Santa Cruz de la Sierra
22 Febrero 2017

El presidente Mauricio Macri llamó este miércoles a las empresas españolas a invertir en su país, donde hay una nueva etapa de "estabilidad macroeconómica y reglas de juego claras", en un discurso ante el Congreso español.

En unas breves palabras ante el pleno del Congreso de los Diputados en su primera jornada de actividades de su visita de Estado de cuatro días, Macri dijo que "ahora, en esta etapa con estabilidad macroeconómica y reglas de juego claras, esperamos los argentinos que profundicen su participación y atraigan a nuevas empresas españolas", indicó el mandatario.

De esa manera, pueden colaborar en el "objetivo fundamental" de su gobierno de "crecer y crear empleo de calidad y así reducir la pobreza", dijo el mandatario, en su primera visita de Estado a España desde que asumió el poder en diciembre de 2015.

Durante su exposición en el Parlamento, Macri remarcó que entre la Argentina y España hay "una larga historia de afecto" y sostuvo que ambos tienen "por delante muchísimas cosas para encarar en conjunto".

"Nuestro pasado nos une, pero también el futuro", señaló Macri y subrayó que "juntos vamos a encontrar mejores posibilidades" ya que "son muchas cosas que tenemos para hacer".

Y abordó el tema de la pobreza en Argentina: "Cuando dijimos 'pobreza cero' lo que quisimos expresar fue una dirección, un rumbo, una prioridad absoluta por la cual espero sea evaluado y calificado en mi gobierno, que es la capacidad que tengamos de reducir la pobreza, porque más allá de todas esas cosas maravillosas que usted dijo, Presidenta, hoy en la Argentina uno de cada tres argentinos está en situación de exclusión y pobreza. Eso, con todas las cualidades que sí coincido y todas las posibilidades que tenemos como país, es inaceptable", aseguró Macri ante el Congreso español.

En el inicio de su discurso, Macri resaltó también que con su gestión "comenzó un cambio histórico en la Argentina" que surgió "de abajo hacia arriba" por "la decisión de los argentinos de querer vivir con mayor tranquilidad, con una mejor convivencia.

"Lo que hemos logrado en estos 14 meses es que una Argentina que estaba con una severa crisis logró superarla, en base al diálogo y a ponernos de acuerdo en medidas centrales que nos permitieron salir del default y sincerar la economía, permitiendo una estabilidad que augura años de crecimiento", prosiguió el primer mandatario.

También indicó que "el crimen organizado y el narcotráfico son dos problemas que hay que resolver en conjunto".

"En la Argentina hay empresas produciendo bienes y servicios. En esta etapa, con estabilidad macroeconómica, con reglas de juego claras, espero que profundicen su participación y atraigan a empresas a invertir, y de esa manera se crece, se genera empleo de calidad y así reducir la pobreza", instó el jefe de Estado, quien luego del mensaje fue saludado por su par español Mariano Rajoy.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: El Clarín

 

10 Febrero 2017

En medio de la tensión generada entre ambos países por la nueva política de controles migratorios que impulsa el Gobierno, Mauricio Macri y Evo Morales hablaron por teléfono y el mandatario de Bolivia confirmó que vendrá a la Argentina para una reunión bilateral.

Fuentes de Casa Rosada confirmaron a Infobae la comunicación pero aclararon que aún no está decidida la fecha. Días atrás, había trascendido que Macri quería que su par sudamericano viniera a ver el partido entre Boca y River del 16 de abril pero es probable que el superclásico cambie de fecha para el 14 de mayo.

La confirmación de la visita -el Gobierno argentino había hecho la invitación un tiempo atrás- también se da luego de que una misión oficial de Bolivia estuviera en la Argentina para analizar los alcances de los cambios en las fronteras. De este encuentro participó el canciller del país vecino, Fernando Huanacuni, quien planteó las quejas y la preocupación sobre el eventual trato que podrían recibir los ciudadanos de nacionalidad boliviana.

La reunión fue con el vicecanciller argentino, Pedro Villagra Delgado, porque Susana Malcorra estaba en el viaje a Brasil que encabezó Macri para reunirse con Michel Temer. El funcionario aclaró que el nuevo decreto que impulsó Macri "no es una política antiinmigración, sino que es un tema que incluye solamente a los extranjeros que delinquen".

El embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, fue quien adelantó, luego de la reunión con el Canciller, que se estaba preparando un encuentro entre Macri y Morales. Al respecto, reconoció que "hubo errores en cuanto a la manera en que se lanzaron los decretos".

La rispidez entre ambas naciones se generó a raíz de las declaraciones de Patricia Bullrich, quien vinculó el incremento del narcotráfico y la inseguridad con los ciudadanos bolivianos y peruanos.

La tensión incrementó cuando la funcionaria le respondió a Evo Morales que su país tenía la misma ley migratoria que Argentina: "Las colectividades bolivianas y paraguayas están aceptadas, eso está claro. La ley es la misma que tiene Bolivia, exactamente igual para las personas que tienen antecedentes o cometieron delitos, no son bienvenidas".

La ministra también se cruzó con el cónsul de Bolivia, a quien le dijo que "no es serio" que critique a la Argentina por endurecer los controles migratorios y lo desafió: "Si tiene alguna queja que se dirija por las vías que se tiene que dirigir y no por los medios de comunicación porque va a ser un decreto firmado por el Presidente y todos los ministros de la República Argentina".

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: Clarin.com

 

 

07 Febrero 2017

Los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y de Paraguay, Horacio Cartes, se reunirán a fines de febrero en Asunción para firmar acuerdos de turismo y seguridad, según confirmó el canciller paraguayo, Eladio Loizaga.

Será con el fin de construir dos puentes que unan ambas naciones, pero también para actualizar acuerdos ya pactados sobre políticas migratorias.

Lozaiga mencionó también la posibilidad de que ambas naciones "actualicen los acuerdos pactados", luego del cambio en la ley migratoria argentina, a través de un decreto presidencial.

Ley Migratoria en Argentina

El presidente Mauricio Macri, firmó la semana pasada un decreto que modifica la ley migratoria con el fin de acelerar los procesos de deportación y prohibición de ingreso al país de extranjeros que hayan cometido delitos graves.

El canciller paraguayo explicó que trató el tema con su par argentina, la canciller Susana Malcorra, a finales de enero.

Según el ministro, la ley migratoria paraguaya contempla las mismas situaciones que incluye la reforma migratoria argentina.

 “Estamos para trabajar en forma conjunta. Es importante también que todos respetemos la legislación interna de cada uno de los países. Cada uno tiene su régimen migratorio y tenemos que ajustarnos a eso”, dijo.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: La Nueva

 

07 Febrero 2017

Tras el anuncio de que habrá una reunión entre los presidentes de Argentina y Bolivia, el presidente Evo Morales expresó su intención de trabajar con su homólogo Mauricio Macri para hacer respetar a los pueblos.

Esta declaración surge en medio de una tensión entre ambos países por el endurecimiento de la política migratoria argentina, donde recientemente Macri emitió un Decreto para facilitar la expulsión de extranjeros vinculados con actos delincuenciales.    

“Yo quiero trabajar con el presidente Macri para hacer respetar a nuestros pueblos de Bolivia y Argentina, pero desde América Latina como justa reivindicación de los latinoamericanos ante las políticas del norte”, dijo Morales en un acto en Oruro.

El embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez, informó que Evo y Macri se reunirían hasta medio año y que incluso el mandatario de Argentina invitó a Morales a presenciar el clásico Boca-River.  

Entretanto, una comisión del Ejecutivo y Legislativo boliviano se encuentra en Buenos Aires haciendo diligencias para conocer el alcance del Decreto de Macri y escuchar a los bolivianos.   

Morales dijo que si bien tiene diferencias ideológicas, culturales, sociales y programáticas con su par argentino, pero finalmente ambos son electos por el voto del pueblo.

Pidió también a todas las autoridades latinoamericanas que “somos la patria grande, no somos del norte”.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

 

07 Febrero 2017

La misión oficial del gobierno que vino a la Argentina salió satisfecha de la reunión con el vicecanciller Pedro Villagra, porque se descartó una posible ola de deportaciones de los bolivianos ilegales y que la mayoría de los connacionales llegan para trabajar de manera honrada, aunque las autoridades admiten que hay una mínima cantidad de bolivianos detenidos por delitos del narcotráfico.

La comisión estuvo conformada por el ministro de Desarrollo Rural, Cesar Cocarico, el viceministro de Comercio Exterior, Clarems Endara, el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, e ingresó acompañado por el embajador Santos Tito y el cónsul Ramiro Tapia que trajeron la posición boliviana con relación al decreto migratorio.

Cocarico dijo que el primer elemento de la reunión a rescatar y es el hecho de que el decreto precautela el ingreso de personas que cometan delitos en territorio argentino, es decir, es un decreto de cuidado.

“Había una interpretación de la comunidad boliviana en sentido que se utilizaría el decreto como argumento para que en cualquier situación, los bolivianos sean deportados de territorio argentino, creo que hay que desechar esa primera idea y, obviamente, es un hecho que merece una aclaración  hacia nuestra comunidad”, declaró la autoridad.

Anunció que en la reunión que sostendrán con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, podrán consolidar estas aclaraciones para continuar con las relaciones armoniosas que siempre existió entre Bolivia y Argentina. El encuentro se producirá es martes por la mañana (10:00 Hora boliviana) y en la tarde serán recibidos por el director de migración argentina.

Sostuvo que la estigmatización se dio más por los medios de comunicación y por ello la reunión con el vicecanciller “fue muy positiva porque no es el  hecho de estigmatizar absolutamente a nadie y tampoco el objetivo de la norma es implementar un proceso de regularización, sino por el contrario, cuidar el ingreso de delincuentes a territorio argentino o de no permitir la estadía de delincuentes, eso lo hace cualquier país”, indicó.

El presidente del Senado, José Alberto Gonzales también salió satisfecho frente al clima negativo que se ha generado tras el decreto y señaló que está claro que la norma no es para estigmatizar a los bolivianos con temas del tráfico de drogas.

Gonzales sostuvo que demostraron al vicecanciller que en la provincia de Buenos Aires, en el sistema carcelario, hay aproximadamente 39 mil presos. De esa cantidad, 190 son bolivianos, y de esos, 14 están vinculados a causas del narcotráfico

“El hecho de vincular al narcotráfico es una injusticia un atropello, que no es lo que busca la norma, sino es lo que se ha generado en medios de  comunicación. Hemos notado un aflojamiento, porque el ánimo de esta visita es bajar las tensiones. No nos interesa seguir inflando y generando discrepancias o diferencias, no vamos a hacerlo de esa manera”, manifestó. 

El cónsul boliviano, Ramiro Tapia, informó que a partir de ahora iniciará contactos con la colectividad boliviana para “devolverle la tranquilidad”, porque el derecho a la ciudadanía está garantizado, así como la reinserción familiar para que cualquier boliviano que tenga familia en Argentina venga a integrarse a su familia, también se respetará el derecho al trabajo digno, el derecho a la salud y educación.

“Estamos dando pasos sólidos para devolver tranquilidad a los bolivianos que en todo caso es una persona honesta, trabajadora, y no hacía falta epítetos innecesarios con anterioridad. El gobierno boliviano seguirá trabajando en favor de los compatriotas”, declaró.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Erbol

06 Febrero 2017

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Argentina, Mauricio Macri, se reunirán antes de junio para abordar la agenda bilateral, anunció este lunes el embajador argentino Normando Álvarez, en medio de desacuerdos migratorios entre ambas naciones.

El diplomático argentino, que se reunió con el canciller boliviano, Fernando Huanacuni, consideró luego de la cita que "hay que calmar las aguas (...), discutir seriamente" las diferencias por el endurecimiento de la política migratoria argentina.

Más de un millón de bolivianos vive actualmente en Argentina, según cálculos oficiales.

Para abordar la agenda bilateral, "en la primera quincena de marzo va a haber una reunión entre él (Huanacuni) y nuestra canciller, acá o en Buenos Aires", anunció Álvarez.

La cita servirá de preámbulo para que, "antes de mediados de año, se reúnan el presidente Macri con el presidente Evo donde (..) se firmen todos los convenios que están pendientes entre ambos países".

En el marco de esa relación, Álvarez reveló que Macri invitó a Morales, un apasionado del fútbol, a presenciar el 16 de abril en Buenos Aires el clásico entre River Plate y Boca Juniors.

El gobierno de Macri aprobó medidas que endurecen el control migratorio en su país y aceleran los procesos de expulsión en caso de delitos y de ingreso ilegal de extranjeros a su territorio.

Para el efecto, el gobierno boliviano desplazó estos días una misión a Buenos Aires "para ver a nuestros hermanos en Argentina y conocer cuál es el problema que tienen", según el presidente del Senado, José Alberto Gonzáles.

Curiosamente, Álvarez señaló que en una reunión este lunes de la misión boliviana con el vicecanciller argentino, Pedro Villagra, "se habló de todo menos de esta cuestión del decreto" migratorio. "Hablaron de distintos temas, pero no hablaron del tema migratorio", insistió.

El gobierno boliviano protestó ante declaraciones de la ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, sobre inmigrantes sudamericanos que delinquen en su país.

Con Huanacuni, "hablamos de empezar de nuevo", matizó Álvarez. "Hubo errores en cuanto a la manera que se lanzaron los decretos, las modificaciones a la ley, creo que Argentina y Bolivia deben pelear para que no exista ningún muro ni físico ni ideológico porque tenemos que respetar nuestra historia en común", agregó.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: AFP

 

30 Enero 2017

Luego de una semana de especulaciones, el presidente, Mauricio Macri, le puso la firma al decreto que endurece los controles migratorios en la Argentina: a través del Boletín Oficial, el Gobierno Nacional formalizó cambios en la Ley de Migraciones (25.871) mediante el decreto 70/2017. Se acortan así los tiempos para definir la expulsión de un extranjero con antecedentes penales.

Macri había puesto el tema en agenda y venía preparando los cambios. Con el ejemplo del narco peruano Marco Antonio Estrada González, que luego de ocho años aún no puede ser extraditado, el jefe de Estado pidió analizar cambios en la Ley 25.871, de Migraciones; y en la 346, de Ciudadanía.

El documento apunta al "crimen organizado internacional". "La necesidad de trabajar incesantemente en el perfeccionamiento del orden normativo migratorio adquiere especial importancia frente a fenómenos actuales como la globalización, la internacionalización del turismo y el crecimiento del crimen organizado internacional", explica el documento oficial. Y para justificar la medida, apunta a la "duración de los procesos administrativos y judiciales en materia migratoria, los que atentan contra el debido proceso legal y pueden acarrear al Estado Nacional responsabilidad internacional, de conformidad con lo resuelto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en reiterados fallos".

* No podrán entrar narcotraficantes al país. Se trata de quienes tengan condenas sobre casos relacionados a este tipo de delitos. El inciso C del artículo 29 de la ley actual impide entrar a quienes están en condiciones de "haber sido condenado o estar cumpliendo condena, en la Argentina o en el exterior, o tener antecedentes por tráfico de armas, de personas, de estupefacientes o por lavado de dinero o inversiones en actividades ilícitas o delito que merezca para la legislación argentina pena privativa de la libertad de tres años o más".

* Divide a los delitos entre comunes y, por otro lado, al tráfico de drogas, personas, armas, órganos y tejidos (categoría nueva) lavado, inversiones ilícitas.

* Tampoco podrán entrar al país quienes tengan antecedentes penales en el país de origen o antecedentes de haber participado de alguna organización de crimen organizado, como narcotráfico, trata, tráfico de órganos. Esto es independiente de que haya condena. Y "sólo con un informe que diga que la persona está en una red de terrorismo se podrá impedir el ingreso o tramitar la expulsión".

* Los inmigrantes que hayan pagado para ser traídos al país podrán obtener la residencia y evitar la expulsión si colaboran para dar con el traficante de personas que lo trajo a la Argentina.

* Tendrán impedido el ingreso a Argentina las personas que presenten documentación falsa u omitan informar sobre sus antecedentes penales.

* Hasta ahora la prohibición de reingreso al país luego de una expulsión era de cinco años. Con la nueva norma será de ocho años por delitos dolosos y 5 años por delitos culposos.

* El decreto alcanza a las residencias en trámite. Y puede dar de baja la residencia en determinados casos: fraude en la documentación y condenas (estén o no firmes) por los delitos arriba mencionados.

* Se cancela la residencia permanente "a quien hubiese permanecido fuera del territorio nacional por un período superior a dos años o la mitad del plazo acordado, si se trata de residencia temporaria, excepto que la ausencia obedezca al ejercicio de una función pública argentina o se haya generado en razón de actividades, estudios o investigaciones que pudiesen ser de interés".

* Quienes no tengan los medios económicos tendrán derecho a un abogado gratuito que los asista.

El boletín considera que la Argentina, actualmente, vive "una situación crítica que amerita la adopción de medidas urgentes".

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: El Clarín

 

25 Noviembre 2016

El Gobierno argentino, del presidente Mauricio Macri, anunció que enviará colaboración a Bolivia  “para paliar los problemas que surgieron por el déficit de agua para consumo”.

“Dicha ayuda consistirá en el envío de camiones cisternas que permitan el traslado de agua a las zonas más afectadas”, dice un comunicado de la Cancillería de ese país.

Actualmente, varias ciudades de Bolivia atraviesan una severa escasez de agua. En La Paz hay 94 barrios que sólo reciben este servicio tres horas cada tres días.

El Gobierno boliviano ya declaró emergencia nacional por esta carencia y artículo un gabinete especialmente dedicado a buscar soluciones ante la crisis.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

Últimas Noticias

Prev Next

En Palmasola-Impulsan descongestionamien…

En Palmasola-Impulsan descongestionamiento para los reos mayores de 65 años

Desde el próximo 28 de noviembre, el Ministerio Pùblico y el Poder Judicial iniciarán las...

Tránsito adoptó la medida-Hasta el 8 de …

Tránsito adoptó la medida-Hasta el 8 de diciembre el plazo para la Inspección

Debido a problemas técnicos en el sistema y a la gran demanda de la población...

Más de 65 mil familias beneficiadas-Sant…

Más de 65 mil familias beneficiadas-Santa Cruz lidera la cartera de vivienda social a nivel nacional

Los créditos de vivienda de interés social alcanzaron un monto de Bs 20.807 millones a...