Santa Cruz de la Sierra
09 Noviembre 2018

El dirigente del trópico de Cochabamba, Leonardo Loza, planteó este viernes que haya una “renovación total” en la Iglesia Católica boliviana, después de que obispos pidieron respeto al 21F y alertaron que la democracia está en riesgo.

Loza afirmó que las declaraciones de los representantes de la Iglesia son “decepcionantes”, porque a su criterio demuestran interés político, económico y de grupo.                 

Dijo que “el pueblo no necesita a este tipo de sacerdotes”, sino requiere de “representantes dignos que trabajen el tema de la evangelización”. Criticó la presencia de extranjeros en las altas esferas de la Iglesia.

“No aportan, no hacen nada y más al contrario plantean convulsión o problemas sociales. Yo creo que no nos sirven, deberíamos plantearnos una renovación total con nuestros profesionales en el campo católico”, afirmó.

Anunció que en las reuniones de su sector se considerará enviar una carta al Papa Francisco, para denunciar el “mal comportamiento” de la Iglesia boliviana. 

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Erbol

 

08 Noviembre 2018

El presidente del Senado Milton Barón (MAS) aseguró que todos los ciudadanos entre ellos los policías tienen derecho de expresar libremente sus opiniones, sin embargo en el caso de la Iglesia eludió responder si tienen el mismo derecho, pero recomendó que se dediquen a la fe.

La autoridad criticó a la Iglesia que en los últimos días pidió al Tribunal Supremo Electoral que haga respetar el referéndum del 21 de febrero de 2016 y que actúe sin presiones. “La Iglesia que se dedique a hacer lo suyo en materia de fe y de religión”, afirmó.

Mientras que los temas políticos “que nos dejen a nosotros, a los partidos políticos y a los actores políticos”, manifestó, al insistir que los sacerdotes tienen tareas y actividades específicas vinculadas a la religión y a la fe.           

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Noticiasfides

08 Noviembre 2018

El presidente Evo Morales rechazó la invitación de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) para asistir a la Asamblea de Obispos, que se realiza en Cochabamba. El mandatario se negó a asistir por las críticas que han emitido representantes de la Iglesia contra el Gobierno.

La información fue divulgada por el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, quien reveló dos cartas, una que envió la CEB a Morales y la otra de respuesta del Gobierno.

La primera carta fue enviada el 5 de noviembre de parte de la Conferencia Episcopal al mandatario, para invitarlo a la Asamblea de Obispos. “Sería una alegría para los obispos poder contar con su presencia en el momento que usted indique para poder compartir temas de interés común entre la Iglesia y el Gobierno”, señala el texto..

En la carta de repuesta, firmada por Rada, el Gobierno expresa su extrañeza por recibir una nota de la CEB “escrita con tan lindas palabras”, pero que a las pocas horas se enteren de que algunos obispos “persisten en utilizar duros y falsos conceptos”, como la afirmación de que la democracia boliviana estuviera en riesgo.

Según el Ministro de la Presidencia, la labor de la Iglesia Católica debe ser  de unir a las familias y no fomentar las confrontaciones.

“Expresamos nuestra extrañeza por esta actitud Dual en la que se invita cordialmente al presidente Evo Morales a su reunión al mismo tiempo que algunos miembros de la Iglesia Católica se empeñan en expresar ataques a la actual gestión de Gobierno”, señaló.

En la nota, Rada informa a la CEB que “el presidente Evo Morales ha optado por no participar del evento al que fue invitado, debido a que las actitudes comentadas no guardan coherencia con el mensaje del Papa Francisco y del cardenal Toribio Ticona”.

Se agrega que Morales, autoreconocido como un católico de base, “seguirá trabajando en favor de los humildes, de los pobres y los desamparados, como establecen las enseñanzas de Cristo”.

La polémica de la Iglesia y el mandatario se reactivó en los últimos días, después de que el arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, pidió respeto al 21F. Morales calificó como una vergüenza la posición del religioso, pero la CEB ratificó su posición de defensa del referendo del 2016 y le dijo al presidente que se quede tranquilo porque los obispos no formarán un partido político.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Erbol

08 Noviembre 2018

La bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) cree que la Iglesia Católica asumió una conducta política y se alinea con la oposición para presionar al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para evitar la candidatura del presidente Evo Morales.

“Ese pronunciamiento resulta una forma de presión al Tribunal Supremo Electoral como constantemente lo está haciendo la oposición”, indicó la jefa de bancada en La Paz del MAS, Betty Yañiquez.

Los obispos del país le pidieron el miércoles al Tribunal Supremo Electoral (TSE) que haga cumplir la Constitución Política del Estado (CPE) y los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016. Además salieron en defensa de monseñor Jesús Juárez, arzobispo de Sucre, y aseguran que la iglesia no fundará un partido político.

Ante esta postura, Yañiquez también pidió respeto al trabajo de TSE. “Creo que todos somos respetuosos con la Iglesia Católica, pero lo que también hay que pedir es que respetemos el trabajo del Tribunal Supremo Electoral”, apuntó.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Radiofides

13 Marzo 2017

La Iglesia Católica, a través de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), advirtió que el proyecto de nuevo Código del Sistema Penal, que despenaliza el aborto hasta los dos meses de embarazo, conlleva una “colonización ideológica extranjera”.

La CEB emitió este lunes un comunicado mediante el cual rechazó el proyecto impulsado por la Asamblea Legislativa, debido que a su criterio amenaza el derecho a la vida consignado en la normativa nacional.

“Este proyecto introduce una colonización ideológica extranjera que descarta a niños y niñas por nacer vulnerables y acepta la triste violencia del aborto como un supuesto camino para solucionar problemas sociales y económicos”, señala el comunicado.

El texto cuestionado permite el aborto hasta las ocho semanas de embarazo para las mujeres que no cuenten con recursos económicos suficientes, sean estudiantes o tengan tres o más hijos. 

Para la Iglesia Católica, esta “propuesta de ley distorsiona el sistema penal introduciendo la pobreza como razón de impunidad para delitos como el infanticidio y la eutanasia, como si ser pobre fuese justificativo suficiente para violar cualquier ley”.

La CEB agregó la Asamblea Legislativa debe responder a la ética y moral de nuestras culturas y respetar la vida.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

 

13 Marzo 2017

La Iglesia Católica rechaza la propuesta del nuevo Código del Sistema Penal que la Asamblea Legislativa Plurinacional está a punto de comenzar a tratar porque pretende introducir más causales que permitan el aborto.

El arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti, señaló ayer durante su homilía, que la ALP también pretende aprobar la norma de las convenciones interamericanas en contra de toda forma de discriminación, la cual tiene la intención de limitar la libertad de expresión, de religión y de enseñanza.

Gualberti dijo que los asambleístas nacionales deben dejar las consignas a un lado y actuar de acuerdo a los valores para “rechazar estas leyes nefastas” que afectarán a toda la población en sus valores. Con este proyecto del Código del Sistema Penal, indicó el arzobispo, se pretende introducir más causales como la pobreza para aprobar esta práctica, “como si se resolviera la pobreza eliminando a los niños indefensos que están por nacer”. El religioso señaló que lo que se plantea contradice la protección del derecho a la vida, consignada en la Constitución Política del Estado.

Gualberti ve imperiosa la urgencia de que ante temas delicados que “atañen a la vida y la libertad de todos los bolivianos” es indispensable que los parlamentarios “actúen en conciencia y no en base a otros intereses”.

Agregó que si todos queremos tener “condiciones de vida digna y justa, hay que poner las bases firmes de las relaciones interpersonales sobre los valores humanos y cristianos de la verdad, la libertad, la justicia, el amor, la dignidad y el respeto a los derechos humanos”, finalizó.

“También en el parlamento se está considerando la aprobación de las convenciones interamericanas en contra de toda forma de discriminación”, dijo Gualberti. Señaló que como cristianos condenamos plenamente toda discriminación, sin embargo, el contenido de esas convenciones revela otra intención, por eso ante temas tan delicados que atañen a la vida y libertad de todos los bolivianos debe primar la conciencia.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: La Prensa

 

31 Enero 2017

Tomando distancia de los casos en los que la Iglesia prefiere ocultar sus escándalos y los delitos de sus miembros, el obispo de Padua, Claudio Cipolla, envió una carta abierta en la que pidió perdón a la comunidad cristiana por los actos del ex párroco de San Lázaro, Andrea Contin, acusado de prostituir a varias mujeres con quienes organizaba orgías en la sede religiosa.

"Se trata de una herida dolorosa para nuestra Iglesia y sociedad", escribió Cipolla hace unos días, para pronunciarse sobre el escándalo revelado en diciembre, cuando algunas mujeres involucradas decidieron dar un paso al frente y denunciar a Contin, de 49 años.

"Teníamos relaciones sexuales en la parroquia a toda hora. Mañana, tarde y noche. Siempre había un montón de mujeres dando vueltas", reveló a fines de diciembre una mujer en su declaración. Posteriormente, el párroco admitió: "Declaro que he conocido en la parroquia a cinco mujeres, con lo cual, después de un tiempo, mantuve una relación romántica que dio lugar a una relación sexual", admitió. En otro pasaje, agregó: "Sí, he tenido relaciones sexuales con cinco feligreses, a menudo en la rectoría. A veces, incluso, con los hombres de color".

Si bien el comportamiento sexual no es un crimen, la policía tomó cartas en el asunto cuando surgieron también acusaciones de proxenetismo, ya que el sacerdote habría publicado ofertas en páginas de sexo para promocionar a sus amantes en encuentros en la Costa Azul de Francia.

Además, la policía halló en la iglesia videos pornográficos, varios de ellos grabados por el propio Contin, quien disimulaba el material guardándolos bajo etiquetas religiosas o con el nombre de algún papa.

"Andrea Contin era un magnífico seductor capaz de mostrar su lado luminoso, reservando el lado tenebroso a los encuentros con mujeres reducidas a esclavas, subyugadas. Poder espiritual, poder sexual: ángel y demonio", escribió Avvenire, un periódico que circula entre los obispos italianos en su reseña del caso.

La publicación católica también conversó con Giovanni Brusegan, nuevo administrador parroquial de San Lázaro ante la partida de Contin, quien viajó a Croacia tras revelarse el escándalo. "He encontrado una comunidad que, a pesar de todo, está viva. Ciertamente, herida y desconcertada. Debe hacer las cuentas con una gran contradicción", reflexionó Brusegan.

A su vez, el obispo Cipolla intentó en su carta matizar los actos cometidos por el párroco: "Este mal, que hace tanto ruido, no me impide recordar y de ver tantos sacerdotes y diáconos que han sacrificado la vida en la coherencia, con humildad y fidelidad". Sin embargo, cada vez son más las mujeres que acusan a Contin, llegando ya a más de una docena de involucradas, que según el denominador común hallado por los investigadores, se encontraban en un momento de debilidad personal.

Además, se habla, según medios italianos, de la participación de otro sacerdote: el párroco de Carbonara di Rovolon, Roberto Cavazzana, de 41 años, quien habría estado presente en alguna de las orgías.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

23 Agosto 2016

La Iglesia Católica Nacional Boliviana, que fue denunciada por la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) por operar sin aval y con sacerdotes dimitidos de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, desmiente que sus curas sean “falsos” aunque son casados y tienen hijos. Sus voceros aseguran que son parte de la Iglesia Católica Apostólica Nacional Boliviana de San Carlos Duarte y anuncian que seguirán oficiando los sacramentos.

El pasado 2 de marzo, el arzobispado de El Alto advirtió a la comunidad católica  sobre “falsos curas” que visten igual que los acreditados, que ofician misa y que reparten tarjetas para “oficiar sacramentos a domicilio”. Hace dos semanas, la Conferencia Episcopal emitió el comunicado “No se dejen engañar”.

En el documento la CEB alerta sobre la existencia de la autodenominada “iglesia católica nacional boliviana” que “opera con obispos dimitidos  por el Papa y sacerdotes suspendidos por sus obispos por haber cometido alguna irregularidad o falta grave y que sólo buscan lucrar”. El comunicado recalca que los certificados de sacramentos que esos clérigos emiten (de matrimonio o bautizo, por ejemplo) no son válidos para la Iglesia.

“La nota que lanzó la Conferencia (Episcopal Boliviana) nos molestó. Causó mucha rabia a nuestros diáconos, sacerdotes y obispos”, afirmó ayer el canciller de la Iglesia Católica Nacional Brasilera, Manoel Da Rocha, en conferencia de prensa. Explicó que la Iglesia Nacional fue creada en 2015 en Bolivia, pero que opera hace años en Argentina, Brasil, Paraguay, Canadá, Estados Unidos y otros países.

Aseguró que la diferencia entre la Iglesia Nacional y la Iglesia Católica Apostólica y Romana es que la primera permite el matrimonio de sus sacerdotes y la segunda lo prohibe.Da Rocha recaló que los sacerdotes de la Iglesia Nacional no son “falsos”. “Recibimos una válida sucesión apostólica. Pero ¿qué es la sucesión apostólica? Es la cadena que tenemos de obispos a sacerdotes, ya que todos venimos en una línea directa desde Jesucristo y sus apóstoles hasta el día de hoy”, argumentó.

El canciller dijo que los sacerdotes de la Iglesia Nacional se sienten afectados por ser calificados como “impostores”. “Es como si nosotros fuéramos sucios por el hecho de habernos casado. Estos hermanos de Bolivia -que eran hermanos romanos y ahora nacionales- fueron héroes que tuvieron coraje de decir: ‘yo soy casado, pero quiero seguir mi sacerdocio’, sostuvo.

Retó a quien sostenga que ellos son falsos sacerdotes a denunciarlos ante la Justicia. “Allí demostraremos lo contrario y pediremos las indemnizaciones que corresponda”. Asimismo invitó a la CEB a discutir sobre teología, “donde sea, para probar que somos verdaderamente sacerdotes y católicos”. Añadió que aparentemente que en  Bolivia “se estaría sembrando semillas de guerra religiosas”.

Por su parte, el arzobispo patriarca de la denunciada Iglesia Católica Nacional de Bolivia, monseñor Richard Lipacho, afirmó que  en el país hay más de 50 sacerdotes que  salieron de la Iglesia Apostólica y Romana e ingresaron a la suya por diferentes razones. “La principal causa es por tener familia, lo que no es un delito”, recalcó.

Advirtió que  sus curas seguirán oficiando sacramentos y que además construirán más iglesias en el país. Este medio intentó comunicarse con la CEB para conocer su versión, pero no obtuvo una posición oficial.

El próximo 10 de septiembre los miembros de la Iglesia Nacional de Bolivia realizarán una procesión en la zona de El Tejar. La caminata será en contra de “los maltratos” que comete el párroco del sector, informó Arzobispo Patriarca Richard Lipacho.

“Estamos invitando a una procesión en El Tejar. Se realizará con las autoridades y las organizaciones sociales, porque hay varias quejas contra el párroco de la iglesia. Dicen que no trata bien a los fieles”, afirmó ayer Lipacho.

Comentó que la procesión será encabezada por la imagen del Señor de la Divina Misericordia. Ésta será la primera actividad que realice la Iglesia Nacional de forma abierta.

Lipacho comentó que aunque es nueva, la Iglesia Nacional ya tiene cerca de 100 mil feligreses en el país, especialmente en las ciudades de La Paz, El Alto y Cochabamba. “Recién hablamos a las personas de esta nueva iglesia y poco a poco nos van conociendo y nos aceptan”, dijo.

El arzobispo patriarca de denunciada Iglesia Católica Nacional de Bolivia, monseñor Richard Lipacho, afirmó que fue sacerdote de la Iglesia Católica Apostólica y Romana y que decidió abdicar cuando fue padre. Quise dejar la Iglesia Apostólica y Romana porque tuve a mi hija, ella ya tiene seis años”, dijo.

La CEB,  en su comunicado, afirmó que los curas de la Iglesia Nacional fueron alejados de la oficial porque cometieron “faltas graves en el manejo de los bienes de la Iglesia  y  en  la vida moral del sacerdote”.  Sobre Lipacho sostuvo  que “fue sacerdote católico, a quien la Santa Sede decidió dimitir del estado clerical el 24 de septiembre del año 2012”.

“Para la Iglesia Católica un sacerdote dimitido del estado clerical por el Papa es a todos los efectos un laico, por lo que no puede presidir sacramentos ni realizar acciones reservadas a los ministros de la Iglesia”, señaló la Conferencia Episcopal.

Ayer Lipacho dijo que la Iglesia Católica Apostólica y Romana sabía que él fue padre siendo sacerdote. “Cuando tuve a mi hija, le entregué mi renuncia a monseñor Edmundo Abastoflor y él rompió la carta y me dijo: ‘Esto es basura, no sé nada. Hay muchos sacerdotes que viven la doble vida’. Cuando tuve mi segundo hijo, me retiré”, afirmó.

La Iglesia Nacional de Bolivia actualmente tiene dos templos en la ciudad de La Paz: uno en Villa Fátima, cerca al puente Minasa, y otro en la Landaeta. “No hay un costo oficial por la celebración de un sacramento. Es la voluntad de los creyentes, aunque normalmente pagan entre 50 y 100 bolivianos”, dijo Lipacho

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Pàginasiete

Últimas Noticias

Prev Next

Turbulencias latinoamericanas (I)

Latinoamérica sigue siendo el continente de más turbulencias políticas en el mundo, porque es el...

Transparentar gestión

Hay varias autoridades ediles con procesos judiciales, por supuestamente haber estado cometiendo ilícitos durante su...

Dos empresas cruceñas Llevarán 31 t de r…

Dos empresas cruceñas Llevarán 31 t de residuos electrónicos a los EEUU

Hasta fin de año, la Fundación para el Reciclaje (Fundare) y la empresa Boliviana de...