Santa Cruz de la Sierra
21 Septiembre 2015

La reunión de Quito busca que Santos y Maduro traten directamente el problema fronterizo que los ha distanciado desde el pasado 19 de agosto.

Ese día, el gobierno venezolano decidió cerrar varios pasos fronterizos con el alegado propósito de acabar contra el contrabando y el paramilitarismo y expulsó a más de 1.600 colombianos que habitaban en el lado venezolano, según cifras de organismos de la ONU.

Otros 19.000 colombianos abandonaron Venezuela por decisión propia desde el inicio de esta crisis, según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios. Desde entonces Maduro y Santos han mantenido un agrio cruce de declaraciones.

Sus cancilleres, la venezolana Daisy Rodríguez y la colombiana María Ángela Holguín, se han reunido en dos ocasiones desde el 19 de agosto para tratar el asunto, la última vez en Quito el sábado 12 de septiembre, cuando decidieron trasladar los avances de las conversaciones a sus presidentes.

El encuentro de hoy está propiciado por la Celac y la Unasur, organismos a los que pertenecen tanto Colombia como Venezuela, y los presidentes de Ecuador y Uruguay, Rafael correra y Tabaré Vásquez, respectivamente.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

17 Septiembre 2015

Los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Nicolás Maduro, de Venezuela, se reunirán el lunes 21 en Quito, acompañados de su pares Rafael Correa, de Ecuador, y Tabaré Vázquez, de Uruguay, anunció el mandatario venezolano a través de la televisión oficial.

“Nos acompañarán Rafael Correa (Ecuador) y Tabaré Vázquez (Uruguay), presidentes (respectivamente) de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Gracias a ellos por sus esfuerzos”, dijo Maduro.

El gobernante dio cuenta de intentos y conversaciones cruzadas entre las capitales de la región para lograr el encuentro. “Lo logramos, y vamos a sentarnos a discutir cara a cara, extensamente, sobre todos los temas de la frontera entre nuestros países”, señaló.

La canciller venezolana Delcy Rodríguez había anunciado el martes una reunión el día 21 de los 12 gobernantes de Unasur, pero no hubo confirmación desde Montevideo.

La actual confrontación entre Colombia y Venezuela siguió al cierre y militarización de varios puntos de frontera que Maduro dispuso el 19 de agosto, después de que desconocidos atacaron a militares venezolanos en la sudoccidental población de San Antonio del Táchira.

Operaciones militares y policiales contra contrabandistas y bandas criminales en la zona llevaron a la deportación de 1.400 colombianos con presencia ilegal en Venezuela, en tanto otros 20.000 regresaron a Colombia por sus propios medios.

El gobierno de Santos acusó a Venezuela de crear una grave situación humanitaria en la frontera, y ambas capitales intercambiaron duras críticas, aunque siempre los mandatarios se declararon dispuestos, aún con condiciones, a reunirse para zanjar el conflicto.

Al paso de los días, Venezuela ha ido cerrando todos los cruces carreteros y militarizando zonas la frontera occidental, con un total de 22 municipios bajo un estado de excepción que implica suspensión de varias de las libertades garantizadas por la Constitución.

Maduro dijo que en Quito propondrá a Santos “firmar un pacto para construir una frontera de paz, de respeto, hermandad y beneficio mutuo”.

La Celac y la Unasur cobijaron el sábado 12 en Quito una reunión preparatoria de cancilleres, en la que los ministros Ricardo Patiño, de Ecuador, y Rodolfo Nin Novoa, de Uruguay, acompañaron a la venezolana Rodríguez y a su par de Colombia, María Ángela Holguín.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

15 Septiembre 2015

El 43 % de los colombianos teme que la crisis abierta con Venezuela desde hace casi un mes, debido al cierre fronterizo ordenado por el gobierno venezolano y la expulsión de colombianos de ese país, desemboque en un conflicto armado entre ambos países, según la encuesta Polimétrica divulgada hoy.

Los resultados del estudio, fueron obtenidos por la firma Cifras y Conceptos a partir de encuestas realizadas entre el 7 y el 12 de septiembre, antes de que Colombia denunciara dos violaciones de su espacio aéreo por parte de aviones militares venezolanos.

La crisis entre ambos países comenzó el pasado 19 de agosto cuando el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el cierre de un tramo de la frontera común bajo el argumento de combatir el contrabando y a supuestos paramilitares.

Posteriormente, decretó el estado de excepción en trece ciudades y cerró un nuevo tramo entre el departamento colombiano de La Guajira y el estado venezolano de Zulia.

Como consecuencia de esas medidas, al menos 1.482 colombianos han sido expulsados de Venezuela y unos 19.952 más han abandonado el país vecino ante el temor a ser expulsados, según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Precisamente, el 20 % de los encuestados por Cifras y Conceptos teme que se sigan expulsando colombianos desde Venezuela y el 19 % tiene miedo a que Colombia rompa sus relaciones con el país vecino.

Además, el 13 % teme que haya venezolanos desplazados hacia Colombia.

La encuesta también muestra que el 51 % de los encuestados considera que el manejo que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha hecho de la crisis es bueno o muy bueno, mientras que el 47 % considera que ha sido negativo.

Asimismo, el 47 % considera que la canciller colombiana, María Ángela Holguín, ha hecho una buena o muy buena gestión de la crisis, mientras que el 42 % no apoya su desempeño.

La encuesta Polimétrica, realizada para Caracol Radio y Red + Noticias, se basa en 3.848 entrevistas a personas en Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cali y Bucaramanga, con un margen de error que varía entre los 2,6 y 6,7 puntos porcentuales.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

09 Septiembre 2015

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy que la revolución bolivariana de Venezuela "se está autodestruyendo" y es la causa de los problemas que vive ese país.

"La revolución bolivariana se está autodestruyendo a sí misma por sus resultados, no por cuenta de los colombianos ni del presidente de Colombia", dijo el mandatario en un discurso que dio con motivo del día nacional de los derechos humanos.

El presidente enfatizó que "a pesar de las profundas diferencias" en los modelos económico, político y social, Colombia siempre ha sido respetuosa de la revolución bolivariana, aunque no la comparte, y por lo mismo no puede permitir que se culpe a su Gobierno o a sus compatriotas de la crisis del país vecino ni que se maltrate a sus conciudadanos.

"Nunca, bajo ninguna circunstancia, la hemos atacado ni mucho menos hemos participado en un complot para destruirla", agregó el presidente, quien reiteró que "los problemas de Venezuela son hechos en Venezuela, no en Colombia".

Según el jefe de Estado, la crisis de Venezuela "es producto de esa revolución bolivariana que ha fracasado, no es culpa de las colombianos".

En su discurso se refirió al cierre de dos de los tres pasos fronterizos oficiales entre los dos países ordenado por su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, y a la expulsión de miles de colombianos con el argumento de una campaña contra el contrabando y supuestos paramilitares.

"El cierre de la frontera no es culpa de Colombia y cada día es más claro que obedece a otros intereses", dijo el presidente sin dar detalles.

Añadió que en su política exterior "está la diplomacia y el diálogo y está la firmeza y la prudencia", pero "en ese radar no cabe el irrespeto, no caben los insultos, las payasadas ni las mentiras".

"Los retos hay que convertirlos en oportunidades y eso estamos haciendo, esto es una oportunidad para fortalecer nuestra zona fronteriza. Mi preocupación son mis compatriotas, que son para mí la primera la segunda y la tercera prioridad. No descansaré hasta que dejen de violar los derechos humanos de nuestros compatriotas", sentenció.

Santos reconoció y agradeció el aportación de Venezuela al proceso de paz con las FARC, "en eso no hay ninguna discusión", pero criticó que el país vecino quiera culpar a Colombia de sus dificultades económicas, como el problema de desabastecimiento o de la tasa de cambio.

Refutó, además, las afirmaciones de Maduro de que hay un "éxodo" de colombianos hacia ese país en busca de mejor vida, y dijo que, "por el contrario, hoy son miles los venezolanos que vienen a Colombia en busca de trabajo, a estudiar".

"Están huyendo de la escasez y vienen en busca de libertad, del derecho a ser diferentes y del derecho a disentir", dijo sobre los venezolanos llegados al país.

El presidente comparó cifras de homicidios, de reducción de pobreza e indicadores económicos para señalar que "Colombia está en mejores condiciones que Venezuela".

"Colombia crecerá este año entre el 3 y el 3,5%, Venezuela va a decrecer un 7%, un crecimiento negativo del 7%, como los cangrejos", manifestó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

09 Septiembre 2015

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy que la revolución bolivariana de Venezuela "se está autodestruyendo" y es la causa de los problemas que vive ese país.

"La revolución bolivariana se está autodestruyendo a sí misma por sus resultados, no por cuenta de los colombianos ni del presidente de Colombia", dijo el mandatario en un discurso que dio con motivo del día nacional de los derechos humanos.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

08 Septiembre 2015

María Ángela Holguín afirmó que el presidente Juan Manuel Santos no se reunirá con su par Nicolás Maduro hasta que no se cumplan las tres condiciones que puso la semana pasada.

"Hay tres cosas que quisiéramos que se llevaran a cabo antes de esta reunión: que les empiecen a devolver sus cosas (a los deportados), que los niños que están separados de sus padres los puedan traer a Colombia, y que los niños que viven en Venezuela y que estudian en colegios colombianos pudieran ir a estudiar y volver", explicó la canciller colombiana Holguín.

Venezuela cumplió hasta el momento solo con el paso de estudiantes y trabajadores por los puentes Simón Bolívar y Santander.

La crisis fronteriza de Colombia y Venezuela puede encontrar una salida por Uruguay, país que se ofreció como mediador y que ya recibió el beneplácito del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, según dijo el mandatario.

"La semana pasada recibí una llamada del presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, que ofreció sus buenos oficios para facilitar un diálogo con Venezuela, acepté su ofrecimiento y le comuniqué que la reunión fuera inclusive en Montevideo si él lo considera necesario", declaró Santos.

El mandatario se refirió a la crisis con Venezuela al concluir un consejo de ministros en el que firmó el decreto por medio del cual declaró la emergencia económica en siete departamentos de la zona de frontera, anunciado la semana pasada para hacer frente a los efectos del cierre del principal paso entre los dos países.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó el pasado 19 de agosto el cierre de la frontera entre las localidades de San Antonio y Ureña, comunicadas con la ciudad colombiana de Cúcuta por el puente internacional Simón Bolívar, con el argumento de combatir el contrabando y a supuestos paramilitares.

Dos días después declaró el estado de excepción en la franja fronteriza del estado Táchira, situación que dio lugar a la deportación de al menos 1.443 colombianos, mientras que otros 13.962 decidieron retornar de ese país, según datos divulgados por Santos.

El jefe de Estado, que ha condenado los atropellos sufridos por los colombianos a manos de autoridades venezolanas, reiteró su disposición al diálogo "serio y respetuoso" con Maduro para resolver la crisis fronteriza, basado siempre en la defensa de los derechos de sus conciudadanos. "Estoy listo para el diálogo, pero eso sí, que nunca más se vuelvan a violar los derechos fundamentales, los derechos humanos de nuestros compatriotas", subrayó.

El ofrecimiento de Uruguay de hacer de mediador se conoce tres días después de que los cancilleres de Argentina, Héctor Timerman, y de Brasil, Mauro Vieira, visitaran Bogotá y Caracas para "promover un diálogo" entre Colombia y Venezuela, gestión de la que no se ha informado de avances.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Elespectador.com

07 Septiembre 2015

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró el llamado a su par colombiano, Juan Manuel Santos, para sostener una reunión "cara a cara", a fin de discutir salidas a la crisis en la frontera binacional.

"Al presidente Santos nuevamente le hago un llamado. No tenga miedo al diálogo presidente. Solo a través del diálogo, usted y yo podemos canalizar la solución. Yo estoy dispuesto a sentarme a hablar con usted, dónde usted diga, cuándo usted diga y cómo usted diga. No me huya más", dijo en Jamaica, última parada de una gira por Vietnam, China y Qatar.

El gobierno venezolano dijo que Maduro participó en varios actos en Kingston para conmemorar los 200 años de la carta de Jamaica, un documento escrito por el Libertador Simón Bolívar en el que debate la derrota del primer intento independentista de España.

Maduro sugirió que Santos no quiere aceptar la reunión para solucionar los problemas en la frontera, que está cerrada por orden de Caracas desde hace más de dos semanas.

"Dele la cara a este presidente, que aunque es un presidente obrero y del pueblo, puede sentarse a hablar con usted. Me quedo esperando presidente Santos, por usted para una reunión", recalcó.

Ya Santos había aceptado reunirse con Maduro, aunque puso varias condiciones, una de las cuales fue aceptada por Venezuela cuando abrió el viernes un corredor humanitario para que niños venezolanos que estudian en Colombia pudieran pasar la frontera en la región de Táchira.

Maduro explicó que el sábado recibió en Jamaica a los cancilleres de Brasil, Mauro Vieira, y de Argentina, Héctor Timerman, quienes le presentaron una propuesta sobre una reunión con Santos.

"Ellos me trajeron una propuesta. Nos dijeron que habían hablado con el gobierno colombiano. El presidente Santos estaba dispuesto a aceptar mi propuesta de una reunión cara a cara. Estoy esperando las consultas que se están haciendo", explicó en un discurso.

Sin embargo, sugirió que su colega colombiano está "enredado" por la oligarquía.

"Creo que la oligarquía de Colombia impuso una matriz antivenezolana de odio. El odio se les desbordó. El presidente Santos tiene una camisa de fuerza que le impuso la oligarquía mediática de Bogotá. Yo no permitiría que ninguna televisora, ninguna radio en Venezuela llamara a odiar a Colombia", agregó.

Maduro defendió la medida del cierre de la frontera en Táchira, luego que un ataque a tiros atribuido a paramilitares dejara tres soldados heridos, y aprovechara para ampliar la lucha contra el contrabando en la zona.

"Me vi obligado a aplicar un torniquete al desangramiento que tenían en la frontera. Para que la frontera avance hacia una nuevo tipo de frontera", dijo.

Asimismo, Maduro celebró el llamado del Papa Francisco para que Venezuela y Colombia busquen una solución al asunto fronterizo.

"Yo veía unas declaraciones del Papa hoy, muy buenas. Yo le agradezco al Papa su equilibrio, su recomendación, la acepto. Muy distinto a las declaraciones de los llamados obispos, unos señores que fueron de Caracas a reunirse a Bogotá, y lo que lanzaron fueron sapos y culebras. ¿Esos son obispos, esos son los pastores de nosotros los católicos?", dijo sobre el encuentro de la semana pasada de obispos de los dos países.

La crisis fronteriza comenzó el 19 de agosto tras el ataque a tiros atribuido a grupos armados irregulares que operan en la zona.

La respuesta del gobierno fue cerrar los pasos hacia Colombia por la región de Táchira, decretar un Estado de excepción en 10 de sus municipios y desplazar más de 2.000 soldados para acompañar las medidas de seguridad en la zona.

Las operaciones generaron la deportación y el desplazamiento de más de 1.000 colombianos, lo que causó denuncias de violaciones a los derechos humanos.

Redacción: Leo.bo

Fuente: DPA

04 Septiembre 2015

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró su llamado al mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, a reunirse para tratar la crisis fronteriza y aseguró que si el Gobierno colombiano toma el camino de las amenazas "le va a ir mal".

"Quiero ver al presidente Santos cara a cara (...) y hablar y que juntos resolvamos", señaló Maduro en China al canal estatal venezolano VTV, que cubre la gira del mandatario por el gigante asiático y Vietnam.

Santos dijo que está dispuesto a reunirse con Maduro siempre y cuando cumpla condiciones relacionadas con el respeto "a los derechos fundamentales de los colombianos".

El mandatario venezolano declaró que los dos países deben de "mantener el equilibrio", llamó a Santos "a restituir el equilibrio, la sensatez, la tranquilidad" e indicó que su Gobierno "no quiere una confrontación ni un enfrentamiento con Colombia" sino una "nueva frontera" entre países.

"No quiero pelear con el presidente Santos, yo lo que quiero es garantizarle al pueblo venezolano su seguridad en el Táchira (oeste) (...) en todo el país. Que se acabe el paramilitarismo en la frontera y en todo el país", sostuvo.

Aconsejó a su homólogo colombiano, además, "que respire, que se tranquilice, que tome un poco de agua fresca, que se tome una manzanilla con azúcar" porque, dijo, "está bastante ácido".

"Deje de escuchar los consejos del comando sur" estadounidense, agregó y aseguró que si Colombia opta por el camino de las amenazas, sean políticas, diplomáticas, "o de cualquier signo" le va a ir "muy mal"

"Venezuela está acompañada por el mundo (...) tiene la compañía del propio pueblo colombiano. Se van a sorprender si se meten con nosotros, del apoyo que tenemos dentro de Colombia en los humildes", advirtió.

Maduro ordenó el cierre de alrededor de 100 kilómetros de los 2.219 que comparte con Colombia por seis municipios del fronterizo estado Táchira el pasado 19 de agosto tras el ataque, según el Ejecutivo, de paramilitares colombianos contra militares venezolanos.

Dos días después, decretó el estado de excepción en la misma zona alegando la lucha que mantiene el Gobierno contra la violencia y el contrabando en la zona y de la que ha responsabilizado a paramilitares y a colombianos que vivían en el lado venezolano de la frontera.

Este cierre de pasos así como el estado de excepción fue ampliado el pasado viernes a cuatro municipios más por lo que la totalidad de la frontera con Colombia por el Táchira se encuentra cerrada hasta nuevo aviso.

Desde el cierre de la zona limítrofe, 1.381 colombianos han sido repatriados, según cifras de las autoridades migratorias colombianas facilitadas; mientras que organismos de ONU estiman que otros 10.000 han optado por abandonar de forma voluntaria ante el temor de correr la misma suerte.

En los últimos días organismos colombianos como la Procuraduría General y la Defensoría del Pueblo han acudido tanto a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como a la Corte Penal Internacional (CPI) por la situación fronteriza.

También acudió el alcalde de la ciudad colombiana de Cúcuta, la primera tras pasar el principal paso fronterizo por Táchira, Donamaris Ramírez, a quien Maduro calificó de ser un "paramilitar" y hace unos días lo señaló de cobrar impuestos a los contrabandistas que llegan a esa ciudad para "legalizar" los productos.

"Está involucrado en varias de estas cochinadas y asesinatos que han hecho en la frontera", aseguró.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Lunes se realiza Cumbre Climática-ONU ex…

Lunes se realiza Cumbre Climática-ONU exige a gobiernos combatir crisis climática

Mientras que las pruebas científicas sobre los impactos del cambio climático se agolpan, el rumbo...

En Río de Janeiro-Delator en el caso Lav…

En Río de Janeiro-Delator en el caso Lava Jato fue encontrado muerto

Un exdirectivo de la enorme constructora brasileña Odebrecht y quien además fue informante en una...

Mañana desde el Cristo Redentor-Realizar…

Mañana desde el Cristo Redentor-Realizarán una caminata de fe por la Chiquitania

Con oraciones, alabanzas y fe los católicos, evangélicos y copto ortodoxos, realizarán mañana una ‘Caminata...