Santa Cruz de la Sierra
02 Junio 2015

En los últimos 100 años el planeta ha perdido un 64 % de sus humedales, dijo el secretario general de la XII Reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención de Ramsar sobre Humedales (COP12), Christopher Briggs, quien alertó de la necesidad de frenar esta situación global.

La reunión de la Convención Ramsar, que empezó hoy en la ciudad uruguaya de Punta del Este y en la cual participan 168 países hasta el próximo 9 de junio, forma parte de un convenio intergubernamental en materia medioambiental cuyo objetivo es la conservación de los humedales y fomentar el uso sostenible de los mismos.

"Son una fuente de agua potable y para la irrigación de los cultivos, actúan en la reducción de desastres naturales tales como tsunamis o para reducir la subida del nivel del mar (...) y alrededor de 660 millones de personas viven de la pesca y de la acuicultura", dijo acerca de la importancia de estas zonas.

"Sirven para reducir el impacto de las inundaciones, capturan 12 veces más CO2 que las selvas y son los principales lugares elegidos por la raza humana para pasar sus vacaciones", agregó.

Uno de los puntos centrales de esta COP12 será la elaboración de un plan estratégico para el periodo 2016-2021 en el cual los 168 países participantes debatirán sobre cuáles son las mejores directrices que se deben adoptar para frenar la destrucción de humedales y para fomentar el uso sostenible de los mismos.

"Estamos discutiendo cómo hacerlo para asegurar el futuro de la humanidad", sentenció Briggs.

Actualmente existen 2.193 humedales, cuya extensión total supera los 208 millones de hectáreas, considerados de interés internacional e incluidos en la Lista Ramsar, en cuya configuración han participado los 168 países que participan en la COP12.

"En los últimos 40 años hemos perdido un 40 % de los humedales y durante los últimos 100 años se ha perdido un 64 % del total. Otro problema es que la población de especies de los humedales se ha reducido un 66 %", subrayó el experto.

Briggs indicó a Efe que anualmente se pierde un 1,5 % de estos sitios debido, entre otras cosas, a la expansión de las actividades agrícolas, al aumento de las ciudades, al impacto del cambio climático y a la degradación de los mismos por agentes químicos en el agua.

Estas pérdidas ecológicas y medioambientales también tienen su traducción monetaria, que Briggs estimó en unos "2,7 billones de dólares" desde 1997.

En opinión del experto, los dirigentes de los países participantes están "más concienciados" con la elaboración del plan estratégico 2016-2021 y estimó necesaria la implantación de "una campaña a nivel global" para informar a la población del valor de los humedales.

En la primera jornada de la COP12 se anunció la inclusión del humedal uruguayo de Laguna Rocha, en el sureste del país, en la Lista Ramsar de Humedales de Interés Internacional.

En esta convención participan representantes de los países adscritos al convenio, de organizaciones medioambientales y de observadores de Estados que no están adheridos a la Convención Ramsar.

El eslogan de esta XXII edición de la conferencia es "Humedales para nuestro futuro" y su celebración coincidirá con la conmemoración del Día Mundial del Medioambiente el próximo 5 de junio.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

01 Junio 2015

Los asesinatos de mujeres en América Latina han impulsado leyes para evitarlos, pero el número de crímenes de género sigue siendo alto. Además, escasean las estadísticas oficiales, se contabilizan de manera dispar y los sistemas judiciales suelen ser lentos cuando hay que procesar a un hombre por este delito.

El tema está a flor piel en Argentina, donde para el próximo miércoles se convocó a una manifestación bajo el lema "Ni una menos", por la conmoción que despertó en la sociedad una reciente serie de feminicidios. Entre los casos más escalofriantes, se destacan el asesinato de María Eugenia Lanzetti, una maestra de kinder de 44 años, separada de un marido obsesivo que tenía orden de alejamiento, y ella incluso tenía un botón antipánico en el celular.

Nada impidió que el pasado 15 de abril su ex esposo ingresara a la clase que daba por la mañana y le cortara el cuello frente a sus pequeños alumnos en la provincia de Córdoba.

También aterró el crimen de una adolescente de 14 años, que murió por los golpes recibidos y fue enterrada presumiblemente por su novio, que la obligó a abortar.

Estos macabros homicidios reflejan "una sociedad enferma, de paradigmas machistas, donde la mujer sigue siendo una 'cosa a dominar'", explicó a la AFP Fabiana Tuñez, directora de la Casa del Encuentro, ONG dedicada a esta problemática. "Frente a esto, el Estado llega tarde. En Argentina sigue muriendo una mujer cada 31 horas por feminicidio", afirmó.

La marcha "Ni una menos" busca crear conciencia sobre un mal que Argentina no ha logrado frenar con leyes, ni siquiera luego de que en 2012 se agravara con cadena perpetua la pena por femicidio.

La palabra feminicidio no existe en el diccionario, pero forma parte del código penal de 16 países de la región. Según el Observatorio Ciudadano Nacional sobre Feminicidio de México, este crimen consiste en el asesinato de mujeres por parte de hombres que las matan por el hecho de ser mujeres: por misoginia y por sexismo de hombres que sienten que son superiores y que tienen derecho de terminar con sus vidas.

"Entre 2012 y 2013 documentamos 3.892 mujeres asesinadas en todo el país. De estos homicidios, sólo 613 fueron investigados como feminicidios", dijo a la AFP María de la Luz Estrada, coordinadora del observatorio mexicano.

La explicación de la escasa tipificación del delito obedece a que en México, a diferencia de Brasil o Guatemala, el delito de femicidio no rige a nivel nacional.

¿Por qué las autoridades consideran tan pocos feminicidios dentro de los asesinatos de mujeres? Según la activista, "17 estados del país tipificaron el feminicidio con tipos penales muy difíciles de acreditar", con requerimientos complicados que se acaban considerando sólo homicidios.

Las cifras de la vergüenza

"Sabemos que 15 mujeres mueren por día en Brasil sólo por el hecho de ser mujeres", lamentó en marzo Dilma Rousseff, la primera mujer presidente de ese país, al promulgar una ley que incluye el feminicidio en el código penal. Rousseff enfatizó que la violencia de género "ocurre en todas las clases sociales".

Argentina, sin estadísticas oficiales, aventaja a varios países de Sudamérica: 277 feminicidios en 2014, cifra sin embargo inferior a los 295 de 2013, según la ONG Casa del Encuentro.

Un informe de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) sobre feminicidio en 2014 señala que 88 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas en Colombia; 83 en Perú; 71 en República Dominicana; 46 en El Salvador; 25 en Uruguay; 20 en Paraguay, y 17 en Guatemala.

Ecuador contó sólo el año pasado 97 feminicidios que corresponden a 54% de las mujeres que sufrieron muertes violentas (179), pese a que castiga ese delito con 22 a 26 años de cárcel.

Este año, en Chile van 16 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, y según la ministra de la Mujer, Claudia Pascual, la debilidad de la legislación chilena consiste en que "permite que las denuncias las hagan otros, pero tienen que ser ratificadas por la mujer que ha sido víctima".

En Costa Rica la tendencia es a la baja, pero hubo 27 casos de feminicidios en 2014 a pesar de que pena con entre 20 y 35 años de prisión este delito.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

22 Mayo 2015

La desigualdad entre ricos y pobres alcanzó niveles récord en la mayoría de los países de la OCDE y es aún más marcada en los países emergentes, según un informe de esa organización difundido ayer, que muestra las cifras más preocupantes desde que comenzó a medir el tema hace tres décadas.

La creciente brecha entre clases sociales no sólo plantea preocupaciones sobre la ruptura del tejido social, sino que también está frenando de forma dramática el crecimiento económico, dice el trabajo de la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que agrupa a 34 países industrializados y a varios emergentes.

Lejos de comportarse como una marea que beneficia a todos los barcos, el estudio  concluye que la desigualdad de ingresos crece también en tiempos de bonanza económica. Dentro de la OCDE, el 10 % de la población del llamado “club de los países ricos” gana 9,6 veces más que el 10 % más pobre. Esa proporción era de 7,1 veces en los años 1980 y de 9,1 veces en los años 2000.

Las desigualdades son aún más fuertes en términos de patrimonio. En 2012, el 40 % de los hogares más pobres de los 18 países de la OCDE con datos comparables disponía de sólo el 3% de la riqueza mientras que el 10% más favorecido “controlaba la mitad de la riqueza de los hogares”.

“Hemos alcanzado un punto crítico. Las desigualdades no fueron nunca tan altas desde que las medimos”, declaró el secretario general de la OCDE, Angel Gurría. “Al no atacar el problema de las desigualdades, los gobiernos debilitan el tejido social de sus países y comprometen su crecimiento económico a largo plazo”, agregó.

El reporte sostiene que el incremento de la desigualdad de ingresos entre 1985 y 2005 superó en 4,7% el crecimiento acumulado entre 1990 y 2010 en los 34 países miembros.  El problema es agudo en Estados Unidos: entre 2008 y 2013, el ingreso promedio del 10% que más gana subió 10,6%, mientras que los ingresos del 10% que menos ganan cayó 3,2%, aunque Austria, Dinamarca y Francia tienen problemas similares.

Para reducir la desigualdad y estimular el crecimiento, la OCDE recomienda a los gobiernos que promuevan la igualdad entre hombres y mujeres en materia de empleo, que amplíen el acceso a trabajos más estables y que alienten las inversiones en educación y formación a lo largo de toda la vida activa.

Entre 1995 y 2013, más de la mitad de los empleos creados en los países de la OCDE eran a tiempo parcial o temporales. De éstos, más de un 50% estaban ocupados por menores de 30 años. En cuanto a las mujeres, sus probabilidades de ocupar un empleo remunerado son un 16% inferior a las de los hombres, y sus remuneraciones son 15% inferiores. Las desigualdades en los países de la OCDE son más marcadas en Chile, México, Turquía, Estados Unidos e Israel, y menos en Dinamarca, Eslovenia, Eslovaquia y Noruega.

“El creciente porcentaje de gente que trabajan a tiempo parcial o a través del autoempleo es un eje importante de la creciente desigualdad”, apunta la OCDE. La mitad de los empleos creados en los países miembros de esa organización entre 1995 y 2013 eran precarios y “los trabajadores temporales y poco cualificados tienen muchos menos ingresos y más inestables que los permanentes”.

El informe de la OCDE también destaca que los jóvenes son los más afectados por la precariedad, ya que el 40 % no disfruta de un puesto de trabajo convencional y la mitad de los contratos temporales son para menores de 30 años. El informe se titula “Juntos en esto. Por qué menos desigualdad nos beneficia a todos”.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

13 Mayo 2015

La tasa de desempleo en los países de la región será en 2015 del 6,2 %, frente al 6 % del año pasado, según estimaciones dadas a conocer hoy en Santiago por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

"El poco alentador escenario económico para este presente año provocaría un leve aumento en la tasa de desempleo regional hasta 6,2 % en 2015, luego de haber anotado 6,0 % en 2014", señala el informe.

Cepal y la OIT indican en su publicación conjunta Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe que "la expansión de la actividad económica esperada para la región de 1 % promedio impediría revertir el proceso de desaceleración iniciado en 2011".

"El estancamiento del producto interno bruto (PIB) per cápita debilitaría la demanda laboral y, por lo tanto, la generación de empleo asalariado", agrega el estudio.

Ambos organismos pronostican en la región una caída por tercer año consecutivo en la tasa de ocupación urbana, que se refiere a la relación entre la población ocupada y el número de personas que integran la población en edad de trabajar.

El informe también apunta a una caída en 2015 de la participación laboral (la proporción de la población en edad de trabajar que está dentro de la fuerza de trabajo, ya sea ocupada o desempleada).

Esta circunstancia, unida a la disminución de la tasa de ocupación, provocará un aumento en el desempleo abierto, que se ubicará en los mismos niveles de 2013, considera el estudio.

"El escenario del mercado laboral que se avizora en el año 2015 no es muy alentador para la búsqueda de progresos sustanciales que ayuden a alcanzar mejoras en términos de pobreza y desigualdad", señalaron la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, y la directora de la Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco.

A este respecto, el informe indica que durante gran parte de la década pasada y a inicios de la década actual, América Latina y el Caribe lograron importantes avances en la reducción de la pobreza y la distribución de ingresos, en un contexto global que se caracterizó por crecientes niveles de desigualdad.

"Estas mejoras se debieron a las tendencias positivas que mostró el mercado laboral, como la fuerte generación de empleo asalariado y la reducción de las brechas de ingresos laborales".

Y también "a políticas públicas tanto laborales (salario mínimo, formalización, inspección) como no laborales (expansión de los sistemas de protección social y de la educación)".

El documento de la Cepal y la OIT analiza el desempeño laboral de la región en 2014 y atribuye la caída de la tasa de desempleo observada durante el año pasado al comportamiento atípico de los mercados del trabajo en Argentina, Brasil y México, específicamente la gran magnitud de la caída de sus tasas de participación.

Asimismo, examina la ampliación de la protección social en un contexto de elevada informalidad en la región.

En este ámbito, el documento señala que "desde una perspectiva de derechos, la universalización de la protección social es indispensable para avanzar en la construcción de sociedades que tienen a la igualdad como horizonte de estrategia de desarrollo".

Los dos organismos de las Naciones Unidas indican que "para garantizar el acceso universal se requiere integrar componentes contributivos y no contributivos en los sistemas de protección social, lo que conlleva importantes retos, sobre todo en términos de diseño institucional y de financiamiento".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

08 Mayo 2015

América Latina y el Caribe concentran la tercera parte de los cerca de 450.000 homicidios registrados a cada año en el mundo, según una plataforma en internet lanzada hoy por la ONG brasileña Instituto Igarapé.

El llamado "Homicide Monitor" (Observatorio de Homicidios) reúne informaciones sobre los índices de homicidios en 219 países entre los años 2000 y 2012, e índices regionales y municipales de la mayoría de las naciones latinoamericanas y caribeñas.

"Las estadísticas fueron recopiladas en órganos gubernamentales y policiales, así como en instituciones locales, en cada uno de los países", dijeron a Efe voceros del Instituto Igarapé, una organización que se ha especializado en estudios sobre la violencia y la seguridad pública.

La organización informó de que en los próximos meses publicará en la misma plataforma análisis específicos sobre las causas de la violencia y sobre medidas de prevención exitosas implantadas en algunos países para reducir los índices de homicidios.

La recopilación y el primer análisis de las estadísticas permitió concluir que América Latina vive una epidemia de homicidios, según la ONG.

"Con sólo el 8 % de la población mundial, América Latina y el Caribe concentran el 33 % de los homicidios en los 219 países analizados. Se trata de un número muy alto", alertó la coordinadora del proyecto, Renata Giannnini.

Para la especialista, mientras que en otras regiones del mundo los homicidios se reducen, en América Latina aumentan.

"Tenemos que hacer algo para detener eso. El principal objetivo del observatorio es llamar la atención sobre la epidemia de homicidios que vivimos en la región", aseguró Giannini.

Según el Instituto Igarapé, el principal objetivo del Observatorio de Homicidios es precisamente estimular el debate y la adopción de políticas públicas de prevención y reducción de la violencia en áreas con elevadas tasas de asesinatos.

De acuerdo con la plataforma, mientras que el índice mundial de homicidios al año es de 6,2 por cada 100.000 habitantes, en gran parte de los países latinoamericanos y caribeños esa tasa es de más de 20 por cada 100.000 habitantes.

De los 20 países con mayores tasas de homicidio, 16 son de América Latina. La lista la encabezan Honduras con 85,52 homicidios por cada 100.00 habitantes, Venezuela (53,7), Islas Vírgenes (52,60), Belice (44,74) y Jamaica (40,59).

El Salvador es el séptimo de la lista con 35,71 homicidios por 100.000 habitantes, Guatemala está en noveno lugar (34,74), Colombia en undécimo (33,76), Brasil en décimo quinto (29,00), Puerto Rico en décimo octavo (27,67) y República Dominicana en vigésimo (34,42).

Brasil, sin embargo, es el primer país del mundo en números absolutos de homicidios, con 56.337 en 2012, seguido por India (43.355), Nigeria (33.817) y México (25.967). Venezuela es séptimo en esta lista con 16.072 homicidios y Colombia noveno (14.294).

De las 50 ciudades con mayores tasas de homicidio en el mundo, 22 son brasileñas, encabezadas por Ananindeua, una pequeña población en el estado amazónico de Pará en la que se registran 126 homicidios por cada 100.000 habitantes, detalló el informe.

La herramienta también muestra que 120 ciudades brasileñas tienen tasas superiores a 30 homicidios por cada 100.000 habitantes.

"En los próximos años agregaremos datos más específicos sobre África y otras regiones del mundo donde las tasas de homicidios son altas", afirmó Giannini.

En la visión del Instituto Igarapé, entre los factores que influyen en la reducción de las tasas de homicidios en los países ricos y de renta mediana destacan las causas estructurales, como la reducción del tamaño de las familias, mayor acceso a educación, mejorías en el bienestar social y desaceleración de la urbanización.

Igualmente destacó para esa reducción las acciones institucionales, como mejores políticas de seguridad, entre otras.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

07 Mayo 2015

Bolivia registró su primer déficit comercial en 11 años. Hasta el primer trimestre de 2015, según los datos oficiales del INE, las importaciones superaron a las exportaciones en 36 millones de dólares, informó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

“Hasta marzo las ventas externas del país llegaron a 2.317 millones de dólares, con una caída absoluta de 886 millones de dólares y un 28% en términos relativos comparadas a igual periodo del 2014. Por su parte, las importaciones totalizaron 2.353 millones de dólares en igual lapso con una caída de sólo 2% dando como resultado el primer déficit comercial de Bolivia por 36 millones de dólares luego de 11 años consecutivos de superávit”, indica una nota de la institución.

La última vez que el país registró un déficit comercial fue el año 2003. La buena racha se rompe en este 2015, siendo el principal detonante la caída del precio de petróleo, aunque no solo los hidrocarburos sino también los minerales y la generalidad de las exportaciones no tradicionales, que están experimentando caídas por la baja de los precios internacionales.

El desempeño de los principales rubros de importación fue el siguiente:

a) Por el lado de los que disminuyeron su valor: bienes de capital bajó en 58 millones de dólares; combustibles y lubricantes, disminuyó en 56 millones de dólares; alimentos y bebidas, cayó en 39 millones de dólares.

b) Los que subieron su valor, fueron: suministros industriales, que aumentaron en 23 millones de dólares; equipos de transporte que subieron en 61 millones; y, artículos de consumo que aumentaron en 15 millones.

Causas para el declive

Los altos precios internacionales de las materias primas provocaron un “boom exportador” para Bolivia durante más de una década y ahora sus costos están bajando en su mayoría, amenazando este año con un derrumbe de las exportaciones, muy superior a lo visto el año 2009 cuando cayeron en 1.500 millones de dólares.

Entonces –según IBCE– siendo Bolivia un “país primario-exportador” es altamente dependiente y sensible a las cotizaciones internacionales lo que afecta principalmente a las ventas de recursos naturales extractivos y no renovables como los hidrocarburos y minerales, que representan más del 80% del total de las exportaciones, aunque también las ventas no tradicionales están siendo afectadas por la baja de precios y menores volúmenes realizados.

Tomando en cuenta que el principal producto de exportación de Bolivia es el gas natural -50% de participación- su desempeño a la baja hasta marzo implicó que Bolivia deje de recibir 415 millones de dólares, el monto por el que cayó en tan solo tres meses (el rubro de hidrocarburos cayó 507 millones).

La baja generalizada de precios internacionales para la canasta exportadora del país, sumada a la persistencia de restricciones a la exportación de alimentos vigentes en Bolivia y graves problemas en ciertos mercados otrora importantes -como el caso de Venezuela- avizoran un 2015 poco alentador para el sector externo boliviano, siendo que el dinamismo de las importaciones está bastante distante de las exportaciones, al extremo que lo exportado por Bolivia hasta marzo no alcanzó para cubrir las compras que hizo del exterior.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Erbol

07 Mayo 2015

La Red Europea contra el Racismo (ENAR) advirtió sobre el aumento de delitos racistas en Europa contra minorías étnicas -negros, asiáticos, gitanos, judíos y musulmanes, con un total de 47.210 ataques oficialmente registrados, según el último informe 2013/2014 presentado hoy en la Eurocámara.

En España, las cifras oficiales recogidas por ENAR apuntan a 384 delitos racistas y quejas en 2013.

De acuerdo con ENAR, estas cifras son "solo la punta del iceberg" porque muchos países de la Unión Europea no registran adecuadamente delitos por motivos raciales ni los investigan apropiadamente.

Según esta organización, ha habido un aumento de delitos antisemitas en Bulgaria, Dinamarca, Alemania, Hungría, Holanda y Suecia, y de carácter islamófobo en Francia y Gran Bretaña, en particular en Gales.

Además, estos delitos se ejecutan cada vez más mediante la incitación en internet al odio o a la violencia, señala ENAR.

Esta ONG explica que ha habido en el periodo de referencia casos de violencia, abuso o incitación a la violencia contra gitanos en casi todos los Estados miembros de la UE, en particular en aquellos con una gran población romaní.

En muchos países, entre ellos en Estonia, Grecia, Italia, Polonia, Suecia y el Reino Unido, los ataques físicos más violentos se efectúan contra personas de raza negra o asiática.

En Suecia por ejemplo, se registraron 980 delitos por motivos afrofóbicos.

Por su parte, miembros de grupos de extrema derecha son responsables del 49 % de los delitos racistas y de quejas vinculadas a grupos políticos.

En algunos países no hay una recogida oficial o sistemática de datos de crímenes por motivos raciales, y en otros la información sobre el origen étnico, racial o religioso de las víctimas no viene detallada, indica ENAR.

Solo un tercio de los países de la UE han registrado y publicado información sobre delitos racistas en 2013, señala la organización, que sostiene que la investigación y el procesamiento de delitos racistas también es un problema.

España forma parte de los tres Estados comunitarios que cuentan con una recogida de datos "integral", junto con Holanda y el Reino Unido, afirma ENAR.

Aunque la mayoría de los Estados de la UE reconoce delitos racialmente motivados en su legislación, unas definiciones limitadas de lo que constituye un delito así pueden resultar en incidentes que no son registrados, investigados o procesados adecuadamente, según ENAR.

En la República Checa y en Italia, entre un 40 % y un 60 % de los delitos racistas denunciados no son plenamente investigados por la policía, agrega esta organización.

 Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

06 Mayo 2015

La violencia por conflictos o por el crimen organizado causó el desplazamiento diario de 30.000 personas en 2014.

 La violencia por conflictos o por el crimen organizado causó el desplazamiento diario de 30.000 personas a lo largo de 2014, lo que elevó a esta población vulnerable a la cifra récord mundial de 38 millones de personas.

Once millones de personas se convirtieron en desplazadas solo el año pasado, según las estadísticas presentadas por el Consejo Noruego para Refugiados (CNR), basadas en datos recopilados, filtrados y analizados por su Observatorio de Desplazamiento Interno.

Según el secretario general del CNR, Jan Egeland, exresponsable de la ONU para asuntos humanitarios, "2014 fue el peor año de los 35 que llevo como trabajador humanitario".

De origen noruego, Egeland señaló en una rueda de prensa que solo la cifra de nuevos desplazados el año pasado representa el doble de la población de su país o de Dinamarca, con un 60 % de casos que se concentraron en cinco países: Irak, Sudán del Sur, Siria, República Democrática del Congo y Nigeria.

Siria concentra el mayor número de desplazados internos, con 7,6 millones, que deben sumarse a los casi 4 millones de refugiados en los países vecinos.

En ese país, devastado por una guerra civil que se encuentra en su quinto año, 1,1 millones de personas se sumaron al éxodo interno en 2014.

Irak fue el país donde, también ese año, se desplazaron más personas, un total de 2,2 millones, principalmente como consecuencia de la violencia perpetrada por el grupo yihadista Estado Islámico y los combates que mantienen con fuerzas progubernamentales.

"No habíamos visto algo así desde la época de los genocidios, a mediados de los noventa", dijo Egeland.

Una "guerra sin sentido" -según la calificó Egeland- como la que tiene lugar en Sudán del Sur, ha causado que en ese país haya 1,5 millones de desplazados, menos de cuatro años después de haber declarado su independencia.

La República Democrática del Congo tuvo "otra vez un año horrible", con más de un millón de desplazados" adicionales, con lo que el total asciende a 2,7 millones de personas, agregó.

La situación en Nigeria ha empeorado de manera fulgurante por la acción de los terroristas del movimiento Boko Haram, que han causado unos 975.000 desplazados en 2014, frente a los 100.000 que se reportaban hace un año.

"En el medio de Europa", recordó Egeland, el conflicto en el este de Ucrania entre fuerzas gubernamentales y fuerzas prorrusas ha provocado que en un año se desplacen en ese país cerca de 650.000 personas.

En Libia, principal punto de partida de los inmigrantes que intentan llegar a las costas de Europa en frágiles embarcaciones, los nuevos desplazados internos fueron 340.000 en 2014, de 400.000 contabilizados, según el Observatorio de Desplazamiento Interno, que ha recogido cifras de los 60 países con población desplazada.

Oriente Medio, con 11,9 millones de desplazados -principalmente sirios-, y África subsahariana, con 11,4 millones, son las regiones donde se concentra esta problemática.

Egeland estuvo acompañado en la rueda de prensa por el jefe adjunto del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Volker Turk, quien subrayó el fenómeno del desplazamiento múltiple, en referencia al gran porcentaje de desplazados que han tenido que huir dos o más veces dentro de su propio país para sobrevivir.

El representante de la ONU dijo que su organismo tiene la impresión de que muchos gobiernos no asumen su responsabilidad total frente a esas poblaciones, ni siquiera por tratarse del sufrimiento de sus propios ciudadanos.

Recalcó, sin embargo, que "el retorno no es la solución en todos los casos, y en muchos casos los desplazados deben aceptar echar raíces, sobre todo cuando son desplazamientos de largo plazo".

Egeland lamentó que además del sufrimiento que su condición de desplazados les inflige, estas víctimas de la violencia afronten la indiferencia de la comunidad internacional.

En este sentido, detalló que las peticiones de fondos para atender a los desplazados en Irak apenas están financiadas en un 8 %, las de la República Centroafricana en un 13 %, y las de Siria y Sudán, en un 17 % en cada caso.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Nuevo relacionamiento (II)

El presidente electo del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, de modo previsor y...

Atentado a la salud

Una empresa municipal se dio a la tarea de enviar a sus funcionarios a vigilar...

Por venta de gas-Bs 3.373 millones más l…

Por venta de gas-Bs 3.373 millones más logra Bolivia con adenda

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, afirmó ayer sábado que Bolivia obtendrá 3.373 millones...