Santa Cruz de la Sierra
15 Abril 2015

La guerrilla comunista de las FARC lamentó este miércoles la muerte de 10 militares colombianos en un combate y llamó al gobierno de Juan Manuel Santos a aceptar una tregua bilateral mientras ambas partes negocian la paz en Cuba.

"Manifestamos nuestra preocupación por los hechos que han reportado de nuevos combates en el Cauca. A todas luces esto tiene su causa en esa incoherencia del gobierno de estar ordenando operativos militares contra una guerrilla que está en tregua unilateral desde diciembre", dijo a la prensa el comandante guerrillero Pastor Alape en La Habana.

Al menos 10 militares muertos y 17 heridos dejó este miércoles un ataque atribuido a la guerrilla FARC en una zona remota de Cauca, oeste de Colombia, dijeron funcionarios.

"Lamentablemente estamos viendo muertos en la Colombia representada en el Estado", dijo Alape, integrante de la delegación de las FARC que negocia un acuerdo de paz con el gobierno en Cuba.

"Sea emboscada o contraemboscada (poco importa), lo que tenemos que ver es que hay unos colombianos muertos", agregó.

Alape expresó que "lo que están clamando los campesinos es que ese cese el fuego se extienda y sea bilateral".

"Estos hechos hay que pararlos, es necesario parar esta guerra, es necesario hacer esfuerzos para que dejemos de ver madres llevando a sus hijos a los cementerios", indicó Alape, quien llamó al presidente colombiano Juan Manuel Santos a aceptar un cese el fuego bilateral.

"Señor presidente Santos, la tregua bilateral es urgente", dijo, afirmando que el Ejército colombiano ha continuado las operaciones contra "una guerrilla que va a cumplir cuatro meses rehuyendo combates".

En consecuencia, la delegación de las FARC pidió en un comunicado en su página pazfarc-ep.org "la puesta en marcha, inmediatamente, de mecanismos de verificación y distensión de la situación de confrontación militar en el área donde se han producido estos lamentables hechos".

"Hacemos un llamamiento expreso al Frente Amplio por la Paz, a los países garantes y acompañante en los Diálogos -Noruega, Cuba, Venezuela, Chile- al CICR y a UNASUR, para que se envíe cuanto antes una misión a Buenos Aires, Cauca, para verificar lo ocurrido y elaborar un informe con recomendaciones que eviten la repetición de estos hechos", concluyó.

El gobierno de Santos y las FARC están negociando la paz en La Habana desde noviembre del 2012 y hasta ahora han consensuado tres de los seis puntos de la agenda.

El conflicto armado colombiano de medio siglo ha dejado 220.000 muertos y 5,5 millones de deslazados, según cifras oficiales.

Redacción:Leo.bo      

Fuente: AFP

 

11 Marzo 2015

El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, dijo hoy que pese al anuncio hecho por el presidente Juan Manuel Santos de suspender los bombardeos durante un mes contra los campamentos de las FARC, las Fuerzas Armadas no van a renunciar a esos ataques si detectan "una amenaza inminente contra la población".

Pinzón, que se encuentra de visita oficial en Corea del Sur, señaló que por orden del mismo mandatario continuarán "protegiendo a los colombianos y haciendo control al territorio con todos los medios a su disposición", según recoge un comunicado de su despacho.

El jefe de Estado colombiano ordenó ayer la suspensión de bombardeos durante un mes contra las FARC en respuesta cumplimiento del cese del fuego unilateral e indefinido que esa guerrilla mantiene desde el pasado 20 de diciembre.

"Para impulsar el desescalamiento del conflicto, he decidido dar la orden al ministro de Defensa y a los comandantes de las Fuerzas de cesar los bombardeos sobre los campamentos de las FARC durante un mes", indicó Santos en una alocución al país. Dicho plazo se podrá prorrogar si las FARC demuestran que mantienen su compromiso de no agresión.

En este sentido, Pinzón señaló que ni las Fuerzas Militares ni la Policía son "arquitectos de la paz", por lo que "seguirán comprometidos con el bienestar y la seguridad de los colombianos".

También hoy, el jefe de la delegación de paz en La Habana, Humberto de la Calle, reiteró que la suspensión de bombardeos "es una medida de construcción de confianza" en vistas a la "terminación del conflicto armado", que no afecta la seguridad ni las operaciones militares contra otras guerrillas como el ELN o las bandas criminales.

De igual forma, fue enfático al señalar que la medida tomada por Santos no es un cese bilateral del fuego "disfrazado" como han señalado los críticos de los diálogos de paz, pues subrayó que "aquí no hay acantonamiento, no hay repliegue de fuerzas".

"Todas esas decisiones han sido coordinadas y tomadas con las Fuerzas Militares y de Policía, no es una decisión de espaldas a ellos. No hay parálisis de la Fuerza Pública, tampoco es un cese bilateral disfrazado", enfatizó.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

18 Diciembre 2014

El cese del fuego unilateral e indefinido decretado por las FARC, un anuncio sin precedentes en el proceso de paz, fue saludado el jueves por el gobierno colombiano, que mantuvo sin embargo su negativa a una tregua bilateral.

"Este es un buen inicio para un proceso de desescalamiento de hostilidades", aseguró la Presidencia en un comunicado, un día después del anuncio sorpresivo de la guerrilla comunista.

El miércoles las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron desde La Habana un cese del fuego unilateral "por tiempo indefinido", el primero de este tipo desde el comienzo de las negociaciones de paz en Cuba en noviembre de 2012.

El grupo rebelde, que dijo que la tregua comenzará el próximo sábado si se dispone de veeduría internacional, advirtió sin embargo que daría por terminado ese cese al fuego si sus unidades son atacadas por el Ejército, un complicado condicionante para el gobierno de Juan Manuel Santos.

"Estamos dispuestos a iniciar la discusión sobre el tema de verificación para el eventual cese bilateral y definitivo cuando se dé inicio formalmente a la discusión" sobre el fin del conflicto, contestó el gobierno, que a la vez dijo que monitoreará la decisión de la guerrilla.

Las FARC han pedido varias veces un cese al fuego bilateral en Colombia mientras se negocia en Cuba, pero Santos se opone pues asegura que los rebeldes lo utilizarían para fortalecerse.

"El anuncio muestra una decisión política fundamental de las FARC de avanzar hacia la búsqueda de un cese de la confrontación", dijo a la AFP el politólogo y profesor de la Universidad Nacional Jaime Zuluaga.

No obstante, tiene "el diablillo preocupante de la condicionalidad", advirtió Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC).

- Flor "con espinas" -

"Nos acaban de enviar un regalo de Navidad: un cese al fuego unilateral e indefinido que (...) es como una flor que recibimos, pero cuando abrimos el regalo hay un tallo lleno de espinas", dijo Santos en un discurso este jueves sobre la condicionalidad en la propuesta de las FARC.

La Unión Europea recibió sin embargo la decisión de las FARC con optimismo y aseguró que "contribuirá a construir confianza entre las partes".

La oficina de las Naciones Unidas en Colombia tildó a su vez al cese al fuego de las FARC como un "gesto esperanzador", que de implementarse efectivamente "generaría confianza en que el proceso de paz avanza hacia la finalización del conflicto".

Para este diciembre se esperaba que las FARC decretaran una tregua navideña, como en años anteriores, pero la sorpresa de que fuera indefinida y la presión que generó al gobierno despertó críticas en la oposición colombiana.- "Chantaje" -El expresidente y actual senador Álvaro Uribe, férreo opositor a los diálogos, calificó de "chantaje" el anuncio de la guerrilla."FARC quiere que las FFAA estén quietas para fortalecerse o responsabilizarlas de la continuidad de la violencia", aseguró el expresidente en su cuenta en Twitter.

Mientras que el procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, dijo en un comunicado que el anuncio era una "burla" y "una hábil forma de engañar" de las FARC.

El gobierno ha insistido en promover un "desescalamiento" del conflicto armado, especialmente luego de que la captura por las FARC de un general del Ejército en noviembre provocara la suspensión temporal de las conversaciones, pero hasta el momento no ha mencionado cómo se lograría.

Las negociaciones de La Habana buscan acabar con un conflicto que ha dejado en 50 años unos 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados, según cifras oficiales.

Hasta ahora las partes han consensuado tres de los seis temas en agenda: reforma rural, participación política de la guerrilla y solución al problema de las drogas ilícitas, pero restan asuntos complejos, como la reparación de las víctimas -en discusión-, el abandono de las armas y el mecanismo para refrendar un eventual acuerdo de paz.

"Falta mucho por negociar. La decisión de las FARC no ofrece ninguna garantía de que terminaremos el conflicto, pero es un avance", dijo Restrepo.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

Últimas Noticias

Prev Next

Municipio inicia construcción del nuevo…

Municipio inicia construcción del  nuevo Complejo de Tratamiento de Residuos Sólidos

El Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, a través de la Empresa...

La misión (II)

“Ahora voy a ser un delfín. Los delfines son cariñosos e inteligentes. Y son muy...

Señalan no ser militantes Ciudadanos ind…

Señalan no ser militantes Ciudadanos indignados por inscripción abusiva

La mañana de ayer, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) lanzó una aplicación virtual para que...