Santa Cruz de la Sierra
21 Octubre 2015

La decisión de la empresa nipona se produjo luego de haber detectado una avería en el sistema utilizado para la apertura automática de las ventanillas.

Entre los modelos afectados se encuentran el Toyota Corolla, el Yaris, el Camry, el Rav 4, el Highlander y el Auris, según dio a conocer la compañía.

Alrededor de 1,2 millones de esas unidades corresponden al mercado europeo, 2,7 millones al norteamericano y unas 600.000 al japonés, precisó la firma automotriz a través de un correo electrónico.

La falla, que puede hacer que los botones para la apertura de ventanillas del lado del conductor se recalienten e incluso puedan llegar a causar un incendio, afecta a modelos -en el caso de aquellos producidos fuera de Japón- producidos entre agosto de 2005 y agosto de 2006, y entre enero de 2009 y diciembre de 2010.

Sin embargo, hasta ahora Toyota no tiene constancia de algún accidente en carretera por culpa de esta avería, aunque sí ha recibido un informe de un caso en Estados Unidos en el que un ocupante sufrió quemaduras en una mano.

También se han conocido 11 casos -siete de los cuales tuvieron lugar en el mercado norteamericano y dos en el europeo-, en los cuales los botones de las ventanillas o el revestimiento de las puertas se quemaron por efecto del mencionado desperfecto.

La falla se produciría como consecuencia de la aplicación insuficiente de un lubricante, que protege a componentes internos del calor.

Toyota explicó que los concesionarios inspeccionarán el panel de controles y aplicarán nuevamente dicho lubricante para proteger el sistema, una operación que lleva aproximadamente 45 minutos.

Pero si el panel continúa funcionando de manera incorrecta, procederán a reemplazar un circuito interno, lo que conllevará otros 45 minutos.

Redacción: Leo.bo
Fuente: EFE

23 Abril 2015

Mecum Auction en Indiana, Estados Unidos, subastará el próximo 12 de mayo uno de los carros que condujo Paul Walker en la primera parte de Rápido y Furioso.

Se trata del famoso Toyota Supra 1993 personalizado, el cual es capaz de alcanzar más de 40 kilómetros por hora en tan solo diez segundos.

El carro fue completamente personalizado para la película, y lo utilizó Paul Walker en una de las carreras más importantes de Rápido y Furioso. El auto lo utilizó Brian O’Conner para competir contra un Ferrari dentro de la película, dejando así impresionado a Dominic Toretto (Vin Diesel).

El automóvil se encuentra intacto, además de estar personalizado, también fue conducido por el fallecido actor Paul Walker, por lo que aumenta su valor.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Teleshow

Últimas Noticias

Prev Next

Por culpa del desempleo - Dos millones d…

Por culpa del desempleo - Dos millones de brasileños otra vez en la pobreza

Hace casi tres años que el desempleo y la pobreza merodean a la familia de...

Sospechoso - No aparece el marido de com…

Sospechoso - No aparece el marido de comerciante asesinada

El principal sospechoso de la muerte de la comerciante Justina Ramos Mamani (28) es su...

Con $us 5 millones, por conducta anticom…

Con $us 5 millones, por conducta anticompetitiva - Multan a la CBN, pero esta impugnará la resolución

La Cervecería Boliviana Nacional se encuentra en conflicto con la Autoridad de Fiscalización de Empresas...