Santa Cruz de la Sierra
08 Septiembre 2015

Rita Mattos es carioca. Tiene 23 años, es exuberante y ahora será portada de la revista para hombres Playboy, en su edición del vecino país. Su caso no despertaría atención si no fuese porque se trata no de una modelo sino de una barrendera.

El mundo de las redes sociales rige. Puede encumbrar o hundir a cualquiera a partir de unos pocos clicks. Este es el caso de Rita, una humilde pero bonita integrante del grupo de trabajadores de limpieza del municipio de Río de Janeiro.

Su belleza no se propagaba más allá de su entorno de amistad y de algunos conocidos, hasta que sus fotos fueron subidas a Facebook. A partir de allí, todo cambió. Rápidamente se viralizó y rápidamente las imágenes de la bella "garota carioca" se expandieron a otras redes como WhatsApp y en poco tiempo se hizo hiper conocida en todo el Brasil.

Cuando se conocieron más detalles fue entrevistada por diferentes medios de comunicación y, de esta manera, se supo que Rita era una barrendera orgullosa de su trabajo y feliz, pese a que se despertaba a las 04.20.

Su popularidad fue entonces en ascenso y fue así que, ávida siempre de buen marketing, la revista Playboy Brasil la tendrá como portada en su edición de este mes, que saldrá a la calle este 8 de septiembre.

Con un salario de 2.000 reales Rita dice que seguirá trabajando como barrendera pues está muy orgullosa de que tiene un trabajo digno.

Redacción Leo.bo

Fuente: ultimahora.com

01 Septiembre 2015

Representantes de la Secretaría de Seguridad Pública de Río de Janeiro (SESEG/RJ), el Estado Mayor Administrativo de la Policía Militar, Policía Civil y Ministerio Público reconocieron en la tarde del 31 de agosto la práctica de ejecuciones extrajudiciales realizadas por los agentes de policía de la ciudad.

Así lo comunicó este martes Amnistía Internacional Brasil en un comunicado de prensa tras asistir a la misma como parte de su campaña "Usted mató a mi hijo: Homicidios cometidos por la Policía Militar en Río de Janeiro" en la que la organización intentó promover el diálogo entre las autoridades responsables de la seguridad en Río de Janeiro así como miembros de la Justicia del Ministerio Público Estatal.

"Esperamos que las indicaciones dadas en la audiencia pública y en el informe de Amnistía Internacional no caigan en saco roto y las acciones puedan realmente ser implementadas", explicó en la nota oficial el director ejecutivo de Amnistía Internacional Brasil, Atila Roque, quien agregó que "los registro de homicidios durante intervenciones policiales han sido utilizados como cortina de humo en casos de ejecuciones extrajudiciales cometidas por la policía".

Por su parte, el Ministerio Público Estatal exigió la creación de un grupo permanente de especialistas que concentre la investigación de los homicidios ocurridos durante operaciones policiales en Río de Janeiro y la investigación de los cientos de casos de denuncias abiertas contra policías y que continúan sin ser atendidos por la propia Policía Militar.

En este sentido, el jefe de Gabinete de la Policía Civil solicitó que los homicidios practicados por agentes de la Policía Militar de Río de Janeiro sean directamente investigados por su División de Homicidios, es decir, que sean tratados exactamente igual que los crímenes comunes y con ello se limite la impunidad proporcionada por los mecanismos por los que se rige la Policía Militar al no ser sus agentes considerados como civiles.

Finalmente, en reconocimiento de las prácticas irregulares empleadas por los agentes de la Policía Militar y en respuesta a las solicitudes de Amnistía Internacional, el jefe del Estado Mayor de la PM de Río de Janeiro, coronel Ibis Pereira, anunció la inminente creación de un protocolo para el uso de la fuerza, especialmente en el caso del uso de la fuerza letal en los batallones y unidades de la Policía Militar que presentan el mayor número de homicidios durante sus operaciones.

"Los resultados de la audiencia son importantes pero todavía existe un largo camino a ser recorrido para que las autoridades firmen compromisos concretos e implementen los cambios necesarios para cambiar la realidad. Amnistía Internacional continuará empeñada en supervisar los compromisos y presionar para su implementación", concluyó Roque.

Precisamente, este mismo lunes Amnistía Internacional Brasil condenó la aprobación de la llamada "Resolución 901" por la cual se reinstaló el uso opcional del pasamontañas entre los agentes del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE), Batallón de Acción Canino (BAC), el Grupo Aeromóvil (GAM) y los miembros del Batallón de Choque de la Policía Militar para el control de disturbios civiles, manifestaciones violentas y grandes eventos.

El pasamontaña fue prohibido en 1995 debido al "historial de violaciones de los derechos humanos por parte de los policías en el ejercicio de sus funciones" y añadió que los mismos suponen "un obstáculo a la hora de identificar y responsabilizar por sus actos a los policías violentos", Amnistía Internacional insistió en lo inadecuado de una medida en una ciudad que se dispone a celebrar unos Juegos Olímpicos el próximo año.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

28 Agosto 2015

Las fuerzas policiales de Río de Janeiro realizaron un operativo en el que impidieron que al menos 160 jóvenes "negros y pobres" que viajaban en varios micros pudieran arribar a las famosas playas.

El accionar, que desató una importante polémica, se llevó a cabo para impedir una nueva ola de robos a turistas. Sin embargo, el juez titular del Tribunal de Menores, Pedro Henrique Alves, y la Defensoría Pública de Río, el organismo que agrupa a los abogados de oficio, consideraron que la detención fue "ilegal".

La defensora pública Eufrasia Souza das Virgens criticó duramente a las fuerzas del orden y aseguró que "la policía solo puede detener a un adolescente si lo encuentra cometiendo un delito o si tiene una orden judicial fundamentada". A raíz del episodio, abrió un proceso contra el Estado por daños morales.

Por su parte, el gobernador de Río de Janeiro, Fernando Pezão, defendió el operativo y aseguró que "la inteligencia de la policía ha mapeado ese movimiento de menores desde su embarque en los autobuses". A lo que se preguntó: "¿Cuántos asaltos han practicado esos menores? No digo que sean todos los que estaban ahí, pero son muchos de ellos, que ya habían sido detenidos más de cinco, ocho, diez o 15 veces".

Justamente, esta situación es una de las grandes preocupaciones para las autoridades cariocas puesto que los denominados "arrastões" (asaltos en grupos en importantes lugares públicos, principalmente playas) han crecido en magnitud en los últimos tiempos.

"La policía hizo un trabajo de prevención, pero hay que contarle a la gente la situación de vulnerabilidad en la que estaban estos jóvenes. No se habla de racismo, no queremos decir que esos chicos iban a delinquir. La cuestión es que la libertad de ir y venir exige deberes. Estaban en el autobús sin haber pagado el billete. Uno sale de su casa que está a kilómetros de distancia sin comer y sin dinero. ¿Cómo pretende volver?", reconoció el Secretario de Seguridad Pública, José Mariano Beltrame, quien aseguró que "lo que está en juego es la vulnerabilidad de estas personas".

A pesar de las diferentes posturas, la máxima preocupación es la delgada línea que separa el racismo, ya que la mayoría de los jóvenes detenidos en este tipo de operativos son menores negros y pobres, y poder evitar una nueva ola de robos en grupos, hecho que se da con frecuencias en las playas de Río.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

04 Agosto 2015

La Policía Militar de Río de Janeiro mató a 5.132 personas entre 2005 y 2014, una cifra que sube hasta los 8.466 casos en todo el Estado y que es especialmente grave porque la mayoría de esos homicidios nunca son investigados, según denuncia Amnistía Internacional (AI) en el informe "Mataste a mi hijo", sobre asesinatos cometidos por la policía.

El 16 por ciento de los homicidios registrados en la ciudad en los últimos cinco años fueron cometidos por agentes de policía que estaban de servicio, y es que la policía brasileña "mata demasiado y también muere demasiado", ha comentado el director de AI Brasil este lunes en la presentación del informe.

Los responsables de la organización critican que en la mayoría de casos los crímenes permanecen impunes, ya que por ejemplo, entre 2011 y abril de este año en la ciudad de Río de Janeiro hubo 220 homicidios perpetrados por policías, pero solo uno fue denunciado a la Justicia por el Ministerio Público.

El complejo entramado administrativo dificulta que los policías paguen por sus actos, ya que es habitual que los agentes registren las muertes como actos en legítima defensa o producto de un tiroteo, cuando en muchos casos no es así, o que coloquen un arma en la mano de la víctima para inculparla más fácilmente.

Las críticas de AI se extienden a la Policía Militar, al Gobierno del Estado –autoridad competente de la seguridad en las calles–, al Gobierno central y a los órganos judiciales, que normalmente se caracterizan por la "omisión" y no ejercen su papel de controladores externos de la labor policial.

Además, el perfil de las víctimas tiene mucho que ver con la desigualdad social y el racismo latente en la sociedad brasileña: el 99,5 por ciento de los asesinados por la policía son hombres, el 79 por ciento son negros y el 75 por ciento son jóvenes de entre 15 y 29 años, unas características que se hacen extensivas al resto de Brasil y que llevó a Amnistía Internacional a lanzar la campaña "Joven negro vivo" hace unos meses.

Al margen de las cifras el informe de Amnistía Internacional incluye un extenso trabajo de campo en la favela de Acari, situada en un suburbio de Río de Janeiro que acumula el mayor índice de homicidios cometidos por policías: un total de 68 en el último año; diez de ellos cometidos en la propia Acari, con fuertes indicios de que fueron ejecuciones extrajudiciales.

En cuatro casos las víctimas ya estaban heridas o se habían rendido cuando los policías usaron armas de fuego de forma intencionada para ejecutarlas; en otros cuatro casos las víctimas fueron baleadas sin previo aviso, y uno de ellos estaba huyendo cuando recibió un disparo y murió en el acto.

Uno de los relatores del informe, Alexandre Ciconello, ha explicado cómo la policía mató a Davi, de 25 años, el mes de marzo del año pasado: "Le dispararon en la pierna, se arrastró por el suelo pero la policía no dejó que le llevaran al hospital. La madre se tiró encima de su cuerpo, murió en la calle poco después".

Las muertes impunes son solo "la punta del iceberg" de la actitud desafiante de la policía en los suburbios dominados por el narcotráfico; el informe señala que los vecinos tienen que convivir con invasiones de domicilios, robos, chantajes, agresiones físicas y prácticas como la "troia"; cuando la policía ocupa sin permiso la casa de algún vecino para esconderse y esperar a que pase el objetivo a abatir.

Los responsables de Amnistía Internacional informaron del contenido de este estudio a toda la cúpula de seguridad del Estado de Río de Janeiro la semana pasada, en una reunión de tres horas que "habla por sí sola", según el director de AI Brasil, Atila Roque, que aunque reconoce enormes avances y buena disposición del secretario de Estado de Seguridad de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame, destaca que no pueden dejar de denunciar estos abusos.

Roque confía en que el informe ayude a romper la "epidemia de la indiferencia" que afecta a la sociedad brasileña: "¿Cómo podemos dormir cada día sabiendo que cada año mueren 56.000 personas en Brasil?", ha lamentado, recordando que la igualdad y los derechos humanos son conquistas muy recientes en Brasil y que desgraciadamente la Justicia es más igual para unos que para otros.

La presentación ha estado marcada por la presencia de varias madres cuyos hijos han sido asesinados por la policía en los últimos años. Una de ellas, Terezinha de Jesus, vio como un policía mataba a su hijo Eduardo de diez años a quemarropa, cuando jugaba con el móvil en la puerta de su casa, en una favela del Complexo do Alemão.

En declaraciones a Sputnik Nóvosti Terezinha ha confiado en que el informe de Amnistía Internacional muestre "la cobardía de la policía" para que la sociedad brasileña abra los ojos: "Yo solo confío en la Justicia divina, porque para mí cada día es peor. Pero voy a luchar y sólo pararé hasta que vea a los asesinos de mi hijo entre rejas", ha avisado.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

21 Julio 2015

Una atractiva barrendera de Río de Janeiro se ha convertido en una sensación en Internet en Brasil luego que fotos de ella posando seductoramente en su traje de trabajo de color naranja fueron publicadas en la web.

Rita Mattos, de 23 años, encontró repentina fama después de que las imágenes de ella barriendo la calles de la ciudad de Río de Janeiro comenzaran a circular por todo el país a través de WhatsApp la semana pasada.

Rita Mattos gana alrededor de 2.000 reales al mes, unos 600 dólares, y ha criticado la exposición que ha tenido en los último días, e incluso acusó a sus fans de discriminar a sus colegas menos hermosas.

Pero la barrendera admite que aceptaría posar desnuda siempre y cuando reciba una oferta adecuada. “Las personas se sorprenden cuando ven a una chica bonita trabajando como barrendera”, dijo al diario Extra de Brasil.

Redacción Leo.bo

Fuente: La Capital

16 Abril 2015

Unas 32 toneladas de peces muertos fueron retiradas de la laguna donde se disputarán los eventos de remo y canotaje de los Juegos Olímpicos del próximo año, dijeron autoridades de Río de Janeiro.

Más de 60 personas del departamento de salubridad de la ciudad han estado trabajado diariamente desde el miércoles pasado para quitar los peces, con miles llevados a la costa por la corriente. Continuarán trabajando hasta que se resuelva el problema, dijeron autoridades del departamento.

Especialistas cuestionan lo que causó la muerte de los peces. Algunos dicen que se debió a una caída en la temperatura del agua mientras que otros afirman que la culpable es la polución.

El fenómeno en la Laguna Rodrigo de Freitas no es nuevo, ya que toneladas de peces muertos han aparecido a intervalos regulares por más de una década.

La laguna es una de las atracciones de Río y en ella se realizarán las competencias de remo y canotaje durante los Juegos Olímpicos del 2016.

La calidad del agua ha sido unas de las mayores preocupaciones para los organizadores y la Bahía de Guanabara, donde se realizarán las competencias de vela, también ha sido criticada.

El Gobierno estatal de Río de Janeiro prometió reducir la cantidad de aguas residuales que llegan a la bahía en un 80%, pero recientemente reconoció que es poco probable que pueda cumplir esa meta.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

02 Abril 2015

La policía comenzó a reemplazar a más de 3.000 militares que ocupaban desde hace un año el peligroso complejo de favelas de Maré, situadas cerca del aeropuerto internacional de Rio de Janeiro, ciudad que albergará en poco más de un año los Juegos Olímpicos.

La estrategia forma parte del programa gubernamental para restablecer el orden en estas 16 favelas que ocupan 7 km2 y donde viven unas 140.000 personas, situadas al borde de la Bahía de Guanabara y junto a los principales accesos al centro de Rio.

Desde el año pasado, cuando tuvo lugar la Copa del Mundo de fútbol, "había un trabajo de integración entre el ejército y 220 policías en Maré. El proceso de 'pacificación' continúa y comenzamos (a retirar a los militares) por las favelas Praia de Ramos y Roquette Pinto que son las más tranquilas", dijo a la AFP en la Maré el portavoz de la policía militar, Frederico Caldas.

"A partir de mayo, entraremos en las de Nova Holanda y Parque Uniao, donde esperamos resistencia" de parte de narcotraficantes, "pero debemos mostrar nuestra determinación" en mantener el proceso de pacificación en esta región, agregó.

La sustitución de los militares por la policía concluirá el 30 de junio con la implantación de cuatro comisarías conocidas como Unidades de Policía Pacificadoras (UPP), donde trabajarán 1.600 policías, "una cifra que puede cambiar en función de las necesidades", dijo Caldas.

El gobierno de Rio de Janeiro ha reconquistado 264 favelas donde viven más de 1,5 millones de personas de manos de narcotraficantes y milicianos antes de la Copa del Mundo y con vistas a los JO de 2016, e instaló en ellas 38 UPP. Durante más de tres décadas la policía no entraba a estas barriadas, que carecían también de servicios públicos esenciales como clínicas o saneamiento.

Actualmente cerca de 10.000 policías están desplegados en estos territorios, pero aunque la población reconoce que ya los narcos no se pasean armados con fusiles por las calles, en muchos de ellas continúa la violencia entre diferentes facciones narco, entre narcos y policías y hasta la brutalidad policial con habitantes.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

26 Febrero 2015

Las autoridades ambientales de Río de Janeiro investigan la muerte de miles de peces que quedaron flotando en aguas donde el año entrante se realizarán las competiciones de vela de los Juegos Olímpicos.

Las sabogas, un pez de tono blanco grisáceo, fueron descubiertas el martes por inspectores que realizaban análisis de rutina en las contaminadas aguas residuales de la Bahía de Guanabara. La agencia está realizando pruebas para determinar la causa de la muerte y los resultados se esperan para dentro de una semana, informó la dependencia el martes.

El hallazgo de los peces, que fueron arrastrados hasta la costa a un lado del Aeropuerto Internacional de Río de Janeiro y a unos 12 kilómetros (7,5 millas) de donde comenzarán las pruebas de vela de Río 2016 ocurre en medio de una visita de inspectores del Comité Olímpico Internacional (COI) a la ciudad para evaluar el progreso en los preparativos para las justas.

También sigue a los optimistas comentarios del gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezao, quien aseguró que la ciudad está trabajando para cumplir con la promesa de tratar 80% de las aguas residuales en la extendida área urbana que rodea la bahía.

Aunque la mayor parte de las de aguas residuales durante mucho tiempo han fluido hacia la bahía, Pezao dijo que 49% de las aguas negras de la zona ahora se tratan. Sin embargo, reconoció que Río de Janeiro probablemente no logre el objetivo de tratar el 80%.

"No es fácil", dijo a los reporteros en un evento en el metro de la ciudad el miércoles. "Cada vez que negociamos, el proceso de licitación (del proyecto) desacelera las cosas".

Christophe Dubi, director ejecutivo del COI, dijo en conferencia de prensa el miércoles en Río que al parecer se mantiene el objetivo de descontaminar la bahía hasta en 80%.

"Seguimos con esa meta. No podemos juzgar hasta el final", declaró. "Somos como atletas que se esfuerzan por llegar a la meta y debemos respetar todos los esfuerzos que se hagan".

La calidad del agua se ha convertido en un tema candente a medida que se aproximan los Juegos Olímpicos y ante las pocas señales de avance en la limpieza de la fétida bahía, además del sistema de lagunas en el oeste de Río que rodean el Parque Olímpico, el corazón de los juegos.

El sistema de lagunas Jacarepagua también está contaminado por aguas negras y basura. Fotos tomadas el martes por el grupo ecologista Olho Verde mostraron un masivo florecimiento bacteriano dentro de la laguna que se ha derramado hasta el Atlántico y a una popular bahía cercana. Las cianobacterias son organismos unicelulares que dan al agua un aspecto verde azulado y algunas veces pueden ser tóxicas para los humanos, plantas y especies animales.

Atletas que han visitado Río en los últimos meses para eventos de prueba de vela se han quejado de los peligros para la salud y los riesgos de tropezar con la basura que flota en las aguas donde van a competir.

A pesar de eso, Nawal El Moutawakel, jefe de inspectores del COI en Río, dijo esta semana que les "han asegurado que todas las sedes" estarán lo suficientemente limpias para que los "atletas puedan competir de forma segura".

La muerte de peces es común en el lago Rodrigo de Freitas, donde se realizarán algunas justas olímpicas. Algunas veces después de las fuertes lluvias, el nivel de oxígeno en el lago baja, lo que mata a toneladas de peces.

El comunicado de la agencia ambiental de Río indicó que las pruebas realizadas en noviembre en otro caso de muerte de sabogas en la bahía de Guanabara "no mostraron anormalidades en el agua ni la presencia de sustancias químicas o tóxicas".

"Por lo tanto", según el comunicado, "los especialistas llegaron a la conclusión de que los hechos podrían estar relacionados con la intensa sequía".

El periódico brasileño O Globo informó el miércoles que en el incidente de noviembre se recogieron unas 60 toneladas de peces muertos.

Redacción Leo.bo

Fuente: AP

Últimas Noticias

Prev Next

Preocupa el cambio climático

El cambio climático y sus efectos en Santa Cruz fue motivo de un Congreso Internacional...

El sueño del bandolero (68)

Mi suegra doña Josefina Del Valle Arreaza de Sosa, oriunda de Caripito, Venezuela, nos invitó...

Congreso Internacional del Cambio Climát…

Congreso Internacional del Cambio Climático Avance de la urbanización afecta la productividad

Santa Cruz debe avanzar en la elaboración de una estrategia integral para mitigar y adaptar...