Santa Cruz de la Sierra
13 Septiembre 2014

El papa Francisco advirtió hoy que puede hablarse de una "tercera guerra mundial" combatida "por partes", azuzada por "intereses espurios" como "la codicia" y permitida por una suerte de "indiferencia cainita" que ya consintió las atrocidades del pasado.

Esta es la síntesis de la encendida homilía que Francisco pronunció durante su visita al cementerio de Fogliano Redipuglia, que alberga los restos de los miles de caídos en este frente del nordeste de Italia durante la Primera Guerra Mundial.

Serio, visiblemente emocionado y con un tono de voz creciente, el pontífice dijo que la guerra es "una locura" alimentada por conceptos como "la avaricia, la intolerancia y la ambición de poder" que a menudo encuentran justificación en la ideología y que destruye y trastorna todo.

Además, Francisco criticó la indiferencia instalada en la sociedad, que ilustró con la respuesta con la que Caín negó ante Dios conocer el paradero de su hermano asesinado: "¿A mi qué me importa?".

"Sobre la entrada a este cementerio se alza el lema desvergonzado de la guerra: «¿A mí qué me importa?». Todas estas personas, cuyos restos reposan aquí, tenían sus proyectos, sus sueños... (...) La humanidad dijo: «¿A mí qué me importa?»", recordó.

En Papa dijo que en la "sombra" de la sociedad convergen "planificadores del terror", "intereses, estrategias geopolíticas, codicia de dinero y de poder" y una industria armamentística cuyo corazón está "corrompido" por "especular con la guerra".

El pontífice instó a los fieles "con corazón de hijo, de hermano y de padre", a "llorar", es decir, a reaccionar ante el belicismo y a abandonar la postura de Caín, que tras asesinar a Abel no derramó ninguna lágrima.

Recorrida

Para conmemorar el trágico aniversario de la Primera Guerra Mundial, el Papa hizo este viaje pastoral de apenas cinco horas y visitó los camposantos de las partes beligerantes.

En primer lugar, rezó en solitario en el cementerio austrohúngaro, donde yacen en suelo italiano 14.550 combatientes del Eje Central. Luego fue al sagrario militar de Redipuglia, donde están los restos de 100.000 soldados italianos.

Este último fue el escenario donde Francisco llevó a cabo su misa y su homilía, en la que participaron los cardenales de Viena y Zágreb, además de obispos de Austria , Croacia, Hungría y autoridades civiles y militares.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE y Reuters

21 Agosto 2014

El presidente Evo Morales expresó el jueves, mediante una carta, sus condolencias al papa Francisco por el fallecimiento de tres de sus familiares en un accidente de tránsito registrado en la provincia argentina de Córdoba.

"En nombre del Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, el pueblo boliviano y en el mío propio, me permito expresarle mis más sentidas condolencias por la irreparable pérdida de la esposa e hijos de su sobrino Horacio Bergoglio en un lamentable accidente de tránsito ocurrido el día de ayer, en la hermana República de Argentina", señala la misiva. 

En la carta el Mandatario boliviano afirma que comparte el profundo dolor de su Santidad y hace llegar su "incondicional solidaridad a su familia en estos momentos tan aciagos". 

Según datos oficiales, los fallecidos en el accidente fueron dos bebés, de 8 meses y 2 años y la madre de ambos, mientras que Horacio Bergoglio, sobrino del papa, se encuentra internado en grave estado.

El accidente ocurrió pasada la medianoche del lunes cuando la familia Bergoglio transitaba por la autopista Rosario-Córdoba y por causas que se investigan embistió por detrás un camión cargado con maíz.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

Últimas Noticias

Prev Next

El Terror

El Terror

Mi padre, ex presidente del partido liberal de los Países Bajos, con un conocimiento histórico...

Remedio

Remedio

Estamos comiendo de la olla común preparada por mi esposa Emmita en su atelier en...

Olla común para toda la ciudad

Olla común para toda la ciudad

Miles de raciones de almuerzo y cena para quienes necesiten un plato de comida hecha...