Santa Cruz de la Sierra
07 Mayo 2015

Bolivia registró su primer déficit comercial en 11 años. Hasta el primer trimestre de 2015, según los datos oficiales del INE, las importaciones superaron a las exportaciones en 36 millones de dólares, informó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

“Hasta marzo las ventas externas del país llegaron a 2.317 millones de dólares, con una caída absoluta de 886 millones de dólares y un 28% en términos relativos comparadas a igual periodo del 2014. Por su parte, las importaciones totalizaron 2.353 millones de dólares en igual lapso con una caída de sólo 2% dando como resultado el primer déficit comercial de Bolivia por 36 millones de dólares luego de 11 años consecutivos de superávit”, indica una nota de la institución.

La última vez que el país registró un déficit comercial fue el año 2003. La buena racha se rompe en este 2015, siendo el principal detonante la caída del precio de petróleo, aunque no solo los hidrocarburos sino también los minerales y la generalidad de las exportaciones no tradicionales, que están experimentando caídas por la baja de los precios internacionales.

El desempeño de los principales rubros de importación fue el siguiente:

a) Por el lado de los que disminuyeron su valor: bienes de capital bajó en 58 millones de dólares; combustibles y lubricantes, disminuyó en 56 millones de dólares; alimentos y bebidas, cayó en 39 millones de dólares.

b) Los que subieron su valor, fueron: suministros industriales, que aumentaron en 23 millones de dólares; equipos de transporte que subieron en 61 millones; y, artículos de consumo que aumentaron en 15 millones.

Causas para el declive

Los altos precios internacionales de las materias primas provocaron un “boom exportador” para Bolivia durante más de una década y ahora sus costos están bajando en su mayoría, amenazando este año con un derrumbe de las exportaciones, muy superior a lo visto el año 2009 cuando cayeron en 1.500 millones de dólares.

Entonces –según IBCE– siendo Bolivia un “país primario-exportador” es altamente dependiente y sensible a las cotizaciones internacionales lo que afecta principalmente a las ventas de recursos naturales extractivos y no renovables como los hidrocarburos y minerales, que representan más del 80% del total de las exportaciones, aunque también las ventas no tradicionales están siendo afectadas por la baja de precios y menores volúmenes realizados.

Tomando en cuenta que el principal producto de exportación de Bolivia es el gas natural -50% de participación- su desempeño a la baja hasta marzo implicó que Bolivia deje de recibir 415 millones de dólares, el monto por el que cayó en tan solo tres meses (el rubro de hidrocarburos cayó 507 millones).

La baja generalizada de precios internacionales para la canasta exportadora del país, sumada a la persistencia de restricciones a la exportación de alimentos vigentes en Bolivia y graves problemas en ciertos mercados otrora importantes -como el caso de Venezuela- avizoran un 2015 poco alentador para el sector externo boliviano, siendo que el dinamismo de las importaciones está bastante distante de las exportaciones, al extremo que lo exportado por Bolivia hasta marzo no alcanzó para cubrir las compras que hizo del exterior.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Erbol

07 Mayo 2015

La Red Europea contra el Racismo (ENAR) advirtió sobre el aumento de delitos racistas en Europa contra minorías étnicas -negros, asiáticos, gitanos, judíos y musulmanes, con un total de 47.210 ataques oficialmente registrados, según el último informe 2013/2014 presentado hoy en la Eurocámara.

En España, las cifras oficiales recogidas por ENAR apuntan a 384 delitos racistas y quejas en 2013.

De acuerdo con ENAR, estas cifras son "solo la punta del iceberg" porque muchos países de la Unión Europea no registran adecuadamente delitos por motivos raciales ni los investigan apropiadamente.

Según esta organización, ha habido un aumento de delitos antisemitas en Bulgaria, Dinamarca, Alemania, Hungría, Holanda y Suecia, y de carácter islamófobo en Francia y Gran Bretaña, en particular en Gales.

Además, estos delitos se ejecutan cada vez más mediante la incitación en internet al odio o a la violencia, señala ENAR.

Esta ONG explica que ha habido en el periodo de referencia casos de violencia, abuso o incitación a la violencia contra gitanos en casi todos los Estados miembros de la UE, en particular en aquellos con una gran población romaní.

En muchos países, entre ellos en Estonia, Grecia, Italia, Polonia, Suecia y el Reino Unido, los ataques físicos más violentos se efectúan contra personas de raza negra o asiática.

En Suecia por ejemplo, se registraron 980 delitos por motivos afrofóbicos.

Por su parte, miembros de grupos de extrema derecha son responsables del 49 % de los delitos racistas y de quejas vinculadas a grupos políticos.

En algunos países no hay una recogida oficial o sistemática de datos de crímenes por motivos raciales, y en otros la información sobre el origen étnico, racial o religioso de las víctimas no viene detallada, indica ENAR.

Solo un tercio de los países de la UE han registrado y publicado información sobre delitos racistas en 2013, señala la organización, que sostiene que la investigación y el procesamiento de delitos racistas también es un problema.

España forma parte de los tres Estados comunitarios que cuentan con una recogida de datos "integral", junto con Holanda y el Reino Unido, afirma ENAR.

Aunque la mayoría de los Estados de la UE reconoce delitos racialmente motivados en su legislación, unas definiciones limitadas de lo que constituye un delito así pueden resultar en incidentes que no son registrados, investigados o procesados adecuadamente, según ENAR.

En la República Checa y en Italia, entre un 40 % y un 60 % de los delitos racistas denunciados no son plenamente investigados por la policía, agrega esta organización.

 Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

06 Mayo 2015

La violencia por conflictos o por el crimen organizado causó el desplazamiento diario de 30.000 personas en 2014.

 La violencia por conflictos o por el crimen organizado causó el desplazamiento diario de 30.000 personas a lo largo de 2014, lo que elevó a esta población vulnerable a la cifra récord mundial de 38 millones de personas.

Once millones de personas se convirtieron en desplazadas solo el año pasado, según las estadísticas presentadas por el Consejo Noruego para Refugiados (CNR), basadas en datos recopilados, filtrados y analizados por su Observatorio de Desplazamiento Interno.

Según el secretario general del CNR, Jan Egeland, exresponsable de la ONU para asuntos humanitarios, "2014 fue el peor año de los 35 que llevo como trabajador humanitario".

De origen noruego, Egeland señaló en una rueda de prensa que solo la cifra de nuevos desplazados el año pasado representa el doble de la población de su país o de Dinamarca, con un 60 % de casos que se concentraron en cinco países: Irak, Sudán del Sur, Siria, República Democrática del Congo y Nigeria.

Siria concentra el mayor número de desplazados internos, con 7,6 millones, que deben sumarse a los casi 4 millones de refugiados en los países vecinos.

En ese país, devastado por una guerra civil que se encuentra en su quinto año, 1,1 millones de personas se sumaron al éxodo interno en 2014.

Irak fue el país donde, también ese año, se desplazaron más personas, un total de 2,2 millones, principalmente como consecuencia de la violencia perpetrada por el grupo yihadista Estado Islámico y los combates que mantienen con fuerzas progubernamentales.

"No habíamos visto algo así desde la época de los genocidios, a mediados de los noventa", dijo Egeland.

Una "guerra sin sentido" -según la calificó Egeland- como la que tiene lugar en Sudán del Sur, ha causado que en ese país haya 1,5 millones de desplazados, menos de cuatro años después de haber declarado su independencia.

La República Democrática del Congo tuvo "otra vez un año horrible", con más de un millón de desplazados" adicionales, con lo que el total asciende a 2,7 millones de personas, agregó.

La situación en Nigeria ha empeorado de manera fulgurante por la acción de los terroristas del movimiento Boko Haram, que han causado unos 975.000 desplazados en 2014, frente a los 100.000 que se reportaban hace un año.

"En el medio de Europa", recordó Egeland, el conflicto en el este de Ucrania entre fuerzas gubernamentales y fuerzas prorrusas ha provocado que en un año se desplacen en ese país cerca de 650.000 personas.

En Libia, principal punto de partida de los inmigrantes que intentan llegar a las costas de Europa en frágiles embarcaciones, los nuevos desplazados internos fueron 340.000 en 2014, de 400.000 contabilizados, según el Observatorio de Desplazamiento Interno, que ha recogido cifras de los 60 países con población desplazada.

Oriente Medio, con 11,9 millones de desplazados -principalmente sirios-, y África subsahariana, con 11,4 millones, son las regiones donde se concentra esta problemática.

Egeland estuvo acompañado en la rueda de prensa por el jefe adjunto del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Volker Turk, quien subrayó el fenómeno del desplazamiento múltiple, en referencia al gran porcentaje de desplazados que han tenido que huir dos o más veces dentro de su propio país para sobrevivir.

El representante de la ONU dijo que su organismo tiene la impresión de que muchos gobiernos no asumen su responsabilidad total frente a esas poblaciones, ni siquiera por tratarse del sufrimiento de sus propios ciudadanos.

Recalcó, sin embargo, que "el retorno no es la solución en todos los casos, y en muchos casos los desplazados deben aceptar echar raíces, sobre todo cuando son desplazamientos de largo plazo".

Egeland lamentó que además del sufrimiento que su condición de desplazados les inflige, estas víctimas de la violencia afronten la indiferencia de la comunidad internacional.

En este sentido, detalló que las peticiones de fondos para atender a los desplazados en Irak apenas están financiadas en un 8 %, las de la República Centroafricana en un 13 %, y las de Siria y Sudán, en un 17 % en cada caso.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

30 Abril 2015

Las nuevas sustancias psicoactivas, un tipo de drogas de reciente aparición y en su mayoría sintéticas, han alcanzado una variedad inédita que plantea retos para quienes diseñan las políticas de control de narcóticos en las Américas, aseguró la Organización de Estados Americanos (OEA).

El "Informe sobre el Uso de Drogas de las Américas de 2015" publicado por la OEA dedica un capítulo a las nuevas sustancias psicoactivas (NSP), que han sido conocidas en el mercado por términos como "drogas de diseño", "euforizantes legales", "hierbas euforizantes", "sales de baño" o "reactivos de laboratorio".

Esas nuevas sustancias "a menudo tienen propiedades químicas o farmacológicas similares a las sustancias controladas internacionalmente", y "su variedad nunca ha sido tan amplia como lo es ahora", aseguró la OEA en el informe.

"La aparición de nuevas sustancias psicoactivas plantea un reto para quienes tienen la responsabilidad de diseñar las políticas, no solo en el plano de la reducción de la demanda, sino del control de la oferta", sostuvo el organismo continental.

La OEA precisó que el surgimiento de las NSP "ha modificado los patrones tradicionales de elaboración de drogas ilícitas, simplificando sus procedimientos y, por lo tanto, eventualmente en cualquier país se podrían elaborar estas drogas".

Para hacer frente a ese desafío es necesaria "una política pública bien diseñada", basada en "información relevante y actualizada", sostuvo el informe.

La ONU define las NDP como "sustancias de abuso, ya sea en forma pura o en preparado, que no son controladas por la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes ni por el Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de 1971, pero que pueden suponer una amenaza para la salud pública".

Muchas de esas sustancias están diseñadas para imitar fármacos bajo control, entre ellas los cannabinoides sintéticos, las catinonas sintéticas, las fenetilaminas, la triptamina y sus derivados y la ketamina.

Uno de los mayores mercados para esas sustancias está en Norteamérica, principalmente en Estados Unidos y Canadá, países en los que el número de NSP "casi se han cuadruplicado entre 2010 y 2013", según la OEA.

"En Estados Unidos, los cannabinoides sintéticos surgieron por primera vez en el mercado de las drogas en 2008 y fueron comercializados como una 'alternativa legal a la marihuana'", ya que su uso produce efectos similares, explicó la OEA.

En cuanto al centro y el sur del continente, el informe indica que entre 2008 y 2014 se reportaron a la ONU un total de 73 NSP distintas desde Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá y Uruguay.

De ellas, "la mayoría consistían en fenetilaminas, seguido de cannabinoides sintéticos, catinonas sintéticas, piperazinas y sustancias de origen vegetal".

Algunas de las nuevas sustancias tienen efectos similares al LSD y pueden producirse con el objeto de venderlas a un mercado ya establecido para esa droga en países como Colombia, Chile o Brasil.

Aunque las NSP en su mayoría son drogas sintéticas, también hay una categoría de drogas de origen vegetal que "no necesariamente son sustancias nuevas" pero tampoco "forman parte de un contexto tradicional", y "han emergido en los últimos años transformándose en una amenaza potencial para la salud pública", según la OEA.

"Gran parte de esta modalidad de nuevas drogas son plantas o sustancias de origen vegetal con propiedades psicoactivas", como el kratom, una planta nativa del Sudeste Asiático o la Salvia divinorum, autóctona de Oaxaca (México), indicó la OEA.

Además, ha crecido el consumo de sustancias que "estaban destinadas única y exclusivamente a rituales religiosos propios de los pueblos originarios de América" y que atraen a "consumidores jóvenes, de estratos socioeconómicos altos y que utilizan estas drogas con fines exclusivamente recreativos".

Entre ellas, el informe cita los hongos alucinógenos, el yagé o ayahuasca o el cacao sabanero.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

29 Abril 2015

Un peor desempeño de las economías de Brasil, Ecuador y Venezuela, golpeadas por la caída en los precios de las materias primas, arrastrarán a América Latina y la llevarán a alcanzar en 2015 una expansión de apenas un 0,9%, afirmó este miércoles el FMI.

"Se prevé que el crecimiento regional se reduzca por quinto año consecutivo, alcanzando un mínimo ligeramente por debajo del 1 por ciento, para luego comenzar a recuperarse en forma moderada en 2016", dijo el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el informe "Perpectivas Económicas: Las Américas", lanzado este miércoles en Santiago.

El reporte es una ampliación de las perspectivas globales que el FMI entregó hace dos semanas en la que se abunda sobre el devenir de las economías americanas.

La gran corrección a la baja del crecimiento regional de 2015, de casi 1,4 puntos porcentuales respecto a reportes del FMI de octubre, "responde al deterioro de las proyecciones de América del Sur, en especial en Brasil, Ecuador y Venezuela, mientras que las perspectivas de América Central y el Caribe han registrado una leve mejora", explicó el organismo.

En la subregión, solo Chile y Perú registrarían un repunte del crecimiento, "gracias a la aplicación de políticas expansivas y la eliminación de frenos a corto plazo en la actividad", señala el informe.

El FMI proyecta para este año una contracción de la economía de Venezuela de un 7% y una caída del 1% de Brasil, la mayor economía regional, que está atravesando la peor recesión en más de dos décadas.

En Brasil "la inversión privada sigue representando un freno importante a la actividad, ya que los perdurables problemas de competitividad se ven agravados por la debilidad de los términos de intercambio y la alta incertidumbre relacionada, entre otros aspectos, con los efectos de la investigación de Petrobras y el impacto de una sequía prolongada sobre el suministro de energía eléctrica. La confianza de los consumidores también se deterioró de manera marcada, en un contexto de inflación elevada, oferta de crédito más restrictiva y debilitamiento incipiente del mercado laboral", explicó el FMI.

La economía de Argentina, en tanto, caería un 0,3% en 2015, mientras que Ecuador se desaceleraría desde una expansión de 3,6% el año previo a un 1,9% en 2015.

Para Chile se prevé que salte de un PIB de 1,8% en 2014 -el más bajo en cinco años- a una ligera recuperación de casi un punto porcentual, para llegar en 2015 al 2,7%. Perú, de su lado, pasaría del 2,4 a 3,8% en 2015.

"Aun así, existen incertidumbres importantes que ensombrecen el horizonte en ambos países, relacionadas con las condiciones externas, el impacto de las reformas en curso en Chile, y la lentitud de la ejecución de las inversiones a nivel subnacional en Perú", advirtió el organismo.

Ante el desalentador escenario, el FMI anima a los países a fijar su atención en los tipos de cambio que podrían "jugar un rol crucial en el ajuste a un contexto externo más difícil" con una depreciación de las monedas locales que podrían alentar la producción nacional y reducir el déficit externo.

Mientras que también insta a los gobiernos a enfocarse en "mantener las expectativas de inflación alineadas con las metas oficiales" y ajustar sus déficit fiscales "sin poner en riesgo la sostenibilidad de la deuda".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

24 Abril 2015

Los ciudadanos de países latinoamericanos figuran entre los que más han mejorado sus niveles de "felicidad" en 2014, ya que varias naciones del continente están entre los que lograron mayores avances en desarrollo social, según el denominado Informe Mundial de la Felicidad.

Aunque el documento, que se publica anualmente desde 2012, alude al término felicidad de forma genérica, que es un concepto subjetivo, sus evaluaciones tienen que ver, sobre todo, con el progreso social de los países y los objetivos que se impone la política pública para proveer de bienestar a sus ciudadanos.

El texto, elaborado por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN, Sustainable Development Solutions Network) de la ONU con datos de 2014 tiene en cuenta a la hora de hacer sus mediciones variables como el Producto Interior Bruto de cada país, la esperanza y la calidad de vida de sus ciudadanos.

También mide la libertad que éstos perciben para tomar decisiones, sus niveles de ingresos y el apoyo por parte de las instituciones públicas.

Para los expertos, Nicaragua ha sido el "ganador" virtual en cuanto a aumento de niveles de desarrollo y felicidad entre sus ciudadanos al liderar el listado, mientras Ecuador figura en el tercer puesto, con mejoras de entre 0,97 y 1,12 puntos.

En el mismo ránking, que incluye mediciones sobre 125 países y los cambios que han experimentado en sus niveles de bienestar, figuran Paraguay (7), Perú (8), Chile (9), Uruguay (12), México (15), El Salvador (16), Brasil (23), Colombia (29), Bolivia (30) y Argentina (31).

Por lo que respecta al listado general de 158 países analizados, los latinoamericanos "más felices" en 2014 eran los costarricenses, cuyo país figura en el puesto 12, seguidos de los mexicanos (14), los brasileños (16) y los venezolanos (23).

También están bien situados Panamá (25), Chile (27), Argentina (30), Uruguay (32), Colombia (33), El Salvador (42) y Guatemala (43).

La lista de países "más felices" la encabeza Suiza, seguida por Islandia, Dinamarca y Noruega.

El informe, además de datos relacionados con los niveles de desarrollo económico, también analiza otras variables más difíciles de ponderar como son las experiencias positivas y negativas que muestra la población siguiendo diferentes patrones por sexo, edad y región.

Otros factores se refieren a cuestiones como la sensación de seguridad en la noche, la sensación de haber descansado bien, y el sentirse interesado por lo que le rodea y elementos negativos como son los sentimientos de ira, preocupación, tristeza, depresión, estrés y dolor.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

24 Abril 2015

Al menos 115 niños han muerto en un mes de conflicto armado en el Yemen mientras otros 172 han sufrido amputaciones, señaló hoy UNICEF, la agencia de la ONU especializada en la protección de la infancia.

Se trata de las víctimas registradas desde el pasado 26 de marzo, cuando empezaron los bombardeos sobre el Yemen de una coalición militar árabe, encabezada por Arabia Saudí, contra los rebeldes hutíes.

UNICEF aclaró que las cifras citadas son "conservadoras" y que, entre las víctimas mortales, 64 niños murieron por bombardeos aéreos, 26 por restos de artefactos explosivos y minas, y 19 por tiroteos.

"Hay cientos de miles de niños en el Yemen que viven en las circunstancias más peligrosas, muchos despertándose en medio de la noche con el sonido de bombas y tiroteos", indicó el representante de UNICEF en el Yemen, Julien Harneis, en un comunicado.

Además, en el último mes al menos 140 niños fueron reclutados por grupos armados en ese país, 23 hospitales fueron atacados y 30 escuelas quedaron dañados o fueron ocupadas.

"Cuando el conflicto entra en su quinta semana, los niños siguen siendo los más vulnerables. Se necesitan medidas urgentes para terminar con las graves violaciones en su contra", apuntó el portavoz de UNICEF en Ginebra, Christophe Boulierac.

Agregó que "todas las partes debe contenerse de ataques contra infraestructuras civiles, incluidas instalaciones médicas y educativas".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

24 Abril 2015

Unos 37 millones de personas en América Latina y el Caribe aún sufren desnutrición, a pesar de los esfuerzos realizados y los importantes avances logrados en la región en los últimos años, dijo el director regional del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA), el peruano Miguel Barreto.

En una entrevista con Efe en La Paz, Barreto resaltó que el nivel regional de desnutrición se redujo en once puntos entre 1990 y 2014 y que 14 países latinoamericanos han alcanzado el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) al reducir en 50 % la cifra de personas que padecen hambre.

"Tenemos otro grupo de países, unos cuatro dentro de los cuales se encuentra Bolivia, que están muy cerca de hacerlo", sostuvo Barreto, quien añadió que, sin embargo, "en términos reales estamos hablando todavía de 37 millones de personas" con desnutrición "en toda la región, lo cual constituye un reto pendiente".

El principal riesgo de la malnutrición a largo plazo, añadió, es que, si no se atiende de manera adecuada, podría generar una desnutrición crónica, sobre todo en "poblaciones muy vulnerables" como los niños menores de cinco años.

Otro de los problemas es que la desnutrición "se está urbanizando", convirtiéndose en un problema "generalizado" en las áreas periféricas de las grandes ciudades latinoamericanas.

"Con el nivel de inmigración que existe y sobre todo en las áreas periféricas de las grandes ciudades en toda la región, los niveles de desnutrición crónica se están incrementando al igual que los niveles de anemia e incluso, de manera paradójica, también los de obesidad", señaló el funcionario.

Si bien no hay datos globales para la zona sobre la malnutrición urbana, Barreto mencionó como ejemplo que en Bolivia el nivel de anemia supera el 60 %, en Perú llega a casi el 45 % y en Centroamérica al 50 %.

Sin embargo, precisó, no existe una relación directa entre la disminución de la extrema pobreza y la de la desnutrición crónica o la malnutrición.

"Por el contrario, encontramos particularmente en las zonas urbanas marginales familias que ya no son pobres extremas con altos niveles de malnutrición, sea anemia o desnutrición crónica", dijo.

Por ello, subrayó la necesidad de incidir más en la educación nutricional para que la gente, principalmente la que habita en las zonas periféricas urbanas, aprenda a "seleccionar los alimentos" indicados que requiere de manera equilibrada el ser humano.

En cuanto a las áreas rurales, Barreto explicó que el principal problema sigue siendo el elevado nivel de desnutrición, en especial en las zonas más vulnerables al cambio climático.

En estos lugares, el acceso a los alimentos se ve "restringido por cualquier desastre natural", lo que limita a las familias no solo en la posibilidad de tener una buena alimentación, sino a la hora de "acceder a programas sociales adecuados".

Ante estas situaciones, consideró necesario trabajar a largo plazo, promoviendo programas para la producción alimentaria resistente a los fenómenos naturales y la participación del Estado en soluciones integrales.

Barreto recordó que la inseguridad alimentaria tiene tres pilares que se deben abordar de manera complementaria: la disponibilidad de alimentos determinada por la producción, el acceso que se debe al nivel de ingresos y el consumo adecuado de los alimentos.

Destacó que en los últimos quince años hubo un "incremento notorio" de la inversión en políticas integrales para la nutrición en la región.

"Pero es un proceso que hay que continuar porque todavía tenemos niveles altos de desnutrición crónica. Mientras eso ocurra vamos a hipotecar el desarrollo de personas para poder integrarse al mercado de manera competitiva cuando lleguen a la edad adulta y eso genera una carga para los gobiernos", advirtió.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Bartolinas amenazan con cercar las ciuda…

Bartolinas amenazan con cercar las ciudades si continúa la violencia en protestas del 21F

La secretaria ejecutiva de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas y Originarias de Bolivia...

En menos de un mes el INRA tuvo dos dire…

En menos de un mes el INRA tuvo dos directores

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, posesionó el miércoles a Juan Carlos...

CEPB: Doble aguinaldo es político, ilógi…

CEPB: Doble aguinaldo es político, ilógico y traerá efectos negativos

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) ratificó este miércoles su pedido de anulación...