Santa Cruz de la Sierra
16 Noviembre 2014

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró en una entrevista publicada el domingo que es necesario ampliar la lista de delitos conexos con los crímenes políticos para que se pueda firmar un acuerdo de paz con los grupos guerrilleros, lo que espera para el próximo año.

En entrevista con el diario El Tiempo, el mandatario aseguró que para avanzar en el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) es necesario debatir sobre los límites de los delitos relacionados con crímenes de carácter político.

Santos admitió que "esa apertura no puede ser ilimitada", pero se requiere discutir sobre el tema porque, de lo contrario, se "haría inviable la aplicación de la justicia transicional".

La legislación colombiana contempla hoy como delitos políticos la rebelión, la asonada y la sedición, lo cual limita el ámbito de la aplicación de la justicia transicional para quienes firmen el acuerdo para abandonar la lucha armada.

Las FARC y el gobierno iniciaron hace dos años conversaciones y han alcanzado acuerdos en desarrollo agrícola integral, en la participación política y en acabar con el narcotráfico y actualmente discuten la reparación de las víctimas.

Sin embargo, lo temas que mayor dificultad parecen tener son el abandono de las armas por parte de la guerrilla y el mecanismo para refrendar los acuerdos.

Santos insistió en que el acuerdo final debe incluir la dejación de las armas y la desmovilización de los rebeldes, pero se abstuvo de puntualizar cuáles serían los delitos que se plantearían como conexos a los políticos.

El mandatario indicó que, aunque no tiene un plazo definido para llegar a un acuerdo sobre este tema y firmar la paz, espera que la negociación se concrete el próximo año.

Las conversaciones están "en un punto crucial y si no avanzamos, comenzamos a retroceder", dijo Santos. Es necesario definir "cuál va a ser la justicia transicional y cómo la vamos a aplicar", añadió.

Las FARC han reiterado que no están dispuestas a ir a la cárcel al término del proceso, lo que es fuertemente cuestionado por la oposición encabezada por el senador y expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), quien asegura que esto generará impunidad.

Santos recordó que Colombia será la primera experiencia en el mundo en la que se firmaría un acuerdo de paz bajo el Tratado de Roma, que en 1998 creó la Corte Penal Internacional, lo que garantiza "que no haya impunidad y que lo que aquí acordemos se va a convertir en doctrina para conflictos futuros".

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

31 Octubre 2014

La decisión de las FARC de reconocer su responsabilidad con los civiles por los actos de guerra cometidos durante medio siglo de conflicto armado en Colombia, es un paso importante que permitirá a los rebeldes avanzar a una justicia transicional en la negociación de paz, dijo el viernes el presidente Juan Manuel Santos.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) reconocieron el jueves por primera vez en casi dos años de negociación con el Gobierno que sus acciones han afectado a civiles y dijeron estar dispuestas a asumir su responsabilidad por sus actos de guerra.

En repetidas oportunidades el Gobierno le exigió al grupo rebelde reconocer su responsabilidad con las víctimas en medio de la confrontación que ha dejado más de 200.000 muertos y millones de desplazados.

Pero las FARC, consideradas como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, se negaron a hacerlo y respondieron que eran víctimas y ni victimarios.

"Lo que hicieron las FARC -yo tengo que reconocerlo, es un paso importante- de asumir responsabilidad en los crímenes por fuera de lo permitido en una guerra como la que estamos librando", dijo Santos en un acto de Gobierno en la caribeña ciudad de Cartagena.

"Eso es un paso importantísimo, porque estamos comenzando a entrar en el terreno de las responsabilidades que es lo que en la justicia transicional (...) es importante, que asuman las responsabilidades para poder aplicar la justicia transicional. Lo que estamos viendo es que estamos avanzando en la dirección correcta", agregó.

En el diálogo de paz que se realiza en Cuba las partes han logrado acuerdos para dar acceso a la tierra y a la producción a los campesinos pobres, garantizar la eventual transformación de la guerrilla en un partido político y combatir el narcotráfico con la erradicación de cultivos ilegales.

Actualmente discuten sobre la compensación a las víctimas y luego deberán tratar el complejo tema del fin de la confrontación.

Todos los acuerdos que logre el Gobierno con las FARC, que tiene unos 8.000 combatientes, tendrán que ser avalados por los colombianos en una consulta o un referendo.

La negociación avanza en medio del conflicto ante la negativa del Gobierno de firmar un cese bilateral del fuego con el argumento de que podría ser aprovechado por la guerrilla para prolongar indefinidamente el diálogo y sacar ventaja militar.

También se cumple en medio de fuertes críticas, como las del ex presidente y actual senador Álvaro Uribe, quien ha advertido que los crímenes de guerra de las FARC quedarán impunes y sus líderes serán premiados con curules en el Congreso, afirmaciones que niega el Gobierno.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

31 Octubre 2014

Las Farc propondrá que la sociedad colombiana decida en un referendo si habrá amnistía para los rebeldes una vez se firme la paz con el Gobierno, reveló hoy Ricardo Téllez, alias “Rodrigo Granda”, uno de sus negociadores, en entrevista con la emisora Blu Radio.

“Rodrigo Granda”, que forma parte del secretariado de las FARC e integra el equipo negociador de este grupo armado en La Habana, sede de los diálogos de paz, aseguró que los guerrilleros “pelearán por un indulto”.

“Esto es un arreglo principalmente de carácter político, esa es la esencia del trabajo y de los convenios a los que se puedan llegar en La Habana. Tienen un elemento jurídico, pero ese elemento jurídico hay que construirlo entre las partes y luego que sea el pueblo colombiano quien ratifique eso. Nosotros peleamos por una amnistía y pelearemos por un indulto”, indicó.

Con estas palabras, “Rodrigo Granda” abrió la puerta a negociar que las FARC no paguen penas de prisión, un tema objeto de intensa polémica en las últimas semanas en Colombia.

Mientras el ministro de Justicia, Yesid Reyes, indicó que plantear esa posibilidad compete exclusivamente al presidente, Juan Manuel Santos, y la comisión negociadora del Gobierno, el exfiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Luis Moreno Ocampo, planteó la intervención de este organismo si no hay penas de prisión.

Mientras, Amnistía Internacional (AI) criticó hoy desde Madrid que el proceso de paz “no contiene ningún compromiso para llevar ante la justicia” a los responsables de abusos y violaciones a los derechos humanos durante medio siglo de conflicto.

Desde la capital española, AI emitió un comunicado en el que recuerda que “no habrá una paz duradera si la justicia y los derechos humanos no forman parte del proceso”, y remarcó que en la declaración conjunta en la que el pasado 7 de junio ambas partes manifestaron su responsabilidad con las víctimas no se tiene en cuenta el tema judicial.

Durante la entrevista, “Rodrigo Granda” desmintió además dos informaciones emitidas en las últimas semanas, referidas a las visitas del máximo líder de las FARC a Cuba, Rodrigo Londoño Echeverri alias “Timochenko” y a los encuentros de este grupo con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la isla.

Sobre “Timochenko”, aseguró que solo había visitado en una ocasión La Habana, en contra de lo que afirmó el propio Santos, que dijo haber autorizado dos viajes del líder guerrillero a los diálogos de paz.

Por otro lado, sostuvo que no tiene conocimiento o que por lo menos no ha “participado” en los supuestos encuentros entre ELN y FARC confirmados por el líder del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, en su página web.

No obstante, valoró la posibilidad de que ambos grupos armados lleguen a una eventual reunión.

“Siempre ha sido productivo en los proceso de paz del mundo que las guerrillas lleguen unidas a una única mesa de negociación”, declaró.

Pese a lo avanzado del proceso de paz, que tras casi dos años de negociaciones transita por el cuarto de los cinco puntos que contiene la agenda, el guerrillero no se mostró partidario de que en al menos otros dos años se termine oficialmente el conflicto armado.

“Tres o cuatro años para parar una guerra de 60 años me parece un tiempo demasiado corto, los tiempos serán los que el proceso mismo necesite porque no va a haber una paz ‘express’, pero tampoco una indefinición en el tiempo. Podemos demorarnos unos añitos más construyendo eso”, apuntó.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

10 Octubre 2014

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reconoció hoy haber autorizado personalmente dos viajes del máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", a La Habana, sede de los diálogos de paz, pese a que se mantiene sobre él una orden internacional de captura.

Conocedor de su paradero al menos en esas dos ocasiones, el presidente concedió permiso al jefe guerrillero para reunirse con la delegación de las FARC, a la que no pertenece como sí lo hacen Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez" y Jorge Torres Victoria, alias "Pablo Catatumbo", entre otros que obtuvieron un permiso especial.

"Para que (los negociadores de la guerrilla) no se demoren cuatro meses en consultar cada decisión, pues sí, yo he autorizado dos veces al señor este, 'Timochenko', a que vaya, a que resuelva los problemas que a mí me interesa que resuelvan rápido", confirmó Santos hoy.

Sus declaraciones indican que se abrió un paréntesis a una máxima varias veces repetida por el presidente de que las operaciones de la Fuerza Pública contra la guerrilla seguirán mientras duren las negociaciones de paz que las partes acordaron hacer sin un cese el fuego previo.

Sin embargo, pese a su compromiso público de continuar la persecución contra la guerrilla, a la que "en los últimos cuatro años se les ha dado más duro que en cualquier otro momento de su historia", permitió la salida de este líder guerrillero, que según medios locales podría haber viajado desde Venezuela.

El esquivo "Timochenko", que firma sus comunicados "desde las montañas de Colombia" pero cuya localización real continúa siendo un misterio, podría esconderse en ese país desde hace varios años amparado en una permisividad que ha sido denunciada, entre otros, por el actual vicepresidente de Colombia, Germán Vargas Lleras, en 2010.

Santos remarcó que esta aparente concesión a "Timochenko" no significa que haya "bajado la guardia un solo milímetro" ante las FARC, y que en cualquier caso, el máximo jefe guerrillero nunca llegó a participar en las negociaciones.

Es la misma versión que dio a primera hora de hoy el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, ante la polvareda que levantó en el país la revelación de estos traslados, hecha ayer por el titular de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

"Sí, ha habido informaciones alrededor de ese tipo de situaciones varias veces, hay información de que ("Timochenko") ha hecho presencia en distintos momentos" en La Habana, manifestó Pinzón.

Tras sus declaraciones, Cristo intentó calmar los ánimos argumentando que el líder guerrillero se movió con el conocimiento y amparo del Gobierno.

Al conocer los hechos, el Procurador de Colombia, Alejandro Ordóñez, indicó que estudia si cabe algún proceso disciplinario contra el Gobierno ante el "escándalo institucional" de permitir estos viajes, y pidió al Ejecutivo que solicite la extradición de "Timochenko" en caso de que conozca su paradero.

Otro de los grandes críticos al proceso de paz, el expresidente y ahora senador Álvaro Uribe, reaccionó en su cuenta de Twitter, donde aseguró que Santos "le miente al país, engaña a las FFAA (Fuerzas Armadas) y entrega Colombia a las FARC".

En el lado contrario, recibieron con normalidad estos viajes la formación de izquierdas Polo Democrático Alternativo (PDA) y el oficialista Partido de La U.

La líder del PDA, Clara López, señaló que "no hay nada nuevo" en estos viajes de "Timochenko" a La Habana, que, en su opinión, son parte del mismo proceso de negociación.

"Me parece que es muy importante que lo haga, debe hacerlo, es lógico que quien es el jefe de las FARC viaje a reunirse con los delegados del grupo guerrillero que precisamente representa", dijo.

Mientras, el senador de La U Armando Benedetti, consideró que estos viajes son una "muestra de la voluntad de las FARC por hacer la paz".

Por su parte, el copresidente de la Comisión de Paz, senador Roy Barreras, vio esta situación como una garantía en el proceso de diálogo.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

 

Últimas Noticias

Prev Next

Mucha intolerancia

Mucha intolerancia

Existe mucha intolerancia en esta campaña electoral y lo trasmiten a través de las redes...

Envejeciendo

Envejeciendo

Sólo pocas personas saben que la noble tribu de los guarayos tiene su propia versión...

Cinco detenidos Crean empresas fantasmas…

Cinco detenidos Crean empresas fantasmas  para defraudar al fisco

Cinco personas fueron aprehendidas y presentadas ante un juez cautelar, por los presuntos delitos de...