Santa Cruz de la Sierra
07 Enero 2020

A Dwayne Johnson le resulta “increíblemente difícil” ser una estrella de cine. El actor fue el mejor pagado del mundo entre 2018 y 2019, pero no se siente digno del estatus y preferiría calificarse como solo un” actor rentable “.

En una entrevista con SPORTbible, Dwayne admitió: “Entonces, lo que se necesita para convertirse … solo diremos un actor rentable – ustedes podrían decir ‘la estrella de cine más grande del mundo’ – se necesita, nuevamente, un trabajo duro perseverancia”.

“Y nuevamente requiere contexto y perspectiva, especialmente cuando entras en este mundo de Hollywood y el negocio de Hollywood. Porque es muy exigente y es increíblemente difícil “.

La ex estrella de la lucha de WWE, de 47 años, quien también es conocido por su nombre de luchador, ‘The Rock’, siente que la actuación es tan importante como su carrera de lucha libre, porque sabe que tiene la responsabilidad de “entretener” al público en todo el mundo.

Explicó: “Sí, estar en el ring es increíblemente difícil, pero el alcance de la audiencia y el mundo que ahora entretengo y soy responsable en las películas, es global”.

“Es por eso que requiere un trabajo duro diario constante y muy constante. Y además, es muy importante confiar en tus instintos en lo que la audiencia realmente disfrutará y amará”, afirmó.

Redacción: Leo.com

Fuente: Agencias

24 Diciembre 2019

El actor Robert Pattinson dice que no sabe cómo actuar. “Realmente no sé cómo actuar, de alguna manera quería hacerlo realidad, y una de las formas en que siempre pensé que es un poco más fácil es si sacudes tu estado físico justo antes de la acción”. Terminas entrando en una escena que tiene un … sentimiento diferente “, dijo Pattinson al periódico Observer.

A veces, la estrella de 33 años se atragantaba tanto que en realidad vomitaba.

“Olvidé que tenía un micrófono todo el tiempo, por lo que los productores y el director, antes de cada toma de la película, tendrían que recordármelo… Es algo que desanima a todos los demás”, dijo.

El actor nacido en Londres admite ser un “catastrófico”. Sin embargo, Pattinson siente que, en algunos casos, su perspectiva pesimista puede ser beneficiosa.

“Soy un catastrófico. Siempre estoy pensando que el peor de los casos va a suceder. Entonces, cuando sucede, pienso: ‘¡Gah! ¡OKAY! ¡Estoy preparado!'”

También compartió que se siente atraído por tipos particulares de personajes en pantalla.

Pattinson dijo: “No estoy completamente seguro de cómo actuar, como una persona normal. No creo que sea bueno en lo sutil. Me gustan los personajes que, cuando se les plantea una situación, su proceso de toma de decisiones es incomprensible”.

El actor, que intrpretará a ‘The Batman’, de Matt Reeves, dice que lo encuentra fascinante cuando la gente toma malas decisiones.

“Me fascina el humor y el desconcierto”, agregó.

Redacción: Leo.com

Fuente: Agencias

 

 

20 Diciembre 2019

Jack Black quiere interpretar al villano de DC Comics, el Pingüino, en una película independiente de estilo Joker.

La estrella de School of Rock aparece junto a la actriz de Guardianes de la Galaxia, Karen Gillan, en su nueva película ‘Jumanji: The Next Level’, y se le preguntó si le gustaría unirse a ella en la franquicia de Marvel durante una entrevista con GQ Middle East.

Black dijo que le encantaría trabajar con el director James Gunn y Marvel, pero su papel soñado sería el villano de Batman Penguin (Pinguino), por lo que bromeó diciendo que tendría que ser un crossover.

“Bueno, sí, James Gunn. Estoy listo para saltar al universo Marvel, amigo. Estoy pensando que quizás Pingüino. ¡Sé que es DC, pero digo que doblegamos las reglas una sola vez!”, dijo.

Sin embargo, después de que Gillan cuestionó la propuesta, admitió que podría ser una “mala idea” y sugirió que un vehículo más adecuado podría ser una película independiente como la versión oscura de Todd Phillips sobre los orígenes del némesis más famoso de Batman, Joker.

“Estaba pensando solo ‘Pingüino’. Justo como Joker. Pingüino “, agregó, una sugerencia que coincidió con la aprobación de Gillan.

Es posible que Black tenga que esperar mientras tiene la oportunidad de interpretar a Pingüino, ya que Colin Farrell asumirá el papel en la próxima película The Batman, que se estrenará en 2021.

Redacción: Leo.com

Fuente: Agencias

13 Noviembre 2019

Después de que Harry Styles rechazara interpretar el príncipe Eric en la nueva versión de La sirenita, Disney anunció quien será el nuevo príncipe de Ariel.

El actor inglés-estadounidense de 24 años, Jonah Hauer-King, ha sido seleccionado para interpretar el interés romántico de Halle Bailey en el nuevo remake.

La película de Disney comenzará a rodarse a principios de 2020.

Jonah Hauer-King no es un actor muy popular, pero es reconocido por sus muchas apariciones en series y películas como The Last Photograph, Ashes in the Snow, Old Boys, World in Fire, entre otros proyectos.

Jonah Hauer-King también canta, por lo que es posible que demuestre su talento como el Príncipe Eric.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

16 Octubre 2019

Hace unos días la reputación del actor Cuba Gooding se vio manchada cuando una mujer de 29 años logró avances en una denuncia contra el actor por haberla tocado inapropiadamente en un bar en Times Square en junio pasado.

El jueves, Gooding se presentó ante el Tribunal Penal de Manhattan, donde se sentó durante varios minutos antes de enterarse de que el juicio se retrasaría: se habían presentado nuevas denuncias contra él.

Los detalles del nuevo cargo fueron revelados el martes, cuando la estrella de Hollywood fue procesado y se declaró inocente de la acusación de que había “pellizcado las nalgas” de una mujer en un club nocturno de Nueva York en octubre de 2018, sin su consentimiento. Pero la verdadera noticia revelada en la sala del tribunal fue que una docena más de mujeres denuncian al actor por conducta sexual inapropiada.

Además de las dos presuntas víctimas, una docena de mujeres sostienen que Gooding Jr., de 51 años, las tocó ó besó sin que ellas lo consintieran entre 2001 y 2018, según documentos judiciales. Una asistente del fiscal de distrito, Jenna Long, afirmó que ellas desean testificar en el juicio contra el intérprete, quien fue puesto en libertad sin fianza.

El acta de acusación de la fiscalía cita denuncias por supuestos abusos en bares o clubes de Los Ángeles, Nueva York, Las Vegas, Dallas y Albuquerque, Nuevo México. Ninguna de ellas fue identificada y el juez deberá decidir si autoriza su testimonio en el proceso.

La acusación describe que el “comportamiento pasado del señor Gooding muestra que él se acerca rutinariamente a las mujeres mientras está en bares o clubes nocturnos con las que tiene una interacción previa limitada o nula, y las toca de manera inapropiada”.

En un incidente en 2001, Gooding Jr. supuestamente “frotó la ingle y la pelvis” contra la parte trasera de una mujer mientras le agarraba simultáneamente las nalgas y los senos, indica el texto. En otro episodio, en 2007, el actor habría besado a una mujer sin su consentimiento.

El actor niega las acusaciones. Sobre el caso de junio pasado, la defensa ha dicho que hay dos testigos según los cuales el incidente nunca ocurrió y que un video del bar apoya esa versión, pero la acumulación de otros testimonios podrían complicar su defensa.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

10 Octubre 2019

Robert Downey Jr. hizo un extraño pedido que no tardó en viralizarse: que no lo nominen a los premios Oscar 2020 por su actuación en Avengers: Endgame. El actor -quien ya fue previamente nominado a la estatuilla dorada en 1993 por Chaplin, y en 2009 por Una guerra de película- resuena como uno de los posibles candidatos para la categoría secundaria, pero en esta etapa de su vida no quiere estar vinculado a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

En una entrevista radial con Howard Stern, el intérprete habló sobre su interpretación en la exitosa producción de Marvel, y el conductor le dijo que su trabajo “era excelente” porque le daba credibilidad al personaje de Tony Stark/Iron Man, y que merecía ser nominado. “Me alegra que hagas mención a este tema, porque se habló de eso y lo que digo es ‘No lo hagan’“, expresó Downey Jr. ante una posible candidatura.

Por otro lado, el actor se refirió a las polémicas declaraciones de Martin Scorsese, quien esbozó comentarios muy duros sobre las películas de superhéroes. “Lo intenté, ¿sabes?”, dijo el cineasta cuando se le preguntó si había visto algún largometraje. “Pero eso no es cine“. “Honestamente, lo más cercano que puedo relacionar a estas películas, con sus actores haciendo lo mejor que pueden bajo esas circunstancias, son los parques temáticos. No es el cine de seres humanos tratando de transmitir experiencias emocionales y psicológicas a otros seres humanos”, opinó categórico el realizador de ‘Taxi Driver’ y ‘El lobo de Wall Street’.

“Aprecio su opinión porque, como en todo, necesitamos de diferentes perspectivas para que podamos volver al centro y seguir adelante“, expresó Downey Jr. Sin embargo, no se privó de decir que, si bien no se sintió ofendido por las palabras del cineasta, sí consideró que las mismas “no tienen ningún sentido“.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias           

09 Febrero 2017

Luego de que se diera a conocer que la actriz Christian Bach estaba pasando un mal momento de salud, su esposo, el también actor Humberto Zurita reveló que la madre de sus hijos se encuentra bien; sin embargo, han tomado la decisión de retirarse del medio para poder estar más unidos con ella, quien en este proceso lo ha necesitado más que nunca.

 “Todo bien, gracias, me preguntan mucho sobre ella, pero ella está muy bien”, dijo a Diario Basta. “Estamos pensando en retirarnos ella y yo de este medio, para dejar que nuestros hijos sean los que lleven la batuta de nuestros proyectos. Lo que estamos buscando es descansar de lo que hemos venido haciendo, para disfrutarnos más como familia”.

Humberto dejó en claro que este retiro no podría ser drástico, debido a que como actor está dispuesto a seguir trabajando en proyectos de calidad que sumen a su carrera, pero siempre y cuando no lo alejen de su esposa, quien se ha convertido en su prioridad.

“Hay cosas maravillosas a las cuales no les puedes decir que no, y eso hace que no puedas irte. Siempre he pensado que ser intérprete o ser actor, es una enfermedad contagiosa; se le contagió a mis hijos y a mis sobrinos. Ha llegado el momento de que ellos sigan con esto que han visto en su vidas desde que nacieron”.

Después de la enfermedad en las manos que Christian ha enfrentado, el actor desea estar más al pendiente de la mujer con quien ha logrado un matrimonio estable de casi 30 años.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: Teleshow

 

 

03 Febrero 2017

Durante un año y medio, Andrés Parra Medina pasó más de 400 horas sentado frente al televisor. Rodeado de libros, grabaciones y anotaciones observaba cómo Hugo Chávez gritaba, sonreía, lloraba, cantaba, bailaba, declamaba, hablaba y gobernaba. Lo que para muchos venezolanos fue algo cotidiano durante 14 años, se convirtió en una experiencia nueva para este actor colombiano.

“Yo era un ignorante del tema político en general”, dijo Parra en una entrevista a pocos días del estreno de El Comandante, la serie de 60 capítulos basada en la vida del presidente venezolano Hugo Chávez que fue producida por Sony Pictures Television y será estrenada por TNT desde el 31 de enero. “Creo que, como la gran mayoría de los colombianos, la única información que tenía de Chávez era lo que decían los noticieros: ‘En Venezuela hay un loco haciendo de todo y que trata mal a Bush'”.

Gobernar Venezuela desde febrero de 1999 hasta su muerte, el 5 de marzo de 2013, convirtió a Hugo Chávez en el presidente elegido democráticamente que más años duró en el poder (14 hasta la fecha de su muerte, luego de ganar un nuevo mandato hasta 2019). Ganó todas las elecciones presidenciales en las que participó y su influencia fue determinante para que el chavismo triunfara en 16 de 17 procesos electorales.

Parra, de 39 años, posee una brillante carrera durante la cual ha participado en más de 20 películas y 18 producciones televisivas encarnando personajes complejos como Pablo Escobar Gaviria, el narcotraficante colombiano que interpretó en la serie El patrón del mal. Cuando lo llamaron para ofrecerle el papel de Hugo Chávez, cuenta el actor, no dudó un segundo en aceptar.

“Es una gran oportunidad para confirmarme qué tipo de actor soy. Luego de Pablo Escobar necesitaba cambiar a un personaje distinto y nunca me imaginé las habilidades comunicativas de Chávez. No se me pasó por la cabeza que fuera un tipo que cantara corridos llaneros, tocara guitarra, recitara poesía, y tuviera tanta facilidad para los discursos; creo que eso lo ayudó a conectar de esa forma tan poderosa con el pueblo”, dijo el actor a The New York Times en Español desde su casa en Bogotá.

Según los cálculos de organizaciones como Monitoreo Ciudadano, ese afán discursivo llevó a Chávez a emitir más de 1300 horas de cadena nacional entre 2000 y 2012, sin contar su presencia semanal en el programa dominical Aló, Presidente, con lo que casi rebasó las 2200 horas de transmisión en radio y televisión.

Emular la verborragia del presidente venezolano fue uno de los grandes retos de Parra quien, al momento de esta entrevista, se preparaba para grabar el célebre discurso de Chávez en las Naciones Unidas en 2006, cuando se refirió a George W. Bush como el diablo y dijo: “¡Huele a azufre todavía esta mesa donde me ha tocado hablar!”.

“Cualquier latinoamericano se va a sentir identificado con esta serie porque mostramos los mismos fenómenos que pasan en todos los países: quiénes están detrás del poder y toman las decisiones políticas, qué tanto los ciudadanos estamos en esa agenda, la actuación de las corporaciones, los medios, la iglesia y cuál es el papel de la corrupción en la política”, dijo el actor, con un acento que evocaba las eternas arengas del fallecido líder venezolano.

¿Por qué has desarrollado esta predilección por los personajes controversiales y difíciles?

En realidad, me fueron llegando. Entré a la televisión a mediados de los años 2000 y en Colombia todavía imperaban los galanes y las chicas voluptuosas, pero hemos sido testigos de los cambios en los últimos años. Pareciera que los actores se volvieron a apropiar de la televisión y eso me ha permitido aceptar papeles de gran envergadura, de mucha importancia, para bien o para mal. Lo importante es el reto.

¿Crees que el surgimiento de nuevas plataformas y medios de transmisión han contribuido a ese cambio?

Creo que las nuevas plataformas han permitido que se hagan producciones mucho más complejas y arriesgadas con contextos más difíciles e historias muy complicadas. Todo eso ha hecho que la presencia de los actores sea necesaria. En ese sentido me siento muy afortunado porque creo que llegué a la televisión en el momento en que me tocaba.

¿Cómo fue el proceso de preparación de El Comandante, la investigación de ese personaje sobre el que se han escrito decenas de libros y de quien existen miles de horas de grabación?

Desde el principio, Sony nos proporcionó la posibilidad de conversar con periodistas e historiadores. Lo primero que hicimos junto con los directores fue empaparnos de Venezuela, de la historia de independencia, el descubrimiento del petróleo, cómo funciona el culto a bolívar que es algo único, la inestabilidad de su democracia, cómo los militares tienen una tendencia hacia la izquierda; todo lo contrario de lo que pasa en Colombia, donde siempre son de derecha. A pesar de ser países hermanos, tan cercanos y compartir territorios como el llano, a nivel político funcionamos de una manera muy distinta.

¿Cuál fue el rasgo que más te costó adoptar en este papel?

El gran reto fue la voz, eso me costó muchísimo trabajo. Por primera vez en muchos años, tuve que buscar ayuda. Llamé a Magda Niño, una compañera que estudió conmigo en Cali y se ha especializado en voz. Le dije: ‘Magda, tengo un problema. Voy a hacer de Chávez y no encuentro su voz, no sé qué es lo que me pasa’. Ella vino a trabajar conmigo intensamente, como por mes y medio, hasta que la cadencia del acento llanero me empezó a salir. Lo demás fue más sencillo porque tuve la posibilidad de estudiarlo durante año y medio. Vi más de 400 horas de Aló, presidente, y me leí biografías a favor y en contra de él, así como sus libros.

Aunque todavía no se ha transmitido el primer capítulo de la serie, ya han aparecido las críticas por parte del gobierno venezolano. El presidente Nicolás Maduro la calificó como una “basura”, Diosdado Cabello dijo que busca calumniar su imagen y la exesposa de Chávez, Marisabel Rodríguez, advirtió que podría demandar a sus creadores. ¿Cómo recibes esas declaraciones?

En ese sentido todos estamos bastante tranquilos y preparados porque sabemos que la serie no viene a reconciliar ni a separar a nadie, porque la división política de Venezuela se produjo hace 17 años. No tenemos nada que ver con eso. Estamos conscientes de que vamos a recibir críticas buenas y malas. A nivel personal, siento que vamos a tener dos públicos muy distintos: los venezolanos que son muy particulares y exigentes por obvias razones y el resto de América Latina. El tema de Hugo Chávez es totalmente actual, no existe un solo venezolano al que el fenómeno de Chávez no le pegue en el estómago, para bien o para mal. Eso para nadie es un secreto.

En otras entrevistas has dicho que no sueles contactar a los familiares o personas muy allegadas a tus papeles, ¿cómo llegas a recrear el mundo íntimo de esos personajes?

No puedo correr el riesgo de contaminarme con las visiones de amor o rabia de la gente. A mi no me interesa juzgarlos, ni tomar partido sino buscar al ser humano que hay allá adentro. En el caso de Chávez fue un trabajo muy interesante porque, al final, la gran pregunta de esta serie es cómo un niño humilde que jugaba con chapitas en Barinas, sin mayores oportunidades en la vida, se convierte en el político más famoso de América Latina después de Fidel Castro. Su vida está sobrexpuesta porque la contaba todo el tiempo y hay mucha gente que ha hablado de eso. Basándome en toda esa información comienzo a tomar decisiones y adopto posturas, la mirada y la voz.

Su caso es muy particular porque duró tantos años en el poder que los venezolanos pudieron experimentar muchos cambios en su personalidad y en el discurso político que sostenía.

En mi investigación encontré a 10 Chávez diferentes: el beisbolista no es el mismo que hace el golpe de Estado, el conspirador no es el mismo que se vuelve una estrella de rock en Yare, el que sale a hacer campaña política es otro, así como el que gana la presidencia se convierte en otro hombre. Ni hablar del que vuelve victorioso del golpe de Estado o el que recibe la noticia del cáncer. Cada etapa muestra la madurez y los errores del personaje.

Su historia es como una teoría de la conspiración porque pasaron demasiadas cosas raras, únicas, que lo llevaron al poder. Había salido mal en química y tenía el codo lesionado pero igual lo aceptaron en la Academia Militar, después le quitaron los cargos y pudo hacer campaña hasta ganar la presidencia, luego le hacen un golpe que termina por fortalecerlo en el poder y después se enferma. No hay una historia igual, eso jamás pasaría en Colombia.

¿Aceptarías encarnar a algún político colombiano?

No interpretaría a ningún político de mi país. Prefiero interpretar a la Bachelet, eso sería un buen reto (risas). Con este trabajo me he vuelto mucho más político que antes y para mi sería muy difícil porque terminaría tomando partido. Además, y con todo respeto, los políticos colombianos son tan predecibles, tan convencionales… no hay una historia monumental, gigante.

Colombia ha sido noticia en el mundo por el proceso de paz, ¿eres optimista al respecto?

Soy optimista pero también realista. Las Farc es uno de los problemas que tiene este país y, en determinado momento, fue la respuesta a algunos de los problemas de Colombia. Pero este proceso solo es la salida a uno de esos problemas y quiero creer que vamos a salir bien de todo esto. No he caído en el miedo que nos quisieron meter cuando decían que con el plebiscito esto se iba a volver como Venezuela, preferí creer en mi país.

¿Cuáles crees que son las tareas pendientes del gobierno colombiano?

Colombia tiene un problema de corrupción muy grave y sigue existiendo una gran desigualdad social. Además tenemos un sistema de justicia débil. Cuando juntas desigualdad social con corrupción e injusticia es el caldo de cultivo perfecto para que en cualquier momento aparezca otro grupo armado. Espero que esto sirva para que todo lo que se nos fue en estos 50 años de guerra se invierta en educación, salud y tratar de equilibrar un poco más la balanza. Pero si esto va a ser una oportunidad para que las mismas cinco familias de siempre se sigan enriqueciendo descaradamente, entonces el futuro no será nada prometedor.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Tvnws

Últimas Noticias

Prev Next

Las dos caras que muestra la Avenida de …

Las dos caras que muestra la Avenida de las Américas

La avenida de las Américas está ubicada en el barrio Petrolero de la ciudad. Con...

Con media superada, se esperan más lluvi…

Con media superada, se esperan más lluvias

Las precipitaciones pluviales en la ciudad, que ya superaron la media normal de enero, caracterizado...

Educación afirma que inscripciones se de…

Educación afirma que inscripciones se desarrollan con normalidad pese a reclamos

 Después de inspecciones a varias unidades educativas del centro de la ciudad con el fin...