Santa Cruz de la Sierra
27 Octubre 2015

¿Sabías que hace millones de años las hembras se juntaban a los machos más robustos y violentos? Los antropólogos aseguran que también actualmente a las mujeres nos atraen los hombres con orígenes parecidos a los de los simios.

Dicen que no buscamos hombres cariñosos, atentos y sensibles, sino que nos sentimos mejor junto a tipos duros y agresivos que nos brinden seguridad y protección. ¿Tú qué opinas?

Pocas oportunidades para los débiles

El prestigiado antropólogo estadounidense Richard Wrangham no confía mucho en las mujeres que describen a su príncipe azul o al amor de su vida como alguien sensible y dócil, ya que “este tipo de hombre se queda fuera porque no resulta protector; las mujeres quieren a alguien que pueda cuidarlas contra la violencia de otros hombres, que tenga capacidad de resistencia, que garantice la procreación y que viva muchos años”.

Los antropólogos aseguran que si el hombre no tiene algunas facultades de simio masculino, de poco le sirven el romanticismo, la caballerosidad y la galantería para seducir y conquistar a una mujer. Según Wrangham, una evidencia de esto la puedes ver en cualquier bar: “los más fuertes siempre se rodean de admiradoras, mientras que los que se autocompadecen y se muestran débiles acaban solos en la barra”.

Estrategias humanas y animales

Además de esta teoría, existen otras que explican que la forma de elegir pareja de los seres humanos es parecida a la de los animales. Varias universidades de Estados Unidos han hecho estudios que han determinado cómo reaccionan los animales hembras en un proceso de selección y los motivos por los cuales un macho es elegido en lugar de otro.

Entre muchas especies, un miembro de la pareja muestra una tendencia a reproducirse de un modo indiscriminado y no dedica mucho tiempo ni atención a sus crías; en cambio el otro miembro es más selectivo y cuidadoso al elegir a la pareja, y es quien se ocupará más de la crianza de los descendientes. ¿No te suena muy humano?

Los enigmas del cortejo

En los avisos de los periódicos para buscar pareja, se ha visto cómo las personas hacen alarde de sus capacidades reproductivas de forma similar a la de los animales. Los estudios han mostrado que al igual que los animales, los seres humanos en general buscamos en la pareja lo que queremos trasmitir a los hijos.

“Cuanto más joven es una mujer, mayor es su capacidad reproductiva, por lo tanto la mayoría de los hombres busca esa condición en una mujer. En cambio, la mujer busca un hombre mayor que ella, que ha tenido más tiempo para acumular recursos para la crianza de los hijos”, señala Robin Dunbar, antropólogo experto en primates.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Imujer.com

26 Octubre 2015

La cantante Nicki Minaj y su novio, el rapero Meek Mill, han hecho una oferta para comprar una casa de nueve habitaciones en Hollywood Hills, según informa el portal TMZ.

Nicki no ha contado con una residencia fija en Los Ángeles desde que finalizó el alquiler de la vivienda que compartió con su exnovio Safaree Samuels, con quien puso punto final a su noviazgo en agosto de 2014 tras 12 años juntos.

La decisión de la pareja de mudarse junta, Meek está dispuesto a abandonar su Filadelfia natal para vivir con Nicki en California, demuestra lo comprometidos que ambos están con su relación a pesar de que solo la hicieron pública el pasado mes de febrero. De hecho, los dos artistas ya habrían hablado sobre la posibilidad de pasar por el altar, aunque Meek todavía no le ha pedido matrimonio, según afirma el mismo medio.

En un principio, la familia de Nicki, y especialmente su madre, no veían con buenos ojos su relación con el rapero porque temían que no fuera el hombre adecuado para ella.

"Mi madre solo conocía a Meek por lo que veía de él en los medios. Ya le ha conocido, pero quiere asegurarse de que es un buen chico. Es muy protectora con su hija. Otra cosa que la gente no sabe es que solo he tenido tres novios en toda mi vida. Nunca he salido con chicos. No tengo mucha experiencia en ese departamento, así que mi madre y mi familia se sorprendieron. Este es un paso muy importante, porque solo he estado con una persona durante la última década. Incluso mi pastora, que es como una segunda madre para mí, estaba asustada. Todo el mundo lo estaba. Esas mujeres tenían miedo porque cuando quiero a alguien, me entrego completamente, bajo la guardia. Y creo que es normal que una madre quiera que no te apresures demasiado", explicaba la cantante en una entrevista a GQ.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Teleshow

23 Octubre 2015

Las palabras y gestos cariñosos unen a la pareja, pero el mayor “pegamento amoroso” es el contacto de la piel. Así lo confirman las últimas investigaciones científicas que aportan buenas razones para dar y recibir mimos.

Se suele creer que los varones prestan más atención al acto sexual en sus relaciones de pareja, pero esa creencia está equivocada, según han descubierto investigadores del Instituto Kensey de la Sexualidad, el Género y la Reproducción, de la Universidad de Indiana (IU, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos.

Los besos, los abrazos y las caricias son más importantes para “ellos” que para “ellas” en el marco de una relación de pareja duradera, según ha revelado el estudio de la Universidad de Indiana, publicado en la revista científica ‘Archives of Sexual Behaviour’.

Después de analizar a más de mil parejas heterosexuales de Brasil, Estados Unidos, Alemania, Japón y España, de entre 40 y 70 años de edad, y cuya relación duraba una media de 25 años, la investigación concluye que los abrazos y los besos hacen a los hombres más felices de lo que se supone.

Según este estudio, los varones que besan y abrazan a menudo a sus parejas son tres veces más felices que aquellos que intercambian mimos con menor frecuencia.

En las mujeres este tipo de arrumacos no influyen tanto en el grado de satisfacción que experimentan con su pareja, según asegura el mismo estudio.

No obstante, otras investigaciones recientes confirman el efecto positivo del contacto físico en el género femenino.

Según un estudio de investigadoras de la Universidad de Carolina del Norte y de Pittsburgh (EUA), cuando una mujer recibe estímulos como caricias, abrazos, mimos o masajes por parte de su pareja, se reducen su presión sanguínea y ritmo cardíaco.

Comunicación a través de la piel

Se ha comprobado que las casadas sometidas a un estrés extremo que toman la mano de su marido sienten un alivio inmediato al producirse un efecto apaciguador a nivel neuronal.

Los abrazos se relacionan con mayores niveles de oxitocina, una hormona vinculada a la excitación sexual y el amamantamiento, descenso de la presión de la sangre.

Hay muchos juegos y técnicas de ‘Tacto Con Tacto’ para aprender a estar con nuestra pareja y sentirla, para reconocernos a nosotros mismos y reconocer al otro, lo cual permite una comunicación más real, profunda y estable.

Una sesión de masaje sensual y relajante. Un masaje bien hecho no solo produce placer a quien lo recibe sino también a quien lo da, y la pareja no lo olvidará fácilmente.

El masaje comunica, el que lo da habla con sus manos y el que recibe responde con su cuerpo.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Imujer.com

20 Octubre 2015

 Si la incertidumbre de embarga se debe a que en el fondo no estás segura de su amor. Así de simple, en fondo te sientes utilizada y nunca ignores la voz de tu intuición.

Muchas veces conocemos a un chico que nos encanta y emprendemos un camino lleno momentos junto a él. Para nosotras puede parecer que estamos en una relación, pero para ellos no. Los hombres funcionan de una manera muy diferente a las mujeres y eso ya está más que comprobado.

Antes de irte en un viaje de amor, evalúa la situación y determina si ese chico que tanto te gusta te sigue llamando por las razones correctas o solamente lo que quiere es sexo.

1- Solo te envía mensajes en la madrugada

Si solamente te envía mensajes a la 1 de la mañana, claramente es un signo de que te quiere en su cama.

2-Cuando quieres ver una peli y el no

Bueno aquí aparentemente tú solamente quieres relajarte y pasar tiempo con él, pero el chico quiere eso y más nada.

3- No conoces a sus amigos

Una clave importante para saber si ese chico quiere una relación es que conozcas a sus amigos. No es que estés todo el tiempo con ellos, pero al menos saber con quien comparte y quienes son las personas importantes en su vida.

4-No quiere que te quedes en su casa

Luego de salir, pasarlo de maravilla y una gran noche de sexo, el chico no quiere que te quedes en su casa. Jum… aquí hay gato encerrado. ¿Porque razón no quiere? Bueno, será porque no quieres que seas parte de su vida.

5- Realmente nunca han estado en una cita

Todo ha sido casual y nunca han salido en una cita oficial. ¿Qué tal el cine, una cena y baile? No, nada de eso. Ese chico que estás viendo solamente quiere jugar y nada serio.

6- Toda conversación termina en sexo

Cuando todo de lo que hablan termina con una conversación sobre sexo. No importa si están caminando por la calle, enviando mensajes de texto o se acaban de ver, todo tarde o temprano termina en sexo.

Si estás bien para una relación estrictamente sexual, adelante. Sin embargo, ten mucho cuidado cuando ya tus sentimientos comienzan a ser parte de la historia. La que va a terminar lastimada serás tú.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Imujer.com

20 Octubre 2015

 "¿Por qué dice que sigues soltero?", le pregunta ella a él después de revisar su perfil de Facebook.

La desconfianza en la pareja se acentúa con el uso de redes sociales, un espacio donde hombres y mujeres se reencuentran con compañeros de la escuela, conocidos que hace mucho no veían y ex parejas.

Ahí se publican mensajes, imágenes y comentarios que reflejan el curso de una relación entre dos, señala Laura Oliveros, terapeuta familiar del Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la UdeG en México.

La situación de creer que hay algo sospechoso con el otro empeora cuando uno de los dos hace el papel de investigador y explora todos los rincones de lo que su pareja ha hecho público en Internet, e interpreta los mensajes con el prejuicio de que hay algo mal.

"En esa situación de saber todo de ti empiezo a investigar, revisar mensajes de teléfono. En un inicio puede parecer inofensivo, pero se va dando una situación más complicada en la que se siente invadida la persona", explica.

La terapeuta acota que esto es más frecuente en adolescentes y adultos jóvenes que tienen una "vida" en la red, pero que en las relaciones más formales suele deberse a problemas de infidelidad.

Como versa el dicho "el que busca, encuentra", Oliveros recomienda que no se inspeccione la red social del otro, ya que tener sospechas puede nublar el razonamiento y se podría crear la impresión de que hay algo más con otra persona, aunque no sea así.

Además, el celo de la pareja puede ir más allá, explica la psicóloga, pues hay quienes se molestan por el tiempo que dedica el otro a su actividad en Internet.

"Puede generar conflictos porque ya no somos tú y yo, sino somos tú, yo y todas las personas a quienes les estamos publicando", añade la especialista de la UdeG.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Imujer.com

16 Octubre 2015

“Nos pasa muy seguido que mi esposa y yo recibimos comentarios sobre nuestro matrimonio que nos hacen sonreír. ‘Se ven tan felices’, ‘se portan como recién casados’, ‘no entenderían nuestros problemas porque su matrimonio es excelente’, ‘ustedes nunca discuten’”, comenta Tim Parson, pastor cristiano.

“Nos sonreímos, no porque esto que nos dicen nos hace felices, sino porque muy pocas personas conocen nuestra verdadera historia. Y todas las parejas tienen una, incluso nosotros”.

Parson, cuyo blog homónimo fue incluido en el Top 30 de los Blogs que los líderes cristianos necesitan leer este 2015, está casado con Consuela desde hace 14 años y son padres de 4 niños. Ambos brindan consejería matrimonial a parejas en crisis.

“Al reflexionar de nuevo en ese momento de mi vida, hay algunas cosas que sé que si yo ya las hubiera entendido plenamente cuando me casé, la crisis en la que nos encontrábamos se hubiese podido haber evitado. Aquí están:

1. No existe un plan B. Mi mentalidad era que iba a dejar mis opciones abiertas. Si estar casado no funcionaba o si ella no me hacía feliz, yo quería estar seguro de que tenía una salida o, peor aún, otra opción. El tener un plan B y mantener abierta la puerta para escapar u otras posibilidades me privaban de comprometerme y dedicarme totalmente a mi esposa y a nuestro matrimonio.

2. El matrimonio no se trata de mi felicidad. La verdad es que el matrimonio es sobre el amor y el respeto mutuo y honrar a Dios por medio de nuestra fidelidad.

3. La comunicación es más eficaz que el silencio. Soy una persona introvertida. Automáticamente, cuando algo me molesta o me hace enojar me aíslo y me quedo callado. De lo que me he dado cuenta es que ella va a tratar mis inseguridades y emociones con delicadeza. Y si estoy molesto con ella, ella es la única persona que puede arreglarlo, entonces ¿por qué no hablar con ella?

4. Ayudarla a ella me beneficia a mí. Me di cuenta de un fenómeno interesante. Cuando yo hago algo por ella, realmente me beneficia a mí. No me malinterpreten, cuando la ayudo (a lavar los platos, por ejemplo) eso llena su “tanque de amor” hasta el punto en que quiere hacer lo mismo por mí.

5. Enfrentar los malos ratos. Cuando pensamos que nuestro matrimonio es disfuncional, comenzamos a pensar en el plan B, dejamos de comunicarnos, y dejamos de intentar. Pero, el conflicto en el matrimonio es normal. La forma en que elegimos enfrentar los malos ratos es lo que determina qué tan saludable o dañado está nuestro matrimonio.

Me he dado cuenta que el ver las diferencias como algo normal me ha ayudado a no enfrascarme en alguna ofensa, me ha ayudado a pedir perdón mucho más rápido, y a trabajar duro para resolver las diferencias tan pronto como sucedan.

Como puede adivinar, Consuela y yo tenemos un matrimonio espectacular ahora. Especialmente ahora que sé estas cosas sobre el matrimonio.

Redacción: Leo.bo

Fuente. Imujer.com

16 Octubre 2015

Ninguna medicina, shot de tequila o canción a todo volumen logrará que el reloj se detenga o avance frenéticamente para aliviar un corazón roto. Miles de personas que están pasando por una ruptura esperan que con el tiempo todo mejore mágicamente para ellas.

La buena noticia es que el tiempo sí lo cura todo; la mala es que la magia sólo ocurre cuando se crea una estrategia.

"Si alguna vez esperaste que tu corazón sanaría y encontrarías el coraje para abrirte al amor de nuevo, vas a tener que hacer algunas cosas, además de simplemente dejar que el tiempo pase", señalan los coaches en relaciones Susie y Otto Collins, autores del libro "How to Heal Your Broken Heart".

El reloj está del lado del dolido, pero tiene que ganárselo como aliado, comenta el psicólogo Miguel Villegas.

"El tiempo es un elemento a favor, pero ese tiempo debes utilizarlo para establecer otros vínculos más neutrales como amistades, actividades, metas, darte tus gustos, quererte y demostrarte que puedes vivir diferente", explica.

"Si te quedas con los miedos que tienes no habrá avance y para aliviar un corazón roto se requiere que la ruptura sirva para crecer y madurar".

¿Cómo lograr todo esto?

"Primero hay que hacer un análisis frío de la relación, darse cuenta que todas son diferentes y en el caso de nuestra relación rota, hay que tener claro que no por perder una batalla se ha perdido la guerra", señala Jesús Castillo López.

Cada persona necesitará un plan a nivel individual y lo más adecuado es integrarlo con la ayuda de un profesional de las relaciones humanas como psicólogo, psiquiatra o psicoanalista y así tener algo formal, expresa Castillo López.

"Es como cuando la gente busca bajar de peso, tener a un profesional al lado, nos hace terminar más efectivamente la meta, porque cuando se hace por sí mismo a veces no se tienen los mismos resultados".

Hay que dejar que el corazón hable. Si hoy una persona está herida, tiene que vivir la ruptura intensamente para así recuperarse.

"Los primeros momentos de una ruptura no tienes la conciencia todavía de la pérdida e intentarás reconstruir eso que estás perdiendo", dice Villegas

"De nada sirve que ignores lo que sientes, si tratas de negarlo vas a terminar utilizando más esfuerzo, tiempo y recursos propios para superar la separación. Debes darte cuenta que es un adiós y aceptarlo para luego darte cuenta que la solución está dentro de ti".

Sí, al principio será difícil. Lo primero que debe hacer un corazón roto es poner en palabras lo que siente, platicarlo con quien se sienta más confianza.

"Claro que duele que se vaya la persona en la que has depositado tanto afecto", afirma Villegas, "pero básicamente el alivio está en ti, no afuera, no con que la otra persona regrese o con que alguien te consuele".

Si el amor se fue, las que siguen donde mismo son las herramientas internas, que si no se tienen, se deben trabajar.

"Lo mejor que puedo hacer es darme gustos, consentirme y buscar nuevas y viejas amistades, ver qué metas tengo en la vida y qué proyecto quiero para mí", recomienda Villegas.

Si toda la gente celebra hoy lo contrario a lo que se está sintiendo, hay que aprovecharlo, sugiere Castillo López.

"Tienes que centrarte en la parte intelectual, no en la emocional de lo que te sucede". Esto quiere decir que si la persona que sufre se sigue conectando con los buenos momentos de su ex relación, con lo que acaba de dejar atrás, va a deprimirse y estará atorada en una trampa que le hará sentirse mal. "Es autocompadecerte y eso te lleva a sentirte víctima de algo de lo que crees que no eres responsable".

Si lo que quiere una persona dolida es lanzarse directo al antro más cercano y tomar hasta olvidar las penas, o incluso consumir drogas, es mejor que cambie de estrategia. La verdad, José Alfredo puede ser un gran autor, pero no es tan buen psicólogo.

"Es muy frecuente en la cultura mexicana querer hallar el olvido al 'estilo Jalisco', tanto hombres como mujeres, pero eso no es lo mejor porque no te mides y empiezas a tomar para desahogarte, terminas desinhibiéndote y buscando a tu ex", detalla, "lo único que logras es perjudicarte".

Hay que evitar llamar al ex para rogarle y decirle que "sin ti de pena muero", o peor, buscar desesperadamente a un viejo amor para pedirle matrimonio.

Ahora que si ya pasó la desilusión amorosa, no hay que creerse el cuento de "no me vuelvo a enamorar, totalmente para qué". Es falso, considera Villegas.

"La misma vida cotidiana nos permite encuentros que posibilitan la oportunidad de vincularnos amorosamente con otras personas".

Lo importante, es que te sientas tranquilo para poder definir tu panorama futuro, y que no saltes de inmediato a una nueva relación sin estar listo para iniciarla ni haber aprendido de la que recién terminó.

Sentirse triste y desesperado, llorar mucho, tener ansiedad, apatía o sentimientos de nostalgia de cierta forma son síntomas normales de un corazón roto, pero sólo por determinado tiempo.

"Dependiendo de la importancia de la relación, necesita pasar por lo menos por un duelo de unos cuatro o cinco meses para que pueda la persona sentirse mejor, pero cultivando amistades, saliendo y no comprometiéndose de inmediato con otra relación", señala la psiquiatra Rosalinda Sepúlveda.

"Cuando ya hay un deterioro en la vida familiar, académica, laboral o personal, cuando estos sentimientos te afectan tanto que dejas de trabajar o estudiar y te aíslas en casa con un sentimiento de culpa o con coraje, ya no es normal", indica la terapeuta.

Un duelo en el rango de lo normal se da cuando incluso con la tristeza y las lágrimas, la pérdida de sueño o el apetito, sigues trabajando y haciendo tu vida normal.

A pesar del dolor que es capaz de causar un rompimiento, la lección y el aprendizaje de sí mismo pueden ayudar a elegir mejor la próxima vez.

"Si haces una buena elección de tu pareja y una relación basada en los buenos sentimientos, honestidad y valores, no necesitarás pasar por todo este sufrimiento", indica Sepúlveda. "Si se cumplen las expectativas, aún y cuando se acabe por falta de afinidad, no habrá tanto dolor".

Para irse superando emocionalmente, se deberá encontrar y reconocer el tipo de pareja que se necesitas de acuerdo con cada personalidad. Así se podrían evitar problemas y lograr relaciones más saludables.

"Mientras más te conoces a ti mismo, vas a saber qué buscas en una relación y qué esperas de la otra persona, lo que te va a dar mucha información para no perder el tiempo".

Para comenzar a reparar un corazón roto:

-Acércate a tus amigos y seres queridos.

-Consiéntete. Descansa mucho, tómate un baño con aromaterapia, pásate un par de horas en el spa, come comida deliciosa o, incluso, cómprate algo que siempre has querido.

-Enlista 50 cosas que te gusten de ti para recordarte lo genial que eres.

-En lugar de idealizar a tu ex pareja, enumera sus defectos y cada cosa que no extrañas para que comiences a verla como realmente es.

-Esconde sus fotos, no las destruyas, sólo dáselas a alguien para que las guarde por ti hasta que sepas qué hacer con ellas.

-No intentes ser su amigo(a).

-Evita el alcohol para "olvidar".

-Trata de agendarte los fines de semana más actividades, como conciertos, visitas con amigos y fiestas.

-Haz ejercicio.

Redacción: Leo.bo

Fuente. Imujer.com

09 Octubre 2015

Enamorarse implica entregarse por completo y alimentar diariamente tu relación de pareja. A continuación te mostramos las señales que indican que ya no estás enamorada y que esa relación está a punto de llegar a su fin.

No quieres tener sexo

No tener sexo con frecuencia no siempre significará que no lo amas más, sin embargo si sientes rechazo a la idea de tener sexo con tu pareja podría significar que ya no estás enamorada de él. El deseo por la preja es un aspecto bastante importante.

Todo te molesta

Cualquier detalle por más mínimo que sea te molesta. Cualquier cosa que haga él comienza a incomodarte.

No te emociona estar con él

Si luego de mucho tiempo ya no te emociona verlo, no sientes mariposas en el estómago, ni lo ves guapo o atractivo, y no te provoca comértelo a besos, es porque seguramente ya no sientes lo mismo por él.

No lo respetas

El respeto es la base de toda relación. Sin respeto se pierde la confianza y también el cariño. Si ya no lo amas mejor será apartarte antes que lastimarlo a él. Los insultos y la infidelidad no están permitidos en una relación.

Prefieres estar con otras personas

Nunca nos olvidamos de nuestras amigas, pero cuando estamos enamoradas queremos pasar la mayor parte del tiempo con él. Un signo de que ya no sientes lo mismo es que poco a poco deseas estar con otras personas antes que con tu pareja.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Imujer.com

Últimas Noticias

Prev Next

Cochabamba Empresarios de mochilas deben…

Cochabamba Empresarios de mochilas deben ser detenidos

Los vocales de la Sala Penal Tercera revocaron las medidas sustitutivas para los dos empresarios...

Cochabamba Caen dos auteros con frondoso…

Cochabamba Caen dos auteros con frondoso prontuario delictivo

El responsable regional de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove), Javier Mendoza...

Argentina Cristina K era jefa de una aso…

Argentina Cristina K era jefa de una asociación ilícita

Un juez procesó con prisión preventiva a la ex presidenta argentina Cristina Kirchner, acusada de...