Santa Cruz de la Sierra
21 Febrero 2017

Los millenials, aquellos jóvenes adultos nacidos entre los años 1980 y 2000 y fuertemente influenciados por la revolución tecnológica, se han convertido en objeto de estereotipos y de las criticas más diversas, probablemente más que cualquier otra generación que los haya antecedido.

Acusaciones que van desde su supuesta aversión a la política y ausencia total de patriotismo, su incapacidad de independizarse del núcleo familiar, excesivos e injustificados niveles de autoestima, falta de ética laboral y un estado constante de desinformación, entre tantas otras falencias, parecerían anunciar un panorama sombrío para un planeta que estará en sus manos en las próximas décadas.

Uno de los principales aspectos de la vida de cualquier persona que han sido modificados de manera radical a nivel mundial con la irrupción de los millenials es el que concierne al amor, las citas, relaciones íntimas y los potenciales proyectos familiares que se puedan formar en pareja.

Según en estudio compartido por el sitio de citas online Match.com, que cuenta con presencia en 25 países, son los propios millenials los que reconocen los cambios y dificultades que enfrenta su generación para encontrar a su media naranja, planteándose a la vez si realmente ése es el objetivo final que alcanzar.

Con respecto a la injerencia de la tecnología en su vida amorosa con la omnipresencia de aplicaciones para citas que permiten contactarse con una cantidad de prospectos románticos que hasta hace solo unos años ni siquiera hubiesen soñado tener la posibilidad, el 57% asegura que no dudaría en generarse un perfil en Tinder, OkCupid, Happn o Bumble.

Otro aspecto que diferencia a los millenials de generaciones pasadas, como los baby-boomers, aquellos nacidos luego de la Segunda Guerra Mundial, es que el 48% de ellos no dudaría en tener relaciones sexuales antes de lo que se conoce como una primera cita, mientras que cerca del 30% asegura utilizar el sexo como un estímulo para llegar eventualmente al amor.

Según la Dra. Helen Fisher, antropóloga biológica convertida en la asesora científica principal de Match.com, los millenials no se meten en la cama sólo para tener sexo, sino que lo hacen para conocer a la otra persona y, sobre todo, poder definir en el proceso si se justifica invertir tiempo y energía en el prospecto amoroso.

Es que al parecer, y al contrario de lo que muchos de los adultos mayores que los deben "padecer" aseguran, los millenials son una generación por demás ocupada, que busca aprovechar al máximo el tiempo y experta en saber dividirse entre obligaciones y actividades que brindan placer.

La Dra. Fisher asegura que debido a la naturaleza ambiciosa e hiperactiva de dicha generación, hoy día reina la tendencia del "sexo rápido y amor lento", estrategia mediante la cual se busca conocer al otro en el ámbito íntimo que proveen las sábanas y no el de una cita romántica a la luz de las velas.

El estudio realizado en 2016 basado en un universo de 5.500 jóvenes adultos solteros de los Estados Unidos arrojó otros resultados bastante reveladores que hablan de las falencias afectivas que puede generar la práctica del sexo como una rutina deportiva más que como un acto de conexión espiritual.

A pesar de que los millenials se jactan de estar obsesionados con encontrar el amor verdadero y para toda la vida, el 57% asegura sentirse solo; lo que comprueba que en la era de las redes sociales, la escasez de relaciones humanas reales fuera del ámbito de la pantalla de un smartphone son algo cada vez más difícil de generar para los jóvenes del mundo.

Sin lugar a dudas, uno de los aspectos que han pasado de ser tabús a ser de alguna manera socialmente aceptado es el vinculado a la sobreexposición y erotización del "yo social" en redes en la búsqueda inacabable de likes y comentarios aprobatorios, ya sea por lo atrevida de la instantánea o por las cualidades físicas alcanzadas gracias a horas de ejercicio y dietas rigurosas inspiradas en personajes populares en Instagram o Snapchat.

El 47% de los hombres del milenio admitió haber compartido fotos de sus partes púdicas a potenciales parejas sexuales, mientras que el 53% de las féminas admitió haber recibido fotos de alto voltaje de parte de sus pretendientes, con un alarmante 49% reconociendo no haberlas solicitado en primera instancia.

Otros de los descubrimientos del estudio sugieren que el 29% de los solteros encuentra las llamadas telefónicas muy atractivas, mientras que el 26% asegura que no tener una huella digital en redes sociales es algo que enciende el deseo.

Con respecto a las prácticas recomendadas a la hora de salir en un cita, la especialista recomienda evitar las flores y realizar una arriesgada movida frente a la mirada atenta de la posible futura pareja. Tomar el télefono, apagarlo y guardarlo en el bolsillo durante toda la duración del encuentro. Y recomienda, ante todo, evitar guiños de caballerosidad al intentar pagar la totalidad de la cuenta. Al parecer el 86% de las mujeres prefieren dividirla para evitar sentirse en deuda, mientras que al 71% de los hombres les resulta intrigante el hecho de que ellas quieran hacerse cargo de su parte.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: Tvnws

 

 

08 Febrero 2017

La quínoa, el "grano madre" sagrado de la antigua civilización inca, podría convertirse en una fuente cada vez más importante de alimento en el futuro, gracias a los secretos genéticos revelados en un nuevo estudio.

Un grupo de científicos anunció el miércoles que han mapeado el genoma de la quínoa e identificado un gen que podría ser manipulado para librarse del sabor amargo natural del grano y allanar el camino para un uso comercial más amplio.

La quínoa crece bien en condiciones duras, como terrenos salados y de baja calidad, en grandes alturas y temperaturas frías, lo que significa que puede cultivarse en lugares donde cereales comunes como el trigo y el arroz tienen problemas. No obstante, la presencia de químicos tóxicos y amargos llamados saponinas en sus semillas han impedido la propagación de su cultivo.

El fitólogo Mark Tester, de la Universidad de Ciencias y Tecnología Rey Abdullah de Arabia Saudita, dijo que la investigación localizó el gen que guía la producción de saponinas en la quínoa.

El conocimiento podría permitir el cultivo de una quínoa libre de saponinas y, por tanto, más dulce. En la actualidad, el grano debe ser procesado lavándolo y secándolo tras la cosecha para librarlo de las saponinas.

"En la actualidad, la quínoa es bastante poco utilizada", dijo Tester, quien lideró la investigación publicada en la revista Nature. "Es muy nutritiva, con un alto contenido en proteínas que, lo que es importante, tienen un equilibrio muy bueno de aminoácidos, algo inusual en los granos más destacados. No tiene gluten y también es alto en vitaminas y minerales".

El aumento de la producción de quínoa podría mejorar la seguridad alimentaria en un planeta con un imparable crecimiento de la población humana, destacó Tester. No obstante, advirtió de que la reducción de las saponinas podría tener efectos adversos, como un incremento de la susceptibilidad ante las infecciones con hongos o la predación por parte de pájaros.

La quínoa sigue siendo un cultivo menor a nivel mundial y se produce en su mayoría en Perú y Bolivia. En los últimos años se ha convertido en un producto de moda en Occidente, promocionado sobre todo como un alimento saludable.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Reuters

 

05 Enero 2017

Muchas mujeres sueñan con casarse y tener hijos, pero si tu trabajo te quita mucho tiempo tal vez sea mejor que pienses muy bien antes de dar el siguiente paso con tu pareja…

Una investigación realizada por la Universidad de Michigan en Estados Unidos, reveló que las mujeres al casarse suman siete horas extra de tareas domésticas semanales por culpa de su esposo. En cambio, una esposa le agrega a su pareja solo una hora de labores.

 “Es un patrón muy conocido. Hay una reasignación de las labores en el matrimonio, donde los hombres tienden a trabajar más fuera de casa mientras que las mujeres ejercen más labores domésticas. Y esta situación es peor para las mujeres que trabajan”, explicó Frank Stafford, del Instituto de Estudios Sociales de la Universidad de Michigan, y autor principal del estudio.

Para llegar a dichas conclusiones los científicos estudiaron una base de datos del 2005 sobre el empleo, del tiempo que había empezado a almacenarse en 1968 en dicha universidad. En estos libros se evaluaron cuánto tiempo tardaban tanto los hombres como las mujeres cocinando, limpiando, entre otras tareas del hogar.

Esto reveló que las mujeres jóvenes y solteras gastaban 12 horas a la semana en tareas del hogar, mientras que las casadas mayores de 60 o 70 años doblaban la cantidad fácilmente. Estos números aumentaban mucho más cuando la mujer tenía tres hijos, ya que podían pasar más de 28 horas cocinando, lavando y limpiando.

Los investigadores también descubrieron que estos números eran mucho peores en 1976, debido que las mujeres realizaban un promedio de 26 horas de labores domésticas, en cambio los hombres solo hacían seis.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Imujer.com

14 Octubre 2016

La crisis económica en Brasil no da respiro, y los desempleados y subocupados en todo el país llegaron a los 22,7 millones, según se supo el jueves en base a un informe del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Entre el número relevado con base en una nueva metodología para la recolección y clasificación de datos se encuentran 11,6 millones de personas desocupadas que buscan y no consiguen empleo.

Los problemas de desempleo comenzaron a profundizarse en 2015 durante el gobierno de Dilma Rousseff, y no parecen haberse mitigado desde su destitución y la llegada de Michel Temer al poder.

En rigor, el desempleo es una de las facetas de una crisis económica generalizada que afecta al gigante sudamericano, cuya economía cayó un 3,8% en 2016 y se proyecta que pierda otro 3,2% este año.

El ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, consideró que la reducción del desempleo no ocurrirá en el corto plazo y que sólo habrá más demanda de trabajo cuando la economía recupere el crecimiento, según consigna la agencia ANSA.

En tanto analistas consideran que para el primer trimestre de 2017 el número de desocupados alcanzará ya los 12 millones.

Por otro lado, el gobierno de Temer logró una importante victoria en su plan económico de ajuste tras lograr que la cámara de Diputados aprobara un congelamiento del gasto público por 20 años.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

12 Octubre 2016

El estudio anual sobre la alimentación en el planeta más conocido como Índice de Hambre en el Mundo (GHI, por sus siglas en inglés), presentado el martes en Berlín (Alemania), sitúa a Bolivia como un país con situación “alarmante” en América Latina.

Respecto a Latinoamérica, el GHI en Guatemala tiene un nivel “serio” -un escalón por debajo de “alarmante”-, República Dominicana, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Paraguay tienen un índice “moderado”, y el resto de los países, “bajo”.

El informe señala que en los países en desarrollo el nivel de hambre ha bajado un 29 % desde 2000, pero todavía hay al menos 795 millones de personas que padecen hambre en el mundo.

Los progresos no han sido parejos en todas partes y el hambre sigue siendo un problema grave en muchas zonas del planeta, señala el estudio, realizado conjuntamente por las ONG Welthungerhilfe y Concern Worldwide, y por el Instituto de Estudios sobre Política Alimenticia.

Para lograr la meta de eliminar el hambre por completo en 2030, el comisionado de la ONU para la lucha contra el hambre, David Nabarro, recomienda, en un ensayo incluido en el documento, identificar las zonas más críticas y los grupos más afectados.

También es necesario, según Nabarro, establecer diferencias dentro de un mismo país para identificar zonas especialmente afectadas.

El Índice de Hambre en el Mundo considera cuatro parámetros que son la proporción de la población que no recibe suficientes calorías, la de niños con un peso menor al que les correspondería por su tamaño, la de niños menores de cinco años con un tamaño menor al normal y la tasa de mortalidad infantil.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Radiofides.com              

28 Septiembre 2016

Uno de cada tres homicidios en el mundo ocurre en Latinoamérica. Es más: de acuerdo con cifras de la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito (Unodc), el 25% de los homicidios del mundo se concentra en apenas cuatro países latinoamericanos: Brasil, Colombia, México y Venezuela.

Partiendo de esa premisa dos investigadores del Laboratorio de Análisis de la Violencia (LAV) de la Universidad de Rio de Janeiro, apoyados por Open Society Foundations, emprendieron un estudio sin precedentes en la región. Realizaron el primer “Mapeo de Programas de Prevención de Homicidios en América Latina y El Caribe”, cuyos resultados acaban de hacerse públicos.

La razón para adelantar dicho análisis fue la falta de información disponible sobre la forma cómo los países de Centro, Suramérica y el Caribe han abordado los asesinatos que desde hace décadas rondan sin tregua la región. Más aún, cuando en “contraste con lo sucedido en otros continentes, América ha experimentado un aumento de la violencia entre 2000 y 2012, pasando de una tasa de 15,2 a 21,5 homicidios por cada cien mil habitantes”, señala el estudio.

Demostró el estudio que el abordaje del problema es tan diverso en los distintos países, que era imposible estudiarlos como un todo. Por eso, los investigadores estudiaron 93 casos en diez distintos países de América Latina y el Caribe que ejemplifican las distintas iniciativas que pueden emprenderse para reducir la violencia.

Si bien el informe no es concluyente en cuanto a cuales estrategias funcionaron mejor –en parte por la falta de datos que midieran el impacto de los programas- , la meta, señaló Ignacio Cano, uno de los investigadores, es “ofrecer a los funcionarios públicos y a quienes elaboran las políticas públicas de los países un menú de opciones de cómo tratar el problema de los homicidios”.

El reporte hurga 25 años en el pasado, justo cuando las tasas de violencia en el continente –y en Colombia- alcanzaron niveles astronómicos. No obstante, el Laboratorio de Análisis de la Violencia encontró que la mayoría de programas (70%) empezaron a implementarse tan solo diez años atrás y el 30% restante, hace solo cinco años.

De los 93 programas de prevención de homicidios, cuatro corresponden a México, 18 a El Salvador, Guatemala y Honduras, y 20 a otros países centroamericanos. En América del Sur, la mayor concentración de programas se observó en Brasil (14) y en Colombia (10) y el Cono Sur (Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, con 12 casos).

A finales de los años noventa. Diadema, en Brasil, era una de las ciudades más violentas de todo el país: 102 homicidios por cada 100.000 habitantes. Por este motivo, en la municipalidad se creó el Conselho Municipal de Segurança Pública (COMUSP), integrado por diversos actores sociales, para “dar seguimiento a la situación de la violencia y fomentar la participación comunitaria en las políticas de seguridad”.

En 2002, la estrategia propuso la implementación de una ley de cierre de bares, la cual fue inspirada en la “ley zanahoria” de la ciudad de Bogotá. En 2004, apenas dos años después de la entrada en vigencia de la norma, la tasa de homicidios descendió a 34,4 y continuó bajando en los años siguientes. Los resultados concuerdan en que la medida salvó entre 7 y 9 vidas mensuales.

En Venezuela el estudio analizó varias iniciativas, entre ellas, el Proyecto Alcatraz que funciona desde el 2003 y ha beneficiado a 163 jóvenes. Con una inversión de US$300.000 al año, el programa financiado por la Compañía Anónima de Ron Santa Teresa, pretende  reducir homicidios reclutando bandas delictivas completas en las localidades más violentas del municipio de Revenga, estado de Aragua (Venezuela).

Los jóvenes son llevados a convivir y compartir trabajo intensivo, actividades de educación laboral, práctica de rugby, formación en valores, asistencia psicológica, apoyo familiar, justicia restaurativa y trabajo comunitario. Después de tres años, los jóvenes regresan a sus comunidad. Si bien no hay estudios que muestren el impacto del programa, en la localidad la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes pasó de 114 a 12 homicidios.

Osado e innovador. Así calificaron los investigadores el programa ‘Paz y Justicia’, en el que una organización de la sociedad civil contrata investigadores para resolver las investigaciones de homicidios sucedidos en comunidades de alta incidencia, tomando para sí una función que es característica del estado. Hace especial énfasis en la atención a los familiares de las víctimas a lo largo de todo el proceso penal, ofreciendo además apoyo psicológico y ayuda con alimentación y educación de los hijos.

El éxito del programa se apoya en su alto grado de focalización: tan solo se han atendido a 200 familias en 11 años, pero cada una recibe la mejor atención posible en diversos aspectos. “No se realizó aún una evaluación de impacto, pero hay claros indicios de la disminución de la violencia en las áreas en que el proyecto ha estado implantado durante años. Todos los actores consultados, dentro y fuera del proyecto, lo atribuyen a la influencia de la intervención”, señala el informe.

 ‘Proceso de Pacificación’ entre las maras, popularmente conocido como ‘Tregua de las Maras’, fue una iniciativa liderada por el gobierno de El Salvador y la sociedad civil, para frenar la violencia sanguinaria que azotaba el país a causa del narcotráfico.

Entre marzo de 2012 a mayo de 2013, los líderes de las principales pandillas en prisión se comprometieron a reducir los homicidios a través de acuerdos en los que renunciaban a ataques mutuos y a ataques contrala fuerza pública, además de cesar el reclutamiento obligatorio y respetar los centros educativos.

El programa generó grandes críticas, sobre todo porque dichos líderes fueron trasferidos a prisiones con medidas de seguridad más laxas. Aun así, el Estado insistió en que no negoció con los criminales.

Si bien en un principio a raíz de esos acuerdos los homicidios en el país se redujeron al tercio de los niveles antes de la tregua, el desgaste político del proceso provocó el fin de la iniciativa, y progresivamente, a partir de mayo de 2013, aumentaron de nuevo los homicidios, superándose los antiguos niveles de violencia letal en el país a partir de 2014 y 2015.

La "Estrategia Nacional contra el Homicidio" surgió en 2010 como parte de la "Estrategia de la Policía Nacional para la Consolidación de la Seguridad Ciudadana" y más que un modelo concreto de intervención, la Estrategia Nacional contra el Homicidio representa una “caja de herramientas” destinada mejorar la eficacia de la policía en el control de los homicidios.

El problema es que con el cambio de dirección en la Policía en 2012 y en 2016, los homicidios dejaron de ser enfrentados como problema específico y prioritario, y pasaron a ser vistos como el producto de diferentes delitos (narcotráfico, violencia doméstica, secuestros, extorsiones, peleas entre bandas, etc.) sobre los que se ejerce un enfoque preventivo. Además, el hecho de que la Policía deba responder simultáneamente al Ministerio de Defensa y a las autoridades locales, puede generar conflictos institucionales.

Además, se mencionó la inclusión del feminicidio como un delito autónomo en el código penal para castigar a quien causa la muerte violenta de una mujer por su condición de mujer o por motivo de su identidad de género, a través de la ley Rosa Elvira Celis. Sin embargo, dice el documento, “los esfuerzos legislativos y judiciales generalmente no presentan un correlato en la implementación de programas generales de prevención del feminicidio”.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

09 Septiembre 2016

En el puesto número 85 del Ranking Mundial de Universidades QS que se elabora desde 2004 aparece la Universidad de Buenos Aires (UBA). La institución educativa argentina es la mejor posicionada de América Latina en este estudio elaborado por Quacquarelli Symonds, un centro de estudios sobre la educación superior.

Avanzando 39 puestos en relación al año anterior "la UBA alcanza su mejor posición histórica, el desempeño más alto entre las instituciones argentinas y el segundo más elevado en el nivel latinoamericano desde el comienzo de los 'rankings', en 2004", informaron los autores de la escala.

Además de su buena ubicación en el 'ranking' global, la casa de estudios de la capital argentina está entre las 50 más valoradas por los académicos del mundo; avanzó 60 puestos en la relación profesores/estudiantes respecto a 2015; aumentó la proporción de profesores internacionales; y alcanzó la ubicación 25 en el indicador de reputación entre empleadores.

Un trabajo sostenido

Alberto Barbieri, rector de la UBA desde el año 2013 aseguró: "Estamos en la élite de la educación mundial". Aunque aclaró que desde su perspectiva estos rankings "no representan una evaluación real del verdadero impacto que genera en la sociedad lo que produce una universidad". Pero dado que "el mundo los toma en cuenta, es muy importante". También recordó que esta evaluación está dividida en dos secciones: "una, internacional, y otra latinoamericana. En ambas estamos cada vez mejor", dijo.

El rector destacó que esto "es un mensaje para las autoridades". La educación "tiene que ser una prioridad de los argentinos, sea cual fuere el gobierno". Además añadió: "Venimos ascendiendo en los 'rankings' y esto indica que se implementaron políticas exitosas. Hay que sostenerlas y evitar que se deterioren los salarios de los investigadores y docentes".

En América Latina la primera que le sigue a la UBA es la Universidad de San Pablo (Brasil), en el puesto 120. Más atrás están la Universidad Nacional Autónoma de México (128) y la Universidad de Chile (200).

El resto del mundo

El primer puesto del 'ranking' sigue siendo, como hace varios años, para el Massachusetts Institute of Technology (MIT), seguido por las universidades —también estadounidenses— de Stanford y Harvard. En el cuarto puesto quedó la británica Cambridge que, por primera vez en 12 años, salió del podio. En el quinto lugar nuevamente una de EE.UU., el California Institute of Technology (Caltech).

La situación de Cambridge no es casual y se enmarca en un retroceso general de las casas de estudios de Gran Bretaña. El recorte de presupuesto y la crisis del 'Brexit' son sus principales razones. Ben Sowter, jefe de Investigación de QS, declaró que "se ciernen nubes de tormenta sobre la educación superior del Reino Unido. La incertidumbre que sufren estas instituciones sobre la financiación para la investigación y las normas de inmigración, parece estar dañando, seriamente, la reputación del sector educativo".

Por su parte Nick Hillman, director del Instituto Británico de Políticas Universitarias, opinó: "No sabemos dónde nos va a dejar posicionados el 'Brexit', lo que sí sabemos, es que tenemos una primera ministra que a pesar de tener muchos puntos fuertes, tiene uno débil y es el de las universidades".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Rt.com

16 Agosto 2016

Que uno viva más o menos depende de muchos factores, como el ambiente la genética o los hábitos. Pero que los padres vivan mucho también ayuda. Un estudio con casi 200.000 personas ha mostrado que cuanto más vivieron sus progenitores, más lo hicieron los hijos. De hecho, por cada año de vida extra, la incidencia de algunas enfermedades (pero no otras) se reduce.

Un grupo de investigadores de varios países siguieron la pista a 186.151 británicos. Cuando iniciaron el estudio, publicado en Journal of the American College of Cardiology, los más jóvenes tenían 55 años y los mayores, 73. En todos los casos sus dos padres ya habían fallecido. Les preguntaron qué edad tenían sus progenitores cuando murieron y los controlaron durante los ocho años siguientes.

Transcurrido ese tiempo, los investigadores han comprobado que la mortalidad de entre aquellos cuyos padres vivieron más allá de los 69 años es un 16,5% menor por cada década extra de vida de alguno de los padres. Aunque el tabaquismo, el abuso del alcohol, la obesidad o el sedentarismo también tiene su parte de responsabilidad, una vez controlados estos factores, la conexión entre padres e hijos longevos se mantenía.

"Se trata del mayor estudio que muestra que, cuánto más vivan tus padres, tendrás más probabilidades de llegar a los 60 y los 70 en buen estado", dice la investigadora en salud pública de la escuela de medicina de la Universidad de Exeter (Reino Unido) y principal autora del estudio, Janice Atkins.

Esta relación se repite a la inversa. "También hemos visto que los hijos de padres de vida más corta tienen un mayor riesgo de morir", añade en un correo. Atkins aclara enseguida que se trata de un estudio que muestra tendencias generales: "Si alguien se expone a los grandes factores de riesgo, esto pesará más en su salud que la edad a la que sus padres murieron", completa.

La investigación se adentra también en las enfermedades que más inciden a medida que se envejece. La práctica totalidad de afecciones relacionadas con el corazón aparece correlacionada con la edad que alcanzaron los padres. Por ejemplo, la hipercolesterolemia, la hipertensión el riesgo de infarto puede reducirse hasta un 20% si los dos padres o alguno de ellos llegaron hasta los 80 años o más.

En cuanto al cáncer, las correlaciones encontradas eran demasiado bajas para considerarlas significativas en la mayoría de los tipos. Pero sí encontraron una conexión entre el cáncer de pulmón y la longevidad de los padres. En otras enfermedades, como el asma o la anemia no vieron esa conexión. El trabajo, sin embargo, no estudia a fondo las enfermedades mentales asociadas con la edad.  "También estudiamos la depresión, pero no encontramos una asociación entre el tiempo de vida de los padres y el riesgo de depresión en sus hijos", comenta la investigadora británica.

El profesor David Melzer, que dirige el programa de investigación de Atkins, dice en una nota: "No está claro por qué algunos mayores tienen problemas del corazón a los 60 mientras otros solo los desarrollan a los 90 o incuso más viejos. Evitar factores de riesgo bien conocidos como el tabaco es importante, pero nuestro estudio muestra que hay otros factores heredados de los padres que afectan al buen estado del corazón".

Junto a la herencia también intervienen elementos ambientales presentes en la familia donde uno crece. Anteriores investigaciones han mostrado que un mayor el nivel de estudios o de ingresos, la actividad física o la dieta ayudan a alargar la vida. Así que los hijos crecidos en ese ambiente también heredan esa mayor esperanza de vida.

Reacción: Leo.com.bo

 

Fuente: El País

Últimas Noticias

Prev Next

Ofertan cirugías en redes sociales (I)

El Dr Nadir Salaues Hurtado, presidente de la Sociedad Científica de Cirugía Plástica filial Santa...

Costumbre boliviana

Todo dejarlo para última hora. Es una costumbre boliviana aquella y parece jamás cambiará, porque...

A punto de terminar el plazo El 58% de l…

A punto de terminar el plazo El 58% de los vehículos pasaron la inspección

El 58% del parque automotor de Bolivia se sometió a la inspección técnica vehicular hasta...