos, en realidad no es de nadie", afirmó Peña Nieto, al quejarse del "complejo sistema de competencias penales" actual en México, que "genera dispersión de responsabilidad" e "impunidad".

El ejemplo más evidente de ellos -indicó- es el caso del combate al "narcomenudeo" o venta de drogas a pequeña escala, un problema especialmente grave en los Gobiernos municipales.

Otra de las acciones anunciadas este jueves por Peña Nieto es un plan para crear 32 policías estatales que reemplazarán a las más de 1.800 corporaciones municipales, muchas de ellas infiltradas por el crimen organizado.

Esta iniciativa, incluida también en una reforma constitucional que enviará igualmente el lunes al Congreso, contemplará sanciones para los alcaldes que no entreguen el control de los cuerpos policiales y a los gobernadores que no asuman la responsabilidad de la policía única.

El objetivo del plan es pasar de más de 1.800 policías municipales débiles a 32 "sólidas" corporaciones de seguridad "más confiables, profesionales y eficaces", y homologadas en sus niveles de profesionalización, protocolos, equipamiento y tecnologías.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

26 Noviembre 2014

El Gobierno mexicano planea cambiar el rumbo de su política de seguridad interna para frenar la violencia y la corrupción que impera en el país, que ha quedado patente con la desaparición de 43 estudiantes hace dos meses a manos de policías.

Tras semanas de protestas y manifestaciones por este caso, pacíficas y violentas, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, confirmó hoy que esta semana presentará un plan para evitar "eventos tan lamentables" como los ocurridos en la sureña ciudad de Iguala, donde policías corruptos desaparecieron a 43 estudiantes.

"Todo esto nos lleva a ordenar y a marcar un rumbo que nos permita evitar que eventos tan lamentables ocurridos en Iguala se repitan", manifestó en un acto público en el céntrico estado de Hidalgo, en el que aseguró que las acciones serán "de fondo".

Sin detallar más en qué va a consistir el plan que presentará el jueves, el mandatario dijo que requeriría "un esfuerzo colectivo" del Congreso y la sociedad.

"No queremos violencia" generada por el crimen organizado, "que se ha infiltrado en distintos Gobiernos, sobre todo en los de mayor debilidad", como ha sido el caso de los estados de Michoacán y Guerrero, afirmó.

El conservador Partido Acción Nacional (PAN) confió en que el anuncio de Peña Nieto permita resolver la inseguridad que vive el país y poner fin a la corrupción que "está carcomiendo a todas las instituciones".

Cientos de personas protestaron ayer contra la detención de 11 estudiantes, entre ellos 1 chileno, tras las violentas manifestaciones registradas la semana pasada en México.

"Ojalá ya nos dejen en claro qué es lo que van hacer para atajar el tema de inseguridad, resolver el problema económico del país y terminar con la corrupción", dijo el senador Jorge Luis Preciado.

México atraviesa por una profunda crisis política a raíz de la desaparición de los normalistas, misma que ha generado multitudinarias movilizaciones para reclamar la aparición con vida de los alumnos, algunas de las cuales han terminado con incidentes de violencia.

Esta mañana maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) irrumpieron en varios edificios oficiales en Chilpancingo, la capital de Guerrero, donde hicieron pintadas, dañaron documentación y robaron varios vehículos.

Además, el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), al que pertenecía tanto el exalcalde de Iguala José Luis Abarca como el exgobernador Ángel Aguirre, se tambalea tras la renuncia de su líder moral, el reconocido político, Cuauhtémoc Cárdenas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: La Prensa

25 Noviembre 2014

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, hará "un anuncio importante" esta semana, en medio de la crisis que vive el país por la desaparición de 43 estudiantes hace casi dos meses, informó este lunes el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio.

"Habrá de tomar decisiones el presidente respecto a lo que no ha funcionado, a lo que se tiene que renovar, cambiar y se hará un anuncio importante y será en esta misma semana", dijo el ministro a Radio Fórmula.

Osorio no dio detalles del anuncio y se limitó a indicar que serán decisiones para modificar "donde hay debilidad en el Estado mexicano y particularmente en los municipios".

El anuncio se hará a más tardar el jueves, apuntó el ministro, quien defendió la actuación del Gobierno tras la desaparición de los alumnos de una escuela rural para maestros el 26 de septiembre pasado en Iguala a manos de policías y criminales.

"Se ha estado haciendo lo que le corresponde, primero en la búsqueda, que no se ha parado, se ha puesto todo el empeño del Gobierno de la República por encontrar a los jóvenes, pero también por supuesto encontrar a los culpables y castigarlos", indicó Osorio.

"Hay que esperar los tiempos que marcan los estudios correspondientes para saber si las indagatorias que hizo la Procuraduría nos llevan a un lugar cierto y, por supuesto, seguir en la línea de búsqueda para encontrar a los jóvenes", comentó.

El 26 de septiembre pasado, policías municipales atacaron a tiros a los jóvenes presuntamente por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, con un saldo de 6 muertos y 25 heridos.

Además, esa noche 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa fueron detenidos por los policías y entregados al cártel Guerreros Unidos, quienes se encargaron de asesinarlos e incinerarlos para borrar su rastro, de acuerdo con las declaraciones de tres miembros del grupo criminal detenidos.

Esta versión no es aceptada por los padres de los estudiantes, quienes están a la espera de los resultados de las pruebas genéticas que realiza un laboratorio de Austria a los restos óseos hallados en un basurero del municipio de Cocula, vecino a Iguala.

Osorio recordó que el Gobierno mantiene una mesa de diálogo con familiares, alumnos y abogados de los desaparecidos e indicó que de momento no se tiene contemplada una reunión especial.

Además, justificó las detenciones realizadas el jueves pasado tras incidentes violentos registrados durante las manifestaciones multitudinarias para exigir la aparición con vida de los estudiantes.

"No queremos inculpar a quien no tiene nada que ver, pero por supuesto sí castigar a quien haya hecho este tipo de actos", indicó.

Las autoridades arrestaron a 30 personas, pero solo once -incluido el chileno Lawrence Maxwell Ilabaca- fueron recluidas en cárceles federales por su probable responsabilidad en delitos de homicidio en grado de tentativa, asociación delictiva y motín.

Varias organizaciones defensoras de derechos humanos y familiares de los capturados aseguran que se trató de casos de detenciones arbitrarias.

"Hay quienes están solicitando que se les libere, hay una mayoría de mexicanos que están pidiendo que ya no se dejen hacer este tipo de acciones", dijo Osorio, quien insistió en que se revisará cada uno de los procesos para deslindar responsabilidades.

"Quien no cometió (...) hechos violentos como los que se dieron, no tendrá por qué estar preocupado", afirmó.

El líder del Senado, Miguel Barbosa, adelantó que según la información de que dispone el "anuncio importante" que hará el mandatario girará en torno a una comisión de Estado integrada por personas "de reconocida solvencia moral" para abordar la crisis de inseguridad pública, acceso a la justicia y debilidad institucional en los municipios.

Barbosa explicó que esta comisión tendría su propia agenda y deberá resolver entre otros puntos el de una policía nacional con un mando único para superar el problema de las policías municipales que son "susceptibles de ser influenciadas y penetradas por las organizaciones delictivas".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE 

24 Noviembre 2014

Un grupo de estudiantes de la escuela de magisterio de Ayotzinapa, en Guerrero, exigieron a través transmisiones de radio la renuncia del presidente de México, Enrique Peña Nieto, y le dieron seis días para hacerlo.

"Le quedan seis días al presidente Peña Nieto para presentar su renuncia al cargo porque así se lo está pidiendo el pueblo mexicano", afirmó uno de los jóvenes y añadió que "de lo contrario las movilizaciones en su contra crecerán en todo el país".

Ccerca de un centenar de estudiantes tomaron el control de dos radiodifusoras en Chilpancingo, capital de Guerrero, para enviar mensajes con la exigencia de que aparezcan con vida sus 43 compañeros desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre en hechos violentos en Iguala.

Los jóvenes denunciaron que las autoridades federales no están haciendo nada para encontrar con vida a sus compañeros, quienes según la versión de la Fiscalía fueron capturados por policías de los municipios de Iguala y Cocula y entregados a un grupo del crimen organizado, que los asesinó e incineró.

"Vemos que ni el ejército, ni las policías, están haciendo nada, por eso vamos a tomar acciones por nuestra propia cuenta, acompañados por la Policía Comunitaria, y si es necesario iremos armados", aseguraron en una de las transmisiones radiales

Los estudiantes de magisterio permanecieron una hora en las emisoras y al finalizar se retiraron a su escuela.

Por otra parte, los miembros de la Asamblea Nacional Popular (ANP) acordaron, en una reunión cerrada en la escuela de Ayotzinapa en la ciudad de Tixtla, continuar las manifestaciones para exigir la aparición con vida de los 43 estudiantes desaparecidos.

En el encuentro, representantes de más de 100 organizaciones sociales, sindicales y magisteriales, acordaron convocar una manifestación nacional para el 1 de diciembre, día que Peña Nieto cumple dos años en la presidencia.

Otra movilización fue programada para el 6 de diciembre, cuando se cumplen 100 años de la entrada a Ciudad de México del Ejército Libertador del Sur y de la División del Norte, dirigidos por Emiliano Zapata y Francisco Villa, respectivamente.

Esta misma noche un millar de personas recorrió las calles de Tixtla para exigir la aparición con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, marcha que fue vigilada por la Policía Comunitaria de esa localidad.

Al finalizar la marcha los dirigentes exigieron a las autoridades dar resultados precisos sobre la búsqueda de los jóvenes desaparecidos hace más de ocho semanas.

Por otro lado, un grupo de unas 70 personas realizó hoy una búsqueda de nuevas fosas clandestinas en la zona aledaña de Iguala a petición de familiares de víctimas de la delincuencia organizada y al final localizaron siete nuevas fosas con restos de personas asesinadas por el crimen organizado en los últimos años.

Este operativo fue encabezado por Julia Alonso Carbajal, coordinadora nacional de Ciencia Forense Ciudadana; Miguel Blanco, de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), y Tita Radilla, presidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de violaciones a los Derechos Humanos en México(Afaddem).

Cinco de las fosas se localizaron en un paraje conocido como La Laguna, y más adelante se hallaron otras dos, en el paraje Las Joyas.

Explicaron que todo lo hallado se dejó en su sitio y solo colocaron "banderas" para que los peritos de la fiscalía las encuentren fácilmente, aunque quedaron resguardadas por miembros de la Gendarmería Nacional.

Agregaron que continuarán la búsqueda desde el próximo miércoles al viernes.

Asimismo, dijeron que el martes llegarán a Iguala peritos de la PGR para tomar más muestras de ADN a todos los familiares que han denunciado la desaparición de alguno de sus parientes.

En esta zona de Guerrero la violencia entre el grupo Guerreros Unidos, La Familia Michoacana y Los Rojos ha causado cientos de desaparecidos y muertos en los últimos 4 años.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Cierran inscripciones ‘Millonario’ y per…

Cierran inscripciones ‘Millonario’ y periodistas aparecen en listas del MAS

Aunque organizaciones sociales del Norte Potosí, afines al MAS, se reunieron de emergencia el miércoles...

Elecciones Una exguerrillera y una ecolo…

Elecciones Una exguerrillera y una ecologista en lista de CC

La alianza de oposición por Comunidad Ciudadana (CC) eligió a Loyola de Guzmán, activista de...

Apoyo Paraguay quiere dentro del Mercosu…

Apoyo Paraguay quiere dentro del Mercosur a Bolivia

El presidente Evo Morales agradeció el viernes a su homólogo de Paraguay, Mario Abdo Benítez...