Santa Cruz de la Sierra
17 Septiembre 2019

El Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra sancionó tres leyes para rendir homenaje póstumo a los bomberos voluntarios que fallecieron en la Chiquitania el fin de semana pasado y gestiona la nominación de una plaza pública para levantar un monumento en honor a todos los bomberos.

A través de estas tres leyes, en primera instancia aprobadas por unanimidad en el Concejo Municipal, se declaró tres días de duelo municipal y rendir homenaje póstumo a los bomberos Renzo Enrique Flores, Dylan Vega Cuellar y Elmar Roca Núñez.

De igual forma, en su calidad de presidenta del órgano legislativo, Angélica Sosa presentó a consideración de las comisiones respectivas la iniciativa legal para nominar la Plaza de los Bomberos y colocar allí un monumento a los valientes que apagan el fuego, en algunos casos poniendo en riesgo sus vidas.   

“Expresamos nuestra solidaridad para con las familias de estos héroes que perdieron la vida sirviendo al país. Es muy doloroso para las familias, y lo digo como madre de cuatro hijos, ver a un ser querido muerto luego de cumplir con su deber; vamos a seguir rezando para que Dios les dé  cristiana resignación”, dijo la presidenta Sosa.

El Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra ha decidido suspender los actos conmemorativos de la efeméride departamental como muestra de solidaridad con los afectados por los incendios descontrolados en la Chiquitania.

En la sesión de este martes realizada en el parque Los Mangales 1, el pleno del Concejo Municipal guardó un minuto de silencio en honor a los bomberos fallecidos y se rezó el Padre Nuestro por su alma.

“Lo mejor que podemos hacer es seguir trabajando y apoyando a los afectados por los incendios forestales”, agregó Sosa.

Redacción: Leo.com      

Fuente: GAM

16 Septiembre 2019

José Elmar Roca Nuñez, uno de los tres bomberos fallecidos el sábado en Concepción, fue enterrado hoy en el cementerio de San Ignacio de Velasco.

Entre dolor y tristeza familiares, amigos, comunarios y autoridades dieron el último adiós a Roca.

El joven, de 23 años, era parte del Grupo de Respuesta Inmediata (GRI) que combatían los incendios en la Chiquitanía.

Roca, junto a dos bomberos fallecieron ahogados en Concepción donde aprovechando su día de descanso nadaban en un atajado en la propiedad de Campeche. Aparentemente uno de ellos sufrió un paro cardiaco y los otros dos que acudieron a su rescate fallecieron ahogados.

Los tres jóvenes llegaron el 8 de septiembre a la Chiquitanía para colaborar en el combate a los incendios forestales que azotan a la región y se alistaban para volver a sus hogares.

Los otros dos bomberos fallecidos son velados en Santa Cruz.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

                                   

  

 

12 Septiembre 2019

Luego de que varios bomberos voluntarios retornaron a sus regiones porque fue imposible apagar los incendios en la Chiquitania, este jueves se conoció en el programa AM de radio Fides que varios de ellos, que estuvieron en Concepción, dejaron esa labor por la falta de seguridad, pues encontraron una fábrica de droga.

La fábrica fue encontrada en el sector de Ríos Negro y Santa Mónica según el relato de un bombero voluntario que prefirió guardar en reserva su nombre por su seguridad personal. “El monte oculta muchas cosas”, dijo.

“Hemos podido apreciar en una intervención, que hemos hecho por el sector de Ríos Negro y Santa Mónica, algunas, no sé si llamarlas edificaciones, pero más o menos eran del tamaño de una cancha de futsal en la cual habían turriles, bolsas de plástico dobladas por metro, los que hemos apreciado nos decían que, el término es Pichicata, entonces los comunarios nos sacaron del lugar y (dijeron) vamos a otro lado, por otro lado vamos a ingresar. El miedo cundió en nosotros más que el fuego y nos quedamos atónitos, factores como esos han incidido en que tomemos la decisión de replegarnos en a nuestros lugares de origen”, relató.

Otro de los factores para dejar el lugar fue la llegada de policías que no tenían la orden de ayudar en apagar los incendios y no querían decirles cuál era el motivo de su presencia.

A “los policías de base les preguntábamos cuál es el trabajo que van a realizar, si nos ayudarían a apagar el incendio y ellos nos decían que no tenían esa orden, y les decíamos entonces que van a hacer acá y no nos querían decir la razón y nosotros ya sentíamos algo de temor por el hecho de que estaba la fuerza policial pero no tenían orden para sofocar el fuego, situaciones como esas, y situaciones como que se iban a militarizar todo Concepción”, indicó.

A esto se suma el hecho de que tenían información que gente que fue trasladada hasta ese lugar se estaba organizando para “enfrentarnos a nosotros, a los voluntarios”. También los comunarios originarios les decían que gente trasladada, que no es oriunda del lugar, se estaba ocultando para hacer frente a los voluntarios o a la misma gente oriunda.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

                                   

  

 

09 Septiembre 2019

Surgen varios videos en las redes sociales en los que se ve a bomberos voluntarios reprochar a colonos e interculturales por causar incendios. Denuncian que mientras ellos sofocan el fuego en zonas del municipio de Concepción, el más afectado por los incendios, los colonos los encienden en otros lugares, e incluso les reclaman por apagarlos.

En un video se ve a los bomberos irse del lugar decepcionados por esta situación, al ver sus esfuerzos sin resultados por acción de los colonos.

"Somos de Cochabamba y muy decepcionados nos vamos, hemos ido viendo comunarios en moto que nos seguían (...), y vimos en la comunidad de Fortaleza que cuando estamos logrando apagar el fuego, viene un comunario a decir que por qué lo estábamos apagando, que ellos lo mismo lo van a prender, y realmente eso pasó, todo el trabajo que hacíamos nosotros no sirvió de nada", lamentó uno de ellos.

En otro video, en una reunión nocturna entre comunarios y bomberos, incluso sube el tono de las quejas por la decepción de los voluntarios, quienes acusan a los mismos colonos por los nuevos focos de calor.

"Me ha pasado en otra comunidad, era como un perro detrás de mi cola, porque mientras apagamos en la noche el fuego, a la mañana siguiente en otro lado (encendían fuego), me emputa, porque yo he dejado mi familia para venir a ayudar (...), mientras yo apagaba otro desgraciado de mierda prendía fuego", expresó otro voluntario.

En otro testimonio, un voluntario contó que al ver una llamarada corrieron en auxilio y en el trayecto observaron a otro colono prendiendo fuego. "Estamos acá como empleados de chaqueadores (...), uno viene a dar una labor, un servicio de corazón, y se topa con otros intereses", lamentó otro bombero.

Una voluntaria acusó directamente a los comunarios de usar alcohol para seguir chaqueando. Dijo que los colonos escuchan lo que se habla en las reuniones para saber a dónde se dirigirán los voluntarios e ir a prender fuego a otro lugar.

Los incendios forestales en la Chiquitanía ya arrasaron más de un millón y medio de hectáreas en un mes, situación que afectó la flora y fauna del lugar y causó un daño incalculable a esa región de la amazonía.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

  

05 Septiembre 2019

En la mañana de este jueves, llegaron desde Estados Unidos 2.000 equipos de bomberos para ayudar a mitigar los fuegos forestales en la Chiquitanía, Santa Cruz. Cada equipo tiene un valor de $us 1.500 y será repartido a los 1.800 voluntarios que encuentran luchando con los incendios en el oriente del país.

“Ya llegó el avión de USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) de California hasta Viru Viru, donde ha traído el equipamiento para 2.000 bomberos. Va ser fundamental y será distribuido entre todas las unidades”, informó el director del Centro Operaciones Emergencias Departamental (COED), Enrique Bruno, quien aclaró que, fue una gestión de la gobernación cruceña en coordinación con la Embajada estadounidense.

Detalló que cada equipo tiene un valor de $us 1.500 y están adaptados para combatir fuegos forestales. Entre los elementos que tiene cada una de las maletas son palas, bombas de respaldo, mochilas y hachas. Serán repartidas a todos los equipos que están combatiendo el fuego.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

  

04 Septiembre 2019

El embajador de Argentina, Normando Álvarez, confirmó hoy la llegada de los 200 bomberos especializados de ese país que ayudarán en las labores para sofocar los incendios forestales que persisten en la Chiquitania.

Asimismo, lamentó que haya burocracia en Bolivia para atender este tipo de emergencias y permitir la ayuda humanitaria internacional. Los expertos argentinos podrían llegar esta tarde, acompañados de casi 100 camiones y equipos especializados para la atención de incendios forestales.

“No es el momento de los burócratas, es el momento de los que tienen que actuar, de los que tienen que gestionar, de los que tienen que ser solidarios frente al problema de los hermanos, de nuestros vecinos”, expresó el embajador argentino. 

Indicó también que, a pesar de la crisis financiera de Argentina, “se ha tomado la decisión de ayudar a Bolivia sin pensarlo dos veces”.

En la mañana, Álvarez dijo que el contingente de bomberos tuvo que retornar a su país ayer en la noche porque el Gobierno boliviano no habría aceptado la ayuda. Sin embargo, confirmó que volvió a recibir la solicitud para que se envié la colaboración hasta la Chiquitanía.

El Canciller boliviano, Diego Pary, explicó que todo está dispuesto para que los cascos blancos ingresen a Bolivia en el tiempo previsible. "En ningún momento se rechazó cooperación de ningún país, tuve conversación con el canciller argentino que expresó no tienen a disposición aviones helicópteros cisternas y que podían cooperar con los casos blancos", expresó.

La caravana no solo está compuesta por maquinaria especializada para este tipo de desastres, sino también viene equipada con medicamentos, agua, herramientas de trabajo e incluso combustible.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

  

04 Septiembre 2019

Crisanto Mamani, hermano del bombero fallecido en Los Yungas donde apoyaba en labores de sofocación de un incendio, Lucio Emilio, demandó a la Policía mayor seguridad para los bomberos, porque actualmente "los llevan como rebaño" a los operativos, y cuestionó la falta de comunicación oportuna a la familias sobre el accidente de su pariente.

"Ahora les mandan como rebaño, 'vayan, apaguen el incendio', si bien pierden la vida, ni modo; se vuelven a pie. Eso duele. Y duele mucho perder a un hermano", contó apenado en la red Unitel.

Demandó que las autoridades se pongan la mano al pecho e implementen mejores condiciones de trabajo en el ámbito de seguridad, con el objetivo de aminorar el riesgo en las labores de los bomberos. Detalló -por ejemplo- que su hermano vestía un overol y botas normales, no aptas para situaciones de incendio.

Por otra parte, reprochó que la Policía no informó a la familia sobre la desaparición de su hermano, según su relato se enteraron por los medios de comunicación que su pariente era buscado en una zona de Los Yungas.

"Me molesta que no nos hayan comunicado en el día. Un equipo de trabajo siempre tiene un encargado, quien debería ser responsable de llamar a los familiares (...). Pero a nosotros nada de nada, ni llamada, ni comunicación", amonestó Mamani.

El sábado por la tarde, el suboficial cayó a una profundidad de 300 metros en el cerro Santa Bárbara, del municipio paceño de Coroico, donde acudió para apoyar en las labores de sofocación de un incendio que se registró en esa zona.

Crisanto Mamani detalló que el lunes cerca a las 9:00 se enteraron de que su hermano era buscado, cuando un compadre le llamó para que vean la noticia en un canal televisivo. De la misma manera su hermana se comunicó.

"Busqué en Internet y ahí encontré el dato de mi hermano, ese rato dije agarremos la camioneta y vámonos, y nos fuimos hasta el lugar, pero lamentablemente nadie sabía dónde era el incendio", por lo que tuvieron que retornar a La Paz.

Se pregunta si el sábado que pasó el hecho su hermano habría estado todavía vivo, o cuál era su situación el domingo.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

  

02 Septiembre 2019

Un suboficial, dependiente de Bomberos, falleció después de caer por un barranco de unos 300 metros en el municipio de Coroico, donde estaba para combatir un incendio. 

El fallecimiento del bombero fue confirmado por el presidente Evo Morales, quien además expresó su solidaridad con la familia del efectivo.     

Los bomberos fueron enviados a Coroico, en la provincia Nor Yungas,  para que el fin de semana ayuden a apagar el incendio que se había desatado en el cerro Santa Bárbara.

Los efectivos lograron mitigar el 95% de los incendios, pero cuando se replegaban ocurrió el accidente, informó el comandante de la Policía, Yuri Calderón.

El suboficial Lucio Emilio Callisaya Mamani cayó unos 300 metros. Sus compañeros encontraron su casco a unos 100 metros de profundidad y, también, se halló sus linternas y matafuego, señaló el Comandante.

En primeras horas de la mañana continuaba la búsqueda del bombero, pero casi al medio día el presidente Morales informó que el cuerpo había sido encontrado sin vida.   

El suboficial  era parte de la Brigada Especial de Rescate, Salvamento y Auxilio (BERSA).

Redacción: Leo.com      

Fuente: Erbol

Últimas Noticias

Prev Next

Revelan que material de campaña del MAS …

Revelan que material de campaña del MAS se elaboraba en la Editorial del Estado a cuenta de ministerios

El Gobierno denunció este miércoles que, en el periodo del MAS, la Editorial del Estado...

Disney estrenó nuevo adelanto de Mulán, …

Disney estrenó nuevo adelanto de Mulán, pero sin el dragón [+VIDEO]

Mulán volverá a conquistar la pantalla grande este 27 de marzo de 2020, pues Disney...

Decretan indemnización de Bs 50 mil para…

Decretan indemnización de Bs 50 mil para familias de fallecidos y asistencia para heridos

El Gobierno transitorio decretó este jueves otorgar un resarcimiento de 50 mil bolivianos para las...