Santa Cruz de la Sierra
27 Abril 2018

Una mujer de 69 años fue arrestada la mañana de este viernes en el Aeropuerto de El Alto, debido a que afirmó tener una bomba durante la revisión de sus posesiones, informó el coronel Freddy Medinaceli, subdirector director de la fuerza anticrimen regional.  

Según el reporte, la mujer identificada como María E. D. C. debía viajar en un vuelo de Boliviana de Aviación (BOA) hacia la ciudad de Cochabamba.

Sin embargo, durante la revisión rutinaria, ella dijo a los funcionarios aeroportuarios que tenía una bomba.

Se activaron los protocolos de seguridad y se llamó al escuadrón antiexplosivos, para que se verifique el equipaje de la señora, pero no se encontró el detonante.

La mujer, que fue arrestada, alegó que dijo tener una bomba a manera de broma, porque le parecieron excesivos los controles, según el coronel Medinaceli.

El oficial sostuvo que por la actitud de la señora hubo un daño al normal desenvolvimiento de las operaciones aéreas, por lo cual BOA mandó a sus funcionaros para querellarse contra la acusada.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: Erbol

02 Febrero 2018

Una extravagante bisabuela japonesa armada con una cámara fotográfica y ganas de divertirse causa furor en internet con sus selfis disparatados en los que aparece disfrazada de perro, sobre una escoba como Harry Potter o simulando un atropello.

Kimiko Nishimoto, que pronto cumplirá 90 años, cuenta con más de 41.000 seguidores en la red social Instagram, un éxito conquistado en sólo dos meses gracias a los divertidos posados que comenzó a publicar regularmente en noviembre.

Nacida en 1928, el año de la coronación del emperador Hirohito, Kimiko descubrió tardíamente la fotografía, tras una vida como ama de casa. Pero, cuando comenzó a tomar clases a los 72 años, fue un flechazo.

“Amo mi cámara de fotos”, dice a la AFP la todavía octogenaria en su casa de Kumamoto, en el suroeste de Japón. “La guardo junto a mi cama cuando duermo, por si acaso. Siempre la tengo cerca de mí”, confiesa.

Diez años más tarde, organizó su primera exposición en su ciudad natal.

Pero su reciente irrupción en el mundo de las redes sociales propulsó su nombre mucho más allá de las fronteras de la provincia donde vive. En diciembre, fue honrada en Tokio donde muchos seguidores acudieron a la galería donde presentaba sus obras.

“Al principio no sabía que mis fotos eran tan populares”, cuenta con una sonrisa de oreja a oreja. “No es que yo intente sorprender a la gente, simplemente tomo las fotos que encuentro divertidas”, explicó.

En las imágenes aparece con la cara desencajada de angustia tras fingir que cayó de su bicicleta, llorando porque que está a punto de ser atropellada o gritándole a una bandada de cuervos negros furiosos que supuestamente la atacan.

“Nunca me he herido sacando fotos”, asegura. “No creo que me este poniendo realmente en peligro”.

– ‘El secreto de la felicidad’ –

Ella misma gestiona su cuenta de Instagram a partir de su teléfono móvil y maneja programas de edición, al punto de que en algunas fotos aparece “levitando” ante el altar que recuerda a su difunto marido.

“Mi esposo murió hace cinco años pero todavía hoy en día le sigo mostrando mis fotos”, dice la anciana, que tiene tres nietos y seis bisnietos. “Él siempre me apoyaba en todo lo que decidiera hacer”, afirma.

Ahora Kimiko Nishimoto vive sola, con la única compañía de un robot semiandroide tipo Pepper que le regaló su hijo.

Pero en los últimos días no ha tenido tiempo para hablar con el pequeño robot blanco.

“¡Ay! No lo he encendido desde hace un tiempo. ¡Esta cosa es más una molestia que otra cosa!”, explica.

Prefiere dedicarse a sus puestas en escena. Después de revisar el material que tiene en su estudio, se disfraza de perro y se encadena a un poste en su jardín. Después, inmortaliza la escena accionando la cámara con un control remoto.

“Las ideas no me viene de repente a la mente”, señala. “Pero cada vez que voy a un lugar, me imagino de qué manera divertida podría vestir yo ese lugar”.

“Para decir la verdad, yo no pienso en el sentido profundo para mí”, agrega la anciana. “Yo simplemente quiero traer alegría. Este es el secreto de mi felicidad y me gustaría seguir mientras esté con vida”, dijo. AFP

Redacción: Leo.com

Fuente: AFP

11 Enero 2018

Se ha escrito mucho sobre lo que se debe comer y beber para vivir una vida larga y feliz.

Pero Theresa Rowley, de Michigan,  nos lo cuenta desde  su propia experiencia, ya que tiene 104 años.Ella afirma que su secreto para ser tan longeva es, nada más y nada menos, que la soda dietética.

Theresa explicó que bebe un refresco sin calorías todos los días y lo hace porque le gusta, según informa WZZM Grand Rapids. A la anciana también le gusta comer ensalada de papas y piensa que eso también ha contribuido a su larga vida.

Teniendo en cuenta que su bebida favorita se pueso a la venta cuando tenía 68 años, también puede ser que tenga una buena genética y le haya ayudado a manterse así. Aparentemente, su padre falleció a los 102.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: EFE

13 Mayo 2016

Robert Young, un consultor del Grupo de Investigación en Gerontología con sede en Los Ángeles confirmó la información y agregó que la mujer estuvo enferma los últimos 10 días.

Jones nació en un pequeño pueblo cerca de Montgomery, Alabama, en 1899. Tuvo 11 hermanos y asistió a una escuela especial para niñas negras. Cuando se graduó de la secundaria, en 1922, Jones trabajó durante tiempo completo para ayudar a familiares en la cosecha. Dejó ese empleo un año después para comenzar a trabajar como niñera. Vivió en el norte de Nueva Jersey y después de un tiempo se asentó en Nueva York.

Sus familiares dijeron el año pasado que el amor a la familia y su generosidad fueron las causas de su longevidad. Judge agregó entonces que creía que crecer en una granja rural, en donde comía frutas y verduras frescas que ella misma cosechaba también influyó.

"Adoraba a los niños", dijo Louis Judge de su tía en una entrevista de 2015 para la agencia de noticias Associated Press. Jones nunca tuvo hijos propios y sólo estuvo casada unos años.

Jones se convirtió en la persona más vieja registrada por la organización Guinness World Records cuando Misao Okawa, de 117 años, murió el año pasado en Tokio.

Después de mudarse a Nueva York, Jones trabajó con un grupo de sus compañeras graduadas de secundaria para comenzar un fondo de becas para que mujeres afroamericanas fueran a la universidad. También participó en el control de rentas del edificio en donde estaba su asilo hasta los 106 años.

"La señora Jones era la última estadounidense del siglo XIX", dijo Young, cuyo organismo registra y mantiene una base de datos de las personas más longevas.

Young agregó que Emma Morano, de 116 años, de Verbania, Italia, y que es sólo unos meses menor que Jones, es ahora la persona más vieja del mundo.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AP

29 Marzo 2016

Una turista inglesa, de 65 años, intentó alcanzar a nado un barco que zarpó el sábado por la noche sin ella del puerto de Funchal, y cuatro horas después fue rescatada por pescadores, informaron el lunes las autoridades portuarias.

Un grupo de pescadores localizó el sábado a medianoche a 500 m de la costa, en plenas aguas del océano Atlántico, a la mujer, temblando de frío y agarrada a una pequeña maleta, indicó Félix Marques, responsable del puerto de Funchal (capital de la isla portuguesa de Madeira)

Los pescadores ubicaron a la mujer alertados por sus gritos, agregó.

Según el diario popular Correio da Manha, la turista abandonó el crucero Marco Polo en Funchal, donde había hecho escala, tras discutir con su marido. Decidió entonces volver a Gran Bretaña en avión.

Desde el aeropuerto, en la costa este de la isla, la mujer vio pasar de lejos el barco de la compañía británica Cruise & Maritime Voyages, rumbo a Lisboa. Luego se dirigió a la costa y se lanzó al agua hacia las 20H00 para nadar hacia el crucero, según Marques.

Cuatro horas más tarde, fue rescatada y trasladada a un hospital de Funchal, con hipotermia. Según la cadena SIC, su marido ya no se encontraba sin embargo en el barco y habría tomado el primer vuelo hacia Inglaterra.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Tvnws

06 Noviembre 2015

Una austríaca de 85 años despedazó metódicamente casi un millón de euros en billetes antes de morir con el fin de perjudicar a sus herederos, indicó una fuente judicial.

Los billetes despedazados de 100 y 500 euros, por un monto total de 950.000 euros, fueros descubiertos después de la muerte de la octogenaria en la residencia de ancianos a la cual había sido trasladada cinco días antes.

La anciana también destruyó sus libretas de ahorro, según informaciones del diario Kurier confirmadas por la fiscalía de la ciudad de Wiener Neustadt, a 45 km de Viena.

La fiscalía tomó conocimiento de los hechos pero no abrió una investigación judicial debido a que no constituyen "una infracción penal", señaló a la AFP el fiscal Erich Habitzl.

Sin embargo, la venganza de la anciana puede quedar trunca ya que el Banco Central de Austria afirmó al diario Kurier que estaba dispuesta a remplazar los billetes destruidos.        

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

30 Octubre 2015

 “No sé cuántos países y fronteras he cruzado, pero han sido todos muy amables conmigo”, dijo Bibkhal, una anciana de 105 años que llegó desde Afganistán a Opatovac, Croacia.

Envuelta en una bufanda verde y una manta marrón, ella ha sido trasladada junto a sus 17 familiares al centro de acogida temporal de Opatovac, donde permanecen unas 1,299 personas a la espera de continuar su camino por la “Ruta de los balcanes”, como denominan los refugiados al trayecto por tierra hasta Europa.

“Estoy ciega y apenas puedo caminar, pero gracias a todos de corazón... hemos cruzado el mar, hemos llegado a Grecia sin que nuestro barco volcara”, aunque lo peor han sido las montañas, donde “una piedra me golpeó la cabeza”, contó la anciana que ha viajó más de cinco mil kilómetros desde su país.

La policía croata comprobó su documentación y certificó sus 105 años, edad a la que ha cruzado continentes, desiertos y mares huyendo de la guerra y la pobreza. Bibkhal está en una carpa climatizada dispuesta para mujeres, niños y ancianos, donde reciben el alimento y bebida necesarios. En Opatovac, esta anciana afgana convive con bebés que han nacido en el camino, mujeres embarazadas o personas con discapacidad. Las autoridades croatas esperan reunir el número necesario de migrantes para llenar un tren que saldrá de Tovarnik en dirección a Eslovenia.

Croacia ha recibido en los últimos 40 días más de 265,000 migrantes procedentes de Siria, Afganistán o Pakistán, cuyo único objetivo es llegar a países del centro y norte de Europa, con especial interés en Alemania y Suecia, en este último país Bibkhal tiene un nieto. Ella es la mujer migrante con más edad registrada por las autoridades croatas.

 Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

04 Agosto 2015

La tranquilidad del hogar, los cultivos propios y los dulces de palma son algunos de los secretos de la vietnamita Nguyen Thi Tru, que a sus 122 años es la más longeva del mundo, según la Asociación Mundial de los Récords.

Postrada en una hamaca de su casa en un suburbio rural de Ho Chi Minh (antigua Saigón), la anciana, de aspecto frágil, sonríe a los visitantes a su llegada pero ya no habla apenas, y hace cuatro años que empezó a perder la consciencia.

Las piernas débiles y finas como el alambre que asoman debajo de su pijama marrón ya no le sirven para sostenerse y necesita atención casi continua. Es su nuera más joven, Nguyen Thi Ba, de 76 años, quien se ocupa de ella durante todo el día y duerme a su lado por la noche.

Ambas descansan sobre sendas camas sin colchón, en una choza de paredes de uralita y techo de lona que han habilitado en la parte trasera de la vivienda familiar. "Tuvimos que trasladarla aquí porque se hace sus necesidades encima y dentro era más difícil limpiarlo. Aquí se siente mejor porque no hace tanto calor", explica la nuera.

La tranquilidad de esta familia se vio alterada de manera repentina el pasado 15 de abril, cuando la Asociación Mundial de los Récords la declaró la más anciana del mundo y comenzaron a llamar periodistas a su puerta. "No sabemos bien cómo ocurrió, nosotros no reclamamos nada, alguien de la Administración debió de darse cuenta de que había nacido en 1893 y avisó a la asociación", dice la cuidadora.

Si bien es la mujer más anciana del planeta según la Asociación Mundial de los Récords, con sede en Hong Kong, la organización Guinness sólo reconoce a la neoyorquina Susannah Mushatt Jones, de 116 años. Los documentos del registro civil vietnamita que indican que Tru nació el 5 de mayo de 1893 aún no han sido validados por Guinness.

El marido de Tru falleció en 1975 a los 85 años de edad (ella tenía 82) y de los diez hijos que tuvieron, sólo dos siguen con vida. El menor, marido de la cuidadora, falleció el pasado marzo a los 85 años. "Tiene ya dos tataranietos, pero nos resulta muy difícil hacer cuentas del número de nietos y bisnietos, son muchos", comenta Ba.

La centenaria mira con ojos curiosos cómo su nuera va dando detalles de la existencia apacible que ha llevado a caballo entre tres siglos. "Ella siempre se ha quedado en casa, ni siquiera iba al mercado, siempre ha comido las verduras, el arroz, las frutas, la carne y el pescado de nuestra granja. La familia tenía muchas tierras", dice.

Uno de los pocos vicios de esta mujer que nunca probó el alcohol son los dulces de azúcar de palma y de plátano, que todavía toma de vez en cuando. Sólo sufrió sobresaltos durante la Guerra de Vietnam, cuando los terrenos cercanos a su casa se convirtieron en campos de batalla y tuvo que mudarse, pero ni ella ni sus familiares resultaron heridos. "Mi suegra nunca ha estado en un hospital. Ahora viene un médico a verla a veces porque tiene flemas y no sabe expulsarlas", comenta Ba.

Entre sus rasgos más característicos, la nuera destaca su generosidad, siempre dispuesta a echar una mano. "Recuerdo que incluso en tiempos difíciles para nosotros, nunca se negaba cuando los vecinos le pedían algo de comida. Siempre ha tenido muy buen carácter, dicen que las suegras y las nueras no se llevan bien en Vietnam, pero no es mi caso", cuenta.

Durante la conversación, la centenaria sigue intercambiando sonrisas con los visitantes y de vez en cuando extiende la palma de la mano como si pidiera limosna. "Siempre espera que todo el mundo le dé comida", se disculpa Ba.

La centenaria permanece en silencio y solo cuando su nuera termina de hablar señala el foco de neón que ilumina la choza y pronuncia sus únicas palabras de la conversación: "Apaga la luz".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Santa Cruz, un destino utópico-

Si bien muchos serán detractores de la palabra ‘utópico’ como calificativo para Santa Cruz, la...

Nicaragua-Otro muerto en protestas

Al menos un muerto y un herido reportó la Policía Nacional en la marcha contra...

Chile-“La congregación Marista casi me d…

Chile-“La congregación Marista casi me destruyó la vida”

“Yo creía que el cuerpo no me pertenecía, que era de la congregación”, fueron las...