Santa Cruz de la Sierra
07 Octubre 2016

El hallazgo provocó una convulsión inmediata en el universo de la ciencia. Hasta hoy, se creía que la expectativa de vida se extendía de la mano de los avances en medicina. Se consideraba que la innovación en tratamientos y nuevos medicamentos ofrecía la posibilidad de aumentar la cantidad de años de vida promedio de un ser humano. Todas esas verdades irrefutables de la medicina fueron puestas en duda.

Un estudio de la Escuela de Medicina Albert Einstein, de Nueva York, -publicado en la revista Nature– siguió de cerca las estadísticas de los países con mayor mayor cantidad de "supercentenarios", es decir, personas que superen los 110 años de Reino Unido, Estados Unidos, Francia y Japón.

Los investigadores hallaron que la edad de muerte de este grupo selecto no aumenta desde 1968 y que las posibilidades de uno de ellos de superar los 125 años era de 1 cada 10 mil. "Después de observar las trayectorias estadísticas, nuestros resultados concluyen fuertemente que la vida humana tiene un límite natural", sostuvieron sus autores.

La francesa Jeanne Calment estableció el récord oficial de longevidad tras fallecer en 1997 a la edad exacta de 122 años y 164 días. De acuerdo con el estudio, es poco probable que se pueda extender ese límite mucho más en el futuro. Sin embargo, no tuvieron en cuenta otro caso. En Indonesia aún vive Mbah Gotho, quien presuntamente tiene 145 años, aunque se descree de su documentación que indica que nació en 1870. Gotho había generado un enorme revuelo cuando, unos meses atrás, dijo a un periódico local: "Lo que yo quiero es morir".

Al contrario de la presunción que indica que la esperanza de vida está condicionada por los avances científicos del campo de la medicina, según el artículo, esa marca hoy se cree imposible de sobrepasar. Para ejemplificar, marcan el caso de Suecia, cuya edad máxima de muerte aumentó levemente si se considera que en 1860 fue de 101 años y en 1990 apenas alcanzó los 108.

Algunos estudios previos realizados sobre animales revelaron que, a partir de intervenciones farmacológicas y genéticas, su esperanza de vida aumentaba en forma considerable. También se demostró que, a raíz de la reducción del consumo de calorías, su vida podía extenderse hasta un 30%. En los seres humanos, no se podría aplicar la misma lógica. El autor principal de la investigación, Jan Vijg, explicó que "muchos de los sistemas que han evolucionado para protegernos de amenazas externas, de daños provocados por el estrés, de fallos en procesos moleculares, a largo plazo producen los problemas que nos acaban matando".

Pese a la recepción positiva que tuvo el informe de la Escuela de Medicina Albert Einstein, abrió un debate acalorado en el mundo académico. Algunos investigadores consideran que el trabajo no va más allá de un buen análisis estadístico. Por caso, Timothy Cash, científico especializado en enfermedades oncológicas, remarcó que es imposible predecir lo que sucederá en el futuro. De acuerdo con su mirada, el estancamiento en el crecimiento de la esperanza de vida humana puede ser algo temporal y el récord de Calment una marca superable gracias a los avances en la ciencia.

Por su parte, Jay Olshansky, investigador de la Universidad de Illinois, en otro artículo de la revista Nature explicó que no existe una "obsolescencia programada" en la vida humana. "El aumento de 30 años en la esperanza de vida al nacer en comparación al siglo pasado refleja las mejoras en la salud pública que han reducido drásticamente la mortalidad en edad temprana, permitiendo que la mayoría de la gente en los países desarrollados lleguen a la vejez por primera vez en la historia", añadió.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Isalud.com

27 Septiembre 2016

Muchos científicos se han preguntado si más allá de la vista, el olfato, el gusto, el oído y el tacto, hay algo más. Se preguntan si es posible que la percepción humana del mundo se base en algo más que los cinco sentidos y si ese "sexto sentido" tiene una explicación fisiológica. Recientemente, un descubrimiento de científicos identificó dos casos que podrían empezar la investigación.

En un estudio publicado el miércoles en el New England Journal of Medicine, los científicos del Instituto Nacional de Salud estadounidense (NIH, por sus siglas en inglés) se describen los casos de una niña de 9 años de edad y una joven de 19 años de edad con síntomas neuromusculares extraños. Ambas pacientes parecen carecer de la propiocepción, es decir, el conocimiento de la posición del propio cuerpo en el espacio. Con los ojos vendados no podían caminar, mantener el equilibrio, ni seguir la posición de sus brazos y piernas.

Para entender cómo funciona esto naturalmente, basta con cerrar los ojos y poner el dedo en la punta nariz. Para la gran mayoría de personas resulta fácil, pero para estas dos pacientes, realizar esta simple tarea fue imposible.

Los investigadores descubrieron que ambas tenían mutaciones en un gen llamado PIEZO2, lo que sugiere que éste contribuye al sentido del tacto y la propiocepción. "Nuestro estudio da protagonismo a la importancia crítica de PIEZO2 y los sentidos que controla en nuestra vida diaria", explicó el doctor Carsten Bönnemann, un investigador del NIH. "Comprender su rol en estos sentidos puede proporcionar pistas para entender una amplia variedad de trastornos neurológicos".

Las pacientes fueron examinados por Bönnemann, que se especializa en el estudio de enfermedades genéticas desconocidas en niños. Ambas tenían las mismas dificultades para caminar, en la coordinación, crecimiento y desarrollo del cuerpo. Sus síntomas incluyen dedos de manos y pies doblados y espinas curvadas.

Tanto la mujer como la niña podían sentir el dolor y la temperatura, pero algunos otros tipos de tacto pasaron casi desapercibidos por su sistema nervioso. Una de los pacientes que se sometió a escaneo cerebral no mostró ningún tipo de actividad neuronal en respuesta a alguien pasando un cepillo la palma de su mano. También informó que un cepillo suave en su antebrazo, que se siente reconfortante para muchas personas, le hacía sentir una picazón.

Resultó que Bönnemann y su colega se habían concentrado en el estudio de un gen específico que ya estaba siendo investigado en ratones en otro laboratorio en el NIH, entonces los dos equipos de investigadores se unieron. La mutación en este gen parece bloquear la producción de una proteína del mismo nombre. Esta proteína se cree que es mecanosensible, es decir, que genera las señales nerviosas en respuesta a la fuerza mecánica del tacto en la piel, permitiendo la detección del toque.

"Como alguien que estudia PIEZO2 en ratones, el trabajo con estos pacientes fue humillante", dijo Alexander Chesler, investigador en el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa y coautor del estudio. "Nuestros resultados sugieren que estos pacientes son ciegos de tacto", dijo Chesler. "PIEZO2 no funciona en estos pacientes, por lo que sus neuronas no pueden detectar movimientos táctiles o a las propias extremidades".

La mujer y la niña parecen compensar la falta del sentido del tacto y la propiocepción, apoyándose en la vista y otros sentidos, según los investigadores, que sospechan que el gen PIEZO2 también puede estar relacionado con el crecimiento y el desarrollo esquelético. Ahora que la mutación se ha identificado en dos personas, esperan poder encontrar más fácilmente este "sexto sentido" en otras personas que podrían tenerlo.

También es posible que existan otras variantes del gen que produzcan cada una diferentes conjuntos de síntomas leves o variaciones en el desarrollo del cuerpo y la forma de moverse. "¿Podría un gen PIEZO2 finamente sintonizado contribuir al rendimiento deportivo superior, o uno mal afinado contribuir a la torpeza?", se preguntó Bönnemann en la revista Science. "Creo que no es impensable".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Tvnws

27 Septiembre 2016

Nació el primer bebé con una nueva técnica de fertilidad de "tres padres", reveló este martes la revista New Scientist.

El bebé, que ahora tiene cinco meses, tiene el ADN normal de su madre y su padre, más una pequeña porción de material genético de una donante.

La controvertida técnica, que permite a los padres con mutaciones genéticas raras tener bebés sanos, está prohibida en Estados Unidos y acaba de ser legalizada en Reino Unido.

En este caso pionero los padres del bebé, de origen jordano, fueron tratados por un equipo estadounidense en México.

Y lograron asegurarse de que el bebé naciera sin la enfermedad genética que lleva la madre en sus genes.

Los expertos aseguran que el hecho marca "una nueva era en la medicina" y podrá ayudar a otras familias que sufren estos trastornos.

Pero advierten que se necesitan rigurosas revisiones para llevar a cabo esta controvertida tecnología, llamada donación mitocondrial.

Tal como informa la revista New Scientist, la madre del bebé tiene los genes del síndrome de Leigh, un trastorno letal que afecta el desarrollo del sistema nervioso.

Estos genes están ubicados en el ADN de la mitocondria, el llamado "motor" de las células, que contiene sólo 37 genes que son heredados de la madre al bebé.

Algunas madres tienen defectos genéticos en la mitocondria que pueden pasar a sus hijos.

"Salvar vidas"

En este caso, cerca de 25% de la mitocondria de la madre del bebé tiene la mutación que causa la enfermedad. Y aunque ella está sana, el síndrome de Leigh fue responsable de la muerte de sus dos primeros hijos.

Fue por eso que la pareja buscó ayuda del doctor John Zhang y su equipo del Centro de Fertilidad New Hope en la ciudad de Nueva York.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: BBCMundo

 

 

31 Mayo 2016

Una esponja marina del tamaño de una camioneta, la más grande hallada hasta hoy, con un aspecto similar a la materia gris del cerebro y quizás el ser viviente más antiguo del planeta fue descubierta por científicos a más de dos kilómetros de profundidad en una zona marina protegida de Hawaii.

Así lo afirmaron los científicos que publicaron el hallazgo en la revista Marine Biodiversity. Los investigadores se toparon con el gigante gracias a un sumergible manejado a distancia, en el parque marino Papahanaumokuakea, la más vasta área natural bajo protección de Estados Unidos, gestionada por científicos de la National Oceanic and Atmospheric Administration (Nooa), dependiente de la Secretaría de Comercio, y por la Universidad de Hawaii.

"Su edad probablemente esté en el orden de los siglos sino de los milenios", explicó Daniel Wagner, el autor principal del estudio, a la prensa.

Mide 3,6 metros por poco más de dos, más o menos el tamaño de un pequeño furgón utilitario, y los expertos la estudiaron durante un año antes de compartir las observaciones con la comunidad científica.

Las esponjas resultan fundamentales para los ecosistemas marinos: hacen de filtro del agua y brindan un hábitat para miles de especies invertebradas y microscópicas.

Se trata de organismos muy primitivos pera a la vez complejos desde el punto de vista biológico y las de aguas profundas, que no son la mayoría, pueden llegar a vivir hasta cinco mil metros bajo la superficie marina.

Entre sus características más notables se destaca la estructura porosa de sus cuerpos, por lo que se las clasificó como poríferas, por la presencia de poros de distintos tamaños y funcionalidades, con los que se alimentan e interactúan con el exterior.

Por lo general son asimétricas, amorfas y sin órganos definidos en su interior, pero no dejan de ser una maravilla de la evolución por su multiplicidad funcional.

"La mayor parte de nuestro planeta se encuentra en aguas profundas y casi nada de esto fue jamás explorado", concluyó Wagner.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Tvnws

31 Mayo 2016

Un grupo de científicos llegó a la conclusión que la cerveza es vital para prevenir la terrible enfermedad del alzheimer, que hasta la actualidad no tienen una cura.

Todavía se desconoce cómo funciona este mecanismo ni la importancia que reviste la dosis, informó el portal Actualidad RT.

No obstante, el grupo de investigadores suecos y finlandeses asegura que esta bebida impide el desarrollo de la enfermedad. El estudio, citado por Popular Science, establece una relación entre el consumo de cerveza y la concentracion en el cerebro de beta-amiloides, moléculas asociadas con el alzheimer.

Los investigadores estudiaron los cerebros de 125 hombres de entre 25 y 70 años fallecidos por diversas causas, así como datos sobre su consumo de varios tipos de alcohol proporcionados por sus familiares y los factores genéticos para el desarrollo del alzheimer.

La concentración de beta-amiloides, si bien aumentaba en las personas mayor edad, mostró niveles más bajos en los cerebros de exconsumidores de cerveza.

Este efecto no ha sido hallado en aquellos que preferían otros tipos de alcohol, según los resultados.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: ultimahora.com

23 Mayo 2016

Un equipo internacional de investigadores, encontró uno de los mecanismos por el que el cáncer de próstata desarrolla metástasis, un hallazgo que abre la puerta a identificar a pacientes con mayor riesgo de cáncer agresivo y, en un futuro, a definir terapias personalizadas.

Los resultados de este trabajo se publican en la revista Nature Cell Biology, en un artículo en el que los científicos describen cómo la ausencia del gen PGC1A -su expresión se encuentra disminuida- se asocia a metástasis en cáncer de próstata.

Las células cancerígenas se nutren de forma diferente a las normales, principalmente porque dedican su metabolismo a generar más células y crecer. El objetivo de este trabajo ha sido conocer los desencadenantes del cáncer de próstata agresivo.

Para ello, los investigadores, liderados por Arkaitz Carracedo, del español Centro de Investigación Cooperativa en Biociencias (CIC bioGUNE), partieron del siguiente planteamiento: en el cáncer de próstata existen "reguladores maestros" que orquestan y definen la nutrición de las células tumorales.

Para explicarlo, Carracedo pone el siguiente símil: el metabolismo es como una orquesta en el que cada concertista es una ruta metabólica y el director es un regulador maestro. Si un violinista interpreta mal, la música sonará peor aunque la pieza siga siendo la misma, pero si el director dirige mal, la obra se verá transformada.

Tras el análisis detallado de una veintena de estos reguladores, se identificó a PGC1A como el mejor candidato.

Se trata de un gen ya conocido por los científicos y vinculado a enfermedades como la obesidad o diabetes. Sin embargo, su relación con el cáncer ha empezado a describirse hace dos o tres años: "ahora es la primera vez que se asocia formalmente a la agresividad del cáncer de próstata", subrayó a Efe Carracedo.

En concreto, una menor expresión del mismo es lo que se vincula al desarrollo de metástasis en cáncer de próstata.

Para llegar a estas conclusiones, analizaron información de unos 700 pacientes distribuida en cinco bases de datos y encontraron una recurrencia en la ausencia del gen PGC1A.

Después, lo comprobaron con 30 muestras de próstata y más tarde en modelos de ratón: demostraron que al eliminar el gen PGC1A se desarrollaba metástasis y al aumentar la expresión del gen la agresividad del tumor disminuía.

"Hemos descrito uno de los mecanismos por los que el cáncer de próstata progresa y adquiere nuevas capacidades como la de metastatizar", recalca Carracedo, también investigador.

Este trabajo es importante por varias cosas, entre ellas porque se avanza en el conocimiento básico: "El futuro del tratamiento contra el cáncer pasa inexorablemente por conocer al enemigo", explica.

En este sentido, señala que poner nombre y apellido a cada cáncer -cada uno de ellos es una enfermedad-, revelar su DNI, es crucial para pensar en nuevos modos de atacarlos: el primer paso, es poder separar a los pacientes con mejor y peor pronóstico, algo que los investigadores proponen desarrollar en base a este estudio.

El siguiente paso será cómo traducir estos resultados en un método que llegue a la clínica y mejorar así el diagnóstico y, en un futuro, encontrar tratamientos.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: EFE

11 Mayo 2016

La computación cuántica será una realidad funcional en unos pocos años, según IBM, que acaba de crear una plataforma en la nube para que cualquiera pueda aprender y experimentar con un procesador cuántico.

Los científicos empezaron a hablar hace tres décadas de computación cuántica, un entorno computacional completamente diferente que tendrá el potencial de resolver problemas intratables por los ordenadores actuales. Sin embargo, la ciencia se mueve en la teoría, aún no se ha logrado construir el ordenador cuántico (solo hay prototipos).

Pero IBM asegura que la computación cuántica "ha pasado de ciencia a convertirse en una área de ingeniería" y que ya se ha iniciado la senda que llevará, en pocos años, a la construcción de ese ordenador funcional basado en los principios de la mecánica cuántica.

"No va a ser dentro de cien años, va a llegar un día en el que vamos a tener un ordenador cuántico práctico que estará en la nube", explica en una entrevista con Efe el vicepresidente de ciencia y soluciones de IBM Research, Darío Gil.

"La era de la computación cuántica ha empezado ya. Lo que se puede hacer ahora es pequeño y limitado, pero estamos en el camino de crear ordenadores cuánticos que se utilizarán para resolver problemas de la sociedad", continúa.

IBM acaba de poner en marcha IBM Quantum Experience, una plataforma en la nube conectada a la web para que cualquiera que lo desee pueda experimentar con un procesador cuántico: aprender a programar, crear y probar algoritmos.

La computación clásica está basada en bits (unidad mínima de información empleada en la informática): con ella se puede traspasar el mundo real a un mundo binario de ceros y unos -todo lo que hay detrás del ordenador que usamos se escribe en 0 y 1-.

Y la computación cuántica, que aplica los principios de la mecánica cuántica, está basada en qubits, que no sólo pueden ser ceros y unos, sino ser un 0 y un 1 a la vez, lo que da mayor velocidad de procesamiento.

Además, esta trabaja en paralelo, de manera que puede resolver un número exponencial de tareas a la vez: un PC normal lo hace secuencialmente, primero resuelve un problema, luego otro y así sucesivamente.

"Eso conlleva que tenemos una representación de la información más sustanciosa, más grande" y determinados algoritmos y tipos de cálculos experimentarán una "aceleración exponencial", destaca Gil.

En la Quantum Experience, cuyo acceso es gratuito, se pueden hacer simulaciones con un procesador de 5 qubits: "Cuando lleguemos a 50 qubits entraremos en un nuevo territorio. ¿Qué puede hacer un ordenador cuántico de 50 qubits? No lo podemos emular, no lo podemos simular, lo único que podemos hacer es construir uno", asegura el experto.

El nivel de complejidad de esta computación es "muy elevado", reconoce Gil, ya que el mundo cuántico "no es muy intuitivo" porque "pasan cosas extraordinarias" y además la información cuántica es "muy frágil".

Es necesario aislarla en un frigorífico a muy baja temperatura para preservar sus propiedades cuánticas. Un proceso "muy delicado".

Pero Gil es muy optimista y no ve descabellado que el primer ordenador cuántico vea la luz en pocos años: "Diría que dentro de los próximos cinco años con un nivel de confianza alta".

Para el vicepresidente de IBM Research, la apertura de la Quantum Experience es un primer paso hacia ese hito. Son más de 10.000 las personas que se han sumado ya a la plataforma.

No llevaremos ordenadores cuánticos en los bolsillos, aclara Gil, pero sí nos beneficiaremos de su capacidad de cálculo a través de la nube.

El investigador vaticina que las primeras aplicaciones de la computación cuántica serán industriales: simulación y modelado de materiales y desarrollo de nuevos fármacos. La computación cuántica también será útil para la optimización de algoritmos y para el encriptado de información.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: EFE

26 Abril 2016

Un nuevo compuesto denominado fluorosamina, cuyo uso no ha sido aún aprobado en seres humanos, podría emplearse potencialmente para tratar la esclerosis múltiple, según los resultados de un estudio realizado con ratones y divulgado por la revista "Nature".

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad caracterizada por la aparición de lesiones desmielinizantes, neurodegenerativas y crónicas del sistema nervioso central.

Según el estudio publicado por la citada revista británica, la EM está ocasionada por daños producidos en la mielina, un sistema de bicapas fosfolipídicas que posibilita la transmisión de los impulsos nerviosos a las diversas regiones corporales.

Las señales que envían las moléculas específicas que actúan alrededor de la zona de la lesión neuronal, llamadas proteoglicano de condroitín sulfato (CSPGs), son uno de los obstáculos existentes para la regeneración de la mielina, pues evitan el crecimiento y la función de las células precursoras oligodencrocitos (OPC), que eventualmente propician la producción de mielina.

El experto Wee Yong, de la universidad de Calgary, en Canadá, y un grupo de sus colegas probaron 245 fármacos a fin de encontrar los que permitían que se diera el crecimiento de las OPC en presencia de las CSPGs.

Estos científicos identificaron un componente nuevo, la citada fluorosamina, que puede reducir la producción de las CSPGs y contribuir al crecimiento de las OPC en las células de los ratones.

Vieron además que el mismo fármaco también mejora la generación de mielina así como la parálisis de los miembros cuando se la inyectaron a un modelo de ratón con esclerosis múltiple.

Los experimentos se desarrollaron con dos grupos diferentes de entre siete y ocho roedores, según precisa el estudio.

Los expertos consideran, no obstante, que es necesario realizar nuevos análisis para evaluar la seguridad y efectividad de este tratamiento innovador antes de que pueda ser empleado en humanos.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

La misión (II)

“Ahora voy a ser un delfín. Los delfines son cariñosos e inteligentes. Y son muy...

Señalan no ser militantes Ciudadanos ind…

Señalan no ser militantes Ciudadanos indignados por inscripción abusiva

La mañana de ayer, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) lanzó una aplicación virtual para que...

Falsa moral

“¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no...