Santa Cruz de la Sierra
09 Octubre 2014

Los dos testigos que confesaron su participación en una red de corrupción que desvió recursos de la petrolera brasileña Petrobras para financiar campañas políticas vincularon en el escándalo al tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), informaron hoy fuentes judiciales.

De acuerdo con los interrogatorios a que fueron sometidos el miércoles ante el juez que investiga el caso, cuyas grabaciones fueron filtradas hoy por algunos medios, los dos testigos dijeron que el encargado de recibir la parte del PT en los sobornos era el tesorero de la formación, Joao Vaccari.

La acusación se produce en momentos en que la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dirigente del PT así como su padrino político, Luiz Inácio Lula da Silva, está en campaña para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, prevista para el 26 de octubre, tras haber sido la candidata más votada en los comicios del pasado domingo.

Los testigos que vincularon al tesorero del PT en el escándalo son el exdirector de Abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, y el empresario Alberto Youssef, propietario de una casa de cambio que era utilizada por la red de corrupción para recibir y repasar los sobornos.

Ambos, arrestados hace un mes, acusados de comandar la red de corrupción enquistada en Petrobras, aceptaron colaborar con la justicia, detallar los crímenes y delatar a sus cómplices a cambio de una reducción de sus respectivas penas.

Los dos explicaron ante el juez penal Sergio Moro, el magistrado de la ciudad de Curitiba responsable por la investigación, que todos los contratos firmados por la dirección de Abastecimiento de Petrobras incluían un sobreprecio de un 3 %, en la calidad de soborno, que era destinado a la financiación de campañas políticas.

Costa admitió que cerca del 60 % de los sobornos recaudados por la dirección de Abastecimiento era distribuido entre el Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido Progresista (PP), un 20 % era usado para el pago de costos de operación y el restante 20 % se lo distribuía con Youssef.

Agregó que en las otras direcciones de Petrobras también funcionaban redes similares que cobraban comisiones del 3 % sobre todos los contratos, para distribuirlas entre las dos formaciones citadas y el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

El exdirector de Petrobras también llegó a un acuerdo con la justicia para repatriar una fortuna que tiene en cuentas en el exterior y en las que eran depositadas su parte en los sobornos.

Según Costa, el encargado de recoger la parte del PT en los sobornos era Vaccari mientras que Fernando Soares era el "operador" del PMDB en la red y el entonces diputado José Jatene el "operador" del PP.

En su testimonio, Youssef aseguró que Costa fue nombrado como director de Abastecimiento de Petrobras por Lula, luego de una fuerte presión sobre el entonces presidente por parte de los partidos políticos que se beneficiaron con la operación ilegal.

"Tengo conocimiento de que, para que Paulo Roberto Costa asumiese el cargo, esos agentes (de los partidos políticos involucrados) suspendieron las votaciones en el Congreso por 90 días. En la época el presidente Lula se desesperó y aceptó ceder y nombrarlo en la dirección de Abastecimiento", afirmó en su testimonio ante el juez.

Youssef agregó que los recursos que recibía de las grandes constructoras y empresas que pagaban los sobornos eran distribuidos en efectivo a los representantes de cada uno de los partidos y a Costa.

"No fui el creador de esa organización. Yo simplemente fui un eslabón para que el dinero pudiese ser entregado a los agentes públicos", aseguró.

Costa, en anteriores interrogatorios, citó a decenas de políticos como beneficiarios de la red de corrupción y ofreció una lista que incluye al actual ministro de Minas y Energía, Edison Lobao, y a los presidentes del Senado, Renán Calheiros, y de la Cámara de los Diputados, Henrique Eduardo Alves.

También citó a varios legisladores y a los entonces gobernadores de estados donde Petrobras ha ejecutado importantes obras en los últimos años, como Río de Janeiro, Maranhao y Pernambuco.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

 

06 Octubre 2014

Brasil oficializó, mediante Petrobras, su interés de negociar la firma de un nuevo contrato para la compra venta de gas natural de Bolivia a partir de 2020, porque el vigente acuerdo GSA fenece en 2019, informó el lunes el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas.

"Las autoridades de Petrobras oficializaron el interés de iniciar pronto una negociación para refrendar un nuevo contrato que iría de 2020 en adelante", aseguró en una entrevista con Cadena A.

El contrato GSA entre Bolivia y Brasil, firmado el 16 de agosto de 1996 en Río de Janeiro, establece un volumen mínimo de compra de 24 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) y un máximo de entrega de 30,08 MMmcd.

Según Villegas, los ejecutivos de Petrobras formalizaron el interés de negociar un nuevo contrato durante su estadía en Bolivia el pasado 18 de agosto, cuando firmaron una serie de convenios gasíferos con YPFB.

"Nosotros hemos aceptado, por supuesto, es una buena noticia porque el contrato vigente fenece en 2019, ya nos oficializó Brasil, nos presentó su balance de gas natural", sostuvo.

El Presidente de YPFB adelantó que la negociación con Petrobras podría comenzar el próximo año y se centrará en tres aspectos: precio, volumen y poder calorífico.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

24 Septiembre 2014

Una auditoría oficial detectó indicios de irregularidades y un sobreprecio calculado en 243 millones de reales (101 millones de dólares) en las obras de construcción de una refinería de Petrobras que iba a ser un proyecto conjunto con PDVSA, pero la empresa venezolana se retiró, informó hoy la prensa local.

Los contratos bajo sospecha fueron investigados por el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), organismo auditor del Estado, y se refieren a la refinería Abreu y Lima, que se construye en el estado de Pernambuco, precisó el diario O Globo en su portal de internet.

Las obras comenzaron en 2007 y en principio en esa refinería se iban a asociar las empresas estatales Petrobras y Petróleos de Venezuela (PDVSA), pero esta última finalmente desistió de entrar en el negocio por sus dificultades financieras.

Petrobras asumió entonces todo el proyecto, que permitirá refinar unos 230.000 barriles de crudo diarios y cuyo coste se calculó hace ocho años en unos 5.000 millones de dólares, pero luego de diversos y graduales reajustes se ha triplicado al día de hoy.

El informe del TCU obtenido por O Globo dice que los supuestos sobreprecios habrían favorecido a los tres consorcios encargados de la construcción de la refinería, cuya inauguración se espera para fines de este año o inicios del próximo.

La estatal Petrobras está actualmente en el centro de varios escándalos que son investigados por la policía y por una comisión especial del Congreso y se refieren a diversos casos de supuesta corrupción registrados en los últimos años.

En el marco de estas investigaciones ha sido detenido el exdirector de Refino y Abastecimiento de la empresa Paulo Roberto Costa, quien está acusado de corrupción, lavado de dinero y otros delitos.

El exfuncionario ha aceptado colaborar con la justicia a cambio de una reducción de pena y, según testimonios que ha ofrecido a la policía y se han filtrado a la prensa, ha acusado de complicidad en esos delitos a unos cincuenta políticos.

Entre ellos, aunque esa información no ha sido confirmada ni tampoco desmentida, estarían el actual ministro de Energía, Edison Lobão, y los presidentes del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de Diputados, Henrique Eduardo Alves.

Asimismo, la extensa lista incluiría a cinco exgobernadores de regiones en las que Petrobras ejecutó diversas obras, entre los que aparece Eduardo Campos, quien era candidato presidencial del Partido Socialista Brasileño (PSB) y falleció en un accidente aéreo el pasado 13 de agosto.

Campos, cuya candidatura tomó la ecologista Marina Silva, gobernó entre 2007 y abril pasado el estado de Pernambuco, en el que se construye la refinería Abreu y Lima.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

 

08 Septiembre 2014

La presidenta de Brasil y candidata a la reelección, Dilma Rousseff, informó el lunes que solicitó a la policía la supuesta lista de funcionarios de gobierno implicados en una presunta red de corrupción que envuelve a la petrolera estatal Petrobras, a un mes de las elecciones.

Rousseff ordenó a su ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, que envíe un pedido a la Policía Federal para tener acceso a la declaración del encarcelado exdirector de Refinación y Distribución de Petrobras, Paulo Roberto Costa, acusado de integrar una red de lavado de dinero.

En busca de beneficios judiciales, en un interrogatorio Costa reveló a la Policía Federal la existencia de un esquema de pago de coimas que vincula a decenas de políticos, la mayoría oficialistas, y a la petrolera, según la revista Veja.

"Cuando la Policía Federal respondió que no puede (entregar esa información), se hizo un oficio al procurador general de la República para que me informe y tomar las providencias que corresponda. Si no me responden, voy a pedir (la información) al Supremo Tribunal Federal", dijo Rousseff en conferencia de prensa.

Tanto Petrobras como una comisión del Congreso que investiga presuntas irregularidades en la petrolera también han pedido tener acceso al testimonio de Costa.

De acuerdo con Veja, entre los presuntos beneficiados estarían el gobernante Partido de los Trabajdores (PT, izquierda) incluido su tesorero nacional, Joao Vaccari Neto, y aliados como el centroizquierdista PMDB y el Partido Progresista (PP). También menciona al ministro de Energía, Edison Lobao, que como los demás ha negado toda culpabilidad.

La gobernante insistió en que no puede tomar medidas en base a rumores periodísticos. Pidió además tener cuidado con las filtraciones de testimonios, porque estos podrían incluso provocar que algún abogado solicite la anulación del proceso de investigación.

Por su parte, la Policía Federal inició una investigación en Curitiba (sur de Brasil), ciudad que alberga al recinto donde Costa está detenido y donde fue interrogado, para determinar en qué circunstancias se filtró el testimonio que está protegido bajo secreto de justicia.

- Desconocía irregularidades -

Rousseff, candidata del PT, aseguró que desconocía las supuestas irregularidades en Petrobras. "No sabía. Si hubiera sabido hubiera tomado medidas", insistió. "Si hubo algo, y todo indica que hubo, puedo garantizar que, vamos a decir así, todas las hemorragias están controladas", comentó en otro momento en una entrevista en vivo al portal del diario O Estado de Sao Paulo.

La mandataria había dicho la víspera que no se puede sospechar de la participación del gobierno, "en la medida en que nadie del gobierno ha sido formalmente acusado". Pidió además no involucrar a toda Petrobras por irregularidades cometidas por uno de sus funcionarios.

Según Veja, Costa aseguró que para tener acceso a millonarios contratos con Petrobras, un grupo de empresas se comprometía a pasar parte de sus ganancias a una organización de lavado de dinero, y éstas eran luego repartidas entre políticos y partidos de la coalición de gobierno.

El exgobernador y fallecido candidato del Partido Socialista (PSB) Eduardo Campos también fue citado por Costa como uno de los favorecidos, aunque sin detalles, como el resto de políticos.

La candidata presidencial Marina Silva, que reemplazó a Campos en la carrera electoral tras su muerte en un accidente aéreo, defendió al PSB y al desaparecido exgobernador. Según los sondeos, Silva vencería a Rousseff en una segunda vuelta.

Tercero en las encuestas, el senador opositor socialdemócrata Aecio Neves, del PSDB, arremetió contra Rousseff. "No hay cómo decir que (la presidenta) no sabía nada", dijo.

Legisladores mencionados en la revista negaron toda implicación en las denuncias de corrupción.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

02 Septiembre 2014

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, ha colocado las políticas petroleras de su gobierno en el centro de su campaña por la reelección.

Los anuncios televisivos muestran impresionantes vistas de plataformas petrolíferas flotantes y nuevas refinerías en construcción. El mensaje: su gobierno izquierdista está convirtiendo la bonanza petrolera en mar abierto en escuelas, hospitales y empleos, llevando a Brasil a las filas de los países desarrollados.

Pero hay un problema. Puede que la industria petrolera brasileña sea grande y esté creciendo, pero poco de lo que Rousseff prometió cuando fue elegida en 2010 -o antes, cuando era ministra de Energía o presidenta del gigante energético estatal Petrobras- se ha cumplido.

En su lugar, los expertos de la industria y los rivales electorales de Rousseff dicen que sus políticas han llevado a un estancamiento de la producción petrolera, incrementando la dependencia de las importaciones y reduciendo la confianza de los inversionistas a pesar del gran potencial de Brasil.

"Cuando Dilma habla de petróleo habla de éxito, de destino patriótico, pero no ha cumplido", dijo John Foreman, ex director de ANP, el regulador de la industria petrolera brasileña. "Ha cumplido muy poco si tenemos en cuenta todo el dinero gastado".

El nacionalismo petrolero tiene raíces profundas en Brasil y Petrobras es una fuente de orgullo, de la cual la campaña de Rousseff ha buscado beneficiarse, centrándose en el potencial del país como un gigante del crudo.

Pero aprovechar este potencial ha demostrado ser difícil. A pesar de los más de 200.000 millones de dólares en inversiones desde el 2009, la producción de Petrobras, responsable de cerca del 80 por ciento del crudo que bombea el país, ha caído en los dos últimos años y se mantuvo estancada en los anteriores tres.

Rousseff, que se enfrenta a una dura batalla por la reelección mientras el crecimiento económico se ha ralentizado hasta detenerse, destaca correctamente que muchas de las grandes compañías petroleras, incluidas Exxon Mobil Corp. y Royal Dutch Shell Plc, también han sido incapaces de aumentar la producción en los últimos años.

Pero pocos están gastando tanto como Petrobras, que ha invertido más que nadie en el mundo en los cinco últimos años.

El Gobierno y Petrobras aseguran que están trabajando para recortar costes y retrasos, y que el gasto acabará generando beneficios, convirtiendo a Brasil en uno de los cinco principales productores de crudo del mundo.

El plan quinquenal del 2009 de Petrobras, elaborado mientras Rousseff dirigía la compañía y se preparaba para la campaña que la llevó a la presidencia, prometió una producción media de 3,9 millones de barriles de crudo y el equivalente en gas natural (boepd) para 2014.

La producción real este año ha sido de 2,6 millones de boepd, un tercio por debajo del objetivo y solo un poco por encima de los niveles del 2009. Los 1,3 millones faltantes se traducen en una gran pérdida para el Tesoro de Brasil solo en regalías de Petrobras.

Considerando una regalía base del 10 por ciento del valor de cada barril producido y un precio promedio para el crudo de Petrobras un 20 por ciento menor al referencial Brent, Brasil está perdiendo al menos 13 millones de dólares por día, o casi 5.000 millones de dólares al año, según cálculos de Reuters.

Petrobras no respondió a las peticiones para comentar esta información.

LOS SUEÑOS SUBSAL

El mayor legado en el sector petrolero de Rousseff probablemente será su rol en reformar las leyes de Brasil para darle mayor control al Estado y más ingresos sobre los gigantescos depósitos aguas adentro conocidos como "subsal".

Su nueva ley convierte a Brasil en socio de todas las áreas subsal que aún no se han licitado. Los derechos van a la compañía o grupo que le da al Gobierno la mayor tajada de la producción petrolera para venderla por su parte.

Esto, dice ella, elevaría la participación del Estado en las ganancias a niveles muy por arriba de los que tenía bajo el viejo sistema.

No necesariamente, muestra un estudio de Paulo Cesar Ribeiro Lima, de la oficina de investigación independiente del Congreso brasileño.

Según señala, la "parte del Gobierno" o porcentaje de beneficio del gigantesco yacimiento Libra vendido en noviembre dará a Brasil un 70 por ciento de beneficios.

"El gran perdedor en la subasta de Libra son la salud y la educación, además de la sociedad brasileña en su conjunto", escribió Ribeiro Lima.

Rousseff ha utilizado la mayor producción de subsal para desviar la atención del hecho de que la producción total cayó tanto en el 2012 como en el 2013.

Brasil, que era un exportador neto de petróleo cuando se descubrió el subsal, está dependiendo otra vez de las importaciones, principalmente de gasolina y diesel. De hecho, en lugar de convertirse en un gran importador de crudo brasileño, Estados Unidos es ahora uno de los principales abastecedores de combustible a Brasil.

Con las refinerías de Petrobras incapaces de cubrir la demanda, las importaciones han aumentado y, por culpa de la política de precios, cada barril que llega se vende a pérdida.

Esto ha devastado las finanzas de Petrobras justo ahora que está gastando miles de millones en el subsal. En la actualidad, es la más endeudada y la menos rentable de las 14 mayores compañías petroleras del mundo.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

01 Septiembre 2014

La petrolera estatal brasileña Petrobras pagó 434 millones de dólares que adeudaba a la petrolera estatal de Bolivia Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), informó hoy el presidente de esta última, Carlos Villegas.

durante los últimos seis años y el pago se estableció en un acuerdo suscrito por las partes hace dos semanas en la oriental ciudad de Santa Cruz.

Durante una ceremonia efectuada este lunes en Palacio Quemado, la sede del gobierno boliviano, Villegas dijo que el dinero recibido será reinvertido en proyectos de industrialización de los hidrocarburos.

De acuerdo a un contrato vigente hasta 2019, YPFB envía un máximo de 30.08 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) de gas natural a Brasil.

Redacción Leo.bo

Fuente: Agencias

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...