Santa Cruz de la Sierra
24 Agosto 2015

Como no podía ser de otra manera, el desplome de las bolsas chinas que luego se extendió a Europa finalmente contagió a Wall Street y los mercados de valores de América Latina.

A las 14:50 horario GMT el índice industrial Dow Jones perdía 2,66%, ubicándose en los 16.022,62 puntos. Mientras que el S&P 500 caía el 2,68%, y el Nasdaq descendía el 2,82 por ciento.

A su vez, el índice Bovespa de Brasil padecía un declive del 3,54% el lunes poco después de la apertura de los negocios y volvía a tocar sus niveles más bajos desde abril de 2009, afectado por la fuerte aversión global al riesgo y con la inestabilidad política local reforzando la tendencia a la baja.

Con su fuerte bajada el índice referencial de la Bolsa de Valores de San Pablo, Bovespa, quedaba en 44.101 unidades. El real, en tanto, se depreciaba un 1,82 por ciento.

Asimismo, la bolsa mexicana también caía en sus primeras operaciones del lunes en línea con los mercados mundiales como consecuencia de un desplome de las acciones chinas y de los precios del petróleo y otras materias primas.

El índice líder IPC, que agrupa a las 35 acciones más negociadas, perdía el 2,39% y se ubicaba en 41.154,83 unidades.

Las bolsas asiáticas también se hundieron este lunes, preocupadas por la desaceleración de la economía china a pesar de los nuevos esfuerzos de las autoridades de Pekín para tranquilizar a los inversores.

Shanghái lideró el desplome general. El índice compuesto de esta plaza se derrumbó un 8,49%, hasta los 3.209,91 puntos, después de haber llegado a perder hasta el 9% durante la sesión. La semana pasada se había dejado más del 11 por ciento.

El derrumbe que sufrió el recinto de cotizaciones chino se produjo como consecuencia de una ola de ventas por pánico, en la cual los principales índices rompieron niveles de soporte clave y registraron sus mayores pérdidas porcentuales de un día desde los momentos más álgidos de la crisis financiera global de 2007.

Entre tanto, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró la jornada con una pérdida del 4,61%, cayendo a su nivel más bajo en seis meses, tras cinco sesiones consecutivas en rojo.

El contagio llegó hasta la Bolsa de Taiwán, que cerró en -4,84% después de haber caído durante la jornada hasta un 7,46%, su peor caída de la historia. El parqué de Hong Kong le seguía los pasos con una caída de más del 4% a inicios de sesión.

Siguiendo el derrumbe de las plazas financieras asiáticas, Sídney cayó un 4,09%, su nivel más bajo en dos años, y Seúl, un 2,47%.

Las materias primas no se quedaron atrás: el petróleo cayó por debajo de los 40 dólares, su nivel más bajo en seis años.

A los inversores les preocupa la coyuntura mundial en general, al inicio de una semana rica en publicaciones de indicadores en los Estados Unidos y Europa. Pero China es, principalmente, la que domina las preocupaciones.

Los indicadores decepcionantes se suceden y crece la desconfianza general: el índice PMI sobre la actividad industrial de referencia en China, publicado el viernes, señala una radical contracción de la actividad manufacturera en agosto en la segunda economía mundial.

"Hoy tenemos todos los ingredientes para presenciar en los mercados a la peor jornada en cinco años", comentó Evan Lucas, corredor de IG Markets.

"La reacción de los mercados asiáticos refleja el sentimiento de los inversores y su convicción de que un desplome brutal (de la economía china) es inevitable", añadió.

Los mercados asiáticos retrocedieron a mínimos de tres años el lunes por el éxodo de los activos más arriesgados, mientras el temor a una ralentización mundial encabezada por China azotaba a los mercados de todo el mundo.

Los mercados caían después de que Pekín no diera pasos políticos el fin de semana para apoyar las bolsas, como se esperaba tras la caída de un 11 por ciento la semana pasada.

"Otra fuerte caída en Asia está de nuevo extendiendo el miedo por los mercados financieros al comienzo de la semana, poniendo la presión sobre el Banco Popular Chino para que inyecte algo más de estímulo y frene la fuga", dijo Craig Erlam, analista de mercado de OANDA, en una nota.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

24 Agosto 2015

El histórico descenso del 8,49% sufrido este lunes en el precio de las acciones que se negocian en la Bolsa de Shanghái repercutió de inmediato en los mercados de valores más importantes de Europa.

Todos ellos cayeron con fuerza este lunes en la apertura, cuando uno de los principales índices alcanzaba mínimos de siete meses.

A las 13:20 horario GMT el CAC-40 de París perdía 5,33%; el índice Footsie 100 de Londres el 4,35%, Frankfurt 4,65%, Madrid 5,10% y Milán 5,21 por ciento.

A su vez, el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 caía un 4,64%, la mayor caída semanal desde septiembre de 2011. Y el de este lunes fue su mayor descenso desde enero.

Las bolsas asiáticas también se hundieron este lunes, preocupadas por la desaceleración de la economía china a pesar de los nuevos esfuerzos de las autoridades de Pekín para tranquilizar a los inversores.

Shanghái lideró el desplome general. El índice compuesto de esta plaza se derrumbó un 8,49%, hasta los 3.209,91 puntos, después de haber llegado a perder hasta el 9% durante la sesión. La semana pasada se había dejado más del 11 por ciento.

El derrumbe que sufrió el recinto de cotizaciones chino se produjo como consecuencia de una ola de ventas por pánico, en la cual los principales índices rompieron niveles de soporte clave y registraron sus mayores pérdidas porcentuales de un día desde los momentos más álgidos de la crisis financiera global de 2007.

Entre tanto, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró la jornada con una pérdida del 4,61%, cayendo a su nivel más bajo en seis meses, tras cinco sesiones consecutivas en rojo.

"Un desplome brutal (de la economía china) es inevitable", consideran los inversores.

El contagio llegó hasta la Bolsa de Taiwán, que cerró en -4,84% después de haber caído durante la jornada hasta un 7,46%, su peor caída de la historia. El parqué de Hong Kong le seguía los pasos con una caída de más del 4% a inicios de sesión.

Siguiendo el derrumbe de las plazas financieras asiáticas, Sídney cayó un 4,09%, su nivel más bajo en dos años, y Seúl un 2,47%.

Las materias primas no se quedaron atrás: el petróleo cayó por debajo de los 40 dólares, su nivel más bajo en seis años.

A los inversores les preocupa la coyuntura mundial en general, al inicio de una semana rica en publicaciones de indicadores en Estados Unidos y Europa. Pero China es, principalmente, la que domina las preocupaciones.

Los indicadores decepcionantes se suceden y crece la desconfianza general: el índice PMI sobre la actividad industrial de referencia en China, publicado el viernes, señala una radical contracción de la actividad manufacturera en agosto en la segunda economía mundial.

"Hoy tenemos todos los ingredientes para presenciar en los mercados a la peor jornada en cinco años", comentó Evan Lucas, corredor de IG Markets.

"La reacción de los mercados asiáticos refleja el sentimiento de los inversores y su convicción de que un desplome brutal (de la economía china) es inevitable", añadió.

Los mercados asiáticos retrocedieron a mínimos de tres años el lunes por el éxodo de los activos más arriesgados, mientras el temor a una ralentización mundial encabezada por China azotaba a los mercados de todo el mundo.

Los mercados caían después de que Pekín no diera pasos políticos el fin de semana para apoyar las bolsas, como se esperaba tras la caída de un 11 por ciento la semana pasada.

"Otra fuerte caída en Asia está de nuevo extendiendo el miedo por los mercados financieros al comienzo de la semana, poniendo la presión sobre el Banco Popular Chino para que inyecte algo más de estímulo y frene la fuga", dijo Craig Erlam, analista de mercado de OANDA, en una nota.

La sorpresiva devaluación del yuan el 11 de agosto -percibida como un intento desesperado de las autoridades chinas para impulsar sus exportaciones y su actividad económica- no hizo más que aumentar la inquietud general, causando una oleada de impactos en los mercados.

Desde entonces, se han esfumado al menos el equivalente a cinco billones de dólares en valor de las Bolsas mundiales.

Con un espíritu tranquilizador, Pekín anunció el domingo -en una directiva recogida por los medios estatales- que el gigantesco fondo de pensiones nacional invertirá en las bolsas.

El fondo de pensiones podrá invertir hasta un 30% de sus activos netos en acciones. Con anterioridad, sólo podía invertir en bonos del Tesoro y depósitos bancarios.

La medida, susceptible de conllevar compras masivas de títulos por el fondo de pensiones, no parecía tranquilizar a los inversores chinos, en su inmensa mayoría particulares y pequeños portadores.

"Pasará mucho antes de que lleguen las intervenciones del fondo de pensiones, y las valorizaciones siguen siendo demasiado altas, ni siquiera el fondo hubiera nada en este momento", comentó Qian Qimin, analista del corredor Shenwan Hongyuan.

De hecho, persisten los temores de una "burbuja": antes de hundirse a mediados de junio, la Bolsa de Shanghai había ganado un 150% en el espacio de un año, impulsada por el endeudamiento y de manera totalmente desconectada de la economía real.

"El mercado todavía se va a hundir más. Sería lo lógico, ya que los mercados bursátiles de todo el mundo caen al mismo tiempo", agregaba Qian Qimin.

"La economía está muy mal, ciertos sectores están sobrevalorados y las presiones a la venta en todos los mercados mundiales contribuyen a bajarle la moral a las plazas chinas", resumía Wu Kan, gerente del fondo JK Life Insurance en Shanghai, citado por la agencia de noticias Bloomberg.

Ante el desplome de los mercados bursátiles mundiales, los inversores se dirigían el lunes hacia los mercados de obligaciones, lo que beneficiaba a la deuda alemana y estadounidense, cuyas tasas a 10 años pasó bajó el 2 por ciento.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

21 Agosto 2015

La desaceleración de la economía en China, la dimisión del primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y los titubeos de la Reserva Federal para descongelar los tipos de interés han creado un cóctel demoledor para Wall Street, donde el Dow Jones cayó 500 puntos en un día y 1.000 enteros en una semana.

Las cifras azotaron hoy al índice de referencia de la bolsa de Nueva York: cerró su peor semana en cuatro años, se situó un 10 % por debajo del récord conseguido el 19 de mayo (lo que en términos económicos se llama "entrar en corrección") y arrebató a la jornada de ayer el dudoso honor de ser la peor del año 2015.

Con 28 de sus 30 componentes con pérdidas superiores al punto porcentual (encabezadas por Apple cayendo un 6,12 % y Microsoft un 5,67 %), el Dow Jones cerró su cuarta sesión de descensos consecutiva en 16.459,75 enteros, después de que 530,94 unidades se fueran en una sola jornada marcando un descenso del 3,12 %.

El pasado viernes había concluido en 17.477,40 enteros (lo que supone un descenso semanal del 5,82 %) y hace poco más de tres meses, el 19 de mayo, situaba su último récord en 18.312,39 unidades.

Lo mismo sucedió con el S&P 500, que cayó hoy un 3,19 % (-64,84 puntos) hasta los 1.970,89, perdiendo así la barrera psicológica de los 2.000 enteros, y el Nasdaq fue el más afectado, con un descenso del 3,52 % (-171,45 puntos hasta las 4.706,04 unidades).

No hace tanto marcaban récords que ahora se pierden en el horizonte: el S&P 500 logró el 21 de mayo los 2.130,82 puntos y el otrora índice tecnológico Nasdaq, que por fin recuperó en 2015 los niveles del "boom de las punto com", conseguía el 20 de julio su última plusmarca con 5.218,85 unidades.

El parqué neoyorquino, como casi todos los del mundo, era así arrasado por las preocupaciones que genera que la economía de China, que comparte la hegemonía mundial junto con la de Estados Unidos, lleve varios meses con claros signos de desaceleración.

China sorprendió la semana pasada con una devaluación de casi un 5 % de su moneda y hoy anunció que el índice gerente de compras (PMI, en inglés) del sector industrial mostró en agosto un descenso de la actividad manufacturera en el gigante asiático que no se veía desde 2009.

Este histórico batacazo de Wall Street fue superior al de otras plazas también muy afectadas como Londres y Milán (-2,83 % cada una) o Madrid y Tokio (-2,98 % cada una), aunque inferior al de París (-3,19 %) y, por supuesto, a las de China: Shangai (-4,27 %) y Shenzhen (-5,42 %).

Sin embargo, además de la problemática en el gigante asiático, el momento comprometido de la economía mundial es unánimemente señalado por los analistas como un fenómeno multicausal, algo que esta semana quedó especialmente patente.

La zona euro se volvió a ver agitada por Grecia, después de que el primer ministro del país, Alexis Tsipras, anunciara su dimisión con el consiguiente adelanto de las elecciones.

Tras haberse aprobado el tercer rescate que aseguraba, al menos a corto plazo, cierta estabilidad en el Viejo Continente, volvió la sensación de vulnerabilidad ante la incertidumbre política en el país heleno.

Y en Estados Unidos, la Reserva Federal volvió esta semana a dar largas en la cuestión de la subida de los tipos de interés. Los tipos están entre el 0 y el 0,25 % desde 2008, una política de estímulo empezada por el entonces presidente el banco central estadounidense, Ben Bernanke, tras la crisis financiera.

Aunque estaba prevista su eliminación para finales de este año, parece destinada a ser el puente entre la crisis pasada y la inminente, si bien no han faltado analistas que apuntan que estos descensos no son sino un reajuste necesario en unas bolsas de valores que tienden de manera natural a la burbuja.

En cualquier caso, completando el cuadro catastrófico, el petróleo de Texas bajó hoy por primera vez en seis años y medio por debajo de los 40 dólares el barril, lo que supone un descenso de más del 70 % en poco más de un año.

Al cierre repuntó y consiguió marcar 40,45 dólares, cifra que sigue siendo bajísima y muy preocupante, sobre todo teniendo en cuenta que el exceso de oferta que lo causa no tiene visos de cambiar de tendencia..

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

14 Agosto 2015

El petróleo en los Estados Unidos caía 24 centavos, a 41,99 dólares por barril a las 9:45 GMT. El contrato se negoció más temprano en mínimos intradía de 41,35 dólares, su menor nivel desde el 4 de marzo del 2009.

El petróleo Brent (Mar del Norte, Europa) se transaba en 49,12 dólares, una baja de 10 centavos y lejos de un mínimo en 2015 de 45,19 dólares visto en enero.

El contrato referencial para septiembre expira el viernes. El petróleo en los Estados Unidos está mucho más débil que el referencial del mar del Norte, el Brent, debido en parte a interrupciones en refinerías que han disminuido la demanda en los Estados Unidos.

Robin Bieber, director y analista técnico de la correduría PVM Oil Associates en Londres, dijo que el contrato de petróleo en los Estados Unidos se ha alejado del Brent.

Carsten Fritsch, analista de Commerzbank, dijo por su parte que no espera una acelerada caída en los precios, sino una "lenta disminución".

Goldman Sachs dijo que la caída del yuan chino está ejerciendo una presión a la baja en todos los mercados de materias primas, señalando un cambio en condiciones macroeconómicas globales.

Analistas sostienen que los precios podrían caer aún más a menos que la producción empiece a caer, en particular en Norteamérica.

Por el lado de la demanda, las importaciones de crudo de China se han mantenido sólidas hasta ahora, a medida que las autoridades aumentan las reservas estratégicas y los consumidores siguen gastando pese a la desaceleración económica.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

13 Agosto 2015

El precio del petróleo cayó sensiblemente este jueves en Nueva York, alcanzando por la segunda vez en la semana el valor más bajo desde marzo de 2009, en un mercado que dispone de pocos elementos para salir de su depresión.

Un día después de una pequeña recaída, el precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en septiembre perdió 1,07 dólares, a 42,23 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex), cayendo a su nivel más bajo de cierre desde hace más de seis años.

El precio del crudo referencial estadounidense se hundió 2,5%, a su nivel más bajo en seis años y medio, tras un informe que mostró abultados inventarios de petróleo en Estados Unidos e intensificó la preocupación por un exceso global de suministros.

Una apreciación del dólar, tras noticias de un alza en las ventas minoristas estadounidenses en julio y un fortalecido dato de empleo, se sumó para presionar al petróleo.

El crudo perdió casi un tercio de su valor desde junio, un declive que continuó esta semana después de una serie de paradas en refinerías que minaron la demanda.

Las pérdidas se profundizaron el jueves después de que Genscape informó que los inventarios en Cushing (Oklahoma), el punto de entrega del contrato en Estados Unidos, crecieron más de 1,3 millones de barriles en la semana al 11 de agosto. De confirmarse, el incremento sería el mayor desde marzo.

El mercado podría ver una catarata de órdenes de ventas de ahora en adelante, haciendo caer aún más los precios, a medida que se perforan más niveles técnicos, dijeron algunos analistas a Reuters.

El referencial Brent retrocedió 44 centavos, o un 0,9%, a u$s49,22 por barril, previo a que su contrato de primera posición expire el viernes.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

03 Agosto 2015

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, alcanzó en julio un inédito nivel de desaprobación de 70%, el más alto de los últimos nueve años de mediciones de la consultora privada Adimark, afectada por una alta desconfianza en su gobierno.

Solo 16 meses después de haber llegado al poder, Bachelet alcanzó el nivel de "desaprobación más alto que haya registrado la serie de evaluación presidencial, iniciada en el 2006", dijo este lunes la encuestadora al revelar su informe mensual.

La aprobación a la mandataria socialista, en tanto, se ubicó en 26% e "iguala la más baja aprobación registrada en la misma serie" de la encuestadora, dando cuenta "de un estado de desafecto y tensión social rara vez observados en nuestra historia reciente".

De acuerdo a Adimark durante el mes de julio "se profundiza el distanciamiento del gobierno con la ciudadanía que se ha venido observando en los últimos 12 meses, pero que se ha agudizado desde comienzos del presente año", cuando estalló el escándalo por una negocio de especulación inmobiliaria que involucró al hijo mayor de Bachelet.

La justicia investiga a Sebastián Dávalos Bachelet, y a su esposa Natalia Compagnon, por el "uso de información privilegiada" y "tráfico de influencia" tras una millonaria compra y venta de terrenos en el sur de Chile.

El caso impactó la popularidad de Bachelet, sin que hasta ahora haya podido revertir las cifras negativas, impactadas además por proyecciones de crecimiento de la economía local más bajas de lo previsto que la obligaron a reconocer que no podría cumplir a cabalidad su ambicioso programa de reformas sociales.

La encuesta se realizó entre el 8 y 30 de julio, a 1.015 personas, con un margen de error del 3.1%.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

21 Julio 2015

La popularidad de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sigue bajando debido a un creciente escándalo de corrupción y a la recesión económica, y cada vez más brasileños quieren que sea sometida a un juicio político, reveló un sondeo de opinión publicado el martes.

La encuesta de CNT/MDA mostró que el índice de aprobación a su Gobierno cayó a un 7,7% frente a un 10,8% en el sondeo de marzo, mientras que un 70,9% califica negativamente a su gestión, en comparación a un 64,8% en marzo.

El número de los que respondieron al sondeo y que favorecen un juicio político a Rousseff por un enorme escándalo de pagos de coimas en la petrolera estatal Petrobras subió a 62,8% desde 59,7% hace cuatro meses.

El sondeo de MDA, encargado por la Confederación Nacional de Transportes (CNT), contempló entrevistas a 2.002 personas entre el 12 y el 16 de julio.

En el marco del escandaloso caso de corrupción de Petrobras, este lunes el juez federal de Paraná Sergio Moro dictó sentencia para tres ex directivos de la constructora Camargo Correa. Se trata de las primeras sentencias contra empresarios.

Los condenados son el ex presidente de la empresa Dalton Avancini, el ex vicepresidente Eduardo Leite, ambos a quince años y diez meses de prisión, y el ex presidente del Consejo de Administración de la firma João Ricardo Auler, castigado con nueve años y seis meses.

Según la investigación Lava Jato, la red en la que participaban se apropió de unos 2.000 millones de dólares a través de fraudes cometidos en la petrolera estatal. 

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

06 Julio 2015

Desde que Nicolás Maduro asumió el poder en Venezuela el apoyo al chavismo se ha desplomado a la mitad.

El director de la encuestadora Datanálisis, José Antonio Gil Yepes, aseveró que el 8 de diciembre del 2012, el último día que Hugo Chávez se dirigió al país, quienes se autodefinían como chavistas representaban el 44% de la población del país, una cifra que hoy apenas llega a 22%.

El apoyo al Partido Socialista Unido de Venezuela también bajó a 20% en la actualidad.

Los últimos estudios de Datanálisis arrojan que quienes se identifican como opositores en este momento ascienden a 40% de la población (aunque entre ellos solo 19,9% declara tener identificación partidista), mientras que las personas que no se identifican con ninguno de los dos bandos llegan a 38%.

Cuando se pregunta quién es el líder de la oposición, aseveró el experto, Henrique Capriles consigue 40% de apoyo; Leopoldo López 30% y Henri Falcón 11%. Pero si se pregunta quién se quiere que sea el líder, López asciende a 40% y Capriles baja a 35%.

Por otro lado, en el chavismo el único liderazgo con algo de relevancia es el de Nicolás Maduro, que tiene 24 puntos de popularidad. “Más nadie es tomado en cuenta”, aclara Gil Yepes. Por poner un ejemplo, mencionó a Diosdado Cabello, cuya popularidad es de apenas 3%. 

Otro dato que llama la atención es que 84% de los consultados por Datanálisis considera que la situación del país es negativa y solo 13% cree que es positiva.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Ofertan cirugías en redes sociales (I)

El Dr Nadir Salaues Hurtado, presidente de la Sociedad Científica de Cirugía Plástica filial Santa...

Costumbre boliviana

Todo dejarlo para última hora. Es una costumbre boliviana aquella y parece jamás cambiará, porque...

A punto de terminar el plazo El 58% de l…

A punto de terminar el plazo El 58% de los vehículos pasaron la inspección

El 58% del parque automotor de Bolivia se sometió a la inspección técnica vehicular hasta...