Santa Cruz de la Sierra
28 Abril 2015

El concejal electo por la alianza UNICO en el municipio de Shinahota, Limbert Condo, denunció que en el trópico de Cochabamba se vive un “terrorismo político-sindical”. Él es uno de los afectados por la decisión de la dirigencia cocalera de quitar los catos de coca a los afiliados que salieron electos por un partido distinto al Movimiento Al Socialismo (MAS).   

“El ambiente está muy tenso. Me he referido a esta situación denominándola como terrorismo político-sindical por una serie de hechos”, dijo el legislador.

Argumentó que además de la sanción con los catos, existe temor porque la dirigencia quitó a 12 de sus compañeros el derecho a comercializar sus producto en el mercado local, acusándolos de que “han apoyado a otro partido político”.

“Hay bastante miedo, preocupación en nuestras familias, obviamente también en la comunidad, porque son determinaciones fuera de este contexto, fuera del ámbito de la democracia en este país”, sostuvo.

Además, Condo afirmó que recibe constantes amenazas y que los cocaleros que lo apoyaron “por debajo” fueron expulsados de reuniones.

Otro hecho que recordó para sustentar su afirmación es el encarcelamiento de tres dirigentes. Afirmó que ellos sufrieron esa represalia por exigir respeto a la decisión que adoptó un cabildo de Shinahota para que Lidia Poma sea designada como candidata del MAS a alcaldesa.

Uno de los detenidos Herbert Valencia relató que en el cabildo se eligió a Poma, pero Evo Morales decidió que otra persona postule. Entonces, él y sus compañeros protestaron. Luego, según su narración, fue secuestrado por efectivos de fuerzas del orden quienes lo acusaron de atentar contra el Presidente.

Valencia salió de la cárcel, sin embargo, afirmó que aún vive una psicosis constante porque teme que le vayan a plantar droga o armas en su mochila para inculparlo de algún crimen.

Acusó a la “vieja guardia” de la dirigencia cocalera de su región de realizar esas acusaciones en su contra. Identificó que en esta facción están Margarita Terán (exconstituyente del MAS cuya familia fue acusada de narcotráfico), Rímer Ágreda (alcalde de Shinahota) y Severo Delgado. ERBOL trató de comunicarse con Terán y el vicepresidente de la Coordinadora de las 6 federaciones, Leonado Loza, pero sus celulares estaban apagados.        

Villena pide a Evo que revisa la decisión

El Defensor del Pueblo, Rolando Villena, se declaró preocupado por la sanción de quitar los catos a los cocaleros que no postularon con el MAS y pidió a Evo Morales, quien es presidente de la Coordinadora de las 6 federaciones, que revise esa pena.     

“Quiero entender que este tema (la sanción) va a acabar muy pronto en términos de recapacitar, porque si se consuma esto sería muy grave. Yo exhortaría  de la manera más fraternal al Presidente que revise esta medida. No es conducente a la dignidad que él representa”, manifestó.

Villena sostuvo que “este tipo de acciones resienten a la democracia” y reflexionó que se debe aprender a que el pueblo puede decidir de maneras distintas.

No somos propiedad de Evo

Valencia se dirigió a Evo Morales y dijo: “con mucho respeto: los cocaleros no somos de su propiedad. El trópico de Cochabamba no es una hacienda y la Constitución manda que Bolivia es una país multicultural y existe la pluralidad política”.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Erbol

23 Julio 2014

La guerra entre palestinos e israelíes lleva varias décadas latentes, y los hebreos cada vez comen más terreno a los árabes. Y no sólo terreno: en 2006 les impusieron un bloqueo, con el que no dejan entrar alimentos y productos básicos. Por eso, los palestinos se buscan las maneras de conseguir lo necesario para sobrevivir, y han construido cientos de pasadizos con los que trapichear: combustible, alimentos y hasta armas son trasladadas por estos túneles, para después vendérselas al millón y medio de habitantes que pueblan la Franja de Gaza.

También existen de estos pasadizos en la frontera entre Gaza e Israel. En marzo de 2014 el ejército israelí consiguió descubrir uno de ellos.

Las entradas de los túneles se ven desde la frontera entre Egipto y el sur de Gaza, cerca de la ciudad de Rafah. En agosto de 2012, Egipto comenzó a acordonar los accesos después de que un hombre armado, reconocido como un militante de Hamás, disparara y matara a 16 policías fronterizos.

Las galerías están vigiladas continuamente por personal armado. Entre los materiales con los que se trafica no faltan las armas, como en la operación que llevaron a cabo en el campo de refugiados de Rafah en diciembre de 2005.

Los pasadizos han sido construidos y derribados una y mil veces, pero los palestinos se afanan en repararlos: en enero de 2009 fueron bombardeados por Israel en una ofensiva que duró 22 días. Cuando acabó, cientos de palestinos fueron hasta allí para restablecer el sustento comercial del territorio controlado por Hamas.

En septiembre de 2013, las fuerzas de seguridad egipcias inundaron los túneles que se encuentran en la frontera entre su país y la Franja de Gaza. Eso no impidió que los palestinos siguieran utilizándolos para proporcionar a sus compatriotas productos de primera necesidad.

Cientos de mercaderes de Gaza se amontonan alrededor del área fronteriza de Rafah cada día para recoger las mercancías, lo que ha convertido a la zona en un floreciente lugar de negocio.

Para los israelíes, estos pasajes son conocidos como "túneles del terror".

En octubre de 2013, el gobierno de Hamas se planteaba cómo pagar a los empleados de los túneles, ya que los ingresos que proporciona el tráfico de alimentos, combustible y armas decayó cuando el vecino Egipto comenzó a destruir las galerías.

Dentro de los túneles cuentan con cobertura, por lo que los contrabandistas se comunican con sus compañeros a través de teléfono móvil.

Para acceder a los subterráneos hay escalerillas pegadas a la pared. Aunque Israel ha intentado clausurarlos muchas veces, las tuneladoras hicieron un trabajo tan bueno que ahora es posible conducir un coche por las galerías.

El gobierno egipcio decidió inundar los pasadizos de su frontera con aguas residuales para impedir el contrabando de productos básicos y armamento para Hamás.

Los trabajadores de los túneles ascienden a la superficie gracias a una cuerda a la que se encaraman.

Las voces de los constructores y el ruido de sus herramientas solían retumbar en las calles de Gaza. Ahora, los edificios sin terminar emiten un silencio escalofriante, y los albañiles ociosos han dejado de preocuparse en cómo acabarlos. El bloqueo de Egipto e Israel a la Franja de Gaza ha dejado la industria y la construcción en punto muerto.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

 

Últimas Noticias

Prev Next

Se tiene previsto que lleguen hoy a Sant…

Se tiene previsto que lleguen hoy a Santa Cruz Ganaderos del Ecuador  comprarán embriones

Ganaderos del Ecuador tienen serias intenciones de adquirir genética de las razas nelore y nelore...

Warnes Capturan a antisocial que se hac…

Warnes Capturan a antisocial que  se hacía pasar por policía

Un sujeto que ya cuenta con antecedentes, fue aprehendido por la policía por suplantación de...

Murió en su ley Asesinaron a Hardy Gómez…

Dice el refrán ‘el que a hierro mata a hierro muere’.  Esas palabras parecen describir...