Santa Cruz de la Sierra
17 Septiembre 2019

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, ratificó a Juan Guaidó como presidente encargado del país hasta que "cese la usurpación" por parte del mandatario Nicolás Maduro, según un acuerdo aprobado hoy.

La refrendación se produjo un día después de que el gobierno de Maduro y un sector minoritario de la oposición acordaran emprender un diálogo, al margen de Guaidó, para intentar resolver la grave crisis política y económica.

El acuerdo legislativo consagra el "respaldo político irrestricto al liderazgo de Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional y como presidente encargado (...) hasta que se produzca el cese de la usurpación".

Esta decisión implicaría que el opositor, reconocido como mandatario interino por medio centenar de países, continuará al frente de la cámara después del próximo 5 de enero, cuando finaliza su período.

Un acuerdo entre la coalición opositora prevé la rotación de la presidencia del Parlamento cada año. 

Durante el próximo período ésta le correspondería a los movimientos minoritarios, entre los cuales figuran algunos de los más radicales y los que firmaron el pacto con Maduro, que prevé el regreso del bloque chavista al Parlamento -del que se retiró en 2016- y la elección de un nuevo Consejo Electoral.

Guaidó se autoproclamó presidente en enero en su condición de líder del Congreso, que previamente declaró a Maduro en "usurpación" del poder al considerar fraudulenta su reelección en 2018.

El acuerdo con las minorías fue suscrito luego de que Guaidó diera por "agotado" el diálogo que mantenían representantes suyos y de Maduro en Barbados, con la mediación de Noruega, desde mayo pasado.

Según el dirigente, esas conversaciones no pueden avanzar debido a que el gobierno se niega a aceptar la celebración de nuevas elecciones presidenciales.

Este martes, al referirse al pacto con un sector opositor, la Unión Europea (UE) señaló que cualquier negociación, para ser creíble, demanda el respaldo de la Asamblea Nacional y el "claro objetivo de llevar adelante elecciones presidenciales".

Guaidó se hizo eco de la UE para criticar el acuerdo. Está "muy claro quién tiene la legitimidad y la representatividad en el país: el único poder reconocido por el mundo, que es este Parlamento".

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

 

 

13 Septiembre 2019

La fiscalía venezolana anunció este viernes la apertura de una investigación penal contra Juan Guaidó por su presunta "vinculación" con una banda criminal colombiana que le habría ayudado a salir ilegalmente de Venezuela, tras la difusión de fotos en las que el líder opositor aparece con miembros de ese grupo.

"Ante las graves evidencias, hechas ya públicas (...), respecto a la vinculación del ciudadano Juan Guaidó con el grupo narcoparamilitar Los Rastrojos, este Ministerio Público ha decidido abrir una investigación penal", anunció el fiscal general, Tarek William Saab.

"Los medios de prueba saltan a la luz", agregó el funcionario, refiriéndose a fotografías en las que el opositor está acompañado por integrantes de esa banda, surgida de la desmovilización de grupos paramilitares en Colombia en 2006 y dedicada al narcotráfico.

"No pedimos antecedentes (penales) para tomar una foto", reaccionó Guaidó ante periodistas tras la difusión de las imágenes, negando conocer a esos sujetos.

La Fundación Progresar, una ONG colombiana de derechos humanos que monitorea la violencia en la frontera, publicó el jueves en Twitter dos fotos del opositor con Jhon Jairo Durán, apodado "El Costeño", y Albeiro Lobo Quintero, alias "El Brother", miembros de Los Rastrojos detenidos en Colombia.

La AFP comprobó la autenticidad de las fotos. Habrían sido tomadas la víspera del 23 de febrero pasado, día en que el opositor encabezó un fallido intento de ingresar a Venezuela "ayuda humanitaria" de Estados Unidos, como alimentos e insumos médicos.

Saab, de línea oficialista, ya ha abierto varias causas penales contra Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países.

Más temprano, el ministro de Interior y Justicia, general Néstor Reverol, denunció tener "elementos probatorios" suficientes al mostrar otras imágenes de Guaidó con otros dos integrantes de la banda.

"Evidencian una vez más su asociación en todas las acciones terroristas" para "atentar contra la estabilidad democrática", aseveró Reverol en una declaración transmitida por la televisora estatal VTV.

El gobierno de Nicolás Maduro acusa a Guaidó de haber sido custodiado por estos criminales al cruzar la frontera en febrero, violando una prohibición de salida del país impuesta después de que se autoproclamara presidente interino.

Saab asomó como "hipótesis" que Bogotá conocía la situación. "¿Sabía el gobierno de Iván Duque que estos paramilitares narcotraficantes del grupo Los Rastrojos iban a ser las guardias de honor de este ciudadano Guaidó? (...). Podemos suponer que sí", declaró.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

                                   

  

 

11 Septiembre 2019

La selección nacional se enfrentará a Venezuela y Panamá, en las fechas FIFA programadas para octubre y noviembre respectivamente.

La Federación Venezolana de Fútbol (FVF), confirmó hoy el cotejo, mediante un comunicado en sus redes sociales. Mientras que la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) confirmó el duelo con los panameños.

El director técnico de la Verde, César Farías, también dirigió a la selección venezolana, tanto la juvenil como la de mayores, entre 2007 y 2013, un período en el que llevó a la Sub'20 al Mundial Egipto 2009 de la categoría, y que fue la primera vez que el equipo suramericano llegó a una cita mundialista.

El primer vicepresidente de la FVF,  Jesús Berardinelli, señaló que el partido servirá para preparar a la Vinotinto para las eliminatorias suramericanas con miras al Mundial de Catar 2022.

El partido tendrá dos particularidades: es la primera vez desde septiembre de 2011 que la Vinotinto juega en Caracas y el equipo se enfrentará con una Bolivia dirigida por Farías, quien fue entrenador de la selección venezolana durante seis años.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

 

04 Septiembre 2019

Un escándalo por presunta pornografía infantil en una academia de modelaje, que acepta niñas desde los cinco años de edad, impactaba este miércoles a Venezuela, donde tres de sus directivos fueron detenidos.

Tres de los dirigentes de Belankazar, la academia de modelos con sede en Caracas, resultaron presos, anunció la noche del martes en sus redes sociales Douglas Rico, director de la policía científica (Cicpc).

Denuncias de familiares de presuntas víctimas vinculan a la agencia con "exposición de videos y fotografías de niñas y adolescentes previo cobro en dólares", aseguró el fiscal Tarek William Saab, anunciando una investigación.

El Cicpc "incautó todos los equipos de computación que allí se encontraban, para realizar las experticias informáticas de rigor", escribió Rico en Twitter.

El caso dominaba este miércoles las portadas de los portales digitales del país y causó revuelo en las redes sociales.

"Es un hecho que debe investigarse y debe tomarse seriamente", aseveró a la AFP Fernando Pereira, director de la ONG Cecodap, enfocada en la protección de niños y adolescentes en el país.

Según Pereira, el presunto material pornográfico puede exponer "emocional y sexualmente" a las menores de edad involucradas. "No se sabe qué alcance pueda tener" en la web, explicó.

La agencia, creada en 1989, rechazó las acusaciones en un comunicado: "De ninguna manera estamos realizando material que sexualiza a nuestras modelos, o que alienta a la pedofilia".

En su página web, la empresa dice ofrecer formación en modelaje, representación artística y organización de eventos de moda. Para inscribirse, las niñas deben tener al menos cinco años y los niños, 13.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

  

13 Agosto 2019

La Fuerza Armada descartó este martes que en Venezuela pueda haber un golpe de Estado o un gobierno de transición, y fustigó a los opositores por alentar el bloqueo económico de Estados Unidos al país petrolero.

"No va a haber ni golpe de Estado, ni gobierno de facto, ni transición alguna", aseguró el ministro de Defensa y general en jefe de la Fuerza Armada, Vladimir Padrino.

En un acto en el que altos mandos firmaron un memorando en rechazo a las nuevas sanciones del presidente estadounidense, Donald Trump, Padrino se refirió a los opositores que respaldan esas medidas como "traidores" que buscan quebrar el apoyo militar al mandatario socialista, Nicolás Maduro.

"Aquí no se va a instalar ningún gobierno porque hay una Fuerza Armada consciente de sus obligaciones morales y constitucionales", dijo el oficial, subrayando que sus hombres no son susceptibles de "cambiarse de un bando para otro".

El jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países encabezados por Estados Unidos, ha intentado dos veces romper la lealtad de los militares a Maduro: el 23 de febrero con el fallido ingreso de donaciones internacionales al país, y el 30 de abril con el alzamiento de una pequeña tropa en Caracas.

Guaidó, que se proclamó mandatario interino luego de que el Legislativo declarara a Maduro en usurpación del poder, plantea un gobierno de transición que llame a nuevas elecciones pues a su juicio la reelección de Maduro en 2018 fue fraudulenta.

También justifica el bloqueo, que congeló los activos venezolanos en Estados Unidos y prevé sanciones para las empresas que negocien con Caracas, aduciendo que pueden ayudar a colapsar al gobierno.

"Vamos a defender la democracia, al presidente Nicolás Maduro que fue elegido por el pueblo", remarcó Padrino.

El mando castrense exigió una vez más aplicar la "justicia" a quienes promueven las sanciones, pues según él afectan a todos los venezolanos. "Todos los soldados sufren las calamidades que produce el bloqueo", sostuvo.

Venezuela está hundida en una grave crisis que según el FMI llevará la inflación a 1.000.000% y provocará una contracción económica de 35% este año.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

 

26 Octubre 2018

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, felicitó este viernes, mediante Twitter, a su homólogo boliviano Evo Morales por su cumpleaños 59.   

“Le deseamos un feliz cumpleaños al hermano, compañero y Jefe Indio del Sur @EvoEsPueblo. Que los espíritus ancestrales y la Pachamama, te provean de salud y energía para seguir librando las batallas por un mundo más justo. El Pueblo Bolivariano te abraza”, escribió Maduro.

Morales nació el 26 de octubre de 1959 en Orinoca, en el departamento de Oruro. Actualmente es el presidente que por más tiempo estuvo en el poder, en la historia de Bolivia.

En la nota que publicó prensa presidencial de Venezuela, respecto al cumpleaños de Morales, se señala que Evo “representa la fuerza política de los pueblos indígenas no solo de su país sino del mundo, pues logró instaurar un proceso igualitario, donde las élites que en el pasado dominaron y subyugaron el pueblo boliviano, han quedado atrás”.

“El logro más significativo del líder indígena ha sido la nacionalización de los hidrocarburos”, agrega.

Redacción: Leo.com       

Fuente: Erbol

14 Febrero 2017

El vicepresidente de Venezuela ha entrado este lunes en la lista negra de narcotraficantes de Estados Unidos. El Departamento del Tesoro ha incluido a Tareck El Aissami en el grupo de sancionados por su "significativo papel en el narcotráfico internacional", lo que le convierte en el funcionario venezolano de más alto cargo en ser castigado por Washington.

Las agencias involucradas en la decisión han insistido en que se trata de una acción contra un individuo, no contra un gobierno, y que es el resultado de una "larga investigación". Pero con este paso la Administración de Donald Trump abre un nuevo frente en América Latina y redobla la presión sobre Caracas iniciada por su predecesor, Barack Obama.

Además del vicepresidente venezolano, en la lista de sancionados figuran el empresario venezolano Samark José López Bello, al que Washington considera el “testaferro” de El Aissami, y 13 empresas “pertenecientes o controladas por López Bello” o sus asociados. Las compañías tienen sede en EE UU, Panamá, Reino Unido, Venezuela y las islas Vírgenes Británicas.

Las sanciones se enmarcan en la Ley Kingpin, promulgada en 1999 con el objetivo de bloquear las actividades de individuos o de organizaciones extranjeras sospechosas de estar vinculadas con el narcotráfico y que sean una amenaza para Estados Unidos. Implican la congelación de cualquier bien o activo que los señalados tengan en territorio estadounidense, así como la prohibición de que ciudadanos estadounidenses realicen transacciones comerciales con los castigados. Fuentes del Gobierno estadounidense dijeron que se estima que los bienes de los sancionados en EE UU, especialmente en la zona de Miami, ascienden a “decenas de millones de dólares”. Florida, y más concretamente Miami, es una zona privilegiada por los boliburgueses, la oligarquía que floreció a la sombra del chavismo.

Las autoridades estadounidenses han sido enfáticas a la hora de señalar que la designación de El Aissami es una decisión “contra un individuo, no un gobierno”. Se trata de “la culminación de una investigación de varios años bajo la Ley Kingpin para identificar a narcotraficantes significativos en Venezuela y demuestra que el poder y la influencia no protegen a los que se involucran en estas actividades ilícitas”, dijo en un comunicado el director en funciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro, John Smith. “El mensaje de esta designación no es político ni económico ni diplomático; se trata de ir contra el narcotráfico”, insistió otra fuente oficial en la teleconferencia.

No obstante, a nadie se le escapan las múltiples y graves implicaciones políticas de una decisión que pone en la mira de EE UU al segundo hombre de mayor poder en Venezuela y potencial sucesor de Nicolás Maduro al frente del Gobierno.

De hecho, hace solo una semana, 32 legisladores, tanto congresistas como senadores republicanos y demócratas, firmaron una carta escrita por el senador demócrata Bob Menéndez y la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen pidiéndole a Trump que imponga nuevas sanciones “inmediatas” a funcionarios venezolanos “responsables de violaciones de derechos humanos y de corrupción”, incluidos, subrayaban, “aquellos presuntamente involucrados en la crisis alimentaria venezolana”. Los legisladores también reclamaban que las agencias estadounidenses “investiguen de forma exhaustiva” la “conducta y actividades” del nuevo vicepresidente venezolano El Aissami, en vista de las informaciones que ligan al nuevo número dos venezolano con “corrupción, narcotráfico y la influencia de organizaciones terroristas en Venezuela”.

Uno de los signatarios, el senador republicano por Florida Marco Rubio, celebró las sanciones contra El Aissami y manifestó su esperanza de que sean “solo el principio para asegurarnos de que el régimen de Maduro siente presión para poner fin a sus actividades ilícitas, liberar a todos los presos políticos, empiece a tolerar el disenso y respete la voluntad de los venezolanos que votaron para que se abandone el desastroso camino de (Hugo) Chávez y Maduro”.

Rubio es, junto con el demócrata Menéndez, el coautor de la ley que a finales de 2014 abrió la puerta a sanciones contra funcionarios venezolanos por parte de Washington durante el Gobierno de Obama. Este emitió una primera tanda de penalizaciones en marzo de 2015, cuando señaló a siete altos funcionarios venezolanos responsables de seguridad y justicia del Gobierno de Maduro como responsables de la “erosión de los derechos humanos” en el país. Además, para gran indignación de Caracas, el presidente demócrata declaró una “emergencia nacional” respecto de Venezuela, un instrumento que le permite al Ejecutivo, en determinadas circunstancias, ir más allá de lo que haya aprobado el Congreso a la hora de dictar sanciones contra un país.

A diferencia de México, Venezuela no ha figurado en la primera línea de ataque de la retórica de Trump. Pero es un país por el que el presidente republicano se ha interesado en repetidas ocasiones de manera más discreta.

Hace un mes, días antes de asumir la presidencia, Trump recibió en su despacho en la Torre Trump en Nueva York a un grupo de hispanos, entre ellos el exembajador guatemalteco en Washington Julio Ligorría. Según confirmó este a EL PAÍS, el magnate mostró un interés particular por el país sudamericano: Trump preguntó por Venezuela y se interesó específicamente por la situación de dos de los políticos opositores encarcelados por el Gobierno de Nicolás Maduro, Leopoldo López y Antonio Ledezma, de acuerdo con las fuentes.

En las últimas horas, Venezuela ha vuelto a ser tema de conversación en la Casa Blanca. Según el comunicado oficial de la Administración Trump, durante la llamada que Trump hizo el domingo al presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, el estadounidense “manifestó su preocupación por los acontecimientos en Venezuela, incluida la situación humanitaria en ese país”. Trump también dijo estar “preocupado” por Venezuela cuando habló con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, un día antes, el sábado.

El interés de Trump por Venezuela podría tener un carácter personal. Uno de los clubes privados de lujo que el magnate devenido en presidente tiene en Florida está en Doral, popularmente conocido como “Doralzuela” por la cantidad de venezolanos asentados en esa zona, situación que le habría sensibilizado más sobre la situación del país sudamericano.

Pero Trump no es el único de la nueva Administración estadounidense con historial venezolano. El nuevo secretario de Estado, Rex Tillerson, también tiene desde hace tiempo una cuenta pendiente con el Gobierno chavista. El texano era jefe de la petrolera Exxon Mobil cuando el entonces presidente Hugo Chávez nacionalizó la industria petrolera en la década de 2000, hecho que provocó grandes pérdidas a la compañía que dirigía Tillerson. Ambos se enfrentaron en los tribunales internacionales y, finalmente, Exxon Mobil aceptó un acuerdo por 1.600 millones de dólares, mucho menos que los 10.000 millones en los que había estimado sus pérdidas en Venezuela por la maniobra del Gobierno.

Redacción: Leo.com.bo                                              

 

Fuente: AFP

09 Febrero 2017

La investigación se fundamenta en el testimonio de Misael López, ex consejero legal de la Embajada de Venezuela en Irak entre 2013 y 2015, año en el que fue despedido por denunciar la venta de visados y pasaportes.

"En Irak, la gente pagaba mucho dinero por una visa o pasaporte, hasta 15.000 dólares", afirmó López, quien entregó documentos que presuntamente prueban la red corrupta de venta de documentos diplomáticos. "No les importa si el que tiene los 15.000 dólares es un terrorista o una anciana que quiere asilo en Europa", añadió el ex funcionario, que ahora vive en España.

Un pasaporte venezolano permite la entrada a más de 130 países sin visado, incluidos 26 países de la Unión Europea.

La investigación apunta al actual vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, que habría ordenado la emisión de 173 pasaportes entre 2008 y 2012 para personas de Oriente Medio. Algunas de estas personas estarían vinculadas con el grupo terrorista chiita libanés Hezbollah, de acuerdo con el informe

López, además, señaló a una intérprete local a la que él despidió después de que le ofreciera participar en la venta de trece visados a ciudadanos sirios que querían viajar al Mundial de Brasil por 10.000 dólares cada uno.

Según el ex funcionario, cuando denunció el caso de corrupción ante el embajador Jonathan Velasco, este amenazó con represalias. Indagado por CNN en Español, Velasco respondió: "No tengo miedo ni nada que esconder, nunca hemos vendido nacionalidades venezolanas".

La cadena también interpeló a la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, sobre el caso. Rodríguez respondió escuetamente que "eso es mentira" en referencia a las acusaciones.

López explicó que una vez en España entregó los documentos en su poder a agentes en Madrid del Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés), agencia que declinó hacer comentarios al respecto para la investigación.

Marco Ferreira, un ex general de la Guardia Nacional de Venezuela que en 2002 participó en la asonada contra el entonces presidente, Hugo Chávez, aseguró que la venta de pasaportes viene de mucho antes.

Ferreira, que ahora vive en Miami y que estuvo a cargo de la Dirección Nacional de Identificación y Extranjería de Venezuela entre 2001 y 2002, aseguró haber visto cómo funcionarios de alto rango emitían pasaportes a personas sin nacionalidad.

"Es muy, muy fácil hacerse venezolano o incluso inventarse haber nacido en Venezuela", aseguró el general golpista a la cadena estadounidense.

También apareció en la investigación de la CNN en Español el embajador de EEUU ante la Organización de Estados Americanos (OEA) de George W. Bush, Roger Noriega, que ahora participa en el grupo de pensamiento conservador American Enterprise Institute.

Según Noriega, ciudadanos árabes con pasaporte venezolano y que no hablan español han sido interceptados en aeropuertos de varios países, como Chile, Panamá o Colombia.

Redacción: Leo.com.bo                                              

 

Fuente: CNN

Últimas Noticias

Prev Next

Justicia para Lula

Justicia para Lula

Las entrevistas de Lula a los medios brasileños e internacionales consolida la versión de que...

A la Expocruz-

A la Expocruz-

Hay varias fechas emblemáticas en septiembre que fueron opacadas por la desgracia medioambiental que aún...

En todo el mundo:-Masiva asistencia a ma…

En todo el mundo:-Masiva asistencia a marcha contra el cambio climático

La joven activista sueca, Greta Thunberg, quien inspiró las manifestaciones por el clima de los...