Santa Cruz de la Sierra
17 Septiembre 2018

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, llamó este domingo al Congreso a aprobar reformas constitucionales destinadas a combatir la corrupción y amenazó con disolver el legislativo si no acepta su propuesta.

En un mensaje por televisión, Vizcarra advirtió que en caso de demoras del Congreso para aprobar su paquete de reformas políticas y judiciales, planteará la llamada "cuestión de confianza", norma constitucional que abre la vía para disolver el parlamento.

"Respetuoso de la Constitución Política del Perú, que juré respetar y hacer respetar; acudo a ella, poniendo como testigos a todos los peruanos e invoco la aplicación de su artículo 133 'Planteamos la cuestión de confianza al Congreso de la República', para aprobar las cuatro reformas constitucionales presentadas al Congreso", dijo Vizcarra.

El Congreso peruano está dominado por la oposición fujimorista, que mantuvo acorralado al antecesor de Vizcarra, Pedro Pablo Kuczynski, durante sus 20 meses de mandato hasta que consiguió su renuncia, el pasado 21 de marzo.

Por su parte, una suerte de "luna de miel" entre Vizcarra y el partido de Keiko Fujimori terminó abruptamente hace casi dos meses, precisamente por el empeño del presidente de impulsar las reformas constitucionales, que junto con depurar el poder judicial, de paso amenazan el poder del fujimorismo en el parlamento.

"Las tan necesarias Reforma Política y Reforma del sistema de Justicia son Cuestión de Estado, y como tales prioritarias para el poder Ejecutivo" para acabar con la corrupción, expresó Vizcarra, quien cumple seis meses de mandato el próximo domingo.

Para avanzar en la reforma, el mandatario anunció que convocará al Congreso a una sesión extraordinaria este miércoles para que aborde su propuesta de reforma constitucional, lanzada en respuesta al escándalo de audios de jueces traficando influencias y vendiendo sentencias, que conmociona al país desde hace dos meses.

Vizcarra, quien el 28 de julio anunció que quiere que su reforma sea aprobada en un referéndum este mismo año, dijo este domingo que espera convocar a la consulta popular el próximo 8 de diciembre, en coincidencia con la segunda vuelta de los comicios de gobernadores.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: AFP

 

 

11 Septiembre 2018

La diputada Juana Quispe (MAS) y el dirigente cocalero Leonardo Loza advirtieron hoy que no permitirán que la oposición gobierne si es que gana las elecciones generales en 2019.

Loza, al ser consultado si permitirán que la oposición gobierne, en caso de ganar las elecciones, respondió: “No. Nosotros nunca vamos a permitir que nuevamente se enajenen los recursos naturales, nunca más vamos a permitir que se violen los derechos humanos de los más humildes”.

El dirigente consideró que una eventual derrota del MAS en las urnas en las próximas elecciones es una hipótesis que no sucederá.

“No va a pasar. Pero hay que alertar. Si algo pasa con nuestra revolución yo siento que el país estará condenado al caos, estaría condenado al desastre económico y a una crisis económica, política y socialmente hablando. Sufriría el peor desastre”, declaró Loza a ANF.

La diputada Juana Quispe le secundó en esta posición y amenazó. ¿Dejarán a la oposición que gobierne si gana las elecciones?, la legisladora respondió: “El pueblo va a derrotar a la oposición si no hace bien (las cosas)”.

Ambos aseguraron -por separado- que los opositores “no están preparados para gobernar” porque, según el dirigente cocalero, su objetivo sería “robar” y “enajenar” los recursos naturales del país.

Quispe recordó que por ejemplo “el pueblo en aquellos tiempos también ha tumbado al Goni (Gonzalo Sánchez de Lozada) (y) Hormando Vaca Diez también quería ser presidente”.

Se refirió a la “guerra por el gas”, que desató una masacre en el Gobierno del Movimiento Nacionalista Revolucionario dirigida por Sánchez de Lozada. La crisis política terminó con más de 60 muertos.

En el mes de octubre de 2019 está previsto que se celebren las elecciones generales para la elección del presidente, vicepresidente y los miembros de la Asamblea Legislativa.

El MAS está al frente del Gobierno desde el 2005, el presidente Evo Morales busca su cuarta reelección en los comicios de 2019; pero las plataformas ciudadanas y los partidos y organizaciones políticos exigen su inhabilitación en cumplimiento del referendo del 21 de febrero de 2016.

Para los oficialistas su candidatura es un hecho y no está en discusión, pese a que el Tribunal Supremo Electoral dijo que se pronunciará sobre los candidatos una vez que se inscriban para las elecciones primarias, proceso que está previsto en la Ley de Organizaciones Políticas.

El partido gobernante tiene una cultura de la movilización permanente, y el Gobierno durante estos casi 13 años se ha arropado de las organizaciones sociales que han expresado su deseo de gobernar 500 años.

Las advertencias fueron lanzadas en un escenario preelectoral iniciado por el MAS, al determinar la realización de las elecciones primarias en enero de 2019, lo que ha adelantado a que la oposición empiece conversaciones en los diferentes niveles políticos.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: Noticiasfides

22 Junio 2018

El ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa, advirtió este viernes con aplicar descuentos en los salarios de los médicos que podrían acatar el anunciado paro de 24 horas en apoyo a la Universidad Pública de El Alto (UPEA).

La autoridad gubernamental aseguró que no se justifica ningún paro médico porque el conflicto de la universidad alteña no tiene ninguna relación con los trabajadores en salud.

“Desde ningún punto de vista se justifica un paro médico, no sé en qué les afecta el conflicto de la UPEA, salvo que sea un paro de solidaridad política y obviamente (eso) es ilegal, entonces desde el punto de vista de la Ley General de Trabajo sería totalmente ilegal (…) y por el día que no se trabaje no tienen el derecho de percibir un salario”, manifestó.

El Comité Departamental de Salud de La Paz (Codesa) anunció un paro de 24 horas para el próximo 26 de junio y el Ministro pidió a su dirigencia reflexionar sobre esta medida de presión en base a la responsabilidad profesional de los galenos.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: noticiasfides

08 Noviembre 2017

Un grupo de científicos estadounidenses se encuentran trabajando desde hace algún tiempo en el corazón de la selva del Congo, en África, para investigar y estudiar a una parte de una población que vive en una pequeña villa en este sitio, la cual está sufriendo las consecuencias de haber sido atacada por un extraño virus.

Se trata de la llamada viruela del mono, la cual es familia de la conocida viruela, y que es transmitida por el contacto entre el ser humano y los animales, aunque también puede ser contagiada de persona a persona; se ha convertido en una epidemia en la región y no se sabe cómo puede ser controlada.

Quienes padecen de la viruela del mono presentan síntomas en concreto, como fiebre y erupción en la piel, que puede provocar dolorosas heridas, las cuales se comparan con quemaduras producidas por un cigarrillo.

Los científicos que están trabajando en su estudio están solicitando el apoyo de colegas de todo el mundo, ya que su tasa de mortalidad es bastante alta, pues uno de cada 10 pacientes que la contrae fallece.

El sitio en donde se lleva a cabo el foco de estudio es la villa de Manfouete, en donde hay 1,600 habitantes y que carece de electricidad y agua potable. En tan solo un año, los casos de viruela de mono han tenido crecimiento significativo.

Las principales fuentes de contagio han sido por cuidar a familiares enfermos, así como por cazar animales portadores del virus y consumir su carne. Los roedores son los principales transmisores de la enfermedad.

Los investigadores, a pesar de haberse vacunado, tienen el 15% de probabilidades de contraer el virus, por lo que son cuidadosos al tratar los pacientes, utilizando siempre guantes, protección en los ojos, así como ropa especial para cubrir su rostro y cuello.

A las especies a las que se les ha detectado el virus se les ha colocado un GPS para monitorear y analizar los hábitos que tienen en sus hogares o madrigueras.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: EFE

25 Octubre 2017

El afiche del grupo terrorista Estado Islámico tiene a Lionel Messi como protagonista. Viste un traje de prisionero que lleva su nombre impreso y sangra del ojo izquierdo.

La amenaza contra Messi, difundida por el sitio de monitoreo extremista SITE, se enmarca en una campaña de terror contra el Mundial de Fútbol Rusia 2018, uno de los eventos deportivos más importantes del planeta que –justamente– se realizará en el territorio de uno de los principales enemigos de los yihadistas.

Más temprano, con otro afiche, ISIS prometió una masacre. "Oh, enemigos de Alá en Rusia, juro que el fuego de los mujahideen [soldados en la guerra santa] los quemará, tan solo esperen", dice el póster divulgado en redes sociales.

Debajo de esta amenaza puede verse a un típico soldado del "califato" armado con un AK-47 y explosivos observando el estadio moscovita de Luzhniki, cuya historia se remonta a 1954 y fue reconstruido íntegramente en los últimos años para convertirse en sede principal del Mundial y escenario de la esperada final pautada para el 15 de julio de 2018. La imponente obra abrió este mismo año.

Rusia es, junto a Estados Unidos, uno de los principales enemigos del ISIS debido a su rol activo en la Guerra Civil Siria, donde su poderosa aviación bombardea posiciones yihadistas y rebeldes en apoyo del dictador Bashar al Assad.

En consecuencia ha sido blanco de ataques terroristas en su propio territorio, como el ocurrido en el metro de San Petersburgo, que provocó 14 muertos en abril.

Rusia espera que cerca de un millón de turistas lleguen a las 11 ciudades que participan del Mundial de Fútbol de 2018, un evento que comenzará el 14 de junio y se prolongará hasta el 15 de julio, realizándose en 12 estadios concentrados en el oeste del extenso país.

Redacción: Leo.com.bo                              

Fuente: mundodeportivo.com

25 Septiembre 2017

La tercera temporada de Narcos llegó a Netflix el 1 de septiembre y aún son muchos los que siguen disfrutando de los capítulos de esta ficción que se centró en dos primeras temporadas en Pablo Escobar y en el cartel de Medellín y que ahora tiene por protagonistas a los señores del narcotráfico de Cali.

Las noticias sobre la tercera entrega proliferan, y la plataforma ya prepara el rodaje de una cuarta entrega de una serie que ya se ha convertido en uno de sus marcas más potentes.

Y en esa preparación de la cuarta temporada ha ocurrido un terrible suceso que bien podría haber sido parte de la propia trama; un ejemplo de que a veces la frase hecha de que la realidad supera la ficción cobra sentido.

No en vano, mientras Carlos Muñoz Portal miembro del equipo de producción de Narcos fue asesinado en México cuando buscaba localizaciones propicias para las próximas historias para contar.

En este contexto y por esta inseguridad a la que se pueden enfrentar los trabajadores de la productora quisieron cuestionar a Roberto de Jesús Escobar Gaviria, cuyos apellidos delatan la relación de parentesco con el popular narcotraficantes.

El hermano y contable de Escobar en los años 80 habló con The Hollywood Reporter. Ahí, además de aconsejar a Netflix, sobre cómo ha de proceder para moverse por la selva que controla el narcotráfico también quiso amenazar a la plataforma de streaming.

Redacción: Leo.com.bo           

Fuente: Teleshow

19 Septiembre 2017

Donald Trump miró hoy al mundo de frente. En su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU, el presidente de Estados Unidos quiso por un momento erigirse en líder planetario sin dejar de ser él mismo. Desde una tribuna tallada por el peso de la historia, abogó por una coalición de naciones soberanas que abandone el papel de mero “espectador” y actúe con contundencia ante las grandes amenazas. Ese magma maligno formado por Corea del Norte, Irán y el terrorismo islámico, y frente al que Trump no dudó en blandir el puño: la “destrucción total” para Pyongyang, y el posible fin del acuerdo nuclear para Irán.

No dejó nada al azar. Al igual que en su primer discurso en el Congreso de los Estados Unidos, Donald Trump buscó elevar el tono y adquirir la pátina de estadista. Para ello evitó por completo los espasmos tuiteros y limó su tono. Durante 41 minutos, ofreció un discurso milimetrado, en el que, como reconocieron a este periódico fuentes del Departamento de Estado, se percibió la influencia de la embajadora ante la ONU, Nikki Haley. Una de las estrellas ascendentes de la Administración y cuya determinación y claridad expositiva, amén de sus éxitos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, han logrado eclipsar al propio secretario de Estado, Rex Tillerson.

El objetivo era convencer al planeta de que el presidente que retiró a EEUU del pacto contra el cambio climático, el apóstol del aislacionismo, el mismo político que despreció a la OTAN, la UE y la propia ONU podía reconciliarse con el mundo sin chocar consigo mismo. Con este fin, trató de persuadir a su auditorio de que su imperativo doctrinal, sintetizado en el lema nacionalista América primero, no implicaba que América quisiera estar sola. Por el contrario, en un gesto destinado a mostrar su viraje, retomó el guante lanzado el día anterior en su primera visita a la sede de Naciones Unidas y promovió la transformación del organismo internacional en un instrumento de acción. Una coalición mundial de naciones soberanas dispuesta a luchar contra las amenazas.

“Para mí, América estará siempre en primer lugar, como para cualquier dirigente responsable. Pero no queremos imponer nuestra forma de vida; no buscamos la expansión territorial, no pretendemos que todos los países compartan las mismas vocaciones. Queremos naciones soberanas que trabajen juntas desde el respeto mutuo. El éxito dependerá de la fortaleza de los miembros. El mundo será más seguro, si las naciones son poderosas y libres. Buscamos resultados, no ideología. Es realismo”, clamó el presidente.

Establecido su respeto por la soberanía ajena y su compromiso con la ONU, Trump trazó las líneas maestras de su estrategia en el tablero internacional. “Estamos ante un mundo de grandes promesas y grandes peligros. El terrorismo ha cobrado fuerza y se propaga por el planeta; los regímenes facciosos amenazan a otras naciones y a sus propios pueblos”, indicó.

Para frenar este peligro, el mandatario no sólo apeló a las alianzas globales, sino que recordó la disposición de su país a intervenir. “La vocación de América se mide en el campo de batalla; desde las playas de Europa y los desiertos de Oriente hasta las junglas de Asia”. Aupado a este espíritu bélico, Trump sacó el dedo acusador y señaló uno por uno los principales factores de desestabilización mundial. El primero y más grave: Corea del Norte.

Tras demonizar al régimen norcoreano y caricaturizar a su líder, el tiránico Kim Jong-un, describió su acelerado programa nuclear y balístico como “una amenaza para el mundo”. “No se puede aceptar que esta banda criminal se arme con misiles nucleares. Tenemos una gran paciencia pero si nos vemos obligados a defendernos o a defender a nuestros aliados, no tendremos otra opción que destruir totalmente a Corea del Norte. Ya es hora de que se dé cuenta de que la desnuclearización es su único futuro posible. El hombre cohete está en misión suicida consigo mismo”, remachó Trump.

Sus palabras, que recordaron las pronunciadas el domingo anterior por la embajadora Haley ante la ONU, resumen la respuesta de EEUU ante el desafío de Corea del Norte: extremar las sanciones contra Pyongyang mediante la alianza con China y Rusia, al tiempo que se blande la respuesta militar como última opción. “Es tiempo de que todas las naciones aíslen al Gobierno de Corea de Norte hasta que cese su comportamiento hostil”, dijo el mandatario.

El segundo blanco fue Irán. Un Gobierno que Trump jamás ha logrado metabolizar y al que dirigió sus más agrias invectivas. En un acelerado aguafuerte, el presidente de EEUU calificó el régimen de los ayatolás de “dictadura corrupta, asesina y desestabilizadora”, recordó que oprime a su pueblo y alertó de que solo exporta “caos y destrucción”. Bajo estas coordenadas, el republicano no dudó en despreciar el esfuerzo de su antecesor, Barack Obama por buscar una salida pacífica al avispero iraní.

El pacto nuclear firmado en julio de 2015 entre Teherán, Washington y cinco potencias para frenar el desarrollo atómico iraní a cambio de aliviar las sanciones, fue sonoramente vapuleado. “No podemos respetar acuerdos que den cobertura a un programa nuclear; es una vergüenza. No hemos oído la última palabra al respecto”, afirmó el presidente, dejando la puerta abierta a la denuncia del acuerdo en la próxima revisión que hará la Casa Blanca a mediados de octubre. “Pedimos al mundo que se una para pedir que terminen con la opresión del pueblo y el apoyo a los terroristas”, zanjó.

Llegó entonces el turno al tercer gran peligro. El terrorismo islámico. Ese extenuante depredador con el que Estados Unidos libra un interminable combate. Isis, Al Qaeda, los taliban… Trump exigió a las naciones soberanas y libres que se unan contra quienes les dan refugio. “No aceptaremos santuarios; hay que expulsarlos y exigir responsabilidades a sus financiadores”, dijo el presidente, sin olvidar lanzar sus dardos contra el régimen sirio. “Un Gobierno criminal que gasea a sus niños”.

La unión contra “los enemigos de la humanidad”. La causa común de las naciones independientes. Donald Trump trazó en su primera alocución ante la Asamblea General un cuadro previsible de sus objetivos. No sorprendió a los extraños. Y posiblemente tampoco decepcionó a los suyos. Directo, sin grandes metáforas, bien alineado con el teleprompter, habló con claridad y, excepto con la caricatura de Kim Jong-un, mostró una sobriedad desacostumbrada. En una pirueta ideológica, intentó conciliar su credo aislacionista, con la búsqueda de las alianzas globales. Fue la formulación más clara hasta la fecha de su doctrina internacional.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: AFP

12 Septiembre 2017

La dictadura de Corea del Norte repudió las sanciones impuestas el lunes por el Consejo de Seguridad de la ONU y volvió a amenazar al mundo y, en especial, a Estados Unidos que presentó la propuesta que fue aprobada por unanimidad.

“Las próximas medidas de la RPDC [República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte] infligirán a Estados Unidos el mayor dolor que jamás hayan conocido en su historia”, advirtió el embajador norcoreano Tae Song Han ante la conferencia de desarme en Ginebra.

“La RPDC está dispuesta a hacer uso de todos los medios”, aseguró.

El diplomático norcoreano calificó las nuevas sanciones de “despiadadas”, y remarcó que su delegación “rechaza categóricamente la última resolución” del Consejo de Seguridad.

“La adopción de esta resolución (…) es una manifestación extrema de la voluntad estadounidense de eliminar a cualquier precio el sistema ideológico y social de la RPDC y sus habitantes”, agregó Tae Song Han.

Esta octava serie de medidas, aprobadas por China y Rusia, los apoyos más cercanos de Corea del Norte, tiene por objetivo penalizar al régimen de Kim Jong-un por su prueba nuclear del 3 de septiembre. A través de estas sanciones, cada vez más severas, la ONU espera lograr que Pyongyang negocie su programa nuclear y balístico.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Santa Cruz, un destino utópico-

Si bien muchos serán detractores de la palabra ‘utópico’ como calificativo para Santa Cruz, la...

Nicaragua-Otro muerto en protestas

Al menos un muerto y un herido reportó la Policía Nacional en la marcha contra...

Chile-“La congregación Marista casi me d…

Chile-“La congregación Marista casi me destruyó la vida”

“Yo creía que el cuerpo no me pertenecía, que era de la congregación”, fueron las...