Santa Cruz de la Sierra
05 Agosto 2015

Legisladores de la oposición en Brasil planean llevar a la presidenta Dilma Rousseff a juicio político a raíz del escándalo de corrupción en la petrolera estatal que salpica de lleno al seno del Partido de los Trabajadores (PT).

Fuentes parlamentarias revelaron a la agencia estatal Estadao que Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados, y congresistas del opositor Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) llegaron a un acuerdo para impulsar el juicio político contra la jefe de Estado.

El bloque opositor además respalda la marcha que está programada para este mes, en la que se pedirá el impeachment contra la mandataria.

La fecha en la que se llevará a cabo la protesta será el 16 de agosto. El mismo día que se llevó a cabo en 1992 una masiva manifestación en contra del por entonces presidente brasileño Collor de Mello, quien cuatro meses después renunció al cargo.

"Estamos considerando que esa marcha va a aumentar la eventualidad de un pedido de impeachment", manifestó Bruno Araújo, diputado del PSDB.

"Este segundo semestre del año será muy agitado, nosotros pensamos que el movimiento del 16 de agosto va a ser importante", agregó.

Este lunes el Partido de los Trabajadores y en especial la administración de Dilma volvió a sufrir un duro golpe. En el marco del escándalo de corrupción en Petrobras, fue detenido José Dirceu, el ex jefe de Gabinete de Lula.

Tras lo sucedido, Dilma convocó a una reunión este martes con ministros y colaboradores.

Redacción: Leo.bo        

Fuente: AFP

24 Julio 2015

Miles de trabajadores de la compañía petrolera estatal Petrobras se declararon en huelga de 24 horas a nivel nacional para protestar contra los planes de la compañía de vender activos por un valor de 15.100 millones dólares para finales de año.

De acuerdo con voceros de la compañía, la venta tiene el objetivo de hacer frente a una una deuda total de alrededor de 120.000 millones de dólares. Petrobras prevé obtener 15.100 millones de dólares con la venta de distintos activos (empresas, campos petrolíferos, terrenos y plataformas).

Caroline Cavassa, funcionaria de prensa de la Federación Nacional de Trabajadores Petroleros, dijo que el 90% de los 86.000 empleados de la compañía en 12 estados se unieron a la huelga del viernes.

Además, Cavassa dijo que el cese de actividades afecta a refinerías y a múltiples operaciones en la costa y costa afuera, aunque no ofreció más detalles.

Por su parte, Petrobras dijo en un comunicado que la compañía operaba de forma normal a pesar de la huelga.

"Dimos todos los pasos necesarios para garantizar la producción del petróleo y gas y para suministrar todos los productos al mercado".

El sindicato también se opone a cambios en la legislación que le quitarían a Petrobras el derecho de ser el único operador en las enormes reservas del litoral ubicadas en la costa sudeste brasileña.

La mayoría de estos campos están a aproximadamente dos kilómetros bajo la superficie oceánica y bajo otros cuatro kilómetros de tierra y sal.

La semana pasada, Petrobras puso a la venta su plataforma P-34, actualmente fuera de uso, cuyo precio fue estimado por el mercado entre 150 y 200 millones de dólares. La salida a subasta de la histórica P-34, construida en Japón en los años 1950, está prevista para el 26 de octubre en Vitoria, la capital de Espirito Santo.

Petrobras actualmente está envuelta en un enorme escándalo de corrupción que los fiscales dicen que involucra por lo menos 800 millones de dólares en sobornos y otros fondos ilegales.

Parte de ese dinero supuestamente fue canalizado a las arcas del gobernante Partido de los Trabajadores y de sus aliados de campaña. Supuestamente también incluyó pagos de sobornos a ejecutivos de Petrobras a cambio de contratos inflados.

Con esto, el episodio ha golpeado la imagen de la presidente Dilma Rousseff y de su antecesor, Inácio Lula da Silva, quien se encuentra en el ojo de la investigación. La imagen de ambos mandatarios ha caído en forma abrupta en los últimos meses.

Petrobras es la compañía más grande de Brasil y está a cargo de explotar grandes campos petroleros en el litoral y crear una riqueza que los líderes esperan que impulse la economía del país al estatus de desarrollo.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

20 Julio 2015

Las sentencias dictadas hoy por el juez federal de Paraná Sergio Moro a tres ex directivos de la constructora Camargo Correa son las primeras contra empresarios envueltos en el caso de corrupción en Petrobras. Los condenados son el ex presidente de la empresa Dalton Avancini, el ex vicepresidente Eduardo Leite, ambos a quince años y diez meses de prisión, y el ex presidente del Consejo de Administración de la firma João Ricardo Auler, castigado con nueve años y seis meses. Según la investigación Lava Jato, la red en la que participaban se apropió de unos 2.000 millones de dólares a través de fraudes cometidos en la petrolera estatal.

El juez, además, fijó en 50 millones de reales el resarcimiento por daños, de acuerdo con O Globo. En todos los casos, los condenados fueron hallados culpables de los delitos de corrupción activa y pasiva, lavado de dinero y fraude en licitaciones, pero la sentencia aclara que se les concederán ciertos beneficios debido a acuerdos de delación y cooperación firmados en el marco del proceso. Algunos de esos beneficios podrían suponer anticipar los plazos para el cumplimiento de las penas en prisión domiciliaria o mayores reducciones de las condenas por buen comportamiento.

En la misma decisión, fueron condenados a prisión el ex director de Abastecimiento de Petrobras Paulo Roberto Costa, el cambista Alberto Yousseff y Jayme Alves de Oliveira, uno de sus empleados. En el caso de Costa, la pena fue de doce años de cárcel, y llegó a ocho años y cuatro meses para Yousseff, mientras que para Alves de Oliveira fue fijada en cuatro años.

Camargo Correa es una de las constructoras de Brasil más importantes, fue fundada en 1939, tiene actualmente unos 58.000 empleados y opera en una veintena de países, con fuerte presencia en América Latina. La constructora forma parte de las grandes empresas privadas implicadas en las corruptelas que desde hace un año y medio se investigan en Petrobras.

Por el caso también se investiga a medio centenar de políticos, entre quienes figuran los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renan Calheiros. Ambos pertenecen al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el vicepresidente del país, Michel Temer, aunque el pasado viernes Cunha anunció su decisión "personal" de abandonar las filas del oficialismo y pasar a engrosar la oposición. Por su supuesta participación en esas irregularidades, está preso Joao Vaccari, ex tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenece la presidente brasileña, Dilma Rousseff.

Otro flanco de la investigación intenta determinar si muchas de las donaciones que las empresas privadas vinculadas al caso hicieron a partidos políticos para la campaña electoral del año pasado fueron realizadas con dinero obtenido mediante los fraudes en Petrobras. Una de las campañas investigadas es la de la propia Rousseff, que el año pasado fue reelegida para un segundo mandato en unos comicios que ganó por apenas tres puntos porcentuales frente al candidato opositor Aécio Neves.

Según las autoridades judiciales, las compañías implicadas en el caso obtenían contratos con Petrobras, inflaban sus valores y las diferencias eran repartidas entre los políticos que amparaban las corruptelas y algunos ex directivos de la estatal. Poco antes de conocerse la sentencia del juez Moro, la Policía Federal imputó al presidente de la constructora Andrade Gutiérrez y a otras ocho personas por su supuesta participación en la red de corruptelas. Otávio Marques de Azevedo, presidente de esa empresa, fue acusado de corrupción activa, lavado de dinero y fraude en licitación.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

17 Julio 2015

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, negó haber pedido un soborno de 5 millones de dólares dentro de la trama de corrupción de Petrobras, como denunció uno de los involucrados en la causa.

Julio Camargo, ex consultor de la petrolera estatal, y bajo investigación por el multimillonario fraude de esta, dijo al juez que en el 2011 el parlamentario pidió 5 millones de dólares en una reunión que consiguió a través del ministro de Minas de la época, Edison Lobao, informó el diario brasileño "O Globo".

"Desmiento con vehemencia las mentiras del delator y lo desafío a probarlas", reaccionó Cunha en un comunicado.

Cunha, un evangélico conservador enemigo de la presidenta Dilma Rousseff, es uno de los 22 diputados investigados por el Ministerio Público Federal (MPF) por el escándalo en Petrobras que costó a la empresa más de 2.000 millones de dólares.

Camargo, que coopera con la justicia para obtener una reducción de su pena, precisó que la operación se realizó al margen de un contrato de alquiler de barcos sondas para Petrobras y que los sobornos fueron pagados en cuentas de testaferros en el exterior antes de ser repatriados para Brasil en operaciones de cambio fraudulentas, según la prensa local.

De acuerdo con la versión, Camargo le adeudaba 5 millones a Cunha y otro tanto a Fernando Soares, lobista del partido del presidente de la Cámara baja.

"Me dijo de forma amistosa que no tenía nada personal contra mí, pero que yo tenía una deuda con Fernando (Soares), en el que él era merecedor de cinco millones de dólares, que eso estaba incomodando porque estaba en la víspera de una campaña (...) y que tenía una serie de compromisos y que yo estaba postergando el pago hace bastante tiempo y no podía esperar más", dijo Camargo.

Cunha aseguró que en otros testimonios Camargo nunca lo había involucrado y acusó al fiscal general, Rodrigo Janot, de haberlo "obligado a mentir" con amenazas de "anular su delación si no cambiaba su versión" sobre el diputado.

La trama de corrupción involucra a ex ejecutivos de Petrobras, empresarios y políticos que se habrían coludido para amañar contratos con la estatal gracias al pago de sobornos que, a su vez, engrosaron fortunas personales y financiaron a partidos políticos, incluido el oficialista Partido de los Trabajadores (PT)  y el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, centro).

Cunha, de 57 años, es considerado el mayor enemigo del PT y el político más poderoso de Brasil.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

15 Julio 2015

Petrobras está analizando privatizar su filial TAG (Transportadora Associada de Gás). Por ese motivo, el estado brasileño presentó tres modelos de venta de la empresa, que controla la red de gasoductos de Brasil. En el más audaz, prevé la transferencia del 80% del capital y de operación para el nuevo controlador.

Según el diario Folha, la venta de TAG forma parte del paquete de desinversión anunciado en marzo. Sin embargo, esa filial no es la única que está en los planes de venta.

También el paquete de Gaspetro, compañía que gestiona 7.000 kilómetros de gasoductos en el país y tiene participaciones en 19 empresas de distribución, podría ser vendido. Para esta empresa, Petrobras estudia la venta del 49% de su capital.

El periódico O Globo informó que Petrobras está evaluando la venta de la participación minoritaria, pero cuantiosa, de dos de sus subsidiarias, para enfrentar la difícil situación causada por su gran deuda, valuada en más de 103.000 millones de dólares en el primer trimestre de este año.

La petrolera no confirmó ni desmintió la posibilidad de privatizar parcialmente su red de gasoductos y oleoductos, pero ya dijo a inicios de año que pretende desprenderse de activos por valor de 15.100 millones de dólares hasta 2016.

Petrobras es una de las empresas más endeudadas del mundo, y sus obligaciones están fijadas en dólares, lo que ha supuesto que la depreciación del real, la moneda brasileña, que cayó a 25% desde mediados de 2014, impacte aún más a la deuda de la corporación.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

14 Julio 2015

La defensa del senador y expresidente brasileño Fernando Collor de Mello, cuyas residencias y oficinas fueron objeto hoy de un registro policial vinculado a la corrupción en Petrobras, repudió en "forma vehemente" esa operación y afirmó que siembra un "clima de terror y persecución".

Las residencias del senador en Brasilia y en su estado natal de Alagoas, así como sus oficinas en el Parlamento y las de algunas empresas que pertenecen a su familia, fueron registradas hoy por la Policía Federal, que según informaciones preliminares incautó diversos documentos.

La operación policial también fue dirigida contra otros políticos sospechosos de participar en la red de corruptelas detectada en la petrolera estatal, que en su mayoría pertenecen a partidos de la coalición que respalda al Gobierno de Dilma Rousseff.

Según la nota divulgada por la defensa de Collor de Mello, las operaciones policiales son "invasivas, arbitrarias y flagrantemente innecesarias", pues la investigación sobre Petrobras comenzó hace más de un año y el exmandatario "ni siquiera fue citado a declarar", pese a que se ofreció para hacerlo.

"Medidas de esa naturaleza apenas avergüenzan al destinatario, alimentan un clima de terror y persecución y, con eso, intimidan a futuros testigos", agrega.

Collor de Mello, del oficialista Partido Laborista Brasileño (PTB), gobernó Brasil entre 1990 y 1992, cuando renunció al cargo en medio de un sonado escándalo de corrupción.

Las operaciones realizadas hoy también apuntan contra el senador Ciro Nogueira y el diputado Eduardo da Fonte, así como al exministro de Ciudades Mario Negromonte, todos del también oficialista Partido Progresista (PP).

Asimismo, fueron revisadas las oficinas del senador y exministro de Integración Fernando Bezerra Coelho, del Partido Socialista Brasileño (PSB), que está en la oposición desde fines de 2013.

En todos los casos, se trata de dirigentes incluidos en una lista de medio de centenar de políticos investigados por las corruptelas en Petrobras, mediante las cuales, según se reflejó en los balances de la compañía, fueron desviados al menos 2.000 millones de dólares.

Por el asunto están detenidos una veintena de empresarios y algunos dirigentes políticos, como el extesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) Joao Vaccari.

Según la policía, las empresas privadas implicadas en el caso obtenían contratos amañados con Petrobras, inflaban los precios y repartían las diferencias entre algunos directores de la petrolera y los políticos que amparaban esas irregularidades.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

29 Junio 2015

La compañía asumió pérdidas por más de 2.000 millones de dólares en 2014 debido a contratos amañados que enriquecieron a jerarcas de la empresa, a decenas de políticos y a varios partidos.

Petrobras, la petrolera brasileña controlada por el Estado, informó hoy que recortó en 37% su plan de inversiones 2015-2019 a 130.300 millones de dólares, como parte de sus esfuerzos por recuperarse tras un gigantesco escándalo de corrupción.

"Las inversiones fueron reducidas en 37% comparadas con el plan anterior", dijo en un comunicado la compañía, que asumió pérdidas por más de 2.000 millones de dólares en 2014 debido a contratos amañados que enriquecieron a jerarcas de la empresa, a decenas de políticos y a varios partidos.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 
10 Junio 2015

La constructora Camargo Correa donó tres millones de reales (967.117 dólares) al Instituto Lula y 1,5 millones de reales (483.558 dólares) a una empresa particular del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, según publicó la prensa, según fuentes de la Policía Federal.

Según el diario Folha de Sao Paulo, los registros fueron obtenidos por la Policía durante las investigaciones contables a la constructora, una de las empresas vinculadas al gigantesco caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Los registros corresponden a la contabilidad de 2011 a 2013 y fueron realizados con las justificativas de "contribuciones y donaciones" y "bonos electorales" en varios pagos al instituto orientado por el ex mandatario y a la empresa LILS Palestras Eventos e Publicidade, abierta por Lula para organizar conferencias.

La contabilidad entre 2008 y 2013 de Camargo Correa es investigada por las autoridades, que apuntan a la constructora como una de las compañías responsables en la sobrevaloración de contratos con Petrobras a través del pago de sobornos del que se habrían beneficiado políticos y partidos.

Sin embargo, la Policía indicó que el Instituto Lula y la firma LILS, del ex mandatario, no son investigados.

La consultora del ex ministro de la Presidencia José Dirceu, uno de los condenados en el llamado 'juicio del siglo' por corruptelas en empresas estatales durante el primer Gobierno de Lula, recibió 900.000 reales (unos 290.135 dólares) de Camargo Correa, según el informe de la Policía.

El mismo informe indica que la constructora donó entre 2008 y 2013 cerca de 184 millones de reales (unos 59,3 millones de dólares) a varios partidos políticos.

El diario O Estado de Sao Paulo, por su parte, recuerda que es la primera vez que los "negocios" del ex presidente son citados en las investigaciones del caso Petrobras.

Dos ejecutivos de la constructora, Dalton dos Santos Avancini y Eduardo Hermelino Leite, admitieron en un acuerdo de colaboración a cambio de una reducción de pena que la empresa realizó donaciones al gobernante Partido de los Trabajadores (PT) a pedido del ex tesorero João Vaccari Neto, preso por corrupción.

El Instituto Lula, a través de su oficina de prensa, indicó que los valores citados fueron donados legalmente y que la entidad "no prestó ningún servicio electoral, ni emite 'bonos electorales', lo que es una prerrogativa de los partidos políticos y, por lo tanto, debe ser algún equívoco" en la contabilidad de la empresa.

"Los valores citados fueron donados al Instituto Lula para la manutención y desarrollo de actividades institucionales, conforme el objeto social de su estatuto, que establece, entre otros fines, el estudio de políticas públicas dedicadas a la erradicación de la pobreza y el hambre del mundo", citó.

Sobre los tres pagos a la firma LILS, el instituto explicó que se refieren a "conferencias realizadas por el ex presidente, todas ellas en eventos públicos y con sus respectivos contratos".

"Esas donaciones y pagos fueron debidamente contabilizados, declarados, y declarados los impuestos previstos", subrayó el instituto, que enfatizó que los pagos "no tienen ninguna relación con contratos de Petrobras".

Camargo Correa, en tanto, indicó que las donaciones se refieren a "apoyo institucional y patrocinio de conferencias del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva en el exterior".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...

Pepitas de oro

Pepitas de oro

Recibo una llamada del urubicheño Dámaso Vaca quien me pregunta: “¿Estás aprovechando la cuarentena para...