Santa Cruz de la Sierra
24 Agosto 2018

El Gobierno reforzó con 500 policías del Comando Estratégico Operacional (CEO) que tiene la tarea de erradicar los cultivos ilegales de hoja de coca en el municipio de La Asunta, informó el viernes el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga.

“Incursionaron 500 policías de diferentes regiones del país para reforzar la seguridad de tareas de erradicación de coca ilegal que lleva adelante el CEO y su brazo operativo de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC)”, dijo la autoridad.

El Gobierno denunció la presencia de grupos armados en la zona, quienes habrían emboscado a policías y militares erradicadores; ataques que dejaron varios heridos.

“Ante esos ataques amerito reforzar las medidas de seguridad para que la FTC concluya con su tarea de destruir la coca ilegal cumpliendo el plan de operaciones”, agregó Quiroga. El viceministro denunció que se derribaron árboles para obstaculizar la incursión del refuerzo policial.

 Franklin Gutiérrez, presidente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz, ratificó que su sector empezará las movilizaciones en demanda de que paren estas acciones gubernamentales. En principio dio un ultimátum a la FTC para que retire sus tropas hasta este viernes.

El dirigente de los cocaleros de La Asunta, Freddy Quispe, informó que las mujeres y niños fueron puestos a buen recaudo ante posibles enfrentamientos, mientras que hombres y jóvenes se están quedando a defender la zona. “Hay miedo, pero no podemos dejar nuestro trabajo”, dijo.

Redacción: Leo.com

Fuente: Radiofides

22 Agosto 2018

El ministro de Gobierno Carlos Romero acusó al presidente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), Franklin Gutiérrez, de organizar grupos armados y de ser posiblemente un “protector del narcotráfico”.

La autoridad sostuvo que en la región de los Yungas del departamento de La Paz no solo se alienta a la creación de grupos armados, sino que existen sicariatos, asesinatos por encargo, secuestros, quema de casas, persecución, entre otros presuntos delitos.

Anunció que el dirigente Gutiérrez está siendo investigado porque se habría “dedicado a promover la organización de grupos armados, que disparan a mansalva, han disparado contra un oficial de la policía, el lunes, también el viernes y el sábado”.

“Si el señor Franklin Gutiérrez organiza grupos armados, persigue a la gente, exige que salga la Fuerza de Tarea Conjunta, entonces, yo tendría que entender que es un protector del narcotráfico”, sostuvo Romero.

Redacción: Leo.com

Fuente: Noticiasfides

 

22 Agosto 2018

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, minimizó este miércoles el incremento de los cultivos de coca en Bolivia que crecieron en 1.400 hectáreas de 2016 a 2017, según el Informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc por su sigla en inglés).

“Si bien hay un incremento de 23.100 hectáreas a 24.500, representando un seis por ciento (de incremento) es una cifra manejable”, señaló Romero. ,

Después agregó “no vamos a estar conformes con el hecho de que haya un incremento de cultivos de coca. Por más que esto sea un incremento no traumático, recogemos las recomendaciones”.

El Ministro indicó que se logró alcanzar “un cierto grado de estabilidad” en cuanto al control de expansión de cultivos, argumentando que hubo un incremento de los precios de la hoja de coca en los mercados legales y no ocasionó que la producción se dispare.

Comparó el caso boliviano como países como Colombia donde, señaló, hay un incremento de 146 mil a 214 mil hectáreas de cultivo de esta planta.

“Si comparamos los datos de otros países, por ejemplo, en Colombia se incrementó la superficie de cultivos de 146.000 hectáreas a 214.000 hectáreas. Verdaderamente no hay posibilidad de cotejo con relación al caso boliviano, son cifras absolutamente asimétricas”, apuntó Romero.

La Ley General de la Coca fija en 22.000 las hectáreas legales de los cultivos que se pueden producir en el país.

Redacción: Leo.com

Fuente: Radiofides

22 Agosto 2018

El Informe Monitoreo de Cultivos de Coca de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), publicado este miércoles, registró la existencia de 1.109 hectáreas de coca en el Polígono 7 del Tipnis.

Los datos del organismo internacional son mayores a los que ofreció el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, quien el martes afirmó que en el Polígono 7 hay entre 370 a 400 hectáreas de coca. Además admitió que en esa zona se hallaron pozas de maceración de droga.

El Polígono 7 fue objeto de una polémica en los últimos días, debido a que sus habitantes impidieron el ingreso de miembros del Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza, a quienes bloquearon y retuvieron por casi seis horas.

De acuerdo con los datos de la UNODC, en el Polígono 7 a 2017 se registró 1.109 hectáreas de cocales, 10% menos que el 2016 cuando había 1.233.

El Informe también señala que se han encontrado cocales en seis parques nacionales: Tipnis (33 hectáreas), Carrasco (117), Cotapata (37), Amboró (28), Apolobamba (27) y Madidi (11).

El organismo internacional calcula por separado el Polígono 7 y el resto del Tipnis, puesto que el primero ha sido objeto de saneamiento por parte del Instituto Nacional de Reforma Agraria, con la finalidad de que no hayan mayores asentamientos.

El viceministro Cáceres explicó  que hace años existen asentamientos en el Polígono 7 de mineros relocalizados en la década de los ’80.

Otra zona saneada en áreas protegidas es la Línea Roja del Parque Carrasco, que según la UNODC, a 2017 registró 613 hectáreas de cocales.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

 

21 Agosto 2018

El conflicto entre los cocaleros de La Asunta (Sud Yungas) y la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) se agudiza con nuevas advertencias y ultimátum, después de que hubo heridos y detenidos en enfrentamientos a bala.

El conflicto surgió porque la FTC realiza trabajos de erradicación de coca. El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, indicó que en La Asunta ya se eliminó 1.225 hectáreas de cocales ilegales y sólo faltan 270 hectáreas, pero existe una fuerte resistencia de los pobladores.

Cáceres aseguró que en los últimos días hubo cuatro uniformados heridos por proyectiles de arma de fuego. Según la autoridad, el viernes un subteniente fue herido en una emboscada, el lunes por la mañana un teniente también fue lesionado de la misma manera, y por la tarde un suboficial y un sargento fueron alcanzados por perdigones de escopeta.

El coronel Marco Ibáñez, director de la fuerza antidroga, denunció que “aparentemente gente que está ligada al narcotráfico está haciendo uso de armas de fuego”. Señaló que el 31 de julio se encontró una fosa de maceración y en agosto también se halló una fábrica de cocaína.

El Viceministro acotó que en la región hay “grupos armados”. Señaló que un dirigente de La Asunta dijo públicamente que jóvenes irían a defender la zona de la FTC y se preguntó si ya se tratan de “grupos irregulares”. Informó que por esos movimientos la Fiscalía ya emitió 18 mandamientos de aprehensión.

El coronel Ibáñez señaló que los detenidos por los enfrentamientos fueron encontrados con fusiles, dinamita, bombas Molotov, y marihuana.    

Cáceres advirtió a los sectores que incurren en sedición “están trasgrediendo la ley, la normativa, tendrán que atenerse a las consecuencias”-

Entretanto, el presidente de Adepcoca, Franclin Gutiérrez, señaló que por decisión de ampliado se decidió dar un plazo hasta este viernes 24 de agosto a la FTC para que abandone los Yungas. Denunció que los erradicadores cometen abusos, con violencia, gases y balines.  

“Desde el día viernes no nos hacemos responsables”, dijo Gutiérrez, a tiempo de anunciar que los productores de coca de tres provincias se reunirán en cabildo el domingo en La Asunta para determinar las acciones a seguir. Alertó que de persistir la erradicación puede haber muertos.

El dirigente pidió al Gobierno que en lugar de erradicar en Yungas, vaya al Chapare y el Tipnis para erradicar la coca de esos sectores que es excedentaria. Afirmó que las autoridades encubren los cultivos en la reserva natural.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

21 Agosto 2018

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, confirmó este martes que en el Polígono 7 del Tipnis, a donde no se permitió el ingreso del Tribunal de la Naturaleza, existen plantaciones de coca bajo el convenio del cato y que, además, se hallaron pozas de maceración dedicadas a la actividad el narcotráfico.

Cáceres explicó que en el Polígono 7 existen asentamientos de años atrás de parte de mineros que fueron relocalizados con el Decreto 21060, de los años ’80.  Aseguró que su presencia está bajo acuerdo con los “verdaderos” dirigentes indígenas del Tipnis, como Marcial Fabricano, con el Gobierno y las federaciones del trópico de Cochabamba.

“Les abrieron los brazos los propios hermanos indígenas”, dijo.       

Explicó que en el Polígono 7 rige el acuerdo del cato de coca por familia, como sucede con el trópico de Cochabamba.

“En esta área del Polígono 7, evidentemente han sido beneficiados con el cato de coca. En todo este sector estamos hablando entre unas 370 a 400 hectáreas, no más, porque las seis federaciones (del trópico) no deben superar más de 7,700 hectáreas, como lo establece la Ley General de la Coca”, precisó.

Cáceres también señaló que en el Polígono 7 evidentemente se encontraron pozas de maceración, que son usadas para la elaboración de cocaína, principalmente en las regiones de Ichoa, Aroma y Nueva Tacopaya.

Acotó que también se hallaron laboratorios dedicados al narcotráfico, pero éstos se ubicaban en las comunidades indígenas del Tipnis y no en el Polígono 7.

El fin de semana, los miembros de la comisión del Tribunal de los Derechos de la Naturaleza trataron de ingresar al Polígono 7, pero los habitantes se lo impidieron con un bloqueo y cerco que duró casi seis horas. Los comisionados se preguntaron qué se oculta en esa región.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

20 Agosto 2018

El cacique mayor del Consejo Indígena del Sur (Conisur), Jacinto Noza, afirmó que existen cultivos de coca en el polígono 7 en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure.

“En el polígono siete, no le puedo dar un dato exacto, no le puedo mentir, existen cocales desde hace mucho tiempo. La producción cocalera en el polígono siete tiene sus límites, está en la Ley de Coca que tienen”, sostuvo Noza a radio Panamericana.

El representante de las comunidades del Conisur aclaró que “yo no participo en sus cosas de coca”, sostuvo en relación a los productores de coca que sí tienen cultivos dentro del TIPNIS, específicamente en el polígono 7.

Esta es una de las razones que argumenta los indígenas del TIPNIS para rechazar la construcción de la carretera Villa Tunari (Cochabamba)-San Ignacio de Moxos (Beni), sostienen que la vía consolidará una invasión cocalera en su territorio.

Redacción: Leo.com

Fuente: Noticiasfides

01 Marzo 2018

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) expresó su preocupación respecto a la capacidad del Gobierno boliviano de controlar el desvío de la coca a actividades ilegales, tomando en cuenta hechos como el crecimiento de la superficie cultivada y la reducción en erradicación.

La posición del organismo internacional está expresada en su Informe 2017, que fue publicado a nivel mundial este jueves 1 de marzo. El reporte fue presentado en Bolivia por el representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Thierry Rostan.

En el informe se menciona la preocupación de la JIFE debido a que la superficie total de cultivo de arbusto de coca en el país aumentó 14% entre 2015 y 2016, y la cantidad total de hoja de coca disponible para la venta en un 4%.

Asimismo, el reporte señala que la superficie total de coca erradicada anualmente en el país parece haber disminuido constantemente tras el máximo registrado en 2012.

“A la Junta le preocupa que esos acontecimientos hayan afectado negativamente la capacidad del Gobierno para controlar la disponibilidad de hoja de coca para el consumo tradicional interno y aumentado el riesgo de que la hoja de coca se desvíe para la fabricación ilícita de cocaína”, dice el documento.

La JIFE también expresó su “grave preocupación” por la normativa que entró en vigencia en Bolivia que casi duplicó la cantidad de cultivos de coca permitidos en el país. El año pasado, se aprobó la Ley General de la Coca que subió la extensión de cultivos permitidos de 12 mil a 22 mil hectáreas.

El organismo recordó que Bolivia se reservó el derecho a permitir en su territorio el uso de la coca para masticación, además de fines medicinales y culturales, pero instó al Estado Plurinacional de Bolivia, a que le facilite información estadística correspondiente a cada una de estas actividades.

“En esas previsiones y estadísticas deberán especificarse las cantidades de hoja de coca que esté previsto utilizar y las que efectivamente se utilicen en el país para los fines respecto de los cuales se ha formulado la reserva”, explicó.

En 2014, el gobierno boliviano publicó un estudio, financiado por la Unión Europea, en el cual se establece que se necesita 14.705 hectáreas de coca para cubrir el uso tradicional. Sin embargo, el estudio fue criticado porque incluía a la coca que sale del país para el consumo en su estado natural.      

La JIFE recordó que la reserva de Bolivia para el consumo tradicional de la coca “se limita expresamente a las actividades realizadas dentro de su territorio”.

Redacción: Leo.com

Fuente: Erbol

Últimas Noticias

Prev Next

Caso Alexander-Con resguardo policial y …

Caso Alexander-Con resguardo policial y en reserva se llevó la audiencia

El Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz desarrolló en reserva la audiencia en que...

Aullido (II)

Llegamos al kínder alemán. Antes de bajar de la movilidad del taxista don Braulio Robles...

Tolerancia y respeto-

En el mundo en que vivimos es cada vez más frecuente encontrarnos con personas que...