Santa Cruz de la Sierra
24 Junio 2015

El ejército colombiano descubrió un plan secreto de las FARC que tenía como objetivo llevar a cabo atentados de alto impacto en Bogotá y Cundinamarca. La información la reveló la revista Semana, que tuvo acceso a un informe militar reservado.

El cuerpo de Inteligencia de las Fuerzas Armadas reportó en su documento que los planes criminales fueron orquestados por la compañía "Mariana Páez", bloque oriental del grupo guerrillero.

El batallón de Policía Militar No. 24 General José Joaquín Matallana Bermúdez fue el que llevó adelante los exhaustivos trabajos de inteligencia. El pasado 22 de junio su comandante, el coronel Juan Carlos Salcedo Castro, alertó a todas las estructuras de las fuerzas armadas sobre un posible atentado terrorista de las FARC en el centro del país, que tenía como principal objetivo a oficiales de alto rango.

Por ese motivo, el oficial llamó a extremar las medidas de seguridad.

Salcedo señaló en su informe que actualmente Bogotá es un objetivo "muy rentable para atacar", en momentos en que el grupo guerrillero ha aumentado las hostilidades en los últimos tiempos para así presionar al gobierno de Juan Manuel Santos a iniciar una tregua de cese el fuego bilateral.

De acuerdo al informe elaborado por la inteligencia colombiana, las FARC enviaron a cinco combatientes a la capital para encargarse de los atentados que también tenían como objetivo estructuras energéticas. De esos cinco guerrilleros, tres fueron identificados.

Hace aproximadamente dos meses llegaron a Bogotá "Paola" y "Holmes el Mocho", quienes tienen como misión hacer inteligencia sobre instalaciones castrenses y torres de energía.

Otro de los guerrilleros identificados es "Guillermo", quien habría intentado dinamitar una torre de energía. Sin embargo, según consigna Semana, la carga explosiva no detonó.

Días atrás el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri "Timochenko", le envió un correo electrónico a todas las estructuras del grupo guerrillero a quienes ordenó aumentar la intensidad de las hostilidades contra el gobierno colombiano.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

17 Junio 2015

El gobierno de Colombia y la guerrilla comunista de las FARC retomaron hoy las negociaciones de paz en La Habana, para iniciar la discusión sobre justicia, en medio de desconfianza mutua y renovadas hostilidades en ese país.

En este ciclo de pláticas las partes deben comenzar a debatir sobre justicia para los crímenes cometidos a lo largo del conflicto armado de medio siglo y preparar simultáneamente el camino para un eventual cese definitivo de hostilidades, las que han recrudecido en las últimas semanas.

Las conversaciones se reanudaron con duras críticas de las FARC al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, al que acusaron de haber pronunciado un discurso "plagado de distorsiones y de mentiras piadosas" sobre el proceso de paz en el marco de su gira europea.

"Los puntos de vista del mandatario explicando los acuerdos parciales de La Habana son una sesgada puesta en escena de lo pactado" entre ambos equipos negociadores, dijo a la prensa el comandante guerrillero Joaquín Gómez.

"En la interpretación de la política antidrogas se induce a señalar a la insurgencia como la responsable del narcotráfico sólo para ocultar el peso específico que tiene en ese negocio capitalista internacional, el lavado de activos por parte de banqueros corruptos", añadió.

La delegación del gobierno, encabezada por Humberto de la Calle, no formuló declaraciones a la prensa al ingresar hoy al Palacio de Convenciones de La Habana, sede de las pláticas.

El conflicto colombiano ha dejado 220.000 muertos y unos seis millones de desplazados, según cifras oficiales.

Entrega de menores de 15 años

La delegación de paz de las FARC anticipó el lunes que en este ciclo de pláticas -el 38º desde noviembre de 2012- esperaba sellar un "protocolo" con su contraparte para la entrega de los menores de 15 años que permanecen "refugiados" en sus campamentos.

El gobierno afirma que esos menores han sido reclutados por la fuerza por la guerrilla.

Ninguna de las dos delegaciones ha entregado a la prensa detalles ni cifras de los menores que deben ser entregados.

Ambas partes han consensuado hasta ahora tres de los seis puntos de la agenda de paz, además de un programa de desminado, y ahora deben discutir sobre justicia, uno de los capítulos del punto sobre reparación a las víctimas, que debaten desde hace un año.

Sobre justicia las partes tienen profundas divergencias, pues las FARC afirman que el gobierno de Santos pretende encarcelar a los líderes guerrilleros.

Pausa por partido Colombia-Brasil

En lo que hay consenso entre ambas delegaciones de paz es en la necesidad de que la selección de fútbol de Colombia le gane a su similar de Brasil en el partido que disputarán esta noche en la Copa América en Chile.

De hecho ambas delegaciones harán una pausa en sus labores para ver por televisión -separadamente- el partido.

"Lo vemos porque es algo patriótico, además el fútbol une a los pueblos", dijo a la AFP un dirigente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor guerrilla de ese país.

Simultáneamente a la discusión sobre justicia, una "subcomisión" conjunta, formada por generales y guerrilleros, continuará en este ciclo las deliberaciones sobre un alto al fuego definitivo, el que parece lejano tras el recrudecimiento de las hostilidades en Colombia en las últimas semanas.

Este equipo técnico, sin facultad negociadora, lo encabezan el general Javier Flórez, por el gobierno, y los comandantes Joaquín Gómez y Carlos Lozada, por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor guerrilla de ese país.

El gobierno colombiano sostiene paralelamente diálogos preliminares con el guevarista Ejército de Liberación Nacional (ELN) con el fin de establecer un proceso formal de paz.

En el cierre del ciclo anterior, el 4 de junio, el gobierno y las FARC acordaron crear una Comisión de la Verdad sobre el conflicto.

La presente ronda de pláticas culminará el 27 de junio.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

15 Junio 2015

Tras una audiencia privada con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, el papa Francisco le ofreció su "ayuda" y la de la iglesia católica para el proceso de paz con la guerrilla de las FARC en Colombia.

"Lo que pueda hacer yo personalmente o la Iglesia cuente con nosotros. Lo apoyamos y si necesita que juguemos un papel estamos dispuestos a hacerlo, a ayudarlo", dijo el papa Francisco, según relató Santos al término de la audiencia.

El papa Francisco, que recibió al presidente colombiano y a su comitiva en la Sala del Tronetto, adyacente a su Biblioteca Privada, exclamó al ver al jefe del Estado: "¡Qué gusto volver a verlo!". Y Santos respondió: "El gusto es mío".

Luego, en la Biblioteca, el papa argentino le dijo a Santos: "Usted es la persona por la que más he rezado, mucho, mucho, por el proceso de paz". Y el presidente Santos le dijo por su parte: "A eso he venido, a pedir su ayuda".

El secretario del papa emérito Benedicto XVI y Prefecto de la Casa Pontificia, el alemán Georg Gaenswein, recibió en el patio de San Dámaso a la delegación colombiana, compuesta por una decena de personas.

Tras la conversación que mantuvieron en privado, el pontífice y el presidente colombiano, se procedió al habitual intercambio de regalos. Santos entregó al Papa una vajilla de cerámica pintada a mano procedente de la localidad de El Carmen de Viboral (Antioquia) y el pontífice le regaló al presidente colombiano un medallón de San Martín de Tours, que simboliza los valores de solidaridad, altruismo y participación.

Francisco le dijo a Santos que le gusta regalar ese medallón de San Martín a los gobernantes "porque les recuerda que tienen que abrazar a los pobres". Santos, por su parte, le dijo a Bergoglio que "en estos cuatro años Colombia ha sido el país donde más ha bajado la pobreza de toda Latinoamérica".

Junto al presidente colombiano acudieron a la audiencia en el Vaticano su hijo, Martín Santos, la canciller María Aµngela Holguín, la ministra consejera de Comunicación, Pilar Calderón, y el nuevo embajador ante el Vaticano, Guillermo León Escobar Herrán.

Uno de los miembros de la delegación colombiana llevaba una banderita de Colombia con una paloma de la paz, que habitualmente está sobre el escritorio del presidente colombiano y que recibió la bendición del papa.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

12 Junio 2015

Emboscadas mortales, atentados contra infraestructura energética, contaminación por hidrocarburos: la guerrilla de las FARC recrudeció su ofensiva en el suroeste de Colombia, tras poner fin a la tregua unilateral que había adoptado en medio de negociaciones con el gobierno para terminar cinco décadas de conflicto.

Tres policías murieron este jueves en el departamento de Cauca en un asalto con explosivos y ráfagas de fusil de las FARC, según las fuerzas militares, que también les atribuyeron el derribamiento de una torre eléctrica en el departamento del Caquetá que dejó sin luz a unas 470.000 personas.

Acciones similares de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que sostienen desde noviembre de 2012 en Cuba diálogos de paz sin un alto al fuego en el terreno, se han registrado en los últimos días en las ciudades portuarias de Buenavenutura y Tumaco, en la costa del Pacífico.

Las autoridades también informaron este jueves de un atentado de las FARC contra un oleoducto en el departamento de Nariño, que ha contaminado ríos de la zona y amenaza con llegar al Océano Pacífico.

El lunes, guerrilleros forzaron a conductores de 19 camiones a derramar unos 200.000 galones de crudo en el departamento de Putumayo, un daño que según el gobierno llevará 15 años superar y que puede propagarse a Ecuador y Perú.

Tras un consejo de seguridad en Florencia, capital de Caquetá, el comandante de las Fuerzas Militares, Juan Pablo Rodríguez, dijo este jueves que cinco carrotanques fueron interceptados nuevamente en Putumayo por guerrilleros vestidos de civil, pero no especificó cuánto crudo fue vertido antes de que los uniformados lograran detenerlo.

Rodríguez anunció recompensas de hasta 50 millones de pesos (unos 20.000 dólares) "para quien dé información que permita neutralizar cualquier acto terrorista".

De gira por Europa, donde busca fondos para el posconflicto, el presidente Juan Manuel Santos, impulsor de las conversaciones en La Habana, repudió la escalada de violencia.

"Son actos irracionales, como los actos terroristas que están cometiendo volando las torres para dejar a poblaciones enteras sin luz", dijo Santos en Bruselas al finalizar la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) y la Unión Europea (UE).

"Si esa es la forma de buscar apoyo para ese proceso de paz, se equivocan de cabo a rabo, porque lo que están generando es exactamente lo contrario", agregó.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, anunció un refuerzo de las medidas de seguridad para atender la arremetida guerrillera, que se produce luego de que las FARC, nacidas en 1964 de una insurrección campesina, suspendieran el 22 de mayo el cese al fuego unilateral que mantenían desde diciembre para mostrar su compromiso con las negociaciones.

Para el politólogo colombiano Jaime Zuluaga, "estas acciones no son novedosas, lo que parece novedoso es que vuelvan a producirse después del fin de su tregua".

"Las FARC esperan poner presión sobre las negociaciones de paz para obtener un alto el fuego bilateral, es un error de cálculo en un contexto donde el escepticismo no deja de crecer", dijo a la agencia de noticias AFP este profesor de la Universidad Externado, especialista en la guerrilla.

Sergio Jaramillo, Alto Comisionado para la Paz y delegado en las negociaciones en La Habana, consideró que todo esto "sólo sirve para alejar a los colombianos de la paz".

"Es muy difícil explicarle al país los acuerdos, llenarlo de entusiasmo, cuando las FARC están cometiendo actos de terrorismo", apuntó.

Los recientes atentados de las FARC arriesgan también las inversiones privadas en el país. Un análisis de la consultora británica Verisk Maplecroft, al que accedió AFP, señaló que de 56 ataques de esa guerrilla desde el fin de su tregua, 21 fueron contra la infraestructura energética.

Además del proceso con las FARC, que busca terminar con una conflagración que ha dejado más de 220.000 muertos, el gobierno avanza diálogos exploratorios con el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), segundo grupo insurgente en el país.

Pero estos acercamientos no han dado lugar aún a negociaciones de paz formales, algo que los países de la Celac y la UE reclamaron "cuanto antes" en su declaración final este jueves.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

11 Junio 2015

Alrededor de las 20:30 del miércoles, los 16 municipios pertenecientes a Caquetá quedaron sin luz tras una explosión en una torre de energía que abastecía a todo el departamento. El comandante de la Fuerza de Tarea Júpiter, general Edgar Correa, le confirmó a BLU Radio que el apagón en 16 municipios del departamento de Caquetá fue causado por un ataque de las FARC contra una torre de energía ubicada en zona rural de Florencia.

"Tras lograr llegar hasta el sitio conocido como las Doradas se pudo evidenciar que la torre número 98 se encuentra derribada y la torre contigua, la 97, se encuentra averiada", afirmó el general de acuerdo a declaraciones recogidas por El Espectador.

Por su parte, el general Gabriel Parada, comandante de la Región 8 de la Policía Nacional, confirmó que efectivamente se trató de un ataque cometido por la guerrilla. "Nuestro cuidado es no caer en las minas antipersona o campos minados. La guerrilla acostumbra a sembrarlos para atentar contra la fuerza pública, ellos saben que vamos a llegar al punto de afectación".

El presidente Juan Manuel Santos ya está al tanto de la situación y, desde Bruselas, subrayó que fue un "acto irracional" de la guerrilla. "Son actos terroristas como volar torres para dejarlos (a los pobladores) sin luz, esto no tiene explicación. El gobierno colombiano condena esos hechos terroristas".

El mandatario afirmó este jueves que el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tiene que avanzar "mucho más rápido" y recalcó que la paciencia de los colombianos en este sentido "no es infinita".

"Hemos dicho a las FARC que la paciencia del pueblo colombiano no es infinita, el proceso necesita avanzar mucho más rápido, necesitamos llegar a acuerdos lo más rápido posible porque el tiempo se ha convertido en un factor determinante, y tenemos que avanzar con mucha más rapidez", recalcó Santos en una rueda de prensa posterior a la cumbre de líderes de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Santos destacó que Colombia aspiraba a que en la declaración final de este encuentro "se mencione específicamente ese apoyo al proceso de paz".

"Es muy importante ese apoyo político", dijo el presidente colombiano, quien destacó también la importancia de que este documento incluya "un llamado para que estas negociaciones se aceleren".

En la declaración de la cumbre, los presentes mostraron su respaldo a los esfuerzos para lograr una "reconciliación del pueblo colombiano para lograr una paz estable y duradera".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

08 Junio 2015

El ataque ocurrió esta madrugada, cuando un grupo de guerrilleros interceptó 19 camiones cisterna y los forzó a vaciar su contenido (más de 750 mil litros) sobre la vía, situada en el corredor Puerto Vega-Teteyé.

Los conductores de los camiones "fueron abordados por los grupos de las FARC y fueron obligados a derramar todo el crudo que transportaban en la carretera", explicó en declaraciones a la emisora local RCN José Ricardo Burbano, alcalde del municipio de Puerto Asís, en el departamento de Putumayo y a unos 515 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El funcionario se lamentó por el daño ambiental y lo calificó de "incalculable dimensión", ya que cada camión cargaba entre 15.000 y 20.000 galones de petróleo. Hace un año, Puerto Asís vivió una situación similar de la que el pueblo aún no se recupera porque "el crudo va haciendo sus estragos por todas las fuentes de agua".

Por el momento, unidades militares peinan la zona para asegurarse de que no haya minas antipersona sembradas en los alrededores y puedan acceder al lugar equipos de limpieza y descontaminación.

El atentado se suma a los cometidos la semana pasada contra tres torres eléctricas situadas en los departamentos de Valle del Cauca y Nariño, ambos en el suroeste, y Norte de Santander, en el noreste.

Todos estos operativos forman parte de la ofensiva desplegada por las FARC desde el 22 de mayo, cuando suspendieron su alto el fuego unilateral.

El ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, destacó hoy que los ataques contra la infraestructura energética "envían un mensaje muy confuso" a la opinión pública. En declaraciones para la emisora Blu Radio, subrayó que el proceso de paz que el Gobierno y las FARC mantienen desde noviembre de 2012 en La Habana "debe tener el mayor respaldo" de la sociedad y que estas acciones "no ayudan" a conseguirlo.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

05 Junio 2015

El anuncio fue realizado hoy en La Habana, sede de los diálogos de paz, por los representantes de Cuba y Noruega, países garantes del proceso, en un acto ante la prensa en el que estuvieron acompañados de los negociadores del gobierno de Juan Manuel Santos y del grupo guerrillero.

El objetivo de esa comisión será esclarecer y conocer la verdad sobre lo ocurrido en el conflicto colombiano y contribuir al reconocimiento de las víctimas y de la responsabilidad de quienes participaron directa e indirectamente en el conflicto, "como una contribución a la verdad, a la justicia, a la reparación y a la no repetición".

El trabajo de la comisión, que comenzará a funcionar después de la firma de la paz y una vez que las FARC hayan dejado las armas, estará centrado en las víctimas del conflicto y buscará su dignificación y la satisfacción de su derecho a la verdad.

La comisión tendrá una duración de tres años con un período anterior de preparación de seis meses y su franja de investigación abarcará el período del conflicto.

Como parte de su mandato, se prevé que esclarezca las violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario que han tenido lugar por el conflicto, así como las responsabilidades colectivas debido a estas prácticas.

Además, deberá arrojar luz sobre el impacto humano y social del conflicto en la sociedad y en las diferentes poblaciones, sus consecuencias en el ejercicio de la política y en el funcionamiento de la democracia y los factores y condiciones que facilitaron la persistencia de la guerra, entre otros.

Este acuerdo alcanzado entre las delegaciones de paz del gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se produce al cierre de una tensa ronda de diálogos ante la escalada del conflicto armado en el país sudamericano en los últimos días.

El ciclo 37 de las conversaciones, que concluyó hoy, contó, además, con la peculiaridad de la incorporación de la canciller colombiana, María Ángela Holguín, a la mesa de trabajo, después de que Santos la nombrara junto al empresario Gonzalo Restrepo como refuerzo para su equipo de paz el pasado 20 de mayo.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

03 Junio 2015

Con el fin de encaminar las conversaciones de paz en Cuba, el senador liberal Guillermo García Realpe propuso que el presidente colombiano Juan Manuel Santos tenga un encuentro con el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", con el fin de destrabar el proceso de paz.

García Realpe argumentó que de esa manera se le puede dar un relanzamiento al proceso de paz, para que de forma "definitiva e irreversible" se lleguen a los acuerdos finales que se necesitan.

El senador sostuvo que no se puede desconocer que el proceso de paz pasa por una crisis, por lo que se hace necesario dar nuevas muestras de interés en querer salvarlo, tanto desde La Habana como en Colombia.

Por último, insistió en que llegó el momento de esa reunión y recordó que en el gobierno de Andrés Pastrana ya se dio un encuentro con el entonces jefe de las FARC, Manuel Marulanda.

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dinamitó en el municipio colombiano de Tumaco, departamento de Nariño, frontera con Ecuador, una torre de energía que dejó sin electricidad a cerca de 250.000 personas de esa zona, informó el Ejército colombiano.

La acción terrorista de las FARC se registró en el sitio conocido como Inda Zabaleta en Tumaco, señaló un informe del Comando de la Fuerza de Tarea Pegado del Ejército.

Este atentado se une al que cometió el domingo esa guerrilla en Buenaventura, departamento del Valle del Cauca (suroeste), que dejó sin energía eléctrica a unas 400.000 personas y calificado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, como "puro terrorismo".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Activistas presentan un proyecto de decl…

Activistas presentan un proyecto de declaratoria del 21 de febrero como el Día del Ciudadano

Representantes de plataformas ciudadanas y activistas presentaron a la presidenta Jeanine Áñez un proyecto de...

El clásico paceño en viernes de carnaval…

El clásico paceño en viernes de carnaval abre la octava fecha del Apertura

La octava fecha del campeonato Apertura de la División Profesional arranca con el tradicional clásico...

Guaidó convoca movilización al Parlament…

Guaidó convoca movilización al Parlamento de Venezuela el 10 de marzo

El líder opositor, Juan Guaidó, convocó hoy a sindicatos y gremios del país a marchar...