Santa Cruz de la Sierra
13 Agosto 2015

Una niña paraguaya de sólo 11 años dio a luz a una beba este jueves, informó a la AFP la médica que monitoreó el parto.

El embarazo de la menor había sido motivo de polémica e indignación dentro y fuera del país, ya que después de denunciar que éste había sido productor de la violación de su padrastro, las autoridades le negaron la posibilidad de practicarse un aborto.

La pequeña, que quedó embarazada cuando tenía 10 años y cumplió 11 en mayo, tuvo una niña de 3,5 kilogramos llamada Milagros en un hospital de la capital de Paraguay, donde evoluciona "en forma normal", dijo la médica Dolores Castellanos.

La niña, que mide 1,39 m, pesaba 34 kg al comienzo de la gestación y atravesó 37 semanas de embarazo, quedará 72 horas en observación, precisó Castellanos, jefa del Área Niñez y Adolescencia del hospital de la Cruz Roja de Asunción, donde dio a luz mediante cesárea.

Mario Villalba, director del hospital, explicó a la prensa que el parto "fue como cualquier otra cesárea, sin complicaciones pero con la diferencia de la edad".

"La evolución es como en cualquier otra cirugía. Después veremos cómo se comporta ella como madre", agregó, al ser consultado sobre si podrá amamantar.

El padrastro de la niña, Gilberto Martínez Zárate (42), fue detenido y alojado en la cárcel capitalina de Tacumbú en mayo pasado, sometido a proceso por el delito de violación, que contempla penas de 12 a 15 años de prisión.

La madre de la menor también fue detenida e imputada por "omisión del deber de cuidado", aunque le otorgaron libertad ambulatoria para acompañar a su hija durante el embarazo.

El caso de esta niña generó conmoción más allá de Paraguay. Expertos de la ONU indicaron en mayo que el gobierno paraguayo no actuó con la debida diligencia para "asegurar el interés superior de la niña antes de descartar tratamientos para salvar la vida de la niña, incluso el aborto".

Por su parte, Unicef manifestó entonces su preocupación por la desprotección de las niñas paraguayas que sufren abusos sexuales.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

07 Agosto 2015

Nicole Barr, de 12 años, es una adolescente normal, excepto porque pertenece al 1 por ciento de personas más inteligentes en el mundo. En el test de coeficiente intelectual obtuvo 162 puntos, dos más que los científicos Albert Einstein y Stephen Hawking.

La joven genio proviene de una comunidad de nómadas y vive en Harlow, en el sureste de Inglaterra. El coeficiente intelectual de un adulto promedio es 100 puntos. Una persona que obtiene más de 140 es considerada genio. Por esta razón, cuando Nicole recibió la noticia de sus 162 puntos en el test estuvo muy sorprendida. Así lo mencionó en una entrevista para el periódico británico The Mirror.

Dolly Buckland, su madre, está muy orgullosa por el éxito conseguido por su hija. “Desde muy joven ha detectado los errores en libros y revistas. Es una chica feliz, amante de la diversión que siempre está pidiendo tarea extra”, dijo su madre al rotativo.

El sueño de Nicole es ser médica y especializarse en pediatría, al igual que muchas adolescentes. Por el momento, le gusta cantar, actuar y leer.

James, su padre, trabaja como limpiador de alcantarillas. Él resalta que el logro de su hija demuestra que no importa de dónde venga la persona, “cualquiera puede ser académicamente brillante”.

Mensa es una organización que agrupa a 110 000 ‘superdotados’ alrededor del mundo, es decir, aquella población que supera al 98% en este test. De este selecto grupo solo un 8% es menor de 16 años. Ahora Nicole forma parte de este.

Redacción: Leo.bo                                                    

Fuente: GDA

07 Agosto 2015

La nadadora de Bahréin Alzain Tareq batió hoy todos los récords de precocidad y con apenas diez años tuvo su estreno en los Mundiales de Kazán.

La diminuta niña bahreiní, de sólo 35 kilogramos y 1,36 metros de altura, saltó a la piscina en los 50 metros mariposa y finalizó última entre las 64 competidoras con un tiempo de 41,13 segundos.

Tareq fue 16 segundos más lenta que la sueca Sarah Sjostrom, dueña del récord mundial y líder de las eliminatorias, pero sueña con alcanzarla algún día.

"Es duro para mí batir ahora el récord mundial, pero puedo hacerlo cuando sea más grande", dijo la nadadora de Bahréin a la avalancha de periodistas que se lanzó sobre ella. "Estoy feliz, pero tampoco realmente conforme con mi resultado. Creo que lo puedo hacer mejor", agregó.

El estreno de Tareq era esperado con gran expectativa por el público en el Kazan Arena y la nadadora lejos estuvo de hacer un mal papel frente a sus rivales adultas. Mañana, tendrá una nueva oportunidad en los 50 metros libres.

El padre de la nadadora, Tareq Juma Salem Belal, aseguró que el objetivo es que su hija esté en la elite en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

"Ella sueña con ser una de las mejores del mundo y ya habla de los Juegos Olímpicos. Nos pusimos Tokio 2020 como objetivo y basamos nuestra estrategia en eso", indicó el padre, quien es nadador profesional.

Para entonces, Tareq tendrá 15 años, edad en la que por ejemplo la estrella estadounidense Katie Ledecky ya había ganado su primera medalla olímpica.

Hija de una profesora y un nadador profesional, su presencia generó un debate. "Hay que ver cuánta libertad o cuánta presión por parte de los padres y parientes hay. Creo que una niña de diez años está mejor en un lugar de recreo que aquí en un Mundial", señaló en Kazán el entrenador del equipo alemán, Henning Lambertz.

La Federación Internacional de Natación (FINA), a diferencia de otras federaciones deportivas, no pone un límite de edad. La Federación Europea (LEN) sin embargo sólo permite la participación de nadadores mayores de 14 años en sus campeonatos.

El domingo, el debate ya se abrió con la participación de la birmana Ahnt Khaung Htut, de 12 años, que nadó en solitario en las eliminatorias de los 100 metros pecho.

"No la estamos quemando", afirmó el padre de Tareq ante las críticas y aseguró que está "muy orgulloso" de lo logrado por su hija.

El equipo femenino de Bahréin cuenta con 12 nadadoras, todas ellas por debajo de los 12 años, pero sólo Tareq viajó a los Mundiales en Rusia al ser la más rápida.

"Es bastante lógico", había explicado Tareq a la web oficial del torneo antes de su debut. "Soy la nadadora más rápida del equipo Bahréin. Fui la más rápida entre mis rivales en la fase de clasificación. ¿Había nadadoras adultas? Sí, claro. Pero tuve que superar a mis compañeras antes de llegar aquí".

Redacción: Leo.bo

Fuente: DPA

04 Agosto 2015

La policía de Beijing ha logrado rescatar con vida a una niña recién nacida a la que, supuestamente, su madre tiró a un urinario público, después de que algunas personas escucharan el llanto del bebé y alertaran a las autoridades.

"La cabeza del bebé estaba hacia abajo y casi todo su cuerpo ya había caído en el desagüe", dijo Qian Feng, el agente que logró sacar del inodoro a la pequeña, según publica hoy el diario Beijing Times.

Los hechos se produjeron el domingo alrededor de las 3:30 p.m. hora local (2:30 a.m. en el Perú), después de que varios vecinos escucharan los llantos procedentes del urinario público y llamaran a la policía.

Las imágenes publicadas por la policía muestran cómo Qian, de cuclillas frente al retrete incrustado en el suelo, saca al bebé agarrándolo por las piernas con la mano derecha, para que después los residentes que aguardaban cerca acercasen toallas y mantas con las que proteger a la niña.

Inmediatamente después fue trasladada al hospital, donde se encuentra desde entonces y cuyos signos vitales son relativamente estables, apunta el diario local.

De acuerdo con los informes policiales, se estima que fue la madre del bebé la que abandonó a la niña en el aseo público, aunque la acusación no ha sido confirmada.

El abandono de bebés es una práctica ilegal aunque común en China, sobre todo en grandes urbes industriales del país, donde trabajan madres solteras inmigrantes en duras condiciones laborales.

Los casos se hicieron más frecuentes debido también a la severa política de hijo único impuesta por el Gobierno para regular la natalidad, que acarreaba altas multas en caso de tener un segundo descendiente, medida que las autoridades comunistas decidieron flexibilizar en 2013 para frenar el envejecimiento del país.

No obstante, sólo un millón de parejas solicitaron tener un segundo hijo en 2014, la mitad de lo que habían pronosticado las autoridades y una tendencia que aún no parece que vaya a invertirse.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

31 Julio 2015

La niña neozelandesa de 11 años Annie Beisly coronó el nevado boliviano Illimani, cuya cima está a 6.462 metros de altitud sobre el mar, y se convirtió en la primera menor en lograr esa hazaña, informó este viernes su padre a los medios.

La niña y su padre, el montañista Gregg Beisly, que viven en la ciudad boliviana de El Alto desde hace cinco años, practican el andinismo, pero es la primera vez que ascienden juntos hasta la cima de ese nevado de La Paz, un logro conseguido el pasado lunes 27.

Gregg Beisly dijo a canales de televisión que el entrenamiento para su hija fue muy exigente para evitar problemas de la altitud, pero ayudó mucho el contar con un buen equipo para hacer andinismo.

"Fue una linda experiencia, me gustan las montañas de aquí. Solo me dio un poco de dolor de cabeza y náuseas, pero llegar a la cima fue una felicidad", declaró la menor al canal RTP.

Annie Beisly también relató que su primera montaña la escaló en Nueva Zelanda a los tres años por el impulso de su padre, que en Bolivia es profesor del club de andinismo K-OZ.

En 2008, el niño boliviano de 13 años David Flores Patón, que en su momento fue considerado el andinista más joven de Bolivia, también cumplió con su sueño de coronar el Illimani.

El menor llegó a la cima el 2 de noviembre de ese año junto a su padre, Ever Flores.

El Illimani está ubicado a 50 kilómetros al sureste La Paz y es uno de los principales atractivos turísticos de Bolivia, pero también una peligrosa trampa donde perdieron la vida varios escaladores.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

29 Julio 2015

El fiscal de la Unidad de Víctimas Especiales de Santa Cruz (UVE), José Parra, imputó el miércoles por infanticidio al padrastro de una niña de un año y nueve meses, que murió ahogada y con signos de violencia en su cuerpo, el hecho ocurrió el martes en el barrio San Luis ubicado al sur de esta ciudad.

"Vamos a remitirlo al juez cautelar, porque existen versiones contradictorias del padrastro y de acuerdo al informe médico el cuerpo de la niña presenta ampollas en los pies, hematomas y signos de golpes en la cabeza que no hace presumir que fue objeto de maltrato", explicó el fiscal.

El padrastro, identificado como Saúl V.A., el estaba junto a la niña cuando esta se asfixió y de inmediato acompañado de la madre de la menor condujeron a la niña a un centro hospitalario, ahí el médico evidenció que la víctima llegó sin vida y que presentaba signos de violencia que hace presumir que fue previamente torturada.

El acusado se contradijo en sus declaraciones al fiscal y los medios de comunicación al manejar dos versiones, pues primero dijo que la niña se ahogó mientras se bañaba y, en otra, mientras tomaba un vaso de agua debido a que habría vomitado rato antes.

El fiscal también ordenó la aprehensión de la madre, Leidy P.D. para investigar el grado de complicidad de ella y en caso de hallar indicios también será remitida al juez cautelar.

Este el segundo caso de infanticidio que se denuncia en Santa Cruz en menos de 48 horas, el martes una madre fue enviada a Palmasola por matar a su propio hijo con una vara de hierro en represalia con su pareja, tras un ataque de celos.

En el año se han registrado seis casos de infanticidio, todos dentro del entorno familiar, según el reporte de la UVE.

Redacción: Leo.bo

Fuente: ABI

21 Julio 2015

A sus ocho años, la historia de la británica Jessica Walker (de West Yorks) ha cautivado a las redes sociales. No es para menos pues, tal y como afirman varios diarios internacionales como el «Daily Mirror», esta pequeña odia la comida basura pero se «pirra» por meterse entre pecho y espalda elementos como plastilina, arena o -entre otras cosas- papel de burbujas fabricado con plástico.

Walker, concretamente, padece una extraña enfermedad denominada PICA. Esta hace que sienta un deseo irrefrenable de tener determinadas texturas en su boca, algunas como la de la plastilina. Tal y como afirma Lindsay, la madre de la pequeña, su hija comenzó a tener este comportamiento desde que era un bebé, pues por entonces solía llorar si su progenitora no le daba galletas para perro para comer.

Desde ese momento, este comportamiento se ha ido acrecentando y, en la actualidad, Jessica come desde la arena del parque, hasta las velas de cera que se encuentran encima de la mesa de su casa. «Sin embargo, si le pongo un plato de nuggets de pollo frente a ella, se enfada y los aleja», explica su madre en declaraciones recogidas por el diario británico. La pequeña tampoco le hace ascos a las plantas del jardín o al barro.

«Cada vez que me doy la vuelta se está metiendo algo extraño en la boca», añade su madre. No obstante, y más allá de la anécdota, lo cierto es que este comportamiento está causando graves problemas de salud a la pequeña, que ya ha sido ingresada en el hospital en varias ocasiones para que se le realizase un lavado de estómago. «He llegado a recibir llamadas de la guardería diciéndome que Jessica se había comido las chinchetas de los cuadros», determina su progenitora.

En palabras de Lindsay, su obsesión llega hasta extremos insospechados. En una ocasión, de hecho, la pequeña se arrojó del carrito y se abrió la cabeza contra el suelo al intentar coger una bolsa de guisantes congelados que quería comerse. Con todo, y tal y como afirma su madre, la pequeña también come todo tipo de verduras, aunque siente una especial atracción por estos insanos «complementos alimenticios.

El PICA es una enfermedad que nace en los niños cuando tienen una deficiencia severa de vitaminas. No parece que sea el caso de Jessica, que se alimenta perfectamente. Con todo, su madre pide ayuda a los médicos, pues se ve obligada a perseguir a su hija constantemente para que no se intoxique. «He tratado de darle más independencia y tratarla como una niña normal, pero es imposible. Hay muy poco apoyo para esta enfermedad», explica.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Tvnws

20 Julio 2015

Una niña de cuatro años que lucha contra la leucemia linfoide aguda en un hospital Centro Médico de Albany, en New York, cumplió su sueño de tener una boda simbólica.

Abby siempre tuvo el deseo de casarse y así se lo contó a su enfermero preferido, quien al ser consultado sobre la opción de contraer matrimonio con la pequeña, no dudó en aceptar la propuesta de la pequeña.

“Este día fue una de aquellas jornadas que ella y su familia podrán mirar atrás y sonreír cuando los días se pongan más difíciles. ¡Yo lo sé! ¡Y lo creo!”, escribió en su cuenta de Facebook el enfermero Matt Hickling.

En el video que difundió la mamá de la pequeña se ve cómo Abby recorre una sala del hospital, adornada con pétalos de rosa, acompañada por otras enfermeras, y al llegar frente al "novio", corre rápidamente a sus brazos.

Con la ayuda del hospital, la boda fue organizada por la mamá de Abby quien se encargó de que su hija luciera un bonito vestido blanco y de buscarle un pequeño ramo de rosas.

En la celebración, tampoco faltaron los anillos, una rica torta y un el auto nupcial con un cartel que decía "recién casados".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

Últimas Noticias

Prev Next

Vinculados a Maduro EEUU sanciona a 3 ba…

Vinculados a Maduro EEUU sanciona a 3 bancos entre ellos a Prodem

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados...

La Felcc Detienen a cuatro sujetos, auto…

La Fuerza especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) realizó operativos conjuntos en la zona...

Críticas al TSE

En conferencia de prensa celebrada por el Pdte. del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis...