Santa Cruz de la Sierra
25 Agosto 2015

Dirigentes de los diferentes clubes y asociaciones departamentales del Fútbol profesional boliviano, instalaron hoy un Congreso Extraordinario en el que se discutió la revocatoria del mandato de Carlos Chávez y se optó, de manera unánime, por Marco Ortega como presidente interino de la Federación Boliviana de Futbol (FBF).

Según el documento aprobado, que deberá ser firmado por todos los participantes, el Comité Ejecutivo deberá convocar en un plazo de 30 días a un Congreso Ordinario de la FBF, donde se elegirá al nuevo mandamás del fútbol boliviano de manera oficial. Entretanto, Ortega asume la presidencia.

Ortega es presidente de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano (LFPB), cargo que le daba la primera Vicepresidencia de la FBF. 

Chávez fue revocado en base al artículo 81 de del estatuto de la FBF, que dice que todos los casos no previstos por esta norma serán tratados en un Congreso Extraordinario. Según los ligueros, el que Chávez esté en la cárcel con detención por un caso de presunta corrupción, es un "caso imprevisto".

Dicha reunión, que debía desarrollarse a partir de las 10:00 de la mañana, recién fue instalada después de mediodía, debido a que un grupo de personas, identificados como la Asociación Municipal de Fútbol de Cochabamba, a la cabeza del exfutbolista Johnny Villarroel, solicitaron que el presidente de la Asociación Departamental de Fútbol de Cochabamba, Rolando Aramayo, no participe del mencionado congreso.

Asimismo, solicitaron “una refundación total del fútbol boliviano”.

“Estamos a punto de hacer historia aprobando la modificación para que se pueda hacer la sucesión del presidente de la federación. Esperamos que (estos conflictos) no empañen lograr el cambio de nuestro fútbol”, manifestó Marco Jaldín, secretario general de la Asociación de Fútbol Cochabamba (AFC).

Por su parte, Villarroel aseguró que después de más de 4 años la Asociación Municipal de Fútbol de Cochabamba “viene siendo discriminada”. El dirigente también manifestó buscarán “ser los representantes legítimos del fútbol en Cochabamba”.

Minutos antes que se instale el congreso, el tesorero de la Federación Boliviana de Fútbol, Wálter Zuleta, fue agredido  por algunas personas afines a la Asociación Municipal de Fútbol de Cochabamba quienes lo calificaron como “traidor y vendido a Chávez”.

“Hay una posición que busca que se le escuche a una minoría que tiene legalidad. Yo pienso que debe solucionarse este problema, yo no he pensado jamás en que ellos no tengan la razón, ellos tiene una demanda legítima, por lo tanto yo los apoyo y no estoy en su contra como ellos piensan”, manifestó Zuleta.

Por otro lado, Hormando Vaca Díez, secretario general de la entidad liguera señaló que “los problemas internos de las asociaciones deben resolverse entre ellos y no perjudicando la realización del congreso”.

Ya instalada la sesión, el desarrollo del mismo se dio con normalidad, en instalaciones de la Federación Boliviana de Futbol en Cochabamba con la ausencia de dirigentes del club Oriente Petrolero y de las asociaciones de fútbol de Cochabamba y Santa Cruz.

Redacción Leo.bo

Fuente: Los Tiempos Digital

25 Agosto 2015

Dirigentes de los diferentes clubes y asociaciones departamentales del Fútbol profesional boliviano, instalaron hoy un Congreso Extraordinario en el que se prevé discutir la revocatoria del mandato de Carlos Chávez como presidente de la Federación Boliviana de Futbol (FBF).

Dicha reunión, que debía desarrollarse a partir de las 10:00 de la mañana, recién fue instalada después de mediodía, debido a que un grupo de personas, identificados como la Asociación Municipal de Fútbol de Cochabamba, a la cabeza del exfutbolista Johnny Villarroel, demandan que el presidente de la Asociación Departamental de Fútbol de Cochabamba, Rolando Aramayo, no participe del mencionado congreso.

Asimismo, solicitan “una refundación total del futbol boliviano” y que se siga el procedimiento correspondiente para elegir al nuevo presidente de la FBF.

Redacción Leo.bo

Fuente: Los Tiempos Digital

22 Agosto 2015

El tesorero de la Federación Boliviana de Fútbol, Walter Zuleta, avisó que si los organizadores de la gira no depositan los 180 mil dólares que deben pagar por anticipado, el plantel boliviano no se presentará a la gira en los Estados Unidos, el próximo 4 de septiembre.

Gerardo Martino y la Selección afrontarán dos amistosos en septiembre. Uno de ellos será ante Bolivia el 4 y el restante ante México, el 8. Sin embargo, el primero de los partidos está en duda porque la empresa Torneos, encargada del evento, no abonó al conjunto del altiplano los 180.000 dólares que acordó por disputar este encuentro.

Por este motivo, Walter Zuleta fue claro al respecto: "Si Torneos no paga, Bolivia no viaja a hacer el partido. El convenio dice que Bolivia abona pasajes hasta el destino, por eso se necesita el pago adelantado. Y esa suma son 180.000 dólares, los que se utilizarán en parte para pagar los boletos", expresó Zuleta, quien además agregó lo siguiente: "Si no adelantan el pago, en la situación en que estamos, no vamos a entrar en el escenario de pagar todo y luego no poder cobrar".

"El Presidente de la Federación está detenido y el convenio lo firmó el 4 de agosto, a un mes de arresto", comentó Zuleta en referencia a Carlos Chávez, quien fue detenido por las sospechas de corrupción que envolvieron a FIFA y Conmebol hace un tiempo. Cabe destacar que Torneos, la encargada de organizar el evento, también quedó bajo sospecha por este mismo motivo.

"Pedimos que se habiliten las cuentas en La Paz, que me hagan la revisión de los dineros o que nos coloquen a una cuenta en los Estados Unidos. Ellos anunciaron que no podían hacerlo y que lo debían hacer en Bolivia o una cuenta federativa, pero no podemos acceder a ello porque está bajo investigación", comentó Zuleta sobre lo complicado del asunto, mientras que cerró con lo siguiente: "Hasta el lunes tenemos tiempo y vamos a esperar".

Redacción Leo.bo

Fuente: Agencias

21 Agosto 2015

El tesorero de la Federación Boliviana de Fútbol, Wálter Zuleta, manifestó que varios documentos se extraviaron  en instalaciones de   FBF en Cochabamba,  esto pudo evidenciarse durante una recolección de documentación efectuada por la Fiscalía hace unas horas.

Según Zuleta,  se trata de registros correspondientes a gestiones anteriores y la responsabilidad recae sobre los directivos que manejaron las finanzas de la FBF entonces.       

“Hay una responsabilidad penal por parte del contador   y el Gerente General  es decir el señor  Alberto Lozada”, informó el dirigente federativo.

El Ministerio Público realiza una investigación de  supuesta corrupción en el manejo del balompié nacional por parte de algunos directivos.  Hasta la fecha,  cuatro dirigentes se encuentran con detención preventiva y dos guardan arresto domiciliario.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Erbol

21 Agosto 2015

Exigen que el jugador Jhasmani Duk sea sancionado con partidos de la Liga por haber agredido a un juez en el encuentro entre Sport Boys y Guabirá. El TJD lo castigó con partidos de la Copa Cine Center.

Los árbitros del país decidieron no dirigir en el torneo apertura de la Liga mientras el jugador Jhasmani Duk (Sport Boys) no reciba una sanción que le impida jugar partidos oficiales por haber agredido a un juez en un partido de ese certamen. Tomaron la determinación mediante un voto resolutivo, tras conocer la resolución del Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) que decidió castigar al futbolista con un año de suspensión, pero solo para partidos de la Copa Cine Center.

“Ante el fallo del TJD de la FBF, los árbitros emiten lo siguiente: no dirigir ningún partido de la Liga a partir de hoy 21 de agosto, hasta que el tribunal reconsidere su fallo o que exista un compromiso de la Liga de que dicho jugador no participará en ningún partido oficial programado”, señala la nota, que se publicó hoy en las redes sociales.

Ante esta comunicación, quedó en duda la tercera fecha del torneo Apertura de la Liga que debe arrancar hoy con el encuentro entre The Strongest y Petrolero.

El 12 de julio, en el compromiso entre Sport Boys y Guabirá por la Copa de Invierno Cine Center, Duk agredió físicamente al árbitro Luis Irusta. El caso fue remitido al TJD y anoche salió la resolución, que determinó un castigo de un año calendario para los encuentros de Copa de Invierno o similares.

Óscar Hassenteufel, presidente de dicho tribunal, explicó a la emisora Fides que, por una normativa aprobada por los clubes ligueros, las sanciones emitidas deben cumplirse en el marco de esos campeonatos.

“En realidad el fallo es sancionar al jugador por un año pero esa a sanción debe cumplirse exclusivamente en el marco del torneo u otro similar. Los clubes ligueros aprobaron la reglamentación, así que a nosotros no nos compete”, dijo el abogado.

En las próximas horas los dirigentes ligueros deben reunirse con los árbitros para intentar concertar y no postergar la fecha.

Redacción Leo.bo

Fuente: La Razón Digital

20 Agosto 2015

Wálter Torrico, secretario general de la Federación Boliviana de Fútbol, informó esta mañana a Erbol que se llegó a un acuerdo con Mauricio Soria y se rescindió el contrato que lo vinculaba a la Selección Nacional por espacio de tres años.

De acuerdo con Torrico, las negociaciones han sido arduas y se le cancelará los días trabajados lo que representa un buen ahorro en el tema económico para las arcas de la Federación.

Soria había sido contratado a principios de temporada y cumplió al frente del combinado nacional la mejor campaña de los últimos veinte años en la Copa América, logrando la clasificación a la segunda fase del certamen cumplido en Chile.

El viernes de la semana pasada, en una conferencia de prensa, Soria anunció que no seguiría al frente de la selección, para aclarar algunos días más tarde, que nunca había pronunciado la palabra renuncia.

Soria fue reemplazado por Miguel Ángel Portugal quien ya dio a conocer la lista de jugadores para el cotejo que disputará contra Argentina, mientras en la víspera, Alberto Illanes, uno de sus más inmediatos colaboradores sostenía que Marco Ortega, vicepresidente de la Federación, le había solicitado que se elaborará una lista de jugadores convocados.

De esta manera, llega a su fin la breve etapa de Soria al frente del combinado nacional que dejó marcado su sello particular, en la cancha y también fuera de ella, ya que los problemas que lo obligan a dejar la selección están relacionados con una fuerte discusión con Carlos Chávez, presidente de la Federación Boliviana de Fútbol.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Erbol

19 Agosto 2015

Cuando restan pocos días para la instalación del Congreso Extraordinario de la Federación Boliviana de Fútbol (fbf), el lunes 24 de agosto en la ciudad de Cochabamba, los representantes de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) pidieron participar de esta reunión por tratarse de la entidad que reúne a los principales involucrados en este deporte.

“En esta coyuntura que hablan de la necesidad de una reestructuración del fútbol boliviano, sin la participación de los principales actores nada va cambiar. Las decisiones que tomen en ese Congreso están en manos de la dirigencia, ojalá que no se equivoquen”, indicó el asesor legal, David Paniagua.

Este Congreso Extraordinario fue convocado en primera instancia para el 9 de octubre en Santa Cruz por Carlos Chávez cuando cumplía las funciones de titular federativo en libertad de acción, pero debido a que se encuentra cumpliendo detención en la penitenciaría de Palmasola los dirigentes que quedaron al mando adelantaron esta reunión.

“Como Fabol venimos reclamando un cambio de fondo desde 2009, nuestro pedido no es reciente ni por el calor del momento. En ese ocasión nadie nos hizo caso, nadie quiso entender que esta estructura en la cual estamos no permite que funcionen las cosas”, agregó Paniagua.

Fabol cuenta con una propuesta que la expondrá en dicho Congreso en caso de que los dirigentes leS permitan tomar la palabra y participar. Ese proyecto era de conocimiento de Chávez y de sus colaboradores, pero no recibió el interés.

Entre los conceptos que vienen manejando Fabol desde hace tiempo atrás figura que todos los clubes de la Liga cuenten con divisiones inferiores y una infraestructura acorde a las necesidades, entre otros.

Redacción Leo.bo

Fuente: APG

19 Agosto 2015

El seleccionado del Altiplano vive días de degradación. En lo que tiene que ver con el campo de juego (es el peor de los sudamericanos en el ranking universal) y también fuera de él, donde brotan las denuncias por corrupción dentro de su Federación, en el contexto del escándalo de la FIFA y de la Conmebol.

La última escena ajena al trauma sucedió hace poco, pero duró un suspiro. Se jugaba la Copa América de Chile. Marcelo Martins, el capitán y emblema del seleccionado boliviano, la tocaba hacia atrás, de espaldas al arco, en posición de centrodelantero. Ahí venía trotando, como agazapado, esperando, un tal Martín Ramiro Guillermo Dalence Smedberg. Tenía el número ocho en la espalda, 31 años en su pasaporte sueco y una pegada estupenda, esa que también en Europa aplauden. Le pegó de primera, desde afuera del área. La pelota voló rápido y se metió junto al palo izquierdo del arquero ecuatoriano Alexander Domínguez. Era el 2-0 parcial de un partido que terminaría 3-2 para La Verde del Altiplano. Resultaba también otra cosa: el último espasmo feliz de un fútbol que vive de tropiezo en tropiezo. Y que ahora se ubica en el puesto 67 del ranking de la FIFA, como el peor de los sudamericanos. Detrás, por ejemplo, de seleccionados sin tradición como Cabo Verde, Guinea Ecuatorial y Gabón.

Las últimas noticias son peores que las frecuentes derrotas en el campo de juego: la Fiscalía General de Bolivia inició una investigación a varios dirigentes de la Federación (FBF) por los supuestos delitos de asociación ilícita, blanqueo de ganancias ilícitas, uso indebido de influencias, beneficios espurios por utilización del cargo, delitos tributarios y estafa con víctimas múltiples. Entre otras cosas, según cuenta la agencia de noticias EFE desde la ciudad de La Paz, se apunta al destino de la recaudación de un partido amistoso jugado por las selecciones de Bolivia y Brasil en abril de 2013. Según las autoridades judiciales, la recaudación del encuentro debía ser entregada a la familia de Kevin Beltrán, el chico de 14 años que murió meses antes durante un partido de la Copa Libertadores entre San José y Corinthians.

A consecuencia de estas investigaciones, el presidente de la FBF y tesorero de la Conmebol, Carlos Chávez, está recluido en la cárcel de Palmasola de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra desde hace tres semanas y el secretario general de la entidad, Alberto Lozada, cumple con arresto domiciliario en la misma localidad. Dentro de este contexto, el presidente del país, Evo Morales, se expresó sobre la situación: "Lo que hicieron los dirigentes mella la dignidad de los bolivianos. Siento que a la Federación sólo le interesa el Estado cuando le falta plata, pero nunca rinden cuentas".

La FIFA y la Conmebol -siempre reticentes a la intervención de los estados locales en las cuestiones del deporte- esta vez, todavía presos de su propio escándalo de corrupción, anunciaron una auditoría a la FBF por las denuncias que investiga la Fiscalía del país andino. Así, con estas dificultades internas, llegará Bolivia a las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018. Volverá a rezarle a la altura del Hernando Siles de La Paz cuando debute, el 9 de octubre, ante Uruguay.

Parece cuento ahora, pero hubo un momento en la historia del fútbol del Altiplano que mucho se pareció al paraíso. Sucedió poco más de tres décadas antes de la estupenda clasificación al Mundial de 1994, cuando aquel equipo dirigido por Xabier Azkargorta y liderado por Marco Etcheverry y Julio Baldivieso fue imparable como local (venció a Uruguay y a Brasil) y astuto de visitante. Un detalle describe aquella hazaña que condujo a la máxima cita, en Estados Unidos: Bolivia resultó el equipo más goleador de las Eliminatorias en Sudamérica, con 22 tantos en ocho encuentros.

En 1963, Bolivia organizó la Copa América por primera vez. El desenlace fue una maravilla: se consagró campeón sin perder ni un partido. Obtuvo cinco triunfos (entre ellos, 3-2 a la Argentina y 5-4 a Brasil) y empató el encuentro restante (4-4, frente a Ecuador, en el debut). La vuelta olímpica no la dio en su reducto más confiable, los 3.600 metros de La Paz. El triunfo ante Brasil lo consiguió en el Félix Capriles de Cochabamba, que se encuentra 1.100 metros por debajo de donde habitan los fantasmas más temidos del fútbol sudamericano, incluso aquellos del 6-1 ante la Argentina que dirigía Maradona, en la antesala del Mundial de Sudáfrica 2010. Aquel día de hace más de cinco décadas fue, tal vez, el más importante de la historia del deporte boliviano. Y aconteció entonces un instante mágico que -ahora contado- luce como una mentira o una exageración: el seleccionado verdeamarelo, que veía de mostrarse al mundo como bicampeón mundial (tras los títulos de 1958 y de 1962), terminó aplaudiendo a los futbolistas bolivianos, esos desconocidos que se transformaron en perpetuos héroes. De repente, el maestro se rendía ante los encantos del alumno irreverente.

Era otro momento de la historia, claro. En varios sentidos, incluso más allá del campo de juego. Lo retrató alguna vez el diario El Nacional, de Tarija: "En esos tiempos no había televisión y los periódicos llegaban a nuestra ciudad con 3 o 4 días de demora, entonces la única vía para enterarse de las noticias y los eventos deportivos, eran las transmisiones radiales, que mediante las ondas cortas de las radios Illimani, Universo y Cruz del Sur, se escuchaban en Tarija. En esos tiempos no todos tenían radios, que eran las Gelosos y Phillips y funcionaban –no había a transistores- con luz eléctrica. El servicio eléctrico era muy precario, tanto por su calidad lumínica como por su capacidad, que abarcaba la parte central de nuestra ciudad, que en ese entonces era un villorio de no más de 60.000 habitantes". Allí, cuando los diarios llegaron, la gente seguía festejando. Y siguieron luego por varios días y varias noches. Hoy es todavía un recuerdo que sigue latiendo, ya convertido en leyenda; también en contracara de este presente que lastima.

Ese triunfo fue un hito no sólo en la vida deportiva del país. Fue una alegría nacional que se vivió por las calles iluminadas del centro y por los rincones oscuros de las periferias. El escritor boliviano Fernando Diez de Medina sostenía entonces, en un artículo publicado por el diario Ultima Hora, que la desbordante felicidad tras la conquista del título -sin embargo- se vivía con una sorprendente naturalidad, dado que el país, acostumbrado a frustraciones y fracasos de diverso tipo, por fin abrazaba una auténtica victoria. Insistía: era una alegría necesaria. La vuelta olímpica, en definitiva, resultaba también algo más: el triunfo de los rezagados, la alegría laboriosamente conseguida de los postergados de siempre. Los mismos que ahora presencian con pena inevitable la degradación del querido fútbol boliviano.

Redacción Leo.bo

Fuente: clarin.com

Últimas Noticias

Prev Next

La discusión

La discusión

Ya varias décadas atrás el escritor estadounidense Arthur Bloch nos advirtió sobre la testarudez y...

La grieta

La grieta

El urubicheño Dámaso Vaca, quien no sólo es un gran restaurador y un excelso violoncelista...

Aturdimiento

Aturdimiento

Mientras el virus está allí afuera a la espera de un paso falso nuestro, el...