Santa Cruz de la Sierra
16 Febrero 2016

No solo el lenguaje corporal delata el interés de una persona por otra la voz también. Cuando nos gusta alguien realizamos cambios sutiles en nuestra voz con objeto de cortejar a la otra persona. Además, en el proceso de cortejo o ligue, estas modulaciones tan imperceptibles también provocan que el que las realiza parezca más atractivo para su interlocutor.

Es la principal conclusión de un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Stirling (Reino Unido) que analizó los rangos vocales de hombres y mujeres en situaciones de cortejo.

Para el estudio, los investigadores analizaron el patrón vocal de 110 individuos heterosexuales, comparando a hombres y mujeres tanto cuando conversaban con personas que les resultaban atractivas como cuando no. Así, descubrieron que cuando los hombres hablaban con mujeres a las que encontraban atractivas, la voz de los hombres se volvía más “cantarina” y más variable; cuando hablaban con mujeres que no les gustaban la voz se volvía más baja y grave.

“Investigaciones anteriores han demostrado que los humanos señalan su interés romántico de varias maneras diferentes, incluyendo comportamientos no verbales y el lenguaje corporal, como el contacto visual y el tacto casual, por ejemplo juguetear con el cabello de alguien. Nuestro estudio muestra que la gente también modula su voz para señalar el interés romántico y que esto, a su vez, hace que el hablante parezca más atractivo”, afirma Juan David Leongómez, líder del estudio.

A pesar de que la masculinidad es importante para los hombres, el estudio ha demostrado que la masculinidad extrema, como por ejemplo, hablar con un tono de voz más profundo y grave, se asocia a rasgos negativos en la pareja, ya que conllevan un aumento de la agresividad y la promiscuidad.

“Esto pone a los hombres en un dilema, porque tienen que transmitir dos mensajes aparentemente contradictorios al mismo tiempo. La solución puede ser la de variar su tono de voz, lo que explicaría la calidad cantarina de las voces que hemos observado en los hombres cuando hablan con mujeres atractivas”, explica Leongómez. El estudio ha sido publicado en la revista Evolution and Human Behavior.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com 

28 Enero 2016

"La lectura nos hace más felices y nos ayuda a afrontar mejor la existencia. Los lectores están más contentos y satisfechos que los no lectores, en general son menos agresivos y más optimistas", afirma en un estudio la Universidad de Roma III.

A partir de entrevistas a 1.100 personas, los investigadores aplicaron índices como el de la medición de la felicidad de Veenhoven y escalas como la Diener para registrar el grado de satisfacción con la vida

El diario español El País recopiló seis datos científicos de por qué leer nos hace felices:

Cada línea de lectura suma beneficios

De acuerdo al equipo de neurocientíficos de la Universidad de Emory, en Atlanta, el estrés se reduce, la inteligencia emocional aumenta, así como el desarrollo psicosocial, el autoconocimiento y el cultivo de la empatía. Para llegar a esos resultados, siguieron las reacciones de 21 estudiantes durante 19 días consecutivos.

Modifica comportamientos

Keith Oatley, novelista y profesor de Psicología Cognitiva de la Universidad de Toronto, asegura que la lectura puede incluso modificar comportamientos a través de la identificación con los protagonistas de la literatura.

Amplía la capacidad para comprender a los demás

Además de identificarse con el personaje, Antonella Fayer, psicóloga y coach especializada en desarrollo de liderazgo, afirma que leer mejora la capacidad para comprender las señales que envían otras personas. "Las lecciones que encontramos en la literatura sobre dilemas morales y emocionales son necesarias para cualquier persona", afirma Fayer.

Conecta el cerebro

De acuerdo a El País, existen artículos en revistas especializadas que dan cuenta de los resultados de resonancias magnéticas que revelan la alta conectividad que se produce en el surco central del cerebro, región del motor sensorial primario, y en la corteza temporal izquierda, el área asociada al lenguaje, mientras se lee un libro.

En conclusión, leer hace que el cerebro trabaje zonas relacionadas con cómo se concibe el mundo, mejora el lenguaje, incluso después de haber concluido la lectura.

Activa el sistema visual

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), aprender a leer y hacerlo con frecuencia activa el sistema visual en las regiones especializadas en la forma escrita de las letras y también en las regiones visuales primarias, es decir, aquellas que captan la información visual.

Además, activa el sistema que permite tomar consciencia de los sonidos y establecer relaciones entre las letras escritas y los sonidos.

Predice el éxito profesional

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Oxford, la lectura por placer predice el éxito profesional. Quienes se vuelven lectores habituales durante la adolescencia tienen más posibilidades de éxito profesional cuando son adultos.

Durante más de 20 años los investigadores analizaron los hábitos y actividades de casi 20 mil jóvenes para conocer qué actividades predecían el éxito profesional a los 30. Sólo la lectura (y no otras actividades, como ir al cine o hacer deporte) logró tener un impacto significativo en el éxito profesional.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Tvnws

28 Enero 2016

En temas del amor no hay nada escrito. Así como una persona se puede enamorar a primera vista de alguien, en ocasiones el flechazo puede llegar después. Aunque suene extraño, hasta la estatura es la responsable que dos personas se enamoren.

Así lo reveló un reciente estudio publicado en la revista Genoma Biology. Demostró que la elección de pareja se ve influenciada por nuestros genes, en parte por aquellos responsables de la altura.

Albert Tenesa, autor principal del estudio, explica que las personas tienen una preferencia innata por relacionarse con otras una estatura similar. El estudio arrojó que el 89% de las parejas analizadas mostraron esta tendencia. Para ello se estudió el genotipo de más de 13.000 parejas heterosexuales, analizado tanto los rasgos físicos como genéticos de los participantes.

Además de la genética, el estudio también concluye que la elección de pareja está impulsada por la apariencia física y el "emparejamiento selectivo", que consiste en juntarse con personas similares a uno.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com

12 Enero 2016

Las mujeres se declaran tres veces más que los hombres como bisexuales en Estados Unidos y un número creciente de norteamericanas reconoce haber tenido encuentros sexuales con otras mujeres, según las últimas estadísticas federales publicadas este jueves.

Esta investigación incluyó a 9.175 adultos de ambos sexos de entre 18 y 44 años, y fue realizada entre 2011 y 2013 en el marco de la Encuesta Nacional de Crecimiento Familiar.

Las personas consultadas respondieron un cuestionario en línea, informaron los autores de este estudio del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Entre las mujeres consultadas, el 5,5% respondió que era bisexual, frente a 2% de los hombres, una proporción más elevada que en el estudio precedente efectuado de 2006 a 2010, con muestras comparables de población.

Entonces el 3,9% de las mujeres estadounidenses declaró ser bisexual, frente al 1,2% de los hombres.

Los investigadores también constataron que "proporciones mucho más grandes de mujeres (17,4%) que de hombres (6,2%)" indicaron haber tenido contactos sexuales con una persona del mismo sexo entre 2011 y 2013.

El 92,1% de los hombres se declaró estrictamente heterosexual o dijo sentir únicamente atracción sexual por el sexo opuesto, frente al 81% entre las mujeres.

El estudio reveló igualmente que el 1,3% de las mujeres y el 1,9% de los hombres se consideran "lesbianas" y "homosexuales", respectivamente.  

Redacción: Leo.bo

Fuente: Imujer.com

07 Diciembre 2015

¿Por qué se acaba el amor entre las parejas? Los científicos de la Universidad de Western, en Ontario, Canadá, presentaron una investigación al respecto.

Los mencionados científicos se dieron a la tarea de juntar a 6 mil 500 personas para hacer su estudio.

Evidentemente hicieron el análisis a hombres y mujeres, realizaron preguntas, sesiones de grupo, colocaron sus tesis a prueba y platicaron varias horas con los objetos de estudio.

El estudio determinó que hay tres causas principales por las que el amor entre parejas termina. Específicamente hablando de las relaciones fugaces, las cuales fijaron a una duración menor a un año y medio.

Los errores por parte de los hombres son: La falta de higiene, que sea perezoso y que no tenga estabilidad económica. Para esas relaciones de más de un año y medio y que pueden durar, las causas principales por las que las parejas terminan el vínculo son, en las mujeres: La falta de sentido del humor en la relación, que no haya confianza. Una mala relación íntima.

En cuanto a las relaciones largas, estas terminan por la falta de libido en ambos sexos. El tema es muy amplio y también relativo, ya que hasta donde sabemos, todavía no nace el científico capaz de explicar lo que es una “mala” relación íntima. Claro puede haber situaciones en común, pero cada pareja tiene sus formas para tratarse dentro de las sábanas.

Lo que sí es importante destacar, es el cuidado personal. Es muy común que, tanto hombres como mujeres, al sentirse “seguros” con alguien, ya no tengan el esmero y la atención hacia su persona.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Imujer.com

04 Diciembre 2015

El experimento, donde se pagaba por dar las respuestas, fue realizado por especialistas de una universidad del Reino Unido trabajando sobre 1.500 personas de 15 países.

Un grupo de científicos de la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido, con financiación y tiempo para investigar, realizado un experimento para determinar en qué país del mundo se concentran mayor número de mentirosos o personas menos honestas.

Los expertos realizaron una encuesta electrónica a 1.500 personas de 15 países (¡¡¡100!!! por nación) para descubrir en qué parte del mundo la gente engaña más.

En la prueba, los especialistas pidieron a los voluntarios (lista de naciones) que tiraran una moneda al aire y luego preguntaron "¿Cara o cruz?". Los encuestados recibieron cinco dólares (4,5 euros) cada vez que dijeron "cara", independientemente de que fuera verdad.

Si más del 50 % de los participantes de un país aseguraban que, al lanzar la moneda, había salido "cara", los científicos lo evaluaban como "deshonesto". En función de esta premisa, los resultados mostraron que quienes no decían la verdad con mayor frecuencia eran los nacidos en China, Japón, Corea del Sur y la India.

De igual forma, el experimento mostró que los participantes más "honestos" fueron los procedentes de Reino Unido, Sudáfrica, Portugal, Grecia y Suiza.

Trascartón, los encuestados realizaron una segunda prueba en la que debían responder seis preguntas sobre música. Nuevamente se les ofreció dinero por cada acierto y se les pidió que no buscaran las respuestas a través de internet.

En este caso, los resultados cambiaron y los ciudadanos menos "honestos" fueron los de Turquía, China, India y Portugal. En el polo opuesto se colocaron Japón, Reino Unido, EE UU y Dinamarca.

Sumando respuestas y números, las conclusiones arrojaron que el país del mundo donde mayor era la tendencia a decir mentiras estaba en Asia, y se trata nada mas y nada menos del gigante China.

Redacción Leo.bo

Fuente: La Capital

03 Diciembre 2015

Los robots y los sistemas de inteligencia artificial podrán desempeñar prácticamente la mitad de los empleos disponibles en Japón para 2030, según un informe publicado por el centro nipón de estudios Nomura Research Institute.

El estudio, llevado a cabo junto la Universidad británica de Oxford, se basa en el análisis de datos de unos 600 puestos de trabajo en Japón, así como en una estimación sobre la evolución tecnológica de los robots y de los programa de inteligencia artificial.

Los investigadores han concluido que el 49 por ciento de los empleos desempeñados por trabajadores humanos en Japón podrían ser realizados por máquinas dentro de unos 15 años.

El porcentaje de profesiones susceptibles de ser automatizadas en el país asiático es más alto que en los otros dos casos estudiados, Estados Unidos (con un 47 por ciento de trabajos que podrían realizar máquinas) y Reino Unido (35 por ciento).

Para determinar si un empleo podrá ser desempeñado en el futuro por robots o programas de inteligencia artificial, los investigadores analizaron los niveles de creatividad y de conocimientos específicos requeridos para el trabajador.

Así, determinados empleos basados en el análisis de datos o en las operaciones sistemáticas podrían ser realizados con más facilidad por máquinas, como es el caso de los recepcionistas, los operarios de fábricas o los guardias de seguridad, según el informe.

En cambio, los trabajos que requieran capacidades creativas, de cooperación o de negociación serían difícilmente desempeñados por robots o computadoras, señala el documento, que cita a modo de ejemplo profesiones como diseñador de moda, trabajador sanitario, camarero o directivo empresarial.

El informe añade que el porcentaje de empleos que ocupen los robots en el futuro dependerá también de factores sociales y económicos, como la oferta y la demanda de mano de obra.

El Gobierno nipón y la industria nacional han apostado por la robótica como una de las posibles soluciones al envejecimiento demográfico que afecta al país, y que amenaza con provocar una carestía de mano de obra y con lastrar el crecimiento de la tercera economía mundial.

Actualmente, más de un cuarto de la población nipona supera los 65 años, una proporción que se acercará al 40 por ciento para el año 2060, según datos del Ejecutivo.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

01 Diciembre 2015

Un grupo de investigadores halló un método simple y eficaz para desterrar del cerebro esas melodías que las personas tararean sin darse cuenta. La solución está en el kiosco.

¿Cuántas veces las personas se emncuentran tarareando una canción en la cabeza y no se la pueden sacar por nada del mundo? Un grupo de científicos descubrió un remedio concreto para esta "enfermedad". ¿Cómo quitarnos la música de la cabeza? De acuerdo a un nuevo estudio de la Universidad de Reading, en el Reino Unido, con un método muy simple: masticando chicle.

Los investigadores realizaron pruebas a 98 voluntarios, quienes escucharon varias canciones “pegajosas”, tales como "Play Hard" de David Guetta y "Payphone" de Maroon 5. Luego, se les pidió que durante los próximos 3 minutos, apretaran un botón cada vez que pensaran en las canciones. Primero sin masticar chicle, después masticando uno, y finalmente, sólo golpeando los dedos sobre una mesa.

El resultado fue que, masticando el chicle, pensaban hasta en un 33% menos en las canciones que sin masticar o golpeando los dedos. Este es el primer estudio en examinar el efecto del chicle sobre las canciones que se niegan a dejar la memoria y sugiere, además, que este método podría funcionar para deshacerse también de cualquier pensamiento molesto en la cabeza.

Lo que ocurre, le dice a BBC Mundo Phil Beaman, profesor de la Escuela de Psicología y Ciencias del Lenguaje de la Universidad de Reading y autor principal del estudio, es que "para ensayar la canción en tu cabeza, cuando intentas recordarla, utilizas muchos de los mismos sistemas que emplearías para prepararte para hablar y cantar y, si estás mascando chicle, usás en cambio esos sistemas para planificar los movimientos de tus mandíbulas".

"Al forzar a estas regiones a permanecer activas durante el acto de mascar chicle, están menos disponibles para apoyar la generación o el recuerdo de una melodía pegadiza", agregó.

Redacción Leo.bo

Fuente: La Capital

Últimas Noticias

Prev Next

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...

Pepitas de oro

Pepitas de oro

Recibo una llamada del urubicheño Dámaso Vaca quien me pregunta: “¿Estás aprovechando la cuarentena para...