Santa Cruz de la Sierra
15 Septiembre 2015

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, afirmó este martes que "no se espera" que el papa Francisco se reúna con representantes colombianos en su próximo viaje a Cuba.

En las últimas semanas, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) habían solicitado al papa un encuentro durante su próxima visita a Cuba y en el marco de las negociaciones de paz que se han entablado con el Gobierno colombiano.

"Creo que la negativa es lo más verosímil y de esperar. Invito a no esperarlo. Sería un elemento extraño al programa y, por lo tanto, no lo preveo", dijo Lombardi durante la rueda de prensa en la que se dieron los detalles del próximo viaje del pontífice a Cuba y Estados Unidos, del 19 al 28 de septiembre.

Aunque Lombardi agregó que, "luego, el papa puede hacer lo que quiera".

Anteriormente, cuando surgió la petición de las Farc, el vicedirector de la oficina de prensa del Vaticano, Ciro Benedettini, había descartado ya cualquier tipo de encuentro con representantes de ese grupo guerrillero.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

21 Agosto 2015

El pedido llegó a oídos del Papa en un momento particular de las negociaciones. Mientras los delegados terroristas realizaban esa solicitud a la Conferencia Episcopal colombiana, las FARC violaban por cuarta vez el autoimpuesto cese al fuego en tan sólo 30 días.

El papa Francisco volverá a reunirse con el dictador Raúl Castro en septiembre próximo, pero en La Habana.

La información fue confirmada por el ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, quien hizo un balance de las actividades armadas del narcoterrorismo en su país. "Se registraron dos hostigamientos en Ituango (Antioquia), un ataque con fusil a una aeronave en López de Micay (Cauca), y un hostigamiento en Santander de Quilichao".

Villegas también resaltó que los funcionarios judiciales están tratando de determinar la responsabilidad que tuvo el grupo terrorista en la retención de dos militares en Patía, Cauca. En el balance presentado por el ministro, también se informó que entre el 20 de julio y el 20 de agosto "se logró la incautación de abundante material de guerra, dos toneladas de explosivos y ocho toneladas de cocaína, logrando una gran afectación a su estructura económica".

En este contexto es que las FARC pretenden que el Papa Francisco les abra los brazos en La Habana. Una "bendición" del Sumo Pontífice podría envalentonar a la banda criminal para continuar con sus tareas. El Vaticano, sin embargo, aclaró que -por el momento- no existe una reunión programada entre Jorge Bergoglio y los emisarios de la milicia colombiana. La comunicación estuvo a cargo del sacerdote itliano Ciro Benedettini, uno de los voceros frecuentes del Papa.

En su viaje a Cuba, Francisco tiene previsto un calendario cargado: visitará la capital de la isla y las ciudades de Holguín y Santiago. Por el momento, un encuentro con las FARC está fuera del registro. Sin embargo, los narcoterroristas no pierden la fe. Creen que todavía no está dicha la última palabra.

La gira papal y el encuentro de Francisco con los Castro se enmarca en el giro de las relaciones que Cuba y Estados Unidos protagonizan desde hace meses, cuando se abrió un canal de diálogo que llevó hasta la reapertura de las respectivas embajadas en Washington y La Habana. Ambos gobiernos agradecieron los buenos oficios vaticanos en el mutuo acercamiento.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

03 Agosto 2015

El papa Francisco visitará Cuba en septiembre. Y el equipo negociador de las FARC buscará reunirse con el Sumo Pontífice durante su visita, según expresaron el domingo.

"Nos gustaría mucho hacerlo, sería algo extraordinario", dijo el jefe de la delegación y número dos de la guerrilla, Iván Márquez, alias de Luciano Marín Arango, al finalizar una nueva ronda de diálogo entre el grupo y el gobierno de Colombia.

Márquez aclaró que por ahora la idea se trata sólo de "una aspiración".

El papa Francisco visitará Cuba entre el 19 y el 22 de septiembre. Estará en La Habana, Holguín y Santiago de Cuba.

Francisco será el tercer Papa que visita Cuba.

Redacción Leo.bo

Fuente: BBC

20 Julio 2015

El pasado 8 de julio, cuando se conoció que el subteniente Cristian Moscoso estaba secuestrado por las Farc, esa guerrilla sorprendió con el anuncio del cese al fuego unilateral a partir del 20 de julio. Ese día se habló de un mes, días después se supo que la suspensión de los ataques y hostilidades irían hasta el 20 de noviembre, es decir, se extendería por cuatro meses, tiempo que dio el presidente Juan Manuel Santos para definir el futuro del proceso de paz.

Las Farc, recogiendo el espíritu del llamado de los países garantes del proceso de paz: Cuba y Noruega y de sus acompañantes Venezuela y Chile, anunciaron su disposición de ordenar un cese al fuego unilateral. Con este gesto, la guerrilla busca generar condiciones favorables para avanzar con la contraparte en la concreción del cese al fuego bilateral definitivo.

La guerrilla expresó además su deseo de contribuir al desescalamiento urgente del conflicto armado para evitar el sufrimiento del pueblo colombiano y con el propósito de construir confianza alrededor de los diálogos de paz. La primera reacción positiva tras el anuncio fue por parte de la ONU, que calificó como "significativo" el nuevo cese y señaló que es necesario en esta coyuntura del proceso.

El presidente Juan Manuel Santos valoró la nueva tregua unilateral, pero dijo que "se necesita más" y pidió "compromisos" para acelerar los diálogos de paz con esa guerrilla. “Si ese cese al fuego viene acompañado de unos compromisos concretos sobre avances en el tema de la justicia y del cese al fuego bilateral y definitivo, ahí sí estamos hablando de un avance muy serio y muy importante en la consecución de esa paz”.

El jefe de Estado sostuvo que para poner en marcha un acuerdo de cese al fuego bilateral y definitivo es necesario darle mayor celeridad a las negociaciones, especialmente en el aspecto de la justicia.

La guerrilla comenzó este sábado en La Habana encuentros con organizaciones que verificaran el cese al fuego unilateral decretado a partir del lunes. En esta reunión, el tema central fueron los mecanismos a utilizar para la verificación eficaz del cese al fuego unilateral.

Este domingo las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ordenaron a todas sus fuerzas "cesar toda acción ofensiva" a partir de la primera hora del próximo lunes 20 de julio, como habían anunciado, y piden "plenas garantías" al Gobierno de Juan Manuel Santos.

"Comunicamos a todos nuestros Bloques, Frentes, Columnas, Compañías y demás estructuras político militares, al igual que a las milicias bolivarianas y populares y estructuras subordinadas, que a partir de las 00:00 horas del 20 de julio próximo rige la orden de cesar toda acción de carácter ofensivo contra las fuerzas armadas del Estado y la infraestructura pública y privada", indica una declaración firmada por el Secretariado Nacional de las Farc.

La guerrilla afirma que el cese al fuego anunciado constituye un "serio compromiso" de su organización y declaran responsables de su "cumplimiento estricto" a "cada uno de los mandos e integrantes de las Farc". Consideran que esta medida "práctica, de carácter humanitario", es un "nuevo gesto" de su parte en el propósito de "pactar" con el gobierno colombiano "fórmulas cada vez más efectivas de desescalamiento del conflicto".

Manifestaron su confianza en que la medida sea "estimada y valorada en toda su dimensión", a fin de que "no vuelvan a repetirse hechos lamentables que sólo hacen daño a los propósitos de paz y reconciliación". Asimismo sostienen que "ninguna unidad de las Farc está obligada a dejarse golpear por fuerzas enemigas y tendrá todo el derecho al ejercicio de su legítima defensa en caso de ataque".

Las Farc, principal grupo guerrillero de Colombia, nacida en 1964 de una insurrección campesina y con unos 8.000 combatientes según estimaciones oficiales, mantuvieron una tregua unilateral desde diciembre pasado hasta el 22 de mayo, cuando la levantaron tras la muerte de 26 guerrilleros en un bombardeo ordenado por el gobierno. La ofensiva militar aérea, suspendida en marzo por Santos durante poco más de un mes, se reinició luego de que una emboscada de las Farc a militares en abril dejara 11 uniformados muertos.

Redacción: Leo.bo        

Fuente: Elespectador.com

16 Julio 2015

Más de 20 de estos ataques se produjeron en hostigamientos contra la fuerza pública, en algunos de los cuales fueron usados explosivos, según informó en un comunicado de la Defensoría del Pueblo de Colombia.

La infraestructura petrolera y eléctrica ha sido otro de los objetivos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en estos casi dos meses de atentados, que han afectado con especial intensidad a poblaciones del sur y suroeste del país.

La Defensoría detalla que las FARC cometieron hasta una decena de atentados en los que dinamitaron torres y postes de energía eléctrica, lo que dejó sin servicio a poblaciones de departamentos como Cauca, Valle del Cauca, Huila, Nariño, Caquetá y Norte de Santander, este último en el noreste.

Uno de los más graves tuvo lugar el 31 de mayo en Buenaventura, en el Valle del Cauca (suroeste), donde guerrilleros del Frente 30 de las FARC volaron una torre y dejaron sin luz a los más de 400.000 habitantes de esa ciudad, el puerto más importante de Colombia sobre el océano Pacífico.

El medioambiente se ha convertido en otra víctima más del conflicto armado, que prolonga hace más de 50 años en el país. El oleoducto Transandino, en el suroeste, ha sufrido ataques de la guerrilla en numerosas ocasiones mientras bombeaba crudo, lo que ha provocado "un daño ambiental de grandes proporciones", aseguró la Defensoría.

La ciudad de Tumaco, en Nariño (suroeste), cerca de la frontera con Ecuador, estuvo veinte días sin suministro de agua por la contaminación de los ríos Guisa y Mira, luego de un atentado de las FARC contra el oleoducto Transandino que derramó 410.000 galones de crudo (unos 1,5 millones de litros) el 21 de junio.

Precisamente hoy, el Transandino fue objeto de un nuevo atentado perpetrado por miembros del Frente 48 de las FARC a la altura del caserío de San Juan (Nariño), que causó daños al sistema hídrico, informó el Ejército colombiano.

Antes, este Frente, uno de los más activos en este período, interceptó 23 camiones cisterna cargados con crudo y derramó más de 200.000 galones en cercanías de Puerto Asís, departamento de Putumayo (sur), lo que también ocasionó graves daños medioambientales.

Las carreteras, en especial la Vía Panamericana, que cruza el continente, también se han convertido en blanco de los ataques de las FARC, con explosiones que han causado daños materiales y cortes parciales de tráfico.

La guerrilla, que negocia un acuerdo de paz con el Gobierno, anunció que el próximo 20 de julio iniciará un nuevo alto el fuego unilateral, que inicialmente sería de un mes pero que, según precisó el miércoles el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, será de cuatro meses.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

15 Julio 2015

A apenas cinco días de que se inicie el cese del fuego unilateral por un mes que anunciaron las FARC, la guerrilla hizo caer una torre de energía ubicada en la zona rural de Caldono, en Cauca.

Este atentado se suma a una serie de ataques que efectuó en distintas instalaciones eléctricas y oleoductos del país.

Según comentó el comandante de la brigada 29 del Ejército, coronel Jorge Hernando Herrera, el atentado contra la infraestructura fue atribuido a los guerrilleros de la cuarta compañía de la columna móvil Jacobo Arenas, de las FARC.

"En este momento, tratamos de averiguar cuál fue la torre derribada", expresó el Coronel Herrera en declaraciones recogidas por El Espectador.

En tanto, representantes de la Compañía Energética de Occidente, empresa encargada del servicio de electricidad del sector, informaron al mismo medio que se iniciará una revisión de la interconexión en esta zona.

Con este ataque, más de 2.000 campesinos de Caldono y Jambaló se encuentran afectados por la falta de luz.

El máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", escribió un artículo en internet, donde afirmó que la guerrilla necesita demostrar que no está derrotada.

También justificó el daño ambiental causado en Tumaco por el derrame de petróleo, y afirmó que el mayor depredador del medio ambiente es la "locomotora minera del Gobierno".

"Lo único que demuestran los hechos de guerra presentados desde la ruptura de nuestra declaración es que no somos la fuerza derrotada y deleznable que pretenden todo el tiempo presentar en los grandes medios", explica Timochenko.

Y agrega: "Ni todo el poder mediático puede ensombrecer la realidad de que el mayor depredador de la naturaleza, en dimensiones asombrosamente irracionales, es la locomotora minera del Gobierno. Los páramos y selvas del país, el río grande de la patria, sus playas y costas se hallan en peligro inminente", dice el documento con fecha del 12 de julio.

"Timochenko" agrega que el gobierno colombiano puede salir a pedir agilidad o poner plazos al proceso cuando, según él, es el Gobierno el que impide que avance la negociación.

"En cuanto a la aceleración, tampoco acabamos de entender por qué siempre nos la exigen, en público, mientras que en las reuniones de la Mesa se hacen los pesados, se retiran con frecuencia, no acuden, buscan pretextos para esquivar lo sustancial, retardan la redacción de los acuerdos", concluyó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

08 Julio 2015

La guerrilla colombiana de las FARC anunció el miércoles su disposición a ordenar un cese unilateral al fuego por un mes desde el 20 de julio, con el fin de crear las condiciones para que el Gobierno tome una medida similar que facilite el diálogo de paz y reduzca la intensidad de las hostilidades.

El jefe del equipo negociador del grupo rebelde, Iván Márquez, hizo el anuncio antes del inicio de una nueva ronda de diálogo en La Habana, donde las FARC y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos discuten desde hace 31 meses las condiciones para terminar con más de cinco décadas de violencia.

"Recogiendo el espíritu del llamado de los garantes del proceso, Cuba y Noruega, y de sus acompañantes, Venezuela y Chile, anunciamos nuestra disposición de ordenar un cese al fuego unilateral a partir del 20 de julio, por un mes", anunció Márquez al leer un comunicado de las FARC.

"Buscamos con ello generar condiciones favorables para avanzar con la contraparte en la concreción del cese al fuego bilateral y definitivo", añadió.

El presidente Juan Manuel Santos, en tanto, remarcó que "se necesita más" luego del anuncio realizado por el líder guerrillero.

"Valoramos gesto de cese unilateral de fuego de las FARC pero se necesita más, sobretodo compromisos concretos para acelerar negociaciones", indicó el jefe de Estado a través de su cuenta personal de Twitter.

Desde el inicio de las negociaciones de La Habana, en noviembre de 2012, el grupo guerrillero ha propuesto una tregua bilateral mientras se desarrollan las pláticas de paz, a lo que se ha opuesto reiteradamente Santos.

Las FARC pusieron en vigor una tregua unilateral por tiempo indefinido en diciembre, pero la levantaron en mayo tras una seguidilla de ataques militares, en los que murió una treintena de guerrilleros.

Márquez acusó el martes al gobierno colombiano de haber incrementado las incursiones militares contra las campamentos de las FARC mientras éstas cumplían su tregua unilateral y afirmó que las autoridades "no supieron valorar" este gesto de la guerrilla.

El gobierno y las FARC se achacan mutuamente la responsabilidad de haber encendido la chispa que condujo al escalamiento del último conflicto armado en América, que dura ya medio siglo y que ha dejado 220.000 muertos y seis millones de desplazados.

El primer gran incidente ocurrió a mediados de abril, cuando una emboscada guerrillera dejó 11 militares muertos. Las FARC alegan que se trató de una acción defensiva, ya que los soldados estaban persiguiendo a un destacamento guerrillero en una zona bajo control rebelde.

Un mes después el gobierno lanzó una seguidilla de ataques contra posiciones rebeldes, lo que llevó a las FARC a levantar su tregua.

Los cuatro países que acompañan el proceso llamaron a desescalar el conflicto para crear un "clima propicio" que permita que las partes logren cerrar los puntos pendientes de la agenda, "incluyendo la adopción de un acuerdo bilateral y definitivo de cese al fuego y las hostilidades, y lo referido a los derechos de las víctimas".

Ambas partes están cerca de cerrar un acuerdo parcial sobre reparación a las víctimas, y se especula que podrían anunciarlo este lunes, cuando se cierra este ciclo de pláticas de paz.

El gobierno de Santos y las FARC han consensuado hasta ahora tres de los seis puntos de la agenda de paz y han acordado además un programa de desminado y la creación de una Comisión de la Verdad.

Como "garantes" del proceso, diplomáticos de Noruega y Cuba asisten a todas las reuniones entre el gobierno y las FARC en La Habana, mientras los enviados de los países "acompañantes", Chile y Venezuela, participan solo en las sesiones de cierre de un ciclo de pláticas.

Estos países afirman que no son "mediadores", pues no intervienen en los debates, aunque dialogan separadamente con el gobierno y con las FARC.

Santos, por su parte, también utilizó la red social para anunciar que fueron capturados 11 guerrilleros del ELN, quienes habrían participado la semana pasada en dos atentados con explosivos en Bogotá.

"Capturadas 11 personas del ELN responsables de petardos en Bogotá. Felicitaciones a @PoliciaColombia y @FiscaliaCol -Pagarán por atentados", escribió. Luego, en otro tuit, confirmó que se reportaron otras tres detenciones.

Los dos atentados fueron perpetrados el jueves de la semana pasada en dos sitios diferentes de la capital colombiana y dejaron diez heridos.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

06 Julio 2015

En su primera entrevista desde el comienzo de las negociaciones, concedida al veterano periodista Juan Gossaín y que será emitida esta noche por el Canal Institucional, el jefe del equipo negociador del gobierno colombiano, Humberto De la Calle, explicó que la actual oleada de ataques de la guerrilla ha mermado el apoyo al diálogo y hace que cunda "la desesperanza" entre los colombianos. "Y nosotros tenemos que tener la honestidad de decirles a los colombianos que el proceso de paz está en el peor momento desde que iniciamos las conversaciones", agregó.

De la Calle se abstuvo de fijar plazos a la negociación, pero advirtió que "el proceso está llegando a su fin, por bien o por mal". "Sea porque logremos un acuerdo, ya que estamos trabajando en la recta final de los temas de fondo. O por mal, si, como está ocurriendo, la paciencia de los colombianos se agota. El riesgo es real", enfatizó.

Esta crisis comenzó el 14 de abril cuando once militares murieron en un ataque de las FARC en Buenos Aires, departamento del Cauca (suroeste), lo que llevó al presidente Juan Manuel Santos a ordenar la reanudación de los bombardeos a campamentos de esa guerrilla, lo que causó la muerte a cerca de medio centenar de rebeldes.

Esa situación también desembocó el 22 de mayo en la suspensión del cese el fuego unilateral iniciado cinco meses antes por las FARC, que lanzaron entonces una ofensiva terrorista que se ha centrado en la infraestructura energética y petrolera. Consecuencia de esos ataques, el medioambiente y millones de personas se han visto castigadas.

"Quiero decirles a las FARC con toda seriedad: esto se puede acabar. Algún día es probable que no nos encuentren en la mesa de La Habana", alertó el jefe negociador, quien consideró "insoportable" para los colombianos lo que está ocurriendo. En este sentido, De la Calle envió un mensaje a la guerrilla: "¿Usted cree que si esto fracasa va a haber otro gobierno que reemprenda conversaciones? A las FARC también se les agota su tiempo militar y su tiempo histórico".

Preguntado por las penas que deberán afrontar los guerrilleros si se firma la paz, De la Calle destacó que la situación ha cambiado con respecto a otros momentos históricos ya que ahora existen el Tribunal de Roma y la Corte Interamericana, por lo que "no se pueden suspender la totalidad de las penas". Agregó que "el país exige justicia sin amnistías generales" y que "las víctimas merecen justicia".

Sin embargo, pese a las advertencias, De la Calle abrió la puerta a declarar un cese el fuego aún antes de la firma de un acuerdo de paz, "en la medida en que sea serio, bilateral, definitivo y verificable, siempre y cuando tengamos la garantía de que ellos (las FARC) asumen su responsabilidad en materia judicial y verificación nacional e internacional".

"Si quieren un cese el fuego, el Gobierno está dispuesto a anticiparlo, para lo cual son fundamentales las zonas de concentración (donde se reúnan los guerrilleros). Ese es el camino", dijo, aunque aclaró que hay una gran dificultad en este punto porque en Colombia "hay otras fuentes de violencia, distintas a las FARC" y la Fuerza Pública no puede estar "quieta".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Tarea en alemán

Tarea en alemán

Estamos almorzando en la casa de la tía Angélica. Mi hijito Sebastián juega con la...

Reelección: Corte IDH abre fase de obser…

Reelección: Corte IDH abre fase de observaciones para dictar opinión

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) abrió una fase para recibir observaciones y opiniones...

INE prevé que Censo de Población y Vivie…

INE prevé que Censo de Población y Vivienda 2022 costará $us 57 millones

El director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Yuri Miranda, informó el martes que una...