Santa Cruz de la Sierra
16 Marzo 2015

Las órdenes judiciales son para hacer seis arrestos preventivos o temporarios y conducir otros 12 mandatos de búsqueda de involucrados para su aprehensión, en una causa que mezcla corrupción pública y privada y que se estima giró 4.000 millones de dólares en la última década, según un comunicado de la policía.

"Los mandatos están siendo cumplidos en las ciudades de San Pablo y Río de Janeiro", dijo la policía, antes de puntualizar que entre los capturados está el ex director del área de servicios de Petrobras, Renato Duque, pieza clave de la organización, según los testimonios públicos de los implicados.

Los procedimientos cuentan con 40 efectivos y forman parte de las investigaciones "de crímenes de asociación criminal, uso de documentos falsos, corrupción pasiva y activa, además de fraude en proceso licitatorio y lavado de dinero", según el texto difundido.

Hasta el momento, los procedimientos llevados adelante por la procuradoría general de la nación, que investiga la actuación de políticos en la red de estafas a la petrolera brasileña, alcanza a 13 senadores, 22 diputados y 2 gobernadores, todos con cargo vigente. Esos casos serán juzgados por la corte suprema.

Las personas apresadas serán conducidas a la ciudad de Curitiba (sur), donde se tramitan decenas de causas privadas -que no involucran funcionarios públicos- de la llamada operación Lava Jato (lavadero de autos) y permanecerán bajo custodia policial.

La causa extendió un manto de sospechas sobre muchas de las principales constructoras y partidos políticos de Brasil. La trama revelada por la policía dejó al descubierto cómo las compañías sobornaban a directivos de Petrobras para poder manipular licitaciones y cobrar sobreprecios en las obras, lo que generó un flujo de dinero negro que enriquecía a los que formaban parte de la confabulación y financiaban a agrupaciones políticas.

La mayoría de las acusaciones salidas de las delaciones premiadas apuntan a las fuerzas que integran la alianza gobernante, formada por el Partido de los Trabajadores fundado por Luiz Inácio Lula da Silva, el PMDB, una fuerza de centro con estructura nacional, y un bloque grande de legisladores y el Partido Progresista, entre otros.

La magnitud de las revelaciones surgidas de un esquema de delaciones premiadas de acusados confesos a cambio de una reducción de sus condenas, destapó una caja de pandora que ha tenido un gran costo político para el gobierno.

El domingo, casi dos millones de personas salieron a las calles a protestar contra la mandataria Dilma Rousseff con el hartazgo de la corrupción en el país como bandera común.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

13 Marzo 2015

El levantamiento del secreto bancario afectó a cambistas, lobistas y ejecutivos del segundo escalón jerárquico de las empresas investigadas por participar en el esquema de corrupción en torno a la estatal Petrobras.

"Los valores constantes en cuentas servirán para la reparación de los daños causados por el crimen y para la recuperación de los activos desviados de Petrobras", afirmó el juez federal Sergio Moro.

El magistrado que comanda la investigación de desvíos en Petrobras (bautizada como Lava Jato) aceptó el pedido del Ministerio Público Federal para levantar el secreto bancario de al menos 17 sospechosos de integrar un esquema de corrupción en Petrobras. La pesquisa busca determinar cómo operaba una red de directivos de la estatal junto a constructoras que sobrefacturaban sus servicios. Los beneficios del esquema financiaban las campañas de políticos oficialistas, según testimonios de los acusados.

De total del dinero que los 17 sospechosos obtuvieron producto de operaciones ilegales, la Justicia podría incautar hasta 340 millones de reales.

La decisión alcanza a los lobistas Adarico Negromonte y Jayme Alves de Oliveira Filho; los cambistas Mario Lucio de Oliveira y Antonio Carlos Pieruccini y los ejecutivos João Alberto Lazzari y Fernando Augusto Stremel Andrade (de la constructora OAS); Rogério Cunha de Oliveira, Ângelo Alves Mendes, Alberto Elísio Vilaça Gomes y José Humberto Cruvinel Resende (de la constructora Mendes Júnior); Jean Alberto Luscher Castro y Dario de Queiroz Galvão Filho (de Galvão Engenharia); João de Teive Argollo (de UTC); Newton Prado Junior y Carlos Eduardo Strauch Albero (de Engevix) y Marcio Andrade Bonilho de la constructora Sanko.

Esta semana, el Ministerio Público informó de la repatriación desde Suiza de 182 millones de reales (más de 56 millones de dólares), enviados hacia aquel país por el ex gerente de Petrobras Pedro Barusco, quien participaba en el esquema de desvíos en la estatal.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

13 Marzo 2015

El ex presidente de Petrobras, Sergio Gabrielli, afirmó que, dado el "gigantesco" volumen de negocios de la empresa, era "imposible" detectar mediante mecanismos internos las corruptelas en la petrolera estatal brasileña.

"Esto es un caso de Policía, y sólo la Policía podía descubrirlo", declaró Gabrielli ante una comisión parlamentaria que investiga una vasta red de corrupción que desde fines de la década de 1990 habría desviado miles de millones de dólares de la mayor empresa de Brasil.

Gabrielli explicó que para una empresa con unos 90.000 empleados y un volumen multimillonario de negocios es "imposible" detectar la actividad ilícita de unos "pocos directores".

Según el ex presidente de la compañía, "no hay ninguna corrupción sistemática en Petrobras", sino operaciones ilícitas practicadas por "algunos" de los directivos que han sido descubiertas y están en manos de la Justicia.

Las afirmaciones de Gabrielli, dirigente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), caldearon los ánimos de los diputados de opositores, que se afincaron en declaraciones de un ex gerente de la empresa que, en esa misma comisión, declaró que la corrupción en Petrobras se acentuó cuando esa formación llegó al poder.

Pedro Barusco, ex gerente de Servicios de Petrobras, detenido por el caso y quien se comprometió a devolver a los cofres públicos 100 millones de dólares producto de esas maniobras, aseguró que la corrupción "se institucionalizó" desde 2003, cuando el PT asumió el poder con Luiz Inácio Lula da Silva, antecesor de la presidente Dilma Rousseff.

El diputado Onyx Lorenzoni, del opositor partido Demócratas (DEM), respondió exaltado, y tildó a Gabrielli de "cínico" y "cómplice" del "robo" en la empresa que presidió entre 2003 y 2012.

"Usted es cómplice de un asalto de proporciones gigantescas" y "responsable" de "la banda infiltrada por el PT en Petrobras", dijo Lorenzoni.

Gabrielli, por su parte, se limitó a precisar que no figura entre las personas investigadas por la Justicia, entre las que están 49 políticos, en su gran mayoría de la base de apoyo a Rousseff, así como ex directores de la compañía y decenas de empresarios.

Según la Policía, las empresas obtenían contratos amañados con Petrobras, inflaban los precios de las obras y luego parte de esa diferencia era repartida entre los directores de la petrolera y los políticos que encubrían las corruptelas.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: EFE

12 Marzo 2015

La Justicia de Brasil aprobó, el jueves, investigar al actual gobernador de Río de Janeiro, a su predecesor y al del estado de Acre (norte), todos de la coalición gobernante, por la corrupción empresarial y política en Petrobras.

La Fiscalía de la nación informó que habían detectado "indicios de los crímenes de corrupción pasiva y lavado de activos" en las delaciones premiadas que hicieron acusados que confesaron su participación a cambio de una reducción en sus condenas.

La luz verde la dio un tribunal superior con poderes para juzgar gobernadores y se suma al proceso por el escándalo de sobornos y desvío de fondos que giró unos 4.000 millones de dólares durante la última década, según la policía, que ya puso bajo la lupa de la Justicia a 12 senadores y 22 diputados de cinco partidos.

Tanto el gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, como Sergio Cabral, que lo antecedió, pertenecen al partido PMDB (centro), un pilar de la base aliada del gobierno que conduce el Partido de los Trabajadores (izquierda), al que está suscripto Tiao Viana, del estado de Acre.

Según la Fiscalía, el ex director de Abastecimiento de Petrobras Paulo Roberto Costa afirmó que Pezao y Cabral, junto con otro funcionario del estado de Río de Janeiro, recurrieron a él para solicitarle el desvío de 30 millones de reales (unos 9,5 millones de dólares al cambio actual) aportados por empresas contratistas de Petrobras supuestamente para financiar la campaña electoral de 2010.

"En los autos que involucran al gobernador de Acre (la fiscalía) solicitó, más allá de su declaración, informaciones sobre las donaciones de campaña", dijo el organismo en el comunicado.

El estallido del escándalo de sobornos, fraudes, desvío de fondos y lavado de dinero dentro de la petrolera estatal salpicó a buena parte de la élite empresarial y política de Brasil, en momentos en que el país atraviesa una crisis de credibilidad en sus instituciones y un panorama económico muy negativo..

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

11 Marzo 2015

La petrolera brasileña Petrobras nombrará a un menor número de políticos en su directorio y, en su lugar, designará a más profesionales que sean respetados por los inversores, dijo el más nuevo director de la compañía controlada por el Estado.

Luiz Navarro, de 49 años y designado a fines de febrero, asegura que no tiene lazo alguno con partidos políticos y que se siente libre para combatir la corrupción y los procesos de contratación poco claros que golpearon a la petrolera, cuyas acciones cayeron un 60 por ciento en seis meses, hundiendo a Petrobras en la peor crisis de su historia.

"El directorio tendrá personas del sector privado con una reputación en el mercado", dijo Navarro en una entrevista telefónica con la agencia de noticias Reuters. "No va a ser tan dominado por gente del Gobierno como lo es hoy", agregó.

Para el funcionario, un consultor de una firma de abogados en Brasilia, este cambio es necesario para mejorar la imagen de Petrobras y evitar que el escándalo de corrupción frene las inversiones petroleras.

Navarro sostuvo que las políticas anticorrupción implementadas por la petrolera en años recientes han sido insuficientes. "No sólo debe quedarse en establecer un sistema de quejas, se las tiene que investigar eficazmente", indicó en referencia a potenciales denuncias de empleados.

Dos de los tres miembros del directorio, que no son del gobierno de Dilma Rousseff, han dicho que Petrobras da muy poca información y poco tiempo para estudiar lo que se les da a conocer. Esto hace que sea imposible evaluar casi 45.000 millones de dólares al año en inversiones, según explicaron.

Mientras los inversores poseen la mayor parte de las acciones de Petrobras en circulación, el Gobierno posee la mayoría de los títulos con derecho a voto. Navarro aseguró que no ha recibido sugerencias del Gobierno sobre cómo debe votar.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Reuters

10 Marzo 2015

Pedro Barusco, ex jefe del departamento de Servicios de la petrolera y detenido por su implicación en el caso de corrupción, afirmó que "había una reserva de comisión para el PT" en cada uno de los contratos que se firmaban.

Un ex gerente de Petrobras involucró este martes al gobernante Partido de los Trabajadores (PT) en las corruptelas que se investigan en la estatal brasileña y dijo que esa formación pudo haber recibido hasta u$s200 millones desviados.

Pedro Barusco, ex gerente del departamento de Servicios de la empresa y detenido por su implicación en el caso, compareció ante el Congreso, que a última hora decidió que la sesión fuera pública, y afirmó que el tesorero del PT, João Vaccari Neto, negociaba la comisión que el partido recibía por contratos amañados en Petrobras.

"Había una reserva de comisión para el PT" en cada uno de los contratos que Petrobras firmaba con otras empresas, que formaban una especie de cártel que se repartía las obras, afirmó Barusco, quien dijo que, según sus cálculos, el partido gobernante recibió entre "150 y 200 millones de dólares" de la red de corrupción.

Barusco, quien ingresó a Petrobras en 1995, explicó que comenzó a recibir comisiones por sus maniobras para otorgar contratos en 1997, cuando el país era gobernado por Fernando Henrique Cardoso, del ahora opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Sin embargo, dijo que en esa época se trataba de "iniciativas personales" que tomó con otros directores de la empresa y sostuvo que la corrupción fue "más amplia y en forma más institucionalizada" desde "2003 o 2004", cuando ya estaba en el poder el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, del PT.

Barusco explicó que sus cálculos sobre la suma que puede haber recibido el tesorero del PT se apoyan en las comisiones que él mismo obtuvo, que fueron cercanas a los u$s100 millones que se ha comprometido a devolver a las arcas públicas.

Vaccari, quien en febrero pasado fue detenido temporalmente por la Policía en el marco del proceso, figura entre los 49 políticos que el Tribunal Supremo decidió someter a investigación por su presunta participación en las corruptelas.

En esa lista están los actuales presidentes de las dos Cámaras legislativas, otros 32 parlamentarios y 12 ex diputados, entre ellos cuatro ex ministros de la presidente Dilma Rousseff.

Los políticos investigados son del PT, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) -del vicepresidente Michel Temer-, y de los partidos Progresista (PP) y Laborista Brasileño (PTB), que son parte de la coalición gobernante. Del frente opositor, sólo figura entre los 49 investigados el senador Antonio Anastasia, del PSDB.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

06 Marzo 2015

La Corte Suprema de Brasil autorizó el viernes a investigar a decenas de legisladores por el multimillonario escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, entre ellos a los presidentes del Senado y de la Cámara baja, ambos de la coalición de gobierno.

"La instauración de investigaciones fue considerada viable porque hay indicios de ilegalidad", informó el máximo tribunal en un comunicado.

La Corte Suprema de Brasil accedió al pedido del fiscal general, quien solicitó abrir investigaciones a decenas de políticos, incluidos los líderes del Congreso, en conexión con el escándalo de Petrobras.

El presidente del Senado Renan Calheiros y Eduardo Cunha, líder de la Cámara de Diputados, son miembros de la coalición de gobierno de la presidenta Dilma Rousseff que aparecen en la lista.

Entre los prominentes políticos que serán investigados también aparecen la senadora del Partido de los Trabajadores Gleisi Hoffmann y el ex ministro de Energía Edison Lobão.

Bajo la ley brasileña, los funcionarios elegidos solamente pueden ser juzgados por la Corte Suprema.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: EFE

05 Marzo 2015

La maniobra en el Congreso fue una de las señales más evidentes hasta ahora de cómo los daños colaterales del escándalo en Petrobras amenazan la agenda económica de Rousseff, y de que podrían, además, empeorar la recesión que se prevé para este año en Brasil.

El último revés para Rousseff se originó en dos sucesos casi simultáneos durante la noche del martes. En uno de ellos, el principal fiscal de Brasil le pidió al Supremo Tribunal Federal que abriera investigaciones sobre 54 personas -la mayoría de los cuales serían políticos-, que presuntamente se beneficiaron de las prácticas de corrupción en Petrobras.

Según la ley brasileña, sólo el máximo tribunal puede juzgar casos contra los líderes políticos. Y si bien los nombres de la lista no se publicaron, muchos medios locales afirmaron que Renan Calheiros, presidente del Senado, sería uno de los investigados.

Horas antes, Calheiros, miembro formal de la coalición gobernante, rechazó el decreto de austeridad de Rousseff. El titular de la Cámara de Senadores adujo razones de procedimiento para tomar su decisión sobre el proyecto oficial, que habría aumentado impuestos sobre las nóminas de las empresas para reducir el creciente déficit presupuestario de Brasil.

La decisión del Congreso "muestra la creciente dificultad para (aplicar) iniciativas que podrían ayudar con los recortes presupuestarios", dijo Alessandra Ribeiro, economista de la consultora Tendencias, con sede en San Pablo.

El periódico Folha de San Pablo dijo, citando a aliados de Calheiros no identificados, que su rechazo al decreto tributario de Rousseff fue una táctica de presión para manifestar al Gobierno su molestia por su inclusión en la lista de Petrobras.

Un vocero de Calheiros aseguró desconocer si el político está en la lista, y no quiso hacer más comentarios. Políticos y analistas financieros discutían este jueves sobre el efecto práctico inmediato de la maniobra de Calheiros.

La oficina de Rousseff dijo que su objetivo de ahorro fiscal no se verá afectado, y que enviará un nuevo proyecto al Congreso para subir los impuestos sobre las nóminas para las empresas.

Sin embargo, ante la incertidumbre de cuándo el Congreso aprobará la medida, a algunos asesores y analistas les preocupa que el alza del impuesto tome más tiempo del usual.

El real brasileño bajó más de un 2% el miércoles y se negoció brevemente a 3 unidades por dólar por primera vez desde el 2004, porque a algunos inversores les preocupaba que los problemas fiscales lleven a Brasil a perder la calificación de grado de inversión. Mientras que el índice Bovespa de la bolsa de Brasil cayó un 1,5 por ciento.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Reuters

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...