Santa Cruz de la Sierra
18 Diciembre 2014

Miles de jóvenes peruanos se reunieron este jueves en la tradicional Plaza San Martín, a pocas cuadras del Palacio de Gobierno, para protestar contra una ley de trabajo juvenil que les quita beneficios laborales, según aseguran.

Desde ese lugar marcharon por las calles de Lima hacia el Congreso provocando un caos vehicular, pero la policía les bloqueó la ruta haciéndolos retroceder, lo que generó algunos roces que no llegaron a la violencia, según imágenes de la televisión.

"Abajo la ley de explotación", "Que se vaya Humala", "Que la crisis la paguen los empresarios", "Ley esclavista", eran algunos de los lemas escritos en las pancartas que portaban los manifestantes, además de cánticos contra el presidente Ollanta Humala y el Congreso.

El nuevo régimen laboral juvenil, aprobado por el Congreso y promulgado hace unos días por Humala, busca insertar en el mercado laboral a la población con más índice de desempleo, que va desde los 18 a 24 años.

Algunos expertos han criticado la norma por eliminar beneficios como gratificación, asignación familiar y utilidades, además de reducir de 30 a 15 días las vacaciones y dar compensación por tiempo de servicio.

La ley "atenta contra los derechos de los trabajadores jóvenes", por lo que pidió que sea derogada, dijo Jorge Rodríguez, dirigente del Foro Juvenil de Izquierda.

"Queremos tomarle la palabra a todas las fuerzas políticas del parlamento que están diciendo que se derogue la nueva ley y le decimos al gobierno: queremos diálogo, queremos que se derogue la ley y abramos un diálogo nacional sobre el tema laboral", señaló.

Jareth Solís, representante del Colectivo Dignidad, una de las organizaciones que convocaron la movilización, pidió a los congresistas "que abran una mesa de diálogo" para debatir la ley.

El legislador Yonhy Lescano, de Acción Popular, informó a la prensa que ha presentado un proyecto para derogar la ley, así como una demanda de inconstitucionalidad "porque viola las leyes laborales".

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

15 Diciembre 2014

Un total de 21 personas resultaron heridas en el mexicano estado de Guerrero (sur), entre ellas siete policías, en un violento enfrentamiento registrado el domingo entre uniformados, maestros sindicalizados y allegados de los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre.

"De la Policía Federal tenemos siete policías lesionados, de los manifestantes 14", dijo Enrique Galindo, comisionado general de la Policía Federal, en entrevista con noticieros Televisa.

Tres de los uniformados heridos fueron golpeados por civiles que les privaron momentáneamente de la libertad, y fueron trasladados a un hospital de Ciudad de México. Uno de ellos se encuentra en estado grave tras una intervención quirúrgica "con traumatismo craneoencefálico", precisó a la AFP un mando de la Policía Federal que pidió el anonimato.

El domingo, la ONG Tlachinollan ya había reportado al menos 12 lesionados (entre ellos dos padres de los 43 estudiantes) en este enfrentamiento, que ocurrió en Chilpancingo, capital de Guerrero, durante los preparativos de un concierto.

Este evento musical se realizaría en solidaridad con la causa de los 43 estudiantes de la combativa escuela rural de magisterio de Ayotzinapa (Guerrero) que desaparecieron el 26 de septiembre, tras un ataque armado de policías y narcotraficantes.

Las primeras investigaciones sugieren que fueron asesinados y sus cuerpos calcinados. Los restos de uno de los chicos fueron identificados hace una semana.

- Un enfrentamiento, dos versiones -

El choque del domingo se inició cuando los policías "estaban en su hotel", ubicado a dos cuadras de donde se haría el concierto, y miembros del radical sindicato de maestros CETEG "se meten al hotel y prácticamente sacan a elementos (policiales) de sus habitaciones" a punta de agresiones, según dijo el mando policial a la AFP.

Los maestros de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), que han participado en varias protestas violentas, "llegaron con palos, tubos y bombas Molotov al hotel", precisó.

"Después llegaron más maestros y más policías, se dan varios roces en la calle", involucrando a los estudiantes y familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre, añadió el mando policial, que reconoció que sus tropas se defendieron con gases lacrimógenos.

En la trifulca, los maestros "se llevan privados de su libertad a tres" policías, y después de negociaciones con un líder sindical, los liberan, "pero ya venían muy golpeados", dijo, al asegurar que se presentaron denuncias en la Fiscalía General por las lesiones a los agentes.

Esta versión policial difiere de la ofrecida por Tlachinollan, una ONG que asesora a los padres de los estudiantes desaparecidos.

Según la organización, los choques se iniciaron cuando cinco agentes de la policía, aparentemente ebrios, agredieron a quienes preparaban el concierto.

También asegura que entre los lesionados se encuentran dos padres de los chicos desaparecidos, uno de ellos "hospitalizado por contusión en el cráneo", así como seis estudiantes de la escuela de Ayotzinapa, dos maestros y dos periodistas.

El caso de los 43 estudiantes provocó una profunda indignación en México y el extranjero, dejando al presidente Enrique Peña Nieto en su peor crisis desde que tomó el poder en 2012. Tras la tragedia de los 43 estudiantes, se han celebrado multitudinarias protestas en todo el país, algunas de ellas violentas y exigiendo la renuncia del mandatario.

México cuenta más de 80.000 muertos y 22.000 desaparecidos desde 2006, cuando el gobierno lanzó un combate militar armado contra el crimen organizado.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

12 Diciembre 2014

Tras un año de éxito en lo musical y acciones sociales que tuvieron resonancia, Calle 13 se despide del 2014 con una nominación al Grammy y la presentación de una aplicación gratuita para enviar mensajes de voz.

La aplicación HeyHey, para celulares con sistema Android e iPhone, está disponible en toda Latinoamérica y Estados Unidos. Funciona de manera similar al Twitter, pero en vez de enviar mensajes de 140 caracteres los usuarios tienen 10 segundos para grabar su mensaje.

"La idea de la aplicación era darle una identidad mucho más sólida a lo que quizá puede ser Twitter", dijo el vocalista de Calle 13, René Pérez "Residente", en una entrevista telefónica desde Nueva York. "Si te hackean la cuenta obviamente no eres tú porque es tu voz, tu voz es la que está definiendo quien tú eres... es obvio que es uno el que está hablando, no es el asistente".

Los desarrolladores de HeyHey "son chamacos" de Chile.

"Tienen muchas ganas de hacer algo nuevo", dijo Pérez. "Lo que me interesó también es que está hecha por latinoamericanos y todos están bien conscientes, son buenas personas, están bien conscientes de qué es lo que está pasando socialmente en el mundo, están activos... quieren que las cosas mejoren y eso es bueno. Yo no sé quiénes están detrás completamente de Facebook o de Twitter".

Precisamente el activismo social ha hecho que el dúo puertorriqueño de música urbana tenga un año en el candelero. En el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México cedió el escenario a padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa para pedir justicia por sus hijos. Pero en las redes sociales comenzaron a circular fotografías de camisetas a la venta como la que usó Pérez en la entrega de los Latin Grammy, con la leyenda "Ayotzinapa faltan 43", que llevaron a críticas contra la banda por supuestamente lucrar con la situación. Pérez condenó esto y negó que hubieran estado ligados a las camisetas.

"No tenemos control de lo que la gente hace fuera", dijo Pérez. "Vamos a tocar a México y si a alguien le dio por hacer una camisa que no tiene nada que ver con nuestra producción, ¿qué control tenemos? ... Nosotros no hacemos playeras ni de nuestra banda, para que te des una idea", agregó el cantante, quien también aclaró que ellos tampoco hicieron camisetas de "Puerto Rico libre" como las que se venden en sus conciertos.

Para Pérez lo que ocurre en México no es una cuestión de nacionalidades o política sino de derechos humanos y por eso celebró que el joven Adán Cortés Salas se hubiera manifestado esta semana por el caso de Ayotzinapa en la ceremonia de entrega del premio Nobel de la Paz a Malala Yousafzai, en Oslo.

"Todos los momentos y todos los espacios son importantes aprovecharlos, porque si te pones a esperar el momento y el espacio para hablar sobre la situación actual de tu país, México, no lo vas a encontrar nunca", dijo. "Lo felicito y ese era el momento y el espacio".

"Lo que ocurrió ahí (en Ayotzinapa) no puede pasar desapercibido como si fuese algo normal... todo el mundo tiene que hablar de este tema, no solo los mexicanos sino el mundo entero", añadió.

En sus conciertos Pérez también ha abordado el debate sobre si hubo genocidio en Guatemala durante el conflicto armado (1960-1996) y sobre la política en Venezuela, lo que ha hecho eco en más de un país. El cantante lo puso en perspectiva frente al activismo que hay del exterior hacia Puerto Rico.

"Ojalá que artistas de otros países como México se manifestaran por Puerto Rico y por (el nacionalista) Oscar López que está preso 33 años y ninguno se manifiesta por eso", sostuvo. "Ya quisiera yo que lo hicieran, pero ninguno lo hace después de que yo me jodo la vida haciéndolo por diferentes países".

Además de ser un año cargado de política, el 2014 resultó ser un año lleno de éxitos para Calle 13. En los Latin Grammy el dúo se llevó dos premios y ahora está nominado al Grammy al mejor álbum de rock, música urbana o alternativa por "MultiViral". Esta semana iTunes declaró su producción como el mejor álbum latino del año y el crítico de música del New York Times Jon Prareles lo eligió como el disco del año.

Redacción Leo.bo

Fuente: AP

09 Diciembre 2014

Bajo el lema "nada justifica el abuso" y "te quiero hombre, no macho", decenas de mujeres y hombres recorrieron hoy Montevideo para protestar contra los argumentos que justifican el acoso callejero, físico y verbal, y las expresiones populares que fomentan los estereotipos de género.

Ni las nubes negras que amenazaron con lluvias toda la tarde, ni el paro en los transportes colectivos en la capital uruguaya, frenó un año más la convocatoria de la Marcha de las Putas en el país suramericano, una manifestación feminista nacida en Canadá que recorre América Latina.

La marcha reivindica la palabra "puta", en el sentido de que "si ser libre o salir vestida de una determinada manera por la calle, es ser puta", entonces "somos todas putas", explicó a Efe Magdalena Santos, una de las coordinadoras del evento.

"Para evitar ser violadas las mujeres deben evitar vestirse como putas", declaró públicamente el policía de Toronto Michael Sanguinetti en 2011, una afirmación que incendió las movilizaciones de mujeres en más de cien países.

La Marcha de las Putas es una "provocación" a esta afirmación, aseguró a Efe la uruguaya Joanna de Armas, quien, ataviada con un vestido ajustado y altos tacones, señaló que el objetivo de este año es denunciar el acoso callejero, entre las mujeres "que lo aceptan" y los hombres "que lo realizan".

"¡Que lindas piernas que tenés!¿A qué hora abren?, contigo me caso, te hago un hijo...", enumeró la manifestante algunos de "los piropos" escritos en su pancarta, con los que pretende que la sociedad reaccione ante esta ofensiva conducta masculina que tiene que ver "con estándares sociales naturalizados".

Frente a estas agresiones populares, los participantes en la marcha esgrimieron carteles con lemas como "no quiero tu piropo, quiero tu respeto", "resérvate el comentario" o "el violar no tiene que ver con la hora, si tomaste o el lugar".

"Que camine por un lugar público no te da derecho a mandar sobre mi cuerpo, mi cuerpo no es público", exclamó De Armas.

En este sentido, Verónica Ruiz, otra de las organizadoras de la marcha, reivindicó el derecho de las mujeres a vestirse como deseen sin verse así expuestas a situaciones de peligro e hizo un llamamiento a los hombres a interiorizar este mensaje.

La marcha difundida en las redes sociales, dio cita a los manifestantes en el céntrico Parque Rodó de Montevideo, al que se desplazaron mujeres y hombres, en proporción similar.

Hervert, un veterano uruguayo, afirmó a Efe que los varones se sienten identificados con las reivindicaciones de la marcha porque también sufren agresiones si no se comportan de acuerdo con los estereotipos masculinos.

"Si un hombre se tiñe el pelo o usa caravanas (pendientes) también padece acoso contra eso", atestiguó.

Los cuerpos de algunas de las manifestantes sirvieron de lienzo para plasmar sus protestas, en modo tal, que armadas con pinturas, marcaron sus brazos, vientres y espaldas con consignas de respeto y repulsa ante los estándares sexuales actuales.

Entre los presentes, llamó la atención una joven uruguaya que con el torso desnudo, un gesto similar al de las integrantes del grupo feminista ucraniano Femen, exhibió la frase: "sácate tus ojos machistas de mi cuerpo".

No todos los montevideanos que pasearon por las inmediaciones del parque, sin participar de la marcha, entendieron el sentido de la movilización y se quedaron más con la provocación carnal, que con los eslóganes.

Este año, aparte de la capital uruguaya, algunos departamentos se sumaron a la convocatoria y organizaron sus propias Marchas de las Putas, con las que sus organizadoras esperan granito a granito ir transformando la realidad machista que radica en las costumbres, la educación y el lenguaje de la sociedad.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

01 Diciembre 2014

Durante una barrera de control vehicular de la Policía Municipal de Tránsito efectuado sobre Aviadores del Chaco, se verificó una camioneta al mando de Anahí Servín, tras la realización de la prueba se comprobó que la joven tenía 1,861 milímetros de alcohol en la sangre.

Parte de este procedimiento quedó registrado en un video en el que se observa a la joven visiblemente molesta por la disposición de retener el vehículo, ya que tanto la mujer como su acompañante no estaban en condiciones de conducir, por lo tanto el vehículo debía ser llevado hasta el corralón municipal, en este momento la joven se despoja de sus prendas y este acto fue celebrado por testigos que observaron la situación.

Este hecho derivó primeramente en una sanción administrativa de poco más de G. 700.000 y para este lunes está previsto el envío de los antecedentes al Ministerio Público, indicó el jefe de Operaciones de la PMT, Gustavo Cardozo, en conversación con ABC Color. El funcionario municipal confirmó que la joven aceptó realizarse la prueba, pero reaccionó al momento de la retención de la camioneta.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Abc.py

26 Noviembre 2014

Unas 2.000 personas bloquearon este miércoles una autopista entre Ciudad de México y el balneario de Acapulco, en protesta por la desaparición hace exactamente dos meses de 43 estudiantes, cuyos padres encabezaron la protesta.

En la manifestación, a la que algunas personas acudieron con el rostro cubierto, participan maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y estudiantes de la escuela rural para maestros de Ayotzinapa, donde estudiaban los jóvenes desaparecidos.

"Es lamentable que el gobierno federal no nos haya dado ninguna respuesta", declaró Felipe de la Cruz, uno de los padres de los estudiantes.

Los padres de familia determinaron no asistir a una reunión programada con las autoridades para sumarse al bloqueo de la autopista a la altura de Chilpancingo, capital de Guerrero, fuertemente resguarda, constató la AFP.

A la fuerza policial de Guerrero se sumaron este miércoles unos 2.000 agentes, apoyados con unas tres tanquetas, constató la AFP.

En ese estado se han concentrado la mayoría de las manifestaciones, algunas de las cuales han derivado en el incendio del Congreso y otros edificios públicos.

El 26 de septiembre en la ciudad de Iguala (Guerrero), los 43 estudiantes desaparecieron tras un ataque de policías corruptos y narcotraficantes, luego del cual fueron posiblemente masacrados.

Los padres de los jóvenes se aferran a la idea de que sus hijos siguen vivos, pero la fiscalía mexicana dijo hace dos semanas que, según confesiones de narcotraficantes detenidos, los estudiantes fueron masacrados, y sus restos incendiados y arrojados a un río.

La desaparición de 43 estudiantes mantiene al país en ebullición social y generó una fuerte crisis tanto en el gobierno de Enrique Peña Nieto como en la izquierda mexicana.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

25 Noviembre 2014

La trágica noche del 26 de septiembre en la que desaparecieron 43 estudiantes algo en México cambió: dos meses después, la indignación no cede en las calles y el gobierno se ve obligado a dar un golpe de timón para enfrentar la impunidad y corrupción.

El presidente Enrique Peña Nieto, en su peor crisis en dos años en el poder, anunciará el jueves reformas en la justicia y la creación de una policía única que controle a las policías municipales, infiltradas por el crimen organizado.

El gobierno deberá tomar "acciones de fondo y que van a convocar a un esfuerzo colectivo, del Congreso, de la sociedad, de su participación para encontrar la mejor ruta" que evite que se repitan episodios dramáticos como el de los estudiantes, adelantó este martes Peña Nieto.

El plan, para cuya ejecución se creará una comisión de todos los poderes del Estado, establecerá filtros para detectar funcionarios en el crimen organizado y reformas legales anticorrupción, que han estado durmiendo en el Congreso.

"Veremos qué profundidad tendrán esas medidas. Hasta ahora el presidente no ha tenido una respuesta coherente a la crisis y tiene que dar una válvula de escape, ocuparse de lo que no había atendido: la corrupción y la violencia", declaró a AFP el experto en seguridad Alejandro Hope.

La desaparición de los estudiantes de la escuela de maestros de Ayotzinapa desnudó la colusión de autoridades y narcotráfico. Los jóvenes fueron atacados a tiros en Iguala, en el sureño estado de Guerrero, por policías corruptos bajo órdenes del alcalde vinculado con el cartel Guerreros Unidos.

Según las autoridades, tres sicarios narcos detenidos confesaron que los policías se los entregaron, que los mataron y quemaron en una hoguera que ardió por 15 horas, y lanzaron a un río los restos calcinados y triturados.

México aún no se repone de esa noche de horror. "Marcó un despertar civil. La clase política está en entredicho, pero el país se topó de frente con la cruda realidad que muchos no querían ver", opinó Jorge Hernández, analista de la Universidad Nacional Autónoma de México.

- El ultimátum -

Cada día, en una ebullición social de baja intensidad, han ocurrido protestas, algunas con quema de edificios estatales y bloqueos, que pasaron en este tiempo del clamor "¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!" al de "¡Fuera Peña Nieto!".

Los padres de los estudiantes, que no aceptan la versión oficial, exigen al gobierno que los busque y se los devuelva vivos. "Eso es casi un imposible, como pedir la renuncia de Peña Nieto. Aquí se aprovechan los anarquistas, con agenda propia, para desestabilizar", dijo el académico José Antonio Crespo.

Bajo la amenaza de recrudecer las protestas, estudiantes de Ayotzinapa dieron esta semana al mandatario un "ultimátum" para que renuncie el 1 de diciembre, cuando se cumplen dos años de su investidura.

Para Peña Nieto, quien devolvió el poder al hegemónico Partido de la Revolución Institucional (PRI), sectores de los manifestantes buscan "desestabilizar" a su gobierno, molestos por sus reformas energética y educativa.

"El gobierno está pasmado. Este debería ser un punto de inflexión para hacer medidas más profundas, de anticorrupción, que toda la clase política acepte, quiera o no", consideró Crespo.

Un influyente editorialista, Ciro Gómez Leyva, fue tajante sobre la relevancia del anuncio que hará el presidente ante la tormenta que le cae: "No tendrá una segunda oportunidad".

- Un cambio de guión -

En plena crisis de pérdida de confianza, Peña Nieto fue señalado de supuesto "conflicto de intereses" por una lujosa mansión que su esposa Angélica Rivera, exactriz de telenovelas, compró a través de una empresa favorecida con proyectos estatales. Sus aclaraciones no lograron aplacar las críticas.

Aunque prometió pacificar el país, el mandatario continuó la ofensiva militar antinarcóticos del expresidente Felipe Calderón, que desde 2006 deja unos 80.000 muertos y 22.000 desaparecidos.

También siguió la certificación de policías con pruebas de confianza, reprobadas por más de 40.000 agentes. La única novedad fue una gendarmería y un programa de prevención del crimen, aún sin frutos.

Iguala silenció el discurso que exaltaba una baja en la violencia. "Hoy está obligado a cambiar de guión", subrayó Hope.

La crisis también derrumbó la imagen de reformador de México de que gozaba Peña Nieto aún hace dos meses. Ha sido blanco de mítines de repudio en ciudades del mundo y de presiones de organismos humanitarios por una investigación transparente de lo sucedido en Iguala.

Habituado a hablar sin reparos, el presidente uruguayo José Mujica llegó a afirmar que la desaparición de los estudiantes mostraba a un "Estado fallido". Aunque en seguida se retractó, ya había echado sal a la herida.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

24 Noviembre 2014

Unos 300 manifestantes, algunos encapuchados, ocuparon este lunes la sede de la fiscalía de Guerrero (sur) como parte de las protestas por la desaparición hace dos meses de 43 estudiantes, informó a la AFP una fuente de la secretaría de Seguridad Pública estatal.

Los maestros irrumpieron la mañana del lunes en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero, ubicada en la capital de ese estado, Chilpancingo, 276 km al sur de Ciudad de México, de donde salieron casi todos los trabajadores, menos algunos jefes de área, indicó la fuente.

"No hay personal retenido, la toma es pacífica", aclaró el funcionario.

Entre los manifestantes había maestros del sindicato Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), que ha participado en otras manifestaciones violentas, como la del 13 de octubre pasado, que derivó en el incendio del Congreso estatal.

Los manifestantes exigieron a las autoridades que localicen con vida a los 43 estudiantes de la escuela rural para maestros de Ayotzinapa (Guerrero), quienes desaparecieron el 26 de septiembre después de ser baleados por policías y narcotraficantes. Seis personas murieron ese día, entre ellas tres estudiantes.

Según acusaciones de la fiscalía federal, los jóvenes fueron baleados en Iguala, cercana a Ayotzinapa, por órdenes del alcalde José Luis Abarca, ya detenido.

"Justicia para Ayotzinapa" y "Faltan 43", fueron algunas de los mensajes que pintaron los manifestantes en las instalaciones de la fiscalía estatal.

Las manifestaciones no han cesado en Guerrero, Michoacán y Oaxaca, los tres estados más pobres del país, y la capital mexicana, y recrudecieron después de que hace dos semanas la fiscalía reveló escalofriantes declaraciones que apuntan a que los estudiantes fueron masacrados por sicarios del cártel Guerreros Unidos y sus restos carbonizados y arrojados a un río.

El jueves pasado multitudinarias marchas encabezadas por los padres de los estudiantes confluyeron en el Zócalo de la Ciudad de México, donde se enfrentaron policías antimotines y manifestantes radicales.

Al día siguiente el presidente Enrique Peña Nieto advirtió que no permitirá "actos vandálicos".

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

Últimas Noticias

Prev Next

Aprehendida-Mujer asfixia a su bebé reci…

Aprehendida-Mujer asfixia a su bebé recién nacido y lo entierra

Por el delito de infanticidio, una joven madre, de 19 años,  está siendo procesada en...

Pacajes fue destituida -Jueza intenta ma…

Pacajes fue destituida -Jueza intenta matarse y médico sigue detenido

El caso Alexander y sus aristas sigue dando que hablar, cual si fuera una telenovela...

Busca brindar comodidad y celeridad-La o…

Busca brindar comodidad y celeridad-La oficina central del Segip abrió sus puertas en Indana

Con el objetivo de brindar una mejor atención a la población. La nueva oficina central...