Santa Cruz de la Sierra
24 Febrero 2017

Un grupo de enfermeras de un hospital privado de Antalyua (Turquía) han sido despedidas después de que se hiciera público un vídeo en el que se las ve bailando junto a varios pacientes en estado de coma en la unidad de cuidados intensivos. Los medios locales indicaron que las imágenes fueron grabadas en diciembre de 2013 pero no han salido a la luz hasta ahora, momento en el que un ex trabajador del centro las ha compartido, informa "Daily Mail".

En el vídeo se puede ver a al menos cinco personas moviéndose al ritmo de un baile tradicional turco durante dos minutos. De fondo, se pueden escuchar las risas de varias personas que presenciaban la escena.

Según «Hurriyet Daily News", Hüseyin Sarı, director del centro, indicó que el personal involucrado le informó del contenido del vídeo cuando tuvieron conocimiento de las imágenes. Asimismo, indicó que reportó lo sucedido de forma inmediata a la Dirección Provincial de Salud. Sarı hizo hincapié en que este tipo de comportamientos están prohibidos.

En el hospital, que cuenta con una de las Unidades de Cuidados Intensivos mejor equipadas de la ciudad, trabajan 580 profesionales.

Redacción: Leo.com.bo                                              

 

Fuente: AFP

22 Febrero 2017

Las autoridades turcas detuvieron hoy miércoles a 35 presuntos miembros del Estado Islámico en redadas en Estambul, según la cadena Haberturk.  

La Policía llevó a cabo varias redadas simultáneamente en 41 lugares de la ciudad y recogió documentos relacionados con el grupo yihadista, según el medio.

El grupo ha sido acusado de llevar a cabo al menos seis ataques contra objetivos civiles en Turquía a lo largo de los últimos 18 meses, lo que ha llevado a las autoridades a intensificar sus esfuerzos para actuar contra las redes de sospechosos.

La madrugada del día de Año Nuevo, 39 personas, en su mayoría extranjeros, fueron asesinadas cuando un atacante del Estado Islámico abrió fuego dentro del club Reina en Estambul. El Estado Islámico dijo que el ataque era en venganza por la intervención militar turca en Siria.

Turquía, miembro de la OTAN, forma parte de una coalición liderada por Estados Unidos contra el Estado Islámico y lanzó una incursión en Siria en agosto para expulsar al grupo yihadista y a los milicianos combatientes kurdos.

Redacción: Leo.com.bo                                              

 

Fuente: Reuters

07 Febrero 2017

Las fuerzas de seguridad turcas han cerrado una redada masiva contra sospechosos de pertenencia al auto denominado Estado Islámico (IS por sus siglas inglesas). Según el Ministerio del Interior se ha detenido a 820 personas desde el 30 de enero pasado, la mayoría extranjeras, en la que ya es la mayor intervención policial contra el IS realizada hasta el momento.

Agentes de las fuerzas especiales y de las unidades de Inteligencia y Antiterrorismo policiales y de la Gendarmería han irrumpido en hoteles y residencias particulares de 29 provincias de Turquía, tanto próximas a Estambul como fronterizas con Siria y del interior. Junto a los arrestos, de acuerdo con medios turcos, los uniformados han incautado documentación, dos pistolas, cuatro fusiles y munición.

Los detenidos han sido identificados como personas con conexiones con Siria e Irak. Trabajaban tanto preparando atentados en el país euroasiático como desarrollando tareas de propaganda y reclutamiento a través de Internet. Por ejemplo, en Esmirna, en la costa Egea, la prensa local asegura que los nueve detenidos preparaban un ataque y habían tratado de aprovechar el flujo migratorio para diseñar golpes.

La mayoría de detenciones de la operación se produjeron el domingo cinco de febrero. En Sanliurfa, fronteriza con la provincia siria de Raqqa - cuya capital sigue en manos del IS - la Policía detuvo a 150 sirios. En la ciudad central conservadora de Konya, conocida base logística de los yihadistas, hubo 75 aprehendidos. En Ankara, la capital, 60. En Estambul y provincias cercanas, más de sesenta.

Turquía ha sido durante años una plataforma de acceso a Siria para numerosos militantes opositores al gobierno del presidente sirio Bashar Asad, la mayoría de corte islamista. La aparente vista gorda de las autoridades sirvió para que grupos yihadistas, el Estado Islámico a la cabeza, se asentaran. Pero el IS no tardó en extender su actividad armada más allá de Siria e Irak y dirigirla contra los turcos.

Docenas de turcos y turistas han muerto durante los dos últimos años en atentados atribuidos al IS, y que ellos han reivindicado o no según su conveniencia estratégica. A finales del pasado año el auto proclamado 'califa' del IS, Abu Bakr Bagdadi, instó a sus seguidores a masacrar en Turquía como respuesta a la operación Escudo del Éufrates, que el ejército turco dirige en su contra en el norte sirio.

El último de estos ataques ocurrió la pasada noche de fin de año en la discoteca Reina de Estambul. Abdulkadir Masharipov, de nacionalidad uzbeka y bajo arresto policial, mató a 39 personas con un fusil de asalto. La mayor matanza perpetrada por el IS en Turquía hasta el momento fue el 10 de octubre de 2015, cuando dos hombres bomba mataron a 102 activistas de izquierdas marchando en Ankara.

Precisamente este martes se ha decretado prisión provisional para Esin Altintug, mujer de uno de los participantes de aquel atentado. Su marido Halil Ibrahim Durgun, que se había encargado de trasladar a los atacantes hasta el lugar donde se detonaron, se inmoló con explosivos posteriormente para evitar su detención durante una operación policial en Gaziantep.

Interior ha añadido que los agentes han actuado también contra sospechosos de pertenencia a otras organizaciones armadas. En la última semana han detenido a 287 presuntos miembros de la guerrilla kurdoturca PKK, 29 de los cuales están en prisión preventiva, así como 21 militantes de izquierdas, dos de los cuales fueron encarcelados.

Además, se puso entre rejas a 73 de 701 personas detenidas por supuesta vinculación con la denominada organización FETÖ/PDY, que es como Turquía denomina a los seguidores de la cofradía del predicador islámico Fethullah Gülen. El gobierno turco los acusa de ejecutar el golpe de Estado fallido del pasado 15 de julio, algo que el teólogo Gülen niega desde su exilio en EEUU.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: El Mundo

 

30 Enero 2017

El ministro de Medio Ambiente y Planificación Urbana de Turquía, Mehmet Ozhaseki, ha hablado de la grave amenaza de un fuerte terremoto en Estambul en los próximos 10 años. Lo ha hecho en una entrevista con el canal de televisión Haberturk.

"El 42% del territorio de Turquía se encuentra en una zona [de alta actividad] sísmica. Sin embargo, la ciudad de Estambul se halla sometida al mayor riesgo, porque allí se ubican cuatro fallas de la corteza terrestre, cada una de las cuales, de acuerdo con unos recientes estudios sismológicos, pueden causar temblores en cualquier momento. A juicio de los sismólogos, hasta el año 2030, Estambul puede sufrir un terremoto de magnitud de 7,5 puntos", advierte Ozhaseki.

El ministro también hizo hincapié en la urgente necesidad de comenzar a trabajar en el fortalecimiento de los cimientos de unos 6 o 7 millones de edificios en todo el país:

"La mayoría de los edificios construidos después de 1999 se encuentran en buenas condiciones y tienen cimientos sólidos, puesto que fueron levantados de acuerdo con las nuevas regulaciones adoptadas por las autoridades turcas tras el devastador terremoto cerca de Estambul del 17 de agosto de 1999, que se cobró 18.000 vidas.

Sin embargo, en todo el país hay unos 15 millones de edificios construidos antes de 1999. Al menos la mitad de ellos, sobre todo los de gran altura, se encuentran en alto riesgo en términos de amenaza sismológica. En un futuro próximo, es necesario comenzar a fortalecer los cimientos de esos edificios, cree Ozhaseki.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: APF

03 Enero 2017

El primer ministro turco, Binali Yildirim, acusó hoy al gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de apoyar el terrorismo, lo que calificó de “escándalo”, en alusión al respaldo de Washington a las milicias kurdo sirias que combaten el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Siria.

En declaraciones televisadas, Yildirim dijo esperar que el gobierno del presidente electo en Estados Unidos, Donald Trump, cambie esa política tras asumir el caro el próximo día 20, y aseguró que actualmente Turquía es el único país que realmente lucha contra el EI.

Yildirim afirmó que la administración de Obama apoya el terrorismo al tratar de “derrotar a un grupo terrorista (el EI) con otro grupo terrorista”, en referencia a las milicias kurdo sirias Unidades de Protección del Pueblo kurdo (YPG).

Es un “truco de la administración de Obama”, añadió el jefe del Gobierno turco, quien expresó su esperanza en el nuevo gabinete estadounidense “ponga fin a este escándalo”.

“Es hora de tomar una decisión entre ser amigo o enemigo. Desde hace años estamos juntos con Estados Unidos en la OTAN. Somos socios estratégicos”, recordó el jefe del Gobierno turco ante el grupo parlamentario de su partido, el de Justicia y Desarrollo (AKP).

“Esta asociación no puede quedar ensombrecida por las YPG y el PYD” (Partido de la Unión Democrática, brazo político de las milicias kurdo sirias)”, añadió.

“¿Quieren ustedes estar junto a Turquía o abrir sus brazos al terrorismo?”, preguntó Yildirim.

Ankara considera a las YPG una organización terrorista, vinculada al proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda en Turquía.

Yildirim afirmó que Turquía es el único país que está luchando contra el EI, mientras que los demás (que participan en la coalición internacional contra el EI liderada por EE.UU.) no hacen prácticamente nada.

El primer ministro recordó que desde que el ejército de su país entró por tierra en Siria con la ofensiva “Escudo del Éufrates”, lanzada hace 133 días, mató, junto al Ejército Libre Sirio (ELS), a 1.270 combatientes del EI y capturó a otros 1.561.

“Estados Unidos no hace nada. Solo palabras. Lo que hace es dar abiertamente armas al PYD y a las YPG para apoyar el terrorismo en Turquía”, insistió.

“Nuestra expectativa es que el nuevo gobierno de Estados Unidos ponga fin a esta deshonra. No responsabilizamos a la nueva administración por ello. Es un asunto del gobierno de Obama”, concluyó Yildrim.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: EFE

 

17 Diciembre 2016

El terrorismo volvió a golpear hoy a Turquía con un atentado suicida contra un autobús civil, en el que viajaban soldados de permiso, y que dejó 13 militares muertos y otros 56 heridos en la ciudad de Kayseri.

El ataque se produjo sobre las 08.45 hora local (05.45 GMT) cuando un conductor suicida hizo explotar un coche bomba junto a un autocar del servicio público de transporte cerca del campus universitario de Erciyes, en una avenida en la que también se halla un complejo de cuarteles militares.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, atribuyó la autoría del ataque a grupos rebeldes kurdos.

"Queda totalmente claro el objetivo esencial de la organización terrorista separatista y de sus tácticas y los blancos de sus ataques: bloquear Turquía, meterle palos entre las ruedas, dispersar su fuerza y energía", dijo Erdogan en un comunicado.

El gobierno define como "organización terrorista separatista" a la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), calificada también como terrorista por la Unión Europea.

El vicepresidente del Gobierno, Numan Kurtulmus, fue aún más directo y atribuyó directamente la autoría al PKK: "Debemos tener en cuenta todas las posibilidades, pero las señales actuales apuntan al PKK", dijo en una comparecencia retransmitida por la cadena CNNTürk.

Kurtulmus señaló que el tipo de explosivo utilizado en el ataque es parecido al del atentado del sábado pasado en Estambul, en el que murieron 44 personas y cuya autoría se atribuyó los Halcones de la Libertad de Kurdistán (TAK), un grupo radical escindido del PKK.

"Que nuestro pueblo tenga por seguro que castigaremos el terrorismo" advirtió por su parte el ministro de interior, Süleyman Soylu, tras anunciar que las autoridades conocen ya la identidad del autor material del ataque.

Soylu señaló que la Policía ha detenido a siete sospechosos relacionados con el atentado y que hay orden de búsqueda y captura contra otras cinco personas.

En la ciudad de Kayseri, en el centro de Turquía, se encuentra uno de los complejos militares más importantes de Turquía, donde reciben entrenamiento las tropas que combaten el PKK en el sureste del país y las que participan desde el pasado agosto en una operación terrestre en Siria.

Tras el ataque, la sede del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) fue asaltada en Kayseri por un grupo de personas que destrozó y quemó el mobiliario y desplegó una enorme bandera de Turquía.

La policía dispersó a unos cien manifestantes reunidos frente a la oficina del partido que gritaban: "Los mártires no morirán, la patria no será dividida".

El Gobierno turco considera al HDP, el tercer partido del Parlamento, como brazo político del PKK, y en las últimas semanas han detenido a cientos de sus miembros, entre ellos diputados y a sus máximos dirigentes.

También se registraron ataques contra las oficinas en Kayseri del socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), donde una muchedumbre llegó a golpear a varios miembros de las juventudes del partido que pudieron escapar gracias a un pasillo de seguridad creado por la policía.

Según periódicos locales, la policía también logró evitar un ataque contra un dormitorio estudiantil donde residen jóvenes kurdos.

Tanto el CHP como el HDP condenaron hoy rotundamente el atentado de Kayseri, tal y como hicieron la semana pasada con el doble ataque en Estambul.

Se esperan concentraciones en varias ciudades del país para protestar contra los ataques tras la llamada a la movilización de Erdogan: "Lucharemos con decisión todos juntos, en un espíritu de movilización nacional y de unidad de la nación contra estas organizaciones terroristas", dijo en un comunicado.

Este año 2016 se han producido numerosos atentados, tanto del grupo yihadista Estado Islámico como de grupos kurdos, que han dejado casi 300 muertos.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: EFE

 

26 Agosto 2016

Once policías murieron y 78 personas resultaron heridas en un atentado con un camión bomba contra una comisaria en la ciudad de Cizre, en el sureste de Turquía.

El atentado se produjo a las 6.40 (3.40 GMT) cuando el vehículo explotó en un puesto de control a la entrada de un edificio de la policía antidisturbios, según la agencia Anadolu. El hecho fue atribuido al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)

La deflagración fue muy potente y la comisaría quedó prácticamente reducida a escombros, mientras que edificios cercanos han sufrido también daños.

Según algunos medios, después de la explosión se produjo un intercambio de disparos entre atacantes y fuerzas de seguridad, un proceder habitual del PKK.

El atentado se ha producido en la provincia de Sirnak, que es fronteriza con Siria e Irak y está poblada por una mayoría kurda.

Numerosas ambulancias y refuerzos policiales han sido enviados al lugar.

Al PKK se le atribuyó el miércoles un atentado contra un convoy de vehículos en el que viajaba el líder del mayor partido opositor turco, el CHP, Kemal Kilicdaroglu, que salió ileso, pero un soldado murió en el ataque.

El atentado tuvo lugar tres días después de iniciada una ofensiva sin precedentes de tropas turcas en el norte de la vecina Siria, en el marco de la operación "Escudo del Éufrates" a la vez contra el grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) y contra las milicias kurdas de Siria.

Las fuerzas de seguridad turcas sufren ataques casi diarios del PKK tras el fin de un alto el fuego unilateral por el fracaso de las conversaciones de paz con el Gobierno en julio de 2015.

Más de 600 policías y soldados han muerto en atentados desde entonces.

El PKK, clasificado como terrorista por Turquía, la Unión Europea y Estados Unidos, emprendió en 1984 una lucha armada contra el Estado en demanda de más autonomía para los más de 12 millones de kurdos que viven en el país.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: EFE

 

 

18 Agosto 2016

Al menos once personas murieron y 226 más resultaron heridas por dos coches bomba ante comisarías de policía de Turquía, dijeron funcionarios el jueves.

La primera bomba estalló en una comisaría de la provincia oriental de Van y mató a un agente y dos civiles el miércoles en la noche. Al menos 73 personas más — 53 civiles y 20 policías — sufrieron heridas.

Las autoridades culparon del ataque al Partido de los Trabajadores del Curdistán, o PKK, que ha iniciado una campaña de atentados contra comisarias o bombas camineras contra coches de la policía. La semana pasada, el comandante del PKK Cemil Bayik amenazó con incrementar sus ataques contra el cuerpo en ciudades turcas.

Horas más tarde de la primera explosión, otro coche bomba sacudió una sede policía en Elazig, una ciudad en el este del país, a primera hora del jueves matando a al menos tres agentes e hiriendo a 146 personas, dijo el gobernador de la región, Murat Zorluoglu. De ellos, al menos 14 están en estado crítico, agregó.

Imágenes de video mostraron una gran columna de humo en la zona. Había coches volteados y las ventanas de un edificio de cuatro plantas quedaron destrozadas.

Entretanto en la provincia de Bitlis en el sudeste del país, cuatro soldados murieron cuando los rebeldes detonaron una bomba justo cuando pasaba su vehículo, informaron las autoridades. Otros siete soldados resultaron heridos en el ataque. Un guardia de seguridad que ayudaba a las fuerzas oficialistas a luchar contra los insurgentes también perdió la vida en una batalla con los rebeldes en la provincia, reportó la agencia noticiosa Anadolu.

Los enfrentamientos entre PKK y fuerzas de seguridad turcas se reanudaron el año pasado tras el fracaso de un delicado proceso de paz. Desde entonces, más de 600 agentes turcos y miles de miembros del PKK perdieron la vida, según Anadolu. Grupos de derechos humanos apuntan que en los choques fallecieron también cientos de civiles.

El conflicto se ha cobrado decenas de miles de víctimas desde el que PKK tomó las armas para conseguir la independencia del suroeste de Turquía en 1984. Ankara y sus aliados consideran que el PKK es una organización terrorista.

Las autoridades turcas impusieron el jueves un bloqueo temporal a la cobertura mediática del atentado de Elazig, citando preocupaciones sobre "orden público y seguridad nacional".

Ankara suele imponer este tipo de vetos tras atentados con bombas y múltiples víctimas y el jueves pidió a los medios que eviten informar y publicar cualquier cosa que pueda causar "temor, pánico y trastornos a la población y que pueda servir a los objetivos de las organizaciones terroristas".

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: AP

 

 

Últimas Noticias

Prev Next

Grupos narcos, una logia masónica y una …

Grupos narcos, una logia masónica y una llamada-Misterio rodea la muerte de abogada de un narco

La abogada paraguaya Laura Casuso, conocida por representar al narcotraficante brasileño Jarvis Chimenes Pavao, murió...

Defensa del Chapo asegura que Cartel de …

Defensa del Chapo asegura que Cartel de Sinaloa sobornó a presidentes mexicanos

Jeffrey Lichtman, uno de los abogados principales de Joaquín ´el Chapo´ Guzmán, afirmó que el...

Muere el legendario cantante de boleros …

Muere el legendario cantante de boleros Lucho Gatica

El legendario cantante de boleros Lucho Gatica, de origen chileno y residente en México desde...