Santa Cruz de la Sierra
13 Septiembre 2018

El papa se reunió este jueves con la cúpula de la Iglesia católica de Estados Unidos, que pide respuestas al Vaticano sobre una nueva ola de denuncias devastadoras de abusos sexuales por parte del clero.

Francisco recibió al presidente de la conferencia episcopal estadounidense, el cardenal Daniel DiNardo, a su vicepresidente, el arzobispo José Horacio Gómez y al secretario general, el obispo Brian Bransfield.

Estuvieron acompañados por el arzobispo de Boston, Sean O'Malley, presidente de la Comisión pontificia para la protección de menores, consejero cercano de Francisco.

O'Malley fue visto por una reportera de la AFP saliendo del Vaticano más de una hora después del comienzo de esta reunión tan esperada.

"Hemos compartido con el papa Francisco nuestra situación en Estados Unidos, (donde…) el cuerpo de Cristo fue lacerado por el mal de los abusos sexuales", indicó en un comunicado posterior el cardenal DiNardo.

Una encuesta divulgada el miércoles por la cadena de televisión estadounidense CNN revela una disminución de la popularidad del papa en Estados Unidos. Sólo la mitad de los estadounidenses (48%) lo avala, contra un 72% en 2013, primer año de su pontificado.

Inclusive, entre los católicos estadounidenses, su aprobación también se redujo, al 63% contra 83% un año y medio atrás, según la misma encuesta realizada sobre una muestra de 1.000 personas.

La publicación en agosto de un informe sobre agresiones sexuales relacionadas con clérigos católicos en Pensilvania, se sumó a la dimisión en julio del cardenal Theodore McCarrick, acusado de abusos sexuales en el pasado a un joven 16 años, lo que ha sacudido a toda la Iglesia estadounidense, revelando de paso profundas divisiones políticas entre los obispos.

Entonces, un ex embajador de la Santa Sede, monseñor Carlo Vigano, incluso llegó a pedir la renuncia del papa a fines de agosto, acusándolo de haber encubierto al obispo McCarrick durante cinco años, en tanto este ex arzobispo de Washington fue presentado por diplomáticos como un temible depredador homosexual de seminaristas y sacerdotes.

Monseñor Vigano también acusa a Francisco de haber ignorado las sanciones (aparentemente bastante confidenciales) contra McCarrick por parte de su antecesor, Benedicto XVI.

"El 11S de la Iglesia"

El abuso sexual a menores cometido por clérigos es "el 11 de Setiembre" de la Iglesia, señaló el martes monseñor Georg Gänswein, secretario privado del papa emérito Benedicto XVI, refiriéndose a tantas víctimas "heridas tan gravemente y fatalmente".

A finales de agosto, el cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston, había expresado su deseo de reunirse con el Papa para presentarle un "plan de acción" elaborado por los obispos estadounidenses para "facilitar la denuncia de abusos o mala conducta por parte de los" mismos.

Monseñor DiNardo había destacado con prudencia que las acusaciones de Vigano refuerzan la necesidad de un examen "rápido y completo" de las razones por las cuales "los graves errores morales de un hermano obispo (McCarrick) fueron toleradas durante tanto tiempo".

El martes, un sacerdote de su arquidiócesis de Galveston-Houston fue detenido tras ser acusado en agosto de abusos sexuales por un hombre de 36 años, cuando éste era estudiante de secundaria, entre 1998 y 2001.

En un comunicado, la arquidiócesis también hace referencia al caso de una joven que acusó al sacerdote de realizarle tocamientos en 2001. Sus padres finalmente no lo denunciaron y tras una investigación interna el sacerdote reanudó sus funciones en 2004.

Francisco también aceptó este jueves la renuncia de un obispo estadounidense, monseñor Michael Bransfield, acusado de "acoso sexual a adultos", según un comunicado de su diócesis. Es primo de monseñor Brian Bransfield, recibido esta jornada en el Vaticano.

En Estados Unidos, un grupo de 5.000 directores de empresas católicos bloquearon 820.000 dólares de contribuciones anuales a la Santa Sede, a la espera de aclaraciones.

Francisco ha rechazado hasta ahora comentar las acusaciones de monseñor Vigano, lanzadas hace casi tres semanas en medio de un viaje papal complicado a Irlanda, pero el Vaticano anunció el lunes que pronto haría "las aclaraciones necesarias".

El papa acaba de convocar a una reunión sin precedentes de los presidentes de conferencias episcopales del mundo, entre el 21 y 24 de febrero de 2019, para abordar el tema de "la protección de menores".

Como si fuera poco, el miércoles la prensa alemana reveló un informe sobre miles de abusos sexuales a menores, silenciados durante décadas.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: AFP

 

30 Agosto 2018

La multitud está más silenciosa que de costumbre.

En la audiencia semanal del Papa en la Plaza de San Pedro este miércoles, los turistas y peregrinos apenas llenaban la mitad de la explanada.

De hecho, era fácil llegar al frente para ver pasar a Francisco en su papamóvil.

En su discurso, el Papa reflexionó sobre su reciente viaje a Irlanda.

El obispo de Roma explicó que su reunión con ocho sobrevivientes de abusos sexuales por parte de los sacerdotes dejó “un profundo impacto“.

La audiencia fue, sin embargo, un sombrío recordatorio de que la noticia y el asombro que trajo el papado de Francisco están dando paso a dos batallas que, ahora, se están convirtiendo en una sola.

Las dos batallas

La primera de estas batallas enfrenta al Papa es contra quienes lo acusan de no hacer lo suficiente para enfrentar el abuso sexual de niños en la Iglesia.

Los principales oponentes de Francisco en este caso son una coalición ad hoc de sobrevivientes de abuso, católicos enojados y líderes seculares, que creen que la Iglesia tiene demasiado poder sin control.

La segunda batalla ve al Papa peleando contra críticos conservadores católicos que lo acusan de diluir su fe: en particular, objetan sus movimientos para permitir que los católicos divorciados y casados tomen la comunión.

Pero ahora estos últimos están adoptando la bandera de la primera batalla, el abuso infantil, como un nuevo frente en su larga ofensiva.

Las dos batallas se unieron finalmente la declaración de 11 páginas publicada por el arzobispo Carlo Maria Viganò el pasado 26 de agosto.

La carta de Viganò

En el texto, Viganò acusó al Papa de no haber actuado en 2013 contra las denuncias de que el cardenal estadounidense Theodore McCarrick había abusado de menores.

El documento, cuyo contenido niegan los seguidores de Francisco, también ataca temas más amplios sobre la forma en que se dirige la Iglesia.

“Las redes homosexuales presentes en la Iglesia deben ser erradicadas. Estas redes homosexuales actúan bajo la ocultación del secreto, mienten con el poder de los tentáculos de un pulpo, estrangulan a víctimas inocentes y vocaciones sacerdotales y están estrangulando a toda la Iglesia”, escribió Viganò.

Pero a algunos observadores del Vaticano, estas acusaciones les suenan familiares.

“En el centro de todo esto está la animadversión contra el Papa“, asegura Robert Mickens, editor en inglés del diario católico francés La Croix International.

“Viganò es una especie de personaje extraño en este caso porque en realidad son un grupo de personas. ¿Cuál es el motivo detrás de esto? Derribar al Papa Francisco de cualquier manera posible. Están tratando de hacerlo caer en una trampa y Francisco no está cayendo en eso”, argumenta.

Pero otro grupo de periodistas conservadores en Roma da voz a gran parte de la insatisfacción con el actual papado.

 “No creo que haya una campaña tan organizada, pero durante mucho tiempo ha habido un creciente y profundo sentido de preocupación e, incluso, enojo por este pontificado entre muchos católicos practicantes”, considera Edward Pentin, del diario conservador católico National Catholic Register.

“Están particularmente frustrados porque están tratando de mantener las enseñanzas y la moral de la Iglesia, pero no se sienten bien atendidos por el Papa y gran parte de la jerarquía”, señala.

Esas voces incluyen, según su criterio, un número de cardenales.

En 2016, cuatro de ellos le escribieron a Francisco pidiéndole que aclarara su enseñanza.

Fue visto como un acto altamente inusual de protesta o, incluso, desobediencia.

Pero la carta, cuestionando abiertamente el juicio del Papa, fue solo avance de la declaración de Viganò.

¿Tendrá éxito el Papa?

Francisco no respondió a la carta de los cardenales, como tampoco se ha pronunciado sobre las acusaciones de Viganò.

Al parecer, el Papa ha decidido claramente que no hay nada que ganar al participar en una batalla abierta contra sus críticos conservadores.

No es nada nuevo.

Los Papas pueden esperar enfrentarse a facciones disidentes dentro de la Iglesia.

En 1988, el Papa Juan Pablo II dio el dramático paso de excomulgar a una sociedad religiosa renegada liderada por el arzobispo francés Marcel Lefebvre, que había rechazado las reformas del Vaticano.

Benedicto XVI tomó también una línea estricta contra los sacerdotes que se desviaron de la enseñanza oficial.

Pero la lucha contra los oponentes doctrinales puede ser la más fácil de las dos batallas de Francisco.

La lucha pública más amplia del Papa para convencer a los otros críticos dentro y fuera de la Iglesia de que es capaz de enfrentar el legado institucional de abuso sexual clerical puede ser mucho más difícil.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: BBCMundo

 

02 Agosto 2018

 El papa Francisco ha aprobado una modificación del Catecismo en la que se declara  l“inaceptable” la pena de muerte y que plasma el compromiso de su Iglesia con la abolición de esta práctica en todo el mundo, anunció la Santa Sede.

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Ladaria Ferrer, ha sido el encargado de presentar este cambio en el artículo 2,267 del Catecismo, el libro doctrinal del Catolicismo.

En el nuevo texto se subraya que “la Iglesia enseña, a la luz del Evangelio, que la pena de muerte es inadmisible, porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona, y se compromete con determinación a su abolición en todo el mundo”.

El cambio llega después de que “durante mucho tiempo el recurso a la pena de muerte por parte de la autoridad legítima, después de un debido proceso, fue considerado una respuesta apropiada a la gravedad de algunos delitos y un medio admisible, aunque extremo, para la tutela del bien común”, se lee.

Sin embargo el “reescriptum” reconoce que “hoy está cada vez más viva la conciencia de que la dignidad de la persona no se pierde ni siquiera después de haber cometido crímenes muy graves” y “se ha extendido una nueva comprensión acerca del sentido de las sanciones penales por parte del Estado”.

Y por otro lado “se han implementado sistemas de detención más eficaces, que garantizan la necesaria defensa de los ciudadanos, pero que, al mismo tiempo, no le quitan al reo la posibilidad de redimirse definitivamente”.

De este modo Francisco, que siempre se ha mostrado contrario a esta práctica, que ha calificado de “humillante”, ha cambiado la postura de la Iglesia, recogida en un Catecismo promulgado en 1992, durante el pontificado del hoy santo Juan Pablo II.

En aquella versión se subrayaba que “la enseñanza tradicional de la Iglesia no excluye, supuesta la plena comprobación de la identidad y de la responsabilidad del culpable, el recurso a la pena de muerte si ésta fuera el único camino posible para defender eficazmente del agresor injusto las vidas humanas”.

En el texto, también en el Compendio de Benedicto XVI de 2005, se reconocía que “si los medios incruentos bastan para proteger y defender del agresor la seguridad de las personas, la autoridad se limitará” a los mismos.

Pero indicaba al mismo tiempo que “los casos en los que sea absolutamente necesario suprimir al reo suceden muy rara vez, si es que ya en realidad se dan algunos”.

Una pequeña puerta abierta a la tolerancia ante la pena de muerte cerrada ahora por la versión del pontífice argentino.

Para presentar la modificación el cambio doctrinal, Ladaria envió una carta a los obispos de todo el mundo en la que subraya que el nuevo desarrollo “descansa principalmente en la conciencia cada vez más clara en la Iglesia del respeto que se debe a toda vida humana”.

Por otro lado defendió que la nueva formulación “quiere ser un impulso para un compromiso firme, incluso a través de un diálogo respetuoso con las autoridades políticas, para que se favorezca una mentalidad que reconozca la dignidad de cada vida humana”.

Y se creen las condiciones que permitan eliminar en la actualidad la institución jurídica de la pena de muerte “ahí donde todavía está en vigor”.

Amnistía Internacional recoge en su informe de 2017 sobre la pena de muerte en el mundo que, al término del año, 106 países ya habían abolido esta práctica en la ley para todos los delitos y 142 habían acabado con ella en sus legislaciones o en la práctica.

Por otro lado se constataba que las ejecuciones habían disminuido hasta las 993 en un total de 23 países: un 4 % menos respecto a 2016 y una reducción del 39 % en comparación con 2015, un año que con sus 1.634 ejecuciones registró la cifra más cuantiosa desde 1989.

La mayoría de las ejecuciones tuvieron lugar, por este orden, en China, Irán, Arabia Saudí, Irak y Pakistán, y los métodos más frecuentes fueron la decapitación, el ahorcamiento. la inyección letal o la muerte por arma de fuego.

La organización también constató menos condenas a muerte, un total de 2.591 en 53 países, “un descenso considerable” frente a las 3.117 sentencias de 2016.

Una tendencia a la baja en un mundo en el que el pasado año, y pese a la abolición normativa y la reducción de las ejecuciones, aún había al menos 21.919 personas condenadas a la pena capital.

En el mundo se utilizaron durante 2017 los siguientes métodos de ejecución: decapitación, ahorcamiento, inyección letal y muerte por arma de fuego, y en Irán se llevaron a cabo ejecuciones públicas (al menos 31).

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: EFE

28 Junio 2018

El papa Francisco advirtió hoy a los 14 nuevos cardenales designados sobre la “búsqueda de los primeros lugares, celos, envidias, intrigas, ajustes y acuerdos”.

Según el pontífice, esa es “una lógica que no logra corroer desde adentro las relaciones”, sino que “cierra y nos envuelve en discusiones inútiles y de poca cuenta”.

“Quien quiere convertirse grande entre ustedes será su servidor (Mc 10,43)”, advirtió en el Consistorio, impidiendo “que las discusiones estériles y autoreferenciales hallen espacio en el seno de la comunidad” y evitando “las intrigas de palacio, también en las curias eclesiásticas”.

“Para qué sirve ganar el mundo entero si se está corroído por dentro? Para qué sirve ganar el mundo entero si se vive presos de intrigas asfixiantes que marchitan y hacen estéril el corazón y la misión?”, afirmó el Papa en la homilía.

Les subrayó que “la máxima condecoración” y la “mayor promoción” que pueden obtener es “servir a Cristo en el pueblo fiel de Dios, en el hambriento, en el olvidado, en el encarcelado,en el enfermo, en el tóxico-dependiente, en el abandonado…”

Les animó también a que, a pesar de su nuevo cargo, nunca miren “a los demás por encima del hombro” y valoró que solo es “lícito mirar a una persona desde arriba hacia abajo, cuando la ayudamos a levantarse”.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: radiofides

 

28 Junio 2018

El Papa Francisco consagró este jueves a Toribio Ticona Porco como el nuevo Cardenal de Bolivia, durante una ceremonia realizada en el Consistorio Ordinario del Vaticano.

Ticona se consagró a las 10. 46  hora boliviana y fue escogido por Francisco, quien a tiempo de investirlo le dio un abrazo en señal de compromiso. El nuevo Cardenal nació en Potosí en 1937) y fue prelado emérito de la diócesis de Corocoro.

En su mensaje dijo a los 14 nuevos cardenales que a partir de ahora son parte del colegio cardenalicio y sobre todo miembros activos de la Iglesia a la que deben consagrar el resto de su vida.

Francisco tomó juramento para que los cardenales ejerzan su mandato de manera obediente al papa Francisco, mantenimiento obediencia sin mencionar palabras que puedan deshonrar a la Santa Iglesia.

“Les pido que nunca miren a nadie desde arriba y si lo hacen sea solo para ayudarlos a levantarse”, les pidió el Santo Padre

A cada uno les entregó una libreta cardenalicia que acredita, impuso la Virreta Cardenalicia y el Anillo Cardenalicio, en calidad de signo de compromiso con la Iglesia Católica, apoyando la obra del Sucesor de Pedro.

La ceremonia tuvo una duración de una hora y concluyó con una oración a la Virgen María.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: radiofides

11 Junio 2018

El papa Francisco ha aceptado la renuncia presentada por el obispo de Osorno, Juan Barros; de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero, tras el escándalo en Chile por la falta de transparencia de la Iglesia en la gestión de casos de abusos sexuales a menores, informó hoy la Santa Sede.

 Las renuncias se producen después de la investigación que ordenó el Papa en Chile y que corrió a cargo del obispo maltés Charles Scicluna.

 El pasado mayo, el papa Francisco mandó llamar a 34 obispos chilenos al Vaticano, que presentaron su renuncia en bloque de sus cargos tras reconocer que habían cometido "graves errores y omisiones".

 Ahora, Francisco ha aceptado por el momento las renuncias de estos tres religiosos chilenos y ha nombrado administradores apostólicos "sede plena" en las tres diócesis.

 Durante su viaje a Chile en enero de este año, Francisco había defendido a Barros, considerado uno de los encubridores del cura Fernando Karadima, condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por violaciones y abusos sexuales a menores y las ramificaciones del caso.

 Pero a su regreso al Vaticano, Jorge Bergoglio ordenó desarrollar una investigación y tras conocer los resultados dijo que había sido mal informado, pidió perdón a todas las víctimas y recibió a alguna de ellas en el Vaticano.

 Francisco ha nombrado en estas tres diócesis a un administrador apostólico "sede plena": En Puerto Montt (sur) ha designado a Ricardo Basilio Morales Galindo; en Valparaíso (centro), a Pedro Mario Ossandón Buljevic; y en Osorno (sur), a Jorge Enrique Conchua Cayuqueo, los dos últimos son obispos auxiliares de Santiago de Chile.

 Según el Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos "Apostolorum Successores", "en circunstancias particulares, la Santa Sede puede, de manera extraordinaria, disponer que en una diócesis sea nombrado un administrador apostólico sede plena".

 "En tal caso, el obispo diocesano colabora, en cuanto le compete, al pleno, libre y sereno cumplimiento del mandato del administrador apostólico", se explica.

 Esta fórmula también ha sido recientemente utilizada por el papa en Australia, en la archidiócesis de Adelaida, donde ha nombrado a Gregory O'Kelly administrador apostólico "sede plena", después de que su arzobispo, Philip Wilson, fuera declarado culpable por encubrir los abusos cometidos por un cura en la década de 1970.

 En Chile, estas renuncias se producen después de los escándalos por abusos a menores por parte de religiosos y la falta de transparencia en la Iglesia católica en su gestión.

 A principios de mayo, el papa recibió en el Vaticano a Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, tres víctimas de Karadima que en los últimos tiempos han luchado para que se haga justicia.

 Francisco les pidió perdón en nombre propio y de la Iglesia y ellos a su vez le solicitaron que esas palabras se transformaran en "acciones ejemplares" para acabar con la pederastia.

 Este mes, Francisco volvió a abrir las puertas de su residencia, Casa Santa Marta, para reunirse con otro grupo de víctimas de abusos en su infancia.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente:  EFE

 

 

 

18 Mayo 2018

Es una dimisión masiva sin precedentes, los 34 obispos de Chile ofrecieron este viernes su renuncia al papa Francisco por el caso del obispo chileno Juan Barros, acusado de encubrir abusos sexuales.

“Hemos puesto nuestros puestos en manos del Santo Padre y dejaremos que él decida libremente por cada uno de nosotros”, informaron los obispos en una rueda de prensa desde el Vaticano.

Los obispos también pidieron perdón a Chile, a las víctimas de abusos y al Papa por el escándalo.

Francisco por el momento no ha aceptado la renuncia de los religiosos.

En declaraciones a Radio Cooperativa, Juan Carlos Cruz, una de las personas que asegura que fue víctima de abuso sexual por parte de un sacerdote de la Iglesia chilena aseguró que el anuncio de la renuncia constituye un hecho “absolutamente inédito”.

“Los obispos tratan con eufemismos de matizar lo que ha pasado, pero el caso es que todos son obispos renunciados, con sus cargos a disposición del Papa, que es algo que nunca había pasado en una conferencia episcopal”, afirmó.

Cruz, que ha sido uno de los principales denunciantes de Barros, se mostró satisfecho ante la actitud de Francisco ante los prelados chilenos a quienes atribuyó responsabilidad con las víctimas de abuso sexual.

 “Los que más han hecho daño y que más nos han hecho doler y sufrir y fregarnos la vida han sido los obispos”, consideró.

Reunión en el Vaticano

Esta semana los obispos se reunieron con el Pontífice en el Vaticano para tratar los errores y omisiones en la gestión de los casos de abusos en lo que se vio envuelto el caso del obispo Juan Barrros, acusado de encubrir al sacerdote Fernando Karadima.

Francisco entregó un documento de 10 páginas en el que acusaba a la jerarquía eclesiástica chilena de negligencia en esos casos, y al concluir las reuniones les dio una carta a cada uno de los obispos.

“A la luz de estos acontecimientos dolorosos respecto a los abusos -de menores, de poder y de conciencia-, hemos profundizado en la gravedad de los mismos, así como en las trágicas consecuencias que han tenido particularmente para las víctimas. A algunas de ellas yo mismo les he pedido perdón de corazón, al cual ustedes se han unido en una sola voluntad y con el firme propósito de reparar los daños causados”, escribió Francisco.

Hace años que el obispo Barros es cuestionado en Chile por sus vínculos con Karadima, a quien tanto la justicia ordinaria como la eclesiástica consideraron responsable de abuso sexual de menores, perpetrados durante las décadas de 1980 y 1990.

Este sacerdote fue suspendido de por vida de sus funciones y sus víctimas acusan a Barros de ser conocedor de sus crímenes y haberlos encubierto, algo que este último niega.

Perdón

En abril pasado el papa Francisco reconoció haber cometido “graves equivocaciones de valoración” en el caso del obispo Barros.

En una carta enviada a la Conferencia Episcopal de Chile, el Sumo Pontífice pidió perdón a todo el que pudiese haber ofendido y dijo sentir “dolor y vergüenza”.

Durante su visita a Chile en enero pasado, Francisco defendió la inocencia a Barros, aunque posteriormente pidió disculpas y ordenó una investigación.

Para esclarecer el caso, el Pontífice envió a Estados Unidos y Chile al arzobispo Charles Scicluna -uno de los investigadores más experimentados del Vaticano- para que entrevistara a algunas de las víctimas del padre Karadima que denunciaron el supuesto encubrimiento por parte del obispo Barros.

Una de las víctimas a las que entrevistó Scicluna fue Juan Carlos Cruz, quien denunció en febrero ante los medios que que en 2015 le envió una carta a Francisco en la que detallaba los abusos sexuales que sufrieron él y otros menores por parte de Fernando Karadima y el presunto encubrimiento del caso durante años por parte de la Iglesia chilena y por Juan Barros.

En ese momento se informó que la carta fue recibida en abril de 2015 por el asesor del Papa en la lucha contra los abusos, el cardenal Sean O’Malley, quien días después supuestamente aseguró a las víctimas y sus representantes que el Papa la había recibido, un detalle no confirmado por el Vaticano.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: BBCMundo

10 Mayo 2018

Mediante el mensaje  “La verdad os hará libres (Jn 8,32) Fake news y periodismo de Paz”, con motivo de la 52 Jornada de las Comunicaciones Sociales que se celebrará el 13 de mayo, el Papa Francisco recuerda que la figura del periodista debe ser siempre responsable, que evite la desinformación y que respete la esencia de su oficio: ser “custodio de las noticias”.

El Pontífice pide trabajar por un periodismo de Paz “hecho por personas y para personas”, y que ante la primicia se anteponga la vida.

“Este, en el mundo contemporáneo, no realiza sólo un trabajo, sino una verdadera y propia misión. Tiene la tarea, en el frenesí de las noticias y en el torbellino de las primicias, de recordar que en el centro de la noticia no está la velocidad en darla y el impacto sobre las cifras de audiencia, sino las personas”, se lee en la carta.

Agrega que “Informar es formar, es involucrarse en la vida de las personas” y destaca la “verificación de las fuentes y la custodia de la comunicación” como verdaderos y propios procesos de desarrollo del bien que “generan confianza y abren caminos de comunión y de paz”.

Francisco hace un llamado a promover “un periodismo de paz”, sin entenderlo como un periodismo «buenista» que niegue la existencia de problemas graves y asuma tonos empalagosos.

“Me refiero, por el contrario, a un periodismo sin fingimientos, hostil a las falsedades, a eslóganes efectistas y a declaraciones altisonantes; un periodismo hecho por personas para personas, y que se comprende como servicio a todos, especialmente a aquellos –y son la mayoría en el mundo– que no tienen voz”, apunta.

Enfatiza que el periodismo se esfuerce en buscar “las causas reales de los conflictos, para favorecer la comprensión de sus raíces y su superación a través de la puesta en marcha de procesos virtuosos; un periodismo empeñado en indicar soluciones alternativas a la escalada del clamor y de la violencia verbal”.

En Bolivia cada 10 de mayo se conmemora el Día del Periodista. En 1938, el expresidente y dictador Germán Busch estableció esta fecha en homenaje a los trabajadores de la prensa, donde reconoce esta actividad como una profesión y concede a este gremio el derecho a la jubilación.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: noticiasfides

 

Últimas Noticias

Prev Next

Caso Alexander-Con resguardo policial y …

Caso Alexander-Con resguardo policial y en reserva se llevó la audiencia

El Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz desarrolló en reserva la audiencia en que...

Aullido (II)

Llegamos al kínder alemán. Antes de bajar de la movilidad del taxista don Braulio Robles...

Tolerancia y respeto-

En el mundo en que vivimos es cada vez más frecuente encontrarnos con personas que...