Santa Cruz de la Sierra
17 Septiembre 2018

En 1992, Thalía y Arturo Peniche protagonizaron la exitosa novela María Mercedes, la primera de la denominada “trilogía de las Marías”, que fue sucedida en 1994 por Marimar y en 1995, por María, la del barrio. Como en la mayoría de las telenovelas de la artista, Thalía interpretaba a una mujer de clase social baja que en este caso buscaba mantener a su familia. Peniche, su galán en la tira mexicana, recientemente sacó a la luz algunos detalles sobre el rodaje.

Luego de escuchar que la actriz había declarado que él había sido su actor favorito para besar, Peniche admitió “sentirse incómodo” porque a él le sucedió lo contrario. En diálogo con el programa Suelta la sopa, el actor contó que Thalía tenía pésimo aliento y que le molestaba mucho tener que besarla después de que ella comiera platos picantes como previa a la filmación. “A ella le gustaba mucho irse a comer a un restaurante de mariscos que está al lado de Televisa, entonces llegaba con un olor terrible a ajo”, recordó, entre risas. Si bien la entrevista se llevó a cabo hace unos meses, la anécdota comenzó a viralizarse en las últimas horas.

Como consecuencia, Peniche decidió “vengarse” de su compañera y, con la ayuda de un utilero, le hizo una inocente broma. “[Un día] llegó Thalía diciendo que se había lavado los dientes y que ya no me quejara más. Yo fui y me comí una cebolla morada y le tiré el aliento. Lloré del asco, pero fue muy gracioso”, compartió.

 Redacción: Leo.com                     

Fuente: Teleshow

 

 

01 Marzo 2018

Los besos son una forma de confirmar amor pero existen muchas maneras de besar y, evidentemente, su significado varía. De acuerdo a Phill Mutz, escritor para Little Things, existen 11 tipos de besos los cuales transmiten diferentes significados y hoy te mostraremos cuáles son.

11. BESO DE PIQUITO

El significado puede variar dependiendo el tiempo que tengas con tu pareja. Si ya llevan mucho tiempo, por ejemplo, es una clara muestra de que no solo eres su amiga y confidente, sino que todavía existe una atracción física entre ustedes dos y lo reiteran con el roce de sus labios al saludarse o despedirse.

Si apenas se están conociendo, podría ser una especie de ‘permiso’ el cual es tan solo el primer paso para pasar a un beso más intenso.

10. BESO FRANCÉS

Este beso es muy íntimo, pues los amantes se dan la oportunidad de explorar más allá que un simple roce de labios, ya que hacen uso de la lengua y hay un constante movimiento por parte de ambos. Cuando una relación apenas comienza, es la muestra de que están listos para comenzar una relación formal. En cambio si ya son pareja, claramente sigue existiendo pasión y atracción mutuamente.

9. BESO DEL HOMBRE ARAÑA

Este beso se hizo famoso luego de la película de Spiderman. La posición de este beso es muy distinta a lo que normalmente se suele hacer pero es indicio de que la pareja está abierta a experimentar cosas nuevas.

8. BESO PROVOCADOR

En este tipo de beso solo existe el roce de labios pero de una manera sensual. Uno de los dos puede comenzar el juego humedeciendo con su lengua la superficie del labio del otro, provocando que este quiera más.

7. BESO MARIPOSA

Este es uno de los besos practicados a temprana edad y de los más inocentes y tiernos que existen. Aquí el roce de labios no existe y consta en que la pareja acerca sus rostros y se asegura que las pestañas queden a la par. Luego, ambos mueven las pestañas al mismo tiempo, creando la ilusión de unas alas de mariposa. ¡Súper tierno!

6. BESO CON LA BOCA CERRADA

Si tienen poco tiempo saliendo, podría ser que le de vergüenza dar el siguiente paso; pero si ya son pareja desde hace tiempo y uno de los dos no reacciona de ninguna manera después de recibir un beso manteniendo su boca cerrada, podría ser que no se siente cómodo con la relación o quizá ya esté aburrido.

5. BESO EN LA MEJILLA

Este tipo de beso comúnmente se le da a todos los seres queridos: pareja, mamá, papá, amigos, hijos… pero cuando se trata de una pareja, es una clara señal de que existe complicidad y cariño sincero en la relación. Si aún no son pareja y te ha dado algún beso en la mejilla, es una clara señal de que le gustas y que quiere tener algo más que una simple amistad.

4. BESO EN UN SOLO LABIO

Este tipo de beso no solo transmite amor, sino que evidencia que en la pareja existe seguridad y calma.

3. BESO CON MORDISCO

Pequeñas mordidas durante un beso pueden enviar señales de deseo y pasión. Además, indica que ambos se sienten muy cómodos y estables juntos.

2. BESO DE ÁNGEL

Este beso es muy tierno y una de las mayores muestras de amor puro. ¿Cómo es? se da en el párpado de la otra persona una vez que esta cierra los ojos. Esta muestra de cariño significa protección y seguridad. Dar y recibirlo es una de las más grandes muestras de amor sincero.

1. BESO APASIONADO

Este tipo de beso es casi igual al francés solo que aquí hay mordiscos e incluso succión de lengua y labios… todo depende del gusto de cada uno de los amantes. Por lo general, este tipo de beso es con el antecesor de todo encuentro íntimo.

Redacción: Leo.com                   

Fuente: imujer.com

20 Enero 2018

¿Quién no ha tenido un mal beso, ya sea recibido o dado? Seguro que nadie se ha librado de ello, ya sea por falta de práctica o bien, porque no falta el que se siente un experto en el tema y termina siendo un completo acaparador de bocas.

Esto último generalmente les pasa a los hombres, sobre todo a aquellos que van por la vida presumiendo que son todos unos conquistadores aunque en realidad, no lo sean tanto, y precisamente por cometer errores a la hora de besar que son bastante desagradables para las chicas.

En seguida enlistamos una serie de errores que generalmente cometen los hombres y que hacen que no sean los mejores besadores de este mundo.

1. Usar mucho la lengua.

2. Salivar en exceso.

3. Acelerar el momento.

4. Hacer sonidos y sobre todo, chasquidos.

5. Centrarse solo en los labios. Hay otros sitios interesantes que puedes besar.

6. Morder los labios de la chica en exceso no es para nada sexy.

7. No dar descansos. Es necesario respirar de vez en cuando.

Redacción: Leo.com

Fuente: imujer.com

 

17 Julio 2017

Puede que la emoción del momento te supere, ¿pero te has fijado alguna vez hacia qué lado inclinas la cabeza cuando te besas con alguien en los labios?

Lo más probable es que lo hagas hacia la derecha.

Y si eres hombre, es muy posible que hayas sido tú quien tomó la iniciativa de dar el beso.

Esta es la conclusión de un estudio llevado a cabo por psicólogos y neurocientíficos de las Universidades de Daca, en Bangladesh y de las de Bath y Bath Spa, en Reino Unido, que analizó este comportamiento en 48 parejas de Bangladesh.

Los investigadores eligieron este país -donde este comportamiento no se observa en público y está censurado en la TV y el cine- para descartar la influencia de factores culturales, y para comparar la evidencia con estudios sobre el tema en el mundo occidental.

Si tu pareja es zurda…

Tras pedirle a las parejas que se besasen en privado y completaran un formulario sin consultarse el uno al otro, los investigadores observaron una tendencia hacia la derecha (tanto en la persona que toma la iniciativa como en el receptor) y que los hombres daban el primer paso 15 veces más que las mujeres.

Del total, dos tercios torcían la cabeza hacia la derecha.

Los investigadores pudieron predecir hacia qué lado lo harían dependiendo de si la persona que iniciaba la acción era zurda o diestra.

Y, el lado que esta elegía, indicaba para cuál lo haría el receptor.

Es decir, el recipiente sigue al que promueve la acción para evitar un movimiento en espejo, que, según los sujetos del estudio, producía una sensación de incomodidad para ambos.

“Este es el primer estudio que muestra diferencias de género en la iniciación del beso (…) y cómo la dirección que toma la cabeza del iniciador tiende a modular la dirección del movimiento del recipiente del beso”, señalo Rezaul Karim, investigador de la Universidad de Daca y autor principal del estudio.

Dos hemisferios

¿Pero por qué lo hacemos así? Según los investigadores, nuestro cerebro está programado para ello.

El acto de besar está determinado por la forma en que el cerebro divide las tareas por hemisferios.

De acuerdo al estudio, es posible que los diferentes niveles hormonales (como por ejemplo el nivel de testosterona) y de neurotransmisores (como la dopamina) distribuidos en cada hemisferio, generan una tendencia a virar hacia la derecha.

 “Este estudio es único porque nos muestra un comportamiento privado (…) que tiene implicaciones para todo el mundo”, añadió Michael Proulx, científico de la Universidad de Bath.

“Investigaciones previas no podían descartar la influencia cultural porque los sujetos del estudio eran occidentales. Pero resulta que los humanos somos similares aunque difieran nuestros valores sociales“, concluyó el investigador.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Imujer.com

18 Abril 2017

¿Hay alguien a quien no le guste besar o ser besado? La opinión general diría que no. Los besos suelen ser muy importantes en los vínculos sociales.

“Buena parte de nuestra felicidad depende de que podamos relacionarnos, y los besos son quizás el símbolo de relación más elaborado y sofisticado que tenemos los seres humanos”, afirma el doctor Jesús de la Gándara, autor del libro “El Planeta de los besos”.

 “El beso tiene siempre una función comunicativa, o erótica, o de vinculación familiar o social, de saludo, de respeto”, añade el psiquiatra, quien clasifica el acto de besar en tres grandes categorías.

El primero es el beso de saludo, que cumple una función social: “Sirve para reconocer al otro, para darle una carta de aceptación”.

Otro es el familiar, que expresa “cuánto quiero a mi niño, a mi mamá, a mi padre, etc. En estos casos, nos damos besos para certificar ese amor”, apunta.

Y por último está el tipo de los enamorados: “El beso de pareja en el contexto de la relación sexual, la cuestión erótica”, comenta. Esto no quiere decir, sin embargo, que en una relación de pareja los otros dos tipos de besos dejen de existir.

Cada pareja es un mundo

Aquí viene uno de los puntos más interesantes: desde el punto de vista fisiológico, el beso “desencadena una tormenta bioquímica en el cerebro a una velocidad altísima. Va directo al cogollo del cerebro y activa sustancias implicadas en el placer y la recompensa: feniletilamina, catecolaminas, oxitocina, dopamina, endorfinas… (hormonas usualmente ligadas a la felicidad)”.

Por eso los besos crean adicción y, también por eso, son tranquilizadores y euforizantes, asegura De la Gándara, lo que quiere decir, palabras más, palabras menos, que los besos son buenos para la salud.

Para el doctor De la Gándara, el principal beneficio del beso es su función de apaciguamiento, pues consiguen evitar situaciones de tensión, de riña o de enfrentamiento en la familia.

 “La función de aplacamiento de tensiones que tiene el beso es extraordinariamente buena. A mi modo de ver, es la primera, por encima, incluso, de la función erótica”, asegura. Asimismo, recalca que los besos “mejoran la comunicación emocional entre las personas”.

Otra ventaja de los besos es que nos ayudan a quemar calorías. “Si le da un beso a alguien para saludarlo, no las quema, pero cuando tiene una relación erótica intensa que empieza con besos, se queman muchas calorías”, subraya De la Gándara.

A propósito, se estima que un hombre puede gastar en una relación sexual completa unas 700 calorías y una mujer, alrededor de 400. “Digamos que aproximadamente las 40 o 50 primeras se queman debido al preámbulo, a los besos”, asegura.

Es verdad también que mediante los besos compartimos microorganismos que, dependiendo de la salud de la pareja, pueden traer problemas en este aspecto, como la gripe o la famosa enfermedad del beso (mononucleosis infecciosa), que produce fiebre, dolor de garganta y de cabeza, cansancio y aparición de ganglios en el cuello, según expertos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Imujer.com

14 Julio 2016

A medida que los labios se acercan para darse un beso, los párpados bajan cada vez más hasta que cierran los ojos mientras besamos, pero, ¿por qué cerramos los ojos?

La respuesta, como descubrió un equipo de investigadores del Royal Holloway College de la Universidad de Londres, se encuentra en nuestro cerebro.

Al analizar las experiencias sensoriales y sobre todo táctiles de las personas, descubrieron que cerrar los ojos es una especie de reacción instintiva, a fin de permitirle al cerebro concentrarse en la tarea en cuestión.

Resulta que nos cuesta procesar la información que proviene de un sentido (en este caso el tactoo) si al mismo tiempo recibimos un estímulo visual.

Los sujetos que participaron en el estudio debían completar diversas tareas visuales en tanto los investigadores median la percepción de sus sentidos (vista y tacto) y la conclusión fue de que cuando nuestros ojos trabajan más, nuestro sentido del tacto es menos sensible.

De modo que al bailar o tener sexo, tiene sentido cerrar los ojos pues eso nos permite percibir mejor las sensaciones táctiles, añadiendo placer a la actividad que efectuamos.

"Cerrar la entrada visual nos deja disponibles más recursos mentales para centrarnos en otros aspectos de nuestra experiencia", dice Polly Dalton, una de las autoras del estudio.

En conclusión, cuando nuestro cerebro de distrae con imágenes, nuestro sentido del tacto no funciona tan bien como cuando bloqueamos estos estímulos cerrando los ojos.

Puedes comprobarlo la próxima vez que beses haciéndolo con los ojos abiertos, pero no lo disfrutarás tanto que si lo haces con los ojos cerrados.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Imujer.com

03 Mayo 2016

¿A quién no le gusta besar y ser besado? Los besos son muy importantes en las relaciones de pareja, pero también tienen un papel muy destacado en otros ámbitos de la vida. ‘Buena parte de nuestra felicidad depende de que podamos relacionarnos y los besos son quizás el símbolo de relación más elaborado y sofisticado que tenemos los seres humanos’, indica el psiquiatra Jesús de la Gándara.

Tranquilizantes y euforizantes. El primero es el beso de saludo, que cumple una función social. “Sirve para reconocer al otro, para darle una carta de aceptación”, detalla.

Otro tipo es el familiar, que expresa “cuánto quiero a mi niño, a mi mamá, a mi padre, etc. En estos casos, nos damos besos para certificar ese amor”. Para el doctor, el principal beneficio del beso es su función de apaciguamiento, pues consiguen evitar situaciones de tensión, de riña o de enfrentamiento en la familia. “La función de aplacamiento de tensiones que tiene el beso es extraordinariamente buena. A mi modo de ver es la primera, por encima, incluso, de la función erótica”. Asimismo, recalca que los besos “mejoran la comunicación emocional entre las personas’.

 ‘Si cierras los ojos, te concentras más en la percepción cutánea y en la percepción bucal, lo que te permite sentir más intensamente”, añade. Ya sean de saludo, de cariño o de placer, ‘los besos son un instrumento de relación extraordinario a todos los niveles’, expone el doctor De la Gándara, quien destaca que los besos ‘enriquecen la vida’.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com

07 Octubre 2015

La estrella causó gran revuelo en redes sociales al publicar en su cuenta de Instragram un clip en el que se da un beso en la boca con actriz Elizabeth Gillies 

Redacción: Leo.bo

Fuente: Teleshow

Últimas Noticias

Prev Next

Cochabamba Empresarios de mochilas deben…

Cochabamba Empresarios de mochilas deben ser detenidos

Los vocales de la Sala Penal Tercera revocaron las medidas sustitutivas para los dos empresarios...

Cochabamba Caen dos auteros con frondoso…

Cochabamba Caen dos auteros con frondoso prontuario delictivo

El responsable regional de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove), Javier Mendoza...

Argentina Cristina K era jefa de una aso…

Argentina Cristina K era jefa de una asociación ilícita

Un juez procesó con prisión preventiva a la ex presidenta argentina Cristina Kirchner, acusada de...