Santa Cruz de la Sierra
19 Septiembre 2014

Tras meses de expectación y rumores sobre su futuro político, el expresidente francés, el conservador Nicolás Sarkozy, rompió hoy su silencio para anunciar que intentará volver a dirigir a su partido, ante la impopularidad del socialista François Hollande y el avance de la extrema derecha de Marine Le Pen.

Sarkozy, que al perder las elecciones presidenciales en 2012, en las que venció Hollande, aseguró que dejaba la política, justificó su regreso al debate público por la “desesperanza” que ha sentido entre sus compatriotas en estos dos años y medio.

“Quiero demasiado a Francia; estoy demasiado apasionado por el debate público y por el futuro de mis compatriotas como para verlos condenados a elegir entre el espectáculo desesperante del presente y la perspectiva de un aislamiento sin salida”, señaló Sarkozy a través de un extenso mensaje en su página de Facebook.

Sarkozy, de 59 años, hacía de este modo una doble alusión: por un lado, al ascenso del ultraderechista Frente Nacional (FN), el partido más votado de Francia en las elecciones al Parlamento Europeo del pasado mes de marzo.

Por otro, se refería también a la impopularidad récord de su sucesor en el Palacio del Elíseo, François Hollande, que solo alcanza el 13 por ciento de las simpatías de sus ciudadanos en la última encuesta disponible.

Ese sondeo, el peor de una espiral descendente de la aprobación del actual presidente francés, se realizó después de que nombrara un nuevo gobierno, que ha rebajado sus previsiones económicas y ha anunciado que necesitará dos años más para cumplir su compromiso de reducir el déficit público por debajo del 3 por ciento, objetivo que no se alcanzará hasta 2017, año de elecciones presidenciales.

“He visto crecer como una marea inexorable la angustia, el rechazo, el enfado con el poder y de su mayoría pero, más ampliamente, con todo lo que toca de cerca o lejos la política”, agregó el político conservador, que será candidato en el congreso que la Unión por un Movimiento Popular (UMP) celebrará el próximo 29 de noviembre.

El expresidente, imputado por “corrupción activa” y vinculado a otras ocho causas judiciales, entre ellas la presunta financiación irregular de su campaña de 2007 con dinero del derrocado dictador libio Muamar El Gadafi, tendrá que superar a otros dos pesos pesados de la derecha francesa que también optan a hacerse con las riendas del partido.

Se trata de los exprimeros ministros Alain Juppé, de 69 años, y François Fillon, de 60 años, que ya habían hecho oficial sus aspiraciones políticas al frente de la UMP, un partido dividido, arruinado y salpicado de escándalos de corrupción.

En ese sentido, Sarkozy señaló que en los próximos tres meses intentará crear “un gran agrupación que se dirija a todos los franceses” con un “nuevo proyecto” y un “modo de funcionamiento” que representen “una alternativa creíble”.

El anuncio del marido de la exmodelo y cantante Carla Bruni, que se daba por seguro a tenor del goteo de declaraciones de sus allegados en los últimos meses, se produce en el momento más bajo de Hollande, que ayer mismo se limitó a señalar que Sarkozy tiene todo el derecho a regresar a la política.

Tras hacer oficial su retorno, el Partido Socialista (PS) reaccionó por medio de su primer secretario, Jean-Christophe Cambadélis, quien aseguró que Sarkozy “no escapará a su balance, que será su cruz”.

“Nadie duda de que el expresidente ve en su candidatura a la cabeza de la UMP que va a refundar (…) la manera de escapar o de alejarse de sus causas” judiciales, agregó en una comparecencia ante la prensa el líder socialista.

En el mismo sentido, el presidente del Frente Nacional (FN), Florian Philippot, señaló en declaraciones a “BFM TV” que Sarkozy es “el hombre del pasado, el hombre de la mentira y de un balance catastrófico”, mientras que la eurodiputada ecologista y magistrada Eva Joly se preguntó en Twitter si el expresidente no regresa “para protegerse de sus asuntos judiciales”.

Desde el entorno más cercano a Sarkozy, la exministra y portavoz de su campaña a la reelección, Nathalie Kosciusko-Morizet, aseguró a a la prensa que el expresidente será capaz de lograr “una gran unión para Francia, más allá de las divisiones de los partidos políticos”.

Sarkozy se expresará sobre su futuro en una entrevista en la cadena pública de televisión “France 2″ el próximo domingo a las 20.00 horas.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

10 Septiembre 2014

La izquierda uruguaya, en campaña para suceder al popular presidente José Mujica, puso las barbas en remojo ante la amenaza de perder en las elecciones nacionales de octubre la mayoría parlamentaria que tuvo en la última década e incluso, el gobierno.

"Yo no estoy para dar manija (echar leña al fuego, ndlr), lo único que pido es tener un poco de memoria y comparar", reclamó la semana pasada el propio Mujica en su audición radial semanal, al ennumerar las mejoras sociales alcanzadas desde que la coalición Frente Amplio (FA) asumió el poder en 2005, de la mano del socialista Tabaré Vázquez.

En un país donde no está permitida la reelección consecutiva, Vázquez (2005-2010), que dejó el poder con un 61% de aprobación, comenzó como favorito para retomar la posta del FA cuando 'Pepe' Mujica deje el poder en marzo de 2015.

Pero tras ganar holgadamente la candidatura del FA en las elecciones primarias de junio, este oncólogo y empresario médico de 74 años enfrenta el firme ascenso en las encuestas del diputado Luis Lacalle Pou, sorpresivo ganador de la interna del tradicional Partido Nacional (PN, centro/derecha).

Con 41 años, Lacalle Pou ha liderado el crecimiento de su partido apelando a un discurso y una campaña innovadores para su fuerza, con un equipo de caras nuevas en la política, una plataforma "por la positiva" en la que evita confrontar y con fuerte presencia en las redes sociales.

En las últimas semanas, el FA intensificó su campaña con llamados a la movilización de sus militantes y una catarata de nuevas propuestas, al tiempo que cuestiona la menor experiencia de su principal contendiente como forma de revertir su ascenso.

- Resultado "impredecible" -

Según la última encuesta de la consultora Factum divulgada en la noche del lunes, el FA recibe 42% de la intención de voto, el PN 32% y el Partido Colorado, el otro partido tradicional donde el candidato es el senador derechista Pedro Bordaberry, un 15%. Esto aseguraría una segunda vuelta en noviembre para definir quién gobernará en el periodo 2015-2020.

Para Oscar Bottinelli, director de Factum, "hay un montón de gente que termina votando al FA, pero que está mandando señales de enojo".

El politólogo dijo a la AFP que "naturalmente el Frente Amplio no puede estar por debajo del 44%" de los votos por lo que "hay un espacio" para que recupere terreno. De todas formas, todavía está "lejos de la mayoría parlamentaria, para eso tiene que trepar mucho" antes del 26 de octubre, fecha de la primera vuelta electoral.

Entre las leyes aprobadas gracias a la mayoría parlamentaria del FA está la polémica legalización del mercado de la marihuana, resistida por la oposición.

Sin mayorías, los politólogos prevén un acuerdo entre el PN y los colorados para intentar quitarle el poder a la izquierda, pero en ese escenario también podría incidir el minoritario Partido Independiente (socialdemócrata), con 3% de la intención de voto, o los radicales Unidad Popular (izquierda radical, con 1%), Partido Ecologista Radical Intransigente (1%) y Partido de los Trabajadores (trotskistas, cerca del 1%).

Para el director de la encuestadora Cifra, Luis Eduardo González, el resultado de un probable balotaje en noviembre es hoy "impredecible".

"Ha habido cambios importantes en la manera en que el Frente Amplio está encarando la campaña (...) pero lo que hace falta es recuperar mucho terreno perdido y para eso seis semanas no es tanto", indicó el miércoles a periodistas.

- "Desgaste natural" -

Para Bottinelli, la izquierda sufre "un desgaste natural que tiene todo gobierno; se salió de las utopías a las realizaciones y dejó gente descontenta".

"Los jóvenes hoy no tienen la mística hacia el FA que tuvieron hasta el 2004. Además el Frente se fue alejando de sectores medio y medioaltos -profesionales, pequeños y medianos comerciantes, prestadores de servicios- que fue una base esencial en su construcción. Ese sector ha sentido que el Frente prefirió a los niveles muy altos, incluso a los inversores internacionales, antes que a ellos", indicó.

Del otro lado, "lo que ha sido muy exitoso de Lacalle Pou es el tono de su campaña", estimó, destacando que en uno de los países más envejecidos del mundo, "su juventud, contra todo pronóstico, jugó a favor".

Hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle (PN, 1990-1995), derrotado en la elección pasada por Mujica, Lacalle Pou ha buscado desvincularse de la gestión de su padre, que promovió una liberalización de la economía e incorporó a Uruguay al bloque aduanero Mercosur.

Bottinelli indicó que el diputado nacionalista provocó "un fuerte giro" en el sector del partido que representa, mostrando "una concepción menos privatista, más social y menos económicamente liberal".

En ese contexto, el politólogo prevé un escenario "muy competitivo" en un balotaje.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

08 Septiembre 2014

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que la corrupción en el país es "una debilidad de orden cultural" que es preciso combatir a partir del fortalecimiento de las instituciones y la participación de la sociedad.

"Estoy convencido de que el problema que tenemos para enfrentar la corrupción parte, primero, de reconocer que es una debilidad de orden cultural que no es privativa de México", dijo Peña Nieto en un encuentro de los "300 líderes más influyentes de México" en la capital mexicana.

La corrupción "es un problema de orden humano y para hacerle frente tenemos que partir de reconocer esta debilidad", abundó.

El mandatario consideró que "a partir del fortalecimiento de instituciones que permitan combatir prácticas de corrupción y definir políticas que sirvan o inhiban prácticas de corrupción" será como el país avanzará "realmente en la formación de una cultura ética de la sociedad mexicana".

Sin embargo, indicó que incluso eso será insuficiente si la sociedad no asume también como reto propio, junto con el Gobierno, esa "nueva actitud" para "recoger nuevos valores e ir modelando esta nueva ética".

Recordó que para ello en el país existen nuevos instrumentos como la Fiscalía Autónoma para combatir la corrupción y el Instituto de Transparencia.

Adelantó que el Congreso abordará una iniciativa para crear la Comisión Nacional Anticorrupción. "Sé que los partidos políticos estarán discutiendo, enriqueciendo y ampliado un tema pospuesto pero que sin duda ocupará su atención", dijo.

Al referirse a las reformas constitucionales promulgadas durante su gestión, como la de telecomunicaciones, la fiscal y la energética, aseguró que permitirán "crecer, ser más productivos y tener mayor competitividad".

Asimismo, expresó su reconocimiento a todas las fuerzas políticas porque, más allá del sentido de su voto, actuaron siempre con un "ánimo constructivo" que ha hecho posible que se alcancen "los respaldos mayoritarios para concretar las reformas".

Antes de este encuentro, Peña Nieto encabezó en un acto oficial la puesta en marcha de la estrategia "Crezcamos Juntos", de incentivos a la formalidad, y firmó un decreto que amplía facilidades y beneficios para quienes se suman a la actividad económica formal.

Ahí hizo un llamamiento a "todos los mexicanos que tienen su propio negocio a incorporarse a la formalidad" y gozar de los beneficios de seguridad social, vivienda, y financiamiento "que les permitan crecer y consolidar sus negocios".

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

 

07 Septiembre 2014

La mayoría de los franceses no quiere que Francois Hollande postule a un segundo período en las elecciones presidenciales en 2017, mostró un sondeo publicado el domingo, en un nuevo golpe al líder galo, cuya popularidad ya estaba en mínimos históricos.

Un 85 por ciento de los encuestados no quiere que Hollande, que llegó a la presidencia de Francia en 2012, compita por la reelección, y un 50 por ciento lo acusa de no cumplir con sus promesas.

El sondeo, realizado por el Instituto Francés de Opinión Pública (IFOP) a pedido del diario Le Journal Du Dimanche, se realizó el 5 y 6 de septiembre, con entrevistas a 988 personas.

El estudio remata una semana con malas noticias para Hollande, que sufrió por la publicación del libro que escribió su ex pareja, en el que acusa al líder socialista de describir despectivamente a los pobres como "los sin dientes".

Hollande ha perdido el apoyo entre muchos votantes de izquierda por su manejo de la economía. El desempleo en Francia supera el 10 por ciento, en máximos históricos, y con un nulo crecimiento económico en el segundo trimestre.

Esta semana, en una cumbre de la OTAN, el líder galo dijo que él se mantendría en el cargo hasta el final de su mandato, pese a sus bajísimos índices de aprobación.

Según una encuesta que publicó TNS-Sofres el viernes, Hollande se ha convertido en el presidente francés más impopular desde la Segunda Guerra Mundial, con un apoyo en agosto de un 13 por ciento.

Otro sondeo, publicado también el viernes, de IFOP para Le Figaro muestra que Hollande perdería en segunda vuelta contra Marine Le Pen, la candidata del partido de extrema derecha Frente Nacional.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

 

06 Septiembre 2014

En plena campaña electoral en Brasil, el exdirector de la petrolera estatal Petrobras Paulo Roberto Costa, preso por lavado de dinero, delató un amplio sistema de corrupción que compromete a parlamentarios, especialmente de la coalición de la presidenta y candidata, Dilma Rousseff.

Las dos principales rivales en la contienda presidencial, Rousseff y la ecologista Marina Silva, cuya agrupación también fue aludida por Costa, dijeron que aguardarán las conclusiones de las investigaciones.

Según informaciones de prensa, en un interrogatorio realizado por la Policía Federal, Costa acusa al menos a medio centenar de parlamentarios de partidos de gobierno de haber recibido sobornos por contratos.

De acuerdo con el periódico opositor Folha de Sao Paulo, se trata de 49 diputados, 12 senadores y un gobernador que militarían en el oficialista Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) y en sus aliados PMDB (centroizquierda) y Partido Progresista (PP).

Entre los implicados, según informó este sábado el semanario Veja, de línea opositora al gobierno, estarían el presidente del Senado, Renán Calheiros, el presidente de la Cámara de Diputados, Henrique Alves, ambos del PMDB, el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao, y autoridades de estados donde Petrobras tiene inversiones, uno de ellos el hoy fallecido exgobernador de Pernambuco y excandidato presidencial, Eduardo Campos, del Partido Socialista (PSB). Alves y Lobao negaron las acusaciones.

Contactada por la AFP, la Policía Federal se abstuvo de hacer comentarios.

- Candidatos piden prudencia -

En declaraciones a la prensa, la presidenta Rousseff, candidata del PT, dijo que primero conocerá bien cuáles son las informaciones entregadas para luego tomar las medidas que correspondan.

En tanto, Marina Silva, que asumió la candidatura del PSB tras la muerte de Campos en un accidente aéreo, también apeló a la prudencia. "El hecho de que haya habido un emprendimiento en Petrobras en el estado de Campos, no da derecho a nadie a incluirlo en la lista de quienes cometieron irregularidades", dijo Silva, favorita para vencer a Rousseff en segunda vuelta.

Por su parte, el socialdemócrata Aécio Neves, tercero en las preferencias, si bien exigió sanción para los responsables, pidió tener "mucho cuidado" con realizar afirmaciones sin conocer detalles de las denuncias.

Las confesiones de Costa ocurren bajo un régimen de confesión que le permitiría obtener beneficios judiciales. Su declaración fue enviada al Tribunal Supremo Federal, que deberá decidir si valida o no este acuerdo.

- Comisión de 3% -

Costa explicó que los legisladores involucrados recibían comisiones de 3% sobre el valor de los contratos firmados por Petrobras, entre 2004 y 2012, cuando él ocupaba el cargo de director de refinación y abastecimiento de la petrolera. "Todo el día tenía un político tocando a mi puerta", habría dicho.

Según Veja, para tener acceso a millonarios contratos con Petrobras, un grupo de empresas se comprometía a pasar parte de sus ganancias a una organización de lavado de dinero, y éstas eran luego repartidas entre políticos y partidos de la llamada "base de apoyo al gobierno".

Costa es investigado como parte de la operación "Lava Jato" (Lavado Express), que desbarató una red de lavado de dinero y corrupción, acusada de mover 4.500 millones de dólares.

- ¿Problema electoral? -

Debido a la falta de confirmaciones oficiales, es difícil prever las consecuencias de este escándalo en las elecciones generales del 5 de octubre. Si estas acusaciones se confirman, las revelaciones jugarán en contra de Rousseff, considerando la importante tutela ejercida por Brasilia sobre Petrobras.

Por su parte, Silva ha prometido una "nueva política", desmarcándose de la practica de los grandes partidos, y surfea hábilmente sobre la ola de la protesta social anti-sistema de los jóvenes brasileños, iniciada en junio de 2013, contra el deficiente estado de los servicios públicos y la corrupción.

Si bien durante su mandato Rousseff apartó a varios ministros sospechosos de corrupción, nadie olvida el "mensalão", escándalo de compra de votos en el Congreso durante el primer gobierno de su antecesor y padrino político, Luiz Inácio Lula da Silva.

El caso de Costa es solo el último de una larga serie de problemas que están afectando a Petrobras.

Las sospechas de sobornos y la polémica por la supuesta compra sobrevalorada de una refinería en Pasadena (Texas, EEUU) han puesto en aprietos a la gigantesca petrolera brasileña, complicando incluso a la propia Rousseff.

El intervencionismo del gobierno en la gestión de la compañía, que ha perdido miles de millones de dólares en valor de mercado en los últimos cinco años, recibe fuertes críticas de la oposición.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

27 Agosto 2014

Sindicatos radicalizados y agrupaciones de izquierda marcharon el miércoles en el centro de Buenos Aires en defensa del empleo y en rechazo de la inflación que afecta el poder adquisitivo de los salarios, en una protesta previa a la huelga nacional convocada para el jueves en Argentina.

Los manifestantes marcharon desde la Plaza de Mayo hasta el Congreso, en una jornada donde antes hubo cortes de rutas y protestas callejeras en distintos puntos de la capital argentina que convergieron en el centro.

El sector opositor de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), que reúne sobre todo a empleados estatales, inició en el mediodía del miércoles una huelga de 36 horas que el jueves coincidirá con el paro de 24 horas convocado por otras dos centrales obreras, también opositoras a la presidenta Cristina Kirchner.

"Son los mismos reclamos que hicimos el 10 de abril (en la primera huelga nacional del año) pero, ahora, agravado por despidos y suspensiones. Cuatro meses después, el poder adquisitivo ha decaído de manera significativa", señaló Pablo Micheli, líder de la CTA opositora.

El otro sector de la CTA y el sector kirchnerista de la mayoritaria Confederación General del Trabajo (CGT) no adhieren a la huelga.

Los manifestantes entregaron un petitorio en el Parlamento para reclamar que se prohiban los despidos y suspensiones por un año, la derogación del impuesto sobre los salarios medios y altos.

También piden la reapertura de las negociaciones paritarias, debido a la inflación, que acumula 16,7% entre enero y julio, según datos oficiales y casi 40% de acuerdo a la medición de consultoras privadas que difunde la oposición en el Congreso.

Además de la CTA, participaron de la marcha minoritarias agrupaciones políticas radicalizadas como el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), y los maoístas de la Corriente Clasista Combativa (CCC), entre otras.

Los partidos de la izquierda trotskista tienen previsto un diagrama de piquetes en varias provincias de todo el país pese a que la convocatoria central a la huelga no contempla marchas ni actos.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Activistas presentan un proyecto de decl…

Activistas presentan un proyecto de declaratoria del 21 de febrero como el Día del Ciudadano

Representantes de plataformas ciudadanas y activistas presentaron a la presidenta Jeanine Áñez un proyecto de...

El clásico paceño en viernes de carnaval…

El clásico paceño en viernes de carnaval abre la octava fecha del Apertura

La octava fecha del campeonato Apertura de la División Profesional arranca con el tradicional clásico...

Guaidó convoca movilización al Parlament…

Guaidó convoca movilización al Parlamento de Venezuela el 10 de marzo

El líder opositor, Juan Guaidó, convocó hoy a sindicatos y gremios del país a marchar...