Santa Cruz de la Sierra
02 Abril 2019

Más de 113 millones de personas en 53 países sufrieron hambre extrema en 2018, debido principalmente a conflictos armados, catástrofes naturales y crisis económicas, según un informe publicado hoy.

Los países más afectados por la hambruna fueron Yemen, República Democrática del Congo y Afganistán, señala la última edición del informe mundial sobre crisis alimentarias elaborado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Unión Europea (UE) y otras organizaciones internacionales.

Más de la mitad de las 113 millones de personas que sufren hambre en el mundo viven en 33 países africanos, incluyendo Etiopía, Sudán y Nigeria.

Los conflictos armados siguen siendo la principal causa de la inseguridad alimentaria en el mundo. Alrededor de 74 millones de personas, o los dos tercios de la población total que sufre hambre en el planeta, viven en 21 países o territorios afectados por conflictos.

Yemen, golpeada por una guerra civil desde 2015, sigue siendo el país más afectado por el hambre en el mundo. A finales de 2018, la situación alcanzó un punto crítico con más de la mitad (53%) de la población total con necesidad de una ayuda alimentaria urgente, señala este informe anual.

Pese a estas cifras alarmantes, el documento destaca una ligera mejora en el mundo con respecto a 2017 debido a que algunos países altamente expuestos a los choques climáticos sufrieron menos sequías, inundaciones y aumentos de temperatura en 2018.

Así, en 2017, 124 millones de personas en 51 países sufrían hambre severa, once millones más que en 2018.

Refugiados venezolanos

En América Latina y el Caribe, se contabilizaron en 2018 4,2 millones de personas que padecen inseguridad alimentaria y que necesitan ayuda urgente (Haití con 2,3 millones), América Central (El Salvador, Guatemala, Honduras y el "Corredor Seco" de Nicaragua con 1,6 millones), y América del Sur (0,4 millones, incluyendo los migrantes venezolanos en Colombia, Ecuador y Perú).

Venezuela, que atraviesa una grave crisis económica y política que ha desencadenado una severa escasez de alimentos y una hiperinflación que ha reducido drásticamente el poder adquisitivo, no figura en este informe debido a que no se dispone de cifras fiables, explicó a la AFP Dominique Burgeon, jefe de situaciones de emergencia de la FAO.

Pero podría ingresar en el ránking 2019 de países que se enfrentan a graves crisis alimentarias tras la obtención de datos recientes, aseguró Burgeon, quien expresó su "preocupación" por la situación en el país latinoamericano.

El informe sí contabiliza en cambio a alrededor de 1,5 millones de venezolanos que han buscado refugio en tres países vecinos, Colombia, Ecuador y Perú, y que tienen grandes dificultades para garantizar su alimentación.

Al menos 360.000 de ellos atraviesan una "crisis alimentaria aguda" (la fase 3 de este baremo internacional de cinco niveles) y 600.000 están en la fase 2 (dificultades).

Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el 30% de los migrantes venezolanos en Colombia (de un total de 1.1 millones) sufren malnutrición. En Ecuador son 38% (de un total de 221.000 que han buscado refugio en ese país) y en Perú 14% (sobre un poco más de 500.000).

La FAO expresa también su preocupación sobre la situación en Colombia, que es a la vez un país de tránsito y de destino para los venezolanos que cruzan la frontera, y que además de esto tiene todavía 487.000 personas vulnerables desplazadas por décadas de conflicto armado dentro del país.

Sequía en Centroamérica

También en América Latina se advierte sobre una crisis alimentaria importante en Haití, el país más pobre del continente y golpeado por dos huracanes devastadores en 2017. En total, 2,3 millones de haitianos (32% de la población) están al borde de la hambruna.

El documento prevé que la crisis alimentaria se intensifique en Haití en 2019 tras una cosecha inferior a la media el año pasado, debido principalmente a sequías.

Entre las otras zonas de la región que levantan preocupación está el Corredor Seco Centroamericano. Esta área, que se extiende desde el noroeste de Costa Rica por el litoral Pacífico hasta Guatemala, es una de las más susceptibles al cambio climático en el mundo.

La frecuencia e intensidad de las sequías e inundaciones ha ido en aumento en los últimos años. "Las perspectivas para 2019 son aún peores que las de 2018, cuando el fenómeno de El Niño provocó condiciones extremadamente secas y una ola de calor prolongada", señala el informe. Redacción: Leo.com

Fuente: AFP

 

 

 

 

13 Marzo 2019

El presidente Evo Morales partió el miércoles pasadas las 7:30 rumbo a Viena, Austria, donde participará del 62 período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Morales, según el reporte de Bolivia TV, partió del hangar presidencial de la ciudad de El Alto, luego de cumplir actividades en la sede de Gobierno.

De acuerdo con declaraciones del ministro de Gobierno, Carlos Romero, realizadas ayer, martes, la presencia de Morales en Viena es una oportunidad para mostrar al mundo la exitosa lucha antidroga boliviana y sus resultados positivos.

Posteriormente, el jefe de Estado se dirigirá a Atenas, Grecia, donde se reunirá con el primer ministro Alexis Tsipras con quien abordará temas de cooperación bilateral y también el mecanismo de complementariedad comercial con la Unión Europea (UE).

Redacción: Leo.com                                                                                                     

Fuente: ABI

 

 

01 Marzo 2019

El presidente Evo Morales destacó que el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) no haya logrado consensuar una resolución sobre Venezuela, tras el veto en a los proyectos presentados por  EEUU y Rusia que no lograron el apoyo necesario de los países.

 Morales consideró que el proyecto de Estados Unidos "pretendía violar su soberanía e insistía en entregar ayuda a la fuerza".

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, coincidió con la posición del presidente Morales.

Anoche Rusia y China vetaron un proyecto de resolución estadounidense en la ONU que urgía a celebrar elecciones "justas" en Venezuela, pero una contrapropuesta de Moscú también naufragó al no cosechar los votos necesarios.

Minutos después, la iniciativa de Rusia, que abogaba por la no intromisión en los asuntos internos de Venezuela, fue rechazada por siete de los miembros del Consejo y solo logró reunir el apoyo de China y Sudáfrica (que votaron contra el plan estadounidense) y Guinea Ecuatorial (que se abstuvo ante la propuesta de EEUU).

Redacción: Leo.com                                                                                                     

Fuente: Agencias

 

27 Febrero 2019

Una veintena de gobiernos boicotearon hoy el discurso del ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y abandonaron la sala apenas éste ingreso en ella.

La acción fue coordinada previamente por los países del llamado Grupo de Lima, que han reconocido al presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela hasta que se celebren nuevas elecciones.

La Unión Europea se sumó a la protesta rebajando el nivel de su representación diplomática durante la intervención de Arreaza.

Las misiones diplomáticas de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú ante la ONU en Ginebra emitieron poco después un comunicado conjunto en el que explican que sus respectivos gobiernos no reconocen la legitimidad del actual mandato de Nicolás Maduro como presidente ni de sus representantes.

Países de otras regiones imitaron el gesto de los americanos y se pudo observar la salida de la sala de más de veinte delegaciones, que regresaron a la sala en la que se reúne el Consejo de Derechos Humanos (CDH) una vez que Arreaza acabó intervención y abandonó el recinto.

Ante el boicot, el canciller venezolano no se inmutó y pronunció su discurso, durante el que dijo que en la frontera con Colombia se observan "operaciones con bandera falsa detrás de las cuales está Estados Unidos".

 Criticó a Colombia "por prestar su territorio" para esas operaciones disfrazadas de ayuda humanitaria y con las que se pretende "preparar el camino para una intervención en Venezuela".

Arreaza aseguró que el Gobierno de Maduro "está dispuesto a trabajar con la ONU para recibir asistencia humanitaria", pero recalcó que por la fuerza no se conseguirá nada.

En declaraciones posteriores a la prensa, el ministro sostuvo que la politización e instrumentalización de la ayuda humanitaria es la razón por la cual la ONU y la Cruz Roja Internacional se han mantenido al margen de la operación con la que se intenta llevar a Venezuela alimentos y medicamentos por la frontera con Colombia.

 Afirmó que el Gobierno de Maduro está trabajando con esas dos organizaciones y con la Unión Europea "para tener asistencia" que sea neutral y con bases legales.

"Lo más importante es que se permita al gobierno comprar, importar y pagar por lo que el pueblo necesita, pero esto es casi imposible a través del sistema bancario tradicional", comentó.

En su alocución ante el CDH, Arreaza volvió a invitar a la alta comisionada para los derechos humanos, Michelle Bachelet, a que visite Venezuela "y vea por si misma los efectos del bloqueo y de las sanciones" de Estados Unidos.

"Estamos próximos a recibir una misión de avanzada" de la oficina de Bachelet, adelantó.

 Preguntado por el boicot de los gobiernos latinoamericanos, el canciller dijo que no se había dado cuenta, pero que en todo caso no tenía la menor importancia "porque el mundo escucha a Venezuela".

Redacción: Leo.com                                                                                                     

Fuente: EFE

 

25 Febrero 2019

Estados Unidos pidió el lunes una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Venezuela, tras la represión violenta de manifestantes el fin de semana durante un intento de ingresar ayuda humanitaria extranjera al país.

La reunión del Consejo, prevista en principio para este martes, será abierta, indicaron diplomáticos.

Cuatro personas murieron el fin de semana en la frontera de Venezuela con Brasil en choques entre fuerzas del presidente Nicolás Maduro y civiles que buscaban la entrada de la ayuda, según la ONG Foro Penal. Cientos más fueron heridos en enfrentamientos violentos en las fronteras con Colombia y Brasil.

En el Consejo de Seguridad de la ONU aguardan discusión dos proyectos de resolución sobre Venezuela presentados a inicios de febrero, uno por Estados Unidos y otro por Rusia.

El proyecto estadunidense llama a facilitar una ayuda humanitaria internacional y a organizar elecciones presidenciales en Venezuela.

El de Rusia denuncia las amenazas de uso de la fuerza contra el gobierno de Maduro, pero no dispone de los nueve votos necesarios para ser adoptado.

El vicepresidente estadunidense, Mike Pence, viajó a Colombia el lunes para participar en el Grupo de Lima, reunido en Bogotá para evaluar la crisis venezolana.

“Esperamos una transición pacífica hacia la democracia. Pero el presidente (Donald) Trump lo ha dejado claro: Todas las opciones están sobre la mesa”, dijo Pence durante su intervención.

Del encuentro participa el opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 50 países como Gran Bretaña, Francia, Alemania, España, Brasil, Colombia y Argentina.

“Estamos con usted 100%”, dijo Pence a Guaidó.

En Washington, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció en paralelo sanciones contra cuatro gobernadores de estados venezolanos afines al gobierno de Maduro por obstaculizar la entrega de ayuda.

La situación en Venezuela ha dividido a los Estados miembros de la ONU, donde unos 60 países como Rusia, China, Irán, Corea del Norte, Siria, Cuba, Nicaragua y Bolivia apoyan a Maduro.

Venezuela atraviesa la peor crisis de su historia moderna, con una aguda hiperinflación y escasez de alimentos y medicamentos. Unos 2.7 millones de venezolanos han emigrado desde 2015, según la ONU.

Redacción: Leo.com                                                                                                     

Fuente: Agencias

 

01 Febrero 2019

El presidente Evo Morales manifestó saludos en aymara y quechua, durante su intervención en el lanzamiento del Año Internacional de las Lenguas Indígenas, realizado en la sede de la ONU en Nueva York.

Morales comenzó su alocución en aymara. Dijo “buenos días hermanos y hermanas”, y que les hace llegar un gran saludo desde su corazón a todos los pueblos indígenas.

Prosiguió en quechua y reiteró el saludo. Expresó también a los presentes que les desea “todo corazón” que tengan un “gran día”.

El resto del discurso fue leído en castellano por el primer mandatario. Pidió promover “políticas públicas dirigidas a preservar la vida de nuestros pueblos indígenas, sus lenguas, su identidad, sus valores y sus culturas mediante el diálogo entre todos”.

Aseveró que en el mundo existen 770 millones de indígenas, que viven en armonía con la naturaleza a pesar del asedio capitalista. Criticó que en la modernidad los originarios sean “condenados a la pobreza, la desigualdad y el racismo”.

“¿Pueden existir democracia cuando los indígenas carecen del derecho de pensar bajo una lógica comunitaria, de hablar su propio idioma sin temor a ser satanizados”, cuestionó.

Advirtió que en el mundo exciten actualmente alrededor de 6.700 lenguas, de las cuales el 40% se encuentra en peligro de desaparición, la mayoría de ellas son idiomas indígenas. “Al perderse las lenguas corremos el riesgo de perder nuestras culturas y conocimiento”, alertó.

Entre las propuestas de Morales están preservar la sabiduría y el conocimiento de nuestros ancestros, conservar los idiomas indígenas existentes del mundo como patrimonio de la humanidad, constitucionalizar los derechos los pueblos indígenas, reconocer la plurinacionalidad de los estados, entre otros.

El Año Internacional de las Lenguas fue aprobado en 2016 por la Asamblea General de la ONU, con el fin de “llamar la atención sobre la grave pérdida de lenguas indígenas y la necesidad apremiante de conservarlas, revitalizarlas y promoverlas”, según la resolución.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Erbol

24 Enero 2019

Estados Unidos pidió hoy una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir la crisis en Venezuela, luego de reconocer al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino.

La misión del gobierno de Donald Trump ante Naciones Unidas dijo que solicitó que el Consejo se reúna en sesión pública a las 09:00 (14:00 GMT) del sábado. Resta ahora a la presidencia del cuerpo, que en enero detenta República Dominicana, confirmar esta reunión, así como la fecha y la hora en que se realizará.

El jueves por la mañana, el embajador de Rusia ante la ONU, Vassily Nebenzia, cuestionó la posibilidad de una reunión del Consejo de Seguridad sobre Venezuela y dijo que el país no estaba en la agenda de la más alta instancia de Naciones Unidas.

A la cita se espera que asista el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijeron diplomáticos.

Estados Unidos no tiene embajador ante la ONU desde la partida, el 31 de diciembre, de Nikki Haley. Pompeo, u otro funcionario, como el número dos de la misión, Jonathan Cohen, podrían representar al país en la reunión del Consejo el sábado.

Este jueves, en una reunión extraordinaria de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington, Pompeo advirtió al mandatario venezolano Nicolás Maduro que no use la fuerza contra los manifestantes opositores y pidió un mayor apoyo internacional para el autoproclamado presidente interino.

Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de mayoría opositora, se comprometió el miércoles ante una multitud de seguidores en Caracas a seguir el mandato de la Constitución y encabezar un gobierno de transición que organice nuevas elecciones y saque del poder a Maduro, cuyo segundo periodo iniciado el 10 de enero considera "ilegítimo".

Estados Unidos lidera el respaldo a Guaidó junto numerosos países americanos, entre ellos Brasil, Colombia y Argentina.

Rusia y China apoyan a Maduro. La Unión Europea (UE) urgió en tanto a escuchar al pueblo venezolano.

El embajador de Sudáfrica ante la ONU, Jerry Matjila, dijo a periodistas que el Consejo de Seguridad escuchará "lo que Mike Pompeo tenga que decir", pero agregó que es poco probable que el cuerpo pueda acordar una posición unificada sobre la situación venezolana.

Sudáfrica, un miembro no permanente del consejo, considera a Maduro como el presidente legítimo de Venezuela.

En el Consejo de Seguridad, China defiende tradicionalmente la tesis de la no injerencia en los asuntos internos de otros países.

Los países europeos parte del consejo (Reino Unido, Francia, Polonia, Bélgica y Alemania) han tenido desde el comienzo de la crisis venezolana una actitud menos decidida que Washington o Moscú, y piden en particular "elecciones libres y creíbles".

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Noticiasfides

 

21 Enero 2019

El presidente Evo Morales participará el próximo 1 de febrero, como principal invitado, en el lanzamiento del Año Internacional de las Lenguas Indígenas que prepará la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, Estados Unidos, informó el lunes el canciller, Diego Pary.

"Hemos acompañado las diferentes declaraciones a nivel de Naciones Unidas y no podía ser diferente, el Presidente ha sido invitado para participar el primero de febrero del lanzamiento del Año Internacional de las Lenguas Indígenas y estará allá presente como el principal invitado", informó a los periodistas.

Pary no descartó que Morales, el primer presidente indígena de Bolivia, emita un pronunciamiento en ese evento internacional, tomando en cuenta que Bolivia fue uno de los países que impulsó esa declaración importante para la conservación de las lenguas indígenas.

La ONU, en una Asamblea General, proclamó el 2019 como el año internacional de las lenguas indígenas. La decisión está contenida en una resolución adoptada por consenso por ese órgano multilateral, en el que están representados los 193 Estados miembros de Naciones Unidas.

Los países encargaron a la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) que se encargue de la coordinación de las actividades del año, en colaboración con otras entidades.

El objetivo, según el texto, es "llamar la atención sobre la grave pérdida de lenguas indígenas y la necesidad apremiante de conservarlas, revitalizarlas, promoverlas y de adoptar nuevas medidas urgentes a nivel internacional".

Los pueblos indígenas hablan la gran mayoría de las cerca de 7.000 lenguas del mundo, sin embargo, muchas están en peligro de desaparecer.

En el mundo hay 370 millones de indígenas que viven en 90 países diferentes, representan 5.000 culturas diferentes y hablan gran parte de las 7.000 lenguas

En Bolivia, la Constitución Política del Estado reconoce 36 nacionalidades e igual número de lenguas.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: ABI

 

Últimas Noticias

Prev Next

Dos nuevas dimisiones en el Órgano Elect…

Dos nuevas dimisiones en el Órgano Electoral El director nacional del Sereci presentó renuncia

Luis Fernando Pereira, de la Dirección Nacional del Servicio de Registro Cívico (Sereci) y Carla...

El sueño del bandolero (66)

El sueño del bandolero (66)

Me zumban los oídos. Es un sonido tan fastidioso como los agudos silbados del viento...

Hasta cuándo con los accidentes

Hasta cuándo con los accidentes

No se han cumplido ni cuatro meses de 2019 y ya se ha tenido que...