Santa Cruz de la Sierra
02 Noviembre 2016

El expresidente francés Nicolas Sarkozy, candidato a las primarias del centro-derecha para las elecciones presidenciales de la próxima primavera, se presentó hoy como la "barrera" contra el ultraderechista Frente Nacional (FN).

En declaraciones a la emisora France Info, Sarkozy afirmó ser la mejor elección en las primarias para evitar que los votantes de la derecha pasen a "engrosar las filas del Frente Nacional".

"Todos los países donde la derecha no ha asumido su corpus de ideas (...) eso se ha traducido en una catástrofe", añadió, mencionando el caso de Austria, donde el candidato de extrema derecha tiene buenas probabilidades de vencer el próximo 4 de diciembre.

La entrevista de Sarkozy sucede en la víspera del último debate a las primarias del centro-derecha, que entre el 20 y el 27 de noviembre decidirán el candidato para las elecciones presidenciales del 23 de abril en primera vuelta y el 7 de mayo de 2017 en segunda.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: EFE

 

22 Agosto 2016

El exmandatario, quien ya ocupó el cargo entre 2007 y 2012, va a centrar su campaña en la seguridad, la identidad y la inmigración.

El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy, líder del partido conservador Los Republicanos (LR), anunció este lunes su candidatura a las elecciones presidenciales de 2017 en su libro "Tout pour la France" (Todo por Francia).

Esa obra, en la que se confirma un secreto a voces, ha sido lanzada por la editorial Plon y saldrá a la venta este próximo miércoles.

El exjefe de Estado, que colgó un adelanto en su página oficial de Facebook, asegura que "Francia exige que se le dé todo" y confiesa que se siente con la fuerza de llevar a cabo ese nuevo "combate en un momento de nuestra historia tan atormentado".

"Este libro es el punto de partida", dijo en esa red social Sarkozy, que abandonará este próximo lunes la presidencia de su partido para adecuarse a los estatutos y poder centrarse en las primarias con la que su agrupación elegirá a su representante.

Francia celebrará sus próximas elecciones presidenciales el 23 de abril en primera vuelta y el 7 de mayo de 2017 en segunda.

"Los próximos cinco años serán los de todos los peligros pero también los de todas las esperanzas", añadió el expresidente francés, que disponía de plazo hasta este jueves para presentarse como candidato a las primarias con las que volver a aspirar al Elíseo.

Sarkozy, según destaca hoy el vespertino "Le Monde", va a centrar su campaña en la seguridad, la identidad, la inmigración y la laicidad, materias en las que, como exministro del Interior y expresidente, se ve con mayor credibilidad y experiencia que sus contrincantes.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: EFE

23 Marzo 2015

El xenófobo y populista Frente Nacional no consiguió la ola “Bleu Marine” que pronosticaba y salió segundo en las elecciones departamentales franceses, que daba por ganadas. En un acto republicano pero de cólera contra los socialistas, los electores aplicaron el “voto castigo”, pero le dieron el triunfo a la alianza de la conservadora UMP y la centrista UDI, que consolidó el regreso de Nicolás Sarkozy a la política después de su retiro. Otro fracaso de las encuestas.

Con este escenario de descontento y un partido de gobierno implosionado por las diferencias en torno a las reformas y las políticas a aplicar, el socialismo consiguió una performance mucho mejor de la que esperaba, en este último test antes de las elecciones presidenciales de 2017. Si hubiese permanecido unido, junto a sus aliados electorales de la izquierda de la campaña presidencial de 2012, podría haberle jugado una eléctrica elección a la UMP-UDI.

Aún no hay resultados oficiales pero las tendencias le dan el 31 por ciento a la alianza de la UMP-UDI, con el ex presidente Nicolás Sarkozy. El Frente Nacional obtendría un 24,50 por ciento y el socialismo el 19,70 por ciento. La segunda vuelta será el próximo 29 de marzo. Los socialistas han llamado al “desistimiento” a favor del candidato más votado en cada cantón para hacer frente a la ultraderecha del Frente Nacional. Pero Nicolás Sarkozy anunció que no hará acuerdo ni con el Frente Nacional ni con los socialistas.

Después de una reforma territorial donde el presidente François Hollande redujo los cantones, en las elecciones departamentales se eligen los consejeros generales y es el comicio más próximo a los electores en Francia. Muchos de los candidatos se presentan sin partido porque son conocidos de los que los votan en sus cantones. Los socialistas habrían perdido al menos 1.000 consejeros, según las tendencias.

Fue el primer ministro Manuel Valls el primero en comentar los resultados, después de una campaña donde estuvo en todos lados. Enfrentó, con un discurso republicano, a Marine Le Pen mientras castigaba y recordaba a los franceses el gobierno de Nicolás Sarkozy y sus excesos. El premier se felicitó de “que el Frente Nacional no sea la primera fuerza política de Francia”. Recordó que nada está jugado antes del balotaje del 29 de marzo y lo llamó un “score honorable”.

Remarcó que el bloque de izquierda fue casi equivalente en votos al de la derecha: un 39 por ciento de toda la izquierda junta contra un 38 de toda la derecha. Pero Valls estaba hablando de una ficción política: el socialismo perdió y llegó tercero porque implosionó, entre otras cosas, por las políticas que el trata de implementar. No lo votaron ni los que eligieron a Hollande en el 2012 como presidente ni sus socios de la izquierda de la izquierda.

“Todos los republicanos deben hacer frente a sus responsabilidad”, dijo Valls. Era un llamado a los acuerdos para frenar el avance de Marine Le Pen, que consiguió un 24 por ciento en cantones donde no tiene raíces, pero no logró el mismo porcentaje que en las elecciones europeas. Unas cifras que debilitarán su proyecto presidencial.

A la invitación de Valls se la respondió personalmente Sarkozy, que estaba extremadamente sereno. El nuevo jefe de la UMP confirmo que no cerrará “ningún acuerdo nacional o local con los dirigentes del Frente Nacional. Los cantones donde nuestros candidatos no están presentes, la UMP no llamará a votar ni por el Frente Nacional, con quien no tenemos nada en común, ni con el PS, con quien no compartimos sus opciones”, dijo.

No hacer acuerdos con el Frente Nacional no significa no aceptar sus electores. A ellos esta tratando de seducir Sarkozy. Para el, “la alternancia esta en marcha” y ha iniciado su campaña para regresar al palacio del Eliseo.  

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Clarin.com

19 Septiembre 2014

Tras meses de expectación y rumores sobre su futuro político, el expresidente francés, el conservador Nicolás Sarkozy, rompió hoy su silencio para anunciar que intentará volver a dirigir a su partido, ante la impopularidad del socialista François Hollande y el avance de la extrema derecha de Marine Le Pen.

Sarkozy, que al perder las elecciones presidenciales en 2012, en las que venció Hollande, aseguró que dejaba la política, justificó su regreso al debate público por la “desesperanza” que ha sentido entre sus compatriotas en estos dos años y medio.

“Quiero demasiado a Francia; estoy demasiado apasionado por el debate público y por el futuro de mis compatriotas como para verlos condenados a elegir entre el espectáculo desesperante del presente y la perspectiva de un aislamiento sin salida”, señaló Sarkozy a través de un extenso mensaje en su página de Facebook.

Sarkozy, de 59 años, hacía de este modo una doble alusión: por un lado, al ascenso del ultraderechista Frente Nacional (FN), el partido más votado de Francia en las elecciones al Parlamento Europeo del pasado mes de marzo.

Por otro, se refería también a la impopularidad récord de su sucesor en el Palacio del Elíseo, François Hollande, que solo alcanza el 13 por ciento de las simpatías de sus ciudadanos en la última encuesta disponible.

Ese sondeo, el peor de una espiral descendente de la aprobación del actual presidente francés, se realizó después de que nombrara un nuevo gobierno, que ha rebajado sus previsiones económicas y ha anunciado que necesitará dos años más para cumplir su compromiso de reducir el déficit público por debajo del 3 por ciento, objetivo que no se alcanzará hasta 2017, año de elecciones presidenciales.

“He visto crecer como una marea inexorable la angustia, el rechazo, el enfado con el poder y de su mayoría pero, más ampliamente, con todo lo que toca de cerca o lejos la política”, agregó el político conservador, que será candidato en el congreso que la Unión por un Movimiento Popular (UMP) celebrará el próximo 29 de noviembre.

El expresidente, imputado por “corrupción activa” y vinculado a otras ocho causas judiciales, entre ellas la presunta financiación irregular de su campaña de 2007 con dinero del derrocado dictador libio Muamar El Gadafi, tendrá que superar a otros dos pesos pesados de la derecha francesa que también optan a hacerse con las riendas del partido.

Se trata de los exprimeros ministros Alain Juppé, de 69 años, y François Fillon, de 60 años, que ya habían hecho oficial sus aspiraciones políticas al frente de la UMP, un partido dividido, arruinado y salpicado de escándalos de corrupción.

En ese sentido, Sarkozy señaló que en los próximos tres meses intentará crear “un gran agrupación que se dirija a todos los franceses” con un “nuevo proyecto” y un “modo de funcionamiento” que representen “una alternativa creíble”.

El anuncio del marido de la exmodelo y cantante Carla Bruni, que se daba por seguro a tenor del goteo de declaraciones de sus allegados en los últimos meses, se produce en el momento más bajo de Hollande, que ayer mismo se limitó a señalar que Sarkozy tiene todo el derecho a regresar a la política.

Tras hacer oficial su retorno, el Partido Socialista (PS) reaccionó por medio de su primer secretario, Jean-Christophe Cambadélis, quien aseguró que Sarkozy “no escapará a su balance, que será su cruz”.

“Nadie duda de que el expresidente ve en su candidatura a la cabeza de la UMP que va a refundar (…) la manera de escapar o de alejarse de sus causas” judiciales, agregó en una comparecencia ante la prensa el líder socialista.

En el mismo sentido, el presidente del Frente Nacional (FN), Florian Philippot, señaló en declaraciones a “BFM TV” que Sarkozy es “el hombre del pasado, el hombre de la mentira y de un balance catastrófico”, mientras que la eurodiputada ecologista y magistrada Eva Joly se preguntó en Twitter si el expresidente no regresa “para protegerse de sus asuntos judiciales”.

Desde el entorno más cercano a Sarkozy, la exministra y portavoz de su campaña a la reelección, Nathalie Kosciusko-Morizet, aseguró a a la prensa que el expresidente será capaz de lograr “una gran unión para Francia, más allá de las divisiones de los partidos políticos”.

Sarkozy se expresará sobre su futuro en una entrevista en la cadena pública de televisión “France 2″ el próximo domingo a las 20.00 horas.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Paris Hilton canceló su boda con Chris Z…

Paris Hilton canceló su boda con Chris Zylka

Este martes, se dio a conocer extraoficialmente que Paris Hilton canceló su boda con el...

TSE culpa a los partidos por los registr…

TSE culpa a los partidos por los registros 'truchos' y analiza medidas legales

Ante la avalancha de críticas por los registros irregulares de militantes, el Tribunal Supremo Electoral...

Padres subastan en Facebook a su hija po…

Padres subastan en Facebook a su hija por vacas, autos y $10,000 dólares

Una menor de Sudán del Sur  fue subastada en Facebook por su familia, que recibió...