Santa Cruz de la Sierra
06 Diciembre 2016

En un operativo conjunto, fiscales anticorrupción y funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) allanaron hoy las oficinas de la línea aérea LaMia y la oficina de la exfuncionaria de Aasana, Celia Castedo, ocho días después del accidente del avión de LaMia en Colombia, donde murieron 71 personas.

El jefe de aeropuerto de Viru Viru, José Quiroz, informó que el objetivo es obtener documentación relacionada a la empresa y sobre todo a la autorización de salida del vuelo otorgada por Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de la Navegación Aérea (Aasana).

Las oficinas de Aasana se encuentran en el aeropuerto internacional de Viru Viru, mientras que LaMia tiene en pleno centro de la ciudad. La exfuncionaria huyó a Brasil, tras los anuncios de querella formulados el fin de semana por el ministro de Obras Públicas, Milton  Claros.

El Gobierno anunció drásticas sanciones a los responsables de otorgar licencia de operaciones a LaMia y al personal que autorizó la salida desde Viru Viru, sin considerar los requisitos de autonomía de vuelo, que derivó en el fatal accidente donde fallecieron jugadores del equipo brasileño del futbol Chapecoense.

La salida de Castedo rumbo a Brasil, se produce horas previas a la reunión entre fiscales de Bolivia, Brasil y Colombia, a invitación del Fiscal General del Estado Ramiro Guerrero. La exfuncionaria  obtuvo refugio de un año, tiempo en el que el Comité Nacional del Refugiado (CONARE) debe decidir si acepta darle este beneficio de manera permanente.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, exigió su expulsión inmediata porque la salida e ingreso de la exfuncionaria  a Brasil fue ilegal, y pidió aplicar el procedimiento para que enfrente en Bolivia un proceso penal por supuesto incumplimiento de deberes en el caso del siniestrado.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

15 Diciembre 2015

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) allanó el martes en la madrugada una casa clandestina de juegos de azar en la zona del Barrio Sirari de la ciudad de Santa Cruz, donde también se comercializaba cocaína, informó el fiscal Carlos Larrea.

"A partir de una denuncia hemos encontrado esta casa de juegos clandestina que de forma externa aparentaba ser una vivienda normal, pero dentro funcionaba como un lugar de juegos y donde se encontraron bolsas con una sustancia blanquecina que dio positivo al test antinarcóticos", dijo.

En el interior del inmueble se encontraron máquinas tragamonedas y juegos de ruleta; se presume que operaba hace seis meses.

En el operativo fueron detenidas nueve personas.

En menos de tres meses allanaron cuatro casas clandestinas de juegos de azar en zonas residenciales del norte de Santa Cruz y, según la Felcn, los administradores de estos lugares tienen vínculos con redes de tráfico de droga.

Redacción: Leo.bo

Fuente: ABI

Últimas Noticias

Prev Next

La discusión

La discusión

Ya varias décadas atrás el escritor estadounidense Arthur Bloch nos advirtió sobre la testarudez y...

La grieta

La grieta

El urubicheño Dámaso Vaca, quien no sólo es un gran restaurador y un excelso violoncelista...

Aturdimiento

Aturdimiento

Mientras el virus está allí afuera a la espera de un paso falso nuestro, el...